1 de cada 10

Contamos historias extraordinariamente cotidianas que nombran cada una de las realidades de la diversidad sexual y de género.

Andalucía y las promesas electorales a las personas LGTBI

Por Juan Andrés Teno (@jateno_), periodista y activista LGTBI especializado en Diversidad Familiar

Foto: Ana Rey

El próximo domingo, 2 de noviembre, se celebran en Andalucía unas Elecciones Autonómicas que revelan el nivel de compromiso que tienen los partidos políticos con posibilidad de acceder al parlamento con lesbianas, gais, trans, bisexuales y sus familias. La oferta que realizan PSOE, PP, Adelante Andalucía (Podemos e IU), Ciudadanos y Vox es muy desigual y no estaría mal que todas las personas de este colectivo conocieran sus programas electorales para, después, tomar una decisión de voto independiente de la posición ideológica con la que cada cual parta.

Vox: la negación de la diversidad

El partido de ultraderecha Vox concurre a los comicios andaluces con el mismo programa nacional que presentó hace unos meses en Vistalegre. Hay que recordar que la medida 63 quiere impedir que en los centros educativos se aborde la diversidad sexual, familiar y de géneros al ser necesario el consentimiento expreso de los padres. La medida 71 propone la creación de un Ministerio de la Familia, pero de la familia natural, la integrada por un padre y una madre. Las demás a la ilegalidad calle y sin ministerio.

Ciudadanos: deporte y desarrollo de la ley LGTBI Andaluza

Desde Ciudadanos se incluyen dos puntos en su programa electoral. En el primero, se menciona su compromiso para desarrollar la Ley LGTBI andaluza aprobada el pasado año, con especial atención a la formación de los empleados públicos en la realidad de este colectivo. En el segundo, se comprometen a erradicar la LGTBIfobia en el deporte para lo cual reconocerán actitudes positivas y de defensa de los derechos humanos en federaciones, clubes y deportistas.

Adelante Andalucía: desarrollo de la ley, atención a la población gitana y pediatras especializados en menores trans e intersexuales

Podemos e Izquierda Unida presentan una candidatura conjunta bajo la marca Adelante Andalucía. Su programa es el que más medidas contiene destinadas al colectivo LGTBI. Parten del compromiso de desarrollar las leyes LGTBI y Trans autonómicas e incluyen en el programa algunas de las medidas contempladas en esta norma: la creación de un Consejo LGTBI, apoyo a la adolescencia y Juventud LGTBI, promover su inserción sociolaboral, incentivar investigaciones científicas sobre el colectivo, formación del personal sanitario, educativo y de los medios de comunicación públicos, plan andaluz contra la LGTBIfobia en el deporte, etc… Otras son de nuevo cuño como desarrollar políticas LGTBI específicas para la comunidad gitana, o aumentar el número de pediatras especializados en la atención a menores trans e intersexuales.

Partido Popular: lo que no se nombra no existe

El amplio programa electoral del Partido Popular no incluye ninguna medida específica para las personas LGTBI: no habla de diversidad afectivo sexual, familiar o de géneros. La única mención que hace sobre el colectivo es cuando se analizan las causas de los delitos de odio cometidos contra la infancia, al mencionar como una de ellas la orientación sexual. Las personas que han redactado este programa han olvidado por completo a las personas LGTBI, las razones sólo las pueden saber ellos. El panorama es desolador.

PSOE: una Dirección General, asesoramiento y espacio culturales LGTBI

Desde el partido que actualmente gobierna en Andalucía se promete a la ciudadanía LGTBI de esta comunidad autónoma la creación de una Dirección General de Diversidad Sexual y la generación de espacios libres de LGTBIfobia. También se explicita la creación de puntos de información y asesoramiento, así como de un espacio cultural y de ocio LGTBI. Por último, al crear el Censo de Víctimas en referencia la memoria histórica menciona, entre otros colectivos, a las personas represaliadas por su orientación sexual.

La Iglesia Católica: un actor invitado contra los derechos LGTBI

También han hablado los Obispos de la Diócesis de Andalucía ante las elecciones al Parlamento Andaluz a través de una nota de prensa que rescata la ideología más castrante frente a la defensa de los derechos humanos y la diversidad. Los doce integrantes de este particular sínodo del sur afirman que ningún partido político recoge la experiencia de la Iglesia o la Doctrina Social. Sin embargo, aventuran a sus fieles las líneas rojas que no se deben traspasar a la hora de depositar su voto en las urnas:

  1. Sólo existe una familia, la unión entre un hombre y una mujer y denuncia que el actual ordenamiento jurídico intenta discriminarla con otras formas de unión.
  2. El derecho de los padres a educar a sus hijos sin que les imponga la ideología de género. Es necesario aclarar que esta supuesta ideología de género es un maquiavélico invento de la jerarquía católica que intenta que no se desarrollen políticas de igualdad entre hombres y mujeres y políticas en defensa y protección de los derechos humanos de las personas LGTBI.

Los parecidos entre el programa electoral de VOX y el comunicado de los Obispos del Parlamento Andaluz son terribles y demuestran, una vez más, el alejamiento entre los jerarcas católicos y el sentimiento religioso de la ciudadanía andaluza.

Ninguna las formaciones políticas hace referencia expresa positiva de la situación de las familias LGTBI. Unicamente Vox alza su extremismo ideológico para negar una realidad que no quieren asumir por intolerancia ante la diversidad. Es un dato significativo que no puede caer en el olvido.

Estas son las cartas con las que se presentan los principales partidos políticos a las elecciones autonómicas andaluzas. Con esta información la población LGTBI debería articular una decisión de voto que valorase, en primer lugar, como es vista su realidad vivencial por las diferentes formaciones. Y hay que tener en cuenta que, según las encuestas previas, ningún partido político podrá gobernar en solitario y que serán necesarias alianzas postelectorales para conformar un ejecutivo con capacidad de asumir la dirección de la política en Andalucía. Por lo cual, no solo hay que analizar los programas de un partido en solitario sino de aquellos con los que podría pactar para acceder al poder en San Telmo.

Andaluzas, andaluces, la decisión final: premiar o no a quienes defienden los derechos humanos, ya solo depende de vuestro voto.

Los comentarios están cerrados.