Entradas etiquetadas como ‘contagio’

¿Cuál es el modo correcto de colocar el rollo de papel higiénico?

Este es uno de aquellos eternos debates que tiene dividida a la sociedad (e incluso a miembros de una misma familia) y depende a quien preguntes te responderá que coloca el rollo de papel higiénico con la hoja colgando hacia el exterior y otros preferirán hacerlo con la parte que cuelga hacia dentro.

¿Cuál es el modo correcto de colocar el rollo de papel higiénico?

Innumerables han sido las discusiones abiertas en foros de internet en el que cada usuario daba su argumentada respuesta, para, finalmente, nadie ponerse de acuerdo y seguir debatiendo un día tras otro e incluso en la propia Wikipedia (en inglés) existe una entrada en la que se dan los diferentes argumentos y explicaciones sobre los distintos modos que existen de colocarlo (incluyendo de forma lateral).

Estos días en los que estamos viviendo el confinamiento, a causa de la pandemia de coronavirus, y en el que numerosas personas han hecho un acaparamiento masivo de papel higiénico, se ha reabierto el debate en las redes sociales (hasta tal punto que varias han las peticiones que me han realizado para que escriba un post sobre el tema de la correcta colocación de los rollos).

Existe un argumento científico, a partir de cual, parece ser que la forma correcta (además de higiénica) de colocar el rollo de papel es con la hoja colgando hacia fuera y evitando que la parte por donde debemos de cortar esté tocando la pared.

El motivo por el que, desde la vertiente científica, se tenga la certeza de que esa es la forma correcta es para evitar infectarnos con algún tipo de bacteria, debido a que existen muchas posibilidades de que cuando nos estemos limpiando nuestros dedos entren en contacto directo con las heces y, si el papel cuelga hacia dentro, toquemos la pared y dejemos esos restos ahí, provocando que la próxima persona que toque esa parte quede contaminada.

Pero no solo seriamos nosotros los transmisores de unas posibles bacterias, ya que también podría ser que nos infectáramos al tocar donde otros ya lo han hecho.

El tener el papel colgando hacia afuera evita que nuestros dedos entren en contacto con la pared y, por tanto, la posibilidad de contagio se reduzca.

Esta evidencia forma parte de una detallada investigación sobre el tema que fue realizada por un equipo de científicos de la Universidad de Colorado, encabezado por el doctor en biología Gilberto Flores, bajo el título ‘Biogeografía microbiana de superficies de baños públicos’ (Microbial Biogeography of Public Restroom Surfaces) y que fue publicada en noviembre de 2011: https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0028132

 

Te puede interesar leer también:

 

Fuentes de consulta: Microbial Biogeography of Public Restroom Surfaces / Webmd / Inc / Microsiervos / lifehacker
Fuente de las imágenes: Wikimedia commons

¿Qué diferencia hay entre VIH y SIDA?

Estamos acostumbrados a referirnos a ambos términos como si se tratara de palabras sinónimas cuando en realidad no son lo mismo, sino que una (SIDA) es consecuencia de haber sido contagiado de la otra (VIH).

¿Qué diferencia hay entre VIH y SIDA?

El VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana) es, tal y como indica su nombre, un virus y estos no pueden desarrollarse por sí mismos, pues para que se desarrolle la enfermedad debe afectar a las células para que éstas se vayan duplicando.

Una persona puede ser infectada de VIH pero no desarrollar la enfermedad debido a que no se ha replicado en sus células, sin embargo sí que puede contagiárselo a otros individuos a través de las vías de contagio habituales: intercambio de fluidos corporales, sangre…

El SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida) es la consecuencia de haber sido infectado y que el virus se haya replicado en nuestras células, por lo que se desarrolla la enfermedad que afecta al sistema inmunitario (conjunto de procesos por el que nuestro organismo lucha contra los virus e infecciones). Al haberse visto afectado por el VIH no puede frenarlo y por eso evoluciona la dolencia en el organismo.

 

 

Te puede interesar leer el post relacionado: ¿Por qué un mosquito con su picadura puede transmitirnos infinidad de enfermedades pero no el SIDA?

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

El curioso origen de llamar ‘enfermedad venérea’ a las infecciones de transmisión sexual

El curioso origen de llamar ‘enfermedad venérea’ a las infecciones de transmisión sexual

Se conoce como enfermedad venérea a aquellas infecciones que son transmitidas y contagiadas a través del contacto sexual.

El término ‘venérea’ (o su forma masculina ‘venéreo’) en su origen se utilizaba para referirse al placer y deleite del acto sexual y etimológicamente provenía del nombre en latín ‘Venus’, Diosa romana del amor y la fertilidad (el significado de venéreo era ‘lo que Venus emana’). Esto hizo que frecuentemente estuviera referenciada y relacionada con todo lo que tenía que ver con el deseo carnal y el acto sexual.

Posteriormente, tras expandirse el Cristianismo como principal religión en occidente, la Iglesia Católica señaló como pecado las conductas libidinosas,  el acto sexual fuera del propósito de procrear dentro del matrimonio y todas aquellas conductas lascivas e indecorosas relacionadas con el sexo.

A pesar de que las enfermedades de transmisión sexual ya se conocían desde muchísimo tiempo antes, en la Edad Media se empezó a llamarlas ‘venéreas’ debido a que éstas se contraían a través del deleite sexual pero, sobre todo, culpabilizando a las mujeres de ello, ya que éstas (según la Iglesia Católica) eran las responsables de infectar a los hombres por culpa de su lujuria la cual emanaba de la diosa pagana Venus.

Así fue como desde la religión se tergiversó y utilizó un término que había sido originalmente concebido para referirse al deleite del placer carnal del sexo y el amor y lo convirtió en un vocablo relacionado con las enfermedades contraídas a través de los ‘actos impuros’.

 

Otros posts que te puede interesar leer:

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

Esta curiosidad es una de las que encontrarás en mi libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

¿Qué es el Ébola y cómo se contagia?

¿Qué es el Ébola y cómo se contagia?En las últimas semanas la palabra más utilizada en los medios de comunicación y las redes sociales ha sido “Ébola”, un virus que ha causado cerca de seis mil muertos en todo el mundo y cuyo nombre proviene del río homónimo que discurre por el noroeste de la República Democrática del Congo.

A pesar de haberse identificado por primera vez el brote de la enfermedad en el año 1976, es en estos momentos cuando más noticias está generando, a la vez que más desinformación y desconocimiento hay entre la población sobre el virus, su origen y cómo se contagia.

Al igual que hice días atrás con el post “Las vacunas SÍ funcionan y además salvan millones de vidas”, vuelvo a traeros al blog un interesantísimo e ilustrativo vídeo en el que el doctor en Biología Ignacio López-Goñi (@microBIOblog) explica de un modo claro y conciso en qué consiste el Ébola que, a bien seguro, resolverá muchas de vuestras dudas sobre este terrible virus.

El Ébola se transmite de persona a persona a través del contacto directo con el cuerpo o fluidos corporales de una persona infectada. El virus Ébola NO es un virus respiratorio y NO se transmite por el aire. Tampoco es un virus gastrointestinal y NO se trasmite ni por el agua ni por alimentos en general. No hay evidencias de que el virus Ébola se trasmita por mosquitos u otro tipo de insectos. La capacidad de transmisión del virus Ébola es muy baja comparada con otros virus como el SARS, el VIH, las paperas, la viruela o el sarampión. Las posibilidades de que el Ébola se extienda por todo el planeta, y se transforme en una pandemia son mínimas.

Ignacio López-Goñi es profesor de microbiología y virología en la Universidad de Navarra y autor del blog microBIO, una interesantísima página de divulgación científica de noticias y curiosidades sobre virus, bacterias y otros temas relacionados con la microbiología y la ciencia.

 

Lee y descubre en este blog más posts con Curiosidades de ciencia

Sigue a través de la minuteca de 20minutos.es todas las noticias relacionadas con el Ébola

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons