Entradas etiquetadas como ‘Diccionario de Autoridades de 1739’

¿De dónde proviene el término ‘sofisticado’?

Es habitualmente utilizado el término ‘sofisticado’ o ‘sofisticada’ para señalar a una persona refinada y con cierta elegancia. También es usado para determinar la complejidad de alguna cosa (por ejemplo el mecanismo de un reloj).

¿De dónde proviene el término ‘sofisticado’?

Etimológicamente este vocablo tiene sus raíces en los ‘sofistas’, célebres personajes de la antigüedad (sobre todo en la Grecia Clásica) que se dedicaban a crear escuelas en las que enseñaban retórica y el arte de usar las palabras a la hora de pronunciar un discurso y dirigirse a un auditorio.

Pero los sofistas también fueron maestros de otro arte dialéctico: el dar la vuelta a cualquier argumento, llegando a convencer con razonamientos que parecían verdaderos, aunque solo lo eran en apariencia, siendo conocido como ‘sofisma’.

El término sofisma ya aparece recogido en el Diccionario de Autoridades de 1739 en la forma ‘sophisma’, dándole la siguiente acepción: […] La razón, ò argumento aparente, con que se quiere defender, ò persuadir lo que es falso […].

En este mismo diccionario encontramos la entrada ‘sophisticar’, con la explicación: […] Persuadir, altercar, ò defender alguna cosa con razones aparentes, ò fingidas. Es formado de la voz Sophista […]. Este término era definido como […] Por extensión vale el que por tema, ò vanidad alterca, y defiende alguna proposicion aparente […]  […] dixo de los arrogantes habladores, que parecian saber mucho, y eran charlatanes […]

No fue hasta la edición de 1992 del Diccionario Usual de la RAE cuando al término ‘sofisticado’ se le da la acepción de ‘Elegante. Refinado’ y en 2001 el de ‘Dicho de un sistema o de un mecanismo: Técnicamente complejo o avanzado’.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuentes de consulta: Diccionario crítico etimológico castellano e hispánico de Joan Corominas / Tesoro de la lengua castellana o española de Sebastián de Covarrubias / Diccionario de Autoridades de 1739 (I) / Diccionario de Autoridades de 1739 (II) / Diccionario de Autoridades de 1739 (III) / Mapa de diccionarios académicos / RAE
Fuente de la imagen: Dok1 (Flickr)

¿De dónde surge llamar también ‘zaratán’ al cáncer de mama?

Conocemos como ‘cáncer’ a la enfermedad en la que se desarrolla anormal e incontroladamente ciertas células que invaden y destruyen los tejidos orgánicos. Dicho término proviene del latín (escrito del mismo modo pero sin acentuar) y cuyo significado literal es ‘cangrejo’. Hasta allí llegó desde el griego ‘karkínos’καρκίνος– (de significado exacto) y que comenzó a ser utilizado por Hipócrates de Cos (entre los siglos V a.C y IV a.C.) considerado como ‘el padre de la medicina’ y posteriormente por Galeno de Pérgamo (entre los siglos I d.C. y II d.C.) quien se convirtió en el referente médico de la Edad Antigua.

¿De dónde surge llamar también ‘zaratán’ al cáncer de mama?

Ambos, a través de sus diferentes estudios sobre la enfermedad compararon a esta con un cangrejo, más concretamente con las patas del crustáceo.

Varios son los términos con los que, normalmente, nos referimos a un cáncer, entre ellas los más comunes son ‘carcinoma’, ‘tumor’, ‘sarcoma’ y hay uno que, sin ser ampliamente utilizado, encontramos algunos escritos en los que aparece y más concretamente para referirse al ‘cáncer de mama’: ‘zaratán’.

Este vocablo nos llegó a través del árabe hispánico ‘saraṭán’, y éste provenía del árabe clásico saraṭān cuyo significado es el mismo que cáncer: ‘cangrejo’.

Y es que los antiguos árabes (muy avanzados en la medicina durante la Edad Media) tomaron como referencia los estudios sobre la enfermedad de Hipócrates y Galeno y en su presencia en la Península Ibérica dejaron infinidad de términos que acabaron incorporándose a nuestra lengua, entre ellos el mencionado zaratán.

¿De dónde surge llamar también ‘zaratán’ al cáncer de mama?Ante la proliferación de términos y sinónimos para referirse al cáncer, a partir del siglo XVIII el término ‘zaratán’ quedó vinculado exclusivamente al cáncer de mama, pudiendo encontrar que en el tomo VI del Diccionario de Autoridades de 1739 (el primer diccionario oficial publicado por la RAE) con la siguiente acepción: “Un género de enfermedad de cancer, que dá à las mugeres en los pechos, el que les vá royendo, y consumiendo de tal suerte la carne, que por lo regular vienen à morir de esta enfermedad. Covarr. dice es voz Arábiga, que en su Lengua significa lo mismo”.

Cabe destacar que en Castilla también se utiliza el término ‘Zaratán’ para referirse a una ‘cordelería, taller u obrador donde se hacen cordeles’, tal y como recoge el Diccionario de la RAE, aunque indica que dicho vocablo es de origen incierto, no encontrándose relación alguna con el que designa la enfermedad. Incluso existe un municipio en la provincia de Valladolid con dicha denominación, aunque tampoco se sabe con certeza de dónde proviene su toponimia. Algunas fuentes indican que de ‘cangrejo fluvial’, como es el caso de Pancracio  Celdrán en su ‘Diccionario de topónimos españoles y sus gentilicios’ y otros (tal y como indica Lourdes Moro Gutiérrez en el ‘Estudio Etnográfico de Zaratán’) que procede del término árabe ‘Sarita’ cuyo significado es ‘cordel’, quizá por algún artesano que, siglos atrás, se instaló en dicho municipio.

 

 

Otros posts que te puede interesar leer:

 

 

 

Fuente de las imágenes: pxhere / Diccionario de Autoridades de 1739