Archivo de la categoría ‘Curiosidades Científicas’

El origen y significado del refrán ‘Año de nieves, año de bienes’

A través de mi cuenta @curiosisimo en la red social TikTok me preguntan sobre el origen y significado del refrán ‘Año de nieves, año de bienes’.

El origen y significado del refrán ‘Año de nieves, año de bienes’

Nuestros antepasados vivieron mayoritariamente de la agricultura y, a falta de muchos de los conocimientos y técnicas que tenemos actualmente, solían guiarse o predecir cómo iba a ser los siguientes meses mediante la meteorología y cómo se comportaba esta.

Dependiendo de si hacía frío o calor, llovía, nevaba o lucía el sol en determinado día o momento del año, les servía como eficaz pronosticador. Conocedores de que todo era cíclico, empezaron a crear pequeñas sentencias (refranes) con las que hacer referencia a cada época y situación.

El hecho de iniciarse el año en época invernal (en el hemisferio norte) provoca que durante las primeras semanas caigan algunas nevadas en diversos lugares y eso (dependiendo de la cantidad de nieve caída) les servía de indicador para predecir cómo serían las siguientes cosechas.

Un año que empezaba nevando, en el mundo rural, era sinónimo de excelentes cosechas (sobre todo de cereales) debido a que gracias a la nieve caída la tierra se mantendría húmeda, hidratada y esponjosa, las malas hierbas morirían y, además, proveería de agua el caudal de los ríos una vez derretida.

De ahí que surgiera entre los campesinos el famoso refrán ‘Año de nieves, año de bienes’.

No se sabe con exactitud el momento en el que surgió (algo muy común con la inmensa mayoría de refranes, ya que se originaban directamente entre el pueblo y no como un hecho histórico concreto) pero sí que se tiene conocimiento de su uso y existencia en el siglo XVII.

Incluso existe una variante de este refrán, que ya aparece recogida en el ‘Vocabulario de refranes y frases proverbiales’ de Gonzalo Correas (publicado en 1627) que decía ‘Año de nieves, años de mieses’. Las ‘mieses’ a las que hace referencia es el nombre que reciben los terrenos en los que se cultivan cereales y también el tiempo de la siega y cosecha de granos (mies).

También cabe destacar que ese tipo de refranes (y en concreto éste) no es exclusivo del castellano, pudiéndonos encontrar que en otros idiomas tiene sus correspondientes variantes: ‘Any de neu, any de Déu’ (Año de nieve, año de Dios; catalán), ‘Hiver froid, bonne moisson’ (Invierno frío, buena cosecha; francés), ‘Ano de nevadas, ano de fornadas’ (Año de nevadas, año de hornadas; gallego), ‘Ano de nevão, ano de pão’ (Año de nevadas, año de pan; portugués) o ‘A snow year, a rich year’ (Un año de nieves, un año rico; inglés), entre otros ejemplos.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

¿En qué consiste la asistencia sexual a personas con diversidad funcional?

¿En qué consiste la asistencia sexual a personas con diversidad funcional?

Cada vez son más las personas con diversidad funcional (física o psíquica) que reclaman el poder recibir algún tipo de asistencia con el fin de poder disfrutar de una sexualidad plena y placentera.

Para ello se ha creado en los últimos años algunas plataformas o asociaciones que han puesto en marcha un programa de asistencia especial con el fin de ayudar a quienes no puedan hacerlo por si solas a explorar su cuerpo, masturbarse o realizar algunas prácticas sexuales que, sin ese apoyo, personas con diversidad funcional no podrían realizar.

Pero este es un tema que no deja de ser controvertido y está envuelto en cierta polémica, debido a que también son varios los colectivos que ven en esa asistencia no una necesidad social, sino un acto de degradación hacia la persona que debe realizar las tareas de asistente sexual, pues lo consideran como un modo encubierto de prostitución. Respaldan sus tesis en que el sexo no es algo de necesidad vital, sino un placer o capricho.

Dejando de lado estas discrepancias sobre la labor social o no de las personas que se dedican a la asistencia sexual, cabe destacar que cada vez es mayor el número de quienes precisan de unas necesidades especiales y que desean que sus limitaciones no sean una barrera para disfrutar plenamente de su sexualidad.

Varias son las webs y redes sociales que se han puesto en marcha y a través de las cuales se pueden poner en contacto las personas con necesidades especiales (o alguien de su entorno) que deseen o precisen de esa ayuda.

Cabe destacar que el trabajo que realizan las personas dedicadas a la asistencia sexual es de forma profesional y no como un voluntariado (con el fin de garantizar ese derecho), haciendo hincapié, en las condiciones, de que sus funciones son exclusivamente las de prestar apoyo (por lo que no hay besos, abrazos, coito, caricias o sexo oral entre la persona asistida y quien le asiste).

En el caso de diversidad intelectual, es la persona tutora quien se responsabiliza y marca el protocolo sobre cuáles son los límites entre asistente y asistida.

 

 

 

Más info: asistenciasexual.org / dependientesindependientes
Fuente de la imagen: needpix

¿Cuál es el origen de la expresión ‘Estar hecho una braga’?

A través de Twitter, he recibido un mensaje de @BluesSia en el que me pregunta por qué se dice ‘estar hecho una braga’ para encontrarse mal.

¿Cuál es el origen de la expresión ‘Estar hecho una braga’?

Se utiliza la expresión ‘Estar hecho una braga’ para hacer referencia a que algo o alguien se encuentra en malas condiciones, tanto físicas como psíquicas (por ejemplo ‘Ayer bebí más de la cuenta y hoy estoy hecho una braga’, ‘Tengo que cambiarme de moto, que la tengo hecha una braga’…). El Diccionario de la RAE apunta que la locución también es utilizada en la forma plural ‘Estar hecho/a unas bragas’.

El origen de la expresión es muy incierto, encontrándonos que puede tener de varias posibles procedencias, debido a que el término ‘braga’ puede hacer referencia a diversas cosas. Estos son los orígenes más probables…

Por una parte está el que pueda haber surgido la expresión del deterioro de la prenda íntima femenina (comúnmente llamada bragas), un tipo de calzón utilizado antiguamente por los hombres e incluso la especie de bufanda cerrada y de tela fina que es utilizada para cubrirse el cuello y boca en los días de frio. El posible deterioro de alguna de estas piezas de ropa (a causo de su uso) podría haber dado el origen, aunque en mi opinión tengo ciertas dudas de que así sea.

También debemos tener en cuenta que varios siglos atrás, antes de que el termino braga se utilizara para referirse a las piezas de ropas indicadas en el párrafo anterior, era el vocablo usado para llamar así al trozo de tela utilizado a modo de compresa o pañal de los niños pequeños, encontrándonos en el Diccionario de Autoridades de 1726 la acepción […] ‘trapo que se pone à los niños dentro de las mantillas, para que n se ensucien en ellas’ […] redirigiendo hacia el vocablo ‘metedor’ y cuyo significado era […] ‘paño de lienzo largo y angosto, que se pone a los niños pequeños debaxo del pañal’ […]

Otra hipótesis es la que apunta hacia la localidad portuguesa de Braga, la cual sufrió diferentes ataques e invasiones a lo largo de su historia, quedando en más de una ocasión destruida casi por completo, pasando por allí, entre otros, suevos, visigodos o musulmanes. Durante varios siglos (entre el IX y el XI), esta población estuvo perteneciendo respectivamente a los reinos de Asturias, Galicia y León.

Finalmente, la opción que me convence bastante para ser el origen de la expresión es la que señala que la braga a la que hace referencia es una cuerda (hecha de esparto o cáñamo) que era muy utilizada antiguamente para realizar trabajos agrícolas o de pesca. Ese tipo de soga o maroma, llamada ‘braga’, se usaba para atar, suspender o sumergir diferentes cosas, como vigas, fardos, toneles, piedras… Pero originalmente no se llamaba braga sino ‘briaga’ y ya aparece recogida de esta forma en el Diccionario de Autoridades de 1726, dándole la acepción: […] ‘Maróma mui gruessa de esparto, con que se ciñe y rodéa el pie de la uva en los lagáres, quando se junta para apretarla y exprimirla con la viga ò prensa’ […]

Es más que probable que, originalmente, la expresión hiciera referencia al deterioro o mal estado de ese tipo de cuerda (briaga) debido a la gran cantidad de utilidades que se le llegaba a dar.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

 

Fuente de la imagen: pixy

¿De dónde proviene el término ‘serendipia’?

¿De dónde proviene el término ‘serendipia’?

Se denomina como ‘serendipia’ al hallazgo que se realiza de manera inesperada o accidental y cuyo resultado es de gran valor (por ejemplo descubrir la vacuna para una enfermedad de forma casual).

El término surgió a raíz del antiquísimo cuento tradicional persa ‘Los tres príncipes de Serendip’, el cual hacía referencia a la isla de Ceilán (actualmente llamada Sri Lanka), pero la popularización del vocablo se la debemos al escritor inglés Horace Walpole, quien utilizó  el término ‘serendipity’ para hacer referencia a un hallazgo fortuito en el campo de la ciencia.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

¿Qué es el ‘ojo de boticario’?

A través de mi cuenta @curiosisimo en la red social TikTok, un usuario me pregunta a qué hace referencia la frase ‘ojo de boticario’.

¿Qué es el ‘ojo de boticario’?

Se conoce como ‘ojo de boticario’ a algo que nada tiene que ver con el órgano ocular de un farmacéutico o cualquier persona que atiende y despacha en una botica y que hace referencia a una especie de armario de la farmacia en el que se guardan ciertos medicamentos (o compuestos químicos para elaborar éstos) y, sobre todo, los estupefacientes, que solía estar colocado en un lugar seguro del establecimiento (como la ‘rebotica’, parte trasera de la apoteca).

Referida al mencionado mueble surgió la célebre expresión ‘Como pedrada en ojo de boticario’, la cual significaba que algo había ocurrido de manera muy oportuna. Se desconoce el porqué y cómo de originó dicha locución, aunque ya hay constancia de la misma en el Diccionario de Autoridades de 1726. Escribiré sobre esta expresión y sus posibles orígenes en un futuro post.

 

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Quién acuñó el término ‘vacuna’?

Fue Louis Pasteur, en 1881, quien acuñó y popularizó el término  ‘vacuna’, como referencia al preparado orgánico conteniendo un virus y que es inoculado a personas y animales como modo de defensa ante una determinada enfermedad.

¿Quién acuñó el término ‘vacuna’?

Le puso ese nombre en honor al trabajo desarrollado un siglo antes por el médico rural inglés Edward Jenner, quien fue el primero en descubrir el remedio eficaz para combatir la ‘viruela bovina’ que afectaba a numerosos granjeros del condado de Gloucester, pero casualmente no a las personas que ordeñaban a las vacas.

Al provenir la enfermedad de las vacas le dio al remedio un término en latín referido a esos rumiantes: ‘vaccine’ (que provenía de ‘vacca’).

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

¿De dónde proviene el término ‘fucilazo’?

A través de mi cuenta @curiosisimo en la red social TikTok, un usuario me pregunta el origen del término ‘fucilazo’, muy utilizado por su abuelo los días de tormenta.

¿De dónde proviene el término ‘fucilazo’?

Durante una noche de tormenta, hace referencia al destello en el horizonte producido por un relámpago y que ilumina la atmósfera. Normalmente este fucilazo suele ser silencioso.

Etimológicamente proviene del verbo ‘fucilar’ (lanzar destellos) y éste del latín ‘focīlis’ (que produce fuego).

Cabe destacar que es común confundirlo con los términos ‘fusilar’ o ‘fusilazo’, los cuales tienen un significado y origen totalmente diferente y que estos provienen de ‘fusil’ y hacen referencia al disparo realizado con esa arma de fuego.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

Un curioso crustáceo fósil de hace 425 millones de años

El pene más antiguo en un animal marino del que se tiene constancia científica pertenece a un crustáceo llamado ‘Colymbosathon ecplecticos’ y del que únicamente se tiene conocimientos del mismo por un fósil que fue encontrado por un equipo de científicos, de la Universidad de Leicester, en una formación rocosa en Herefordshire (al Oeste de Inglaterra) y que fue datado en 425 millones de años de antigüedad.

Un curioso crustáceo fósil de hace 425 millones de años

Se trata de un minúsculo artrópodo de cinco centímetros y cuyo nombre en griego Colymbosathon ecplecticos significa literalmente: el nadador del gran pene.

La descripción dada por el equipo de la Universidad de Leicester sobre este crustáceo es que se caracterizaba por su cáscara dura, poseía media docena de branquias y un órgano copulador grande y fuerte.

 

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

 

Fuente de la imagen: colymbosathonecplecticos (myspace)

¿Por qué al espacio de información meteorológica se le conoce como ‘el tiempo’?

A través de mi cuenta @curiosisimo en la red social TikTok, un usuario me pregunta por qué se conoce como ‘el tiempo’ al espacio que, en los medios de comunicación, habla sobre información meteorológica, ya que, a su entender, el tiempo es el periodo que transcurre entre un momento a otro y lo que informa sobre si llueve, hace sol o frío en un estado atmosférico y quizá sería mejor ser llamado ese espacio como ‘el clima’.

¿Por qué al espacio de información meteorológica se le conoce como ‘el tiempo’?

El espacio o programa dedicado a los pronósticos meteorológicos en los medios de comunicación (que nos indicará las condiciones atmosféricas que tenemos en ese momento, hemos tenido recientemente o nos encontraremos en los próximos días) es conocido como ‘el tiempo’ y suele ser uno de los más seguidos (tanto en radio, tv, prensa escrita e incluso a través de aplicaciones móviles).

Debemos tener en cuenta que el término ‘tiempo’ abarca un gran número de conceptos; tantos que el propio diccionario de la RAE llega a darle hasta 18 acepciones diferentes, siendo la primera la de ‘Duración de las cosas sujetas a mudanza’ y encontrándonos en la posición 12 la que indica que también hace referencia al ‘estado atmosférico’, siendo precisamente éste del que hablaré hoy en esta entrada.

El ‘estado atmosférico’ al que se refiere el término ‘tiempo’ son aquellas situaciones meteorológicas que se presentan en un determinado momento. Se puede hacer referencia hablando de la temperatura, presión, viento o nubes que ha hecho, hace o hará en un futuro inmediato (pronóstico).

Para ser más exactos dicho espacio debería denominarse como ‘tiempo atmosférico’ o ‘tiempo meteorológico’, pero desde hace muchos años se acortó simplemente a tiempo. De hecho, en el Diccionario de Autoridades de 1739 ya aparece recogido el término, dándole por aquel entonces un total de 15 acepciones y encontrándonos que en séptimo lugar se le define como ‘Vale assimismo constitución, ò temperamento del áire’.

Otro detalle importante a tener en cuenta es que también debemos diferenciar entre ‘tiempo’ y ‘clima’, vocablos que normalmente suelen utilizarse como sinónimos el uno del otro, cuando en realidad hacen referencia a situaciones diferentes.

El tiempo (atmosférico), tal y como indico unos párrafos más arriba, hace referencia a aquellas situaciones meteorológicas que se presentan en un determinado momento (temperatura, presión, viento, nubes, lluvia, tormentas, olas de calor…).

Por su parte el clima se refiere al conjunto de condiciones atmosféricas propias de una zona geográfica y por las cuales ese lugar se caracteriza. Estas agrupan los resultados de la medición de la presión, temperatura y otros valores atmosféricos, analizados y recogidos durante un periodo largo de tiempo (años) y que dan como resultado el saber qué tipo de temperatura y condiciones nos encontraremos en un determinado sitio (por ejemplo, el ‘clima mediterráneo’ se caracteriza por ser caluroso y seco en verano y templado y lluvioso en invierno).

Así como nos podemos encontrar que en un determinado lugar (por ejemplo la isla de Mallorca) vamos a tener un clima típicamente mediterráneo en el que en el mes de agosto sabemos que tendremos días soleados y calurosos, después existen algunas variantes excepcionales que pueden provocar que en una determinada jornada se presenten lluvias y bajada de temperaturas, y es a esto último a lo que precisamente llamaremos ‘tiempo’.

 

 

Te puede interesar leer:

 

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

¿De dónde proviene la expresión ‘Ser más conocido que el pupas’?

Se denomina como ‘pupa’ a una herida cutánea o a la erupción que puede aparecer en los labios. Este término parece ser la transformación del vocablo ‘buba’, el cual proviene etimológicamente del latín medieval ‘bubo’ y hacía referencia a un pequeño tumor. Llamar ‘pupas’ a una persona era referirse a esta como alguien con mala suerte y propensa a los infortunios.

¿De dónde proviene la expresión ‘Ser más conocido que el pupas’?

En nuestro rico vocabulario de frases hechas, refranes y expresiones populares podemos encontrar que existe una locución que dice ‘Ser más conocido que el pupas’ y durante mucho tiempo se ha tenido el convencimiento que ese ‘pupas’ al que se refería la expresión provenía del vocablo descrito en el párrafo anterior.

Pero muchos son los expertos y etimólogos que, desde hace un tiempo, apuntan a que realmente esa referencia fue una libre adaptación que se hizo en castellano del seudónimo de un famosísimo médico y ocultista francés (de origen español, ya que nació en A Coruña) llamado Gérard Anaclet Vincent Encausse y que firmaba sus escritos y obras como ‘Papus’.

Este personaje se hizo inmensamente popular durante las últimas décadas del siglo XIX y dos primeras del XX, gracias al auge y afición que hubo hacia el ocultismo en toda Europa (llegó a trabajar para el zar de Rusia).

Parece ser que en el camino se juntó dos expresiones diferentes: ‘Más conocido que el Papus’ y ‘Más desgraciado que un pupas’ y que con el tiempo la primera se modificó como ‘Más conocido que el pupas’.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

 

Fuente de la imagen: needpix