Archivo de la categoría ‘Curiosidades sobre sexo’

¿Sabías que originalmente el término ‘lujuria’ nada tenía que ver con el sexo?

Se conoce como lujuria al ‘deseo excesivo del placer sexual’, tal y como lo describe el diccionario de la RAE (además de añadir como segunda acepción: ‘Exceso o demasía en algunas cosas’).

¿Sabías que originalmente el término ‘lujuria’ nada tenía que ver con el sexo?

Etimológicamente el término proviene del latín ‘luxuria’ cuyo significado original era ‘lujo desmedido’ y ‘derroche excesivo’, pero nada tenía que ver con connotación alguna relacionada con el sexo.

Luxuria provenía de ‘luxus’ (lujo) y de ahí que todo lujo desmedido (sobre todo el de las personas poderosas de la Antigua Roma) fuese calificado de ese modo.

Fue con la llegada del cristianismo a los estamentos gubernamentales romanos (a partir del siglo IV) cuando se modificó el término para referirse a todo tipo de derroche desmedido realizado por los más ricos, comparando estos excesos con los vicios y perversiones sexuales llevadas a cabo por quienes más poder y dinero tenían.

De ahí que se modificara la acepción del vocablo dando lugar el significado de lujuria como ‘desenfreno sexual’ y aquellas personas dadas a la entrega desmedida de los placeres carnales se les comenzó a conocer como ‘lujuriosas’.

 

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

‘Bud sex’, hombres heterosexuales a los que les gusta tener sexo ocasional con otros hombres

Se conoce como ‘Bud sex’ (sexo entre colegas) y se trata de una práctica que se ha puesto muy de moda en los últimos años: hombres heterosexuales (muchos de ellos casados y con hijos) a quienes les gusta, de vez en cuando, tener algún encuentro ocasional con otro hombre para tener sexo.

‘Bud sex’, hombres heterosexuales a los que les gusta tener sexo ocasional con otros hombres

Admiten que jamás podrían enamorarse de sus compañeros de juego sexual pero les divierte y excita el realizar esos esporádicos encuentros. Es todo por puro placer.

Un gran número de hombres han descubierto, a través de la curiosidad que les ha llevado el ver que es una práctica cada vez más extendida, que el sexo con otras personas de su género puede proporcionarles grandes momentos de placer.

Existen múltiples aplicaciones con las que se puede encontrar una pareja ocasional para tener sexo esporádico (las llamadas ‘Bud Sex meetings‘), no se consideran bisexuales y, por tanto, suelen evitar encuentros con una persona homosexual, con el fin de evitar cualquier tipo de vínculo emocional por parte de ésta.

Entre los autodefinidos como ‘Bud Sex’ (también conocidos como ‘heteroflexibles‘) saben que el uno del otro no querrá nada más allá que ese tipo de coito furtivo y una vez terminado cada uno se marchará a su casa para seguir con su vida y rutina diaria.

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

‘Sexo tántrico’, la milenaria práctica oriental donde eyacular es lo menos importante

Cada vez son más las personas que tratan de mantener relaciones sexuales en las que alargar el placer durante mucho más tiempo y retardar la llegada del orgasmo, siendo la eyaculación lo menos importante de todo el proceso.

‘Sexo tántrico’, la milenaria práctica oriental donde eyacular es lo menos importante

Esta práctica se conoce como ‘sexo tántrico’ y proviene de una milenaria filosofía de vida y pensamiento oriental (con alrededor de cuatro mil años de antigüedad) en el que a través del control de la mente y las emociones el placer que se siente es mucho mayor.

Ese control mental de todas las partes del cuerpo proporciona que se focalice en determinadas zonas del mismo el placer, aumentándolo o disminuyéndolo a voluntad de quienes están realizando el amor.

No se le da apenas importancia a la penetración, siendo los besos, masajes y caricias lo que proporcionan todo el placer. El poder gestionar todas esas sensaciones hace que se pueda retardar al máximo la llegada del orgasmo y que incluso, en el caso de los hombres, este venga sin la habitual eyaculación.

Cabe destacar que algunos expertos en sexología advierten de la peligrosidad de retener muy a menudo la eyaculación a través del este método, debido a que en caso de realizarse continuadamente puede provocar que de forma natural no exista un apetito sexual, sino que éste solo se tendrá a voluntad de quien lo practica y, por tanto, la libido disminuida considerablemente además de causar que cuando se quiera eyacular ya no sea posible.

 

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen: picryl

Destripando mitos: ¿Realmente Cleopatra inventó el primer vibrador de la Historia utilizando abejas?

En los últimos años, cada vez que se habla sobre el origen del vibrador (como artilugio de estimulación sexual) suele aparecer referenciada Cleopatra y la coletilla de que fue la inventora del ‘primer vibrador de la Historia’ al haber realizado  una especie de tubo con papiro y en el que introducía varias abejas (a las que se había alterado previamente) y cuyo revoloteo producía una vibración que era utilizada por la reina egipcia para autoproporcionarse placer.

Destripando mitos: ¿Realmente Cleopatra inventó el primer vibrador de la Historia utilizando abejas?

Si realizamos cualquier búsqueda por internet podremos comprobar que la inmensa mayoría de publicaciones que dan la mencionada información no son más que simples ‘copia y pega’ del mismo texto y que ha ido pasando de una web a otra (blogs, foros, redes sociales…) sin preocuparse (casi) nadie de comprobar si lo explicado era verdad o se trata de una leyenda urbana más de las miles que existen.

Sex Story de Philippe BrenotLa mayoría de publicaciones son un simple C&P (copia y pega) tan común, lamentablemente, en internet y muy pocos indican la fuente de dónde han sacado dicha info. Los escasos que sí se dignan a indicarlo señalan como fuente de consulta a un cómic publicado a finales de 2015 por el archiconocido autor francés Philippe Brenot (experto en antropología, psicología y sexualidad) titulado ‘Sex Story’.

El hecho de que un experto como Philippe Brenot introdujese ese dato en su libro hace que la información tenga cierta credibilidad y no se le dude de su veracidad. Pero a veces no todo lo que dice una eminencia en un tema es cierto o correcto (por ejemplo, los médicos que prescriben homeopatía).

La historia sobre Cleopatra como la pionera en la invención de los vibradores resulta curiosa y llamativa para publicarla como titular con grandes letras y como un efectivo ‘clickbait’ (titulares llamativos para atraer lectres a un sitio web) pero el problema viene cuando comienzas a tirar del hilo, con el fin de obtener más información sobre el tema y te encuentras que no existe ni una sola evidencia histórica (o al menos quien escribe este post no ha sabido encontrarla).

The Encyclopedia of Unusual Sex Practices de Brenda LoveGracias a los numerosísimos estudios arqueológicos que se han realizado en el último siglo, hoy en día conocemos infinidad de datos sobre cómo eran y vivían en el Antiguo Egipto, tenemos jeroglíficos descifrados, monumentales pirámides, antiquísimos tesoros e incluso momias de faraones, pero sobre el supuesto vibrador de Cleopatra no hay ni un solo documento antiguo y toda la info anterior que existe al respecto (dejando aparte del mencionado cómic de Philippe Brenot que, posiblemente, se informó de ahí), nos lleva como muy atrás en el tiempo hasta 1992, año en el que se publicó un libro sobre prácticas sexuales inusuales titulado ‘The Encyclopedia of Unusual Sex Practices’ con el que se dio a conocer la escritora, sexóloga y conferenciante de origen checo, Brenda Love.

En la página 316 del mencionado libro de la Dra. Love podemos encontrar la siguiente referencia a la reina egipcia y su famoso vibrador:

[…]Cleopatra is said to have had a small box that could be filled with bees and placed against her genital for a simulation similar to that of vibrators[…]
(Se dice que Cleopatra tenía una pequeña caja que podría llenarse de abejas y colocarse contra su genitales para una simulación similar a la de los vibradores).

Es curiosos comprobar cómo la única referencia en todo el libro simplemente es un ‘Se dice que Cleopatra’, por lo que Brenda Love basó su info para indicar esta curiosidad en una suposición o comentario que llegó a ella, muy posiblemente, a través de una de esas leyendas urbanas que se van compartiendo de boca a boca. En el resto del libro no hay ni una sola referencia más sobre el tema.

También hay que destacar que entre la publicación del libro ‘The Encyclopedia of Unusual Sex Practices’, en el que no se indicaba de qué material estaba hecho el mencionado vibrador y la aparición del cómic ‘Sex  Story’ de Philippe Brenot  (que indica que el artilugio era de papiro) hay algunas publicaciones en internet (algunas nada fiables) que señalan que el vibrador estaba hecho con una pequeña y alargada calabaza hueca a la que le habían metido dentro unas cuantas abejas.

Todo lo demás son simples C&P sin aportar ni un solo dato sobre hallazgo arqueológico alguno que hiciese referencia al supuesto estimulador sexual de Cleopatra y no existe información contrastada y fiable que vaya más atrás de la publicación del libro de Brenda Love en 1992.

También es sorprendente comprobar que disponemos de hallazgos y evidencias arqueológicas que nos muestran cómo nuestros antepasados, hace miles de años durante la prehistoria, utilizaron piedras con formas fálicas (algunos historiadores indican que para estimularse sexualmente y otros que eran ‘bastones de mando’) y con el vibrador de la reina de Egipto (que fue hace poco más de dos mil años y tenemos numerosa info de la época) las únicas referencias que existen son un cómic de hace poco más de tres años y un libro de hace dos décadas.

Cabe destacar que la figura de Cleopatra, a lo largo de la Historia, ha estado continuamente criticada, siendo señalada como depravada sexual y ninfómana en multitud de documentos y libros. Los primeros en criticarla y escribir sobre el carácter libidinoso de la egipcia fueron, entre otros, los autores romanos Virgilio y Horacio, muy afines a Augusto (el gran enemigo de Cleopatra). Por tal motivo no les importó exagerar sobre la personalidad de ésta.

También son numerosos los escritos que se realizaron durante la Edad Media en los que, sin evidencia alguna, se hablaba de la personalidad libertina de Cleopatra, sobre cómo mantenía relaciones sexuales en un mismo día con un centenar de soldados o de los esclavos sexuales que tenía a su disposición…

Para finalizar, debo añadir que para la realización de este post he invertido varias semanas de búsqueda, lectura de infinidad de libros y artículos y que, además, he tratado de contactar (por varios medios) con Brenda Love y Philippe Brenot, con el fin de que me aportasen algo de luz sobre la cuestión (además de enlaces a fuentes fiables donde consultar la información que facilitaban en sus respectivos libros), pero no he recibido (a día de hoy) respuesta alguna por parte de ambos.

Y vosotros qué creéis ¿realmente Cleopatra inventó el primer vibrador de la Historia utilizando abejas o se trata de una leyenda urbana?

 

 

Te puede interesar leer también: Histeria femenina, el furor uterino que antiguamente ‘se curaba’ con un vibrador

 

 

Fuentes de consulta: Sex Story de Philippe Brenot / The Encyclopedia of Unusual Sex Practices de Brenda Love / notionsdhistoire / racontemoilhistoire / mistakinghistories / reddit / hystera
Fuente de las imágenes: pixabay / Sex Story de Philippe Brenot / The Encyclopedia of Unusual Sex Practices de Brenda Love

La curiosa y enorme atracción de Lord Byron por el vello púbico

George Gordon Byron, célebremente conocido como Lord Byron, fue uno de los poetas ingleses más famosos del siglo XIX y su vida no estuvo exenta de escándalos y, sobre todo, excentricidades.

La curiosa y enorme atracción de Lord Byron por el vello púbico

Sobre él se cuentan numerosas anécdotas, siendo una de ellas la que indica que durante su estancia como cicisbeo en Venecia mantuvo relaciones sexuales con alrededor de doscientas mujeres (muchas de ellas cortesanas) y a las que, tras hacer el amor, les cortaba un mechón del vello púbico el cual guardaba en sobres individuales; apareciendo, en cada uno de ellos, anotado el nombre de la dama a quien pertenecía.

Parece ser que tras  el fallecimiento de Byron en 1824 (a los 36 años de edad), esta curiosa colección fue a parar a la oficina de su editor John Murray y allí se quedó guardada durante un siglo y medio, hasta 1980, año en el que los sobres conteniendo el vello púbico desaparecieron y nunca más se supo.

Muchos son los expertos que afirman que se trata de una leyenda urbana y que, realmente, dicha colección jamás existió, pero, a lo largo de todo ese tiempo, cuantiosas fueron las referencias a la excéntrica colección de Lord Byron.

Cabe señalar que esta curiosa afición y atracción por el vello púbico se conoce como ‘pubefilia’ y numerosos son los fetichistas que se dedican a coleccionarlo, existiendo un lucrativo negocio de compra y venta del mismo.

Como nota curiosa cabe señalar la colección de vello púbico que aparece en la genial película de Luis García Berlanga ‘La escopeta nacional’ propiedad del tronchante Marqués de Leguineche (personaje interpretado magistralmente por el actor y aristócrata Luis Escobar).

 

Te puede interesar leer también:

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

Trece años de curiosidades con el blog ‘Ya está el listo que todo lo sabe’

Parece que fue ayer, pero ya ha pasado la friolera de trece años (menos mal que no soy triscaidecafobico) desde que la tarde del 24 de enero de 2006 me senté frente a mi viejo ordenador de sobremesa y abrí una cuenta en la desaparecida plataforma de blogs ‘La Coctelera’ (en aquella época era más común llamarlos ‘bitácoras’), con la intención de crear una página en la que ir publicando todas aquellas curiosidades que coleccionaba desde mis tiempos de estudiante y que estaban acumulando polvo en unas cajas del trastero.

Trece años de curiosidades con el blog ‘Ya está el listo que todo lo sabe’

Trece años en los que he ganado algún que otro premio, mi blog se ha convertido en uno de los más referenciados y mejor posicionados de los buscadores y en los que se ha superado de largo la cifra de 50 millones de visitantes únicos,  que han llegado hasta él desde cualquier lugar del planeta.

Trece años de curiosidades con el blog ‘Ya está el listo que todo lo sabe’

El primer post que vio la luz en el blog fue sobre la famosa expresión ‘Darle margaritas a los cerdos’ (tal y como podéis ver en la imagen adjunta, que corresponde a una captura de pantalla de esa entrada).

Mi vida ha cambiado enormemente en todo este tiempo y gracias a este blog dejé mi profesión como administrativo y pasé a dedicarme profesionalmente a la divulgación, escribir libros, colaborar con innumerables medios e incluso ser conferenciante. Si quieres conocer cómo ha sido la historia desde que creé el blog hasta convertirme en divulgador te recomiendo leer esta entrada que publiqué, tal día como hoy de 2017, en una página que se abrió como homenaje a La Coctelera y en la que nos juntamos unos cuantos de los pioneros de aquella plataforma: https://lanostalgicacoctelera.wordpress.com/2017/01/25/gracias-la-coctelera-contigo-empezo-todo/

Y como todo post homenaje por un “cumpleblog” que se precie, a continuación podréis encontrar cuál ha sido el post más leído de cada año entre 2006 y 2018:

 

Sígueme en mis redes sociales:
Twitter: @yelqtls https://twitter.com/yelqtls
Instagram: @yaestaellistoquetodolosabe2  –https://www.instagram.com/yaestaellistoquetodolosabe2/
LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/alfred-l%C3%B3pez-07075618/
Facebook: https://www.facebook.com/Yaestaellisto

¿Cuál es el origen de la expresión ‘No me he comido un colín’?

A través del perfil en Instagram de este blog (@yaestaellistoquetodolosabe2) José Verdú me envía un mensaje donde me consulta sobre el origen y motivo de utilizar la expresión ‘No se ha comido un colín’ (y también en su forma en primera persona) para indicar que no se ha ligado o no se ha conseguido ir a más (besarse, tener relaciones sexuales) cuando se ha conocido a alguien.

¿Cuál es el origen de la expresión ‘No me he comido un colín’?

Han pasado ya tres décadas desde que el grupo Mecano cantó e hizo enormemente popular la canción ‘La fuerza del destino’ (en cuyo videoclip aparece una jovencísima Penélope Cruz, con 15 años de edad, en los inicios de su exitosa carrera).

Esta canción, cuya letra trata de un par de amigos que conocen a unas chicas y cómo se desarrolla la relación hasta convertirse en sentimental, (tenéis el vídeo al pie del post) tiene un párrafo en el que dice:

[…]Aquella noche fue un desastre
No me comí un colín
Éstas son sólo un par de estrechas
Nos fuimos a dormir[…]

A pesar de que la expresión ‘comerse un colín’, en referencia a conseguir llegar más allá en una relación, ya era de uso común entre muchos jóvenes de la época y desde hacía varias décadas, gracias a la canción consiguió una enorme popularidad que todavía perdura a día de hoy.

Pero ¿qué es un colín y por qué se utiliza como sinónimo de tener éxito a la hora de ligar con alguien?

Pues bien, un colín es un tipo de barrita de pan crujiente y alargado, muy similar a lo que hoy en día es conocido en algunos lugares como ‘picos’ o ‘grisines’ y que sirve para acompañar comidas o aperitivos.

¿Cuál es el origen de la expresión ‘No me he comido un colín’?Pero para ser exactos el colín es de un tamaño mayor (mide aproximadamente unos 20 centímetros e incluso más) y tiempo atrás era muy típico encontrárselo en infinidad de restaurantes o casas de comidas donde lo servían en la mesa gratuitamente a modo de aperitivo (e incluso ¿quién no recuerda ir a una panadería de pequeños y que nos regalasen uno de esos bastones de pan?).

Y es que en sus orígenes, la expresión ‘no comerse un colín’ no tenía que ver con el hecho de conseguir ligar o llegar a más (tener sexo o lo que comúnmente se llama ‘darse el lote’) sino con comerse algunos de esos bastoncillos de pan sin tener que pagarlos.

Muchas eran las personas con escasos recursos que acudían a alguno de esos establecimientos y aprovechaban para comerse los colines -antes de ser atendidos- que por gentileza del local había sobre la mesa, y posteriormente marcharse sin consumir nada del menú ni la carta. Pero claro, no todos conseguían dicho propósito, ya que los empleados de los restaurantes solían reconocer anticipadamente las intenciones de algunos de esos falsos clientes/comensales, impidiéndoles el paso al local o retirando de la mesa el recipiente con los colines.

El hecho de que una persona dijese que no se había comido un colín se convirtió en sinónimo de fracaso en un propósito, el cual se presuponía una empresa relativamente fácil. Con los años se extrapoló también a las relaciones personales a la hora de conquistar a alguien y conseguir (o no) un propósito carnal.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Fuente de las imágenes: sanfranannie (Flickr) / pixabay

Cuando se siente placer por rasgar las vestiduras

La expresión ‘rasgarse las vestiduras’ tiene un doble sentido, por un lado se utiliza para señalar un malestar e indignación y por el otro significa literalmente romper la ropa. Y es que hay una parafilia llamada ‘clastomanía’ que consiste en esto último.

Cuando se siente placer por rasgar las vestiduras

Muchas son las veces en las que hemos podido ver a través de la ficción literaria o cinematográfica como una pareja empiezan a hacer el amor apasionadamente y se van rasgando la ropa, rompiéndola en mil pedazos, con tal de acabar desnudos más rápidamente.

La clastomanía consiste en eso, pero la excitación no está en llegar al momento de la culminación estando desnudos, sino que se centra en el acto en sí de ir quitando la ropa de forma agresiva y resquebrajándola.

A pesar de lo brusco que pueda parecer, en la mayoría de ocasiones no interviene la violencia o dolor físico.

Dicha práctica proporciona placer al clastomaníaco no solo al romper la ropa de su pareja sexual, sino al ver cómo le arrancan y destrozan también la suya.

 

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de las imágenes: maxpixel

Cuando solo te excita una parte concreta de tu pareja

Se conoce como ‘parcialismo’ y se caracteriza en que la persona que lo practica tan solo siente placer centrando su atención en una parte concreta de su pareja, ya sean los pechos, la manos, los genitales, la espalda, pies, boca, oreja, rodillas…

Parcialismo, cuando solo te excita una parte concreta de tu pareja

Durante la relación sexual necesita estar en contacto con esa parte que tanto le atrae y excita y para llegar al clímax total debe acariciarlo, besarlo, lamerlo o simplemente tocarlo, siendo la condición imprescindible para conseguir un placentero orgasmo.

No está calificado como una de las parafilias más perjudiciales, pero, según donde se encuentre ese punto que erotiza tanto, puede llegar a ser bastante complicado el mantener una relación sexual plena y satisfactoria.

 

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

Cuando ver a alguien fumando seduce y erotiza

Para algunas personas no hay nada más erotizante que ver a alguien fumar, dar caladas a un cigarrillo (o puro) y soltar unas bocanadas de humo de forma sensual.

Cuando ver a alguien fumando seduce y erotiza

Este deseo tiene un nombre: ‘capnolagnia’, un tipo de fetichismo que no llega a ser una parafilia de riesgo (evidentemente, sin tener en cuenta el riesgo que supone para la salud el fumar).

Aunque este fetiche sexual puede tenerlo una persona de cualquier género, durante mucho tiempo se ha asociado hacia la mujer fumadora y la sensualidad que su acto desprendía, aunque cabe destacar que es común encontrarlo también entre colectivos homosexuales.

Los terapeutas en sexo y psicólogos tratan de dar respuesta a sobre por qué puede atraer tanto a algunas personas ver a alguien fumar. Algunos señalan que puede provenir de la infancia de esos individuos, cuando observaban fumar a los adultos que los rodeaban y pueda haber en ello algún tipo de complejo de ‘Edipo’ o ‘Electra’ (hijos o hijas que sienten cierta atracción hacia uno de sus progenitores).

Otra de las posibles causas de la atracción hacia las personas fumadoras (y en este caso de mujeres que fuman) puede estar en que antiguamente estaba socialmente mal visto el tabaco entre la población femenina y que se vinculaba a ambientes libertinos (fiestas privadas, burdeles, cabarets…).

Las campañas antitabaco de los últimos años y el hecho de considerarse el hábito de fumar como algo mal visto e insalubre también propicia que algunos individuos sientan una irrefrenable atracción por personas que se saltan esas normas o realizan un acto que empieza a convertirse en tabú en según qué lugares.

 

Otros posts que te puede interesar leer:

 

Lee también en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen: pixabay