Archivo de la categoría ‘Curiosidades del Mundo’

¿De dónde surge llamar ‘hacer una cubana’ a la masturbación intermamaria?

El mundo del sexo tiene un sinfín de términos específicos que son utilizados como si de un argot propio se tratara. Expresiones como echar un polvo, ‘hacer un francés’ (que explicaré en otro post), practicar el griego o ‘hacer una cubana’ son claros ejemplos de ello. Si no conoces la terminología muy posiblemente no sepas a qué se están refiriendo cuando alguien lo dice.

¿De dónde surge llamar ‘hacer una cubana’ a la masturbación o coito intermamario?

Se conoce como ‘cubana’ ya no solo a la mujer originaria de esa preciosa isla caribeña sino también a un tipo de masturbación que se realiza con los pechos (algunas personas prefieren describirlo como ‘coito intermamario’).

Consiste en colocar el pene entre los dos senos de la mujer y ésta ir moviéndolos con el fin de proporcionar placer al miembro masculino. Otra de las opciones es que sea el hombre quien se mueva, yendo de adelante a atrás, como si se tratara de una penetración (es conveniente utilizar algún tipo de gel lubricante).

No se sabe a ciencia cierta cuándo empezó a ponerse de moda esta práctica sexual, pero según los expertos es tan antigua como el mismo acto de la cópula. Se tiene constancia que a partir del siglo XVII se realizaba a menudo, debido a que fue una época en la que en los cánones de belleza femenina predominaban las mujeres voluptuosas y de grandes senos.

Parece ser que el término nació durante la presencia española en la isla de Cuba, en el tiempo en el que ésta perteneció a España como colonia y en la que algunas mujeres (posiblemente dedicadas a la prostitución) cubanas mantenían relaciones sexuales con los soldados españoles, realizándoles masturbaciones intermamarias. Es tan solo una suposición, ya que no existen registros historiográficos que lo confirmen. Esta es la hipótesis que un mayor número de expertos apoyan para encontrar el origen de llamar ‘cubana’ a esta curiosa práctica sexual.

Pero cabe destacar que el denominarlo como cubana no es universal y depende en el país que nos encontremos podemos descubrir que la masturbación intermamaria es llamada de otro modo, como puede ser el caso de Japón donde es conocida como ‘paizuri’; ‘boob job’ o ‘titty-fucking’ en Estados Unidos; ‘tittenfick’ en Alemania; ‘russisch’ en los Países Bajos; ‘french fuck’ en el Reino Unido; ‘spagnola’ en Italia; ‘branlette espagnole’ en Francia; ‘espanhola’ en Portugal y Brasil; y en Hispanoamérica, dependiendo del país, podemos encontrar que se le denomina con términos tan diversos como ‘hacer una rusa, francesa, turca, o sueca’.

Como habéis comprobado, tanto franceses, italianos como portugueses y brasileños la conocen con un término referente a España. El motivo de que así sea podría ser por dos razones: la primera porque fue traída a Europa por los españoles que volvieron tras la pérdida de Cuba como colonia en 1898 o también hay quien apunta que se originó la referencia a España debido a que las prostitutas españolas solían realizar este tipo de práctica sexual hacia finales del siglo XIX y principios del XX (no hay constancia del término con referencia española anterior a esa época).

Con relación a la nacionalidad de las prostitutas que lo realizaban es la causa que originó que en ciertos países se le denomine también como rusa, francesa, turca, o sueca.

 

 

Te puede interesar leer también los posts:

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿De dónde surge el mito de que los bebés los trae una cigüeña desde París?

Todos lo hemos dicho o escuchado en alguna ocasión aquella frase típica de que los bebés vienen de París y los trae una cigüeña. Una respuesta que se da a los más pequeños cuando se interesan por saber de dónde vienen los niños (sobre todo cuando llega un hermanito nuevo a casa).

¿De dónde surge el mito de que los bebés los trae una cigüeña desde París?

