Archivo de la categoría ‘Preguntas con respuesta’

¿De dónde surge llamar ‘chirona’ a la cárcel?

A través de mi perfil @curiosisimo en la red social TikTok, me preguntan de dónde surge llamar ‘chirona’ a la cárcel.

¿De dónde surge llamar ‘chirona’ a la cárcel?

Numerosas son las personas que usan el término ‘chirona’ para hacer referencia, de manera coloquial, a una cárcel y existen evidencias de su utilización, sobre todo por las clases más populares de la sociedad, desde hace varios siglos, existiendo evidencias escritas de su uso en el siglo XVII, siendo incorporada en el diccionario de la Academia en su edición de 1852.

No se conoce con exactitud cuál es su etimología (la RAE da como respuesta un escueto ‘de origen desconocido’) y cada experto da una hipótesis diferente. Hay quien apunta que proviene de Girona (provincia de Cataluña) en el que había un centro penitenciario y a la que los castellanoparlantes nombraban como chirona (en lugar de la pronunciación catalana que sería fonéticamente yirona).

Otros opinan que, quizá, provenga de una alteración de chirinola, pero este es un vocablo al que el diccionario le da media docena de acepciones (entre ellas las de juego infantil,  discusión,  reyerta y conversación), pero ninguna tiene relación alguna con una prisión. También podemos encontrar que se apunta, como posible origen, una extraña variante del término encerrona.

 

 

Lee y descubre el curioso origen, historia y etimología de infinidad de palabras y palabros

 

 

Fuente de la imagen: jumilla (Flickr)

¿Cuál es el origen del término ‘carisma’?

Se utiliza el término ‘carisma’ para hacer referencia al encanto, don o atracción especial que poseen determinadas personas, una cualidad que suele aplicarse a cierto tipo de individuos (líder carismático, cantante carismática…).

¿Cuál es el origen del término ‘carisma’?

Originalmente este vocablo llego al castellano en la forma ‘charisma’ y así fue recogido por primera vez en el Diccionario de Autoridades de 1729, dándole la acepción: ‘Mercéd, dón, dádiva graciosa, y liberál. Es voz Griega de Charis, que se interpreta gracia, y la ch se pronuncia como K’.

En la siguiente edición del diccionario (en 1780) ya no aparecía la forma charisma y a carisma se le daba el significado de ‘En la mística se llama así el don gratuito que concede Dios con abundancia á alguna criatura’.

Y es que originalmente este término provenía de mundo eclesiástico (o al menos fue ampliamente utilizado y popularizado por los evangelizadores) y con él hacían referencia a ese don o gracia divina que Dios concedía a algunas personas (pero en el más estricto sentido religioso de la palabra).

En la edición actual del diccionario de la RAE se le da las acepciones: ‘Especial capacidad de algunas personas para atraer o fascinar’ y ‘Don gratuito que Dios concede a algunas personas en beneficio de la comunidad’.

 

 

Lee y descubre el curioso origen, historia y etimología de infinidad de palabras y palabros

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

¿De dónde surge la expresión ‘Quemarse a lo bonzo’?

A través de mi perfil @curiosisimo en la red social TikTok, me preguntan de dónde surge la expresión ‘Quemarse a lo bonzo’.

¿De dónde surge la expresión ‘Quemarse a lo bonzo’?

‘Quemarse a lo bonzo’, ‘Inmolarse a lo bonzo’ o simplemente indicar que algo se ha hecho ‘a lo bonzo’, son expresiones que se utilizan para indicar la acción de autosabotaje que una persona puede hacer como acto de protesta, ante una reivindicación no atendida (por ejemplo) y a la que se le da visibilidad (en los medios, redes sociales…).

El término ‘bonzo’ significa ‘monje budista’ y proviene del japonés ‘bonsa’ de exacto significado y a su vez éste llegó desde el sánscrito ‘budba’ (sabio, iluminado).

La primera constancia escrita del vocablo ‘bonzo’ la encontramos en una carta de 1549 enviada por el misionero religioso de origen navarro Francisco de Jaso y Azpilicueta (más conocido como san Francisco Javier) en el que hacía referencia a un monje budista durante su viaje de evangelización por el Lejano Oriente.

La expresión ‘a lo bonzo’ y sus diferentes variantes se originó a partir de 1963, cuando el 11 de junio un monje budista llamado Thich Quang Duc decidió prenderse fuego en medio de una calle de Saigón (capital de la denominada como Vietnam del Sur).

El motivo por el que se auto-inmoló fue como acto de protesta contra la persecución que sufrían las personas budistas por parte del régimen dictatorial del presidente Ngô Đình Diệm, quien ejerció una feroz defensa de los intereses cristianos en el país del Sudoeste asiático.

Varios días antes de quemarse públicamente en medio de la calle, Thich Quang Duc avisó mediante envío de cartas a unos cuantos periodistas internacionales que se encontraban en Saigón, anunciándoles que algo importante ocurriría el 11 de junio frente a la embajada de Camboya.

Aquel día solo unos pocos periodistas se acercaron hasta el lugar de convocatoria, entre los que estaba Malcolm Browne, de Associated Press. Alrededor de 350 monjes budistas aparecieron y uno de ellos (el mencionado Thich Quang Duc) se hecho gasolina por encima (con ayuda de otros dos monjes) y acto seguido se prendió fuego, tras haberse sentado sobre el asfalto realizando la conocida como postura del loto.

Mientras ardía, Malcolm Browne tomó una impactante fotografía con su cámara (que ilustra este post) que dio la vuelta al mundo y que se hizo mundialmente famosa y que dio origen para que desde entonces se utilizara la expresión ‘quemarse a lo bonzo’ y sus variantes.

 

 

Lee y descubre el curioso origen, historia y etimología de infinidad de palabras y palabros

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿De dónde proviene llamar ‘avucastro’ al que se dedica a molestar y hacer enfadar a los demás?

¿De dónde proviene llamar ‘avucastro’ al que se dedica a molestar y hacer enfadar a los demás?

‘Avucastro’ es uno de esos términos que hoy en día está prácticamente en desuso pero que, durante varios siglos, se utilizó de forma común para hacer referencia a cierto tipo de persona que era propicia a molestar y hacer enfadar a los demás (lo que hoy en día se conoce por ser ‘chinchoso’).

El término avucastro proviene del nombre de la avucasta, debido a que, antiguamente, se creía que ese tipo de personajes molestos se comportaban del mismo modo que esa inquieta ave zancuda, la cual importunaba sin cesar.

 

 

Lee y descubre el curioso origen, historia y etimología de infinidad de palabras y palabros

 

 

 

Fuente de la imagen: thenounproject

¿Sabías que el acto de lamer un plato tiene un nombre específico?

El hecho de lamer el plato, tras haber terminado de comer, es considerado como un acto de glotonería, siendo una acción que socialmente está mal vista (aunque más de una persona, en la intimidad de su hogar lo haya realizado en alguna ocasión).

¿Sabías que el acto de lamer un plato tiene un nombre específico?

Siempre he defendido que todo lo que nos rodea (ya sean cosas o acciones) tiene un nombre, aunque a veces lo conozcamos con una definición que realmente no es la denominación que se le dio.

En este caso, el acto de lamer un plato es ‘lambucear’, término que proviene del vocablo lamber y significa literalmente ‘lamer’.  Ambos vocablos provienen del latín ‘lambĕre’ (de exacto significado).

El término lambucear fue recogido por primera vez en el Diccionario de la RAE en 1925 dándole la acepción de ‘arrebañar’ (recoger de un plato o vasija los residuos de alguna cosa comestible hasta apurarla) y fue a partir de su edición de 1992 cuando ya aparece con la definición ‘lamer, por glotonería, un plato o vasija’.

 

 

 

Lee y descubre el curioso origen, historia y etimología de infinidad de palabras y palabros

 

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

¿De dónde surge llamar ‘vivaquear’ a pasar la noche de acampada al aire libre?

Aquellas personas que han tenido una relación estrecha con el excursionismo y los grupos de escultismo estará, muy posiblemente, familiarizado con el término ‘vivaquear’, el cual se utiliza para hacer referencia a las acampadas que se realizan al aire libre o de manera improvisada para pasar la noche.

¿De dónde surge llamar ‘vivaquear’ a pasar la noche de acampada al aire libre?

Originalmente, este vocablo no hacía referencia a la parte lúdica o de  excursionista de la acción, sino al hecho de pasar la noche al raso una tropa de soldados que se encontraba realizando alguna maniobra militar o en plena misión.

El término vivaquear es el verbo o acción de la palabra ‘vivac’, cuyo significado (tal y como nos ofrece el diccionario de la RAE) es ‘Campamento, especialmente militar, instalado de manera provisional para pasar la noche al raso’ y ya siendo recogido en su edición de 1739 del diccionario de Autoridades con la acepción ‘Guarda, que se hace de noche para la seguridad de una Plaza, ò un Exército, quando está cerca del enemigo, y expuesto à ser assaltado. Componese de un cuerpo de Soldados de Infanteria, ò Dragones, quando sirven apie con los Oficiales correspondientes’.

El término ‘vivac’ llegó al castellano desde el francés medieval ‘bivovac’ de idéntico significado.

De este vocablo también ha derivado (además del mencionado ‘vivaquear’) el término ‘vivaque’ que hace referencia a la ‘guardia principal en las plazas de armas, a la cual acuden todas las demás a tomar el santo y seña’.

 

 

Lee y descubre el curioso origen, historia y etimología de infinidad de palabras y palabros

 

 

 

Fuente de la imagen: John Horner (geograph)

¿A quiénes representan las figuras que aparecen en la baraja de cartas francesa?

Las figuras que aparecen en la baraja francesa (que dio origen a la baraja inglesa) y que representan los palos corresponden a personajes históricos, mitológicos o bíblicos.

¿A quiénes representan las figuras que aparecen en la baraja de cartas francesa?

Corazones. El rey es Carlomagno; la reina es el personaje bíblico Judit; la sota (llamada valet) es Étienne de Vignolles, un militar francés que luchó junto a Juana de Arco.

Diamantes. El rey representa a Julio César; la reina es el personaje bíblico Raquel, la sota corresponde a Héctor, héroe de la guerra de Troya.

Picas. El rey es David; la dama, la diosa de la mitología griega Palas; y la sota, Ogier de Danemarche, un príncipe danés que lucho junto a Carlomagno.

Tréboles. Alejandro Magno es la figura del rey; Argine, anagrama del término en latín regina (‘reina’), la reina; y Lancelot, caballero de la Mesa Redonda y fiel amigo del rey Arturo, la sota.

 

 

 

Te puede interesar leer también:

 

Lee y descubre el curioso origen, historia y etimología de infinidad de palabras y palabros

 

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Cuál es el origen del término ‘bisoñé’?

Se trata de una de esas palabras que cada vez está más en desuso y que era utilizada para hacer referencia a la prótesis o añadido capilar que se coloca para cubrir solo una parte de la cabeza donde falta pelo (generalmente la superior delantera).

¿Cuál es el origen del término ‘bisoñé’?

Hoy en día podemos encontrar que el término suele ser sustituido por otros sinónimos como ‘peluquín’ o ‘postizo’.

Etimológicamente el término ‘bisoñé’ llegó al castellano desde el francés ‘besogneux’ (necesitado), derivando éste de ‘besoin’ (necesidad) y a su vez desde el italiano ‘bisogno’, con idéntico significado.

Una de las curiosidades del vocablo es que, antiguamente, la referencia a la necesidad que se hacía no era solo por la falta de cabello que podía padecer una persona que usaba ese tipo añadidos capilares sino también a estar necesitado de dinero, debido a que siglos atrás se puso muy de moda el lucir entre las personas adineradas, y como signo de elegancia, unas vistosas pelucas, las cuales, cuanto más frondosas eran equivalían a tener una mayor posición social.

Algunas personas, con menos recursos económicos, que no se podían permitir adquirir una de aquellas frondosas y caras pelucas, utilizaban unos añadidos capilares de menor tamaño y precio y que tan solo cubrían una parte específica de la cabeza (aquella en la que faltaba pelo).

Cabe destacar que el término italiano ‘bisogno’ no comenzó a usarse para hacer referencia a ese postizo capilar sino para designar a los soldados novatos que eran enviados desde España a luchar en la guerra (durante la conquista del reino de Nápoles, en el siglo xvi), en clara alusión a las ropas pobres y de mala calidad de los soldados españoles. Con el tiempo, este vocablo dio el castellanizado ‘bisoño’, cambiándose el sentido original  y pasó a designar a los principiantes e inexpertos de cualquier oficio, mientras que su derivado en francés (‘besogneux’ y posteriormente el castellano ‘bisoñé’) pasó a referirse al mencionado peluquín.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

Lee y descubre el curioso origen, historia y etimología de infinidad de palabras y palabros

 

Fuente de la imagen: James Vaughan (Flickr)

¿De dónde surge el término ‘eudemonía’ para referirse a alguien que siempre está de buen humor?

¿De dónde surge el término ‘eudemonía’ para referirse a alguien que siempre está de buen humor?

Se conoce como ‘eudomía’ al estado de plenitud, felicidad y satisfacción con la vida, pero este es un término que prácticamente está en desuso y apenas es utilizado en la actualidad, aunque hasta hace un par de década aún era bastante común escuchar dicho vocablo para hacer referencia a alguien que estaba constantemente de buen humor o se sentía habitualmente satisfecho y feliz con lo que vive y le rodea. Evidentemente, era un modismo utilizado normalmente por las personas más mayores o aquellas acostumbradas a hablar usando cultismos o arcaísmos.

El término fue acuñado por los antiguos filósofos griegos que se referían a la eudaimonia (εὐδαιμονία) como la felicidad plena en relación con una de sus deidades menores. En el Diccionario castellano con las voces de ciencias y artes y sus correspondientes en las tres lenguas francesa, latina e italiana de Esteban de Terreros y Pando, publicado en 1788, se le daba la acepción de ‘diosa falsa de la felicidad’.

 

 

Lee y descubre el curioso origen, historia y etimología de infinidad de palabras y palabros

 

 

Fuente de la imagen: katerha (Flickr)

¿Por qué al lanzar una moneda se da a elegir entre ‘cara o cruz’?

A través de mi perfil @curiosisimo en la red social TikTok, me preguntan de dónde surge que al lanzar una moneda se dé a elegir entre ‘cara o cruz’.

¿Por qué al lanzar una moneda se da a elegir entre ‘cara o cruz’?

Existe un conocidísimo juego o apuesta que consiste en decir algo lanzando una moneda al aire y escogiendo cara o cruz. Incluso es habitual realizarlo en los eventos deportivos, donde se decide de ese modo qué equipo elige campo o saque.

Pero esta una práctica casi tan antigua como la existencia de las propias monedas y hay constancia de realizarse ese tipo de apuestas para decidir algo desde la época de la Antigua Roma, donde era conocido como ‘Navia aut Capita’ -Barco o Cabeza- (en algunos lugares se menciona como ‘Navia aut Caput’, con idéntico significado), debido a que en un lado de la moneda mostraba una embarcación y en la otra una cabeza.

Esta práctica ha llegado hasta nuestros días y en España es comúnmente conocida desde hace varios siglos como ‘cara o cruz’. Esto es debido a que antiguamente era común que apareciera en el ‘anverso’ de las monedas la cara de un rey o emperador y por el otro lado (reverso) una cruz, por lo general, cristiana. Pero no siempre ha aparecido una cruz en el reverso, pues muchas monedas han llevado el escudo de armas de un Estado o nación. En ese caso al otro lado de la moneda se le llama escusón, palabra que proviene del francés medieval escuçon, cuyo significado es ‘escudo’. Aunque esto no ha alterado la denominación de dicha práctica.

Los ingleses llaman a esta práctica como ‘Cross and Pile’, que se traduciría como ‘Cruz o Pila’, debido a que en muchas monedas, antiguamente, eran acuñadas con una cruz en un lado y una columna (pilar) en el otro. También se conoce en el mundo anglosajón como ‘Heads or tails’ (de idéntico significado que el dado al que realizaban los romanos, aunque su traducción literal es ‘cabeza o cola’).

En otros lugares del planeta, por poner unos pocos ejemplos, se le llama ‘testa o croce’ (cabeza o cruz) en Italia; ‘pile ou face’ (columna o cara) en Francia; ‘cara o sello’ en varios países de Hispanoamérica.

Cono dato curioso, cabe destacar que desde hace varias décadas, cada vez son más los países que acuñan sus monedas en las que no aparece ninguna cara ni escudo o cruz en alguno de sus lados, pero de todos modos se ha mantenido la misma denominación para esta práctica.

 

 

Te puede interesar leer también: ¿Qué tipo de moneda lanzan los árbitros al aire a la hora de sortear el campo?

 

 

Fuente de la imagen: pixabay