Archivo de la categoría ‘Curiosidades Religiosas’

¿De dónde surge decir ‘nombre de pila’?

A raíz del post «La curiosa razón por la que Froilán y otros miembros de la Familia Real llevan en su nombre la coletilla ‘de Todos los Santos’» me ha dejado un comentario la usuaria #RaquelCuriosa en el que me pregunta qué significa y de dónde surge decir ‘nombre de pila’ a nuestro nombre usual.

¿De dónde surge decir ‘nombre de pila’?

Se conoce como ‘nombre de pila’ a la denominación formal y legal con la que somos conocidos y que figura en los documentos oficiales.

La coletilla ‘de pila’ hace referencia al nombre que recibió una persona en la pila bautismal, o sea, el nombre que le pusieron en el momento de bautizar. Evidentemente, muchas personas no son bautizadas, pero antiguamente en aquellos países católicos (como era el caso de España) era de obligado cumplimiento realizar el sacramento bautismal para poder ser registrado en los estamentos oficiales (y para obtener permisos en infinidad de asuntos en el que la institución eclesiástica era la que realmente tenía poder).

Tiempo atrás la mayoría de personas se conocían y llamaban entre sí por algún mote (sobre todo familiar o de un clan al que pertenecían) y habitual era ir a realizar una gestión (por ejemplo al ayuntamiento) y cuando se le preguntaba cómo se llamaba contestase diciendo el apodo, por lo que el funcionario le indicaba que le dijese el ‘nombre de pila’, o sea, el que figuraba en los documentos oficiales y que había recibido en la pila bautismal.

Se hizo tan habitual esa coletilla de solicitar el nombre real que la coletilla ‘de pila’ quedó asociada indefinidamente a ‘nombre’, cuando se hacía referencia a la identificación por la que era conocida alguna persona.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

La curiosa razón por la que Froilán y otros miembros de la Familia Real llevan en su nombre la coletilla ‘de Todos los Santos’

En 1998, tras dar a luz la infanta Elena a su primogénito, llamó la atención la coletilla que había añadido al nombre del recién nacido, quien fue bautizado como ‘Felipe Juan Froilán de Todos los Santos de Marichalar y Borbón’.

La curiosa razón por la que Froilán y otros miembros de la Familia Real llevan en su nombre la coletilla ‘de Todos los Santos’

Pero ese ‘de Todos los Santos’ que tanto sorprendió no era ni es algo inusual entre los miembros de la Casa Real española, siendo muy común que la mayoría de sus miembros lo lleven incorporado.

De hecho, el nombre completo del actual rey de España es Felipe Juan Pablo Alfonso de Todos los Santos de Borbón y Grecia, incluso la propia hermana del mencionado Froilán se llama ‘Victoria Federica de Todos los Santos’, así como sus primos hermanos Juan Valentín, Pablo Nicolás, Miguel e Irene (hijos de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarín) también llevan acoplado el ‘de Todos los Santos’ en su onomástica.

Y es que tal y como marcaba la tradición cristiana, era muy común desde hace varios siglos añadir al nombre de pila de cualquier neonato un par de nombres más, que solían ser de algún santo, santa o de la propia virgen María (de quienes los progenitores eran devotos e incluso porque era el que coincidía con el día del nacimiento). Esto, según la creencia, le proporcionaría protección por parte de dichos santos a lo largo de su vida.

Esta es la razón por la que a muchas personas (sobre todo de generaciones más adultas) además del nombre de pila en el DNI les aparece dos nombres más en documentos como la partida de bautismo (aunque no necesariamente sea así en la del registro civil o en el libro de familia). No todo el mundo lo ha hecho y numerosos son quienes simplemente se les ponía un solo nombre o uno compuesto (por ejemplo José María, María Dolores, Francisco Javier, Eva María…). Curiosamente, el hecho de añadir al nombre compuesto el ‘María’ se pretendía otorgar una protección de ‘mayor rango’: el de la propia Virgen María.

Pero para los miembros de las casas reales se les tenía reservado un estatus especial, por el cual se les concedía el beneplácito de incorporar a esos varios nombres (normalmente se les ponía el de los abuelos o miembros insignes de la familia) el mencionado ‘de Todos los Santos’, con el fin de que estuviesen bajo el amparo y protección de absolutamente todo el santoral católico.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuente de la imagen: Archivo 20minutos.es

¿De dónde surge la expresión ‘Quedarse para vestir santos’?

A través de mi perfil @curiosisimo en la red social TikTok, me preguntan de dónde surge la expresión ‘Quedarse para vestir santos’ a las personas solteras.

¿De dónde surge la expresión ‘Quedarse para vestir santos’?

Hoy en día está prácticamente en desuso pero hasta hace unas décadas era muy común que se les dijera a las mujeres solteras que se iban a quedar para vestir santos cuando estas llegaban a cierta edad sin haber encontrado novio ni contraído matrimonio.

Y es que antiguamente, aquellas mujeres que no tenían pareja ni labores domésticas que realizar (como el cuidado y tención de un esposo e hijos) solían ocupar su tiempo libre en acudir a la iglesia, donde ayudaban al mantenimiento del lugar, limpiando, ordenando y arreglando las figuras de los santos, cristos y vírgenes (sobre todo en vísperas de alguna procesión o romería en la que los vestían o cambiaban el manto que correspondía a dicha celebración).

Estas tareas era algo común también entre mujeres viudas, por lo que se relacionó el hecho de estar sola y sin personas al cargo, con la edad madura y el hecho de realizar tareas para la iglesia (como la de vestir santos).

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Cuál es el origen del término ‘carisma’?

Se utiliza el término ‘carisma’ para hacer referencia al encanto, don o atracción especial que poseen determinadas personas, una cualidad que suele aplicarse a cierto tipo de individuos (líder carismático, cantante carismática…).

¿Cuál es el origen del término ‘carisma’?

Originalmente este vocablo llego al castellano en la forma ‘charisma’ y así fue recogido por primera vez en el Diccionario de Autoridades de 1729, dándole la acepción: ‘Mercéd, dón, dádiva graciosa, y liberál. Es voz Griega de Charis, que se interpreta gracia, y la ch se pronuncia como K’.

En la siguiente edición del diccionario (en 1780) ya no aparecía la forma charisma y a carisma se le daba el significado de ‘En la mística se llama así el don gratuito que concede Dios con abundancia á alguna criatura’.

Y es que originalmente este término provenía de mundo eclesiástico (o al menos fue ampliamente utilizado y popularizado por los evangelizadores) y con él hacían referencia a ese don o gracia divina que Dios concedía a algunas personas (pero en el más estricto sentido religioso de la palabra).

En la edición actual del diccionario de la RAE se le da las acepciones: ‘Especial capacidad de algunas personas para atraer o fascinar’ y ‘Don gratuito que Dios concede a algunas personas en beneficio de la comunidad’.

 

 

Lee y descubre el curioso origen, historia y etimología de infinidad de palabras y palabros

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

Algunos datos sobre el capirote usado por los penitentes durante las procesiones de Semana Santa

Dentro de la iconografía relacionada con la Semana Santa hay un elemento característico que no puede faltar en ninguna de las procesiones que se celebran durante esta festividad religiosa: el capirote.

Algunos datos sobre el capirote usado por los penitentes durante las procesiones de Semana Santa

Se trata de un cucurucho de cartón o rejilla cubierto de tela y que llevan puesto los penitentes, nazarenos o cofrades (quienes suelen ir vestidos con una túnica a juego). La tela que cubre el capirote (llamada capuchón) y que cubre hasta los hombros, tiene un par de agujeros por los que solo deja al descubierto los ojos, evitando así que se le vea el rostro de quien lo porta y guardándose de ese modo su identidad.

Esto es así debido a que, originalmente, muchos de los participantes en una procesión de Semana Santa deseaban permanecer en el anonimato (sobre todo en localidades pequeñas en las que todo el mundo se conoce).

Siglos atrás, muchos fueron los presos, condenados por algún delito, que eran obligados a participar en las procesiones religiosas, portando un capirote y en el cual iban inscritos los delitos que había cometido cada uno.

Muchos son los expertos que apuntan que ese fue el origen de llevar el capirote durante las procesiones de Semana Santa.

Etimológicamente el término ‘capirote’ proviene de ‘capirón’ y este del latín ‘cappero’, cuyo significado es ‘prenda que cubre la cabeza’.

 

 

Te puede interesar leer también el post: ¿Cuál es el origen de la expresión ‘ser un tonto de capirote’?

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

El curioso origen del término ‘desayuno’

Conocemos como desayuno a la primera comida del día que se ingiere (normalmente recién levantados por la mañana) y que, tal y como indica el diccionario de la RAE, el término proviene de ‘desayunar’, vocablo compuesto por el prefijo latino ‘des-‘ (quitar, separar, negación) y el verbo ‘ayunar’ (abstenerse de ingerir algún alimento), por lo que su significado literal sería ‘deshacer el ayuno’.

El curioso origen del término ‘desayuno’

Y es que el acto de desayunar rompe con el ayuno que se ha realizado durante la noche (desde que se tomó la cena o último alimento del día anterior).

Cada época y cultura ha tenido una costumbre diferente respecto a ese primer alimento del día, encontrándonos que muchas eran las civilizaciones en las que no se ingería ninguna comida hasta bien entrada la mañana y otras en las que se hacía nada más despertarse, con el fin de coger energía para la jornada de trabajo.

Curiosamente, durante la Edad Media, en los países con una mayor presencia del catolicismo, no era una costumbre bien vista el hecho de desayunar, debido a que, según la tradición religiosa, no se debía ingerir alimento alguno hasta haber acudido a la primera misa del día.

Incluso podemos encontrar algunos escritos medievales (entre ellos del religioso italiano Tomás de Aquino) en los que se indicaba que el ingerir algún alimento, antes de los oficios diurnos (conocidos como ‘laudes’), era considerado como un pecado (concretamente lo relacionaban con la ‘gula’, el quinto de los denominados ‘Siete pecados capitales’) ya que se estaba comiendo sin haber realizado ninguna actividad importante.

Eso sí, se permitían a ciertos grupos de la sociedad a saltarse el ayuno matinal (o sea, a desayunar) y estos eran las personas enfermas, ancianos, mujeres embarazadas, niños pequeños y aquellos trabajadores que, por su empleo, necesitaban un aporte de energía por las mañanas.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Sabías que Filipinas es el lugar del planeta donde más tiempo dura el periodo navideño?

Estamos acostumbrados a que el periodo navideño se inicie hacia principios de diciembre con el periodo de Adviento (aunque algunos lugares ya empiezan a colocar y encender el alumbrado a finales de noviembre) y que termine (dependiendo del sitio) entre la jornada siguiente al día de Reyes o, alargándolo mucho, hasta el 2 de febrero, festividad de la Candelaria.

Esto vendría a ser una duración de entre un mes y medio y poco más de dos meses.

¿Sabías que Filipinas es el lugar del planeta donde más tiempo dura el periodo navideño?

Pero hay un lugar en el que la temporada de Navidad es donde  más tiempo dura de todo el planeta: Filipinas. Y no es que en este archipiélago del sudeste asiático le hayan añadido un par de días más a las fiestas sino que su periodo navideño es de nada menos que cinco meses.

El periodo navideño filipino se inicia en septiembre, mes en el que ya se comienza a colocar los adornos, luces y empiezan a sonar algunos villancicos por los altavoces. Pero también se da inicio a todo el proceso religioso que dicha festividad conlleva.

Un 80 % de la población de Filipinas profesa el catolicismo como religión, siendo el porcentaje de practicantes muy alto. Esto lleva a que los filipinos vivan con mucha intensidad todo lo que son los preparativos como las propias celebraciones navideñas. Eso sí, con un fuerte carácter litúrgico.

Tras tres meses de preparativos, a mediados de diciembre (concretamente el día 16) tiene lugar el «novenario», nueve días dedicados a la oración realizando misas nocturnas, tal y como te expliqué en otro post de este blog.

El día de Nochebuena, después de la cena, acuden todos los miembros de la familia a la Misa del Gallo, conocida comúnmente en Filipinas como «Misa del Aguinaldo». Esa misma noche, antes del mencionado oficio religioso, también tiene lugar el «Panunuluyan», que consiste en la teatralización del recorrido que realizó la Virgen María junto a San José por Belén antes del alumbramiento. Una pareja joven (cada año suele ser una distinta) se caracterizan como los padres de Jesús y van llamando a las puertas de distintas casas pidiendo hospedaje. El recorrido finaliza al llegar a una iglesia donde se celebrará la tradicional misa de Nochebuena.

El resto de días festivos se celebran del modo tradicional, pero con la connotación religiosa muy presente.

Otro de los detalles que se puede encontrar en la mayoría de los hogares filipinos es que en la ventana o puerta tengan colocado un farol o antorcha que simboliza la estrella que guio a los Reyes Magos hasta Belén y que es conocido como «Parol».

La noche de Fin de Año también es muy singular en Filipinas. El código de vestimenta para esa noche es llevar algo con lunares, ya sea la ropa interior, una camisa, vestido, pantalones, pañuelo o abrigo. La cuestión es llevar lunares y es que las circunferencias de estos son una analogía del dinero (redondas como las monedas) y el vestirlas, según la superstición, hace que en el nuevo año no les vaya mal económicamente. También es típico meterse unas cuantas monedas en un bolsillo y hacerlas sonar en el mismo momento en el que se entra en el nuevo año.

En Filipinas también tienen el día de los Reyes Magos (‘Tatlong Hari’ los llaman en tagalo, idioma de país), pero no traen los regalos la víspera del 6 de enero, sino que ya hace mucho tiempo se trasladó esta festividad al primer domingo del año. Durante todos los domingos de enero realizan algún tipo de celebración de carácter religioso, dándose por finalizado el periodo navideño al llegar el final de ese mes, donde solo faltaran siete meses para volver a ponerlo en marcha.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

 

No te pierdas mi nuevo libro de curiosidades navideñas “Ya está el listo que todo lo sabe de la NAVIDAD”.
136 páginas que dan respuesta a un gran número de cuestiones relacionadas con esta celebración y que incluye un útil “Breve diccionario Navideño”.
Tan solo por 8,90€ y de venta exclusiva en Amazon, se puede convertir en uno de tus regalos sorpresa para estas navidades (ideal para el “Amigo invisible”). Compra a través del siguiente enlace: https://www.amazon.es/dp/8409162520/

 

 

 

 

Fuente de la imagen: filipinojournal

El Hanukkah no es la Navidad judía

Muchas son las personas que creen que la celebración judía del «Hanukkah» es el equivalente a la Navidad, pero esto es un error. Son dos fiestas religiosas muy distintas y que nada tienen que ver la una con la otra.

El Hanukkah no es la Navidad judía

La Navidad es la celebración y conmemoración que desde el catolicismo se hace al nacimiento de Jesús, el hijo de Dios. Por su arte, el Hanukkah (también llamado «Festival de las Luces» o «Luminarias») conmemora la victoria de los macabeos sobre los sirios y la rededicación del Segundo Templo de Jerusalén. Esta fiesta judía tiene lugar entre finales de noviembre y finales de diciembre, a lo largo de ocho días.

Parte de la confusión, para creer que el Hanukkah es la versión judía de la Navidad, viene de que ambas suelen coincidir en las fechas de celebración en algunas ocasiones. Así como las Navidades son en unos días fijos, el «Janucá» (como se recomienda escribir en español) se rige por el calendario hebreo, el cual es lunisolar (basándose tanto en las fases del Sol como las lunares) y, por tanto, no cae siempre en el mismo día del año hebreo (aunque muy cercano a la fecha correspondiente en el calendario gregoriano).

Otro de los motivos que lleva a la confusión de creer que la mencionada fiesta judía es sinónima a la Navidad cristiana es el lugar de origen de Jesucristo, quien nació en Belén y vivió en Nazaret y Jerusalén. Pero, curiosamente en estas poblaciones no se celebra de una manera oficial y festiva la Navidad debido a que en Israel el catolicismo es una religión minoritaria (alrededor del 2,5 % de la población).

Eso sí, a pesar de no ser la religión mayoritaria hay algunos lugares donde se vive la Navidad con una gran religiosidad y devoción. Por ejemplo en Nazaret sí que se puede encontrar el mayor número de cristianos y esta fecha se ha convertido en festiva. La población de Belén se encuentra en territorio palestino y aunque allí la mayoría de la población es musulmana, la celebración de la Navidad está muy arraigada, debido a que ese es el lugar en el que nació Jesús en un establo.

Por su parte, Jerusalén, a pesar de ser uno de los puntos de mayor peregrinación del mundo católico, no es festivo el día de Navidad. Eso sí, si visitas durante esas fechas ese país y te cruzas con una persona israelita que celebra la Navidad, para felicitarle las fiestas debes decirle ‘Chag Molad Sameach’ (חג מולד שמח) que es la forma hebrea de decir ‘Feliz Navidad’ (siendo su traducción literal ‘Feliz fiesta del nacimiento’).

 

 

Te puede interesar leer otros post sobre curiosidades navideñas

 

 

No te pierdas mi nuevo libro de curiosidades navideñas “Ya está el listo que todo lo sabe de la NAVIDAD”.
136 páginas que dan respuesta a un gran número de cuestiones relacionadas con esta celebración y que incluye un útil “Breve diccionario Navideño”.
Tan solo por 8,90€ y de venta exclusiva en Amazon, se puede convertir en uno de tus regalos sorpresa para estas navidades (ideal para el “Amigo invisible”).

Compra a través del siguiente enlace: https://www.amazon.es/dp/8409162520/

 

 

 

Fuente de la imagen: pxhere

¿Cuál es el origen de la expresión ‘El hombre propone y Dios dispone’?

Existe una célebre expresión que dice ‘El hombre propone y Dios dispone’, la cual es utilizada para indicar que por mucho empeño que pongamos en realizar algo y que esto salga bien, los caprichos del destino hacen que el resultado puede que no sea el esperado o deseado (en este caso, debido a los designios de Dios).

¿Cuál es el origen de la expresión ‘El hombre propone y Dios dispone’?

La locución se hizo inmensamente famosa a partir de ser incluida en la obra ‘Imitación de Cristo’ del canónigo alemán Tomás de Kempis, la cual fue publicada en el primer cuarto del siglo XV y que durante mucho tiempo sirvió como libro de consulta de numerosísimas generaciones de religiosos.

El texto, escrito originalmente en latín, decía literalmente la mencionada expresión como ‘Homo proponit, sed Deus disponit’, siendo esta inspirada por otra similar que aparece en la Biblia (Proverbios 16:9) en la forma: ‘Cor hominis disponit viam suam, sed Domini est dirigere gressus eius’ (El hombre dispone su camino, pero al Señor corresponde disponer sus pasos).

Cabe destacar que varios han sido los escritores que han incorporado la expresión ‘El hombre propone y Dios dispone’ (o alguna de sus variantes) en sus obras, como Miguel de Cervantes (en dos ocasiones) en ‘La gitanilla’ (1613) y la ‘Segunda parte del ingenioso caballero don Quijote de la Mancha’ (1615), así como Marcos Fernández en su libro ‘Olla podrida a la española’ (1655) o Mariano José de Larra en ‘Ni por ésas. Verdadera contestación de Andrés a Fígaro’ (1836), entre otros.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

¿De dónde surge decir que alguien con paciencia tiene ‘mucha correa’?

‘Tener mucha correa’ es una antiquísima expresión utilizada para indicar que una persona tiene mucha paciencia, conformidad y resignación ante algún asunto.

¿De dónde surge decir que alguien con paciencia tiene ‘mucha correa’?

Originalmente esta locución era ligeramente diferente y se decía en la forma ‘tener más correa que San Agustín’.

Y es que es precisamente a una de las piezas fundamentales y características de la vestimenta que utilizan los religiosos de la orden de los agustinos lo que da origen a la expresión: la correa.

La inmensa mayoría de órdenes religiosas han utilizado desde sus inicios algún tipo de cordón o soga que era anudado en la cintura sobre el hábito, pero los agustinos se destacaron por usar una correa de cuero y, originalmente, con hebilla hecha con un hueso animal.

Esta correa se caracterizaba por ser larga, ya que daba toda la vuelta a la cintura y después caía hasta por debajo de las rodillas.

La orden religiosa de los agustinos (así como su fundador) siempre tuvo fama de poseer una gran serenidad y resignación, de ahí que surgiera la expresión haciendo referencia a la largura de la correa y la paciencia.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons