Entradas etiquetadas como ‘divulgación sexual’

Cuando bostezar puede provocarte tener un orgasmo espontáneo

No solo practicando sexo en pareja, masturbándose e incluso haciendo ejercicio se puede alcanzar un orgasmo. A veces, y de manera involuntaria, podemos encontrarnos que algo que nada tiene que ver con la sexualidad pueda provocarnos un placentero estado, por ejemplo un bostezo. Para ello existe el término ‘yawngasm’ acuñado por los anglosajones y que hace referencia al placentero y orgásmico momento de bostezar.

Cuando bostezar puede provocarte tener un orgasmo espontáneo

Y es que son muchos los expertos que apuntan que bostezar es uno de los mayores placeres fisiológicos que existen y que cualquier persona puede llegar a experimentar.

El problema (o no) viene cuando a raíz de un bostezo se activa alguna zona de nuestro cerebro vinculada al placer y acaba provocándonos un orgasmo espontáneo. Es algo difícil y poco frecuente que ocurra, aunque se han dado casos aislados (no suelen ser repetitivos en un mismo individuo).

Curiosamente algunas personas lo llegaron a experimentar, hace unos años, mientras estaban medicándose contra la depresión…

A mediados del siglo XX varios fueron los fármacos antidepresivos que salieron al mercado, siendo uno de los más populares la ‘clomipramina’, la cual se detectó que, en la década de 1980, un cinco por ciento de los pacientes en tratamiento y a los que se les había recetado dicho medicamento, admitieron haber experimentado un orgasmo espontaneo en el momento exacto de haber bostezado.

Pero también cabe destacar que ese mismo fármaco causaba a un número mayor de pacientes varones (alrededor del 20 %) unos efectos secundarios nada deseables: disfunción eréctil. Todo parece indicar que, ante tales resultados, los responsables de los laboratorios Geigy, que producían la clomipramina, decidieron cambiar parte de la composición. Lo que no se conoce es si a partir de aquel momento algún paciente volvió a tener un orgasmo mientras bostezaba.

 

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el mundo del sexo

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen: chillmimi (Flickr)

¿Sabías que practicar ciertos deportes puede provocar un orgasmo?

Se conoce como ‘abdorgasmo’ y hace referencia a la capacidad que tienen algunas personas (sobre todo mujeres) de llegar al orgasmo a través del deporte, sin necesidad de ningún tipo de estimulación o rozamiento de la parte genital.

¿Sabías que practicar ciertos deportes puede provocar un orgasmo?

Numerosas son las personas que han asegurado haber conseguido llegar al clímax durante una sesión de ejercicio, siendo el momento de las abdominales uno en el que mayor placer han alcanzado y que da nombre a este curioso fenómeno.

Aunque el término abdorgasmo es un neologismo acuñado no hace demasiado tiempo, en realidad sus efectos son conocidos desde hace siete décadas, cuando el célebre sexólogo estadounidense, Alfred C. Kinsey, estudió el tema y publicó sus conclusiones sobre el ‘coregasm’ (modo en el que es conocido este fenómeno fisiológico en inglés) en 1953.

Unas conclusiones que pasaron prácticamente desapercibidas y a las que no se les hizo demasiado caso en aquel momento hasta que, ya entrados en el siglo XXI y con el reciente furor deportivo de muchísimas personas, se fue filtrando y conociendo casos de individuos, mayoritariamente mujeres, que durante sus sesiones de ejercicio conseguían llegar el orgasmo espontáneamente y sin haberlo buscado.

Además de las mencionadas abdominales, otro ejercicio que, según un estudio de la Universidad de Indiana, es propicio para alcanzar el clímax es el spinning.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuentes de consulta: sciencecodex / Indiana University / science20 / ‘Sexual Behavior in the Human Female’ Alfred C. Kinsey (Google Books)
Fuente de la imagen: Wikimedia commons

La controvertida moda del ‘sexo unicornio’

Al hablar de ‘sexo unicornio’ no me estoy refiriendo a tener una práctica sexual con este animal mitológico (que, evidentemente, no existe) sino a una nueva moda de trio sexual muy común últimamente entre parejas heterosexuales que incorporan a la relación a una mujer bisexual con la que mantienen placenteros encuentros.

La controvertida moda del ‘sexo unicornio’

Se trata únicamente de sexo e intercambiar momentos de placer, por lo que se estipulan una serie de normas que, de ser incumplidas, hace que el trio se rompa. Una de esas reglas es la no implicación sentimental de la llamada ‘chica unicornio’ con ninguno de los integrantes de la pareja (y a la inversa). No existe ningún trato comercial, por lo que no hay retribución económica alguna (sí que se puede ir a cenar, de viaje o hacer salidas pagando alguno de los miembros, evidentemente).

La chica unicornio no puede mantener relaciones con ninguno de los miembros de la pareja por separado (tan solo cuando están los tres juntos) ni debe interferir en la vida sentimental en común de éstos.

Pero el sexo unicornio no deja de estar rodeado de cierta controversia, debido a que desde sectores feministas lo señalan como un acto machista, pues es muy raro ver que se den este tipo de relaciones a tres con un hombre unicornio (se dan casos, pero en una proporción de 1/25).

Según indican los expertos, el término unicornio para este tipo de prácticas proviene de las pocas mujeres bisexuales que hay dispuestas a formar parte de un trio junto a una pareja sin recibir compensación económica a cambio, estar dispuestas a seguir las reglas que se le impongan y dedicarse a satisfacer los deseos sexuales de los dos miembros de la pareja.

 

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen:  Wikimedia commons

Teabagging, la variante de sexo oral que se centra en los testículos

Dentro del sexo oral y sus muchas formas de hacerlo hay una variante que es realizada a los hombres y que consiste en centrar toda la atención en los testículos.

El término con el que se conoce esta práctica es ‘teabagging’ y vendría a traducirse como ‘embolsado de té’, debido a que la bolsa escrotal es introducida por completo dentro de la boca, como si de una bolsita de infusión se tratara, con movimientos ascendentes y descendentes.

Teabagging, la variante de sexo oral que se centra en los testículos

Mientras entra y sale de la cavidad bucal, con la lengua se va lamiendo y masajeando, incluso succionando, algo que para algunos hombres no es del todo placentero debido a que, dependiendo de la fuerza de succión, puede llegar a ser doloroso (por la gran cantidad de terminaciones nerviosas –nociceptores– que hay en la zona escrotal).

Pero el hecho de que haya tantísimas terminaciones nerviosas también convierte esa estimulación oral en muy placentera, incluso en algunos casos mucho mayor que realizando la felación directamente en el pene.

 

Te puede interesar leer:

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen: pixnio

¿Desde cuándo se usa el término ‘sexualidad’ como sinónimo de relación carnal?

El uso de los diferentes términos derivados de la palabra sexo, como puede ser ‘sexualidad’ (como referencia al contacto o relación carnal), no comenzó a utilizarse hasta finales del siglo XIX, debido a que originalmente el vocablo tan solo se utilizaba para diferenciar el género de las personas, tal y como te explico en el post sobre el origen etimológico del término ‘sexo’.

¿Desde cuándo se usa el término ‘sexualidad’ como sinónimo de relación carnal?

De ahí que un gran número de palabras que hoy en día utilizamos y que llevan acopladas un prefijo al vocablo sexualidad (bisexualidad, heterosexualidad, homosexualidad, transexualidad…) surgieron ya entrados en el siglo XX.

Según indican un gran número de etimólogos, no fue hasta 1929 cuando a sexualidad se le dio por primera vez, la connotación y significado de ‘relación carnal’ (relación sexual) y se señala al escritor inglés D. H. Lawrence como el primero en hacerlo (de hecho el término aparece citado en varios de sus escritos, los cuales motivaron que fuese señalado con frecuencia como ‘pornógrafo’).

Para encontrar la primera mención en lengua española que se hace en el diccionario al término sexo, como significado de genitales, debemos acudir al Diccionario de la RAE de 1984 en el que lo describían como ‘Órganos sexuales’. En la lengua inglesa ya se hacía referencia a ello medio siglo antes (en 1938).

 

 

Lee en este blog otros posts que te pueden interesar:

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen:  pexels

¿Sabías que originalmente el término ‘libido’ nada tenía que ver con el sexo?

Días atrás os explicaba el curioso origen no sexual del término ‘lujuria’ y hoy os traigo otro vocablo muy relacionado actualmente con la sexualidad y con el que ocurrió algo muy similar. Se trata de la palabra ‘libido’, descrito en los diccionarios como ‘deseo o impulso sexual’ y que, originalmente, nada tenía que ver con el sexo.

¿Sabías que originalmente el término ‘libido’ nada tenía que ver con el sexo?

Fue a finales del siglo XIX y a través de Sigmund Freud cuando tomó esa mueva acepción. El padre del psicoanálisis vio en la palabra libido (la cual provenía de un vocablo latino homónimo y que quería decir ‘deseo desmesurado hacia algo’) el término ideal para etiquetar a aquellas personas que, a través de un desorden psicológico, tenían un desenfrenado deseo sexual, el cual era la raíz de otros problemas de conducta.

Freud utilizó ese antiguo vocablo proveniente del latín como referencia a la conducta libidinosa de los antiguos gobernantes romanos, propensos a los excesos de todo tipo.

De ahí que con el tiempo, tanto el término libidinoso como lujurioso se hayan convertido en sinónimos y en los diccionarios una entrada conduzca a la otra (y viceversa).

 

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo
Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

Cefalea coital, cuando tener sexo te provoca dolor de cabeza

Innumerables son los estudios científicos que indican los beneficios que tiene para la salud el practicar sexo: es comparado con una sesión de gimnasio (dependiendo de la intensidad y duración, evidentemente), se queman calorías e incluso se liberan endorfinas (unos neurotransmisores opiáceos que nos proporcionan un estado de bienestar y buen rollo).

Cefalea coital, cuando tener sexo te da dolor de cabeza

Pero así como se han descrito una gran cantidad de bondades relacionadas a la práctica sexual también hay personas para las que les resulta un lastre, debido a que no les sienta bien y evitan a toda costa mantener relaciones.

Dolor vaginal en el momento de la penetración, sangrado, falta de lubricación, dolor testicular, anal, escozor… son solo unos pocos de los malestares que puede presentar cualquier persona en el momento de tener sexo.

Incluso el decir que se tiene dolor de cabeza es sobradamente conocido como excusa perfecta para escaquearse del coito cuando la pareja lo pide.

Y aunque la excusa de la jaqueca está excesivamente utilizada (sin tener en cuenta la incalculable cantidad de chistes que se hacen alrededor de ella) cabe destacar que existe una patología llamada ‘cefalea coital’ que provoca unos molestos dolores de cabeza a quienes la padecen justo en el momento anterior al orgasmo o durante el mismo.

Y es que el hecho de que aparezca antes, durante o después de llegar al clímax puede ser lo que determine la gravedad y posibles consecuencias de dicha cefalea coital.

Suele afectar tan solo a un uno por ciento de la población, siendo mayoritariamente los hombres quienes la padecen. Si el dolor de cabeza es pre-orgásmico no hay que preocuparse demasiado de ello. Las molestias duran unos cuantos minutos y desaparecen tal y como han llegado.

El problema se encuentra en cuando esa cefalea hace acto de presencia en el momento de estar en pleno clímax orgásmico, lo cual podría ser (si es algo recurrente y ha ocurrido en más de una ocasión) debido a algún tipo de hemorragia cerebral, por lo que es muy aconsejable visitar a un médico para que realice la exploración pertinente y pueda descartar cualquier problema de salud que podría ir a peor.

 

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

 

Fuente de la imagen: mislav-marohnic (Flickr)

¿Sabías que originalmente el término ‘lujuria’ nada tenía que ver con el sexo?

Se conoce como lujuria al ‘deseo excesivo del placer sexual’, tal y como lo describe el diccionario de la RAE (además de añadir como segunda acepción: ‘Exceso o demasía en algunas cosas’).

¿Sabías que originalmente el término ‘lujuria’ nada tenía que ver con el sexo?

Etimológicamente el término proviene del latín ‘luxuria’ cuyo significado original era ‘lujo desmedido’ y ‘derroche excesivo’, pero nada tenía que ver con connotación alguna relacionada con el sexo.

Luxuria provenía de ‘luxus’ (lujo) y de ahí que todo lujo desmedido (sobre todo el de las personas poderosas de la Antigua Roma) fuese calificado de ese modo.

Fue con la llegada del cristianismo a los estamentos gubernamentales romanos (a partir del siglo IV) cuando se modificó el término para referirse a todo tipo de derroche desmedido realizado por los más ricos, comparando estos excesos con los vicios y perversiones sexuales llevadas a cabo por quienes más poder y dinero tenían.

De ahí que se modificara la acepción del vocablo dando lugar el significado de lujuria como ‘desenfreno sexual’ y aquellas personas dadas a la entrega desmedida de los placeres carnales se les comenzó a conocer como ‘lujuriosas’.

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

‘Bud sex’, hombres heterosexuales a los que les gusta tener sexo ocasional con otros hombres

Se conoce como ‘Bud sex’ (sexo entre colegas) y se trata de una práctica que se ha puesto muy de moda en los últimos años: hombres heterosexuales (muchos de ellos casados y con hijos) a quienes les gusta, de vez en cuando, tener algún encuentro ocasional con otro hombre para tener sexo.

‘Bud sex’, hombres heterosexuales a los que les gusta tener sexo ocasional con otros hombres

Admiten que jamás podrían enamorarse de sus compañeros de juego sexual pero les divierte y excita el realizar esos esporádicos encuentros. Es todo por puro placer.

Un gran número de hombres han descubierto, a través de la curiosidad que les ha llevado el ver que es una práctica cada vez más extendida, que el sexo con otras personas de su género puede proporcionarles grandes momentos de placer.

Existen múltiples aplicaciones con las que se puede encontrar una pareja ocasional para tener sexo esporádico (las llamadas ‘Bud Sex meetings‘), no se consideran bisexuales y, por tanto, suelen evitar encuentros con una persona homosexual, con el fin de evitar cualquier tipo de vínculo emocional por parte de ésta.

Entre los autodefinidos como ‘Bud Sex’ (también conocidos como ‘heteroflexibles‘) saben que el uno del otro no querrá nada más allá que ese tipo de coito furtivo y una vez terminado cada uno se marchará a su casa para seguir con su vida y rutina diaria.

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

‘Sexo tántrico’, la milenaria práctica oriental donde eyacular es lo menos importante

Cada vez son más las personas que tratan de mantener relaciones sexuales en las que alargar el placer durante mucho más tiempo y retardar la llegada del orgasmo, siendo la eyaculación lo menos importante de todo el proceso.

‘Sexo tántrico’, la milenaria práctica oriental donde eyacular es lo menos importante

Esta práctica se conoce como ‘sexo tántrico’ y proviene de una milenaria filosofía de vida y pensamiento oriental (con alrededor de cuatro mil años de antigüedad) en el que a través del control de la mente y las emociones el placer que se siente es mucho mayor.

Ese control mental de todas las partes del cuerpo proporciona que se focalice en determinadas zonas del mismo el placer, aumentándolo o disminuyéndolo a voluntad de quienes están realizando el amor.

No se le da apenas importancia a la penetración, siendo los besos, masajes y caricias lo que proporcionan todo el placer. El poder gestionar todas esas sensaciones hace que se pueda retardar al máximo la llegada del orgasmo y que incluso, en el caso de los hombres, este venga sin la habitual eyaculación.

Cabe destacar que algunos expertos en sexología advierten de la peligrosidad de retener muy a menudo la eyaculación a través del este método, debido a que en caso de realizarse continuadamente puede provocar que de forma natural no exista un apetito sexual, sino que éste solo se tendrá a voluntad de quien lo practica y, por tanto, la libido disminuida considerablemente además de causar que cuando se quiera eyacular ya no sea posible.

 

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen: picryl