BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Archivo de la categoría ‘Curiosidades del Mundo’

Montenegro y el curioso origen de su topónimo (que no proviene del castellano)

Montenegro y el curioso origen de su topónimo (que no proviene del castellano)A finales de la década de 1990, tras el conflicto militar de los Balcanes, el mapa del sureste de Europa cambió de repente con la aparición de una serie de nuevos países tras la desintegración de Yugoslavia (ya se habían producido cambios importantes tan solo unos pocos años antes tras la disolución de la URSS).

Tras la Guerra de los Balcanes una serie de nombre de países (que no eran nuevos, pero que habían estado integrados en Yugoslavia durante medio siglo) comenzaron a hacerse habituales de escuchar: Eslovenia, Macedonia, Bosnia-Herzegovina, Croacia, Serbia y Montenegro.

Lo curioso es que los topónimos de todas esas naciones es sus respectivos idiomas se pronuncias de otro modo y sin embargo, a nivel internacional la de Montenegro suena tal cual.

Esto ha llevado a muchas personas a creer que el topónimo de ese país a orillas del mar Adriático proviene del castellano y alguna supuesta presencia española por la zona durante la Historia.

Pero en realidad quien tuvo una destacada presencia en toda la región balcánica fue la Serenísima República de Venecia, uno de los más prósperos Estados del continente europeo, quienes a partir del siglo XI tuvieron su gran apogeo a nivel social, político, artístico y económico.

La República de Venecia tenía su propio idioma oficial: el ‘veneto’, el cual era una más de las lenguas romances y que a pesar de encontrarse al norte de la Península de Italia (y hoy en día formar parte de este país) no procedía del italiano (aunque tenía, evidentemente, algunas similitudes).

Y fueron los venecianos, durante su presencia en varias zonas al otro lado del Adriático hasta finales del siglo XVIII, quienes dieron el nombre en su idioma a la región que hoy conocemos como Montenegro.

Simplemente hicieron una traducción al veneto del latín ‘Mons Niger’ (montaña negra) que durante los tiempos de la Antigua Roma se le dio a aquella zona, en referencia al color que presentaban las laderas del monte Lovćen que, desde la lejanía, daba la apariencia de que era totalmente de color oscuro.

Y es que ‘montaña negra’ en el idioma del veneto se decía literalmente ‘monte negro’, de ahí que, debido a la larga presencia veneciana, ‘Montenegro’ terminara quedándose como topónimo oficial.

Cabe destacar que en montenegrino (idioma oficial del país y que proviene del serbio), montaña negra se pronuncia ‘Crna Gora’, pero se optó por dejar el topónimo veneciano de Montenegro por el arraigo que este nombre tuvo en la historia del país balcánico y por la facilidad a la hora de pronunciarlo y escribirlo por parte de la comunidad internacional.

 

 

 

Te puede interesar leer otras curiosidades del Mundo

 

 

Post realizado a raíz de la consulta que me ha hecho llegar mi compañera y amiga Melisa Tuya
Fuente de la imagen:  Wikimedia commons

¿Qué fue de los faros amarillos de los coches franceses?

Emulando a los fantásticos blogs de mis compañeros en 20minutos:  ‘¿Qué fue de…? El blog de los deportistas olvidados’ de Edu Casado y ‘¿Qué fue de…? todos los demás’ de Jessica Gómez, he decidido titular el post de hoy ‘¿Qué fue de los faros amarillos de los coches franceses?’. Una entrada que realizo a través de una consulta recibida de un oyente del programa ‘La Noche de COPE’ en el que tengo una sección semanal de curiosidades.

¿Qué fue de los faros amarillos de los coches franceses?

Varias fueron las décadas en las que, cuando transitabas por una carretera o autopista por la noche, sabías que te estabas cruzando con un coche francés por su característicos faros de color amarillo (aparte de su identificativa matrícula, evidentemente).

El amarillo de los faros fue algo prácticamente exclusivo de los automóviles galos, aunque hubo un tiempo en el algunos conductores de otros países decidieron incorporarlos a sus coches (sobre todo como luces antiniebla), ya que fuera de Francia no solían venir de serie.

Fue en 1934 cuando los miembros de la prestigiosa Academia de Ciencias (Académie royale des sciences) sugirieron incorporar luces nocturnas amarillas en los autos debido a que este color era menos deslumbrantes para el resto de conductores, además de dar una mejor visibilidad en días de niebla.

¿Qué fue de los faros amarillos de los coches franceses?Así fue como, a instancia de los académicos científicos, la industria automovilística francesa empezó a introducir de serie los faros amarillos, a partir de 1936. Los coches de nueva matriculación debían incorporarlo de serie a partir del 1 de abril de 1937 y los más antiguos debieron cambiar sus luces forzosamente antes del 1 de enero de 1939, fecha en la que se fue obligatorio llevar lámparas amarillas. Aquellos vehículos franceses que circulaban con luces blancas eran multados.

Y así se mantuvo la norma a lo largo de casi medio siglo, hasta que a inicios de la década de 1990 una disposición de la Unión Europea aconsejaba que todos los vehículos de la UE llevaran los faros de luz blanca y durante un tiempo se permitió que los coches franceses portaran los antinieblas amarillos (las luces de posición, cortas o largas no).

A partir de 1993 se fue reduciendo paulatinamente y hoy en día apenas pueden verse coches con esos faros amarillos. Algunos de los que se ven circular son conductores que se los han instalado por su cuenta, ya sea colocando la lámparas de ese color o unos filtros amarillos.

En España es algo confusa la legislación sobre el uso de faros amarillos (tanto las bombillas como los filtros) y se han dado algunos casos de automovilistas multados por la Guardia Civil al ser interceptados en la carretera con ese alumbrado e incluso cuando han ido a pasar la ITV les han echado para atrás el coche por tal razón. (ACTUALIZACIÓN: Gracias al lector Dei, quien a través de un comentario que podéis leer más abajo, nos indica que coexisten 2 normativas en función de la matriculación y/o puesta en circulación de los vehículos)

Cabe destacar que como dato anecdótico muchas son las fuentes que, erróneamente, indican que el origen de colocar faros amarillos en los vehículos franceses se originó durante la Segunda Guerra Mundial, tras la entrada de los nazis en el país, pues así podían detectar qué automóviles eran galos y cuáles no, pero se trata de una leyenda urbana. Evidentemente podría haber sido un útil modo de localizar coches extranjeros durante la noche e incluso más de uno lo haría, pero no fue el motivo por el que se originó el colocar esos característicos faros amarillos.

 

 

Te puede interesar leer los posts:

 

 

Fuentes de la imagen: Wikimedia commons (1) / Wikimedia commons (2)
Fuentes de consulta: gallica.bnf.fr (1) / gallica.bnf.fr (2) / francetvinfo / ladocumentationfrancaise / legifrance

El curioso ‘efecto Ding Hai’

Imagina que cada vez que se emitiera por televisión una serie o película protagonizada por tu actor favorito la Bolsa tuviese pérdidas millonarias. Pues eso mismo es lo que le viene ocurriendo con el actor Adam Cheng desde 1992.

El curioso efecto Ding Hai

Ese año, la televisión de Hong Kong estrenó el serial La codicia del hombre’ en el que Cheng era uno de los protagonistas e interpretaba el papel de Ding Hai, un ambicioso inversor que amasaba una inmensa fortuna comprando en mercados bajistas. Coincidiendo con la emisión, la Bolsa de Hong Kong registró una espectacular caída.

Lo peculiar del caso es que en noviembre de 1994 Cheng estrenó otra serie y coincidió con otro desplome de más de dos mil puntos. Fue entonces cuando a alguien se le ocurrió bautizar este curioso hecho como ‘efecto Ding Hai’ y comenzó a observar las fechas en las que se emitía algún programa en el que apareciera el actor para contrastarlo con los datos bursátiles de ese día.

En los siguientes años (1996, 1997, 1999, 2000, 2004, 2005, 2007, 2009, 2012, 2013 y 2015) cada vez que se estrenaba una serie en la que aparecía Adam Cheng los valores bursátiles sufrían un desplome.

Pese a esa fama de gafe para los inversores, el actor sigue siendo uno de los más conocidos y prestigiosos de Hong Kong, y no le falta trabajo. En contra de su leyenda negra, lo cierto es que en una ocasión (2006) estrenó la serie Bar Bender y la Bolsa subió 258 puntos.

 

 

Te puede interesar leer: ¿Por qué al mercado bursátil se le llama ‘Bolsa’?

 

 

Fuente de la imagen: asianpopnews

La curiosa historia de Violet Jessop, la camarera que sobrevivió a tres accidentes marítimos

La curiosa historia de Violet Jessop, la camarera que sobrevivió a tres accidentes marítimos El hundimiento del Titanic es sin lugar a dudas el accidente marítimo más célebre (aunque no el que más víctimas mortales tuvo). Se ha escrito mucho sobre él y, gracias a la película rodada por James Cameron en 1997, volvió a estar muy de actualidad.

A lo largo de la Historia muchos son los barcos (de distintos tamaños e importancia) que han sufrido algún accidente y entre todos los curiosos relatos que hay sobresale uno protagonizado por Violet Jessop, una joven de ascendencia irlandesa, aunque nacida en Argentina, que sobrevivió a tres accidentes marítimos en un periodo de cinco años (entre 1911 y 1916).

Violet entró a trabajar como camarera para la compañía naviera White Star Line. Su primer destino fue en 1910 en el buque Olympic donde desempeñó su trabajo durante varios meses hasta que el barco colisionó con el HMS Hawke, un buque de la Royal Navy, el 20 de septiembre de 1911. Aunque los daños fueron cuantiosos no se tuvo que lamentar ninguna víctima mortal.

La compañía naviera la reubicó en otros barcos hasta que el 10 de abril de 1912 estrenó su gran trasatlántico Titanic y la mandó a trabajar en el viaje inaugural. Como bien es sabido, la madrugada del 14 al 15 de abril el barco colisionó con un iceberg y naufragó, causando la muerte de un total de 1.514 personas. Violet nuevamente salió sana y salva de esa catástrofe.

Pero el destino le guardaba otro incidente naviero más. Tras esas dos traumáticas experiencias la compañía naviera decidió mantenerla durante un tiempo realizando trabajos que no fueran a bordo de un barco, pero el estallido de la Primera Guerra Mundial obligó que todo aquel personal que pudiese ser útil en los buques (que habían sido transformados muchos de ellos en barcos de guerra u hospitales flotantes) debía de embarcar y colaborar con su país. Así es como Violet formo parte nuevamente de la tripulación de un barco, en este caso el Britannic, donde realizo tareas de enfermera, hasta que el 21 de noviembre de 1916 el buque chocó con una mina en el Mar Egeo, causando daños de consideración y falleciendo 29 personas.

La joven volvió a salvar su vida por tercera vez consecutiva. Violet siguió trabajando en diferentes barcos y navieras hasta que se jubiló en 1950, pero afortunadamente jamás volvió a sufrir ningún accidente marítimo.

 

 

Te puede interesar leer:

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López.
Compra el libro online y recíbelo cómodamente a través de Amazón: http://amzn.to/2CbI1Cw

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Cuál está considerado como el primer concierto benéfico (multitudinario) de la historia?

¿Cuál está considerado como el primer concierto benéfico (multitudinario) de la historia?Actualmente es raro que se produzca un desastre natural o humano en cualquier punto del planeta sin que se organice inmediatamente algún tipo de evento con el que recaudar dinero o recoger todo tipo de ayuda con el fin de ayudar a los damnificados.

Desde galas televisivas (las conocidas como ‘telemaratones’) pasando por subastas benéficas o multitudinarios conciertos que agrupan a un nutrido número de artistas que actúan desinteresadamente con la intención de atraer a más público.

Esto último es, quizá, uno de los eventos al que más se recurre, siendo bastantes los conciertos que se celebran al cabo del año alrededor del mundo y con la participación de grupos y cantantes de primerísimo nivel.

Está considerado como el primer concierto benéfico (multitudinario) de la historia el que tuvo lugar en el Madison Square Garden el 1 de agosto de 1971 y que inicialmente llevó el nombre de ‘George Harrison and friends’ y que posteriormente fue conocido como ‘The Concert for Bangladesh’.

Pero en realidad no fue un solo concierto sino dos. Ese primero de agosto el cantante y ex-miembro de The Beatles, George Harrison, logró reunir a un nutrido número de grupos y cantantes de rock en dos conciertos que se ofrecieron a las 14:30 horas del mediodía y a las 20:00 de la tarde, congregando a un total de cuarenta mil espectadores y una recaudación de un cuarto de millón de dólares (de la época) que fue donado a UNICEF con el fin de ayudar la dramática situación de hambruna por la que estaba atravesando el entonces recientemente constituido país surasiático de Bangladés (antiguo Pakistán Oriental) y que se encontraba en una cruenta guerra con Pakistán Occidental.

Fue el músico indio Ravi Shankar, amigo personal de George Harrison, quien convenció al ex-Beatle para que le echara una mano y organizaran conjuntamente algún tipo de evento con el fin de ayudar al pueblo de Bangladés. Harrison y Shankar lograron reunir en el Madison Square Garden a talentos del rock como Eric Clapton, Bob Dylan, Jim Keltner, Ustad Ali Akbar Khan, Billy Preston, Ustad Alla Rakha, Leon Russell, Ringo Starr, Klaus Voormann, Allan Beutler, Kamala Chakravarty, Jesse Ed Davis, Tom Evans, Chuck Findley, Mike Gibbins, Jo Green, Jeanie Greene, Marlin Greene, Dolores Hall, Pete Ham, Jim Horn, Jackie Kelso, Claudia Linnear, Lou McCreary, Ollie Mitchell, Joey Molland, Don Nix, Don Preston y Carl Radle.

Del ‘The Concert for Bangladesh’ acabó editándose un disco que se puso a la venta poco después y una película estrenada al año siguiente (podéis ver el vídeo completo bajo estas líneas).

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuente de la imagen: Wikipedia

¿Cuál es el último lugar del planeta en recibir el Año Nuevo?

¿Cuál es el último lugar del planeta en recibir el Año Nuevo?

A raíz del post ‘¿Cuál es el lugar del planeta en el que se entra antes al nuevo año?’ que publiqué en 2012 y que estos días ha vuelto a compartirse por las redes sociales, he recibido una consulta vía email de Laia Botella en la que me pregunta sobre cuál es el lugar en el planeta con el último huso horario y, por tanto, donde se recibirá en último lugar el Año Nuevo.

Pues curiosamente el lugar del planeta con el último huso horario se encuentra en el Océano Pacifico y muy cerca de la ‘isla Kiritimati’ (con el primer huso) y se trata de las islas Howland y Baker, unos atolones, de poco más de 1,6 kilómetros cuadrados cada una y que se encuentran despoblados y que pertenecen a los Estados Unidos (de hecho son conocidas como ‘US Minor Outlying Islands’ –Islas Menores Alejadas de EEUU o Islas Ultramarinas Menores de EEUU -) y que se encuentran a medio camino entre Hawái y Australia.

La diferencia horaria con España es de 13 horas menos, por lo que cuando el reloj de la Puerta del Sol están sonando las doce campanadas que anuncian el nuevo año en las islas Howland y Baker están todavía en las once de la mañana o, por decirlo de otro modo, cuando en España estamos haciendo el aperitivo de la una del mediodía de Año Nuevo esas alejadas islas perdidas en pleno Pacífico despiden el año.

 

Para saber el momento exacto en el que llega el Año Nuevo en cada lugar del planeta os recomiendo que consultéis el práctico reloj mundial que encontraréis en el siguiente enlace: https://www.timeanddate.com/counters/firstnewyear.html

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuente de la imagen: Google Maps (a través de timeanddate)

La curiosa anécdota del incendio que inspiró la canción ‘Smoke on the Water’ de ‘Deep Purple’

La curiosa anécdota del incendio que inspiró la canción ‘Smoke on the Water’ de ‘Deep Purple’Los componentes de la banda de rock Deep Purple asistieron al concierto que ofrecía Frank Zappa en el Casino de Montreux, el 4 de diciembre de 1971, gracias a las invitaciones que les había conseguido Funky Claude Nobs, a la sazón director de la oficina de turismo de la ciudad suiza.

La banda británica había llegado el día anterior equipada con la recién alquilada unidad móvil de The Rolling Stones con la intención de comenzar con la grabación de su nuevo disco en el mismo escenario donde Zappa ofrecía su recital. Sin embargo, el destino y un entusiasmado fan del cantante estadounidense quisieron que las cosas sucedieran de otra manera.

Hacia el final del concierto, ese fan lanzó una bengala al techo provocando un incendio que se extendió rápidamente. El local fue desalojado y la grabación posterior cancelada, teniendo que buscar otros locales alternativos.

Horas después, desde el hotel donde se alojaban, los Deep Purple veían cómo el edificio del casino ardía y el humo causado por el incendio se extendía sobre el lago Lemán (también llamado lago de Ginebra). Eso provocó que unos días después el bajista, Roger Glover, tuviera un sueño del que se despertó gritando «Smoke on the water» [Humo sobre el agua], así que le pidió al vocalista Ian Gillan que escribiera una letra sobre lo sucedido, éste utilizo las notas que había tomado en una servilleta el día del incendio, prácticamente una transcripción literal de los acontecimientos.

Como base musical del tema se utilizó lo que más tarde sería uno de los riffs [acordes que se repiten en una canción] más populares de la historia, compuesto por el guitarrista de la banda Ritchie Blackmore. Éste consta tan sólo de cuatro notas y es una pieza muy común para aquellos que empiezan a tocar la guitarra.

Aunque al principio el grupo no le prestó especial atención a su nueva creación, pronto la canción se convirtió en una de las más celebradas de la banda y fue incluida en el álbum Machine Head de 1972, siendo considerada por la revista especializada Rolling Stone como una de las 500 mejores canciones de todos los tiempos, ocupando el puesto 426.

También te puede interesar leer:

 

 

Fuente de la imagen: Wikipedia

¿Desde cuándo y por qué celebramos los cumpleaños?

¿Desde cuándo y por qué celebramos los cumpleaños?

A través del apartado de contacto recibo un correo de José Rivas en el que me consulta sobre el origen y motivo por el que se celebran los cumpleaños y si hay algún pueblo, cultura o religión que no realice dicha tradición.

La inmensa mayoría de historiadores concuerdan en datar el origen de realizar una celebración alrededor de un cumpleaños aproximadamente en el año 3000 a.C., señalando a los egipcios como los precursores de dicha tradición, aunque originalmente lo que se celebraba no era cada año de vida que cumplía una persona sino que se contaba desde el momento en que un faraón era coronado. A partir de ahí cada año se realizaba una conmemoración la cual tenía una simbología mística y ocultista. Coincidiendo con el aniversario se concedía fiesta a todos los trabajadores y se realizaban unas faustas celebraciones que giraban alrededor de la figura del faraón y que se realizaban con el objetivo de desearle al soberano prosperidad, una larga vida y ahuyentar de él los malos espíritus, debido a que existía la convicción de que la muerte acudía en tal fecha para robarle el alma.

Según fueron transcurriendo los siglos otros pueblos y culturas tomaron la costumbre de celebrar algún tipo de anualidad o aniversario (muchos por el carácter astrológico que la ceremonia adquiría). Babilonios y antiguos griegos ampliaron las celebraciones a sus deidades, homenajeando a éstas e iniciando la tradición de servir una tarta (en esos tiempos torta a base de harina, cereales y miel) que debía ser redonda como la Luna, ante la creencia de que ese satélite era uno de los que más influencia tenía en sus vidas. Fueron los griegos los que también añadieron unos cirios (velas) alrededor de la mencionada torta, los cuales no se soplaban como hay en día es tradición sino que se debía dejar consumir por si solas. Cuanto más tardase en apagarse más prosperidad para esa deidad y sus súbditos.

Una de las deidades a quien más se veneró de ese modo fue a Artemisa (hija de Zeus y Leto y hermana de Apolo) y diosa en la mitología griega, entre otras muchas cosas, de los nacimientos. Posiblemente ese fue el punto en el que las celebraciones por cumplir años se trasladase también a parte de la población, pero sobre todo al llegar a la Antigua Roma, donde los romanos comenzaron a celebrar la fecha de nacimiento de sus emperadores y se amplió con el tiempo a cónsules, senadores (solo a varones)…

Cabe destacar que la aparición del Cristianismo hizo que se considerada como una tradición pagana y no se permitiera la celebración del cumpleaños, sino que lo que esa nueva religión conmemoraba (en sus orígenes) era los aniversarios de la fecha de fallecimiento de Jesucristo, los Apóstoles, Santos y Mártires  (de ahí que actualmente haya algunas religiones que prohíben la celebración del cumpleaños, como es el caso de los Testigos de Jehová).

Cuando en el siglo IV se inició la cristianización de la sociedad romana por parte del emperador Constantino el Grande y el papa Julio I se dieron cuenta que no solo bastaba con sustituir una fiesta pagana por una cristiana sino que también debían hacer concesiones y entre ellas estuvo el admitir la celebración de los años desde el nacimiento, porque de ese pudieron introducir una nueva festividad que fue la Navidad o nacimiento de Jesús (en un principio se celebraba el 6 de enero –coincidiendo con la Epifanía de los Reyes Magos– y posteriormente lo trasladaron al 25 de diciembre, aunque está demostrado que tal fecha no coincide históricamente con el natalicio del Mesías).

La evangelización de los pueblos de Centroeuropa durante la Edad Media llevó consigo las tradiciones cristianas y entre ellas ya se encontraba la celebración del cumpleaños y fue en lo que hoy en día conocemos como Alemania donde en lugar de poner los cirios alrededor de la torta se colocaron dentro de la misma y empezó la costumbre de apagar las velas soplando (sobre todo porque si se dejaban consumir la cera estropearía el dulce).

La tradición de celebrar los cumpleaños fue adaptándose y actualizándose a los nuevos tiempos según iban transcurriendo los siglos, incorporándose costumbres de otros pueblos (como el tirar de las orejas, originario de Oriente) o cantar al homenajeado. Eso sí, para un gran número de personas el celebrar su cumpleaños y toda la parafernalia que le acompaña es considerado como un acto de superstición (el hecho de pensar un deseo antes de soplar las velas y si éste se le concederá o no dependiendo de si las apaga de un solo soplido).

 

Quizá te interese leer los posts relacionados:

 

 

Fuente de la imagen: pexels

El histórico origen de la contundente expresión ‘Odio africano’

El histórico origen de la contundente expresión ‘Odio africano’

A raíz de la reciente filtración con la grabación de una conversación mantenida por los políticos del Partido Popular (el exministro de Trabajo y Asuntos Sociales y expresidente de la Comunidad de Valencia, Eduardo Zaplana, con el expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González), en la que el valenciano comentaba al madrileño que el expresidente del Gobierno José María Aznar sentía ‘odio africano’ por Mariano Rajoy (actual Presidente del Gobierno) he recibido un correo a través del apartado de contacto en el que María Luisa F. G. me consulta sobre el origen de dicha expresión y me pregunta si la misma no debería ser censurable por sus connotaciones racistas.

Ante todo cabe destacar que en la expresión ‘Odio africano’ no existe connotación racista alguna hacia las personas originarias de África y que el significado de esta locución viene a destacar una animadversión intensa que siente una persona por otra, pero no por su origen o color de piel, pues su origen es antiquísimo y paso a explicarlo a continuación.

Tal y como defienden la mayoría de etimólogos e historiadores, sitúan el origen de la contundente expresión ‘Odio africano’ a la época en la que la República Romana se encontraba en guerra con la República Cartaginesa del norte de África (y sur de la Península Ibérica) en el siglo III a.C., que eran las dos potencias que en aquel momento dominaban el Mediterráneo occidental (las conocidas como Guerras Púnicas).

Uno de los grandes enemigos de Roma fue Amílcar Barca, originario de Cartago (en la actualidad a escasos kilómetros de la ciudad de Túnez, capital del homónimo país) y que tras su muerte el odio y enemistad que sentía hacia el pueblo romano fue transmitido a las generaciones que lo sucedieron (ente ellos su hijo Aníbal, quien destacó –entre otras muchas cosas- por su ofensiva militar en la que atravesó los Alpes con un numerosísimo ejército de infantería, caballería y los famosos elefantes).

Pero Roma ganó finalmente las Guerras Púnicas en invadió el norte de África, tras algo más de un siglo de enfrentamientos, destruyendo por completo Cartago y apresando a sus ciudadanos a quienes posteriormente vendieron como esclavos. El ‘odio africano’ hacia el pueblo romano se transmitió de una generación a otra, siendo este hecho histórico el que daría origen a la expresión.

Cabe destacar que, erróneamente, hay quien atribuye el origen de la locución a otros hechos (mucho más recientes en la Historia). Por un lado hay quien defiende que la expresión se originó a raíz de la venta de esclavos africanos por parte de españoles, ingleses y portugueses en el continente americano a partir del siglo XVII. También se puede encontrar quienes dan como origen los conflictos militares entre España y el norte de África (Marruecos) durante la segunda mitad del siglo XIX y primer cuarto del siglo XX.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿De dónde surge llamar ‘jerga’ a cierto tipo de lenguaje?

¿De dónde surge llamar ‘jerga’ a cierto tipo de lenguaje?

Conocemos como ‘jerga’ al lenguaje utilizado entre sí por un grupo de personas que tienen el mismo oficio o pertenecen al mismo círculo.

Ejemplos como ‘jerga juvenil’, ‘jerga moderna’, ‘jerga coloquial’ o ‘jerga profesional’ es habitual escucharlo cuando alguien se refiere a ese modo especial y característico de hablar de ciertos individuos o colectivos que utilizan términos concretos que muchas veces son desconocidos para la mayoría de los ciudadanos o los profanos en determinados asuntos.

El término ‘jerga’ llegó al castellano en la Edad Media proveniente del occitano (lengua romance hablada en la Provenza –sureste de Francia-) ‘gergons’ y que hacía referencia a la forma de expresarse poco comprensible de algunas personas –provenientes de entornos rurales- que hablaban de forma gutural (con la garganta). Al occitano había llegado el vocablo desde el francés antiguo ‘jargon’ que le daba la misma acepción, pero que también se utilizaba para referirse al peculiar canto de algunos pájaros (que también derivó en ‘gorjeo’). Antes de ‘jargon’ pasó por las variantes ‘gargon’ (sXIII) y ‘gargun’ (sXII). Al francés había llegado –como es de imaginar- del latín ‘gurges’ vocablo utilizado –entre otras acepciones- para referirse en sentido figurado como ‘garganta’.

Cabe destacar que paralelamente a la llegada al castellano del término ‘jerga’ también lo hizo el vocablo ‘jerigonza’, de exacta procedencia y acepción y que en un inicio se utilizaba para señalar el lenguaje especial de algunos gremios, además del que era difícil de entender o de mal gusto.

 

 

Quizá te interese leer el post: Un buen puñado de términos y expresiones que utilizamos diariamente y provienen del latín

 

 

Fuente de consulta: etimologias.dechile (1) / etimologias.dechile (2) / elcastellano / RAE (1) / RAE (2)
Fuente de la imagen: pixabay