BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Archivo de la categoría ‘Curiosidades Históricas’

Montenegro y el curioso origen de su topónimo (que no proviene del castellano)

Montenegro y el curioso origen de su topónimo (que no proviene del castellano)A finales de la década de 1990, tras el conflicto militar de los Balcanes, el mapa del sureste de Europa cambió de repente con la aparición de una serie de nuevos países tras la desintegración de Yugoslavia (ya se habían producido cambios importantes tan solo unos pocos años antes tras la disolución de la URSS).

Tras la Guerra de los Balcanes una serie de nombre de países (que no eran nuevos, pero que habían estado integrados en Yugoslavia durante medio siglo) comenzaron a hacerse habituales de escuchar: Eslovenia, Macedonia, Bosnia-Herzegovina, Croacia, Serbia y Montenegro.

Lo curioso es que los topónimos de todas esas naciones es sus respectivos idiomas se pronuncias de otro modo y sin embargo, a nivel internacional la de Montenegro suena tal cual.

Esto ha llevado a muchas personas a creer que el topónimo de ese país a orillas del mar Adriático proviene del castellano y alguna supuesta presencia española por la zona durante la Historia.

Pero en realidad quien tuvo una destacada presencia en toda la región balcánica fue la Serenísima República de Venecia, uno de los más prósperos Estados del continente europeo, quienes a partir del siglo XI tuvieron su gran apogeo a nivel social, político, artístico y económico.

La República de Venecia tenía su propio idioma oficial: el ‘veneto’, el cual era una más de las lenguas romances y que a pesar de encontrarse al norte de la Península de Italia (y hoy en día formar parte de este país) no procedía del italiano (aunque tenía, evidentemente, algunas similitudes).

Y fueron los venecianos, durante su presencia en varias zonas al otro lado del Adriático hasta finales del siglo XVIII, quienes dieron el nombre en su idioma a la región que hoy conocemos como Montenegro.

Simplemente hicieron una traducción al veneto del latín ‘Mons Niger’ (montaña negra) que durante los tiempos de la Antigua Roma se le dio a aquella zona, en referencia al color que presentaban las laderas del monte Lovćen que, desde la lejanía, daba la apariencia de que era totalmente de color oscuro.

Y es que ‘montaña negra’ en el idioma del veneto se decía literalmente ‘monte negro’, de ahí que, debido a la larga presencia veneciana, ‘Montenegro’ terminara quedándose como topónimo oficial.

Cabe destacar que en montenegrino (idioma oficial del país y que proviene del serbio), montaña negra se pronuncia ‘Crna Gora’, pero se optó por dejar el topónimo veneciano de Montenegro por el arraigo que este nombre tuvo en la historia del país balcánico y por la facilidad a la hora de pronunciarlo y escribirlo por parte de la comunidad internacional.

 

 

 

Te puede interesar leer otras curiosidades del Mundo

 

 

Post realizado a raíz de la consulta que me ha hecho llegar mi compañera y amiga Melisa Tuya
Fuente de la imagen:  Wikimedia commons

¿Qué fue de los faros amarillos de los coches franceses?

Emulando a los fantásticos blogs de mis compañeros en 20minutos:  ‘¿Qué fue de…? El blog de los deportistas olvidados’ de Edu Casado y ‘¿Qué fue de…? todos los demás’ de Jessica Gómez, he decidido titular el post de hoy ‘¿Qué fue de los faros amarillos de los coches franceses?’. Una entrada que realizo a través de una consulta recibida de un oyente del programa ‘La Noche de COPE’ en el que tengo una sección semanal de curiosidades.

¿Qué fue de los faros amarillos de los coches franceses?

Varias fueron las décadas en las que, cuando transitabas por una carretera o autopista por la noche, sabías que te estabas cruzando con un coche francés por su característicos faros de color amarillo (aparte de su identificativa matrícula, evidentemente).

El amarillo de los faros fue algo prácticamente exclusivo de los automóviles galos, aunque hubo un tiempo en el algunos conductores de otros países decidieron incorporarlos a sus coches (sobre todo como luces antiniebla), ya que fuera de Francia no solían venir de serie.

Fue en 1934 cuando los miembros de la prestigiosa Academia de Ciencias (Académie royale des sciences) sugirieron incorporar luces nocturnas amarillas en los autos debido a que este color era menos deslumbrantes para el resto de conductores, además de dar una mejor visibilidad en días de niebla.

¿Qué fue de los faros amarillos de los coches franceses?Así fue como, a instancia de los académicos científicos, la industria automovilística francesa empezó a introducir de serie los faros amarillos, a partir de 1936. Los coches de nueva matriculación debían incorporarlo de serie a partir del 1 de abril de 1937 y los más antiguos debieron cambiar sus luces forzosamente antes del 1 de enero de 1939, fecha en la que se fue obligatorio llevar lámparas amarillas. Aquellos vehículos franceses que circulaban con luces blancas eran multados.

Y así se mantuvo la norma a lo largo de casi medio siglo, hasta que a inicios de la década de 1990 una disposición de la Unión Europea aconsejaba que todos los vehículos de la UE llevaran los faros de luz blanca y durante un tiempo se permitió que los coches franceses portaran los antinieblas amarillos (las luces de posición, cortas o largas no).

A partir de 1993 se fue reduciendo paulatinamente y hoy en día apenas pueden verse coches con esos faros amarillos. Algunos de los que se ven circular son conductores que se los han instalado por su cuenta, ya sea colocando la lámparas de ese color o unos filtros amarillos.

En España es algo confusa la legislación sobre el uso de faros amarillos (tanto las bombillas como los filtros) y se han dado algunos casos de automovilistas multados por la Guardia Civil al ser interceptados en la carretera con ese alumbrado e incluso cuando han ido a pasar la ITV les han echado para atrás el coche por tal razón. (ACTUALIZACIÓN: Gracias al lector Dei, quien a través de un comentario que podéis leer más abajo, nos indica que coexisten 2 normativas en función de la matriculación y/o puesta en circulación de los vehículos)

Cabe destacar que como dato anecdótico muchas son las fuentes que, erróneamente, indican que el origen de colocar faros amarillos en los vehículos franceses se originó durante la Segunda Guerra Mundial, tras la entrada de los nazis en el país, pues así podían detectar qué automóviles eran galos y cuáles no, pero se trata de una leyenda urbana. Evidentemente podría haber sido un útil modo de localizar coches extranjeros durante la noche e incluso más de uno lo haría, pero no fue el motivo por el que se originó el colocar esos característicos faros amarillos.

 

 

Te puede interesar leer los posts:

 

 

Fuentes de la imagen: Wikimedia commons (1) / Wikimedia commons (2)
Fuentes de consulta: gallica.bnf.fr (1) / gallica.bnf.fr (2) / francetvinfo / ladocumentationfrancaise / legifrance

¿Sabías que originalmente el término ‘plagio’ no tenía nada que ver con el hecho de copiar una obra ajena?

Conocemos como plagio a la acción de copiar una obra o parte de ella (ya sea de literatura, música e incluso actualmente relacionada con contenido original publicado en redes sociales) y atribuírselo como propia.

Suele ser una de las prácticas más criticadas y, sobre todo, en los últimos años donde a través de las redes sociales se está generando mucho contenido original y que al mismo tiempo es copiado por otros.

¿Sabías que originalmente el término ‘plagio’ no tenía nada que ver con el hecho de copiar una obra ajena?

Famosos han sido algunos casos en los que se ha denunciado a músicos y escritores (o aspirantes a ello) de haber robado la propiedad intelectual de otra persona, siendo acusados de plagio.

Y es que este término lleva mucho tiempo asociado a ese tipo de apropiación indebida del trabajo de otros, pero en su origen el vocablo ‘plagio’ no era usado para tal fin (básicamente porque en la antigüedad pocos eran los que creaban e ínfima la posibilidad de que alguien les copiase).

Etimológicamente la palabra ‘plagio’ proviene del latín ‘plagium’, cuyo significado literal era: ‘acción de robar esclavos’. Pero lo curioso que solo se aplicaba cuando quienes habían sido robados (o sea, secuestrados) eran ‘libertos’ o, lo que es lo mismo, antiguos esclavos que habían conseguido ser libres.

En la Antigua Roma existía un fructífero negocio de compra y venta de esclavos, por lo que algunos de esos mercaderes se dedicaban a capturar personas libres para comercializar con éstas.

El vocablo latino plagium provenía a su vez del griego ‘plágios’ (πλάγιος) que, entre otras acepciones, significaba ‘secuestrar’.

Fue a partir del siglo XVII cuando comenzó a ser utilizado genéricamente el término plagio para referirse a aquel que secuestraba o robaba las ideas literarias de otros. Aunque cabe destacar que en el siglo I d.C. el poeta Marcus Valerius Martialis (nacido en Bílbilis, lo que hoy en día es la población de Calatayud) se quejó amargamente que otro poeta coetáneo suyo le había ‘secuestrado’ (plagiāre) algunos de sus versos.

Como nota curiosa, debo añadir que existe un fenómeno conocido como ‘criptomnesia’ y que afecta a algunas personas y por el cual, sin ser conscientes de ello, utilizan creaciones de otras personas creyendo que han surgido de su propia inspiración. Parece ser que ello es debido a que nuestro cerebro va guardando recuerdos de todo aquello que vemos, leemos o escuchamos pero al quedar almacenado nos olvidamos por completo de ello. De repente un día acude a nuestra mente una brillante idea y lo que realmente está ocurriendo es que hemos recuperado aquel recuerdo de aquello que ni tan siquiera éramos conscientes que habíamos visto/leído/escuchado.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

 

Fuente de la imagen: maxpixel

El histórico y religioso origen de la expresión ‘ser un rollo macabeo’

Cuando alguien da unas largas explicaciones y éstas parece que no se acaban nunca, una de las expresiones que se utiliza para describir lo que está haciendo es decir que ‘está soltando un rollo macabeo’.

Pero… ¿quiénes fueron los macabeos? Estos eran un movimiento judío de liberación que en el siglo II a.C. luchó contra los sirios con el fin de no ser helenizados.

La historia de cómo sucedió está recogida en la Biblia, pero originalmente se escribió en unos rollos de papiro. El relato de lo acontecido es tan pormenorizado y su narración tan detallada que su lectura se hacía tediosa e inacabable, motivo por el que comenzó a utilizarse la expresión rollo macabeo (y sus variantes: enrollarse, soltar un rollo…) como sinónimo de algo largo y pesado.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: burbuja.info

25 científicas que cambiaron el mundo: ‘Las chicas son de ciencias’ [Día Internacional de la Mujer y la Niña en Ciencia #11F]

Día Internacional de la Mujer y la Niña en Ciencia

Tal y como os comentaba en el post que publiqué el pasado 1 de febrero (con el #RetoNaukas11F) desde 2015 el 11 de Febrero está declarado como ‘Día Internacional de la Mujer y la Niña en Ciencia’, una jornada en la que, a través de numerosas actividades y eventos que se han venido llevando a cabo durante toda la semana, se trata de dar visibilidad al trabajo de tantísimas mujeres científicas que, a pesar de estar en pleno siglo XXI, siguen siendo ninguneadas por parte de la sociedad, encontrándose con innumerables barreras para desarrollar sus carreras. También es una magnífica iniciativa para acercar la ciencia y la gran cantidad de posibilidades profesionales que existen a los más jóvenes de la sociedad, animando a las estudiantes a emprender estas apasionantes carreras que tan buenas profesionales nos ha dado.

Varios son los posts que, desde este blog y colaboraciones que realizo en otras páginas, intento acercar el trabajo de tantísimas científicas que a lo largo de la Historia han realizado grandes proezas y que son desconocidas para el gran público.

‘Las chicas son de ciencias’ (25 científicas que cambiaron el mundo) En esta ocasión quiero empezar dando a conocer a 25 científicas que cambiaron el mundo’, pero no lo haré directamente yo sino que podréis conocerlas a través del fantástico y muy recomendable libro  ‘Las chicas son de ciencias’ escrito por mi gran amigo Sergio Parra junto a Irene Cívico e ilustrado por Nuria Aparicio y que ha sido publicado por la Editorial Montena:

Un libro que a través de un lenguaje sencillo y didáctico, una vistosa presentación y un formato muy atractivo, nos trae a una serie de mujeres que a lo largo de la Historia destacaron gracias a sus descubrimientos y aportaciones científicas. Este formato editorial ha funcionado muy bien en su predecesor que fue ‘Las chicas son guerreras’ (también realizado por Irene Cívico, Sergio Parra y Nuria Aparicio) que en poco más de un año han llegado a la 10ª edición en España e incluso se ha distribuido y traducido internacionalmente.

Científicas tan importantes como la astrónoma Caroline Lucretia Herschel (descubridora de Urano y quien era el personaje que se escondía en mi post del #RetoNaukas11F); la sismóloga Inge Lehmann (descubridora lo que hay realmente en el centro de la Tierra); la matemática Grace Hopper (inventora del lenguaje informático COBOL); la química Maria Teresa Toral (quien unió ciencia y arte del mismo modo magistral); la entomóloga Maria Sibylla Merian (creadora de la primera clasificación ilustrada de insectos de la Historia)… y así hasta 25 apasionantes historias de mujeres claves en la ciencia universal.

Grace Hopper. ‘Las chicas son de ciencias’ (25 científicas que cambiaron el mundo)

Cada personaje viene acompañado de una ilustración y se detalla con varios apartados en el que podemos encontrar la biografía y datos curiosos.

Sin lugar a dudas, el libro ‘Las chicas son de ciencias’ (25 científicas que cambiaron el mundo) es ideal para todas aquellas personas a las que les interese la ciencia, para quienes tienen poco conocimiento sobre todas esas ilustres personajes y, sobre todo, para acercar esas biografías y la afición hacia la ciencia a los más jóvenes, pudiendo incluso despertar aficiones.

‘Las chicas son de ciencias’ (25 científicas que cambiaron el mundo)

En los siguientes enlaces podréis leer algunas reseñas que se han publicado en otras páginas sobre el libro ‘Las chicas son de ciencias’ de Irene Cívico, Sergio Parra y Nuria Aparicio:

 

Pero si queréis seguir conociendo otras científicas (que no parecen en el mencionado libro), aquí tenéis unos cuantos enlaces de posts escritos por mí:

 

Fuentes de las imágenes: 11defebrero.org / Alfred López / megustaleer

¿Qué término se utiliza para referirse al hombre con un insaciable apetito sexual?

A raíz del post que publiqué días atrás sobre el origen del término ‘ninfómana’, un lector del blog llamado Carlinhos me dejó un comentario en el que me preguntaba sobre ¿qué término sería correcto utilizar para referirse al hombre que tiene un insaciable apetito sexual?’.

Lamentablemente, debido a la sociedad y pensamiento machista de la historia, el vocablo que se utiliza para referirse a los hombres que padecen de una insaciable apetencia sexual suele decirse con un tono mucho más amable y menos hiriente que el usado para las mujeres.

¿Qué termino se utiliza para referirse al hombre con un insaciable apetito sexual?‘Sátiro’ es el término con el que se le denomina, apareciendo en muchos diccionarios bajo la acepción de ‘hombre lascivo’ (propenso a los deleites carnales), una descripción muy alejada a la que reciben las mujeres por el mismo (digámosle) trastorno.

El término sátiro proviene de unos personajes mitológicos de igual nombre que según la Mitología Griega acompañaba al Dios Pan (el mismo que os explicaba días atrás que dio origen a la palabra ‘pánico’), cuando éste iba por el bosque persiguiendo a las ninfas.

Los sátiros estaban descritos como unas pícaras y alegres criaturas de insaciable apetito sexual, cuyo cuerpo era mitad hombre y mitad cabra (portaban una flauta con la que llamaban la atención de sus víctimas sexuales).

Cuando el deseo irrefrenable y compulsivo por tener cópula lo tiene el hombre es conocido como ‘satiriasis’ o ‘satiromania’.

 

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons (cuadro ‘Sátiro y las Ninfas’ de Bouguereau)

La curiosa historia de Violet Jessop, la camarera que sobrevivió a tres accidentes marítimos

La curiosa historia de Violet Jessop, la camarera que sobrevivió a tres accidentes marítimos El hundimiento del Titanic es sin lugar a dudas el accidente marítimo más célebre (aunque no el que más víctimas mortales tuvo). Se ha escrito mucho sobre él y, gracias a la película rodada por James Cameron en 1997, volvió a estar muy de actualidad.

A lo largo de la Historia muchos son los barcos (de distintos tamaños e importancia) que han sufrido algún accidente y entre todos los curiosos relatos que hay sobresale uno protagonizado por Violet Jessop, una joven de ascendencia irlandesa, aunque nacida en Argentina, que sobrevivió a tres accidentes marítimos en un periodo de cinco años (entre 1911 y 1916).

Violet entró a trabajar como camarera para la compañía naviera White Star Line. Su primer destino fue en 1910 en el buque Olympic donde desempeñó su trabajo durante varios meses hasta que el barco colisionó con el HMS Hawke, un buque de la Royal Navy, el 20 de septiembre de 1911. Aunque los daños fueron cuantiosos no se tuvo que lamentar ninguna víctima mortal.

La compañía naviera la reubicó en otros barcos hasta que el 10 de abril de 1912 estrenó su gran trasatlántico Titanic y la mandó a trabajar en el viaje inaugural. Como bien es sabido, la madrugada del 14 al 15 de abril el barco colisionó con un iceberg y naufragó, causando la muerte de un total de 1.514 personas. Violet nuevamente salió sana y salva de esa catástrofe.

Pero el destino le guardaba otro incidente naviero más. Tras esas dos traumáticas experiencias la compañía naviera decidió mantenerla durante un tiempo realizando trabajos que no fueran a bordo de un barco, pero el estallido de la Primera Guerra Mundial obligó que todo aquel personal que pudiese ser útil en los buques (que habían sido transformados muchos de ellos en barcos de guerra u hospitales flotantes) debía de embarcar y colaborar con su país. Así es como Violet formo parte nuevamente de la tripulación de un barco, en este caso el Britannic, donde realizo tareas de enfermera, hasta que el 21 de noviembre de 1916 el buque chocó con una mina en el Mar Egeo, causando daños de consideración y falleciendo 29 personas.

La joven volvió a salvar su vida por tercera vez consecutiva. Violet siguió trabajando en diferentes barcos y navieras hasta que se jubiló en 1950, pero afortunadamente jamás volvió a sufrir ningún accidente marítimo.

 

 

Te puede interesar leer:

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López.
Compra el libro online y recíbelo cómodamente a través de Amazón: http://amzn.to/2CbI1Cw

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿De dónde proviene la expresión ‘Ídolo con pies de barro’?

¿De dónde proviene la expresión ‘Ídolo con pies de barro’?

Suele utilizarse la expresión ‘Ídolo con pies de barro’ (e incluso ‘Gigante con pies de barro’) para señalar la vulnerabilidad y fragilidad de algo o alguien, a pesar de tener una apariencia fuerte y sólida.

El origen de la locución la encontramos en el Antiguo Testamento, más concretamente en el Libro de Daniel (pasaje 2:26-45) en el que este profeta explica el episodio en el que el rey de Babilonia, Nabucodonosor, tuvo un sueño en el que aparecía una gigantesca estatua hecha por diversos elementos: la cabeza era de oro, el torso de plata, la caderas de bronce, las piernas de hierro y los pies eran de barro cocido. Una piedra cayó rodando hacia la escultura, chocando contra los pies y haciéndola desmoronarse, debido a la fragilidad del elemento con la que se había hecho la base, por muy fuertes y sólidas que fueran las del resto del cuerpo.

 

Te puede interesar leer: ¿De dónde surge llamar ‘ídolo’ a aquel personaje al que admiramos?

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

¿Cuál es el origen de la expresión ‘no tener dos dedos de frente’?

¿Cuál es el origen de la expresión ‘no tener dos dedos de frente’?
Franz Joseph Gall fue uno de los más relevantes, a la vez que polémicos, anatomistas que desarrolló gran parte de su trabajo durante el primer cuarto del siglo XIX. Una de sus teorías más notable fue la frenología, una supuesta ciencia (que realmente era una pseudociencia) capaz de predecir el carácter, rasgos, anomalías mentales, aptitudes y personalidad de una persona a través del tamaño, forma y protuberancias de la cabeza.

Entre las muchas demostraciones que intentó hacer con el fin de argumentar sus teorías, está la que la persona que poseía determinado tipo de cráneo tenía unas dotes innatas para el cálculo numérico, algo a lo que llamaba protuberancia de las matemáticas.

Otra de sus conjeturas versaba sobre el tamaño de la frente, estando convencido de que cuanto más ancha fuese ésta más inteligente era el individuo, algo que hizo pensar a aquellos que creían en su pseudociencia que cuanto menos frente se tuviera sería a la inversa. Por esa razón no tardó en ponerse como ejemplo que aquellos que tenían una frente estrecha con un ancho menor a dos dedos eran menos inteligentes.

La expresión «no tener dos dedos de frente» se popularizó llegando hasta nuestros días como sinónimo de persona limitada y de pocas luces.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: Torch Magazine

¿De dónde proviene el término ‘ninfómana’?

¿De dónde proviene el término ‘ninfómana’?

Se conoce como ‘ninfómana’ a la mujer que tiene una insaciable apetencia sexual, siendo  habitualmente utilizado este término de un modo despectivo y con intención de insultar.

Científicamente la ninfomanía está descrita como una patología médica y que sirve para describir a quienes padecen de un deseo irrefrenable y compulsivo por tener cópula.

El origen del término lo encontramos en la Mitología Griega en la que se conocía como ‘ninfas’ a unas jóvenes y hermosas deidades que habitaban en la naturaleza y que, según explican las fábulas, atraían con sus cantos y belleza a los campesinos que por allí transitaban con la intención de seducirlos. Con este acto, según la mitología, surgía la fertilidad de la naturaleza.

Del término griego ninfa (νύμφα) también derivó el vocablo con el que se conoce en anatomía a los labios menores de la vulva femenina.

 

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons