Entradas etiquetadas como ‘bálsamo’

¿De dónde surge llamar ‘panacea’ al remedio medicinal al que se le atribuye curar diversas enfermedades?

¿De dónde surge llamar ‘Panacea’ al remedio medicinal al que se le atribuye curar diversas enfermedades?

Numerosos son los escritos antiguos en los que se relata cómo los alquimistas estaban en una continua búsqueda del remedio, ungüento o medicamento ideal que curase todas las enfermedades, el cual acuñaron como ‘Panacea universal’.

El término ‘panacea’, con el que se conoce a aquellos medicamentos o remedios a los que se les atribuye la eficacia (no quiere decir que realmente la tenga) de curar diversas enfermedades, proviene de la Mitología Griega.

En ella se explica la historia de Asclepio, Dios griego de la medicina, quien tenía varios hijos e hijas (deidades menores) a las que se les había dotado de un don específico. Una de ellas era Higia a quien se le atribuía curar a través de la limpieza e higiene (dando origen su nombre al término higiene); otras de las descendientes eran Aceso y Yaso (quienes se ocupaban del proceso y la curación, respectivamente); Egle era la encargada del buen aspecto cuando se tiene buena salud y Panacea a la que se encomendó crear remedios para curar las enfermedades.

El nombre Panacea (en griego ‘Panákeia’) significa literalmente ‘la que lo cura todo’ y está compuesto por ‘pan’ (todo) y ‘akos’ (remedio).

Cabe destacar que, cuando se creó el ‘juramento hipocrático’ en el siglo V a.C. (juramento público, de carácter ético, que pronuncian quienes se gradúan en medicina), se incluyó al inicio del mismo los nombres de Asclepio, Higía y Panacea:

Juro por Apolo, médico, por Asclepio, Higía y Panacea y pongo por testigos a todos los dioses y diosas, de que he de observar el siguiente juramento, que me obligo a cumplir en cuanto ofrezco, poniendo en tal empeño todas mis fuerzas y mi inteligencia

En 1948, en la conocida como ‘Convención de Ginebra’, se modificó dicho juramento hipocrático, quitándole toda referencia a las deidades de la Mitología Griega.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuentes de consulta: elcastellano / etimologias.dechile / Rae / Diccionario de mitología griega y romana de Pierre Grimal (Google books)

Fuente de la imagen: pixabay

El curioso origen del término ‘perfume’

El curioso origen del término ‘perfume’

Conocemos como perfume aquella esencia o fragancia que desprende un agradable olor.

El origen etimológico del término lo encontramos en el latín ‘perfumum’ un vocablo que con el tiempo adquirió la misma acepción que ‘perfume’ y que estaba compuesto por el prefijo per- (a través de/ mediante) y ‘fumum’ (humo) por lo que su significado original hacía referencia a la fragancia que se percibía a través del humo tras quemar algunos tipos de plantas olorosas, inciensos o aceites aromáticos, que era el modo en el que antiguamente aromatizaban las estancias e incluso las propias personas, quienes se colocaban  y se dejaban ‘ahumar’ por la fragancia desprendida de lo que estaban incinerando.

 

Puedes visionar esta curiosidad publicada en mi canal de Youtube https://www.youtube.com/c/AlfredLopez
Te invito a visitarlo, suscribirte, darle a ‘me gusta’ y compartir en tus redes sociales.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

El curioso origen de llamar ‘pomada’ a algunas cremas

El curioso origen de llamar ‘pomada’ a algunas cremas

Conocemos como pomada al ungüento que se aplica por razones medicinales o cosméticas, pero no a todas esas sustancias se las llama por ese nombre ya que el mismo estaba reservado para aquellas que llevaban alguna fruta que les proporcionase un mejor aroma.

Y es que desde la antigüedad se ha creado todo tipo de cremas y las mismas estaban compuestas de todo tipo de productos, muchos de ellos dándole un desagradable olor.

Ese fue el motivo por el que se empezó a añadir trozos de frutas para hacerlas más agradable al olfato, derivando dicho ungüento en el nombre ‘pomada’ (cuyo significado era ‘afrutada’).

Pomada proviene del término en latín ‘pomum’, la palabra con la que antiguamente se designaba a aquellas frutas que tenían pepitas. De ahí pasó a llamar a esa sustancia grasa pomata en italiano o pommade en francés.

En muchos idiomas se utilizó el vocablo pomum (y sus derivados) para llamar a una fruta concreta: la manzana (en italiano pomo, en francés pomme o en catalán poma, por dar tres ejemplos).

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons