Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Archivo de la categoría ‘Curiosidades con animales’

¿Por qué las cucarachas suelen morir boca arriba?

A través de Twitter, Ángel V. @garrofin me pregunta por qué cuando mueren las cucarachas lo hacen patas arriba.

¿Por qué las cucarachas suelen morir boca arriba?

Las cucarachas son uno de los animales que mayor resistencia tienen frente a la muerte, pudiendo sobrevivir en condiciones extremas y muy adversas: por ejemplo tras un desastre nuclear, sin ingerir alimentos durante bastantes días e incluso tras ser decapitada.

La mayoría de cucarachas no mueren ‘por causas naturales’ sino tras ser aplastadas o haber sido envenenadas con algún insecticida. En la primera de las opciones quedan chafadas contra el suelo (o la superficie en las que se les haya aplastado) tal y como estaban en el momento de matarlas.

Es en el segundo supuesto (por envenenamiento de insecticida) cuando suele darse el caso de que en sus últimos segundos de vida acaben volteándose y mueran boca arriba. Esto es debido a que en el momento conocido como ‘rigor mortis’ (rigidez de la muerte) sus patas no se contraen al unísono, por lo que las  cucarachas quedan ladeadas y la forma redondeada de su cubierta hace que acabe hacia arriba.

Cuando la muerte les sobreviene por causas naturales no siempre ocurre que se volteen.

Cabe destacar que, al contrario de lo que suele pensarse, una cucaracha que está viva y boca arriba sí sabe y/o puede volver a voltearse para colocarse correctamente. Muchas son las ocasiones en las que estos insectos, ante la presencia de algún peligro, fingen estar muertos colocándose patas arriba y después se dan la vuelta por si solas.

 

 

Lee y descubre en este blog más posts con Curiosidades sobre animales

 

 

Fuente de la imagen:  insight pest (Flickr)

¿De dónde surge llamar ‘mofeta’ al pestilente animal?

Conocemos como ‘mofeta’ a un mamífero carnívoro, de mediano tamaño, provisto de unas glándulas en su parte trasera que desprenden un fétido líquido en ocasiones de estrés o cuando se sienten acorraladas y en peligro.

¿De dónde surge llamar ‘mofeta’ al pestilente animal?

Y fue precisamente la pestilencia que desprende la que hizo que se le acuñase con el término de mofeta, ya que éste era el nombre con el que, en la antigüedad (antes de la creación del Imperio Romano), se conocía en Itálica a una curiosa deidad samnita dedicada a los gases maloliente de la tierra: ‘Mephitis’.

A esta diosa se le dedicó todos los olores y efluvios que surgían del subsuelo, las minas o los volcanes. Por el paralelismo entre ambos hedores (el que desprende la tierra y el del animal) se decidió bautizar a éste con un nombre derivado de la deidad: ‘Mephitidae’, que es con el que aparece en la nomenclatura biológica y que acabo modificándose en mofeta (en el caso del español, en italiano moffetta o en francés mouffette).

 

 

Otros posts que te puede interesar leer también:

 

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

Trivial: ¿Eres un listo o lista que todo lo sabe? (IV)

Cuarta entrega de un test (con una decena de preguntas de todo tipo) donde te pongo a prueba para comprobar si realmente eres una de esas personas que puede presumir de ser un listo o lista que todo lo saben. Pero no te preocupes, son preguntas relativamente sencillas, de cultura general, de esas que suelen aparecer en un concurso de televisión.

Eso sí, tan solo te pido un favor a la hora de realizarlo: no hagas trampas ni consultes Google para buscar las respuestas, cuento con tú sinceridad a la hora de realizar este trivial y averiguar si estás preparado para concursar en “Saber y Ganar”, “Pasapalabra” o “Boom” 😉

 

Realiza los trivial anteriores:

Quizá te puede interesar comprobar cuáles son tus conocimientos sobre sexualidad en el curioso trivial: ¿Cuánto sabes de SEXO?

¿De dónde proviene llamar ‘cuchitril’ a un lugar pequeño y sucio?

Es habitual utilizar el término ‘cuchitril’ para referirse a aquellos lugares que suelen ser de un tamaño reducido e incluso están sucios o destartalados (‘la habitación del hotel era un cuchitril’).

¿De dónde proviene llamar ‘cuchitril’ a un lugar pequeño y sucio?

Buscando de dónde proviene este vocablo nos encontramos que originalmente (hasta hace un par de siglos) la forma de pronunciarla no era con una ‘u’ inicial sino con una ‘o’: ‘cochitril’, que era el modo (y aún hay quien sigue usándolo) de referirse a las pocilgas de los cerdos (formado por ‘cocho’, forma popular y antigua de llamar a ese animal, y ‘cortil’, usado para referirse al corral o lugar cerrado donde se guardan los animales).

El término ‘cortil’ era un diminutivo de ‘Corte’, como forma burlona de referirse a los miembros de la nobleza y la aristocracia y comparar a éstos con los animales de granja.

Por su parte la palabra ‘cocho’, para referirse a un cerdo, llegó al castellano a través del francés ‘cochon’, con el mismo significado (aunque allí se utilizaba más para referirse a la cría de cerdo, lo que nosotros conocemos como ‘cochinillo’ o ‘cochino’).

El término ‘cochon’ (y, por tanto, el castellanizado ‘cocho’) proviene etimológicamente de la onomatopeya ‘coch’ utilizada por los granjeros para llamar a los cerdos.

Así pues, un cuchitril (o cochitril) no deja de ser un lugar destinado para vivir los cerdos y de ahí que acabase haciéndose el paralelismo entre las pocilgas y los lugares que no son adecuados para vivir los humanos.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuente de la imagen: pxhere
Fuentes de consulta: Rae (1) / Rae (2) / Rae (3) / Rae (4) / etimologias.dechile (1) / etimologias.dechile (2) / elcomercio / cnrtl.fr

El curioso museo dedicado al pene en Islandia

En Reykjavík se encuentra el ‘Icelandic Phallological Museum’ un peculiar museo dedicado a albergar alrededor de trescientos penes pertenecientes a un gran número de especies de animales (sobre todo autóctonos de Islandia), aunque también tiene expuestas en sus vitrinas algunas reproducciones que son, según Hjörtur Gísli Sigurðsson (director de la galería), réplicas del miembro que podría pertenecer a elfos y trolls islandeses.

El curioso museo dedicado al pene en Islandia

El museo abrió sus puertas en 1997 en la pequeña localidad de Húsavík y fue a Sigurður Hjartarson (padre del actual director) a quien se le ocurrió congregar en un solo lugar toda la representación fálica de mamíferos marinos y terrestres del país. En 2011, tras hacerse cargo Hjörtur Gísli Sigurðsson de esta curiosa Faloteca, la trasladó hasta un local mucho más grande de Reykjavík.

Sigurður Hjartarson había iniciado la colección (a modo de hobby) en la década de 1970 y tras jubilarse en 2004, como profesor de Historia Latinoamericana en la Universidad de Edimburgo (Escocia), decidió emplear su tiempo y dinero en hacer más grande e impresionante este singular museo.

El curioso museo dedicado al pene en IslandiaLa pieza de mayor tamaño que posee esta Faloteca es un pene de cachalote que mide 170 centímetros y tiene un peso de 75 kilos. La más pequeña es el miembro de un hámster que apenas alcanza los dos milímetros.

También hay expuesto un pene humano, donado en 2011 por Paul Arason (evidentemente tras su fallecimiento), amigo personal de Sigurður y a quien le prometió que donaría el suyo para que lo exhibiera. El problema es que cuando murió el señor Arason ya tenía 95 años de edad y el miembro no lucía demasiado, por lo que en el Icelandic Phallological Museum siguen esperando la generosa donación de algún pene que esté en mejores condiciones y sea más lustroso.

 

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

Fuente de las imágenes: Icelandic Phallological Museum

Melanismo, el curioso exceso de pigmentación que convierte a algunos animales en totalmente negros

El albinismo es la falta de pigmentación que padecen algunos seres vivos. Por ejemplo, famosísimo fue el entrañable ‘Copito de nieve’, el gorila blanco que exhibieron en el zoo de Barcelona durante cuatro décadas. Este trastorno genético se caracterizaba por la ausencia total (o parcial) de color en la piel y cabello (escamas, plumas, hojas…) al no producir el organismo la melanina, el pigmento encargado de ‘colorearnos’ (responsable, entre otras cosas, por ejemplo de que nos pongamos morenos cuando tomamos el sol o del color de nuestros ojos, cabello…).

Melanismo, el curioso exceso de pigmentación que convierte a algunos animales en totalmente negros

Pero hay otra peculiaridad que es antagónica al albinismo: ‘el melanismo’, que consiste en un exceso de producción de melanina en algunos organismos que provoca que tengan tintado totalmente de negro su piel, pelo o plumas.

Esto hace que de vez en cuando podamos apreciar en la naturaleza algunos ejemplares de animales que son completamente oscuros: pingüinos, leones, gallos, serpientes, conejos…

Cabe destacar que una de las especies animales más conocidas por su melanismo es la ‘pantera negra’, la cual engloba a varios felinos con esas características (jaguar, leopardo o tigre).

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuente de las imágenes: Wikimedia commons

El curioso e histórico origen etimológico del término ‘pabellón’

El curioso e histórico origen etimológico del término ‘pabellón’

Conocemos como ‘pabellón’ a la edificación (generalmente aislada) que forma parte de un conjunto de edificios (pabellón contiguo, pabellón de deportes, pabellón psiquiátrico…).

El término llegó al castellano desde el francés medieval ‘paveillon’ (cuyo significado era ‘tienda de campaña’) y este provenía del latín ‘papilio’, vocablo utilizado en la Antigua Roma para referirse a las mariposas y que con el tiempo se utilizó como referencia a cierto tipo de carpas utilizadas por las legiones romanas que era el lugar donde se realizaban las reuniones de los mandos militares (generales).

El curioso e histórico origen etimológico del término ‘pabellón’Esas tiendas de campaña no eran las típicas cerradas que servían para dormir o descansar sino que consistían en una estructura central de la que salían la tela (hacia cada lado) que hacía de techo las cuales recordaban por su forma las alas de una mariposa.

De ahí que a ese tipo de tienda comenzara a designarse como ‘papilio’ (mariposa) quedando el término, con el paso de los siglos con dicha definición.

Con el transcurrir del tiempo esos papilios (pabellones en castellano) en los que se trataban los asuntos de la guerra se iban realizando con estructuras cada vez más sofisticadas (guerras de la Edad Media, las Cruzadas…) por lo que acabaron siendo, en muchas ocasiones, auténticas obras arquitectónicas.

De ahí que el término pabellón acabase siendo utilizado para referirse a edificaciones tan diferentes destinadas a diversos servicios (deportivo, médico, almacenaje…)

 

 

Te puede interesar leer: ¿Por qué los accesos a las gradas de los estadios y teatros se llaman ‘vomitorios’?

 

 

Fuentes de las imágenes: Wikimedia commons (1)  / Wikimedia commons (2)

El curioso origen etimológico del término ‘abuchear’

Conocemos como ‘abuchear’ a la acción de manifestar y reprobar de forma pública (normalmente en un auditorio o lugar público) la disconformidad hacia alguien o algo que no es de nuestro agrado (en una obra de teatro, concierto de música, a un político…). Ese abucheo suele ser en forma de silbidos, gritos, murmullos, siseos o cualquier onomatopeya.

El curioso origen etimológico del término ‘abuchear’

Y es que curiosamente los términos abucheo/abuchear tienen una procedencia onomatopéyica y que nada tenía que ver en su origen con el mencionado acto de reprobación.

Para encontrar el origen etimológico debemos situarnos en los ambientes del mundo de la caza. Cuando un cazador estaba al acecho de una ave a la que quería dar caza emitía unos sonidos guturales (en forma de ‘uch, uch, uch’) conocidos como ‘huchear’ y que imitaban el canto de algunos pájaros.

Este ‘hucheo’ (que también servía para dar voces a los perros de caza en busca de sus presas) se convirtió en el vocablo abucheo, formado por el prefijo a- (utilizado para indicar proximidad o contigüidad y también como intensificador de un término/acto) y el mencionado ‘hucheo’ o ‘huchear’.

El murmullo generado al manifestar una reprobación hacia alguien o algo recordaba a la onomatopeya empleada por los cazadores, lo cual motivó que se denominara de ese modo al hecho de vociferar popular que muestra públicamente la desaprobación sobre una persona o acto.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: fibonacciblue (Flickr)

¿De dónde surge la expresión ‘el perro de Alcibíades’?

A través de la página en Facebook de este blog, Jesús Ramirez me hace llegar un mensaje en el que me consulta sobre la procedencia de la expresión ‘el perro de Alcibíades’ y me cuenta cómo su padre suele pronunciarla a menudo para referirse a las maniobras de distracción que hacen algunos políticos cuando se les pregunta sobre alguna cuestión y quieren fijar la atención en otro tema.

Y es que el significado de este modismo (que comienza a estar algo en desuso) es precisamente ese, el intentar desviar la atención sobre un asunto del que no conviene hablar y que se hable de otros mucho más superfluos y livianos.

¿De dónde surge la expresión ‘el perro de Alcibíades’?

Según los cronistas, la expresión surge de una anécdota acontecida en la Antigua Grecia protagonizada por el militar ateniense Alcibíades Clinias Escambónidas  (siglo V a.C.).

Alcibíades destacó por ser un gran estadista y estratega militar pero también por ir cambiando de bando según le iba interesando (traicionó a los atenienses con los espartanos y a éstos con los persas).

No se sabe a ciencia cierta el momento exacto en el que se produjo la anécdota que dio origen a la expresión (o si ésta realmente ocurrió), pero según cuentan la inmensa mayoría de cronistas (cada uno con una versión diferente) en cierta ocasión Alcibíades compró un perro por el que pagó una importante suma de dinero y acto seguido mandó cortarle el rabo (que era una de las peculiaridades más llamativas del can).

Parece ser que dicho acto lo hizo para que en el consejo (otras versiones cuentan que lo ciudadanos) no hablasen de las corrupciones de su gobierno y estuviesen entretenidos criticando la acción de haberle cortado el rabo al pobre perro.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuente de la imagen:  Wikimedia commons

El curioso caso de la pingüino hembra que ofrece sexo a cambio de piedras

Las islas subantárticas están pobladas por una extensa colonia de pingüinos papua (conocidos también por el simpático nombre de ‘pingüino juanito’ en honor a Johann Reinhold Forster, el primer científico que los describió en 1781) cuya conducta en el momento de aparearse no deja de ser curiosa y sorprendente: se gana los favores sexuales de la pingüino hembra aquel palmípedo que le entregue un guijarro (piedra redondeada) necesaria para construir el nido en el que posteriormente se depositaran los dos huevos concebidos y que serán incubados al mismo tiempo por los dos miembros de la pareja.

El curioso caso de la pingüino hembra que ofrece sexo a cambio de piedras

Esto propicia que, cercano a la época de celo, los pingüinos juanito machos empiecen a recolectar piedras, vigilándolas con recelo e incluso atacando violentamente a otros de su especie que tratasen de robarles alguno de aquellos guijarros.

Es curioso ver cómo alguno de estos ejemplares de pingüinos andan a la búsqueda de las piedras más grandes que puedan encontrar, cargando algunas cuyas dimensiones son de 20 por 25 centímetros, teniendo en cuenta que la tienen que portar con el pico y que la estatura de estos animales es aproximadamente de unos 80 centímetros.

 

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons