Entradas etiquetadas como ‘divulgación sexual’

Clítoris, una de las partes de la anatomía más desconocidas e ignoradas

Alrededor del clítoris existen más mitos que verdades y numerosas son las publicaciones que se comparten a través de las redes en las que se introducen una gran cantidad de datos erróneos sobre ese pequeño gran órgano que es (y ha sido, a lo largo de buena parte de la Historia) una de las partes de la anatomía más desconocidas e ignoradas.

Clítoris, una de las partes de la anatomía más desconocidas e ignoradas

En realidad el clítoris es el órgano más sensible del cuerpo humano debido a que cuenta con alrededor de ocho mil terminaciones nerviosas (las fibras nerviosas del pene están entre las cuatro mil y las seis mil).

El clítoris está considerado como un órgano pequeño, debido a que tan solo se puede observar de él su punta que asoma sobre el orificio vaginal. Pero en realidad este ‘botón del placer’ (como a algunas personas les gusta llamarlo) es solo la punta del iceberg de un miembro mucho mayor que se esconde y extiende por el interior de los labios mayores.

La parte que asoma es conocida como glande (sí, en efecto, el mismo término utilizado para llamar a la parte superior del pene masculino). De ese glande del clítoris sale por cada lado un cuerpo cavernoso llamado ‘pilar del clítoris’ y que rodean la vulva sobre los bulbos vestibulares (en forma de horquilla).

En total ese pequeño órgano, del que solo se le ve la punta, mide alrededor de cinco centímetros por su interior. Al ser de tejido eréctil, cuando está excitado y en erección puede llegar a asomar varios centímetros.

Cabe destacar que la función única y principal del clítoris es proporcionar placer a la mujer y que, dependiendo de su distancia del orificio vaginal, puede ser determinante para alcanzar con mayor o menor dificultad el orgasmo.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen: Alfred López

¿De dónde surge llamar ‘felación’ al sexo oral realizado a un hombre?

Se conoce como ‘felación’ al sexo oral que se realiza a un pene y que puede incluir la introducción (total o parcial) del miembro en la boca y la estimulación con ésta, teniendo un destacado protagonismo la lengua. Suele incluir el lamido de los testículos.

¿De dónde surge llamar ‘felación’ al sexo oral realizado a un hombre?

El término proviene del vocablo en latín moderno (hablado durante la Edad Media) ‘fellatio’ y a su vez éste del latín clásico ‘fellāre’, cuyo significado literal era ‘mamar’.

Algunas personas utilizan los cultismos ‘felar’ o ‘fellatio’ para referirse en español al sexo oral masculino, pero cabe destacar que ambos vocablos no están recogidos por el diccionario de la RAE.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

 

Fuente de la imagen: Disco “Erotica” de Madonna (1992) vía “El blog de Lilih Blue”

‘Flatofilia’, cuando los olores desagradables provocan excitación sexual a algunas personas

De sobras conocido es que un determinado perfume puede llegar a provocar, en el momento de percibirlo, cierta excitación y un deseo, casi irrefrenable, de mantener una relación sexual con la persona que desprende dicho aroma. Esta es una de las muchísimas formas que tenemos los humanos para excitarnos, teniendo también en cuenta que el olor corporal es un factor importante y determinante a la hora que conquistar a una posible pareja.

‘Flatofilia’, cuando los olores desagradables provocan excitación sexual a algunas personas

Pero no solo los olores agradables pueden causar deseo y excitación, ya que existe una conocida como ‘flatofilia’ (también llamada ‘eproctofilia’ o ‘pedorastia’) y que consiste en sentir una gran fogosidad y disfrute sexual al oler las ventosidades (flatulencias, pedos) ya sean propios, de la pareja e incluso de otras personas, pudiendo llegar al orgasmo tras aspirarlos.

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen: barneymoss (Flickr)

‘Pegging’, el cambio de roles durante la relación sexual

Entre los muchos juegos y fantasías sexuales que una pareja heterosexual puede llevar a cabo se encuentra el ‘pegging’, el cual consiste en el cambio de roles durante la relación y en el que el hombre adopta un papel pasivo y es la mujer quien lleva a cabo la acción, penetrando analmente a su pareja mediante un dildo (consolador) que lleva colocado en un arnés.

‘Pegging’, el cambio de roles durante la relación sexual

Según los expertos y sexólogos, a través del pegging muchas parejas encuentran una nueva fuente de satisfacción; ella a raíz del papel dominante y él por el placer que siente a través de la estimulación anal.

El término pegging fue acuñado en 2001 a través de la exitosa columna web ‘Savage Love’ del periodista y escritor estadounidense Dan Savage, quien propuso a los lectores encontrar un término adecuado a esta práctica, ya que hasta aquel momento recibía el nombre de ‘BOBing’, extraído de la serie de películas sobre educación sexual de 1998 ‘Bend Over Boyfriend’ –Novio que se dobla- creados por la sexóloga Carol Queen y su colega Robert Morgan Lawrence.

 

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

¿De dónde surge llamar ‘sodomita’ a quienes practican el sexo anal?

Durante largo tiempo uno de los modos en el que eran nombrados los homosexuales era con el término ‘sodomita’, un vocablo que se utilizó sobre todo durante la Edad Media y que específicamente era para referirse a aquellos hombres que practicaban el coito anal entre ellos.

¿De dónde surge llamar ‘sodomita’ a quienes practican el sexo anal?

Este término estaba sacado de la Biblia, donde en el Génesis se relata la historia de Sodoma y Gomorra, dos poblaciones situadas en el Valle de Sidim (junto al Mar Muerto) y que, según las Sagradas Escrituras, fueron destruidas por una lluvia de azufre y fuego enviada por Dios, quien quiso castigar a sus habitantes de su vida libertina y lujuriosa y en donde era costumbre practicar el sexo anal, considerado como una de las peores perversiones carnales.

Fue a partir del Medievo cuando comenzó a utilizarse el vocablo ‘sodomita’ para señalar a los hombres que realizaban el coito anal y el término ‘sodomía’ a la práctica en sí.

Cabe destacar que, así como el nombre de la población de Sodoma ha quedado como sinónimo de homosexualidad o la práctica sexual anal, el de Gomorra es frecuentemente utilizado para referirse a actos de violencia (célebre es la serie de televisión, basada en la novela homónima de Roberto Saviano, sobre el mundo del tráfico de droga y la camorra napolitana).

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

 

Fuente de la imagen: timevanson (Flickr)

El placentero ‘beso de Singapur’ (en el que no se utiliza la boca)

El placentero ‘beso de Singapur’ (en el que no se utiliza la boca)

También conocido como ‘Pompoir’, el beso de Singapur se trata de una milenaria práctica sexual asiática que consiste en la introducción del pene en la vagina y los músculos circunvaginales contraerse y relajarse con intención de masajear el miembro introducido.

También es practicado en las relaciones con penetración anal, siendo los músculos pubocoxígeos los que realizan el mencionado masajeo.

El conseguir dominar esta técnica requiere varios años de entrenamiento e incluso puede facilitar su destreza el entrenar introduciéndose unas bolas chinas, las cuales se deben ir moviendo con los mencionados músculos.

Según los expertos en sexo tántrico, el beso de Singapur es una disciplina que ayuda a aumentar la intensidad del coito, así como alargar su duración.

 

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

¿De dónde proviene llamar ‘cunnilingus’ al sexo oral realizado en los genitales de una mujer?

Así como para el sexo oral realizado a un hombre existen diversos términos con el que se conoce (felación, francés o mamada si usamos un lenguaje más soez…) en el caso del que se practica a una mujer está mucho más limitado existiendo un término con el que generalmente nos referimos a ello: ‘cunnilingus’.

¿De dónde proviene llamar ‘cunnilingus’ al sexo oral realizado en los genitales de una mujer?

Cunnilingus proviene del latín y está formado por dos partes, el vocablo ‘cunnus’ (que significa ‘vulva’)  y el verbo ‘lingĕre’ (cuyo significado es ‘lamer’) y por tanto la traducción literal sería ‘que lame la vulva’.

Cabe destacar que, erróneamente, hay quien le da un significado distinto al término cunnilingus señalando que proviene de ‘conejo’ (en latín ‘cunicŭlus’) y ‘lengua’, que en latín se escribía ‘lingua’, pero nada tiene que ver.

 

 

Quizá te puede interesar comprobar cuáles son tus conocimientos sobre sexualidad en el curioso trivial: ¿Cuánto sabes de SEXO?

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

La curiosa y tradicional festividad que pasea penes gigantes por las calles de Japón

Varios han sido los ejemplos que te he explicado en este blog sobre la afición que siente el pueblo japonés hacia todo lo relacionado con el sexo, siendo uno de los más populares el dedicado al pene que se realiza prácticamente en todos los rincones del país a lo largo de diferentes días del año.

La curiosa y tradicional festividad que pasea penes gigantes por las calles de Japón

Muchos y muy diversos son los festivales que se llevan a cabo en el que se rinde culto fálico a través de procesiones en las que varios hombres pasean por las calles un pene de madera de grandes dimensiones (los más comunes miden dos metros y medio de largo por unos sesenta centímetros de diámetro, con un peso que oscila entre 250 y 300 kilos).

Una de esas muchas festividades es la que tiene lugar a punto de llegar la primavera y cuya intención es proporcionar prosperidad y fertilidad (tanto a las personas como a la naturaleza). La sesentena de penitentes que cargan el gran pene, conocidos como ‘Yaku-Otoko’ (厄男), tienen todos ellos, curiosamente, 42 años de edad.

Y es que, en la cultura japonesa, es precisamente esa edad en la que se determina que comienza la decadencia de los hombres y por tanto es declarado como el año del infortunio.

Los Yaku-Otoko, que literalmente significa ‘hombre en el año del infortunio’, realizan una serie de actos para purificarse y, a partir de ese nefasto año 42 de vida, poder tener una próspera y vigorosa vida futura.

Tres son las edades del infortunio para los hombres nipones: los 25, 42 y 61 siendo conocidos esos tres momentos críticos de la edad de un varón como Yaku-doshi (o Yakudoshi 厄年) y de las tres los 42 años están considerados como la peor etapa del hombre, que además representa la central.

De todas las celebraciones que se realizan por este motivo, la que tiene lugar en Komaki (población al norte de Nagoya) conocida como ‘Hōnen Matsuri’, es la más popular y concurrida, celebrándose cada 15 de marzo desde hace, aproximadamente, 1.500 años.

 

 

 

Te puede interesar leer también:

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons
Fuente de consulta: flapyinjapan / David Esteban / komaki / farstrider / japan-experience

¿Por qué el pene humano no tiene ningún hueso?

El pene humano está formado principalmente por tejido eréctil (dos cuerpos cavernosos y uno esponjoso), venas y arterias, pero carece de ningún tipo de hueso, por pequeño que sea. Sin embargo la gran mayoría de animales (salvo algunas excepciones) sí que lo poseen y es conocido como ‘báculo’.

¿Por qué el pene humano no tiene ningún hueso?

Según los expertos la ausencia del báculo (también llamado ‘hueso peneano’) en el miembro viril del hombre puede ser debido a la evolución y selección natural que las mujeres de nuestros ancestros realizaban.

Hace miles de años las hembras buscaban entre la manada de machos aquellos que las podían fecundar, además de proteger y procurarles cuidado y alimento. Parece ser que la erección era un signo de salud y vigorosidad, por lo que a través de la evolución fue despareciendo el huesecillo que procuraba que el miembro se mantuviera erecto por sí solo. De este modo la propia naturaleza del ser humano fue la que demostraba si un hombre estaba en buenas facultades físicas (y también psíquicas, ya que una disfunción eréctil podía ser tomada como una evidencia de trastornos neurológicos) para cumplir su función de aparearla.

 

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el mundo del sexo

 

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

 

Fuentes de la imagen: Wikimedia commons

Anafrodisia: cuando (casi) nunca apetece tener relaciones sexuales

Hasta no hace demasiado tiempo se utilizaba el término ‘frígida’ (muy a menudo despectivamente y de manera desafortunada) para referirse a las mujeres con inapetencia sexual y que, las pocas veces que lo practicaban, no sentían el más mínimo placer.

Anafrodisia: cuando, casi, nunca apetece tener relaciones sexuales

Incluso antiguos, y totalmente erróneos, estudios de principios del siglo XX llegaron a señalar que el 80% de las mujeres padecían de frigidez.

Hoy en día, afortunadamente hemos avanzado mucho y se conocen muchas de las causas por las que hubo un tiempo con tanta inapetencia sexual femenina y en la mayoría de casos el responsable principal era el hombre, quien no sabía proporcionar el placer que su mujer necesitaba, debido a que antiguamente el coito estaba concebido para dos únicas funciones: concebir hijos y proporcionar placer al varón.

En la actualidad los expertos intentan huir de términos tan rotundos y arcaicos como, el ya mencionado, frigidez y se intenta utilizar otros que no dañen, sobre todo, la autoestima de quién parece este tipo de disfunción: anafrodisia.

Numerosos estudios realizados en los últimos años muestran cómo la apatía hacia mantener relaciones sexuales ha aumentado considerablemente en la última década, habiendo un gran número de personas (tanto hombres como mujeres) que se declaran abiertamente como inapetentes hacia el sexo o, al menos, al sexo en pareja, prefiriendo recurrir a la masturbación como método de alivio o de descarga sexual.

Los expertos apuntan que gran parte de responsabilidad de este aumento se debe al control que sobre sus vidas está teniendo las redes sociales e internet en general. Para muchas personas el sexo en pareja ya no tiene sentido, pudiendo disfrutarlo (cuando les apetece) visitando una web de contenido pornográfico.

También apuntan los expertos que algunas de las personas afectadas por la anafrodisia pueden haber sufrido algún tipo de agresión o abuso sexual durante su vida, algo que podría haber provocado ese rechazo hacia el sexo.

Cabe destacar que hay quien ha querido bautizar este inhibido deseo sexual con el neologismo ‘anorexia sexual’, un término que no hace demasiada gracia a la mayoría de los expertos y que aconsejan no utilizar.

 

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el mundo del sexo

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen: Tina Franklin (Flickr)