Archivo de la categoría ‘El origen de…’

El curioso origen del término ‘granuja’

Suele utilizarse el término ‘granuja’ para hacer referencia a aquellos individuos canallas o bribones, que se dedican a cometer pequeños engaños o delitos, siendo un vocablo utilizado, normalmente, con cierto carácter amable.

El curioso origen del término ‘granuja’

Etimológicamente proviene del latín granŭlum’, el cual era el diminutivo de ‘granum’, cuyo significado era ‘grano’.

Curiosamente, el vocablo granŭlum’, en su origen, hacía referencia a la uva que  quedaba separada del racimo y, por analogía, con el tiempo se le dio esa denominación también a aquellos muchachos que se apartaban (separaban) del camino correcto y las normas de la comunidad para dedicarse a vagabundear y llevar una vida como pícaro y rufián.

El término granuja fue recogido por primera vez en el Diccionario de Autoridades de 1734 donde se le daba dos acepciones, pero ambas relacionadas con el grano de las frutas: ‘La uva desgranada y dividida de los racimos’ y ‘Se llama también el granillo interior de la uva y otras frutas, que es como su simiente’.

No fue hasta la edición del diccionario académico de 1884 cuando se incorporó la nueva acepción: ‘Conjunto de chiquillos vagabundos’, ‘Muchacho vagabundo, pilluelo’ y en la de 1925 cuando se le añadió la descripción de ‘Bribón, pícaro’, que a día de hoy todavía se le da al vocablo.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

Fuente de la imagen: openclipart

¿Qué es el ‘Efecto Mandela’?

El Efecto Mandela es un fenómeno de recuerdos falsos compartidos, por el cual un grupo muy grande de personas, sin tener contacto entre ellas, creen recordar algún hecho histórico, noticia e incluso detalles de una imagen, pero que no han ocurrido o es muy diferente a la realidad.

¿Qué es el ‘Efecto Mandela’?

El término fue acuñado por la escritora estadounidense Fiona Broome, en 2009,  tras comprobar la errónea creencia de numerosas personas que estaban convencidas de que el líder sudafricano, Nelson Mandela, había fallecido en prisión durante la década de 1980, cuando en realidad todavía estaba vivo (no murió hasta el año 2013).

Pero numerosos son los ejemplos de lo que se denomina como ‘Efecto Mandela’ (aunque nada tengan que ver con el expresidente de Sudáfrica) que incluyen al personaje del logo del juego Monopoly a quien recuerdan con un monóculo, cuando nunca ha llevado ese accesorio; la escena icónica de Tom Cruise en la película ‘Risky Business’ donde recuerdan que usaba lentes de sol, cuando nunca los usó; la famosa frase de ‘Star Wars’: «Luke, yo soy tu padre» que nunca se pronunció en ninguno de los filmes de la exitosa saga; la mascota icónica de Disney, Mickey Mouse, que muchos recuerdan con tirantes, cuando nunca los ha usado; el Pokemon más popular Pikachú, al que recuerdan con parte de su cola de color negro, cuando siempre ha sido amarilla; el cuadro de la ‘Mona Lisa’ que muchas personas  recuerdan como no sonriendo, cuando en realidad sí lo hace; la famosa frase “Ladran, Sancho, señal que cabalgamos” que muchísimas personas utilizan asegurando que aparece en ‘El Quijote’ (e incluso hay quien dice que la ha leído allí) y no aparece en ninguna de las dos partes de la obra de Cervantes; o la icónica escena de ‘Hamlet’ (de William Shakespeare) en la que aseguran que el protagonista recita el soliloquio de ‘Ser o no ser’ sosteniendo una calavera sobre su mano, cuando en realidad pertenece a otra escena de la obra.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

¿Cuál es el origen de la expresión ‘La supervivencia del más apto’?

Herbert Spencer fue un naturista, filósofo y escritor británico del siglo XIX que se destacó por su teoría del ‘darwinismo social’ y que sostenía que las leyes de la evolución natural de Charles Darwin, se aplicaban también a la sociedad humana.

¿Cuál es el origen de la expresión 'La supervivencia del más apto'?

En 1864 publicó el libro ‘Principios de la biología’ en el que apareció acuñada la frase ‘la supervivencia del más apto’, la cual se centraba en la teoría de que aquellos individuos o grupos que son más capaces de adaptarse y competir en su ambiente tienen más probabilidades de sobrevivir y prosperar.

Spencer argumentaba que esta lucha por la supervivencia era la fuerza impulsora detrás del progreso humano y que la ‘selección natural’ conducía a una constante mejora de la humanidad. En su teoría, el Estado debía intervenir lo menos posible en la vida económica y social para que pudiera darse la competencia libre y la selección natural.

La teoría de ‘la supervivencia del más apto’ ha sido objeto de múltiples críticas por ser simplista, justificar la desigualdad  social y la opresión de los grupos más débiles, ignorar el papel de la cooperación y la ayuda mutua en la evolución, no tener en cuenta el contexto (ni las diferencias ambientales y culturales que afectan la supervivencia de un individuo o especie) y ser erróneamente aplicada a la sociedad humana (ya que la evolución humana no se basa en la lucha por la supervivencia sino en la cooperación y la ayuda mutua).

Además, la teoría de Herbert Spencer ha sido ampliamente utilizada en el argumentario de grupos racistas y supremacistas.

 

 

Encuentra más curiosidades como esta leyendo otros post de este blog o en mi libro ‘El listo que todo lo sabe ataca de nuevo. Palabras y palabros’

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

¿De dónde proviene el término ‘cómplice’?

Conocemos como ‘cómplice’ a la persona que por afinidad con otra ayuda a esta en algún tipo de asunto, ya sea lícito o ilícito. Suele asociarse el vocablo a ambientes jurídicos y policiales, para señalar a aquel que es conocedor o colaborador de un delito y/o delincuente, aunque también se puede utilizar para hacer referencia a la relación cercana y de amistad entre dos o más personas (tener complicidad).

¿De dónde proviene el término ‘cómplice’?

Etimológicamente, el término proviene del latín tardío ‘complex’, cuyo significado era ‘compañero, partícipe’ y a su vez el vocablo latino provenía del verbo ‘complecti’, significando ‘abrazar, rodear, unir, conectar’ y estaba relacionado con la idea de ‘estar juntos’ o ‘estar involucrados en algo’.

Esa afinidad y camaradería propició que en el ámbito jurídico se denominase también como cómplice a aquel  que colabora o es conocedor de un acto ilícito como (aunque no sea el ejecutante del mismo).

El término cómplice fue recogido en el Diccionario de Autoridades de 1729 con la acepción de ‘El Compañero en el delito’, así como también la forma complicidad, dándole en significado de ‘Compañía en el delito. Es voz Forense’ (del ámbito judicial).

 

 

Encuentra más curiosidades como esta leyendo otros post de este blog o en mi libro ‘El listo que todo lo sabe ataca de nuevo. Palabras y palabros’

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

¿Cuál es el origen del término ‘chisme’?

A raíz de un vídeo publicado en mis redes sociales, TikTok e Instagram, en el que explicaba el origen del término ‘chusma’, me comentaron varios usuarios que en algunos países de Latinoamérica se utiliza esta palabra para hacer referencia a las personas ‘chismosas’ (que van hablando de los demás) y me preguntaban si hay alguna relación etimológica entre ‘chusma’ y ‘chisme’.

¿Cuál es el origen del término ‘chisme’?

Empezaré por el final y no, no hay ninguna relación etimológica entre los términos ‘chisme’ y  ‘chusma’ y nada tiene que ver el uno con el otro, por lo que el uso del segundo, en algunos lugares, para referirse a una persona chismosa, muy posiblemente haya surgido por el parecido y sonoridad de ambos vocablos.

La palabra ‘chisme’, etimológicamente proviene del latín ‘schisma’, que significa ‘división’ o ‘escisión’ y a su vez provenía del griego ‘schísma’, de exacto significado.

El término chisme se utiliza para referirse a una información o rumor que se comparte de forma secreta o confidencial, especialmente si es de naturaleza negativa o desagradable. También se puede utilizar para referirse a la acción de compartir este tipo de información o rumor (chismorreo).

Existe constancia del uso del término ‘chisme’ en castellano en escritos del siglo XV (Antonio de Nebrija lo recogió en su ‘su Vocabulario español-latino’ de 1494) y fue recogido por primera vez en el Diccionario de Autoridades de 1729 con la siguiente acepción: ‘Murmuración o cuento, con que alguno intenta descomponer una persona con otra, metiendo cizaña, y refiriendo lo que no tiene necesidad de que se sepa. Viene del Griego Schísma, por ser este el efecto del chisme, que siempre causa discordias y malas avenencias’.

 

 

Encuentra más curiosidades como esta leyendo otros post de este blog o en mi libro ‘El listo que todo lo sabe ataca de nuevo. Palabras y palabros’

 

 

 

Fuente de la imagen: pxhere

¿Cuál es el origen del término ‘elixir’?

El término ‘elixir’ llegó al castellano desde el latín medieval (escrito del mismo modo) y este lo tomó del árabe ‘al-iksir’, cuyo significado hacía referencia a la ‘piedra filosofal’.

¿Cuál es el origen del término ‘elixir’?

La piedra filosofal era una supuesta y mítica materia alquímica de la que se creía que tenía el poder de convertir metales en oro, además de servir para elaborar compuestos milagrosos que ayudaban a prolongar la vida humana.

Los alquimistas medievales creían que el elixir era una forma líquida de la piedra filosofal, y que podía curar todas las enfermedades y prolongar la vida eternamente.

A lo largo de la historia, el término elixir ha sido utilizado para referirse a cualquier sustancia milagrosa o curativa, especialmente aquellas que se vendían como remedios médicos o tónicos. Actualmente, se usa comúnmente para referirse a una solución líquida que se toma por vía oral.

El término elixir fue recogido en el Diccionario de Autoridades de 1732, dándole la siguiente acepción: ‘La sustancia más sutil, interna y específica de cada cuerpo: que es como la esencia de él’.

 

 

Encuentra más curiosidades como esta leyendo otros post de este blog o en mi libro ‘El listo que todo lo sabe ataca de nuevo. Palabras y palabros’

 

 

 

Fuente de la imagen: freesvg

¿De dónde proviene el refrán ‘Quien mucho abarca poco aprieta’?

Miles son los refranes que existen y que a lo largo de la historia se han ido trasmitiendo de una generación a otra de manera oral, sirviendo esas sentencias como consejo y llevando en el mismo algún tipo de moraleja (lección, enseñanza). En la mayoría de las ocasiones, los refranes han sido creados por el propio pueblo, no existiendo una anécdota concreta o episodio histórico que pueda datar y dar testimonio de su origen.

¿De dónde proviene el refrán ‘Quien mucho abarca poco aprieta’?

Uno de los refranes más populares es el que dice ‘Quien mucho abarca poco aprieta’, el cual aparece recogido en numerosas obras de varios siglos atrás (entre ellas en el acto duodécimo de ‘La Celestina’ (publicada en 1499 y atribuida a Fernando de Rojas) en el que Sempronio dice a Celestina […] Contentémonos con lo razonable, no lo perdamos todo por querer más de la razón, que quien mucho abarca poco suele apretar […].

Esta locución suele ser utilizada para indicar la necesidad de realizar las cosas individualmente y no varias a la vez, debido a que el resultado final suele ser malo o desastroso.

No se sabe a ciencia cierta el origen de este refrán, aunque se ha encontrado que existen de muy similares en otras lenguas y países y muchos son los expertos que indican que, muy probablemente, sea una transformación de una antiquísima máxima en latín que decía ‘Duos insequens lepores neutrum capit’ (El que persigue a dos liebres no coge a ninguna de las dos) y a su vez esta era una traducción literal del proverbio griego δύο πτκας δικων οδτερον καταλαμβνει’ (El que persigue dos liebres no atrapa ninguna).

Nuestros vecinos portugueses utilizaban antiguamente una variante a nuestro refrán que decía ‘Quem muito abarca pouco abraça’ (Quien mucho abarca, poco abraza) y que apenas es utilizado en la actualidad; los franceses dicen ‘Qui trop embrasse, mal étreint’ (Quien abarca demasiado, poco aprieta); los italiano ‘Chi troppo vuole nulla stringe’ (Quien mucho quiere, nada aprieta); los alemanes dicen ‘Wer zu viel fasst, lässt viel fallen’ (El que coge mucho deja caer mucho); y curiosamente los ingleses utilizan una frase que es la más cercana a las versiones en latín y griego: ‘If you run after two hares you will catch neither’ (Si corres detrás de dos liebres no atraparás ninguna).

 

 

Encuentra más curiosidades como esta leyendo otros post de este blog o en mi libro ‘El listo que todo lo sabe ataca de nuevo. Palabras y palabros’

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

¿Cuál es el origen del término ‘mártir’?

Conocemos como ‘mártir’ a aquella ‘persona que muere o sufre grandes padecimientos en defensa de sus creencias o convicciones’ y también a la que ‘se sacrifica en el cumplimiento de sus obligaciones’, tal y como recoge la actual edición del diccionario de la RAE.

¿Cuál es el origen del término ‘mártir’?

En su origen, el vocablo tan solo hacía referencia a quienes habían sido perseguidos, torturados y/o perdido la vida a causa de profesar la religión católica, proviniendo etimológicamente el término del latín tardío ‘martyr’ y éste a su vez del griego ‘mártys’, cuyo significado original era ‘testigo’, haciendo referencia a quienes, a pesar de sufrir las calamidades de las torturas, seguían dando testimonio de su fe y su creencia.

Por tal motivo, la Iglesia Católica, comenzó a denominar como mártires a todos aquellos que se acogieron a esta confesión religiosa y, por ello, padecieron suplicios y tormentos (martirios).

Apareció recogido por primera vez en el diccionario de la academia en su edición de 1780, con las siguientes acepciones: ‘El que padece muerte por amor, y en defensa de la verdadera religión, fe, o doctrina católica y evangelio de Jesucristo’ y ‘Por semejanza se llama el que padece grandes trabajos, aflicciones y calamidades’.

Con el tiempo, el término mártir ha pasado a ser utilizado para hacer referencia a cualquier tipo de persona que es castigada a causas de sus creencias y convicciones, ya sean religiosas, sociales o políticas.

 

 

 

Encuentra más curiosidades como esta leyendo otros post de este blog o en mi libro ‘El listo que todo lo sabe ataca de nuevo. Palabras y palabros’

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿De dónde proviene la expresión ‘Que tu mano izquierda no sepa lo que hace la mano derecha’?

A través de mi perfil @yaestaellistoquetodolosabe2 en la red social Instagram me preguntan de dónde proviene la expresión ‘Que tu mano izquierda no sepa lo que hace la mano derecha’.

¿De dónde proviene la expresión ‘Que tu mano izquierda no sepa lo que hace la mano derecha’?

Se trata de una frase proverbial, muy utilizada y que podemos encontrar que se dice o escribe de diversos modos e incluso cambiando el orden de las manos, entre ellos: Que no vea tu mano derecha lo que hace tu mano izquierda’, ‘Que no vea tu mano izquierda lo que hace tu mano derecha’, ‘Que tu mano derecha no vea lo que hace tu mano izquierda’, ‘Que no sepa tu mano izquierda lo que hace la diestra’, ‘Que tu diestra no sepa lo que hace la siniestra’

Su origen lo encontramos en un pasaje bíblico, concretamente en el capítulo 6 del Evangelio de San Mateo titulado ‘Jesús y la limosna’, en el que el versículo 6:3 dice: Mas cuando tú des limosna, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha’.

El capítulo completo es el siguiente:

Guardaos de hacer vuestra justicia delante de los hombres, para ser vistos de ellos; de otra manera no tendréis recompensa de vuestro Padre que está en los cielos.

Cuando, pues, des limosna, no hagas tocar trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser alabados por los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. Mas cuando tú des limosna, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha, para que sea tu limosna en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.

 

 

Encuentra más curiosidades como esta leyendo otros post de este blog o en mi libro ‘El listo que todo lo sabe ataca de nuevo. Palabras y palabros’

 

 

 

Fuente de la imagen: pexels

¿Cuál fue el primer chiste de la Historia?

A través de mi perfil @yaestaellistoquetodolosabe2 en la red social Instagram me preguntan cuál fue el primer chiste de la Historia.

¿Cuál fue el primer chiste de la Historia?

Es difícil determinar cuál fue el primer chiste de la Historia, ya que el humor es una forma de expresión que ha existido en muchas culturas durante mucho tiempo, siendo una forma de comunicación que se ha utilizado para hacer reír y entretener a las personas desde hace cientos de siglos.

Sin embargo, algunos de los primeros ejemplos de chistes se han encontrado en textos antiguos como los chistes del faraón egipcio (de la dinastía IV y perteneciente al Imperio Antiguo de Egipto) Snefru (también escrito Seneferu, Sneferut o Snofru), que datan del 2500 a.C. y se han conservado en tablillas de arcilla. También hay chistes escritos en papiro (como el Papiro de Westcar’ que se encuentra en el Museo Egipcio de Berlín)  y en tablillas cuneiformes que datan del 2000 a.C. en Mesopotamia. Estos chistes antiguos a menudo consistían en juegos de palabras y bromas simples, y se cree que se contaban para entretener y divertir a las personas.

Los chistes de Snefru son un conjunto de chistes que han sido traducidos de forma diferente por distintos estudiosos, aquí tenéis un par de ejemplos atribuidos al mencionado faraón egipcio:

  • ¿Cómo entretienes a un faraón aburrido? Haces navegar sobre el Nilo una barca cargada de mujeres jóvenes vestidas sólo con redes de pesca y le pides al faraón que vaya a atrapar un pescado
  • ¿Por qué el cocodrilo no puede contar hasta tres? Porque se come la lengua después de dos.

Por su parte, el primer ‘chiste escatológico’ de la Historia data del año 1900 a.C.y es atribuido a la cultura sumeria (pueblo que habitó en lo que hoy es el sur de Irak). El chiste dice así:

  • Algo que nunca ha ocurrido desde tiempos inmemorables; una mujer joven no se tiró un pedo sobre las rodillas de su marido

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuente de la imagen: pxhere