BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Archivo de la categoría ‘El origen de…’

El curioso origen etimológico del término ‘cobarde’

Se utiliza e término ‘cobarde’ para señalar a una persona sin valor o sin ánimo para enfrentarse a una dificultad.

El curioso origen etimológico del término ‘cobarde’Su etimología es la mar de curiosa debido a que esta palabra llegó al castellano a través del francés ‘couard’ (de igual significado) y este vocablo era una transformación del francés medieval ‘coart’ usado para referirse a la cola de un animal (este término  procedía del latín vulgar ‘coda’ y a su vez de latín clásico ‘cauda’).

Y es que en la antigüedad se dieron cuenta que cuando un animal (como el perro o el lobo) tenía miedo y se asustaba una de las cosas más características que hacía era esconder la cola (rabo) entre las patas. De ahí que cuando alguien era un pusilánime y estaba falto de valor se le decía que hacía lo mismo que los cánidos (en relación a la cola) y de ahí que empezase a utilizarse este término.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Fuente de la imagen: pixabay

¿Sabías que la canción «Al alba» de Luis Eduardo Aute está basada en un hecho real?

«Al alba» es una de las composiciones más conocidas de Luis Eduardo Aute. La canción se convirtió en todo un símbolo y un himno reivindicativo y de protesta cantada por todos aquellos que querían cambios en los convulsos tiempos del final de la dictadura franquista, debido a los hechos en los que se había basado la canción.

¿Sabías que la canción «Al alba» de Luis Eduardo Aute está basada en un hecho real?

La letra fue escrita tras los fusilamientos del 27 de septiembre de 1975 y con ella el autor quería expresar su repulsa y condena al régimen por haber llevado a cabo la ejecución de cinco personas pertenecientes a la rama político-militar de ETA y del FRAP. Éstas se convirtieron en las últimas ejecuciones del franquismo, a dos meses escasos de la muerte del dictador, en un intento de demostrar que el régimen todavía mantenía el control sobre el país.

Los fusilamientos fueron muy criticados no sólo desde España, sino por el espectro internacional. Muchas fueron las delegaciones diplomáticas de otros países que presentaron una súplica para que no se llevasen a cabo y una posterior queja formal por haberlos realizado.

Ampliamente conocida es la anécdota que explica que el propio papa Pablo VI llamó a Franco para pedirle clemencia por los condenados. El dictador no cogió el teléfono y mandó decir que estaba en su alcoba descansando.

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuente de la imagen: Hemeroteca ABC

¿Cómo se descifra un tejuelo? (etiqueta identificativa que llevan en el lomo los libros de una biblioteca)

A raíz del post ‘Una docena de cosas que quizás no sabías cómo se llamaban [10]’ recientemente publicado y en el que hacía referencia a un ‘tejuelo’ ( etiqueta que se le coloca en el lomo de un libro con la que se identifica, a través de claves normalmente alfanuméricas, a qué género pertenece, autor o materia y así ser mucho más fácil a la hora de clasificar y encontrar en los estantes) Miguel Atienza me preguntó, a través de la página en Facebook de este blog, cómo se descifraba dicha etiqueta y si esa signatura es universal para todas las bibliotecas.

¿Cómo se descifra un tejuelo? (etiqueta identificativa que llevan en el lomo los libros de una biblioteca)Empezaré respondiendo a la segunda pregunta y la respuesta es sí (pero es un sí con matices). La clasificación de cualquier tipo de obra de conocimiento en una biblioteca sigue unos estándares que son comunes para todas ellas a través de lo que es conocido con las siglas CDU (Clasificación Decimal Universal), un método de clasificación creado en 1876 por el bibliotecario estadounidense Melvil Dewey y que, tras ser adaptado un cuarto de siglo después, ha servido desde entonces para unificar criterios globalmente a la hora de archivar y clasificar cualquier libro.

Como os indico en el primer párrafo, un tejuelo es la etiqueta que se coloca en el lomo de un libro y la cual ayuda a identificarlo (y archivarlo) de un modo más sencillo.

Podemos encontrar varios tipos de tejuelos pero los más comunes son los que llevan impresas unas claves alfanuméricas, pero también otros en los que la etiqueta es de un color determinado. En este caso se trata de literatura infantil y lo que hace esos colores es indicar el tramo de edad recomendada (por ejemplo: amarillo hasta los 6 años; azul de 7 a 9 años; rojo de 9 a 14 años y a partir de esa edad el tejuelo es de color blanco).

