Entradas etiquetadas como ‘enfermedad’

¿Qué es la ‘tiña’ del famoso refrán ‘Si la envidia fuera tiña, ¡cuántos tiñosos habría!’?

El antiquísimo refrán ‘Si la envidia fuera tiña, ¡cuántos tiñosos habría!’ ha sido ampliamente utilizado a lo largo de varios siglos para indicarnos que el sentimiento de envidia en los seres humanos (deseo de algo que otra persona posee) está muy extendido entre la sociedad y, en caso de ser un trastorno, el planeta estaría repleto de enfermos por esa dolencia.

¿Qué es la ‘tiña’ del famoso refrán ‘Si la envidia fuera tiña, ¡cuántos tiñosos habría!’?

Y como ejemplo en el refrán se menciona la tiña, la cual es realmente una afección que consiste en una infección de la piel producida por ciertos parásitos que causa la aparición de unas erupciones cutáneas que llegan a ser altamente molestas (por el picor y escozor que produce) y que al rascarse provoca que queden ulceraciones y costras. También se la considera como altamente contagiosa a través del contacto directo, ya sea entre personas, animales de compañía (que también pueden padecerla) u objetos que hayan estado en contacto con alguien infectado (toallas, sabanas, ropa, peines, brochas de maquillaje…).

Al tratarse la tiña de una enfermedad que era muy común que fuese padecida por las clases más bajas y ante el prejuicio y convicción que existía, de que éstos eran por naturaleza envidiosos de lo que poseían los demás, surgió la analogía entre la enfermedad infecciosa (tiña) y el sentimiento de desear lo del prójimo (envidia).

Cabe señalar que el término tiña también existe como sinónimo de mugre o suciedad (se supone que proviene de quienes parecían la enfermedad, pues iban sucios y desaliñados) e incluso se utiliza como un equivalente a tinte o a algo que está teñido, por lo que son bastantes las personas que emplean el mencionado ‘tiñosos’ del refrán no para referirse a la infección sino al hecho de tener la piel teñida. Otras variantes del refrán son: ‘Si la envidia fuese tiña, ¡cuántos tiñosos habría!’‘Si la envidia tiña fuera, ¡qué de tiñosos hubiera!’.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: robbertholf (Flickr)

¿Cuál es el origen del término ‘tosferina’?

A través de la cuenta en Instagram de este blog (@yaestaellistoquetodolosabe2) me llegó una consulta, realizada por Nieves Alonso, que me preguntaba sobre el origen del término ‘tosferina’ y si éste debía de escribirse junto o por separado (tos ferina).

¿Cuál es el origen del término ‘tosferina’?La tosferina o tos ferina (los diccionarios admiten ambas formas de escritura) se trata de una enfermedad infecciosa que se caracteriza por los constantes espasmos acompañados de una intensa tos ruidosa.

Es precisamente al estridente sonido que se produce al toser lo que dio la acepción a esta dolencia.

El término proviene del latín ‘tussis ferina’ cuyo significado literal es ‘tos salvaje’ o ‘tos de fiera’. El vocablo tussis es literalmente tos y ferina significa ‘fiera’ o ‘animal salvaje’.

El hecho de que los afectados por la esta enfermedad tosan haciendo un gran ruido recordaba los rugidos de un animal salvaje.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuentes de consulta: etimologias.dechile / RAE
Fuente de la imagen: pixabay

¿De dónde surge llamar ‘panacea’ al remedio medicinal al que se le atribuye curar diversas enfermedades?

¿De dónde surge llamar ‘Panacea’ al remedio medicinal al que se le atribuye curar diversas enfermedades?

Numerosos son los escritos antiguos en los que se relata cómo los alquimistas estaban en una continua búsqueda del remedio, ungüento o medicamento ideal que curase todas las enfermedades, el cual acuñaron como ‘Panacea universal’.

El término ‘panacea’, con el que se conoce a aquellos medicamentos o remedios a los que se les atribuye la eficacia (no quiere decir que realmente la tenga) de curar diversas enfermedades, proviene de la Mitología Griega.

En ella se explica la historia de Asclepio, Dios griego de la medicina, quien tenía varios hijos e hijas (deidades menores) a las que se les había dotado de un don específico. Una de ellas era Higia a quien se le atribuía curar a través de la limpieza e higiene (dando origen su nombre al término higiene); otras de las descendientes eran Aceso y Yaso (quienes se ocupaban del proceso y la curación, respectivamente); Egle era la encargada del buen aspecto cuando se tiene buena salud y Panacea a la que se encomendó crear remedios para curar las enfermedades.

El nombre Panacea (en griego ‘Panákeia’) significa literalmente ‘la que lo cura todo’ y está compuesto por ‘pan’ (todo) y ‘akos’ (remedio).

Cabe destacar que, cuando se creó el ‘juramento hipocrático’ en el siglo V a.C. (juramento público, de carácter ético, que pronuncian quienes se gradúan en medicina), se incluyó al inicio del mismo los nombres de Asclepio, Higía y Panacea:

Juro por Apolo, médico, por Asclepio, Higía y Panacea y pongo por testigos a todos los dioses y diosas, de que he de observar el siguiente juramento, que me obligo a cumplir en cuanto ofrezco, poniendo en tal empeño todas mis fuerzas y mi inteligencia

En 1948, en la conocida como ‘Convención de Ginebra’, se modificó dicho juramento hipocrático, quitándole toda referencia a las deidades de la Mitología Griega.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuentes de consulta: elcastellano / etimologias.dechile / Rae / Diccionario de mitología griega y romana de Pierre Grimal (Google books)

Fuente de la imagen: pixabay

¿De dónde surgió llamar ‘malandrín’ a cierto tipo de delincuente?

¿De dónde surgió llamar ‘malandrín’ a cierto tipo de delincuente?Hoy en día está prácticamente en desuso pero durante gran parte de los últimos siglos (sobre todo desde la Edad Media hacia finales del siglo XIX) el término ‘malandrín’ era comúnmente utilizado para referirse a cierto tipo de delincuente que destacaba por realizar sus fechorías de una manera malvada y perversa.

Sin embargo la mayoría de las pocas personas que usan hoy en día este vocablo lo hacen de una manera poco despectiva, como quitándole importancia al delito que ha cometido el malhechor, en parte porque su sonoridad parece referirse a un diminutivo (cuando no es así) y no invita a hacerlo como si se tratara de una persona que ha cometido una fechoría considerable, de ahí que actualmente se relacione más el término malandrín con rateros o ladrones de poca monta.

Tal y como apunto en el párrafo anterior, el uso del vocablo malandrín se extendió a partir de la Edad Media, aunque el término existe desde la antigüedad. Al castellano llegó a través del italiano ‘malandrino’, cuyo significado era ‘salteador’, en referencia a aquellos criminales que se dedicaban a asaltar y robar en los caminos o lugares despoblados.

Para encontrar la etimología de malandrín, a partir del vocablo italiano malandrino, debemos acudir al latín ‘malandria’, término con el que en la antigüedad se describía a cierto tipo de enfermedad similar a la lepra. Aquellos que la padecían eran apartados en las poblaciones, teniendo que subsistir realizando actos delictivos (como asaltar y robar), de ahí que acabase derivando en la acepción actual.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

El curioso origen de llamar ‘enfermedad venérea’ a las infecciones de transmisión sexual

El curioso origen de llamar ‘enfermedad venérea’ a las infecciones de transmisión sexual

Se conoce como enfermedad venérea a aquellas infecciones que son transmitidas y contagiadas a través del contacto sexual.

El término ‘venérea’ (o su forma masculina ‘venéreo’) en su origen se utilizaba para referirse al placer y deleite del acto sexual y etimológicamente provenía del nombre en latín ‘Venus’, Diosa romana del amor y la fertilidad (el significado de venéreo era ‘lo que Venus emana’). Esto hizo que frecuentemente estuviera referenciada y relacionada con todo lo que tenía que ver con el deseo carnal y el acto sexual.

Posteriormente, tras expandirse el Cristianismo como principal religión en occidente, la Iglesia Católica señaló como pecado las conductas libidinosas,  el acto sexual fuera del propósito de procrear dentro del matrimonio y todas aquellas conductas lascivas e indecorosas relacionadas con el sexo.

A pesar de que las enfermedades de transmisión sexual ya se conocían desde muchísimo tiempo antes, en la Edad Media se empezó a llamarlas ‘venéreas’ debido a que éstas se contraían a través del deleite sexual pero, sobre todo, culpabilizando a las mujeres de ello, ya que éstas (según la Iglesia Católica) eran las responsables de infectar a los hombres por culpa de su lujuria la cual emanaba de la diosa pagana Venus.

Así fue como desde la religión se tergiversó y utilizó un término que había sido originalmente concebido para referirse al deleite del placer carnal del sexo y el amor y lo convirtió en un vocablo relacionado con las enfermedades contraídas a través de los ‘actos impuros’.

 

Otros posts que te puede interesar leer:

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

Esta curiosidad es una de las que encontrarás en mi libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

Un práctico diccionario online para entender los complicados términos médicos relacionados con el cáncer

Un práctico diccionario online para entender los complicados términos médicos relacionados con el cáncer

Uno de los peores tragos por los que pasa cualquier persona (o alguien de su entorno) es el momento en el que se le diagnostica que padece un cáncer.

De pronto se enfrentan a innumerables visitas, pruebas y tratamientos médicos y comienza a escuchar o leer un sinfín de términos relacionados con la enfermedad con los que no estaba familiarizado.

Por tal motivo la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) creó un práctico y muy útil diccionario online en su web y en el que explica qué quiere decir cada uno de los complicados términos médicos relacionados con el cáncer con los que nos podemos encontrar.

Un diccionario de fácil uso y totalmente gratuito y que se puede acceder directamente clicando en siguiente enlace: Diccionario de términos sobre el cáncer

Aprovechando que, como cada 4 de febrero, se celebra el Día Mundial contra el Cáncer, he querido publicar esta entrada como muestra de apoyo y cariño hacia todas aquellas personas que están pasando por ello e incluir en el post unos cuantos términos recogidos en el mencionado diccionario:

Acelerador lineal: Equipo de radioterapia que se utiliza para tratar el cáncer. También se conoce como acelerador de electrones.
Adenocarcinoma mucinoso: Tumor maligno caracterizado por la secreción de mucina, sustancia de tipo mucoso. Suele aparecer en la mama, el colon y el ovario. Es un cáncer de desarrollo lento, pero siempre resistente a la quimioterapia. También se conoce como carcinoma mucinoso.
Ageusia: Pérdida total de la capacidad de apreciar sabores. Es una consecuencia de la quimioterapia y/o radioterapia.
Braquiterapia: Tratamiento de radioterapia en el que la fuente de radiación se introduce directamente en el tumor o cerca de éste. El objetivo de este tratamiento es administrar dosis altas de radiación al tumor o al lecho quirúrgico, con dosis escasas a los tejidos normales de alrededor.
Caquexia: Estado de extrema desnutrición que acompaña a las fases más avanzadas del cáncer.
Carcinoma: Tumor maligno derivado de las células que forman el epitelio (capa superficial de la piel y estructuras mucosas (boca, faringe, pulmón, vejiga…). Según el tipo celular afectado los tipos más frecuentes son: Adenocarcinoma (glándulas), Carcinoma de células escamosas o epidermoide (células no glandulares), Carcinoma de células básales (capa más profunda de la epidermis) y Melanoma (melanocitos).
C.E.A: Siglas en inglés de Carcino-Embryonic-Antigen (antígeno cárcinoembrionario). Valores elevados en los adultos puede sugerir la existencia de cáncer. Se utiliza como marcador tumoral.
Crioterapia: Utilización del frío para destruir las células cancerosas. Lee el resto de la entrada »

¿Cuál es el origen etimológico del término ‘bulimia’?

El curioso origen etimológico del término ‘bulimia’

Se conoce como ‘bulimia’ a un trastorno alimentario y psicológico que se caracteriza por el deseo compulsivo de comer y provocarse posteriormente el vómito con el fin de arrojar lo ingerido y así no ganar peso. El término de esta patología se popularizó a partir de 1979 cuando el psiquiatra británico Gerald Russell la acuñó como ‘bulimia nervosa’ en su artículo científico ‘Bulimia nervosa: an ominous variant of anorexia nervosa’.

Pero el vocablo bulimia ya existía y se utilizaba desde la antigüedad para referirse a aquellas personas que comían voraz y compulsivamente (evidentemente sin tener nada que ver con el síndrome médico mencionado anteriormente).

El hecho de que Russell utilizase este término se debía al origen de la palabra bulimia, la cual provenía del griego y significaba literalmente ‘tener el hambre de un buey’. Etimológicamente derivaba de ‘βουλιμία’ -boulimía- que estaba formada por las palabras ‘βοῦς‘ -boûs- ‘buey’ y ‘λιμός‘ -limós- ‘hambre’ (hambre de buey) y antiguamente se usaba con la intención de indicar que alguien estaba ‘muy hambriento o tan hambriento como un buey‘.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Fuente de la imagen: Archivo Minuteca 20minutos

¿Por qué se llama ‘cólera’ al ataque de ira? ¿tiene algo que ver con la enfermedad del mismo nombre?

¿Por qué se llama ‘cólera’ al ataque de ira? ¿tiene algo que ver con la enfermedad del mismo nombre?

Se conoce como ‘cólera’ a una enfermedad intestinal infecciosa que provoca fuertes diarreas, vómitos y deshidratación. Desde la antigüedad se tenía el convencimiento que dicha dolencia estaba estrechamente relacionada con la ‘bilis’ (secreción amarillenta o verdosa, altamente amarga, y que es producida por el hígado de los vertebrados). De ahí su nombre ‘cólera’ que etimológicamente nos llega del latín ‘cholĕra’ y a éste del griego ‘cholḗ’ (χολή) que significaba literalmente ‘bilis’.

Por otro lado nos encontramos al médico griego Hipócrates de Cos (que vivió entre el 460 a.C y el 370 a.C) a quien se le atribuye una teoría (altamente defendida por los filósofos y expertos de la época) que catalogaba la personalidad de los individuos en cuatro estados (Teoría de los humores) y en la cual destacaba que esos estados (valiente, enojado, depresivo y calmado) eran producidos por cuatro fluidos (humores) que recorrían por el interior del organismo de cualquier persona.

Los líquidos que provocaban esas condiciones en el carácter de los individuos eran: la sangre (producida por el corazón) la cual proporcionaba valentía y coraje; la bilis amarilla (producida en el hígado) que daba exacerbación y mal carácter;  la bilis negra (que se producía en el bazo) responsable del decaimiento y la depresión; la flema (que se producía en los pulmones) que convertía a la persona en indiferente y aplacada.

Y fue precisamente la relación de esa ‘bilis amarilla’ con la ira y el enojo lo que le dio al término cólera (que, como unos párrafos más arriba he explicado, significa literalmente bilis) la acepción de exasperación, rabia, enfado o furia (entre otras) y dando origen a expresiones como ‘tener un ataque de cólera’, ‘entrar en cólera’ o ‘montar en cólera’.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Post realizado a raíz de una consulta realizada por Karla Lorente a través de la página en Facebook de este blog.
Fuente de la imagen: Craig Sunter (Flickr)

El curioso origen del término ‘vacuna’

En los últimos días se está hablando del caso del niño de seis años de edad  ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Vall d’Hebrón de Barcelona tras diagnosticársele difteria a causa de la negativa de sus padres a que el pequeño fuese vacunado.

Dejando al margen el debate sobre la conveniencia de vacunar (y la cada vez más creciente irresponsabilidad de algunos grupos antivacunas), en el post de hoy quiero explicaros el curioso origen del término ‘vacuna’, un vocablo que proviene de ‘vaca’ ya que fue gracias a la viruela que padecía éste animal lo que ayudó a descubrir que inoculando un virus en un organismo se conseguía inmunizarlo contra la enfermedad. Esta es la historia…

Durante el último cuarto del siglo XVIII, Edward Jenner estuvo ejerciendo como médico rural en el condado de Gloucester, al oeste de Inglaterra. Una labor que a menudo le hacía visitar a familias de granjeros que contraían diferentes enfermedades por el hecho de estar en contacto con los animales así como otras de índole vírico; pero se dio cuenta que aquellas mujeres que se dedicaban a ordeñar vacas se infectaban con la viruela bovina pero sin embargo quedaban inmunes a la viruela que padecían los humanos, algo que en aquella época era muy común que se transmitiese con cierta facilidad.

Tras comprobar todo el proceso de cómo las ordeñadoras en contacto con vacas que padecían la viruela bovina quedaban innocuas a la enfermedad de los humanos se puso a investigar y realizó varios ensayos con un niño de ocho años al que le inyectó la ‘viruela vacuna’ publicando en 1798 un informe que tituló ‘An enquiry into the causes and effects of Variolae Vaccinae, known by the name of cow pox’ (Una investigación sobre las causas y efectos de Variolae Vaccinae, conocida por el nombre de la viruela de la vaca) y en el que determinaba que si se inoculaba dicho virus a una persona ésta quedaba preservada de sucesivos contagios.

Fue un siglo después, en 1881, cuando Louis Pasteur decidió acuñar el término ‘vaccine’ (vacuna) en honor de Edward Jenner, el primero que había utilizado dicho vocablo al incluirlo en el título de su investigación.

 

Te puede interesar leer:

 

Lee y descubre en este blog más posts con Curiosidades de ciencia

 

Fuente de la imagen: DodgertonSkillhause (morguefile)

¿Cuál es el origen de la expresión ‘ser un muermo’ para señalar que alguien es aburrido?

¿Cuál es el origen del término ‘muermo’ para señalar que alguien o algo es aburrido?

El muermo es una enfermedad infecciosa que padecen algunos equinos (caballos, mulas, burros…) y que les afecta a las vías respiratorias, provocándoles goteo nasal, tos catarral, irritación de la faringe, inflamación de los ganglios y fiebre alta, con un abatimiento y pérdida de apetito. Son estos últimos síntomas los que convirtieron al término con el que se referían a la enfermedad del muermo en la palabra con la que se señala a una persona o cosa aburrida, apática o tediosa. Al tratarse de una enfermedad contagiosa, el muermo también puede afectar a los seres humanos, siendo común en algunos cuidadores, jinetes o personas que estén en contactos con caballos u otros equinos.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López.
Compra el libro online y recíbelo cómodamente a través de Amazón: http://amzn.to/2CbI1Cw

 

 

Fuentes de consulta: infecciosasveterinaria / a-alvarez / Rae
Fuente de la imagen: Wikimedia commons