Entradas etiquetadas como ‘mosquito’

¿Sabías que el 20 de agosto se celebra el ‘Día Mundial del Mosquito’?

El calendario está lleno de jornadas especiales en las que se conmemora algún acto (normalmente histórico), se le dedica a un personaje, lugar, objeto e incluso animal, encontrándonos que el 20 de agosto se celebra el ‘Día Mundial del Mosquito’.

¿Sabías que el 20 de agosto se celebra el ‘Día Mundial del Mosquito’?

Y no, no es que haya algún interés particular en preservar a estos molestos (y en numerosos casos mortíferos) insectos dípteros, sino que esta fecha es la elegida para conmemorar la efeméride de un gran descubrimiento científico que fue fundamental para la humanidad: el día en el que el célebre investigador británico Ronald Ross descubrió la relación entre la picadura de una mosquito hembra y la transmisión de la enfermedad de la malaria.

Ocurrió el 20 de agosto de 1897. Esa fecha fue en la que escribió las primeras anotaciones de la investigación que estaba realizando y en las que confirmó la presencia del parásito de la malaria en el interior del intestino del mosquito que acababa de diseccionar. Evidentemente, su estudio e investigación se alargó durante unos cuantos días más (las conclusiones se publicaron una semana después en la revista especializada ‘Indian Medical Gazette’).

Como conmemoración a aquel descubrimiento (gracias al cual fue el primer paso para conocer qué era lo que provocaba la transmisión de la malaria) se escogió el 20 de agosto para celebrar el ‘Día Mundial del Mosquito’.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

El curioso origen del término ‘malaria’

Se conoce como ‘malaria’ a la enfermedad producida a raíz de la picadura de un mosquito hembra (del género anofeles), quien transmite a la sangre un parásito (esporozoíto) que causa fiebre, dolor de cabeza y muscular, vómitos y escalofríos, siendo los lugares de mayor riesgo África, Centroamérica y Sudamérica, recomendándose a los turistas que se vacunen si deben viajar a esos lugares.

El curioso origen del término ‘malaria’

El término malaria llegó al castellano desde el italiano ‘mal’aria’ cuyo significado literal era ‘mal aire’, debido a la antigua creencia que esta (y otras muchas enfermedades) se transmitían a través del aire (te recomiendo leer el post ‘¿De dónde surge la expresión ‘Cambiar de aires’?’).

La malaria también es denominada como ‘paludismo’, que nos llegó desde el francés ‘paludisme’ y a éste del latín ‘paludis’, de ‘palus’, modo en el que se denominaba a las ciénagas o pantanos, debido a que alrededor de estos lugares era común encontrar un gran número de mosquitos transmisores de la enfermedad, siendo acuñado este término en 1869 por el médico y cirujano francés Aristide Auguste Stanislas Verneuil y la primera vez que se utilizó en español fue en el ‘Manual de Patología y clínica médicas’ de Ezequiel Martín de Pedro, publicado en 1876.

 

 

Lee y descubre el curioso origen, historia y etimología de infinidad de palabras y palabros

 

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

El curioso origen etimológico para llamar ‘canapé’ a ciertos aperitivos

Entre las diferentes acepciones que tiene el término ‘canapé’ está la que se refiere a cierto tipo de piscolabis compuesto por una rebanada de pan o galleta sobre la que reposa un aperitivo (embutido, pescado, encurtidos…).

El curioso origen etimológico para llamar ‘canapé’ a ciertos aperitivos

También encontramos que es referido a un tipo de cama e incluso un asiento acolchado con respaldo.

‘Canapé’ llegó al castellano procedente del francés (escrito del mismo modo) y fueron los galos quienes les dieron todos esos significados al vocablo. Ellos habían tomado dicho término del latín tardío ‘canapeum’ y éste del latín clásico ‘conopeu(m)’, cuyo significado era mosquitera. Al latín había llegado desde el griego ‘konopéion’, modo en el que era llamada la cama que estaba recubierta por una mosquitera, siendo el origen de todo ello ‘kónops’ (‘mosquito’ en griego).

Tras llegar al francés, el término latino ‘canapeum’, perdió el significado de ‘mosquitera’ para hacer referencia a aquello que cubría dicha gasa: el asiento, tipo de sofá o cama. Y fue precisamente el hecho de renombrar el vocablo como lecho lo que originó que en el país vecino denominaran también como canapé a aquellos alimentos (en forma de bocado o aperitivo) que reposaban sobre una cama (de pan, galleta, hojaldre…)

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

¿Por qué un mosquito con su picadura puede transmitirnos infinidad de enfermedades pero no el SIDA?

¿Por qué un mosquito con su picadura puede transmitirnos infinidad de enfermedades pero no el SIDA?

La malaria, fiebre amarilla, virus del Zika, Dengue, virus del Nilo Occidental o el Chikungunya son quizás las más populares de las incalculables enfermedades que podemos contraer tras haber sido picados por algún mosquito (dependiendo de la zona geográfica del planeta que nos encontremos y del tipo de díptero que se trate, evidentemente).

Cabe destacar que quienes se encargan de picar son las hembras de los mosquitos y el motivo por el que lo hacen es para alimentarse de sangre de mamíferos y así iniciar el desarrollo de los huevos (proceso conocido como ciclo gonotrófico). La larga trompa que poseen, junto a un aguijón con el que perfora la piel, les facilita la succión de sangre necesaria.

Es durante ese proceso cuando dejan ir un una pequeña cantidad de saliva que contiene un veneno que bloquea momentáneamente el proceso de coagulación de nuestra sangre y facilita el fácil flujo de sangre por sus trompas.

Es precisamente en ese momento cuando, este vector epidemiológico, podría inocularnos una de las enfermedades contagiosas mencionadas al inicio del post.

Ello es debido a que cuando un mosquito pica a una persona infectada por una de esas enfermedades la sangre que va a parar a su aparato digestivo encuentra la célula necesaria para reproducirse y replicarse, migrando el virus hacia sus glándulas salivares y transfiriéndolo al siguiente individuo al que pica a través de la saliva.

Este es el motivo por el que muchas son las personas que creen que si un mosquito puede transmitir multitud de enfermedades contagiosas también podría hacerlo con el SIDA ante el supuesto de que uno de estos dípteros pique a un enfermo de VIH-positivo y acto seguido inyecte su aguijón a otro individuo sano.

Pero la respuesta a este supuesto es un contundente no (o al menos, hasta la fecha, no se conoce ni un solo caso documentado que demuestre lo contrario) y el motivo por el que debe descartarse la posibilidad de un contagio de SIDA a través de la picadura de un mosquito es muy sencillo: el virus no encuentra en el insecto células T humanas con las que multiplicarse (linfocitos necesarios para reproducirse) y por tanto el VIH muere dentro de sus vísceras, sin haber migrado hasta las glándulas salivares (como es el caso de otro tipo de virus). Por tal motivo al picar a otro individuo -que no suele hacerlo inmediatamente después- es imposible que pueda transmitirle el virus del sida porque lo que le está inyectando es saliva y esta no está infectada.

Ello es extensible a cualquier otro tipo de insecto chupador de sangre como son las pulgas, chinches…

 

Otros posts que te podría interesar leer:

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuentes de consulta: Can we get AIDS from mosquito bites? (pubmed) / ¿Pueden los mosquitos transmitir el virus de la inmunodeficiencia humana? (researchgate) / sabersiocupalugar
Fuente de la imagen: pixabay

¿Por qué a los fotógrafos de prensa se les conoce como ‘paparazzi’?

¿Por qué a los fotógrafos de prensa se les conoce como ‘paparazzi’?Hablando con mi amiga Montse Fernández, me contaba que se encontraba pasando unos días en Roma y en un momento dado de la conversación salió (cómo no) la figura de Federico Fellini y cómo supo el genial director italiano retratar magistralmente, a través de sus películas, a la ‘città eterna’.

Fue entonces cuando vino a mi memoria uno de sus grandes films: ‘La dolce vita’ (1960), en el que su protagonista, un periodista especializado en las noticias de sociedad, andaba acompañado de un curioso reportero gráfico llamado ‘Paparazzo’.

Es por eso que desempolvé esta vieja curiosidad, que escribí tiempo atrás y no había llegado a publicar, sobre el porqué a los fotógrafos de prensa se les conoce como ‘paparazzi’.

Y sí, tal y como os imagináis proviene del famoso film de Fellini y gracias al éxito conseguido en todo el planeta, originando que a partir de entonces a los fotoperiodistas se les comenzase a conocer con el apelativo de paparazzi. Algo  que se hizo tan popular que incluso los diccionarios oficiales de las diferentes lenguas acabaron admitiendo dicho término como valido.

En la RAE podemos encontrar la siguiente definición para paparazzi: Fotógrafos de prensa que se dedican a hacer fotografías a los famosos sin su permiso

Cuando comenzó a utilizarse este término, paparazzo era el singular mientras paparazzi se usaba para referirse a varios fotógrafos, aunque con el tiempo se ha generalizado, utilizando éste último para ambos casos e incluso encontrarnos con quien le añade una ese final: paparazzis.

¿Por qué a los fotógrafos de prensa se les conoce como ‘paparazzi’? - PaparazzoTambién cabe destacar que paparazzi debería usarse sólo para referirse a aquellos fotógrafos que se dedican a cubrir noticias de crónica social e intentar conseguir tomar alguna fotografía en exclusiva.

El origen y significado del término ‘paparazzo’ y el porqué fue utilizado por Fellini para bautizar así a uno de sus personajes está ampliamente discutido y son varias las hipótesis alrededor del mismo. Una de ellas es la que se refiere a unas declaraciones realizadas por Ennio Flaiano (guionista de la película) quien aseguraba que lo sacó casualmente del libro ‘Sulla riva dello Jonio’, escrito en 1901 por George Gissing, y en el que aparecía Coriolano Paparazzo, el propietario del Hotel Concordia en Catanzaro (Calabria).

Por su parte, Robert Hendrickson en su libro sobre etimologías ‘The Facts on File Encyclopedia of Word and Phrase Origins’ apunta que ‘paparazzo’ era la palabra con la que en Rimini (ciudad al norte de Italia de donde era originario Fellini) se referían al molesto y continuo zumbido de un mosquito (pappataci) y que fue utilizada por el director por la similitud entre el zumbido del insecto y el habla rápido, insistente y atropellado tan peculiar que tenían los fotoperiodistas cuando pedían a las estrellas que posasen para ellos.

Otras versiones (menos creíbles) sobre de dónde sacó Fellini el término paparazzo indican que éste era el mote de un compañero suyo de la escuela cuando era pequeño y otros señalan que es la unión de las palabras pappataci (mosquito) y ragazzo (muchacho).

 

 

Fuentes de las imágenes:  internets_dairy  vía photopin cc / wikipedia.it

¿Cómo nos localizan los mosquitos en la oscuridad?

Dormimos, o intentamos hacerlo, y un zumbido se hace cada vez más intenso cerca del oído. No lo vemos en la oscuridad, pero él sí sabe dónde estamos. Para encontrar un huésped humano a quien picar, el mosquito se guía básicamente por el olor del dióxido de carbono que exhalamos (también perciben el del sudor). El insecto es capaz de detectar pequeñísimos cambios en las concentraciones de este gas (calor, humedad) y rastrearlo hasta el punto donde está el aliento humano.

El problema es que los mosquitos no sólo son molestos; también transmiten enfermedades parasitarias como la malaria, dengue y fiebre amarilla. Esto ha llevado a los científicos a buscar repelentes e insecticidas más efectivos contra los insectos y más inocuos para el ser humano.

Una de las manera es bloquear el sofisticado sistema de detección. Investigadores de la Universidad de California, en Riverside, en un estudio que publican en Nature, identificaron en el laboratorio tres clases de moléculas de olor que pueden inhibir casi en su totalidad en los mosquitos la detección del dióxido de carbono. Lo probaron en el Anopheles gambiae (propagador de la malaria), Culex quinquefasciatus (de la filariasis y virus del Nilo occidental) y Aedes aegypti (el del dengue y la fiebre amarilla). Tres especies que se estima propagan enfermedades a más de 500 millones de personas al año y causan miles de muertes, sobre todo en países en desarrollo.

El estudio fue hecho por el profesor Anandasankar Ray y un equipo de especialistas. Pudieron bloquear los receptores de dióxido de carbono de los insectos, localizados en apéndices microscópicos en las antenas cerca de las bocas de estos animales.

Crearon tres tipos de compuestos: inhibidores (bloquean los receptores), imitadores (simulan el dióxido de carbono, a fin de crear trampas) y cegadores (activan en exceso a los receptores, saturándolos y confundiendo al mosquito).

 

Relacionada: ¿Por qué los mosquitos pican a unas personas y a otras no?

 

Fuente: www.muyinteresante.com.mx

¿Por qué los mosquitos pican a unas personas y a otras no?

Desde siempre se ha escuchado decir que la posible causa de que un mosquito que entrase en una estancia donde había varias personas y picase a unos sí y a otros no, era por tener la sangre más dulce los unos que los otros.

¿Por qué los mosquitos pican a unas personas y a otras no?

Pero desde hace varios años y gracias a numerosos estudios realizados, se determinó que los mosquitos encuentran a sus víctimas por el olfato y no por el gusto. Además, cabe destacar que quienes se encargan de picar son las hembras de los mosquitos y el motivo por el que lo hacen es para alimentarse de sangre de mamíferos y así iniciar el desarrollo de los huevos (proceso conocido como ciclo gonotrófico).

Todas las personas desprendemos unos olores corporales y son éstos los que atraen en mayor o menor grado a los insectos. Algunos olores son más atrayentes, mientras que otros son de camuflaje, impidiendo a los mosquitos localizar a sus víctimas.

 

Portada 6ª edición Ya está el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Ya está el listo que todo lo sabe” (Una curiosidad para cada día del año) de Alfred López
Compra el libro a través de los siguientes enlaces: https://www.amazon.es/dp/841558914X (para España) | https://www.amazon.com/dp/841558914X/ o https://www.createspace.com/7085947 (desde fuera de España)

 

 

 

Fuente de la imagen: pixabay