Los tejuelos de color blanco (libros para lectores a partir de los 14 años) podemos encontrar que está encabezado por unos números. El primero de ellos indica la temática a la que pertenece y va del 0 al 9:

0 – Generalidades e informática (documentación, enciclopedias, diccionarios, conocimiento en general, ciencias de la computación…)
1 – Filosofía (también incluye psicología autoayuda…)
2 – Religión (incluye teología y ensayos sobre cualquier doctrina)
3 – Ciencias sociales (política, economía, materia militar, folclore, cultura de los pueblos…)
4 – Suele estar vacante (aunque en ocasiones se le asigna este número a obras inclasificables a las que se le añade algún asterisco)
5 – Ciencias puras (ciencias naturales, matemáticas…)
6 – Ciencias aplicadas (medicina, tecnología…)
7 – Bellas artes (arte, fotografía, deporte, cine…)
8 – Lengua y literatura (novela, ensayo, poesía…)
9 – Geografía e historia (incluyendo biografías…)

Al lado de ese primer número le acompaña otros que son los que especifican todavía más su contenido. Por ejemplo, un libro con el nº 944 en la parte superior del tejuelo indica que su temática es ‘Geografía o historia’ (9) el siguiente dígito (4) nos marca que es sobre Historia de los países o Estados y el tercer dígito (4) que se trata de Historia de Europa (y podrían ir apareciendo más números a la derecha que irían especificando todavía más el contenido/temática de la obra (en algunas ocasiones separadas por un punto).

¿Cómo se descifra un tejuelo? (etiqueta identificativa que llevan en el lomo los libros de una biblioteca)

Muchas son las bibliotecas que añaden más caracteres identificativos en los tejuelos y  por debajo de esos números podemos encontrarnos hasta con dos filas más, esta vez de tres letras cada una. La que iría inmediatamente después o por debajo de la numeración CDU son tres letras en mayúscula las cuales pertenecen al inicio del apellido del autor (por ejemplo CER se refiere a Cervantes). Debajo de éstas (o en su lugar) otras tres letras (en esta ocasión en minúscula) que pertenecen al inicio del título, pero obviando el artículo o la preposición (por ejemplo ing sería El ingenioso don Quijote de la Mancha).

Esas dos filas de identificativo en el tejuelo de un libro no son universales (solo lo son los números del CDU) y se colocan bajo criterio de cada biblioteca, estamento, país…

Pero cabe destacar que en todos estos años también se han producido algunas modificaciones y actualizaciones en la que un gran número de bibliotecas tienen un sistema propio de clasificación (el conocido como CDD, ‘Clasificación Decimal Dewey’)  aunque basado en el mencionado CDU, por lo que puede haber cambios significativos entre la forma de clasificar en la biblioteca de una población y la de otra.

En los últimos años hay bibliotecas que también le ha añadido otro tejuelo más a los libros y obras y se trata de un código de barras, lo cual facilita muchísimo más el trabajo a la hora de indicar si está disponible, en préstamo o qué sección y estante debe ser colocado.

 

Otros posts que te puede interesar leer:

 

Fuentes de consulta y más info: juntadeandalucia / bibliotecaescolarpozohondo / Universidad Pablo de Olavide / biblioposiciones / bibliotecaspublicas / taranco / UNESCO
Fuente de las imágenes: Afred López @yelqtls (fotografías tomadas en la biblioteca municipal can Rajoler de Parets del Vallès)

¿Por qué tu perro ladea la cabeza cuando le hablas?

Si tienes en casa un perro, dependiendo de la raza de éste, muy probablemente te habrás fijado que cuando le hablas ladea la cabeza mientras te mira fijamente como si estuviera escuchándote con atención e incluso entendiendo lo que le estás diciendo (es curioso, pero no todos lo hacen).

¿Por qué tu perro ladea la cabeza cuando le hablas?

Ese acto, que algunos podrían decir que es fruto de la casualidad, en realidad tiene varias posibles explicaciones debido a que los expertos en comportamiento canino no terminan de ponerse totalmente de acuerdo.

El estadounidense Stanley Coren, con una dilatada carrera como psicólogo de la UBC (University of British Columbia de Canadá) y experto en comunicación e inteligencia canina (ha publicado un buen número de estudios y libros relacionados con el comportamiento de nuestras mascotas) propuso una explicación totalmente diferente a la que, hasta entonces, se tenía como correcta.

Un gran número de expertos (entre los que se encuentran la psicóloga y especialista en cognición canina Alexandra Horowitz y el etólogo canino Steven Lindsay) apuntaban a que el hecho de que los perros ladeasen la cabeza era para escuchar mejor a sus amos con intención de que el sonido llegase con mejor nitidez a sus pabellones auditivos e incluso para interpretar las palabras pronunciadas por éstos.

Pero tras muchos años observando el comportamiento de los canes, el profesor Coren ha llegado a otra conclusión: no todos los perros ladean la cabeza cuando les están hablando y quienes lo suelen hacer son mayoritariamente de aquellas razas cuyos hocicos son más prominentes.

El ladear les permite tener, según Coren, un mejor ángulo de visión de la boca y facciones de quien les está hablando. Ya no solo por las palabras que escuchan (de las que pueden reconocer, entender o interpretar alrededor de 165) y el tono en el que se les habla puede facilitar el entender a los humanos, es fundamental para los perros el ver el rostro para descifrar la intencionalidad. Un hocico grande hace que no vean con total nitidez a su interlocutor por lo que al ladearse la visión es adecuada.

Evidentemente no todos los expertos en comportamiento canino están de acuerdo con las conclusiones de Stanley Coren y, por tanto, se suma una hipótesis más a las diferentes conjeturas que había sobre la posible razón.

Y vosotros ¿cuál creéis que es la razón por la que un perro ladea la cabeza cuando se le habla?

 

 

Te puede interesar leer otros posts con curiosidades relacionadas con el mundo de los perros

 

 

Post realizado a raíz de la consulta que me ha hecho llegar Silvia Álvarez a través de la página en Facebook de este blog
Fuentes de consulta y más info: psychologytoday / omicrono.elespanol / simiperrohablara / How to Speak Dog: Mastering the Art of Dog-human Communication (Stanley Coren) / consumer / petmd / dogtime
Fuente de la imagen: catmitchell (Flickr)

¿De dónde surge decir que un hombre está ‘empalmado’ cuando tiene una erección?

¿De dónde surge decir que un hombre esta ‘empalmado’ cuando tiene una erección?Una erección consiste en el endurecimiento y dilatación del miembro viril masculino (pene) a consecuencia de la afluencia de sangre que hasta allí va a parar.

Es muy común utilizar términos como ‘empalmar’ o ‘estar empalmado’ para referirse a una erección y, aunque no se conoce el momento exacto en el que se originó, los expertos en etimología apuntan a que fue consecuencia de que en un gran número de ocasiones, para conseguir que el pene se ponga erecto, se hace con la ayuda de la palma de la mano.

Cabe destacar que este término (en relación a la erección) nada tiene que ver con el vocablo ‘empalmar’ que se refiere a juntar y entrelazar dos elementos (ya sean cables, sogas, maderos) debido a que este otro proviene de ‘empalomar’, que nada tiene que ver con la palma de la mano y sí con el ‘palomar’ que es un tipo de cordel o hilo muy fino con el que se realizaba el mencionado entrelazado.

 

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

 

Fuente de la imagen: Ilustración realizada por Marta Contreras en exclusiva para el libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”

El curioso origen del término ‘bribón’ y su estrecha relación con la palabra biblia

El curioso origen del término ‘bribón’ y su estrecha relación con la palabra bibliaSe conoce como ‘bribón’ a aquel que suele vivir de hacer trapicheos, moverse en los ambientes pícaros, holgazanear e incluso engañar con arte y destreza a los demás con el fin de sacar un provecho.

Hoy en día, según a quien vaya dirigido y la forma en el que se pronuncie dicho término se le puede incluso dar una connotación de desenfado (por ejemplo para referirse a un niño travieso: ‘¡Menudo bribón está hecho el pequeñajo este!’).

La locución originalmente se usaba para referirse a aquel que se daba a la ‘briba’ que era el modo en el que en la Edad Media se conoció la picaresca y holgazanería. Briba provenía del término ‘bribia’ que era descrito como el ‘arte y modo de engañar halagando con buenas palabras’ y este vocablo no era más que la metátesis de ‘Biblia’.

En este punto hay dos versiones diferentes sobre por qué el término original Biblia dio como resultado el vocablo bribón. Por un lado nos encontramos con los etimólogos que defienden que se refiere no al libro que contiene las Sagradas Escrituras sino a su acepción anterior que era el de ‘Obra que reúne los conocimientos o ideas relativos a una materia y que es considerada por sus seguidores modelo ideal’.

Muchos de los pícaros de la época eran personajes ilustrados y que mediante sus conocimientos y buena utilización del lenguaje lograban engañar y embaucar a los incautos, todo ello gracias a sus buenos conocimientos de los libros (biblias).

Por otra parte hay lingüistas que señalan que bribón proviene de quienes mejor conocían la Biblia (en referencia al libro religioso) debido a que éstos (religiosos, sacerdotes, evangelizadores…), con el pretexto de dedicarse a la vida religiosa, solían vivir cómoda y holgadamente a costa de los donativos que daban los feligreses.

Cabe destacar que las mencionadas metátesis son aquellas palabras a las que se le cambia, con el paso del tiempo y debido a la transmisión oral, alguna de sus vocales o consonantes, sonando y escribiéndose de diferente manera a pesar que significa o se refiere a lo mismo (un ejemplo puede ser el caso de ‘pelandusca’ y ‘pelandrusca’ o ‘murciégalo’ y ‘murciélago’).

 

 

Te puede interesar leer:

 

 

Fuentes de consulta: etimologias.dechile / Fundéu / Rae (1) / Rae (2) / Rae (3) / Rae (4)
Fuente de la imagen: pxhere

¿Sabías que la serie de televisión Star Trek inspiró al creador del primer teléfono móvil comercial?

Martin Cooper está considerado como el padre de la telefonía móvil ya que de su trabajo como ingeniero electrónico en la compañía de telecomunicaciones Motorola salió el primer prototipo.

¿Sabías que la serie de televisión Star Trek inspiró al creador del primer teléfono móvil comercial?

En las cuatro décadas y media que han pasado desde que, el 3 de abril de 1973, él mismo realizase la primera llamada desde el primer teléfono móvil que se había fabricado, muchas son las veces que ha comentado que le llegó la inspiración unos años antes mientras estaba viendo un capítulo de la mítica serie Star Trek, en la que el personaje del capitán James T. Kirk aparecía usando un comunicador móvil.

Cooper planteó esa idea a su equipo de ingenieros y durante varios años estuvieron trabajando en el DynaTAC, nombre que le dieron a ese primer aparato de grandes dimensiones y cuyo peso superaba un kilogramo.

El modelo se fue perfeccionando y diez años después comenzó a comercializarse una versión con unas dimensiones menores y con un peso de medio kilo. Su precio por aquella época (1983) era de medio millón de pesetas, lo que hoy serían unos 15.000 euros teniendo en cuenta la inflación y el valor del sueldo medio de la época.

Cabe destacar que el móvil referido (el DynaTAC) se trataba del primer modelo de telefonía móvil comercializado, ya que los soviéticos, varios años antes (entre 1957 y 1961) ya habían estado experimentando con algunos modelos de teléfonos portátiles (que no celulares) para automóviles aunque no llegó a ser llevado al mercado debido a que su uso estuvo restringido a un reducido grupo de mandatarios de la antigua URSS.

 

Te puede interesar leer:

 

Fuente de la imagen: startrek.com

¿Sabías que la palmera recibe su nombre porque recuerda a la palma de la mano abierta?

Días atrás me llegó un mensaje a través de la página en Facebook de este blog en el que Anuska M. B. me explicaba que al pasar con el coche por la Avenida de la Palmera de Sevilla  su hijo Rubén, de seis años, le preguntó cómo se llamaba ‘ese árbol tan alto que hay’ y al responder que su nombre era ‘palmera’ el pequeño le formuló otra pregunta ¿y por qué se llama así?, motivo por el que me traslada dicha consulta.

¿Sabías que la palmera recibe su nombre porque recuerda a la palma de la mano abierta?

Y es que hay ocasiones en las que la procedencia etimológica de una cosa tiene un origen de lo más simple y sencillo, como es en este caso.

Las ‘palmeras’ deben su nombre a la palma de la mano, debido a que en la antigüedad se dieron cuenta que observando esos árboles desde cierta distancia recordaba totalmente a una mano totalmente abierta y con los dedos bien separados. De hecho las ramas se conocen como ‘palmas’.

Cabe destacar que el término latino para designar el reverso de la mano se escribía exactamente igual que como llegó al castellano (palma) y para referirse al árbol se le añadió el sufijo –era (como ocurre con otros vegetales: higuera, esparraguera…).

 

 

Te puede interesar leer:

Un buen puñado de términos y expresiones que utilizamos diariamente y provienen del latín

 

 

Fuentes de las imágenes: publicdomainpictures / maxpixel

¿De dónde surge llamar ‘mesalina’ a algunas mujeres consideradas como lujuriosas?

En algunos diccionarios podemos encontrar que al término ‘mesalina’ se le da la acepción de ‘Mujer de costumbres inmorales o disolutas, en especial en lo referente al sexo’ (en el diccionario de la Rae aparece como ‘Mujer poderosa o aristócrata y de costumbres disolutas’) y que es frecuentemente utilizado para referirse de ese modo a algunas mujeres consideradas como libertinas o lujuriosas.

¿De dónde surge llamar ‘mesalina’ a algunas mujeres consideradas como lujuriosas?

El origen de este vocablo lo encontramos en el nombre de la tercera esposa de Tiberio Claudio, uno de los emperadores más famosos del Imperio Romano: Valeria Mesalina.

Falleció en el año 48 d.C. a los 23 años de edad, pero tras de sí (tal y como relataron los cronistas de su época) dejó un reguero de infidelidades y una vida  llena de promiscuidades.

Según consta en los escritos, Mesalina dio rienda suelta a su ninfomanía manteniendo relaciones sexuales con infinidad de hombres de cualquier estatus social (cónsules, gladiadores, soldados, miembros de la nobleza…).

 

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿De dónde surge el mito del ‘Príncipe Azul’ de los cuentos?

El hecho de que se eligiese el color azul para definir a esos príncipes apuestos que enamoraban a las princesas de cuento es debido a la creencia que existe desde hace unos cuanto siglos que indica que los miembros de la realeza tienen sangre azul.

¿De dónde surge el mito del ‘Príncipe Azul’ de los cuentos?Días atrás, en el post: Destripando mitos: La ‘sangre azul’ de los reyes no proviene del color de las venas sino de una referencia al cielo, os explicaba que esa creencia se fundamentó en un error de interpretación por parte de los humanistas españoles de principios del siglo XVII que tradujeron la obra (una treintena de libros) del insigne historiador romano Cornelio Tácito.

Pues bien, tras esas traducciones erróneas y una vez transformado el término ‘sangre celestial’ en ‘sangre celeste’ y de ahí pasó a popularizarse como ‘sangre azul’, la locución viajó desde el castellano a otras lenguas europeas: el francés ‘sang bleu’, el italiano ‘sangue blu’, el portugués ‘sangue azul’, el rumano ‘sânge albastru’, el inglés ‘blue blood’, el alemán ‘blaues blut’ o el neerlandés ‘blauw bloed’ (por poner unos pocos ejemplos), que lo usan con el mismo sentido.

No existe una evidencia clara de cuándo comenzó a utilizarse el adjetivo de ‘Príncipe Azul’ en los cuentos y cuál fue el primero en el que se le adjudicó ese color al protagonista de las historias.

Algunos historiadores sugieren que apareció por primera vez en el siglo XIX a raíz de una leyenda de origen rumano que se titulaba El Príncipe Azul de la lágrima’. Evidentemente el azul hacía referencia a su condición aristocrática y por tanto a ser de sangre azul, como por entonces se tenía el convencimiento.

También cabe destacar que el término ‘azul’ para referirse a los príncipes de los cuentos se utiliza principalmente en la lengua española e italiana (‘Principe Azzurro’), mientras que en la mayoría de idiomas se refieren a ese personaje como ‘El Príncipe Encantador’ (‘Prince Charming’ en inglés, ‘Prince Charmant’ en francés…)

Cabe destacar que un error de traducción del inglés al portugués y posteriormente desde el luso al castellano provocó que en algunos cuentos apareciese como ‘El Príncipe Encantado’ y no encantador y, por tanto, también ha sido ampliamente conocido de este modo en nuestra lengua.

 

 

Te puede interesar leer:

 

 

Fuente de la imagen: jeffchristiansen (Flickr)