Entradas etiquetadas como ‘sexo’

¿De dónde proviene decir ‘cascársela’ para referirse a la masturbación masculina?

Son varios los sinónimos para referirse a la masturbación y en este blog ya te he explicado un par de ellos: paja y onanismo.

¿De dónde proviene decir ‘cascársela’ para referirse a la masturbación masculina?Una de esas formas para aludir a la acción de estimularse sexualmente es ‘cascársela’ (sobre todo cuando es referida a la masturbación masculina) y aunque parezca que es un término algo tosco o soez cabe destacar que su procedencia es de tiempos de la Antigua Roma y era una forma culta para referirse a la misma.

Su origen etimológico proviene de la palabra en latín ‘quassare’, la cual significaba literalmente ‘cascar’ y ‘sacudir’. El gesto de sacudir el miembro a la hora de masturbarse es lo que hizo que se utilizara ese término, que ha llegado hasta nuestros días y muchas son las personas que creen, erróneamente, que se trata de un vocablo ordinario surgido de la jerga juvenil actual.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

Fuente de la imagen: listas.20minutos.es

Cuando bostezar puede provocarte tener un orgasmo espontáneo

No solo practicando sexo en pareja, masturbándose e incluso haciendo ejercicio se puede alcanzar un orgasmo. A veces, y de manera involuntaria, podemos encontrarnos que algo que nada tiene que ver con la sexualidad pueda provocarnos un placentero estado, por ejemplo un bostezo. Para ello existe el término ‘yawngasm’ acuñado por los anglosajones y que hace referencia al placentero y orgásmico momento de bostezar.

Cuando bostezar puede provocarte tener un orgasmo espontáneo

Y es que son muchos los expertos que apuntan que bostezar es uno de los mayores placeres fisiológicos que existen y que cualquier persona puede llegar a experimentar.

El problema (o no) viene cuando a raíz de un bostezo se activa alguna zona de nuestro cerebro vinculada al placer y acaba provocándonos un orgasmo espontáneo. Es algo difícil y poco frecuente que ocurra, aunque se han dado casos aislados (no suelen ser repetitivos en un mismo individuo).

Curiosamente algunas personas lo llegaron a experimentar, hace unos años, mientras estaban medicándose contra la depresión…

A mediados del siglo XX varios fueron los fármacos antidepresivos que salieron al mercado, siendo uno de los más populares la ‘clomipramina’, la cual se detectó que, en la década de 1980, un cinco por ciento de los pacientes en tratamiento y a los que se les había recetado dicho medicamento, admitieron haber experimentado un orgasmo espontaneo en el momento exacto de haber bostezado.

Pero también cabe destacar que ese mismo fármaco causaba a un número mayor de pacientes varones (alrededor del 20 %) unos efectos secundarios nada deseables: disfunción eréctil. Todo parece indicar que, ante tales resultados, los responsables de los laboratorios Geigy, que producían la clomipramina, decidieron cambiar parte de la composición. Lo que no se conoce es si a partir de aquel momento algún paciente volvió a tener un orgasmo mientras bostezaba.

 

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el mundo del sexo

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen: chillmimi (Flickr)

La arriesgada y desaconsejada práctica (agresión) sexual llamada ‘stealthing’

El término ‘stealthing’ proviene del inglés y significa literalmente ‘hacer algo secretamente o con sigilo y se refiere a una práctica sexual que en los últimos años se ha puesto de moda (sobre todo entre los hombres más jóvenes) y que se trata de que, sin que su pareja se dé cuenta -en el momento de estar practicando sexo-, quitarse el preservativo y seguir sin éste hasta llegar al orgasmo y eyacular en el interior sin la mencionada protección.

Una arriesgada y desaconsejada práctica sexual llamada ‘stealthing’

Es un proceder realizado tanto en relaciones heterosexuales como homosexuales y que no cuenta con el conocimiento (ni consentimiento) de la pareja sexual, por lo que muchos son los colectivos que piden que esta práctica pueda ser denunciada a las autoridades y castigados aquellos que la realizan, debido a que es considerada como una agresión y violación de los derechos y deseos de la pareja sexual, además de una forma de traicionar la confianza.

El stealthing suele ser realizado en relaciones esporádicas y en la que ambas personas apenas se conocen o acaban de hacerlo (lo vulgarmente conocido como ‘rollo de una noche’ o un ‘aquí te pillo, aquí te mato’), por lo que el morbo al riesgo de contraer o infectar de una posible enfermedad de transmisión sexual o provocar un embarazo no deseado es lo que les incita a realizar la nada aconsejable acción de retirarse el preservativo a mitad del coito y eyacular dentro.

Pero no solo se trata de una posible infección venérea o un embarazo, sino que puede llegar a afectar emocionalmente a la persona que lo padece, sintiéndose (y realmente siendo) víctima de una agresión sexual.

También cabe destacar que los hombres practicantes del stealthing suelen compartir, de forma divertida y jactándose de ello, todas su experiencias a través de foros y redes sociales, dándose consejos los unos a los otros e incluso llevando un ranking de quienes son los que más veces lo han realizado.

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

 

Fuente de la imagen: pexels

¿Sabías que practicar ciertos deportes puede provocar un orgasmo?

Se conoce como ‘abdorgasmo’ y hace referencia a la capacidad que tienen algunas personas (sobre todo mujeres) de llegar al orgasmo a través del deporte, sin necesidad de ningún tipo de estimulación o rozamiento de la parte genital.

¿Sabías que practicar ciertos deportes puede provocar un orgasmo?

Numerosas son las personas que han asegurado haber conseguido llegar al clímax durante una sesión de ejercicio, siendo el momento de las abdominales uno en el que mayor placer han alcanzado y que da nombre a este curioso fenómeno.

Aunque el término abdorgasmo es un neologismo acuñado no hace demasiado tiempo, en realidad sus efectos son conocidos desde hace siete décadas, cuando el célebre sexólogo estadounidense, Alfred C. Kinsey, estudió el tema y publicó sus conclusiones sobre el ‘coregasm’ (modo en el que es conocido este fenómeno fisiológico en inglés) en 1953.

Unas conclusiones que pasaron prácticamente desapercibidas y a las que no se les hizo demasiado caso en aquel momento hasta que, ya entrados en el siglo XXI y con el reciente furor deportivo de muchísimas personas, se fue filtrando y conociendo casos de individuos, mayoritariamente mujeres, que durante sus sesiones de ejercicio conseguían llegar el orgasmo espontáneamente y sin haberlo buscado.

Además de las mencionadas abdominales, otro ejercicio que, según un estudio de la Universidad de Indiana, es propicio para alcanzar el clímax es el spinning.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuentes de consulta: sciencecodex / Indiana University / science20 / ‘Sexual Behavior in the Human Female’ Alfred C. Kinsey (Google Books)
Fuente de la imagen: Wikimedia commons

La desaconsejada práctica del ‘coitus interruptus’

Cuando una pareja está practicando el acto sexual mediante la penetración y en el momento en el que el varón que penetra siente que está a punto de eyacular, éste retira su pene y vacía fuera siendo conocido este acto como ‘coitus interruptus’ (coito interrumpido).

La desaconsejada práctica del ‘coitus interruptus’

La ‘marcha atrás’, como también es llamado popularmente, es un método anticonceptivo usado por muchísimas parejas; sobre todo cuando son en encuentros ocasionales, esporádicos o ante la falta de otro método de contracepción (como puede ser un preservativo).

La mayoría de expertos desaconsejan realizar el coitus interruptus, debido a que las probabilidades de un embarazo no deseado son bastantes altas (cerca de un 10 %), además de estar desprotegidos ante enfermedades de transmisión sexual.

El hecho de que se produzcan algunos embarazos no deseados a pesar de retirarse y eyacular totalmente en el exterior es debido al ‘fluido preseminal’, un líquido que es secretado por el pene unos instantes antes de llegar el orgasmo (y posterior eyaculación) y que en ocasiones puede ir acompañado de una concentración significativa de espermatozoides (aunque suele ser en muy baja cantidad) pero que pueden ser suficientes para embarazar a una mujer que se encuentre en el periodo fértil de su ciclo ovulatorio.

 

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

¿De dónde surge el término ‘sex appeal’ para referirse al irresistible atractivo de algunas personas?

Se conoce como ‘sex appeal’ a la cualidad de poseer un irresistible atractivo sexual, ya sea por su forma de ser (personalidad e inteligencia), vestirse, mirar, forma de conversar o comportarse, así como la belleza física.

¿De dónde surge el término ‘sex appeal’ para referirse al irresistible atractivo de algunas personas?

Las personas con ‘sexapil’ (grafía recomendada por lingüistas para ser utilizada en español, aunque no está recogida como término en el diccionario de la RAE, pero sí como propuesta en el Diccionario Panhispánico de Dudas, así como ser una recomendación de la Fundéu) son consideradas como ‘sexis’ y poseedoras de un don especial para fascinar y seducir.

El término sex appeal lo recibimos del inglés (aunque está internacionalizada y es usada en casi todos los idiomas con el mismo significado). Etimológicamente está compuesto por los vocablos ‘sex’ (sexo, sexus) ‘género’ y el latinismo ‘appellāre’, que significaba originalmente ‘dar la palabra a alguien’ o ‘llamar la atención de alguien’ y que, entre otras, dio origen en castellano a la palabra ‘apelar’.

Se tiene constancia de que el primer uso de la unión de ambos vocablos (sex y appeal) para referirse a la atracción física y sexual que una persona poseía proviene de un texto inglés datado en el año 1904.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen: Flickr

La controvertida moda del ‘sexo unicornio’

Al hablar de ‘sexo unicornio’ no me estoy refiriendo a tener una práctica sexual con este animal mitológico (que, evidentemente, no existe) sino a una nueva moda de trio sexual muy común últimamente entre parejas heterosexuales que incorporan a la relación a una mujer bisexual con la que mantienen placenteros encuentros.

La controvertida moda del ‘sexo unicornio’

Se trata únicamente de sexo e intercambiar momentos de placer, por lo que se estipulan una serie de normas que, de ser incumplidas, hace que el trio se rompa. Una de esas reglas es la no implicación sentimental de la llamada ‘chica unicornio’ con ninguno de los integrantes de la pareja (y a la inversa). No existe ningún trato comercial, por lo que no hay retribución económica alguna (sí que se puede ir a cenar, de viaje o hacer salidas pagando alguno de los miembros, evidentemente).

La chica unicornio no puede mantener relaciones con ninguno de los miembros de la pareja por separado (tan solo cuando están los tres juntos) ni debe interferir en la vida sentimental en común de éstos.

Pero el sexo unicornio no deja de estar rodeado de cierta controversia, debido a que desde sectores feministas lo señalan como un acto machista, pues es muy raro ver que se den este tipo de relaciones a tres con un hombre unicornio (se dan casos, pero en una proporción de 1/25).

Según indican los expertos, el término unicornio para este tipo de prácticas proviene de las pocas mujeres bisexuales que hay dispuestas a formar parte de un trio junto a una pareja sin recibir compensación económica a cambio, estar dispuestas a seguir las reglas que se le impongan y dedicarse a satisfacer los deseos sexuales de los dos miembros de la pareja.

 

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen:  Wikimedia commons

¿Desde cuándo se usa el término ‘sexualidad’ como sinónimo de relación carnal?

El uso de los diferentes términos derivados de la palabra sexo, como puede ser ‘sexualidad’ (como referencia al contacto o relación carnal), no comenzó a utilizarse hasta finales del siglo XIX, debido a que originalmente el vocablo tan solo se utilizaba para diferenciar el género de las personas, tal y como te explico en el post sobre el origen etimológico del término ‘sexo’.

¿Desde cuándo se usa el término ‘sexualidad’ como sinónimo de relación carnal?

De ahí que un gran número de palabras que hoy en día utilizamos y que llevan acopladas un prefijo al vocablo sexualidad (bisexualidad, heterosexualidad, homosexualidad, transexualidad…) surgieron ya entrados en el siglo XX.

Según indican un gran número de etimólogos, no fue hasta 1929 cuando a sexualidad se le dio por primera vez, la connotación y significado de ‘relación carnal’ (relación sexual) y se señala al escritor inglés D. H. Lawrence como el primero en hacerlo (de hecho el término aparece citado en varios de sus escritos, los cuales motivaron que fuese señalado con frecuencia como ‘pornógrafo’).

Para encontrar la primera mención en lengua española que se hace en el diccionario al término sexo, como significado de genitales, debemos acudir al Diccionario de la RAE de 1984 en el que lo describían como ‘Órganos sexuales’. En la lengua inglesa ya se hacía referencia a ello medio siglo antes (en 1938).

 

 

Lee en este blog otros posts que te pueden interesar:

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen:  pexels

¿Cuál es el origen etimológico del término ‘sexo’?

El origen etimológico del término ‘sexo’ lo encontramos en el latín ‘sexus’, la palabra utilizada en la antigüedad para designar la diferencia entre géneros, debido a que normalmente iba acompañada junto a los términos ‘virilis’ (hombre) y ‘mulieris’ (mujer). Al menos así aparece reflejado en los escritos anteriores al siglo XVII, donde era frecuente encontrarlo en la forma ‘sexus mulieris’ o ‘sexus virilis’ cuando se quería hacer una referencia al género al que pertenecía la persona de la que se estaba hablando.

¿Cuál es el origen etimológico del término ‘sexo’?

Etimológicamente, el vocablo latino sexus proviene de ‘sectus’ (corte) y éste de ‘secare’ (cortar) y es más que probable que se refiriera originalmente a la división de la población que existía, la cual se tenía el convencimiento de que la mitad exacta eran varones y la otra hembras. Aunque algunas fuentes indican que bien podría haberse originado de la idea de que, según se explica en los Evangelios, la primera mujer (Eva) fue creada a partir de cortar y sacar una costilla a Adán.

Por otra parte encontramos que en numerosos escritos de la Antigua Grecia también se hacía referencia al origen de los hombres y mujeres como un único y mismo ente, señalando que los humanos éramos seres andróginos (poseíamos los dos sexos en un mismo cuerpo). En la obra ‘El banquete’ de Platón (escrita alrededor del año 380 a.C.) el famoso filósofo griego explica que se debió a un castigo divino del Dios Zeus el que los seres andróginos quedasen divididos en dos (hombre y mujer).

En el Diccionario de Autoridades de 1739 (primer libro oficial en lengua española que recogía las palabras y sus definiciones) aparece la entrada ‘sexo’ dándole la siguiente acepción literal: ‘Distintivo en la naturaleza del macho, ù hembra en el animal’.

Cabe destacar que fue a finales del siglo XIX cuando aparecieron coletillas a la palabra sexo en los diccionarios para diferenciar la condición entre géneros: por ejemplo ‘Bello sexo’ con la acepción de ‘Conjunto de todas la mujeres’. En 1925 se le añadía al diccionario los términos ‘Sexo débil’ que daba como respuesta ‘las mujeres’ y ‘Sexo feo o fuerte’ que se refería a ‘los hombres’.

En una próximo post os explicaré la evolución que hizo el término sexo que pasó de ser un vocablo para referirse al género de las personas a designar las relaciones carnales (cópula).

 

 

Lee en este blog otros posts que te pueden interesar:

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

 

Fuente de la imagen:  pexels

¿Sabías que originalmente el término ‘libido’ nada tenía que ver con el sexo?

Días atrás os explicaba el curioso origen no sexual del término ‘lujuria’ y hoy os traigo otro vocablo muy relacionado actualmente con la sexualidad y con el que ocurrió algo muy similar. Se trata de la palabra ‘libido’, descrito en los diccionarios como ‘deseo o impulso sexual’ y que, originalmente, nada tenía que ver con el sexo.

¿Sabías que originalmente el término ‘libido’ nada tenía que ver con el sexo?

Fue a finales del siglo XIX y a través de Sigmund Freud cuando tomó esa mueva acepción. El padre del psicoanálisis vio en la palabra libido (la cual provenía de un vocablo latino homónimo y que quería decir ‘deseo desmesurado hacia algo’) el término ideal para etiquetar a aquellas personas que, a través de un desorden psicológico, tenían un desenfrenado deseo sexual, el cual era la raíz de otros problemas de conducta.

Freud utilizó ese antiguo vocablo proveniente del latín como referencia a la conducta libidinosa de los antiguos gobernantes romanos, propensos a los excesos de todo tipo.

De ahí que con el tiempo, tanto el término libidinoso como lujurioso se hayan convertido en sinónimos y en los diccionarios una entrada conduzca a la otra (y viceversa).

 

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo
Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons