Archivo de la categoría ‘Curiosidades con animales’

¿Sabías que ‘El cant del ocells’ popularizado por Pau Casals originalmente era una canción de Navidad?

Numerosos son los actos, conmemoraciones y eventos de cierta relevancia y sobre todo solemnidad, en los que suena la pieza musical ‘El cant dels ocells’ (El canto de los pájaros), que magistralmente popularizó e hizo universal el violonchelista catalán Pau Casals.

¿Sabías que ‘El cant del ocells’ popularizado por Pau Casals originalmente era una canción de Navidad?

Pau Casals llevaba varias décadas iniciando sus conciertos con ‘El cant dels ocells’ (sobre todo durante sus años de exilio desde la finalización de la Guerra Civil española, en 1939), tocando esta pieza en todos los lugares del planeta en el que dio un concierto, entre ellos en la Casa Blanca, frente al presidente John F. Kennedyinterpretándolo en la Asamblea de las Naciones Unidas, el 24 de octubre de 1971, aprovechando que aquel mismo día se estrenaba el ‘Himno de las  Naciones Unidas’ (conocido como Himno de la Paz),  compuesto por el propio Casals y con letra del poeta británico W.H. Auden.

Pero esta pieza musical, de estilo melancólico, no era una composición original del propio Casals sino una adaptación que el músico había realizado de una antiquísima canción de Navidad (villancico), de autor desconocido y que versaba alrededor de la bienvenida que daban los pájaros, a través de sus cantos, al Mesías recién nacido.

No se sabe a ciencia cierta cuándo fue compuesta, pero sí que hay constancia de la misma a principios del siglo XVIII, pudiendo ser incluso bastante anterior (‘The World Encyclopedia of Christmas’ de Gerry Bowler, indica que es una composición medieval).

Numerosísimas han sido las diferentes versiones que se han realizado de ‘El cant del ocells’, quedando la de Pau Casals como la más popular y universalmente conocida.

 

 

Te puede interesar leer otros post sobre curiosidades navideñas

 

 

No te pierdas mi nuevo libro de curiosidades navideñas “Ya está el listo que todo lo sabe de la NAVIDAD”.
136 páginas que dan respuesta a un gran número de cuestiones relacionadas con esta celebración y que incluye un útil “Breve diccionario Navideño”.
Tan solo por 8,90€ y de venta exclusiva en Amazon, se puede convertir en uno de tus regalos sorpresa para estas navidades (ideal para el “Amigo invisible”). Compra a través del siguiente enlace: https://www.amazon.es/dp/8409162520/

 

 

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Por qué se les llama ‘gatos’ a los madrileños?

A través de mi perfil @curiosisimo en la red social TikTok me preguntan el motivo por el que a los madrileños se les conoce como ‘gatos’.

¿Por qué se les llama ‘gatos’ a los madrileños?

La explicación sobre el porqué a los madrileños son conocidos popularmente con el gentilicio de ‘gatos’ está a medio camino entre la leyenda y la historia. Numerosos son los relatos que explican el motivo y origen, siendo todos muy similares, dando una serie de detalles bastantes específicos sobre el año, motivo y lugar donde se originó, pero obviando un detalle importantísimo: el nombre del protagonista.

En el año 852 el emir Muhammad I ordenó construir una fortaleza amurallada junto al río Manzanares, desde la cual se controlaba todo aquel valle, además de la Sierra del Guadarrama, y en la que se levantaría una ciudadela. Aquel enclave pasó a denominarse ‘Mayrit’ (Magerit), que con el paso del tiempo acabó convirtiéndose en lo que hoy conocemos como ‘Madrid’ y cuya etimología no está del todo clara, aunque muchos son los expertos que señalan que, muy probablemente, significase ‘Arroyo matriz’ (en relación al rio junto al que se había construido).

En los siguientes dos siglos de dominio musulmán de aquella zona varios fueron los intentos de conquista de la ciudadela (en el 924 por el conde Fernán González o en 968 Ramiro II de León), siendo la que tuvo lugar en el 1085 la que daría origen a que los oriundos de Madrid acabasen siendo conocidos con el gentilicio popular de gatos.

Aquel año, las tropas del rey Alfonso VI de León, llegaron hasta Mayrit, siendo uno de sus hombres quien consiguió la gesta de trepar por la pared de la muralla (ayudado de una daga que iba clavando en las juntas de las piedras), alcanzando el torreón de la fortaleza y cambiando la bandera musulmana por la cristiana.

Durante la hazaña de aquel valiente soldado muchos fueron sus compañeros que dijeron que éste había trepado por la muralla como si fuese un gato, pasando a recibir a partir de entonces tal apelativo, convirtiéndose incluso en el apellido familiar de toda la saga de descendientes.

En honor a él, a los nacidos en Madrid se les empezó a conocer como gatos.

Tal y como indico en el primer párrafo, este es, grosso modo, el relato múltiplemente repetido sobre el origen de llamar gato a una persona oriunda de Madrid, aunque escama un poco que, con lo célebre que es el relato y lo acontecido, no haya trascendido el nombre del protagonista ni el de sus sucesores. Pero ante la falta de otra alternativa más fiable como posible origen y como se dice en estos casos: ‘se non è vero, è ben trovato’, locución italiana cuyo significado en castellano vendría a decir ‘si no es verdad, está bien encontrado’.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

 

Fuentes de la imagen: creazilla / Wikimedia commons

¿De dónde surge la expresión ‘No ser moco de pavo’?

A través de mi perfil @yaestaellistoquetodolosabe2 en Instagram, recibo una consulta de @xavimarturet donde me pregunta sobre el origen de la expresión ‘No ser moco de pavo’.

¿De dónde surge la expresión ‘No ser moco de pavo’?

Se utilizan expresiones como ‘No ser moco de pavo’ o ‘No es moco de pavo’ para hacer referencia a que algo es de importancia o valor (monetario, personal…).

El origen de esta locución es algo confuso, debido a que existe una etimología popular que señala que la misma proviene de la germanía (jerga hablada por delincuentes) quienes llamaban ‘moco de pavo’ a la cadena que era utilizada para llevar sujeto el reloj de bolsillo y le colgaba a algunas personas. El indicarse entre los ladrones que aquello que colgaba no era un moco de pavo era para referirse que aquel individuo portaba un reloj; teniendo en cuenta que en la época que se sitúa esta explicación –siglos XVI y XVII- costaban una fortuna.

Parece ser que el motivo por el que se le denominaba ‘moco de pavo’ a la cadena del reloj era porque al ir colgada hacia fuera del bolsillo recordaba a la carúncula de esas aves (carnosidad de color encarnado que le cuelga por encima del pico).

Pero cabe destacar que esta etimología popular no parece estar respaldada por la mayoría de expertos, a pesar de que la misma está ampliamente difundida en las redes (múltiples copia y pega del mismo texto en blogs, webs y cuentas personales) e incluso compartida en algunos libros sobre orígenes de las frases cuyas fuentes de consulta señalan a esas páginas.

En el Diccionario de Autoridades de 1734 ya aparece una referencia a esta expresión en la forma interrogativa  ‘Es moco de pavo?’ dándole como acepción: […]Phrase jocosa, con que se da a entender a otro la estimación o entidad de alguna cosa, que él considera por despreciable. Usase regularmente preguntando. […] Pero en ningún momento hace referencia alguna a los relojes de bolsillo, cadenas o delincuentes. Tampoco se encuentra en ningún documento antiguo (anterior al siglo XX) en el que aparezca tales referencias, por lo que todo hace sospechar que debe tratarse de una explicación creada a posteriori de la popularización de la expresión (en cualquiera de sus formas).

Sí que existen algunas constancias escritas a la forma ‘moco de pavo’, de los siglos XVI y XVII en las que se utiliza como referencia a algo ‘flácido’, que está flojo o sin consistencia, como un texto de Francisco Santos del año 1665 (Las tarascas de Madrid) en el que se refiere como moco de pavo al capirote de un penitente que se le había deformado y le caía el capuchón hacia atrás.

También encontramos una referencia entre la expresión y la flacidez en unos poemas de Félix María Samaniego de su obra ‘El jardín de Venus’ de 1797, donde el elemento que se señala como flojo es la pérdida de una erección sexual masculina.

Es precisamente la referencia hacia la flacidez de alguna cosa y su comparación con la carúncula del ave lo que muy probablemente le diese el verdadero origen a la expresión, con intención de preguntarse si algo está en condiciones o tiene importancia alguna.

Debo puntualizar que tras numerosas y exhaustivas búsquedas en internet, no he encontrado en la red ninguna entrada o publicación online anterior al año 1999 que relacione el moco de pavo con las cadenas de los relojes de bolsillo y la delincuencia, siendo todas las entradas en las que aparece la locución referencias a la importancia o no en algún asunto.

 

 

 

Fuentes de consulta: stackexchange / cervantesvirtual / origenlenguaje / lasprovincias / sigificadoyorigen / Diccionario de Autoridades (1734) / RAE
Fuente de la imagen: pixabay

Un curioso crustáceo fósil de hace 425 millones de años

El pene más antiguo en un animal marino del que se tiene constancia científica pertenece a un crustáceo llamado ‘Colymbosathon ecplecticos’ y del que únicamente se tiene conocimientos del mismo por un fósil que fue encontrado por un equipo de científicos, de la Universidad de Leicester, en una formación rocosa en Herefordshire (al Oeste de Inglaterra) y que fue datado en 425 millones de años de antigüedad.

Un curioso crustáceo fósil de hace 425 millones de años

Se trata de un minúsculo artrópodo de cinco centímetros y cuyo nombre en griego Colymbosathon ecplecticos significa literalmente: el nadador del gran pene.

La descripción dada por el equipo de la Universidad de Leicester sobre este crustáceo es que se caracterizaba por su cáscara dura, poseía media docena de branquias y un órgano copulador grande y fuerte.

 

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

 

Fuente de la imagen: colymbosathonecplecticos (myspace)

¿Cuál es el origen del término ‘pedigrí’?

A través de un comentario dejado en otro post, readhead me pregunta sobre el origen del término ‘pedigrí’.

¿Cuál es el origen del término ‘pedigrí’?

Se conoce como ‘pedigrí’ a la genealogía o documento de un animal en el que consta su ascendencia y algunas de sus características más importantes (como la pureza de su raza) y que es utilizado, sobre todo, en caballos, perros y gatos, con el fin de determinar el valor genético de estos (muy importante en animales de exhibición y competición). Decir que cierto ejemplar tiene pedigrí es añadirle un plus a su valoración.

Etimológicamente el término llegó al castellano desde el inglés ‘pedigree’ (de idéntico significado) y los anglosajones lo tomaron y transformaron el vocablo del francés ‘pied de grue’ cuya traducción literal es ‘pata de grulla’.

¿Cuál es el origen del término ‘pedigrí’?Antiguamente, los criadores de caballos calificaban algunos ejemplares de estos animales siguiendo unos estándares de calidad, pureza raza, sexo y otros datos que determinaban el valor de los equinos. Y lo hacían realizando una marca que constaba en tres segmentos de líneas, cuya disposición parecía la huella que dejaba la pisada de una grulla (ave zancuda de gran tamaño y patas largas).

Algunas fuentes indican que dicha marca (pied de grue) se hacía directamente sobre el caballo (con un hierro candente) y otras indican que se realizaba dibujándolo sobre un documento, en forma de ‘árbol genealógico’ del animal y, de ahí, que recordara la mencionada pata de una grulla.

El hecho de que la denominación francesa ‘pied de grue’ acabase en la forma inglesa ‘pedigree’, parece ser que fue ante la dificultad de estos en pronunciarla correctamente, aunque también hay quien señala que, probablemente, se realizó un mix entre el vocablo francés y el término inglés ‘degree’ (grado, nivel, categoría de algo).

La palabra fue incorporada al Diccionario de la RAE en su edición de 1992 en la forma castellanizada ‘pedigrí’. Su plural debe escribirse como ‘pedigríes’ o ‘pedigrís’ (ambas formas están admitidas) y, señalan en el Diccionario panhispánico de dudas, debe evitarse la forma ‘pedigré’, la cual es la forma afrancesada del anglicismo.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuentes de consulta: Diccionario de la RAE / Diccionario panhispánico de dudas / etimologias.dechile / elcastellano / blog.lengua-e / cnrtl.fr / etymonline
Fuentes de las imágenes: snappygoat / pixabay

El curioso origen del término ‘ámbar’

Es utilizado el término ‘ámbar’ para hacer referencias a diversas cosas, entre ellas un color (amarillo tirando a anaranjado y que habitualmente es como se define al disco de un semáforo que está entre el rojo y el verde), también hace referencia a una resina con la que se realizan algunas joyas.

El curioso origen del término ‘ámbar’

También podemos encontrar que pueda hacer referencia al conocido como ‘ámbar gris’, una sustancia grisácea y vetas amarillentas que se obtiene de las vísceras del cachalote y utilizada desde la antigüedad para elaborar perfumes o ungüentos medicinales.

Fue precisamente la referencia al animal cetáceo lo que dio origen al término ‘ámbar’.

El vocablo llegó al castellano desde el árabe hispánico ‘ánbar’ y a éste del árabe clásico ‘anbar’, significando literalmente ‘cachalote’.

Y es que antiguamente se tenía el convencimiento de que el pigmento amarillento utilizado para pintar o teñir algunas telas se obtenía de los desechos de las vísceras de los cachalotes, motivo por el que con el paso del tiempo empezó a usarse también para hacer referencia a la resina fósil obtenida de ciertos árboles.

Cabe destacar que, siglos atrás, a esta resina también  se la conocía como ‘succino’, término que provenía del latín ‘succĭnum’, de idéntico significado.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: pikist

¿De dónde surge la expresión ‘Pasar más hambre que el perro de un ciego’?

A través de Twitter Juan Carlos Jiménez @juankicarlois me consulta de dónde viene la  expresión ‘Pasar más hambre que el perro de un ciego’.

Conocemos como ‘perro guía’ o ‘perro lazarillo’ a ciertos canes que, tras haber recibido un periodo de adiestramiento, acompañan a personas ancianas o con algún tipo de discapacidad (sobre todo invidentes).

Aunque la técnica de adiestrar canes con el fin de que guíen, acompañen, cuiden y ayuden a personas con necesidades especiales, se lo debemos al médico alemán Gerhard Stalling, tras la Primera Guerra Mundial, existe constancia del uso de estos animales para realizar estos tipos de acompañamientos desde hace muchísimos siglos.

Uno de los grupos que más solía recurrir a un can como animal de compañía (que no de perro guía) eran las personas ciegas, quienes también solían disponer de la ayuda de algún muchacho (el típico lazarillo, mote que se recibe gracias a la novela ‘La vida de Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades’ del siglo XVI).

Antiguamente, las personas invidentes, al no poder trabajar solían ocupar uno de los escalafones más bajos de la escala social, teniéndose que dedicar la mayoría de ellos a mendigar y, por tanto, no disponían de suficientes recursos para vivir (sobrevivían de las limosnas).

Algunos de esos ciegos iban acompañados de un perro y al no tener dinero la comida era escasa para ambos, pero sobre todo para el animal, quien se llevaba lo que no quería o sobraba a su amo (huesos, despojos, cáscaras de fruta…).

También se podía dar la situación que estuviesen acompañados por un tercero (un muchacho o lazarillo) que podría haber sido quien se comiese las sobras del ciego y dejara al can sin comer o pasando hambre.

Todas estas situaciones era lo que provocaba que el perro de un ciego pasara habitualmente bastante hambre, dando lugar a la aparición de la mencionada expresión ‘Pasar más hambre que el perro de un ciego’.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Cuál es el origen de la expresión ‘por si las moscas’?

A través de un comentario en otro post de este blog, Itziar me realiza la siguiente consulta: ¿Podrías explicar de dónde viene la expresión “por si las moscas”?

¿Cuál es el origen de la expresión ‘por si las moscas’?

Como bien sabréis, la expresión ‘por si las moscas’ es utilizada de forma coloquial para advertir que se va a hacer algo (o dejar de hacer) en previsión de alguna imprevisible consecuencia. Algunos ejemplos práctico serían decir ‘voy a coger el paraguas, por si las moscas’ en lugar de ‘voy a coger el paraguas por si llueve’; ‘yo de ti no iría, por si las mosca’ en vez de ‘yo de ti no iría, por si acaso’. La locución ‘por si acaso’ es sinónima de ‘por si las moscas’ y se pueden utilizar tanto una como la otra.

El origen de la expresión surgió de la costumbre de cubrir los alimentos y bebidas con algún tipo de paño o algo que los tapase (cuando no existían las neveras y se guardaban en las despensas), para impedir que las moscas se posaran sobre ello y se estropeara, además de evitar contraer alguna enfermedad, en los tiempos en los que se tenía el convencimiento de que la mayoría de infecciones y enfermedades eran transmitidas por los insectos.

Ese acto de cubrir la comida (por si las moscas) es lo que originó la expresión, pero, curiosamente, corretea por las redes sociales una segunda explicación que surgió de una antigua leyenda de finales del siglo XIII, pero que tiene una gran cantidad de incongruencias y contradicciones históricas, por lo que es imposible que la expresión surgiera de ese hecho.

Dicha leyenda explica que, en el año 1287, la población de Girona fue atacada por una tropa de soldados enviados desde Francia por el duque de Borgoña, Felipe II (aquí ya  empieza a fallar la historia, ya que este personaje nació más de medio siglo después de esta fecha). Según estos relatos, los borgoñones, durante el asedio, profanaron la tumba de San Narciso (patrón de la población), ante la creencia de que en el sepulcro se escondían valiosos tesoros y al abrirlo salieron de allí centenares de moscas que atacaron a los soldados, haciéndolos huir y enfermar de la peste.

Las tropas francesas (que no borgoñonas) sí que intentaron sitiar la ciudad de Girona, pero esto ocurrió en el año 1285 y bajo las órdenes del rey Felipe III de Francia (no Felipe II de Borgoña) dentro de la campaña conocida como ‘Cruzada contra la Corona de Aragón’, promovida por el papa Martin IV contra el rey aragonés Pedro III ‘el Grande’). Se sabe que numerosos soldados enfermaron de peste (hubo una pandemia en Europa en aquella época), pero nada tuvo que ver en ello unas moscas y mucho menos por el hecho de que saliesen de la tumba profanada de San Narciso.

¿Cuál es el origen de la expresión ‘por si las moscas’?Fue muchos siglos después cuando se vinculó (no se sabe quién y por qué) la leyenda de las moscas de la tumba de San Narciso con la locución, posiblemente porque en el XVIII empezó a representarse al santo, en algunas imágenes, rodeado de este insecto, pero en realidad nada tiene que ver esta historia con la expresión.

 

 

 

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuentes de las imágenes: pxhere / todocoleccion

¿De dónde surge el famoso ‘salto del tigre’?

Se conoce como ‘salto del tigre’ a una curiosa práctica sexual (que se engloba dentro de las conocidas como ‘fantasías sexuales’) que consiste en que el hombre se lanza con el pene erecto desde una altura considerable (aproximadamente la de un armario ropero) hacia la cama, donde se encuentra su pareja preparada para ser penetrada. Se supone que el salto debe ser certero y que tal y como cae realiza la penetración acertadamente.

El término ‘salto del tigre’ suele ser utilizado a modo de sorna y a veces de fanfarronería y en realidad no existe ningún manual sexual antiguo en el que se haga mención a tal práctica, siendo ésta de invención relativamente moderna o al menos su llegada al lenguaje coloquial.

¿De dónde surge el famoso ‘salto del tigre’?

La primera referencia escrita que existe a ese modismo son las crónicas publicadas a finales del siglo XIX y que explican el desencuentro existente entre dos actores de la época y una más que discutida versión (un tanto libre) de la obra ‘Otelo, el moro de Venecia’ que poco o nada se parecía a la original escrita por William Shakespeare y que había sido realizada por el dramaturgo Francisco Luis de Retés.

Una de esas representaciones estaba protagonizada por Miquel Pígrau, un actor que, a pesar de pasar con más pena que gloria por los escenarios, tenía un ego muy alto. En una de sus funciones como Otelo, en el momento de asesinar a Desdémona, el actor quiso hacer una filigrana en el escenario para dejar sorprendido al público y dio un salto hacia la actriz pegando un curioso y llamativo rugido que no tardó en ser bautizado por la crítica como ‘el salto del tigre’ y arrancó las risas y comentarios de todos los presentes.

Pígrau convirtió ese sketch en su sello de identidad sobre el escenario y se dedicó a incorporarlo en obras posteriores que fue protagonizando, tanto en España como en el continente americano, donde realizó una extensa gira.

¿De dónde surge el famoso ‘salto del tigre’?Se hizo tan famoso el término ‘salto del tigre’ que, en 1915, el dramaturgo Santiago Rusiñol lo añadió en un vodevil titulado ‘El senyor Josep falta a la dona’ (El señor José engaña a su esposa) y que estrenó bajo el seudónimo de ‘Jordi de Perecamps’. En una de las escenas el protagonista acude junto a un amigo a un burdel y en un momento dado uno le dice al otro que haga el salto del tigre. El éxito de esta pieza teatral fue tal que la mencionada expresión quedó incorporada en el lenguaje coloquial de la época, llegando hasta nuestros días.

 

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de las imágenes: Wikimedia commons / pixabey / todocoleccion
Fuentes de consulta: elpais / Hemeroteca ABC / elmundoestaloco / Wikipedia / Hemeroteca La Vanguardia

¿De dónde surge la expresión ‘Meter a alguien en vereda’?

La expresión ‘Meter a alguien en vereda’ (o simplemente ‘meter en vereda’) es utilizada para indicar el hecho de hacer (obligar) cumplir a alguien con sus obligaciones o intentar que éste rectifique alguna mala actitud o acto que ha cometido.

¿De dónde surge la expresión ‘Meter a alguien en vereda’?

Esta locución se origina en los ambientes rurales en los que un pastor o trashumante debía trasladar el rebaño o ganado de un modo estricto y vigilante, evitando que ninguno de los animales se descarriara (abandonara el grupo y saliese del camino) y no pastasen en aquellos terrenos acotados o campos sembrados.

Por tal motivo conducían a la recua (conjunto de animales, entre ellos reses, ovejas…) por caminos específicos para el tránsito de estos y que eran conocidos como ‘veredas’ (término proveniente del latín homónimo y cuyo significado era ‘camino’, ‘vía’).

De ahí que cuando algún animal se salía del camino establecido para seguir, el pastor debía devolverlo con el resto: meter en la vereda.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons