Archivo de la categoría ‘Curiosidades Religiosas’

¿De dónde surge la expresión ‘Armarse un toletole’?

‘Armarse un toletole’ significa tumulto, confusión o griterío popular y se trata de una expresión que tiende a estar en desuso, siendo etiquetada como ‘viejuna’ (al tratarse de una locución muy antigua y que tan solo pronuncian las personas de más edad. En este blog he explicado el origen de unas cuantas y al pie de este post encontrarás los enlaces).

¿De dónde surge la expresión 'Armarse un toletole'?

Puede encontrarse escrita en la forma ‘toletole’ o ‘tole-tole’ y el diccionario de la Rae la incorpora como ‘tole’, dándole como acepción: ‘Confusión y griterío popular’ y ‘ Rumor de desaprobación, que va cundiendo entre las gentes, contra alguien o algo’.

Su primera aparición en el diccionario de la Academia fue en 1843 en la forma ‘tole, tole’, con el siguiente significado: ‘Voces tomadas del latín, que en nuestro castellano se usan para significar confusión y griterio popular. Clamor popularis’. En la edición del diccionario publicado en 1869 aparece la entrada con una sola ‘tole’ y se le añade a la acepción lo siguiente: ‘rumor de desaprobación que va cundiendo entre las gentes, contra alguna persona o cosa’.

El origen etimológico de ‘tole’ lo encontramos en el latín ‘tolle’ cuyo significado es ‘quita’, ‘fuera’, ‘aparta’.

Y es que la expresión surge de un pasaje de la Biblia (concretamente en Juan 19:15), donde se explica el momento en el que Poncio Pilatos presentó frente a los judíos a Jesús y estos contestaron ‘¡Fuera, fuera, crucifícale!, que en la forma latina era: ‘Tolle, tolle, crucifige eum’.

Fue a partir de la lectura que se hacía de este pasaje bíblico en las misas dominicales (cuando éstas eran realizadas en latín) lo que originó que, con el tiempo, los feligreses asociaran la declamación ‘tole, tole’ (tolle, tolle) que hacía el sacerdote como un sinónimo de griterío, confusión, alboroto, bulla o jaleo, de ahí que surgiese la expresión ‘Armarse un toletole’ para indicar el griterío popular.

 

 

Te puede interesar leer también el origen de estas otras expresiones viejunas:

 

 

Fuente de la imagen: fibonacciblue (Flickr)

¿Sabías que el 30 de septiembre es el ‘Día Internacional del Derecho a la Blasfemia’?

Se conoce como blasfemar a la acción de maldecir, insultar e injuriar a alguien o algo, de carácter sagrado, con intención de ofender, tanto a nivel individual como colectivo, un sentimiento religioso.

¿Sabías que el 30 de septiembre es el ‘Día Internacional del Derecho a la Blasfemia’?

El término ‘blasfemia’ proviene del latín tardío ‘blasphemĭa’ y éste a su vez del griego ‘blasphēmía’ cuyo significado es ‘palabra injuriosa’, aunque algunos etimólogos prefieren traducirlo como ‘acción de hablar contra Dios’.

A lo largo de la mayor parte de la Historia, se ha perseguido y castigado duramente la blasfemia, la cual ha sido considerada un grave delito (y todavía lo es en un gran número de países, culturas y religiones).

Desde cortar o perforar la lengua, a condenas de largos periodos de presidio e incluso la pena de muerte (como la lapidación) han sido algunos de los castigos con los que se penaba el acto de blasfemar.

En España la blasfemia estuvo perseguido durante largo tiempo (muy especialmente durante la Edad Media por la Inquisición) y aunque dejó de ser considerada como un delito (contra Dios) a partir de 1988, todavía se castiga, tal y como recoge la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, en su artículo 525:

  1. Incurrirán en la pena de multa de ocho a doce meses los que, para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican.

  2. En las mismas penas incurrirán los que hagan públicamente escarnio, de palabra o por escrito, de quienes no profesan religión o creencia alguna.

Muchas naciones son los que hace mucho tiempo abolieron sus leyes medievales contra la blasfemia, pero podemos encontrar que en la totalidad de países del Islam todavía está perseguida, siendo el castigo la pena de muerte.

En los últimos años se ha podido ver cómo se ha perseguido a escritores y publicaciones que han mencionado al Islam o a Mahoma (profeta de los musulmanes), produciéndose incluso atentados terroristas llevados a cabo por islamistas radicales.

Este tipo de persecuciones son los que dieron paso a crear, en el año 2009, un ‘Día Internacional por el Derecho a la Blasfemia’, en el que se reivindica el derecho a la libertad de expresión en todos los sentidos, sin tener que ser perseguidos judicialmente ni por fanáticos religiosos.

Se eligió esta fecha como efeméride de la publicación que se realizó, en 2005, en el periódico danés Jyllands-Posten, en el que aparecían una docena de caricaturas satíricas de Mahoma, y que provocó las quejas por parte de un gran número de naciones musulmanes y un grave conflicto diplomático que fue haciéndose cada vez más grande y tensó cada vez más las relaciones entre occidente y el mundo musulmán.

Cada 30 de septiembre, desde 2009, numerosos son los colectivos se aprovechan esta fecha para reivindicar libertad de expresión en el que ya se ha establecido como el ‘Día Internacional del Derecho a la Blasfemia’.

La persecución de la blasfemia, a lo largo de la Historia, dio pie a que, desde hace varios siglos atrás, se utilicen términos y exclamaciones que han sido transformadas en un eufemismo (forma de aludir a algo sin necesidad de decir una grosería o blasfemar). Bajo estas líneas encontrarás algunos enlaces a unos cuantos posts relacionados.

 

 

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

 

Fuente de la imagen: reflexionesdemanuel

La absurda antigua creencia de que los ‘quistes ganglionares’ se curaban golpeándolos con una Biblia

Se conoce como ‘quiste ganglionar’ al nódulo que aparece (mayoritariamente en la mano o muñeca) compuesto por un tumor benigno y que se caracteriza por tener una forma redondeada y blanda.

La absurda antigua creencia de que los ‘quistes ganglionares’ se curaban golpeándolos con una Biblia

Hoy en día se sabe que, aproximadamente la mitad de esos ganglios, desaparecen por si solos con el tiempo, aunque la otra mitad suele requerir algún tipo de tratamiento (a base de antinflamatorios) y, ocasionalmente, alguna cirugía menor.

Suele recomendarse aplicar algo de frio, lo cual ayuda a que se calme el dolor y algo la inflamación.

Curiosamente existe un remedio antiquísimo para curar quistes ganglionares que consistía en golpearlo repetidamente con una Biblia, hasta conseguir aplastarlo. Dicho método de curación estaba a medio camino entre la creencia divina de que las Sagradas Escrituras podían obrar el milagro de curar cualquier enfermedad (de ahí que cuando Samuel Hahnemann inventó la homeopatía, a finales del siglo XVIII, indicase en su tratado sobre cómo hacerla funcionar correctamente y fuese más efectiva, se debía agitar el preparado homeopático mientras se iba golpean sobre una Biblia encuadernada en cuero).

Otra de las razones por las que se usaba la Biblia para curar un quiste ganglionar (aparte del religioso) era ante el consejo de los médicos de aplastarlo con el libro más gordo que se tuviera a mano y, por regla general, éste eran las Sagradas Escrituras.

De esta curiosa practica surgió que los quistes ganglionares sean también comúnmente conocidos con el nombre de ‘quistes bíblicos’.

Evidentemente, en la actualidad todos los facultativos desaconsejan que se golpee o aplaste ningún tipo de ganglio.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuente de la imagen: pexels

¿De dónde proviene comparar el término ‘vacas flacas’ con los tiempos de crisis o escasez?

Es muy común utilizar la expresión ‘Es tiempo de vacas flacas’ para indicar que se está pasando por un periodo de escasez y crisis económica (ya sea a nivel personal o globalmente).

¿De dónde proviene comparar el término ‘vacas flacas’ con los tiempos de crisis o escasez?

El hecho de comparar la flaqueza o gordura de las reses con las épocas de carestía o abundancia (debido a que el término ‘vacas gordas’ también es usado para señalar tiempos de prosperidad y bonanza) no es algo que se haga desde hace poco, ya que estas comparaciones surgieron a través de uno de los pasajes que podemos encontrar en la Biblia, concretamente en el Génesis 41 (correspondiente al primer libro del Antiguo Testamento).

En él se explica el tiempo que pasó José en Egipto (ojo, no confundir con el padre putativo de Jesús. Este José –Iosef en hebreo- fue el hijo de Jacob y creador de una de las ‘Doce Tribus de Israel’) y en el que, además de ser hecho preso, en cierta ocasión fue llamado para que pudiera interpretar qué quería decir un extraño sueño que había tenido el faraón, quien había soñado con siete hermosas y lustrosas vacas que pastaban por los alrededores del río Nilo y acto seguido aparecían otras siete que estaban totalmente desnutridas y que acababan devorando a las primeras.

José descifró el sueño como un mensaje de Dios, en el que advertía que después de siete años de bonanza y riqueza, el pueblo de Egipto pasaría otros tantos años de pobreza y hambre.

Y, según el mencionado pasaje del Génesis, así es como ocurrió y lo que originó que se utilizara el símil de las vacas flacas para referenciar los periodos de crisis y escasez (y con las vacas gordas lo contrario: riqueza y abundancia).

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

¿De dónde surge llamar ‘la dolorosa’ a la cuenta que se pide en un establecimiento?

A través del perfil de Instagram de este blog (@yaestaellistoquetodolosabe2) Mari Cruz Sancho me pregunta de dónde surge llamar ‘la dolorosa’ a la cuenta que se pide en un establecimiento.

¿De dónde surge decir ‘la dolorosa’ cuando se pide la cuenta en un establecimiento?

Se conoce como ‘Pedir la dolorosa’ al acto de requerir que se lleve la minuta de lo consumido, por ejemplo, en un restaurante.

Esta forma de llamar a la cuenta proviene de una referencia directa a Nuestra Señora de los Dolores, también conocida como la Virgen Dolorosa y cuya imagen o estampa era la de la Virgen María en el momento de dolor (doliéndose) tras la muerte de su hijo Jesús en la cruz.

La analogía de comparar una factura con la madre de Cristo surgió en el castizo Madrid de los Austrias (a partir del siglo XVI) en el que en la Corte y Villa empezaron a abrirse tabernas al trasladarse hasta la ciudad la capital del reino (se calcula que hacia finales de aquel siglo se habían abierto alrededor de 140 establecimientos).

El hecho de ser capital de la Corte llevaba hacia allí a numerosas personas, ya fuera para trabajar como funcionarios o para realizar negocios. Esto hizo que muchos fuesen los taberneros que inflaban los precios, por lo que al presentar la cuenta a los comensales a éstos se les quedaba la cara desencajada, surgiendo la comparativa con el rostro de dolor de la Virgen (la Dolorosa).

De ahí que se popularizase llamar dolorosa a la cuenta que se pide en un establecimiento de hostelería.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿De dónde surge que el mediodía fuese conocido como ‘nona’ o ‘novena hora’?

Durante muchísimo tiempo (siglos) cuando se quería hacer referencia al momento del día en el que se situaba el mediodía se utilizaban (habitualmente) los términos ‘nona’ o ‘novena hora’.

¿De dónde surge que el mediodía fuese conocido como ‘nona’ o ‘novena hora’?

Eso se debía a lo que era conocido como ‘horas canónicas’, las cuales consistían en la división de la jornada en varias partes y que servía para señalar, sobre todo, las horas o momentos destinados a los rezos religiosos.

El mediodía no se situaba entre las 12 y la 1, como actualmente hacemos, sino que marcaba las tres (hoy en día de  la tarde) debido a que, según las horas canónicas, el día empezaba a las 6 de la mañana y, por tanto, la ‘novena hora’ era a las 3. ‘Nona’ procede del latín ‘nonus’ y significa noveno.

A la ‘hora nona’, en la Iglesia Católica, se llevaba a cabo una oración conocida como de ‘Misericordia’.

Las ‘horas canónicas’ fueron estipuladas en el siglo VI por San Benito de Nursia, religioso italiano fundador de la orden Benedictina y las dispuso del siguiente modo:

‘Maitines’ (antes del amanecer), ‘Laudes’ (amanecer), ‘Prima’ (primera hora después del amanecer), ‘Tercia’ (tercera hora después de amanecer), ‘Sexta’ (las 12, hora del rezo del ‘Ángelus’ en tiempo ordinario o el Regina Coeli durante la ‘Pascua’), ‘Nona’ (la hora de la Misericordia), ‘Vísperas’ (tras la puesta del sol) y ‘Completas’ (antes del descanso nocturno).

Cabe destacar que también fue el propio San Benito quien marcó la norma de guardar reposo y silencio después de la “sexta hora”, que fue lo que dio origen a lo que hoy conocemos como ‘siesta’ (inicialmente se conocía como sextear’ o ‘guardar la sexta’, derivó en ‘sestear’ y acabó en ‘siesta’).

Como dato curioso también añadir que en inglés el mediodía es conocido como ‘noon’, el cual proviene de nona y motivo por el que podemos encontrar términos como ‘afternoon’ utilizado para referirse a  ‘tarde’ y literalmente significa ‘después del mediodía’.

 

 

 

Te puede interesar leer también los posts:

 

 

 

Fuente de la imagen: publicdomainpictures

¿De dónde proviene llamar ‘A capela’ al hecho de cantar sin acompañamiento instrumental?

A raíz del post El curioso e histórico origen del término ‘capilla’, que publiqué días atrás, David Gozalo García me preguntó, a través de un comentario en la página en Facebook de este blog, si el canto A capela tenía alguna relación con el término ‘capilla’.

¿De dónde proviene llamar ‘A capela’ al hecho de cantar sin acompañamiento instrumental?

La respuesta es un rotundo sí. Ambos términos tienen mucho en común.

De hecho, el designar a la forma de cantar sin un acompañamiento musical o instrumental como ‘A capela’ significa literalmente como en la capilla’ y proviene del italiano ‘A cappella’, haciéndose universalmente genérico su uso prácticamente en todos los idiomas.

El hecho de cantar sin acompañamiento instrumental es antiquísimo y se pierde en el tiempo, pero fue a partir de la expansión del catolicismo durante la Edad Media cuando se popularizó el evangelizar a través de las canciones.

En todas las iglesias (y más concretamente en sus capillas) se colocaba un coro que, acompañado de un órgano u otros instrumentos, armonizaban con canciones religiosas los oficios religiosos.

Pero no siempre se disponía de instrumentos con los que acompañar dichas canciones, por lo que se hizo habitual que muchas fueran las ocasiones en las que se realizara a plena voz y sin música, algo que se puso muy de moda, sobre todo, durante el Renacimiento, creándose obras musicales específicamente para ser interpretadas sin acompañamiento instrumental.

Al ser principalmente interpretadas en las capillas de las iglesias (monasterios, catedrales u otras edificaciones de culto religioso) se comenzó a conocer a esa técnica como ‘A capela’ (como en la capilla).

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

El curioso e histórico origen del término ‘capilla’

Se conoce como ‘capilla’ a la estancia, normalmente contigua o integrada a una iglesia, donde se lleva a cabo pequeñas ceremonias religiosas o que sirve como oratorio.

El curioso e histórico origen del término ‘capilla’

Su origen etimológico proviene del latín medieval ‘capella’ cuyo significado literal era ‘capa pequeña’ o ‘trozo de capa’, en referencia a un pedazo de esa prenda de vestir que se lleva sobre los hombres y que había pertenecido a San Martín de Tours, insigne militar del siglo IV que, según cuenta la leyenda, entregó la mitad de su capa a un mendigo que andaba desnudo y tiritando de frío.

El curioso e histórico origen del término ‘capilla’El trozo de prenda que se quedó el propio Martín de Tours fue guardaba como reliquia tras su muerte (después de su vida como militar se consagró al sacerdocio y la evangelización).

Esta reliquia, conocida como ‘Sanctus Martinus Capella’ (trozo de la capa de San Martín) fue muy venerada y expuesta en un oratorio por el que pasaron ilustres personajes a rezarle.

Con el paso del tiempo, a ese tipo de oratorios privados se les comenzó a conocer con el término genérico de ‘capilla’.

Como curiosidad cabe señalar que San Martín de Tours es el patrón de un gran número países, oficios y colectivos, entre ellos el de los soldados o los comerciantes textiles, además de Francia y Hungría. Falleció un 11 de noviembre del 397, siendo este día cuando se celebra su onomástica y que da origen a la famosa expresión ‘A todo cerdo le llega su San Martín’.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de las imágenes: Wikimedia commons (1) / Wikimedia commons (2)

Trece años de curiosidades con el blog ‘Ya está el listo que todo lo sabe’

Parece que fue ayer, pero ya ha pasado la friolera de trece años (menos mal que no soy triscaidecafobico) desde que la tarde del 24 de enero de 2006 me senté frente a mi viejo ordenador de sobremesa y abrí una cuenta en la desaparecida plataforma de blogs ‘La Coctelera’ (en aquella época era más común llamarlos ‘bitácoras’), con la intención de crear una página en la que ir publicando todas aquellas curiosidades que coleccionaba desde mis tiempos de estudiante y que estaban acumulando polvo en unas cajas del trastero.

Trece años de curiosidades con el blog ‘Ya está el listo que todo lo sabe’

Trece años en los que he ganado algún que otro premio, mi blog se ha convertido en uno de los más referenciados y mejor posicionados de los buscadores y en los que se ha superado de largo la cifra de 50 millones de visitantes únicos,  que han llegado hasta él desde cualquier lugar del planeta.

Trece años de curiosidades con el blog ‘Ya está el listo que todo lo sabe’

El primer post que vio la luz en el blog fue sobre la famosa expresión ‘Darle margaritas a los cerdos’ (tal y como podéis ver en la imagen adjunta, que corresponde a una captura de pantalla de esa entrada).

Mi vida ha cambiado enormemente en todo este tiempo y gracias a este blog dejé mi profesión como administrativo y pasé a dedicarme profesionalmente a la divulgación, escribir libros, colaborar con innumerables medios e incluso ser conferenciante. Si quieres conocer cómo ha sido la historia desde que creé el blog hasta convertirme en divulgador te recomiendo leer esta entrada que publiqué, tal día como hoy de 2017, en una página que se abrió como homenaje a La Coctelera y en la que nos juntamos unos cuantos de los pioneros de aquella plataforma: https://lanostalgicacoctelera.wordpress.com/2017/01/25/gracias-la-coctelera-contigo-empezo-todo/

Y como todo post homenaje por un “cumpleblog” que se precie, a continuación podréis encontrar cuál ha sido el post más leído de cada año entre 2006 y 2018:

 

Sígueme en mis redes sociales:
Twitter: @yelqtls https://twitter.com/yelqtls
Instagram: @yaestaellistoquetodolosabe2  –https://www.instagram.com/yaestaellistoquetodolosabe2/
LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/alfred-l%C3%B3pez-07075618/
Facebook: https://www.facebook.com/Yaestaellisto

¿De dónde proviene la expresión ‘Lo que dice va a misa’?

A través de Twitter recibo una consulta en la que @juankicarlois me pregunta de dónde viene la expresión  ‘Lo que X dice va a misa’.

¿De dónde proviene la expresión ‘Lo que dice va a misa’?

Esta es una de esas locuciones que suelen utilizarse para dar rotundidad a un argumento e incluso para adjudicar autoridad a cierta persona o figura (muy similar a la expresión ‘Cuando seas padre comerás huevo’).

Podemos encontrar que es utilizada en diferentes contextos, por ejemplo para indicar la autoridad o razón de uno mismo ‘lo que yo digo va a misa’ o de otra persona ‘lo que tu madre dice va a misa’.

No hay demasiada información sobre el origen de la expresión ni sobre cuándo ni dónde surgió (contexto histórico, época, anécdota…), pero los pocos datos que hay apuntan a que originalmente hacía referencia al Papa, en una forma de reconocerle como máxima autoridad eclesiástica (y política en otras épocas): ‘Lo que dice el Papa va a misa’.

Y es que antiguamente solía utilizarse las palabras, reflexiones o lo publicado en las bulas papales durante los sermones de las misas dominicales.

Debemos tener en cuenta que, antiguamente, las misas no solo eran una ceremonia religiosa, también un acto social en el que, desde el púlpito (tribuna elevada que se encuentra en uno de los laterales de las iglesias), el sacerdote (u otra autoridad eclesiástica) aprovechaba para dar ciertos mensajes a través de las homilías, sobre todo moralizantes. Muy a menudo se utilizaba algo dicho por el Sumo Pontífice como referencia de autoridad.

Cabe destacar que hay quien apunta que muy posiblemente la expresión también hace referencia a gobernantes y líderes políticos (o sociales) que durante gran parte de la Historia estuvieron utilizando las homilías religiosas para hacer llegar sus mensajes político o reivindicativos a la población.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons