Archivo de la categoría ‘Preguntas con respuesta’

¿De dónde surge llamar ‘tragaldabas’ a alguien que come vorazmente?

El término ‘tragaldabas’ ha sido utilizado durante mucho tiempo para referirse a aquellas personas tragonas y que suelen comer vorazmente (los que no dejan ni una miga en el plato), aunque cada vez es menos usada y sustituida por otros vocablos como puede ser tragón, comilón, zampón o glotón.

¿De dónde surge llamar ‘tragaldabas’ a alguien que come vorazmente?

Durante el periodo conocido como ‘Siglo de Oro’ (XVI y XVII) aparecen las primeras menciones a tragaldabas como sinónimo de persona tragona o con un hambre descomunal y nace de juntar los términos ‘tragar’ (acción de ingerir un alimento o líquido) y ‘aldaba’ (pieza de hierro colocada en las puertas que servía para llamar golpeando con ella).

El ingenio de los literatos del Siglo de Oro creó este curioso vocablo con la clara intención de señalas el hambre o buen apetito que tenía alguien y como clara alusión de que ‘se comería hasta las puertas’ (teniendo en cuenta que las aldabas eran de hierro y, normalmente, grandes).

En 1739 el Diccionario de Autoridades incorporó el término ‘tragaldabas’ con la acepción. ‘La persona que come mucho, ò es mui tragón’. Fue a partir del 1925 cuando en el Diccionario de la RAE se le modificó el significado por ‘Persona muy tragona’, que todavía sigue vigente en la actualidad.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

Si en Japón gusta tanto el sexo ¿por qué pixelan los genitales en las películas pornográficas?

Se calcula que la industria del porno japonés produce anualmente más de 30.000 películas de alto contenido sexual, en las que se toca todo tipo de parafilias y fetichismos, no dejando ni un solo tema sin explotar. Pero, curiosamente, todas aquellas producciones que se realizan y comercializan desde Japón llevan una característica marca: los genitales aparecen pixelados (tanto de mujeres como de hombres).

Si en Japón gusta tanto el sexo ¿por qué pixelan los genitales en las películas pornográficas

Esto es algo que llama poderosamente la atención y más proviniendo de uno de los países en el que más pornografía se consume. (Te puede interesar leer el post: La curiosa y ancestral afición de Japón hacia la pornografía)

Hasta bien entrado el siglo XIX las ilustraciones pornográficas (llamadas Shunga) fueron ampliamente divulgadas. Eran dibujos de prácticas sexuales sin ningún tipo de censura. Pero todo cambió a partir de 1868 cuando se produjo la restauración de la Era Meiji, la cual destacó por un conservadurismo social, político y religioso de la sociedad japonesa, a la vez que el país intentaba su occidentalización.

Un halo de puritanismo gubernamental provocó que, a pesar de estar tan arraigada la sexualidad en la sociedad japonesa, disminuyera drásticamente las publicaciones y quedase todo lo relacionado con el sexo en un entorno más privado.

Todo lo que tenía que ver con la visión de los genitales se consideraba impúdico e incluso se prohibía exhibir alguna imagen en la que se pudiera ver el vello púbico. Ello era recogido en el polémico artículo 175 del código penal japonés por el cual marcaba aquello que era considerado como obsceno.

Tras finalizar la Segunda Guerra Mundial, Japón sufrió una serie de transformaciones hacia la modernización del país, pero aquellas siete últimas décadas de represión habían hecho mella en la sociedad nipona y por muy dados a la pornografía de los ciudadanos, estos han seguido teniendo en vigor el mencionado artículo 175 y, por tanto, viendo como algo impúdico la exhibición de genitales y vello púbico, de ahí que a pesar de seguir consumiendo gran cantidad de material pornográfico siguen censurándolo (hace unas décadas con un punto negro y ahora a través de pixeles).

Eso sí, hay una industria pirata y paralela que produce en Japón material pornográfico para ser comercializado en occidente y que no utiliza el pixelado genital. También cabe destacar que hoy en día existen una serie de programas y aplicaciones móviles que hacen desaparecer el pixel de una imagen censurada.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Por qué cuando nos ponemos nerviosos se nos suele secar la boca?

Una de las sensaciones más desagradables que puedes experimentar cuando tratas de dar una charla ante un auditorio (aparte de quedarte en blanco) es notar que la boca se te va quedando seca, lo cual provoca que cueste cada vez más pronunciar adecuadamente, hasta que recurrimos a un botellín de agua (que debemos tener estratégicamente controlado) y tras dar un sorbo todo vuelve a la normalidad.

¿Por qué cuando nos ponemos nerviosos se nos suele secar la boca?

El hecho de que se nos ocurra es debido al momento de nerviosismo por el que, algunas personas, pasamos en el momento de estar y hablar frente al público (personalmente, por muchos años que lleve dedicándome a la divulgación, en todos los eventos en los que he participado me ha sucedido) y el responsable directo de la sequedad bucal es nuestro cerebro o, mejor dicho, las áreas del mismo (frontales e hipocampo) que se activan en momentos de estrés o ansiedad, lo cual afecta directamente a las glándula salivales y provoca que estas no hagan su correcta función de producir el líquido acuoso (saliva) que permite mantener la boca hidratada (y que ayuda a tragar los alimentos ingeridos a la hora de comer).

Ante un estado de estrés o nerviosismo nuestro cerebro se pone alerta, aunque sin detectar si por lo que estamos pasando realmente es por un momento de peligro o no. Así que pone toda su atención en preparar nuestro organismo para liberarnos de ese instante de angustia y, entre otras cosas, contrae los vasos sanguíneos que riegan las mencionadas glándulas salivales las cuales no expelen saliva hacia nuestra boca.

Curiosamente, el notar que la boca se nos está secando provoca que nuestro grado de nerviosismo vaya en aumento, lo cual empeora la cosa. De ahí que sea conveniente tener bien localizado algún vaso o botellín de agua (o llevarlo en la mano en el momento de dar la charla). Incluso algunos oradores experimentados aconsejan llevar algunos granos de sal en un bolsillo e introducírselos en la boca en el momento en el que se note la sequedad, ya que el cloruro sódico ayuda a que se activen las glándulas salivales.

El ‘síndrome de la boca seca’ también conocido como Xerostomia’, término que procede de los vocablos griegos ‘xeros’ (seco) y ‘stoma’ (boca).

 

 

Te puede interesar leer también el post: ¿Por qué nos quedamos en blanco?

 

 

Fuente de la imagen: maxpixel

 

¿De dónde proviene la expresión ‘No todo el monte es orégano’?

A través del perfil de este blog en Instagram (@yaestaellistoquetodolosabe2), recibo un mensaje de Alba Cabrera en el que me pregunta sobre el origen de la expresión No todo el monte es orégano’.

¿De dónde proviene la expresión ‘No todo el monte es orégano’?

Esta se trata de una locución que se utiliza para indicar a alguien que, en ciertas ocasiones, puede surgir alguna dificultad a la hora de conseguir un propósito y que no siempre el camino es fácil.

Esa analogía sobre las dificultades y el orégano viene desde hace muchos siglos atrás, debido a que dicha planta aromática estaba considerada en la antigüedad como algo de gran utilidad, ya no solo para aromatizar los guisos sino también para realizar ungüentos y pomadas a los que se les atribuían propiedades curativas.

La planta del orégano crece muy fácilmente por toda la cuenca mediterránea y habitual era ver campos inmensos en los que crecía. Esa facilidad para acceder a ella es lo que hizo que, con el tiempo, se utilizase la mención de la misma para indicar que en esta vida no todo es fácil de conseguir.

Etimológicamente, el término ‘orégano’ lo hemos recibido desde el latín ‘origănum’ y a éste llegó desde el griego ‘oríganon’, compuesto por ‘óros’ (montaña) y ‘gános’ (resplandor, alegría, destello, júbilo), por lo que su traducción literal vendría a ser ‘planta que alegra el monte’, ‘alegría de las montañas’ e incluso ‘orgullo de las montañas’ (dependiendo del traductor que consultes te dará un resultado u otro).

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuentes de consulta: RAE / cvc.cervantes / etimologias.dechile / 300 historia de palabras de Juan Gil (Editorial Espasa)
Fuente de la imagen: publicdomainpictures

¿Por qué los perros quedan atrapados mientras se aparean?

El ‘bulbus glandis’ es el tejido responsable de que el miembro viril de un perro quede atrapado en la vagina de la hembra cuando se están apareando.

¿Por qué los perros quedan atrapados mientras se aparean?

El pene de los cánidos, en el momento de penetrar, no solo se pone en erección (gracias a un hueso que poseen que se llama báculo y del que ya te hablé en otro post), sino que además se hincha de sangre gracias al tejido eréctil que hay en la base del miembro, quedando bloqueado y sin poderse soltar hasta que el animal no ha eyaculado totalmente (el tiempo de duración del acto sexual puede rondar entre los veinte y treinta minutos).

Este es el motivo por el que cuando dos perros en celo se ponen a copular, en contra de la voluntad de sus propietarios, es tan sumamente complicado desengancharlos o hacerles desistir de su propósito.

 

Te puede interesar leer también:

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿De dónde surge decir ‘zarpar’ para referirse a un barco que se pone a navegar?

Utilizamos el término ‘zarpar’ para referimos al momento exacto en el que una embarcación se ponen a navegar (salir del puerto o muelle donde estaban atracada).

¿De dónde surge decir ‘zarpar’ para referirse a un barco que se pone a navegar?

Pero originalmente cuando alguien decía que un barco había zarpado no se refería a que se había puesto a surcar el mar sino al acto de levar anclas (el instrumento de hierro en forma de arpón que se lanza desde una embarcación para que esta quede fondeada y sin moverse).

El término zarpar llegó al castellano desde el latín ‘serpens’ (tras haber pasado por el italiano antiguo ‘sarpare’) y que era como se denominaba al espacio que se encuentra en la proa de una embarcación en la que se colocaba el ancla y que estaba compuesta por unos maderos en forma de serpentina (de ahí su nombre) que delimitaban ese espacio.

Con el tiempo a la acción de levar anclas (zarpar) hizo que se utilizara ese mismo término para indicar que un barco iniciaba el viaje de surcar el agua en destino a otro lugar.

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuente de consulta: RAE
Fuente de la imagen: pixabay

¿Sabías que Nixon tenía preparado un discurso para pronunciar en caso de catástrofe en la llegada a la Luna?

Se cumple medio siglo desde de que el 20 de julio de 1969 el modulo lunar Eagle 3 alunizaba y el ser humano caminase por la superficie de la Luna, convirtiéndose en una de las mayores gestas que se han conseguido en la Historia (y a pesar de que todavía hay personas que se creen que se trató de un montaje).

¿Sabías que Nixon tenía preparado un discurso para pronunciar en caso de catástrofe en la llegada a la Luna?

La misión espacial ‘Apolo 11’, que despegó cuatro días antes (el 16 de julio) desde las instalaciones de la NASA en cabo Cañaveral (Houston) llevó hasta la órbita de la Luna a tres astronautas: Neil A. Armstrong, Edwin E. ‘Buzz’ Aldrin y Michael Collins. Los dos primeros alunizaron en el ‘mar de la tranquilidad’ en el mencionado módulo Eagle 3, mientras que Collins se quedó en el módulo de mando Columbia.

Ante la incertidumbre de si la misión llegaría a buen término y si se hubiese dado el caso de algún lamentable catástrofe a la hora de alunizar Armstrong y Aldrin y no hubiesen podido regresar al modulo de mando, el 18 de julio, dos días después del despegue desde la Tierra y dos antes de la llegada a la Luna , en la Casa Blanca se preparó un discurso que sería ofrecido, en caso de necesidad, a través de la televisión y radio a toda la nación por el presidente Richard Nixon anunciando el fatal desenlace.

El texto había sido redactado por el periodista y escritor William Safire, quien en aquellos momentos estaba trabajando en el gabinete del presidente Nixon creándole los discursos que debía pronunciar.

Afortunadamente la misión del Apolo 11 fue todo un éxito y los astronautas regresaron a la Tierra sanos y salvos pocos minutos antes de la cinco de la tarde del 24 de julio. El discurso quedó guardado en un cajón y no se supo de su existencia hasta tres décadas después, cuando en 1999 el diario The New York Times publicó un artículo titulado ‘Ensayo; el desastre nunca llegó’ en el que dio a conocer la existencia del discurso escrito por William Safire y que hubiese sido pronunciado por Nixon en caso de necesidad.

El texto decía lo siguiente:

El destino ha querido que los hombres que fueron a la Luna a explorar en paz se quedaran en la Luna a descansar en paz.
Estos valientes hombres, Neil Armstrong y Edwin Aldrin, saben que no existe esperanza de que sean recuperados. Pero también saben que existe esperanza para la humanidad en su sacrificio.
Estos dos hombres están dando sus vidas para el objetivo más noble de la humanidad: la búsqueda de la verdad y la comprensión.
Serán llorados por sus familiares y amigos. Serán llorados por la nación. Serán llorados por la gente del mundo. Serán llorados por una Madre Tierra que se atrevió a enviar a dos de sus hijos hacia lo desconocido.
En su exploración, consiguieron que la gente del mundo se sintiera como uno. En su sacrificio, se unen más estrechamente la hermandad del hombre.
En la antigüedad, los hombres miraron a las estrellas y vieron a sus héroes en las constelaciones. En la actualidad, hacemos lo mismo, pero nuestros héroes son hombres de carne y hueso.
Otros seguirán, y seguramente encuentren su camino de vuelta a casa. La búsqueda del hombre no parará, pero estos hombres fueron los primeros, y se mantendrán como los más importantes en nuestros corazones.
Todo ser humano que mire a la Luna en las noches venideras sabrá que en algún rincón de otro mundo estará para siempre la humanidad.

¿Sabías que Nixon tenía preparado un discurso para pronunciar en caso de catástrofe en la llegada a la Luna?

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuentes de consulta: nytimes / lettersofnote / recuerdosdepandora
Fuentes de las imágenes: Wikimedia commons (1) / Wikimedia commons (2) / lettersofnote

¿De dónde surge llamar ‘ogro’ a una persona con mal carácter?

A través del perfil en Instagram de este blog (@yaestaellistoquetodolosabe2), Paqui SV me consulta de dónde surge llamar ‘ogro’ a una persona con mal carácter.

¿De dónde surge llamar ‘ogro’ a una persona con mal carácter?

Conocemos como ogro no solo a aquel individuo de carácter agrio, antipático o insociable, sino también al ser fantástico que suele aparecer en algunos cuentos siendo el antagonista de la historia y que suele citarse con el fin de asustar a los más pequeños de la casa (‘Pórtate bien o vendrá el ogro y se te llevará’). Este personaje podría ser otra definición ara referirnos al ‘coco’ o al ‘hombre del saco’.

El diccionario nos da también otra acepción para ogro y es la de ‘ser mitológico de tamaño gigante que se alimentaba de carne humana’.

Y es que originalmente a estos personajes fantásticos los encontramos en numerosos cuentos y fábulas de la mitología escandinava y celta, aunque recibían muy diversos nombres (en sus correspondientes lenguas) y comenzó a ser conocido como ‘ogro’ a partir del siglo XVI (al menos la primera constancia escrita consta de ese siglo).

Al castellano llegó desde el francés ‘ogre’ y el idioma galo lo había tomado del latino ‘orcus’ que los antiguos romanos utilizaban para referirse a la ultratumba o lugar al que iban a parar los muertos y que también recibimos en forma de ‘orco’ (término inmensamente famoso gracias a los libros de J.R.R. Tolkien).

El carácter áspero de estos personajes (los ogros de los cuentos y leyendas) es lo que hizo que se les llamara también de ese modo a las personas antipáticas e insociables.

 

 

Te puede interesar leer también:

¿Tiene algo que ver el personaje de ‘el Coco’ con el fruto de la palmera?

 

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Sabías que el Día de la Independencia inicialmente se celebró el 2 de julio en muchos lugares de EEUU?

No fue hasta 1785 cuando se decidió instaurar el 4 de julio como fecha oficial para la celebración y conmemoración del Día de la Independencia de los Estados Unidos, a pesar de que el documento con el que se declaraba que las Trece Colonias norteamericanas se independizaban del Imperio Británico fue firmado y aprobado por unanimidad nueve años antes (1776).

¿Sabías que el Día de la Independencia de EE. UU. inicialmente se celebraba el 2 de julio?

Los libros de Historia nos han explicado que el 4 de julio de 1776 tuvo lugar en Filadelfia el ‘Segundo Congreso Continental’ en el que se reunieron los representantes de las Trece Colonias con el propósito de firmar el texto de una Declaración de Independencia que los desvinculaba del dominio británico y que a partir de aquel momento formarían una nueva nación a la que bautizarían como ‘Estados Unidos de América’.

Firma de la Declaración de Independencia los Estados Unidos de 1776Pero, en realidad, aquel 4 de julio lo que se llevó a cabo no fue declarar la independencia y romper cualquier tipo de vínculo con Gran Bretaña sino refrendar lo que ya se había acordado, escrito y aprobado en aquel mismo congreso dos días antes, o sea, el 2 de julio.

John Adams, uno de los Padres de la Nación, presente en el mencionado congreso continental de Filadelfia (y que en 1789 sería el primer vicepresidente del país, bajo la presidencia de George Washington y en 1797 escogido segundo presidente de los Estados Unidos), escribía el 3 de julio de 1776 una emocionada carta a su esposa en la que le explicaba con total emoción lo especial que había sido aquella jornada, bautizándola como el ‘día de la liberación que será recordado y conmemorado por las generaciones venideras’.

Durante casi una década fue la del segundo día de julio la fecha en la que se estuvo conmemorando el Día de la Independencia en la mayoría de poblaciones de los nuevos Estados Unidos. Evidentemente, teniendo en cuenta que, en aquellos momentos, no era una fastuosa celebración debido a que el país se encontraba inmerso en la Guerra de Independencia que duró hasta septiembre de 1783.

Pero también hubo, durante aquellos años, un buen número de lugares en los que dicha conmemoración se realizó el día 4. El motivo de ello era porque esa fecha fue en la que, en muchas poblaciones de las Trece Colonias, llegó la noticia de la Declaración de Independencia, debido a que algunos de los representantes se marcharon de Filadelfia, tras la reunión del día 2, con el fin de anunciar cuanto antes a sus conciudadanos la  aprobación del mencionado documento.

Fue a partir de 1785 cuando se decidió que la celebración del Día de la Independencia de los Estados Unidos debía celebrarse el 4 de julio, coincidiendo con la fecha en la que fue firmado el documento y no en el día en el que se realizó y aprobó la Declaración de Independencia (2 de julio).

Cabe destacar que a la reunión que tuvo lugar el 4 de julio de 1776, para firmar la declaración, no acudieron todos los representantes (que ya habían salido de viaje hacia sus respectivas colonias, tal y como te explico un par de párrafos más arriba). Por tal motivo se programó un nuevo encuentro, para el 2 de agosto de aquel mismo año, en el que firmaron los ausentes.

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuentes de las imágenes: pixabay / Wikimedia commons

¿De dónde surge llamar ‘novela’ a cierto género literario?

Conocemos como novela a un género literario que destaca por utilizar gran parte de ficción en el argumento de la historia que se relata. También es llamado de este modo a las series televisivas (y antiguamente radiofónicas) que se emiten por entrega de capítulos.

¿De dónde surge llamar ‘novela’ a cierto género literario?

El origen etimológico al término ‘novela’ lo encontramos en el italiano medieval ‘novella’ cuyo significado literal era ‘relato inventado breve’ y a su vez provenía de ‘novellus’ (novedoso) y éste de ‘novus’ (nuevo).

En la Edad Media, cuando empezaron a ponerse de moda los relatos novelescos breves se les comenzó a llamar de ese modo, tanto a los libros que se iban escribiendo como los que eran explicados como si de fábulas y cuentos se trataran.

Originalmente el escritor de novelas no fue conocido como ‘novelista’ sino con el término ‘novelador’.

La primera aparición en un diccionario fue en el ‘Vocabulario español-latino’ de Antonio de Nebrija, en 1494, y la primera aparición en el de la Real Academia Española de la Lengua fue en el Diccionario de Autoridades de 1734.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

Fuente de la imagen: pxhere