En realidad, esta recurrente contestación, es una mezcla de diferentes historias, cuentos y leyendas que desde hace muchos siglos se han ido explicando en las diferentes culturas y países y que ha llegado hasta nuestros días en esta forma.

Si nos ponemos a bucear por la red o en libros antiguos podremos encontrar que cada autor nos explica una versión u origen diferente e incluso algunos con detalles en común.

Lo primero que debemos hacer es separar cigüeña y París, ya que ambas cosas se explicaban por separado y con el tiempo acabó unificadas y explicándose en la misma historia.

Por un lado tenemos la milenaria creencia de muchos pueblos y culturas que veía a las cigüeñas como un ave sagrada y que traía suerte y prosperidad. Nuestros antepasados se dieron cuenta de que con la entrada de la primavera regresaban las cigüeñas de su migración y  ¿De dónde surge el mito de que los bebés los trae una cigüeña desde París?con ellas traían los días de más luz y calor, época en la que era tradición celebrar los enlaces matrimoniales por aquel entonces y que, tras la noche de bodas, muchas esposas quedaban embarazadas.

También se fijaron que una de las principales cosas que hacían las cigüeñas, tras su regreso, era hacer su nido en el punto más alto que encontraban (normalmente una torre o campanario) y allí ponían sus huevos y tenían a sus crías, a las que alimentaban y cuidaban con esmero.

Podemos encontrar que tanto en la mitología griega, romana, germana o escandinava hay múltiples referencias a las cigüeñas como un pájaro de buenaventura y prosperidad.

Todo ello hizo que con el tiempo se tuviera el convencimiento de que el regreso de las cigüeñas y noticia de la llegada de un bebé estuviesen relacionas.

Fue a partir de ahí que muchos autores escribieran cuentos y relatos en los que se explicaba que la dicha a una familia llegaba a través de un recién nacido que había sido llevado por una cigüeña. Entre ellos encontramos a Hans Christian Andersen quien, en 1838, publicó un relato corto titulado ‘Las cigüeñas’  y que hacía referencia al mito de que estas eran las portadoras de bebés (aunque ese no era en lo que se centraba dicha historia, que realmente era algo cruel, como otros cuentos de este célebre autor danés).

Hoy en día se nos representa la cigüeña portando un bebé que va cómodamente tumbado o envuelto en una especie de sábana, pero antiguamente se tenía el convencimiento de que los recién nacidos eran agarrados por el pescuezo y transportados por estas aves directamente con el pico. Esto llevó a denominar como ‘mordisco de cigüeña’ a los ‘hemangiomas cervicales’ (Nevus flammeus nuchae), una mancha rojiza que aparece en la nuca de algunos recién nacidos y que suele desaparecer antes de haber cumplido el primer año de vida en el 95 % de los casos.

Sobre la creencia de que los niños vienen de París también se juntan varias historias y creencias.

Por un lado está la costumbre que surgió, a partir de la segunda mitad del siglo XIX, de ir a la capital francesa en el viaje de ‘Luna de miel’, el cual se convirtió en el principal destino de los recién casados y de ahí que se la denomine ‘la ciudad del amor’ (evidentemente de aquellas parejas que, económicamente, se lo podían permitir). Muchas eran las recién casadas que regresaban habiendo quedado embarazadas, por lo que rápidamente surgió el dicho de que ‘traían un bebé de París’.

También nos encontramos con una antiquísima leyenda que se hizo muy popular varios siglos atrás y que explicaba la historia de un humilde matrimonio de Alsacia (noreste de Francia) cuyo mayor deseo era tener un hijo y que un año recibieron la visita de una pareja de cigüeñas que construyeron su nido en la salida de la chimenea de su hogar; el esposo, al subir hasta allí para ver por qué el humo de la chimenea no tiraba hacia arriba, encontró a un recién nacido que había sido dejado por las aves. Este relato (con numerosísimas variantes) se hizo muy célebre en la Edad Media y, según parece, era común explicar que los bebés provenían de Alsacia.

Muchos son los que opinan que con el tiempo se cambió la localidad de Alsacia por la de París, aunque la mayoría de los expertos señalan que son orígenes diferentes y que es más que probable que el origen real sea el que he explicado un par de párrafos más arriba y que tenía que ver con el viaje realizado por los recién casados a la capital de Francia.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

 

 

Post realizado como respuesta a una consulta que me han hecho llegar desde el legendario programa radiofónico ‘La nit dels ignorants 3.0’ de Catalunya Ràdio a través de Twiter

Fuentes de las imágenes: Wikimedia commons (1) / pixabay / Wikimedia comons (2)

La espantosa y denunciable tradición de la mutilación genital femenina [#ToleranciaceroMGF]

Uno de los actos más espantosos y condenables es el que todavía sigue realizándose (a pesar de la prohibición por parte de la Asamblea General de la ONU e instituciones internacionales) conocido como ‘ablación’ o ‘mutilación genital femenina’, que consiste en circuncidar, parcial o totalmente, el clítoris femenino con el propósito de que esas mujeres cuando alcancen la edad adulta no sientan placer alguno ni disfruten de su sexualidad, por lo que el marido se asegura que no le será infiel con otro hombre.

La espantosa y denunciable tradición de la mutilación genital femenina [#ToleranciaceroMGF]

Aunque se trata de una práctica realizada en lugares donde predomina la religión musulmana, hay que señalar que la ablación no viene contemplara por el Corán ni se realiza por motivos estrictamente religiosos, sino como parte de la tradición ancestral de muchas culturas de África y Oriente Medio.

La migración de personas desde estos lugares hacia otras regiones del planeta (como Europa y América) ha hecho que también se den numerosos casos de mutilación genital femenina lejos de los entornos en los que se realizan con regularidad.

La ablación suele ser realizada de varios modos: con una circuncisión parcial del clítoris (extirpándose solo parte de él); con la extirpación total de éste e incluso cortando parte de los labios menores o su totalidad junto a los labios mayores. Tras realizar la mutilación (que suele hacerse con una cuchilla e incluso con un trozo de cristal y sin garantías higiénicas alguna), muchos son los casos en los que se cose toda la zona vaginal dejando tan solo un pequeño orificio para que salga la menstruación. Será en la noche de bodas cuando el marido se encargue de romper esa barrera. Como podrás imaginar es uno de los actos más crueles y dolorosos a los que deben enfrentarse esas mujeres.

Según estadísticas de UNICEF, el país con un mayor número de mujeres a las que se les había practicado la ablación es Somalia (al Este del continente africano) con un 98% de féminas con edades comprendidas entre los 15 y 45 años.

No fue hasta el año 2012 cuando se realizó una prohibición total y generalizada de la mutilación genital femenina (MGF) por parte de la Asamblea General de la ONU, declarando el 6 de febrero como ‘Día Internacional de Tolerancia Cero contra la Mutilación Genital Femenina’.

Cabe destacar que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 200 millones de mujeres y niñas alrededor del mundo han sido víctimas de la ablación, existiendo un índice muy alto de mortalidad tras dicha práctica, sobre todo debido a la falta de medidas de salubridad e higiene en los lugares donde se realiza. Hay que tener en cuenta que también es realizado por inmigrantes en América o Europa que lo realizan furtiva e ilegalmente, debido a la prohibición y pena de cárcel para aquellos que mutilen los genitales femeninos.

 

 

 

Fuente de la imagen: exteriores.gob.es

La curiosa tradición de colocar telarañas en los árboles de Navidad en Ucrania

Ucrania es un país cuya religión mayoritaria es la ortodoxa y, por tanto, celebra el día de Navidad el 6 de enero, de acuerdo al «calendario juliano» con el que siguen rigiéndose la mayoría de los católicos ortodoxos, existiendo trece días de desfase respecto al «calendario gregoriano» utilizado en la mayor parte de países de occidente y en la Iglesia Católica.

La curiosa tradición de colocar telarañas en los árboles de Navidad en Ucrania

Las costumbres navideñas de este país de Europa del Este van a medio camino entre la tradición del rito ortodoxo y la festividad consumista occidental y, por tanto, en los hogares hay una amalgama de celebraciones.

Los ucranianos a la hora de decorar el árbol de Navidad (llamado «Yalynka») utilizan las tradicionales bolas, luces, guirnaldas, figuritas y una vez finalizado cubren todo ello con una telaraña, además de esconder una araña entre las ramas.

Evidentemente, tanto el arácnido como la red que se colocan son falsos y esta costumbre se originó a raíz de una antigua leyenda popular de finales del siglo XIX, de la que hoy circulan numerosas versiones con diferentes elementos o protagonistas.

La más famosa es la que explica la historia de una pobre viuda con hijos pequeños que al llegar la Navidad no tenía dinero para comprar los adornos para colocar en el Yalynka. A pesar de su extrema pobreza cogió unas pocas cosas que tenía en la casa (como nueces y algunas frutas) y adornó un árbol que había frente a la cabaña donde vivían, con el fin de conmemorar el nacimiento del Niño Jesús. Esa noche, mientras dormían, un grupo de arañas que había en el árbol tejieron una enorme telaraña que lo cubrió y a la mañana siguiente, tras amanecer, el primer rayo de sol convirtió la red de araña en hilos de oro y plata.

Dependiendo de la región de Ucrania se le da diferentes detalles a esta leyenda, pero los elementos coincidentes de todas las historias son la viuda pobre, el árbol, las arañas y la telaraña que se convierte en los preciados metales.

Siguiendo la tradición, las familias ucranianas cubren sus árboles navideños con una telaraña (suele ser de un spray que se vende, como el usado en la fiesta de Halloween) y esconden entre las ramas del Yalynka una araña, la cuál debe ser encontrada por los más pequeños de la casa el día de Navidad. Quien la encuentre recibirá un regalo adicional, será afortunado todo el año o será el primer miembro de la familia en abrir sus regalos, algo muy similar a lo que se hace con la tradición de esconder un pepinillo y que te expliqué días atrás en otro post de este blog.

 

 

No te pierdas mi nuevo libro de curiosidades navideñas “Ya está el listo que todo lo sabe de la NAVIDAD”.
136 páginas que dan respuesta a un gran número de cuestiones relacionadas con esta celebración y que incluye un útil “Breve diccionario Navideño”.
Tan solo por 8,90€ y de venta exclusiva en Amazon, se puede convertir en uno de tus regalos sorpresa para estas navidades (ideal para el “Amigo invisible”). Compra a través del siguiente enlace: https://www.amazon.es/dp/8409162520/

 

 

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿De dónde surge llevar una prenda de color rojo en Nochevieja?

En España, Francia, Suiza, Italia e incluso México (por citar unos pocos ejemplos) es tradicional despedir el año y dar la bienvenida al nuevo llevando puesta una prenda de color rojo (normalmente interior), lo cual (según la superstición) proporcionará todo un año de suerte, sobre todo en lo que respecta al amor.

¿De dónde surge llevar una prenda de color rojo en Nochevieja?

La mayoría de expertos apuntan a que esta es una tradición que se originó en la Antigua Roma en época precristiana, en la que era común que para dar la bienvenida al Año Nuevo Romano añadir un trozo de tela roja a la ropa que vestían los hombres y mujeres del imperio, simbolizando dicho color con el poder, la fertilidad, la salud y el corazón.

Otros historiadores indican que dicha tradición proviene de China, ya que desde tiempos inmemoriales el color rojo ha sido vestido en el país asiático para ahuyentar al «Niàn», nombre que se le da a la bestia que devora a los hombres. Muchas leyendas y relatos chinos hablan sobre el color rojo para recibir al nuevo año y el hecho de alejar a la bestia maligna.

Pero regresando a nuestro tiempo, muchos y diversos son los modos en los que se puede llevar la ropa interior roja: del derecho, del revés, por encima de la ropa, etc. También es diferente lo que se hace con ella tras usarla en Nochevieja. Unas personas la conservan guardada durante todo el nuevo año; otras la tiran directamente a la basura, hay quien las quema en un extraño ritual esotérico.

También podemos encontrar que hay quien estrena la prenda de color rojo en Nochebuena y vuelve a ponérsela para despedir el año.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

No te pierdas mi nuevo libro de curiosidades navideñas “Ya está el listo que todo lo sabe de la NAVIDAD”.
136 páginas que dan respuesta a un gran número de cuestiones relacionadas con esta celebración y que incluye un útil “Breve diccionario Navideño”.
Tan solo por 8,90€ y de venta exclusiva en Amazon, se puede convertir en uno de tus regalos sorpresa para estas navidades (ideal para el “Amigo invisible”). Compra a través del siguiente enlace: https://www.amazon.es/dp/8409162520/

 

 

 

 

Fuente de la imagen: needpix

¿Sabías que en Japón un gran número de personas celebran la Nochebuena cenando pollo del restaurante ‘Kentucky Fried Chicken’?

En Japón, a pesar de ser un país en el que la presencia de católicos es minoritaria (menos de 0,5 % de la población), existe una gran tradición navideña.

¿Sabías que en Japón un gran número de personas celebran la Nochebuena cenando pollo del restaurante ‘Kentucky Fried Chicken’?

Muchas son las poblaciones (especialmente ciudades grandes, como Tokio) que se engalanan y adornan sus calles con llamativas luces navideñas, árboles con bolas y guirnaldas y hacen sonar villancicos por sus potentes altavoces, aunque cabe destacar que una de las piezas que más suena y se interpreta durante esas fechas en Japón es la Novena sinfonía de Beethoven. Esta pieza musical allí es conocida como «Daiku»  y no se sabe a ciencia cierta por qué, pero tiene enloquecidos a los nipones durante el periodo navideño.

Evidentemente la Navidad para ellos no deja de ser un motivo comercial y consumista (como cada vez lo es más en occidente) y no le dan a esas fiestas ningún componente religioso. Tampoco es festivo esos días, por lo que los ciudadanos nipones hacen su vida normal durante esa época, pero acompañados de toda la parafernalia navideña.

Pero uno de los datos más curiosos sobre la Navidad en Japón es que, desde hace cuatro décadas, se ha convertido toda una tradición el comer en esa fecha pollo que ha sido adquirido en uno de los más de mil restaurantes que la cadena «Kentucky Fried Chicken»  tiene repartidos por el País del Sol Naciente.

El 24 de diciembre hay largas colas (de varias horas de espera) para adquirir uno de los combos de pollo frito de KFC y miles las personas que, con meses de antelación, hacen una reserva para cenar en uno de esos locales el día de Nochebuena.

Esta curiosa costumbre empezó a partir de 1974, año en el que KFC lanzó una campaña publicitaria (a través de vallas, televisión, prensa impresa y radio) en el que su eslogan era «Kurisumasu ni wa kentakkii!»  (¡Kentucky para Navidad!), animando a los visitantes no japoneses, que en aquel país debían pasar las fiestas navideñas, para que comieran de su pollo. El motivo es el siguiente:

Todo parece indicar que la idea de dicha campaña surgió poco antes, a inicios de la década de 1970, cuando un ciudadano estadounidense, que le tocó pasar la Nochebuena en Tokio, se acercó hasta uno de los restaurantes que la cadena KFC tenía en el barrio de Aoyama y pidió una ración del pollo crujiente, mientras le comentaba al encargado del local que aquella comida era lo más parecido al pavo que hubiese cenado esa noche en su hogar a miles de kilómetros de allí. El gerente del restaurante transmitió el comentario del cliente a uno de sus superiores y en 1974 se lanzó la mencionada campaña.

Hoy en día hay todo un merchandising alrededor de la campaña navideña de KFC, realizando combos especiales para esa fecha que contiene piezas de pollo, tarta y una botella de champán. Además de aparecer la figura del mítico «coronel Sanders» (creador de la cadena de restaurantes) ataviado con un traje y gorro de Papá Noel.

No te pierdas mi nuevo libro de curiosidades navideñas “Ya está el listo que todo lo sabe de la NAVIDAD”.
136 páginas que dan respuesta a un gran número de cuestiones relacionadas con esta celebración y que incluye un útil “Breve diccionario Navideño”.
Tan solo por 8,90€ y de venta exclusiva en Amazon, se puede convertir en uno de tus regalos sorpresa para estas navidades (ideal para el “Amigo invisible”). Compra a través del siguiente enlace: https://www.amazon.es/dp/8409162520/

 

 

 

¡Felices fiestas 2019!

Fuente de la imagen: japan.kfc.co.jp

¿Dónde vive Santa Claus?

Tal y como ya os expliqué en un post anterior sobre el origen de Papá Noel, este personaje originalmente se llamaba Nicolás de Bari y provenía de la región de Licia (actual Turquía). Con el transcurrir de los siglos acabó transformándose en los múltiples nombres y personalidades que ha adquirido, dependiendo del lugar del planeta donde esté: San Nicolás, Santa Claus, Sinterklaas, Papá Noel, Bonhomme Noël… y con esas nuevas identidades, las historias y leyendas sobre éste lo ubicaron en el Polo Norte, concretamente en la provincia finlandesa de Laponia, muy cerca del círculo polar ártico.

¿Dónde vive Santa Claus?

Y es que en esa región existe una encantadora población llamada Rovaniemi que fue designada como «el pueblo oficial de Santa Claus»  y en la que se ha creado toda una serie de edificaciones y hasta un parque temático dedicado al personaje encargado de repartir los regalos en Navidad.

Quienes visitan esta población deben ir bien abrigados si lo hacen en invierno (época preferida por los visitantes para viajar hasta allí). Una de las recomendaciones es pasear y recorrer la típica feria navideña, donde se puede adquirir muchos adornos y recuerdos.

Otra de las visitas obligadas es disfrutar de unos fantásticos días de magia y emoción en el parque temático «Santa Claus Village», situado a ocho kilómetros de distancia de Rovaniemi (justo por encima del círculo polar ártico) y que no solo está dedicado a este entrañable personaje sino a todo aquello relacionado con la Navidad. Allí se puede visitar el hogar y la oficina de Papá Noel, donde se le puede hacer entrega en mano de la carta.

 

 

No te pierdas mi nuevo libro de curiosidades navideñas “Ya está el listo que todo lo sabe de la NAVIDAD”.
136 páginas que dan respuesta a un gran número de cuestiones relacionadas con esta celebración y que incluye un útil “Breve diccionario Navideño”.
Tan solo por 8,90€ y de venta exclusiva en Amazon, se puede convertir en uno de tus regalos sorpresa para estas navidades (ideal para el “Amigo invisible”). Compra a través del siguiente enlace: https://www.amazon.es/dp/8409162520/

 

 

 

¡Felices fiestas 2019!

Fuente de la imagen: visitrovaniemi

¿Por qué en algunos hogares cuelgan un pepinillo en el árbol de Navidad?

Numerosísimas son las diferentes costumbres que existen a lo largo y ancho de todo el planeta y que están relacionadas con la Navidad. Algunas de ellas son muy comunes, pero en cada sitio (ciudad, país, comunidad, cultura…) tienen sus tradiciones propias y que no son tan famosas en otros lugares.

¿Por qué en algunos hogares cuelgan un pepinillo en el árbol de Navidad?

Por ejemplo el hecho de colgar un adorno en forma de pepinillo (incluso uno de verdad) en el árbol de Navidad.

Esto es muy típico en Estados Unidos (donde se le llama «Christmas pickle»), aunque muchos son los historiadores que indican de que se trata de una costumbre que fue importada por inmigrantes alemanes hacia finales del siglo XIX y que en el país germano era conocida como «Weihnachtsgurke»  (sobre todo en los Estados de Baviera y Turingia).

La tradición consiste en esconder entre las ramas y otros adornos del árbol navideño un pepinillo y éste debe de ser encontrado por alguno de los niños que residen en la casa. No es fácil localizarlo, debido a que, tanto la pieza como las ramas, son prácticamente del mismo color.

El pequeño que logra dar con el pepinillo recibe un regalo adicional y se le augura todo el nuevo año de buena suerte. También hay familias que premian la pericia dejando que sea el primero en abrir sus regalos de Navidad.

Cabe destacar que en Estados Unidos es muy discutida la versión que señala el origen de la tradición en territorio germano, asegurando que la costumbre del Christmas pickle es totalmente estadounidense. Para ello se escudan en una vieja historia (más cerca de ser una leyenda urbana que un relato cierto) que explica que, en 1864, en plena Guerra Civil americana, fue apresado por los confederados un soldado, llamado John C. Lower, de ascendencia bávara y que se había alistado al ejército de la Unión. Según dicho relato, Lower estaba malherido y desnutrido, por lo que en la víspera de Navidad de aquel año pidió a uno de los guardias que lo custodiaban que le diera algo de comer, ofreciéndole éste un pepinillo. Tras finalizar la guerra fue liberado y, tras regresar a su hogar, cada Nochebuena colgó un pepinillo en el árbol como símbolo del alimento que le ayudó a sobrevivir, naciendo así la tradición.

 

 

No te pierdas mi nuevo libro de curiosidades navideñas “Ya está el listo que todo lo sabe de la NAVIDAD”.
136 páginas que dan respuesta a un gran número de cuestiones relacionadas con esta celebración y que incluye un útil “Breve diccionario Navideño”.
Tan solo por 8,90€ y de venta exclusiva en Amazon, se puede convertir en uno de tus regalos sorpresa para estas navidades (ideal para el “Amigo invisible”). Compra a través del siguiente enlace: https://www.amazon.es/dp/8409162520/

 

 

 

 

Fuente de la imagen: mmechtley (Flickr)

¿Conoces las tradiciones de la ‘Novena de Aguinaldos’ y ‘Las Posadas’ que se celebran en Latinoamérica?

Muchas son las tradiciones y rituales que, al llegar los días previos a la Navidad, son realizadas y celebradas en muchos rincones del planeta. Cada país tiene sus propias costumbres y aunque en muchas de ellas existen ciertas similitudes, en cada lugar tienen su propia manera de realizarlo.

¿Conoces las tradiciones de la ‘Novena de Aguinaldos’ y ‘Las Posadas’ que se celebran en Latinoamérica?

Entre el 16 y el 24 de diciembre se celebra en un gran número de países latinoamericanos un par de tradiciones que, a pesar de llamarse de diferente manera según el lugar, tienen muchas similitudes entre ambas. Me refiero a las conocidas como «Novena de Aguinaldos» y «Las Posadas».

En ambas, el denominador común es el de realizar una serie de oraciones a lo largo de nueve días (de ahí que una de estas celebraciones se llame ‘novena’). Cada día, empezando por el 16 de diciembre, se reza una oración diferente, dedicadas a la Virgen María, San José y el Niño Jesús. También se realizan algunos canticos, se comen dulces y platos típicos del país.

Pero se trata de una celebración rutilante, debido a que cada jornada tiene lugar en un sitio diferente de la población. De ahí que también se denomine Las Posadas en algunos países, ya que trata de emular las nueve etapas del viaje realizado, entre Nazareth y Belén, de la Virgen María y San José.

Quienes celebran este tipo de festividad suelen ser agrupaciones vecinales, religiosas o de otro tipo, que se organizan entre ellas para escoger nueve calles, casas, templos religiosos (y un largo etcétera de lugares) donde se decora y cada día, a lo largo de nueve jornadas y hasta llegar la Nochebuena, llevan a cabo una de las novenas.

Entre las diferencias que existen respecto a la Novena de Aguinaldos y Las Posadas es que la primera suele tener un carácter más religioso y enfocado a la oración de los participantes, mientras que la segunda es algo más festiva (sin dejar de lado la religiosidad).

Los países en los que suele celebrarse cada una de ella son: México, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá (Las Posadas); Colombia, Ecuador y Venezuela (Novena de Aguinaldos).

Cabe destacar que en Filipinas, a pesar de estar muy lejos del continente americano, también se realiza una celebración similar, entre el 16 y el 24 de diciembre, que es conocida como el «novenario», aunque la peculiaridad de la celebración en el país del sudeste asiático es que es de carácter estrictamente religioso (se realizan nueve misas) y es en horario nocturno.

El origen de este tipo de celebraciones proviene de los tiempos en los que se llevó la evangelización por todos estos lugares por parte de misioneros españoles, a partir del siglo XVI.

 

 

No te pierdas mi nuevo libro de curiosidades navideñas “Ya está el listo que todo lo sabe de la NAVIDAD”.
136 páginas que dan respuesta a un gran número de cuestiones relacionadas con esta celebración y que incluye un útil “Breve diccionario Navideño”.
Tan solo por 8,90€ y de venta exclusiva en Amazon, se puede convertir en uno de tus regalos sorpresa para estas navidades (ideal para el “Amigo invisible”). Compra a través del siguiente enlace: https://www.amazon.es/dp/8409162520/

 

 

 

 

Fuente de la imagene: Wikimedia commons

La iluminada celebración del ‘Día de las velitas’ en Colombia

La noche del 7 de diciembre, víspera de la festividad de la Inmaculada Concepción, en Colombia se da inicio al periodo navideño con una curiosa celebración que es conocida como el «Día de las velitas» (hay quien la llama «Noche de las velitas», al ser vespertina).

La iluminada celebración del ‘Día de las velitas’ en Colombia

Consiste en iluminar todas las poblaciones del país utilizando velas y pequeños faroles hechos de papel (en la mayoría de las ocasiones artesanalmente). Pero no solo son encendidos en las calles, también en los propios hogares e incluso en los comercios.

Esta celebración sirve para rendir un homenaje a la Virgen María en el día que está marcado en el calendario como el del «Milagro de la Anunciación».

Las velas y faroles se encienden al anochecer del 7 de diciembre y tras la salida del sol se cuelga en las ventanas y los balcones o se izan banderas con la imagen de la virgen.

También se realizan numerosas actividades (dependiendo de cada región colombiana son diferentes) que pueden ir desde tradicionales ceremonias religiosas a festivales de música y danza, fuegos artificiales o procesiones.

En los últimos años se aprovecha esta fecha para realizar actos de carácter solidario, como recaudar fondos para los más necesitados y desprotegidos.

 

 

No te pierdas mi nuevo libro de curiosidades navideñas “Ya está el listo que todo lo sabe de la NAVIDAD”.
136 páginas que dan respuesta a un gran número de cuestiones relacionadas con esta celebración y que incluye un útil “Breve diccionario Navideño”.
Tan solo por 8,90€ y de venta exclusiva en Amazon, se puede convertir en uno de tus regalos sorpresa para estas navidades (ideal para el “Amigo invisible”). Compra a través del siguiente enlace: https://www.amazon.es/dp/8409162520/

 

 

 

 

Fuente de la imagen: regnatarajan (Flickr)