Archivo de la categoría ‘Curiosidades sobre sexo’

Cuando los amigos tienen derecho a roce

Se conoce como ‘amigo o amiga con derecho a roce’ a la relación consentida y consensuada entre dos personas que tienen sexo ocasional y a las que les une una importante amistad, aunque no hay entre ellos un vínculo emocional y mucho menos una relación de noviazgo o compromiso sentimental alguno.

Cuando los amigos tienen derecho a roce

Aunque no hay una constancia exacta sobre cuándo se inició específicamente sí se sabe que uno de los momentos que podría haber dado pie a ese tipo de relaciones sexuales entre amigos sin compromiso fue durante los años de mayor esplendor del movimiento hippie (entre mediados de la década de 1960 y finales de 1970) en el que se abogó por el amor libre y sin ataduras.

Desde inicios del siglo XXI ha aumentado el número de personas que, antes de encontrar su pareja ideal y para siempre, prefieren mantener ese tipo de relaciones sin ataduras con alguna persona cercana y a la que les une una fuerte amistad.

Actualmente la expresión ‘amigos con derecho a roce’ suena algo anticuada, por lo que suele utilizarse el neologismo ‘follamigos’ que describe perfectamente el carácter de ese tipo de relaciones.

Cabe destacar que el diccionario de la RAE ha querido añadir el concepto a su diccionario (pero no el vocablo ‘follamigos’ que es popularmente utilizado) incluyéndolo con el término ‘amigovio’, a partir de la fusión de ‘amigo y novio’, dándole la acepción: Persona que mantiene con otra una relación de menor compromiso formal que un noviazgo. Este término ha sido ampliamente criticado, debido a que no es de uso común.

En la literatura, ficción televisiva y cinematográfica o música se han hecho múltiples referencias al concepto de la amistad con beneficios sexuales.

 

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

 

Fuente de la imagen: needpix

La curiosa y extensa biblioteca erótica de Luis García Berlanga

Considerado como uno de los directores de cine españoles más importantes del siglo XX, Luis García Berlanga destacó por una fina ironía que supo plasmar conveniente y magistralmente en todas sus películas.

Fallecido en 2010, a los 89 años de edad, sus herederos hicieron un sorprendente hallazgo en la biblioteca privada del cineasta, encontrando alrededor de tres mil libros dedicados al erotismo y la pornografía; algunos de ellos antiquísimos y de un valor histórico.

La curiosa y extensa biblioteca erótica de Luis García Berlanga

La colección de Berlanga estaba compuesta por revistas, libros, cuadernos, manuscritos inéditos, estampas y algunas primeras ediciones que eran auténticas joyas para cualquier amante de la literatura erótica.

A lo largo de su vida, Luis García Berlanga se había dedicado a viajar por todo el mundo y allá donde encontraba una de esas rarezas dignas de coleccionar era adquirida y se la llevaba de vuelta a España para incorporarla a su biblioteca privada, de la que no tenían constancia ni tan siquiera sus propios hijos.

El 18 de enero de 2018 fue subastada esta colección a través de la sala de subastas El Remate, con un precio de salida de 27.000 euros, aunque no hubo ninguna puja por tan curioso lote.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

 

Fuente de la imagen: pxhere

Libro recomendado: ‘Orgas(mitos)’ de Laura Morán

Alrededor de la salud hay infinidad de mitos y bulos, siendo todo lo relacionado con la sexualidad lo que quizás más se ha difundido y dado como cierto al haberlo recibido durante muchísimo tiempo a través de la transmisión oral (de una generación a otra) y en los últimos años mediante las redes sociales. Muchísimas son las personas que creen a pies juntillas todo lo que reciben o dicen, sin cuestionarse la veracidad de dicha información y compartiéndolo con sus contactos, por lo que la desinformación cada vez se vuelve más grande.

Y es que estamos en un tiempo en el que a pesar de haber muchísima información sexual a nuestra disposición, también carecemos de una buena formación al respecto (por la gran cantidad de bulos y mitos que se comparten y mezclan, como si de datos correctos se tratara). Lamentablemente los mitos sobre la sexualidad son muy difíciles de distinguir y, sobre todo, de extinguir.

Libro recomendado: ‘Orgas(mitos)’ de Laura MoránAfortunadamente de vez en cuando se publican libros de divulgación que pueden ser de gran ayuda para aclarar tanta desinformación  la que estamos expuestos. Uno de ellos es el que os traigo hoy a este blog: ‘Orgas(mitos)’ de Laura Morán Fernández (síguela en twitter: @veneciana1981 y en Instagram: @lauramoranfdez) y publicado por la editorial NextDoor Publishers, dentro de su colección ‘El café Cajal’.

Un acertado título con el que la autora hace un extenso repaso a la sexualidad (de la que es una experta divulgadora gracias a su trabajo como psicóloga, sexóloga y terapeuta familiar), aclarando un gran número de conceptos y, sobre todo, explicándolo de un modo muy cercano y sencillo.

Laura Morán (a la que admiro muchísimo) se ha convertido en los últimos dos años en una de las divulgadoras sobre sexualidad más presente en eventos y programas de divulgación (en televisión ha participado en ‘Orbita Laika’, hace radio y ha participado en un buen número de charlas, por ejemplo para Naukas o Jot Down ciencia). También debo destacar que la autora es una de las fuentes de consulta que aparecen citadas en mi libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”.

A través del libro ‘Orgas(mitos)’, Laura hace un repaso a todos los aspectos del sexo, aclarando numerosas dudas que cualquier persona pueda haber tenido a lo largo de su vida respecto a la sexualidad.

Un libro respetuoso con cualquier opción sexual y género, independientemente de los genitales de aquellas personas que tengan el libro entre sus manos.

Libro recomendado: ‘Orgas(mitos)’ de Laura Morán

A destacar el capítulo dedicado exclusivamente al clítoris (la parte de la anatomía más ignorada en los libros de ciencia y anatomía de toda la Historia) o en el que destripa mitos sobre los preliminares o sobre el orgasmo.

Desde aquí también debo felicitar por el trabajo realizado (aparte de la autora) al equipo de NextDoor Publishers: Laura Morrón como directora de la colección ‘El café Cajal’ y directora editorial y a Oihan Iturbide, fundador e impulsor de este sello editorial dedicado a la publicación de libros de divulgación de un diseño, contenido y gusto exquisito.

 

‘Orgas(mitos)’ de Laura Morán
Editorial: NextDoor Publishers
ISBN: 9788412068504
http://www.nextdoorpublishers.com/libros/orgasmitos/
https://www.amazon.es/Orgas-mitos-sexualidad-disfrutarla-cumplirla/dp/8412068505/
https://lauramoranpsicologa.es/2019/09/orgasmitos/

El placentero ‘beso de Singapur’ (en el que no se utiliza la boca)

El placentero ‘beso de Singapur’ (en el que no se utiliza la boca)

También conocido como ‘Pompoir’, el beso de Singapur se trata de una milenaria práctica sexual asiática que consiste en la introducción del pene en la vagina y los músculos circunvaginales contraerse y relajarse con intención de masajear el miembro introducido.

También es practicado en las relaciones con penetración anal, siendo los músculos pubocoxígeos los que realizan el mencionado masajeo.

El conseguir dominar esta técnica requiere varios años de entrenamiento e incluso puede facilitar su destreza el entrenar introduciéndose unas bolas chinas, las cuales se deben ir moviendo con los mencionados músculos.

Según los expertos en sexo tántrico, el beso de Singapur es una disciplina que ayuda a aumentar la intensidad del coito, así como alargar su duración.

 

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

¿De dónde proviene llamar ‘cunnilingus’ al sexo oral realizado en los genitales de una mujer?

Así como para el sexo oral realizado a un hombre existen diversos términos con el que se conoce (felación, francés o mamada si usamos un lenguaje más soez…) en el caso del que se practica a una mujer está mucho más limitado existiendo un término con el que generalmente nos referimos a ello: ‘cunnilingus’.

¿De dónde proviene llamar ‘cunnilingus’ al sexo oral realizado en los genitales de una mujer?

Cunnilingus proviene del latín y está formado por dos partes, el vocablo ‘cunnus’ (que significa ‘vulva’)  y el verbo ‘lingĕre’ (cuyo significado es ‘lamer’) y por tanto la traducción literal sería ‘que lame la vulva’.

Cabe destacar que, erróneamente, hay quien le da un significado distinto al término cunnilingus señalando que proviene de ‘conejo’ (en latín ‘cunicŭlus’) y ‘lengua’, que en latín se escribía ‘lingua’, pero nada tiene que ver.

 

 

Quizá te puede interesar comprobar cuáles son tus conocimientos sobre sexualidad en el curioso trivial: ¿Cuánto sabes de SEXO?

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

La curiosa y tradicional festividad que pasea penes gigantes por las calles de Japón

Varios han sido los ejemplos que te he explicado en este blog sobre la afición que siente el pueblo japonés hacia todo lo relacionado con el sexo, siendo uno de los más populares el dedicado al pene que se realiza prácticamente en todos los rincones del país a lo largo de diferentes días del año.

La curiosa y tradicional festividad que pasea penes gigantes por las calles de Japón

Muchos y muy diversos son los festivales que se llevan a cabo en el que se rinde culto fálico a través de procesiones en las que varios hombres pasean por las calles un pene de madera de grandes dimensiones (los más comunes miden dos metros y medio de largo por unos sesenta centímetros de diámetro, con un peso que oscila entre 250 y 300 kilos).

Una de esas muchas festividades es la que tiene lugar a punto de llegar la primavera y cuya intención es proporcionar prosperidad y fertilidad (tanto a las personas como a la naturaleza). La sesentena de penitentes que cargan el gran pene, conocidos como ‘Yaku-Otoko’ (厄男), tienen todos ellos, curiosamente, 42 años de edad.

Y es que, en la cultura japonesa, es precisamente esa edad en la que se determina que comienza la decadencia de los hombres y por tanto es declarado como el año del infortunio.

Los Yaku-Otoko, que literalmente significa ‘hombre en el año del infortunio’, realizan una serie de actos para purificarse y, a partir de ese nefasto año 42 de vida, poder tener una próspera y vigorosa vida futura.

Tres son las edades del infortunio para los hombres nipones: los 25, 42 y 61 siendo conocidos esos tres momentos críticos de la edad de un varón como Yaku-doshi (o Yakudoshi 厄年) y de las tres los 42 años están considerados como la peor etapa del hombre, que además representa la central.

De todas las celebraciones que se realizan por este motivo, la que tiene lugar en Komaki (población al norte de Nagoya) conocida como ‘Hōnen Matsuri’, es la más popular y concurrida, celebrándose cada 15 de marzo desde hace, aproximadamente, 1.500 años.

 

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons
Fuente de consulta: flapyinjapan / David Esteban / komaki / farstrider / japan-experience

¿Por qué se endurecen los pezones cuando nos excitamos?

El pecho, ya sea de una mujer o un hombre, suele ser una de las zonas erógenas que más placer proporciona al ser acariciado (besado, lamido, pellizcado… a cada persona le gusta un estímulo u otro).

¿Por qué se endurecen los pezones cuando nos excitamos?

Cuando nos excitamos los pezones tienden a sobresalir y endurecerse y esto ocurre por la gran cantidad de terminaciones nerviosas que poseemos por toda aquella zona pero, sobre todo, porque se ocupan de esa erección involuntaria unas células nerviosas controladas desde el ‘sistema nervioso simpático’.

Esas hormonas son las encargadas de controlar la reacción de cada uno de nuestras funciones involuntariamente, de ahí que cuando sentimos frío se nos ponga el vello de punta o también se endurezcan los pezones, al igual que nos ocurre durante la excitación sexual.

 

 

Te puede interesar leer también: Aborrecer, aburrir y horripilante, tres palabras con un mismo origen etimológico: ‘los pelos de punta’

 

 

Fuente de la imagen: needpix

Destripando bulos: La absurda leyenda urbana sobre los ‘desvirgadores profesionales’ de la isla de Guam

Corretea por la red una serie de listas que recogen hechos sorprendentes del planeta, siendo una de las anotaciones que incluyen la sorprendente historia de que en la ‘isla de Guam’ (situada en el Océano Pacífico Occidental, en un archipiélago próximo a Filipinas) existe una antiquísima ley por la cual las mujeres no pueden casarse siendo vírgenes y, por tanto, antes de contraer matrimonio deben haber sido desfloradas por un hombre que no vaya a ser su futuro marido. Para ello (según indican esas publicaciones) se constituyó el oficio de ‘desvirgador oficial’: hombres que viajan por toda la isla ofreciendo sus servicios a las muchachas que están a punto de celebrar su boda.

Destripando bulos: La absurda leyenda urbana sobre los ‘desvirgadores profesionales’ de la isla de Guam

Pero como podréis imaginar esto no deja de ser una absurda leyenda urbana debido a que no existe (ni ha existido) una ley en Guam prohibiendo contraer matrimonio a las jóvenes vírgenes si estas no habían sido previamente ‘desfloradas’.

La isla de Guam pertenece desde 1898 a los Estados Unidos (considerada como ‘Territorio no incorporado’), hasta ese año, y desde el siglo XVI, había sido una de las muchas colonias del Imperio Español en el Pacifico, bajo el nombre de ‘isla de Guaján’.

Ni en la legislación española de la época, vigente durante cuatro siglos, ni en la estadounidense (aplicada a la isla desde finales del siglo XIX) hay mención alguna al tema del inconveniente de la virginidad de las mujeres para contraer matrimonio. Tampoco existe referencia alguna anterior a 1562, año en el que la isla fue colonizada e incorporada a la Corona Española.

Desde 1950, la Isla de Guam disfruta de legislación propia al ser considerada como Territorio no incorporado de EE.UU. y en ninguna de sus leyes hay mención ni aparece alusión alguna al tema del desvirgador oficial ni al inconveniente de contraer matrimonio siendo todavía virgen. En el siguiente enlace podéis leer el documento (en pdf) con las leyes que rigen en Guam respecto a las uniones matrimoniales: http://www.guamcourts.org/CompilerofLaws/GCA/19gca/19gc003.PDF También cabe destacar que formulé una consulta a la Secretaría de la Corte Suprema de Guam recibiendo como respuesta que se trataba de un bulo (fake).

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

 

Fuente de las imágenes: desmotivaciones / adadabsurdum / imgur / cuantocabron

Cuando en los jardines se plantaba albahaca para despertar el deseo sexual de la persona amada

Científicamente está por demostrar el poder afrodisíaco de numerosos alimentos, especias y compuestos que se presentan como potenciadores de la libido y en los que, alrededor de éstos, hay más leyenda y mitos que demostraciones empíricas, soliendo influir a menudo en ello el efecto placebo o el efecto ‘a mí me funciona’ .

Cuando se plantaba albahaca en los jardines para despertar el deseo sexual

Una de las plantas a la que se le otorga un gran poder afrodisíaco es la albahaca y esa creencia nos viene de siglos atrás, cuando en la cultura musulmana se tenía el convencimiento de que era una planta que atraía el amor (o deseo sexual) gracias a su potente olor.

Por tal motivo muchas eran las casas en las que en su jardín se plantaban, o colocaban macetas en el alfeizar de la ventana, con el fin de atraer y retener a los amantes.

Pero otra de las razones eran las medicinales, debido a que con la albahaca se realizaban infinidad de medicinas y ungüentos, pues se tenía el convencimiento de que su olor penetraba en el cerebro y curaba la dolencia.

De hecho, el término albahaca proviene del árabe hispánico ‘al-ḥabáqa’ (ḥabáqa era el nombre genérico que le daban a todas las plantas medicinales).

La creencia de que eran plantas afrodisíacas fue tal que, incluso, durante muchísimos siglos estuvo prohibida su utilización en la cocina de los conventos religiosos e incluso plantar en sus jardines.

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

Si en Japón gusta tanto el sexo ¿por qué pixelan los genitales en las películas pornográficas?

Se calcula que la industria del porno japonés produce anualmente más de 30.000 películas de alto contenido sexual, en las que se toca todo tipo de parafilias y fetichismos, no dejando ni un solo tema sin explotar. Pero, curiosamente, todas aquellas producciones que se realizan y comercializan desde Japón llevan una característica marca: los genitales aparecen pixelados (tanto de mujeres como de hombres).

Si en Japón gusta tanto el sexo ¿por qué pixelan los genitales en las películas pornográficas

Esto es algo que llama poderosamente la atención y más proviniendo de uno de los países en el que más pornografía se consume. (Te puede interesar leer el post: La curiosa y ancestral afición de Japón hacia la pornografía)

Hasta bien entrado el siglo XIX las ilustraciones pornográficas (llamadas Shunga) fueron ampliamente divulgadas. Eran dibujos de prácticas sexuales sin ningún tipo de censura. Pero todo cambió a partir de 1868 cuando se produjo la restauración de la Era Meiji, la cual destacó por un conservadurismo social, político y religioso de la sociedad japonesa, a la vez que el país intentaba su occidentalización.

Un halo de puritanismo gubernamental provocó que, a pesar de estar tan arraigada la sexualidad en la sociedad japonesa, disminuyera drásticamente las publicaciones y quedase todo lo relacionado con el sexo en un entorno más privado.

Todo lo que tenía que ver con la visión de los genitales se consideraba impúdico e incluso se prohibía exhibir alguna imagen en la que se pudiera ver el vello púbico. Ello era recogido en el polémico artículo 175 del código penal japonés por el cual marcaba aquello que era considerado como obsceno.

Tras finalizar la Segunda Guerra Mundial, Japón sufrió una serie de transformaciones hacia la modernización del país, pero aquellas siete últimas décadas de represión habían hecho mella en la sociedad nipona y por muy dados a la pornografía de los ciudadanos, estos han seguido teniendo en vigor el mencionado artículo 175 y, por tanto, viendo como algo impúdico la exhibición de genitales y vello púbico, de ahí que a pesar de seguir consumiendo gran cantidad de material pornográfico siguen censurándolo (hace unas décadas con un punto negro y ahora a través de pixeles).

Eso sí, hay una industria pirata y paralela que produce en Japón material pornográfico para ser comercializado en occidente y que no utiliza el pixelado genital. También cabe destacar que hoy en día existen una serie de programas y aplicaciones móviles que hacen desaparecer el pixel de una imagen censurada.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons