Archivo de la categoría ‘Miscelanea de Curiosidades’

El origen del término ‘rechinar’

Se conoce como ‘rechinar’ a la acción o sonido causado por el roce entre dos piezas (por ejemplo los dientes) y que produce un chirrido comúnmente desagradable.

El origen del término ‘rechinar’

Su etimología proviene de unir el prefijo ‘re’ (que en este caso se utiliza para denotar la reproducción o imitación del objeto designado o de alguna de sus propiedades) y el vocablo ‘china’ (en referencia a una piedra pequeña), siendo el significado literal de rechinar: ‘sonar como las chinas’, en clara alusión al sonido que se produce al rozarse entre sí las piedrecillas cuando son pisadas.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: needpix

El curioso origen del término ‘calma’

Se conoce como ‘calma’ a un estado o momento de quietud, paz y sosiego, pero, curiosamente, este término deriva etimológicamente de algo que nada tenía que ver con su actual definición: el calor sofocante o bochorno que hace en los días de verano.

El curioso origen del término ‘calma’

El vocablo llegó al castellano (está documentado hacia mediados del siglo XIII) desde el latín ‘cauma’ y a este desde el griego ‘kaûma’ (καῦμα) cuyo significado era ‘quemadura’ y/o ‘que está quemando’ (tras la unión de ‘kaio’,  quemar, y el sufijo ‘-ma’, utilizado para indicar el resultado de una acción).

Lo curioso es que el término ‘calma’ nos llegó a través de la náutica, como clara referencia a aquellos días de calor en los que el mar estaba tranquilo a causa de la falta de viento. Ese estado de tranquilidad fue lo que hizo que dicho vocablo acabase siendo utilizado como sinónimo de tranquilidad, paz, quietud, reposo, sosiego, placidez o apacibilidad. De ahí nace también expresiones tan comunes como ‘estar el mar en calma’ o ‘calma chicha’ (esta última, según el Diccionario de la RAE, significa: ‘Especialmente en la mar, completa quietud del aire’).

Como nota curiosa, indicar que aquellos remedios medicinales (ungüentos, pomadas…) que servían para apaciguar y rebajar el dolor que se sentía tras una quemadura, recibieron el nombre de ‘calmante’.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Fuente de la imagen: maxpixel

El curioso e histórico origen del término ‘hecatombe’

Se conoce como ‘hecatombe’ a una catástrofe, desgracia, calamidad o desastre de grandes dimensiones, pero, originalmente, el sentido con el que se utilizaba dicho vocablo era muy diferente.

El curioso e histórico origen del término ‘hecatombe’

En la Antigua Grecia, tras la llegada del solsticio de verano (hoy en día se situaría entre finales de junio y principios de julio) se realizaba unas fastuosas ceremonias en honor de Apolo y Atenea (dos de las principales deidades de la mitología griega). Dentro de los múltiples homenajes que se les hacía sobresalía un ritual conocido como ‘hekatómbē’ y en el que se llevaba a cabo el sacrificio de un centenar de bueyes, como forma de expiación de todos los males, culpas y desdichas que se había estado padeciendo a lo largo del año, tanto a nivel colectivo como individual (algo muy similar a lo realizado por el pueblo judío con la tradición del ‘chivo expiatorio’).

De ahí que a lo largo de todo un mes fueran múltiples y numerosos los sacrificios de reses que se realizaban, ya fuese por personas particulares o clanes familiares (o de intereses en común).

De ahí que a aquel periodo de tiempo (de un mes de duración), en el que se realizaba los mencionados sacrificios, durante el periodo en el que se homenajeaba a las deidades de Apolo y Atenea, acabase siendo denominado con el nombre de ‘hecatombeón’.

Y es que el significado del término ‘hekatómbē’ era literalmente ‘sacrificio de cien bueyes’ (aunque también se le dio la acepción ‘sacrificio de cien reses vacunas’).

Con el paso del tiempo, al hecho de tener que ofrendar a los dioses a ese elevado número de bueyes fue adquiriendo la connotación de catástrofe, ya que no todo el mundo podía permitirse perder esa gran cantidad de animales y el tenerlos que sacrificar les suponía una importante pérdida económica que acababa convirtiéndose en una auténtica desgracia de grandes dimensiones.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Fuente de la imagen: maxpixel

Cinco tonalidades de colores que llevan el nombre o apellido de un personaje

La paleta de colores es enorme y numerosísimas las diferentes tonalidades que hay de cada uno de ellos. Para distinguirlos es habitual que se utilice una distintivo o apodo que suele acompañar y muchas son las ocasiones en que estos provienen  del nombre o apellido de alguna persona.

Cinco tonalidades de colores que llevan el nombre o apellido de un personaje

En esta ocasión os voy a explicar la historia de cinco de ellos:

 

  • Azul Klein

Azul Klein 

Se trata de un azul intenso que debe su nombre al artista francés, nacido en Niza en 1928, Yves Klein. En 1957, después de una larga trayectoria de pintura monocromática con otros colores, empezó su época azul utilizando el azul ultramarino como protagonista. Tres años después patentó una formula a partir de este color y así nació el International Klein Blue (IKB). Su pigmento base es el azul ultramar, basado en la roca lapislázuli, al cual se le añade el aglutinante Rhodopas M, que permite mantener la intensidad electrizante del pigmento.

 

  • Rojo Tiziano

Barbie Tiziano- Rojo TizianoSe trata de un rojo con una tonalidad de marrón anaranjado y cuyo pigmento utilizó, el artista del renacimiento, Tiziano Vecellio en sus obras a la hora de pintar el cabello de las mujeres pelirrojas, tan a menudo representadas es sus pinturas.

Como nota curiosa, indicar que en la década de 1960 salió al mercado un modelo de la muñeca Barbie que tenía el cabello pelirrojo y que fue popularmente conocida como ‘Barbie Tiziano’.

 

  • Verde Hooker

Verde Hooker

Con este apelativo podemos encontrar dos tonalidades de color verde diferentes y ambas se las debemos al botánico británico William Hooker (1779–1832), quien creó dichos pigmentos para poder pintar las hojas que dibujaba en sus ilustraciones con su verdadero color y tonalidad.

 

  • Malva de Perkin

Malva de PerkinEn 1856, siendo todavía un estudiante de química de 18 años, el inglés William Henry Perkin descubrió de forma casual un nuevo pigmento de tonalidad púrpura. El tinte fue patentado inicialmente con el nombre de ‘púrpura de anilina’, pero con los años (y tras convertirse en un célebre químico) dicho color recibió el apellido de su descubridor (Perkin Mauve).

 

  • Azul Alicia

Azul Alicia

Corresponde a una tonalidad de azul celeste con un ligero toque grisáceo y recibe tal denominación por parte de la prensa estadounidense en relación a Alice Roosevelt Longworth. Esta era la primogénita de Theodore Roosevelt, vigesimosexto presidente de los Estados Unidos, y solía lucir, bastante a menudo, vestidos confeccionados con tela de ese color, motivo por el que los periodistas no tardaron en acuñarlo como ‘Blue Alice’ (Azul Alicia).

 

 

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

 

Fuentes de las imágenes: pexelsAlfred López (Musée d’art moderne et d’art contemporain de Niza) / romitagirl67 (Flickr) / Wikimedia commons / georgetowner / National Museum of American History

Síndrome de Susac, la posible causa por la que Goya se volvió sordo y se le agrió el carácter

El ‘Síndrome de Susac‘ es una rara enfermedad del sistema inmunológico, cuyas causas se desconocen y que destaca por la progresiva pérdida de audición, vista, problemas de equilibrio y un deterioro de la función cerebral.

Síndrome de Susac, la posible causa por la que Goya se volvió sordo y se le agrió el carácter

Un estudio, por parte de la investigadora Ronna Hertzano (Universidad de Maryland,  Baltimore)  apunta que, muy posiblemente, Francisco de Goya padeció el mencionado síndrome de Susac, motivo por el cual se quedó sordo y, sobre todo, explicaría por qué se le agrió el carácter y acabó pintando (en su retiro madrileño de ‘la Quinta del Sordo’) una serie de murales conocidos como ‘Pinturas negras’.

Como nota curiosa, cabe destacar que la finca ‘la Quinta del sordo’ ya se llamaba de ese modo cuando fue adquirida por Goya en 1819, debido a la coincidente sordera del anterior propietario. Durante mucho tiempo, la mayoría de historiadores y expertos apuntaron a que la sordera del genial pintor era producto de una intoxicación al estar continuamente expuesto al plomo y mercurio con el que producía algunos pigmentos que eran utilizados en sus cuadros.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

 

Fuente de consulta: sciencedirect
Fuente de la imagen: Wikimedia commons

El histórico origen de la expresión ‘salir con los pies por delante’

Se utiliza la expresión ‘salir con los pies por delante’ para indicar que alguien ha fallecido o puede ocurrirle el deceso.

El histórico origen de la expresión ‘salir con los pies por delante’

A pesar de que al pronunciarla pueda dar a entender que se está hablando de un modo desenfadado o informal de la muerte, en realidad es todo lo contrario, debido a que dicha locución es antiquísima y ya era utilizada por nuestros antepasados varios siglos atrás con la intención de señalar de que un difunto, tras ser velado y en el momento de conducirlo hacia su último adiós (ya fuese enterrado o incinerado) era encaminado correctamente.

La tradición marcaba que, cuando alguien fallecía, debía ser colocado durante el tiempo que durase el velatorio de modo a que sus pies estuviesen mirando hacia la puerta de salida. En esa posición debía salir el cortejo fúnebre (con los pies del difunto por delante) y conducirlo hacia el lugar donde se le daría el definitivo adiós.

Se tenía la creencia (superstición) que el llevarlo de ese modo facilitaría al espíritu del finado a poder ver el camino que lo conducía a su destino definitivo (el más allá). Sin embargo, de ser llevado del revés (con la cabeza por delante) vería el camino que dejaba atrás y su alma podría regresar para llevarse consigo a otro miembro de la familia.

Cabe destacar que, en la actualidad, los cortejos fúnebres siguen realizándose en esa misma posición de llevar el féretro colocado del modo que los pies vayan por delante. También la práctica totalidad de tanatorios tiene  dispuestas sus salas de vela del modo en el que los pies del fallecido miran hacia la puerta de salida.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuente de la imagen:  s2ublack (Flickr)

El curioso e histórico origen de la expresión ‘poner en un brete’

Se utiliza la expresión ‘poner en un brete’ (y también en la forma ‘estar en un brete’) para indicar una situación de aprieto en la que un individuo no puede evadirse o recursos para sortear una dificultad.

El curioso e histórico origen de la expresión ‘poner en un brete’

La locución hace referencia al ‘brete’, el cual consistía en una especie de cepo de madera que en la antigüedad se le colocaba en los pies a un reo con la intención de que éste no pueda escapar.

El brete fue muy utilizado durante la Edad Media y formaba parte de los diferentes utensilios de tortura utilizados, tanto por las autoridades como por la Inquisición, para inmovilizar a un preso con la intención de sonsacarle una confesión mientras se ejercía algún tipo de castigo sobre éste.

También eran habituales los bretes en las plazas de cualquier población, en donde se colocaba al preso a modo de escarnio público. Algunos de esos cepos no solo mantenían agarrado por los pies al reo, sino también por el cuello y/o muñecas. El hecho de estar aprisionados e inmovilizados y no tener escapatoria alguna, fue lo que dio origen y sentido a la expresión.

Cabe destacar que, con el tiempo, se utilizó el término brete (el cual llegó al castellano desde el occitano ‘bret’ y a éste desde el alemán antiguo ‘brett’, cuyo significado era ‘tabla’) para denominar así al pasadizo (generalmente hecho de tablas) que existe en los mataderos por el que debe pasar el ganado que va a ser sacrificado.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

Cinco curiosidades sobre el fútbol que quizá te gustaría conocer

Cinco curiosidades sobre el fútbol que quizá te gustaría conocer

1) A mediados del siglo XIX comenzó a hacerse popular en muchas escuelas privadas de Gran Bretaña jugar al fútbol (balompié),  una variante del rugby mucho más sofisticado y menos agresivo que se consideró como un deporte de caballeros. En 1848 se reunieron en el Trinity College de Cambridge representantes de varias escuelas y trataron de hacer un reglamento que recogiese una serie de normas básicas para el ejercicio de ese deporte. Allí nació el conocido como reglamento de Cambridge. Pero no fue hasta 1863, más concretamente en la mañana del 26 de octubre en una taberna de Londres llamada Freemason’s, cuando se realizó una reunión en la que se creó la Asociación de Fútbol (FA) donde estaban representantes de todas las asociaciones que practicaban dicho deporte y todos juntos se dispusieron a redactar el primer reglamento de fútbol. De esa primera reunión salieron las catorce primeras reglas.

2) La mayor goleada de la Historia en un partido oficial de fútbol tuvo lugar en la liga de Madagascar y fue un contundente resultado de 149-0. Fue el 31 de octubre de 2002, día que se disputó el partido que enfrentaba a los equipos AS Adema  y SO l’Emyrne en la sexta ronda del playoff final del THB Champions League (Campeonato de Fútbol nacional de Madagascar). Dos días antes (en la quinta ronda) el SO l’Emyrne, que aspiraba al título, había perdido toda posibilidad de ello tras serle pitado en contra, a punto de terminar el partido, un penalti totalmente injusto (en el partido que disputaba contra el DSA Antananarivo que no se jugaba nada), provocando que el encuentro acabase en empate a dos, el cual beneficiaba los intereses del AS Adema con quien se debía enfrentar en la última ronda. Por tal motivo y a modo de protesta, los jugadores del Emyrne decidieron autogolearse durante los 90 minutos que duró el partido, marcándose en su propia portería un total de 149 goles.

3) Hasta 1928 los jugadores de fútbol no llevaban en sus camisetas ningún dorsal que los identificase (ni nombre ni número). Fue a partir de ese año cuando a Herbert Chapman, entrenador del Arsenal y uno de los grandes teóricos del fútbol, se le ocurrió que éstos podrían ir numerados con el fin de ser identificados mucho mejor, ya no solo por los espectadores sino por los encargados de retransmitir los partidos a través de la radio (solo hacía un año que la BBC había empezado a retransmitir los partidos de la liga inglesa). Inicialmente, el modo de numerar con un dorsal, era del siguiente modo: el equipo anfitrión portaba las camisetas numeradas del 1 al 11 y el visitante llevaba la numeración del 12 al 22. No fue hasta una década después, en la temporada 1939/40, cuando la Federación Inglesa de Fútbol aprobó de forma oficial numerar todos los dorsales de las camisetas de todos los equipos que disputaban la liga inglesa. De ahí se fue extendiendo a otras ligas y deportes.

4) No fue hasta el Mundial de Fútbol de México 1970 cuando se adoptó, por primera vez, el uso de las tarjetas rojas y amarillas por parte de los árbitros. El creador de este método de amonestar a los jugadores fue Ken Aston, un árbitro inglés retirado quien tuvo la idea yendo conduciendo por Londres cuatro años antes. Tras parar su automóvil en un semáforo y ver las luces del disco se le ocurrió que una manera fácil de que, tanto el jugador como el público asistente al partido, se diera cuenta que se le estaba amonestando era enseñándole una cartulina de color. Amarillo: precaución, mandar calmar. Rojo: peligro, expulsión. Hasta aquel momento, en los partidos de fútbol, los jugadores eran amonestados o advertidos verbalmente por el árbitro. Esto provocaba que en muchas ocasiones el público asistente no se enterada de ello. Hacía poco que Aston había asistido a un partido de cuartos de final del Mundial de Fútbol de Inglaterra de 1966 disputado en el estadio de Wembley y que enfrentó a la selección anfitriona de Inglaterra frente a la Argentina. En dicho encuentro el árbitro amonestó a varios jugadores verbalmente pero el público presente no se enteró, lo que provocó una importante polémica de la que se hizo eco la prensa. El método ideado por Ken Aston para amonestar a los jugadores haría visible para todos las amonestaciones arbitrales y solucionaría definitivamente el problema.

5) Fue en 1890 cuando se introdujo el castigo de los penaltis para sancionar el juego sucio que había en los partidos por parte de ciertos jugadores. El ideólogo fue William McCrum, un empresario irlandés propietario del Milford Football Club (un modesto conjunto local, en el Condado de Armagh). Dentro del equipo ocupaba la plaza de guardameta  y en cierta ocasión, harto de la creciente violencia que cada vez más ejercían algunos jugadores, decidió introducir un tiro libre como castigo a una acción violenta durante el juego. Por aquel entonces el fútbol estaba considerado como un deporte de caballeros, pero hasta éste habían llegado jugadores procedentes del rugby, portando consigo algunas toscas costumbres. Con el fin de poner freno a la brusquedad se le ocurrió dicho castigo, el cual fue propuesto a la federación irlandesa que dio el visto bueno, está la pasó a la federación inglesa, que también la acogió con buen grado y en la temporada 1891-92 ya fue oficializado.

 

También puedes visionar esta curiosidad publicada en mi canal de Youtube https://www.youtube.com/c/AlfredLopez
Te invito a visitarlo, suscribirte, darle a ‘me gusta’ y compartir en tus redes sociales.

 

Te puede interesar leer también:

 

Fuente de la imagen: pxhere

Cinco curiosidades sobre los libros que quizá te gustaría conocer

Cinco curiosidades sobre los libros que quizá te gustaría conocer

1) Un libro, para ser considerado como tal, debe ser una publicación impresa no periódica y tener un mínimo de 49 páginas (sin contar las cubiertas). Si tiene entre 5 y 48 páginas, entonces es considerado como un folleto. Tal y como se estipuló en la 13ª Conferencia General de la UNESCO celebrada en París en 1964.

2) La lignina es una sustancia química natural que está presente en las hojas de los libros. Es altamente oxidante, siendo la causante de que las hojas de los libros, con el paso del tiempo, acaben volviéndose amarillas y desprendan un olor (nada desagradable) tan característico de los libros antiguos.

3) La novela ‘Vida en el Misisipi’ de Mark Twain, publicada en 1883, está considerado como el primer libro presentado por un autor a su editor escrito íntegramente en una máquina de escribir (y no manuscrito).

4) El concepto ‘Best seller’, para considerar un libro como un éxito editorial siendo el más vendido, fue popularizado a partir de 1942 por el diario The New York Times, cuando el 9 de abril de aquel año publicó un suplemento el que figuraban los títulos que consideraba más importantes. Este suplemento fue llamado ‘The New York Times Best Seller List’ y poco tardaron las editoriales en incorporar, a modo de márquetin, el indicativo ‘Best seller’ en las portadas de sus libros más vendidos (incluso antes de salir a la venta).

5) El concepto de ‘libro de bolsillo’ fue ideado por Allen Lane, quien trabajaba como director de la editorial The Bodley Head y era editor de la escritora Agatha Christie. En 1935 fue a visitarla en tren a Greenway, donde  la ‘reina del crimen’ tenía una casa de verano y para el viaje quiso llevar algo ligero de leer, pero todos los libros que encontró en la estación eran voluminosos, caros e incómodos de llevar, por lo que a su vuelta se puso a trabajar en una edición de libros que fuesen de tamaño reducido, de bajo coste y que cupiesen en cualquier bolsillo. De este modo fue como nació el sello editorial ‘Penguin Books’.

 

También puedes visionar esta curiosidad publicada en mi canal de Youtube https://www.youtube.com/c/AlfredLopez
Te invito a visitarlo, suscribirte, darle a ‘me gusta’ y compartir en tus redes sociales.

 

Te puede interesar leer también:

 

 

 

Fuente de la imagen: picryl

La curiosa y lógica razón por la que las bandejas de sushi llevan unas tiras de plástico verde que imitan el césped

Si eres de los que te gusta comprar sushi para llevar, te habrás fijado que entre las diferentes piezas de nigiri, maki, california roll o sashimi (además del wasabi y gari), hay unas llamativas tiras de color verde (normalmente de plástico) que están recortadas en forma de césped.

La curiosa y lógica razón por la que las bandejas de sushi llevan unas tiras de plástico verde que imitan la hierva

Esas tiras se llaman ‘baran’ (también ‘haran’) y el propósito por el que se colocan ahí es para evitar que el aroma de los diferentes componentes/piezas se mezcle y así el consumidor poder disfrutar del sabor.

Originalmente esas tiras de baran no estaban hechas de plástico (como es habitual encontrarlas actualmente) sino que se utilizaban hojas de plantas, sobre todo de bambú.

Pero no solo el conservar intactos los aromas y sabores sin mezclarse era su función, también la de preservar el producto, debido a que dichas hojas tenían propiedades antimicrobianas que evitaban la aparición de bacterias y ayudaba a retrasar la fecha de caducidad del sushi.

Cabe destacar que la mayoría de tiras de baran realizadas con plástico que ponen en los restaurantes son antibacterianas.

El hecho de que tengan esa peculiar forma de hierba es debido al ‘sasagiri’, una antiquísima técnica de decorar las hojas de bambú, dándole diferentes formas para ornamentar y decorar los platos de la cocina japonesa. El corte en forma de césped era el más fácil y común.

Fue a partir de la década de 1960 cuando empezó a utilizarse los baran de plástico, coincidiendo con la popularización de la gastronomía asiática en occidente, debido a que no era posible encontrar hojas de bambú fácilmente en cualquier sitio y de esa forma se abarataban costes.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

 

 

Fuente de consulta: nytimes / mentalfloss / sushischool / saveur / hoarderrehab
Fuente de la imagen: Wikimedia commons