BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Archivo de la categoría ‘Curiosidades de Nueva York’

¿Cuál está considerado como el primer atentado con un coche bomba de la Historia?

¿Cuál está considerado como el primer atentado con un coche bomba de la Historia?

Es curioso, pero el considerado como primer atentado con un coche bomba de la Historia no fue con un coche sino con un carro tirado por dos caballos.

Ocurrió el jueves 16 de septiembre de 1920 y tuvo lugar en el distrito financiero de Wall Street, en Nueva York. Ese día, a las doce en punto del mediodía, en uno de los momentos que más tránsito de personas (sobre todo trabajadores de la Bolsa y bancos cercanos) y automóviles, se hizo paso por la calle un carro cargado con 45 kilos de dinamita y cerca de 230 kilos de metralla. Llevaba un dispositivo realizado con la maquinaria de un reloj para la carga explosiva. Al hacerlo saltó por los aires causando 38 muertos y cerca de 400 heridos.

El atentado no fue reivindicado por ningún grupo terrorista, pero la investigación posterior, que duró cerca de un lustro, llevó al FBI a poder atribuírselo a Mario Buda, líder de un grupo anarquista que cometió múltiples atentados en los Estados Unidos a lo largo de aquella década.

 

 

Quizá te interese leer otros posts con curiosidades históricas
Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/vuelve-el-listo-que-todo-lo-sabe

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

La curiosa historia de Rodolfo Valentino, el primer galán de la gran pantalla

La curiosa historia de Rodolfo Valentino, el primer galán de la gran pantalla Posiblemente el nombre de Rodolfo Guglielmi no le suene a la mayoría de vosotros, pero si cambio el apellido por el de Valentino rápidamente a la mayoría os vendrá a la memoria uno de los actores más famosos y carismáticos del Hollywood de los años 20. Evidentemente a los más jóvenes, puede que sigáis sin saber a quién me refiero, por eso quiero aprovechar para explicaros su curiosa historia…

Con apenas 19 años Rodolfo Guglielmi abandonó, en 1914, su Italia natal para ir en busca del sueño americano, como otros tantos compatriotas suyos habían hecho. Pero como es de imaginar no todos los principios son fáciles y menos cuando el que intenta hacerse un hueco en un nuevo país es un joven juerguista y derrochador que se gasta todo el dinero que había llevado consigo nada más llegar a Nueva York.

Para subsistir tuvo que pluriemplearse como limpiabotas, recadero o camarero, pero gracias a su belleza enseguida hubo más de una millonaria que se encaprichó para pasar con él una noche de sexo y lujuria, por lo que comenzó a ofrecerse como gigoló (chico de compañía) para damas generosas. Por aquel entonces todavía utilizaba su verdadero apellido y le resultaba muy divertido comprobar que las norteamericanas no sabían pronunciarlo.

Tras verse envuelto en un escándalo (una de las damas que acompañaba asiduamente asesinó a su esposo) y para evitar verse mezclado en el tema tuvo que salir huyendo de Nueva York hacía Los Ángeles.

Fue allí donde adoptó su nuevo apellido Valentino, comenzó a trabajar como extra en algunas producciones. En uno de esos trabajos conoció a un guionista que quedó prendado por su personalidad, consiguiéndole un papel en la película que lo lanzaría al estrellato: Los cuatro jinetes del apocalipsis.

Había nacido uno de los mitos eróticos más importantes de la gran pantalla, deseado tanto por mujeres como por hombres (aunque no existe ninguna evidencia oficial que confirme que Rodolfo Valentino hubiese tenido relaciones homosexuales, aunque es algo con lo que se ha especulado).

Valentino se convirtió en el primer galán del cine mudo, en un tiempo en el que la mayoría de películas que se realizaban eran cómicas o al menos eso era lo que demandaba el público, hasta que llegó el latin lover que los volvería locos de deseo. En los siguientes cinco años rodó una quincena de películas más que lo convirtieron en uno de los actores más conocidos de Hollywood.

El 23 de agosto de 1926, Valentino falleció a la edad de 31 años a consecuencia de unas complicaciones tras someterse a una intervención quirúrgica. Su fallecimiento fue considerado como un auténtico drama nacional y en su multitudinario entierro (más de 100.000 personas salieron a las calles de Nueva York para ver pasar el cortejo fúnebre) se vivieron auténticas escenas de histeria colectiva por parte de sus fans.

Hoy en día todavía son muchas las personas que utilizan el término ‘valentino’ como sinónimo de galán y seductor.

 

Lee y descubre en este blog más posts sobre otros Curiosos Personajes

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/vuelve-el-listo-que-todo-lo-sabe

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

El día que en los Almacenes Harrods instalaron sus primeras escaleras mecánicas

El día que en los Almacenes Harrods instalaron sus primeras escaleras mecánicas¿Te imaginas utilizar unas escaleras mecánicas y al llegar al final ser obsequiado con una copa de brandy? Pues esto es exactamente lo que sucedió cuando se instalaron las primeras escaleras mecánicas en Inglaterra, concretamente en los famosísimos almacenes Harrods.

Tan novedosa invención hacía temer a los clientes por su seguridad, por ello a aquellos que se atrevían a utilizarlas se les recompensaba con una copa de licor por su osadía y, en caso de necesidad, unas sales aromáticas para recuperarse de la impresión.

Fue el 16 de noviembre de 1898 cuando se inauguraron en Harrods y en aquella época consistían en una rampa sin escalones hecha de cuero, caoba y cristal. Sin embargo ese no fue el primer lugar en el que se colocaron unas escaleras mecánicas ni se trataba de un invento de reciente creación.

En 1859 el estadounidense Nathan Ames patentó la escalera giratoria, considerada como la primera escalera mecánica en el mundo, aunque Ames murió antes de poder construirla. Jesse Wilford Reno si pudo, en cambio, poner en práctica su invención a la que llamó ascensor inclinado, patentó su invento en 1892, que construyó e instaló en 1893 en la estación Cortland Street de Nueva York. Aquella primera escalera mecánica era en realidad una rampa elevadora de trece metros de longitud que salvaba un desnivel de seis metros de altura.

 

 

Lee y descubre en este blog otros post sobre curiosos inventos

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/vuelve-el-listo-que-todo-lo-sabe

 

Fuente de la imagen: pinterest

¿Dónde está el ‘Kilómetro Cero’ en otras capitales del mundo?

¿Dónde está el ‘Kilómetro Cero’ en otras capitales del mundo?

Una de las cosas más típicas que cualquier turista realiza en su viaje a Madrid es visitar la Puerta del Sol y allí tomarse dos fotografías imprescindibles: bajo el monumento de ‘el Oso y el Madroño’ y junto a la placa situada en el suelo (frente al edificio de la Presidencia de la Comunidad Autónoma, donde está colocado el famoso reloj desde donde se despide cada 31 de diciembre el año) que marca el ‘Kilómetro Cero’ o lugar en el que parte toda la red de carreteras radiales de España.

Pero este ‘Km. 0’ no es el único que hay en nuestro planeta y a lo largo y ancho del mismo hay infinidad de países que tienen su propia capital con la correspondiente placa, monolito o monumento que lo representa. Cabe destacar que, curiosamente, muchos de esos kilómetros cero no están ubicados en el punto exacto donde tendrían que estar pero, si lo estuvieron algún día, en cierto momento fue cambiado de lugar (ya sea por unas obras, trasladarlo a un punto más turístico de la ciudad…) y que no todos esos lugares representan el punto de salida de la red de carreteras sino que también puede ser de la red ferroviaria del país e incluso de la red de oficinas postales.

Estos son unos cuantos ejemplos de otras capitales del mundo donde también tienen su correspondiente Kilómetro Cero.

¿Dónde está el ‘Kilómetro Cero’ en otras capitales del mundo?En Francia podemos encontrarnos hasta cinco poblaciones en los que hay una placa señalando el ‘Point zéro’: en la capital, París, se encuentra frente a la entrada de la famosa catedral de Notre Dame; en la plaza Gambetta de Burdeos; en la plaza Bellecour de Lyon; en la confluencia de las avenidas Canebière y Belsunce de Marsella; y en el puente Marius Gontard de Grenoble.

En Roma (Italia) podremos encontrar el ‘Chilometro zero’ en la cima del ‘Campidoglio’, más conocida como Colina Capitolina.

En Suiza el Km. 0 no está en su capital (Berna) sino en la estación de tren de Olten, en el norte del país, el punto desde donde partía la red ferroviaria.

En Londres el Kilómetro Cero del país se encuentra frente a la estación de tren de Charing Cross, una de las más importantes del Reino Unido. Concretamente la placa está colocada en la estatua ecuestre del rey Carlos I de Inglaterra. Pero esta no ha sido la ubicación inicial, ya que a lo largo de la Historia otros puntos de la ciudad también han sido considerados como Km. 0 (el Puente de Londres –en su extremo sur-, iglesia de San Leonardo en Shoreditch, extremo sur del Puente de WestminsterHyde Park Corner o  la iglesia de St Mary Matfelon entre otros lugares).

En Moscú lo podremos encontrar en uno de los puntos más turísticos de la capital de Rusia: frente a la capilla Ibérica, a escasos metros de la plaza Roja.

¿Dónde está el ‘Kilómetro Cero’ en otras capitales del mundo?Si damos un salto al continente americano, podemos encontrarnos con el Kilómetro Cero en la Plaza del Congreso de Buenos Aires (Argentina); en la Plaza de Armas de Santiago de Chile; bajo la cúpula del Capitolio Nacional de La Habana (Cuba); en el puente Martín Sosa de la ciudad de Panamá (capital del país homónimo); en un extremo de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México; en Lima (Perú) lo encontrarás en el cruce de las avenidas Javier Prado con Circunvalación; en la Plaza de Cagancha de Montevideo (Uruguay); curiosamente en Canadá podemos encontrar el Km. 0 o ‘Milla 0’ como allí se llama, en la pequeña ciudad de Dawson Creek, al Oeste del país (en la provincia de la Columbia Británica), concretamente en el punto de donde parte la carretera de Alaska.

En Estados Unidos podemos encontrar un Kilómetro Cero (oficial) en la ciudad de Nueva York, concretamente en la esquina suroeste del Central Park con la avenida de Broadway (en Columbus Circle). Al sur de la Casa Blanca en Washington DC podemos encontrar un pequeño monolito conocido como ‘Zero Milestone’.

¿Dónde está el ‘Kilómetro Cero’ en otras capitales del mundo?Cambiando de continente y trasladándonos a Asia, también podemos encontrar algunos Km. 0. En Tokio (Japón) ese lugar está situado en el famoso barrio de negocios de Nihonbashi punto desde donde partían antiguamente las cinco rutas comerciales más importantes del país; en China se puede encontrar el Kilómetro Cero en la famosísima plaza de Tiananmen de Pekín; en Jerusalén (Israel) está situado en la Puerta de Jaffa (este punto se escogió durante la década de 1920, en el periodo en el que los británicos controlaron la zona. Hasta entonces -y desde tiempos del Imperio Romano- el Km. 0 de Israel se encontraba en un plaza interior de lo que hoy se conoce como Puerta de Damasco); en Bangkok (Tailandia) está en un monumento de la histórica avenida de Ratchadamnoen.

En el continente africano: en El Cairo (capital de Egipto) el Kilómetro Cero está en la oficina de Correos de la plaza Al-Ataba; frente a la catedral ortodoxa de San Jorge en la plaza Menelik de Adís Abeba se encuentra el Km. 0 de Etiopia; en Madagascar lo podremos encontrar frente a la estación de tren de Soarano en Antananarivo.

Y para terminar este post con unos cuantos lugares del planeta en los que se encuentra el Kilómetro Cero vamos a viajar hasta Oceanía, concretamente a Sídney (la ciudad más importante y poblada de Australia) donde en un obelisco en la Macquarie Place nos indica que aquel punto es el Km. 0 del país.

 

 

Lee otros posts sobre curiosidades del mundo

 

 

 

Fuentes de las imágenes: Wikimedia commons

¿Has soñado con este hombre? [La leyenda urbana que fue inventada por un creativo publicitario]

¿Has soñado con este hombre? [La leyenda urbana que fue inventada por un creativo publicitario]

Incalculables son las historias y leyendas urbanas que corretean por internet siendo compartidas de una red social a otra por cientos de miles de personas sin que en ningún momento se planteen la veracidad de lo que allí se explica, por muy inverosímil que parezca.

De la mayoría de ellas poco o nada se sabe de su procedencia, surgiendo muchas de la noche a la mañana o siendo el resultado de la adaptación a nuestros tiempos de antiquísimos relatos.

A otras, sin embargo, se les puede seguir fácilmente el rastro y averiguar cuál es la verdadera historia que se esconde tras ella y que a tanta gente ha engañado (numerosos son los post que he publicado en este blog destripando leyendas urbanas).

Y este es el caso de esta entrada, en el que os explicaré la curiosa historia que se esconde tras una famosísima leyenda urbana, compartida por miles de personas en redes sociales, blogs y que incluso ha sido protagonista de un gran número de programas de televisión y radio. Se trata de la conocida como ‘El rostro del hombre con el que miles de personas sueñan’:

El retrato robot con el rostro de un hombre lleva recorriendo internet desde hace siete años cuando de repente alguien planteó una pregunta a la red: EVER DREAM THIS MAN? (¿Has soñado alguna vez con este hombre?) y que remitía a responder a esta cuestión en la web thisman.org.

En esta site se explicaba que trataban de localizar a todas aquellas personas que alguna vez en su vida se les hubiera aparecido ese rostro en alguno de sus sueños. Argumentaba que la razón de esa búsqueda era encontrar paralelismos con lo sucedido en 2006 a una paciente de un famoso psiquiatra de Nueva York, quien aseguraba tener sueños recurrentes con un hombre que se aparecía para aconsejarla. A petición del facultativo, la paciente realizó un retrato robot el cual quedó sobre el escritorio del psiquiatra.

Según la web, días después, mientras realizaba terapia con otra paciente, ésta se fijó en el dibujo que había sobre la mesa del psiquiatra y señalo que ella había soñado en más de una ocasión con ese rostro. Consultó el especialista con varios colegas y obtuvo como resultado que al menos cuatro personas habían reconocido haber soñado con él.

A partir de esta historia y la creación de la mencionada web en 2009, miles son las personas que han compartido en las redes sociales sus experiencias diciendo que ellas también han soñado con ese hombre. Desde cualquier punto del planeta han llegado mensajes a la dirección email info@thisman.org relatando cómo eran sus sueños e incluso había quien aseguraba que conocía a un tipo con los mismos rasgos faciales.

Docenas son las teorías con las que los amigos de los temas paranormales y las pseudociencias comenzaron a especular, habiendo quien veía en ello un mensaje del más allá, el rostro de extraterrestres que se encuentran entre nosotros e incluso a la cara de Dios.

Ha habido quien ha imprimido carteles y los ha enganchado en comercios y por la calle. Pero esto no ha sido una cosa aislada, ya que muchas son las poblaciones en las que alguien lo ha colgado (Barcelona, Nueva York, Río de Janeiro, Tokio…).

¿Has soñado con este hombre? [La leyenda urbana que fue inventada por un creativo publicitario]

Pero en realidad, detrás de esta leyenda urbana que lleva compartiéndose desde 2009 y se ha viralizado en la red, se encuentra Andrea Natella, un creativo publicitario experto en crear campañas de impacto sociológico.

El propio Andrea Natella enlaza la web thisman.org como uno de sus trabajos en su porfolio profesional www.andreanatella.it (además que si se realiza una búsqueda a través del Whois para saber quién es el titular del dominio ‘thisman.org’ aparece el nombre del mencionado Andrea Natella).

Durante mucho tiempo el creativo se negó a dar cualquier tipo de info respecto a la supuesta campaña que escondía tras esa web y su autoría tras la leyenda urbana, pero finalmente acabó reconociéndolo en varias entrevista (entre ellas en vice.com).

¿Has soñado con este hombre? [La leyenda urbana que fue inventada por un creativo publicitario]

 

 

Lee y descubre más historias como esta en el apartado ‘Destripando Mitos, Leyendas Urbanas y Supersticiones’ de este blog

 

 

Las imágenes que ilustran este post han sido obtenidas en la web thisman.org, un pantallazo de la web www.andreanatella.it y mis propias redes sociales.

¿Sabías que ‘El cantor de jazz’ no fue realmente la primera película sonora de la historia del cine?

¿Sabías que ‘El cantor de jazz’ no fue realmente la primera película sonora de la historia del cine?

Durante más de ocho décadas el honor de ser la primera película sonora de la historia del cine la tenía el largometraje El cantor de jazz (de Alan Crosland ) estrenada en Nueva York el 6 de octubre de 1927 y así figura en la casi totalidad de archivos sobre el tema.

Pero esta es solo una verdad a medias, ya que si hablamos del término película como una obra cinematográfica sea cual fuere su duración nos encontramos con que el 15 de abril de 1923 (cuatro años antes del estreno de El cantor de jazz) en el Rivoli Theater de Nueva York, Lee De Forest (un famoso inventor de la época) presentó ese día uno de sus últimos inventos: el Phonofilm, un método por el cual se le aplicaba sonido a las películas.

Para demostrar la validez de su invento proyectó un total de 18 cortometrajes (de diversas duraciones y temáticas) y el público y prensa que asistió a tal evento pudo disfrutar por primera vez del cine sonoro.

Como curiosidad cabe destacar que entre esos cortometrajes exhibidos por De Forest había uno de once minutos de duración titulado Conchita Piquer (From far Seville) en el que aparecía cantando varias de sus coplas la artista española, que por aquel entonces contaba con 15 años de edad.

Por cierto, El cantor de jazz llevaba incorporado un sistema conocido como Vitaphon, que mejoraba el Phonofilm de De Forest y que sería el método con el que se realizaron las siguientes películas sonoras desde la Warner Bros.

Para finalizar, cabe destacar que se considera película, tal y como aparece en el Diccionario de la RAE, a toda aquella cinta de celuloide que contiene una serie de imágenes fotográficas que se proyectan en la pantalla del cinematógrafo o en otra superficie adecuada, sin tener en cuenta su duración. Quizás os interese leer mi post: ¿Qué duración debe tener una película para ser considerada como ‘largometraje’?

 

Lee y descubre en este blog más posts con curiosidades y anécdotas del mundo del cine

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/vuelve-el-listo-que-todo-lo-sabe

 

 

Fuentes de consulta: deforestradio / archive.org / imdb / cervantesvirtual / rtve.es/alacarta / silentera / @carmen_pacheco
Fuente de las imágenes: Capturas de Youtbe

El paseo de una hora valorado en un millón de dólares [Anécdota]

El paseo de una hora valorado en un millón de dólares [Anécdota]Charles Ranlett Flint fue uno de los grandes emprendedores del último cuarto del siglo XIX y del primero del XX que invirtió en un gran número de empresas, muchas de ellas alcanzando un notable éxito y en otras perdiendo hasta la camisa. A pesar de los reveses que a veces sufría seguía invirtiendo y emprendiendo.

En una de aquellas ocasiones en las que los negocios le habían salido mal iba yendo de banco en banco a la búsqueda de un crédito que financiase su próximo proyecto, pero no había manera de conseguir el capital necesario… uno tras otro se lo negaban.

A través de un amigo pudo conocer a J. P. Morgan, en aquel tiempo uno de los banqueros más importantes e influyentes, por lo que consiguió una cita con él con el fin de lograr el ansiado y necesario préstamo.

Morgan era de aquellos tipos a los que antes de prestar su dinero para negocios le gustaba conocer a su interlocutor, motivo por el que lo invitaba a pasear por Manhattan. Dependiendo del interés del banquero por el proyecto que le presentaban el paseo duraba mayor o menor tiempo.

Cuando llevaba una hora paseando con Flint se despidió de él y éste al ver que no le había dado ninguna respuesta a su solicitud de préstamo le preguntó nervioso sobre el millón de dólares que necesitaba.

El banquero tendió su mano y mientras se despedía le respondió cortésmente:

-Ahora que nos han visto juntos, no creo que tenga ningún problema para conseguirlo

Y así fue. Poco después de aquel paseo a Charles R. Flint le concedía un crédito uno de aquellos bancos que días atrás se lo había denegado.

Como nota curiosa, cabe destacar que una de las grandes empresas que gestionó Charles Ranlett Flint fue la Computing-Tabulating-Recording Company  (una fusión de cuatro importantes compañías) que en 1924 acabaría derivando en IBM.

 

Lee y disfruta de más anécdotas e historias curiosas como esta en el apartado Anecdotario de este blog

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Cuál es el origen del ‘Black Friday’?

¿Cuál es el origen del ‘Black Friday’?

Muchísimas son las personas que esperan que llegue el ‘Black Friday’ (viernes negro) para lanzarse a las calles y acudir a los comercios a realizar compulsivamente sus primeras compras navideñas, en un día en el que pueden encontrar los productos con los mejores descuentos del año y en el que los comerciantes estadounidenses (y ahora ya los de medio planeta) hacen la mejor caja de todo el año.

Esta jornada de rebajas va ligada en sus orígenes al gran desfile que se realiza desde 1924 por las calles de Nueva York en el Día de Acción de Gracias (Thanksgiving) y que está patrocinado por los grandes almacenes Macy’s. Fred Lazarus Jr., creador de las primeras rebajas, fue quien impulsó este día e incluso quien convenció al mismísimo presidente de los Estados Unidos Franklin Delano Roosevelt para que adelantase una semana en el calendario la celebración de Acción de Gracias y así disponer los comercios de más días de venta de productos y regalos navideños.

En España se ha incorporado relativamente hace poco la costumbre del Black Friday, una práctica que ha sido bien acogida debido a que el periodo de rebajas aquí empieza a partir de Año Nuevo (en algunas comunidades incluso no llegan hasta después del Día de Reyes).

A pesar de que Black Friday se traduce como ‘viernes negro’ cada vez son más los comercios que amplían sus días de descuentos, pudiendo encontrarnos que en algunos lugares ya se inicia el lunes anterior y dura toda la semana. Este día en sus orígenes no recibía ningún nombre específico y son docenas las hipótesis que corretean por la red dando diferentes explicaciones al origen del término ‘Black Friday’. Estas son unas pocas…

La versión más descabellada es la que apunta sobre la antigua costumbre de realizar la venta de esclavos negros el día siguiente a Acción de Gracias, pero en realidad no tiene fundamento alguno ni existen evidencias históricas de que fuese así.

También hay quien apunta a que proviene de uno de esos fatídicos días en los que la bolsa estaba bajo mínimos, durante la época de la Gran Depresión, o incluso de una crisis financiera de 1869 en la que el mercado del oro se desplomó.

Otros sin embargo encuentran la explicación a que un día como este, gracias a las numerosísimas ventas que realizan,  los comercios dejan de estar en números rojos para tener un saldo positivo y por tanto anotar en los libros de cuentas los resultados con tinta negra.

Pero la mayoría de expertos y fuentes señalan al cuerpo de policía encargado de regular el tráfico en la ciudad de Filadelfia como quienes acuñaron dicho término en 1961. Todo parece indicar que ese día los habitantes de esta ciudad situada al noreste de los Estados Unidos se lanzaron a comprar masivamente provocando un caos absoluto en todas las calles, por lo que los agentes señalaron esa jornada como un ‘día negro’. A partir de ahí, cada año cuando debía acercarse la fecha ya se hablaba del ‘viernes negro’, quedando este término de uso común entre toda la gente. No fue hasta 1975 cuando se popularizaría totalmente al ser utilizado el término ‘Black Friday’ en un artículo publicado en el periódico The New York Times.

Puedes escuchar mi intervención en el programa ‘Graffiti’ de Radio Euskadi explicando el origen del ‘Black Friday’ (a partir del minuto 31)

 

Fuentes de consulta: snopes / blackfriday.com / bbc / batanga / lavanguardia / muyhistoria
Fuente de la imagen: avlxyz (Flickr)

El curioso origen de los sobres de azúcar

El curioso origen de los sobres de azúcar

Estamos acostumbrados a entrar en una cafetería pedir un café o cualquier tipo de infusión y que nos lo sirvan acompañado de un sobrecito de azúcar (o sacarina si así lo hemos solicitado). Pero no siempre se sirvió el endulzante en sobre, sino que hasta hace unas décadas éste se ponía en un recipiente (tal y como tenemos en nuestros hogares).

Fue el ingenio, perspicacia y perseverancia de un emprendedor llamado Benjamin Eisenstadt lo que hizo que a éste se le ocurriese la idea de envasar en dosis individuales el azúcar y, años más tarde, la sacarina.

Nacido en Nueva York en 1906, Eisenstadt fue un excelente estudiante que tenía por delante una prometedora carrera como abogado. Pero el crack del 29 se cruzó en su camino justo en el momento de terminar los estudios, perdiendo la posibilidad de poder trabajar de lo que había estudiado, tal y como le ocurria a otros tantos miles de personas.

Por aquel entonces mantenía un noviazgo con una joven llamada Betty Gellman cuyo padre regentaba una cafetería en Brooklyn y quien contrató al joven como camarero para salir adelante mientras encontraba un empleo.

La pareja estaba planeando su boda (se casaron en 1931), motivo por el que a Benjamin no le quedó más remedio que aceptar el trabajo que le había ofrecido su futuro suegro, aunque fuese de modo provisional. Con la experiencia adquirida, en los siguientes años regentó un par de cafeterías por su cuenta que no terminaron de funcionar, pero su carácter emprendedor lo llevaba a probar nuevos retos profesionales y en 1940 abrió una nueva cafetería en la calle Cumberland, junto al astillero de Brooklyn, un lugar que prosperó durante los años que duró la IIGM pero que tras la finalización de ésta quedó semidesértica, motivo por el que decide cerrar el negocio como cafetería y aprovechar el local para montar una empaquetadora de té, debido al auge que por aquel entonces tenía ese tipo de infusiones, al tratarse de una bebida barata y rápida de preparar.

Compró la maquinaria necesaria y empezó a distribuir bolsitas de té por la ciudad de Nueva York. Pero este negocio no terminaba de arrancar debido a la saturación de empresas que se dedicaban a lo mismo.

En lugar de cerrar su nuevo negocio, que había bautizado con el nombre de ‘Cumberland Packaging Corporation’, Benjamin Eisenstadt decidió en 1947 dar un nuevo giro y aprovechar la máquina de embolsar té para hacerlo con azúcar. Recordó que en su tiempo al frente de las cafeterías uno de los mayores gastos que tenía era por culpa de la cantidad de azúcar que los clientes echaban a sus bebidas (sin contar aquellos que, disimuladamente, aprovechaban para llevarse un buen puñado a sus casas e incluso los azucareros enteros).

El ofrecer el azúcar embolsado y en dosis individuales ahorraría al final del año muchos cientos de dólares a cada uno de los propietarios de cafeterías.

Su idea fue todo un acierto y en poco tiempo todas las cafeterías de Nueva York servían su azúcar en sobres. La Cumberland Packaging Corporation se fue haciendo cada vez más grande y Benjamin Eisenstadt dio un paso más al lograr embolsar y servir en dosis individuales todo aquello que se le ocurría: kétchup, mostaza, mayonesa y también sacarina (que hasta aquel momento se servía líquida) y que fue lo que terminó de lanzarlo hacia el éxito total del negocio (se comercializó bajo el nombre ‘Sweet’N Low’).

 

 

Lee y descubre en este blog más posts sobre otros Curiosos Personajes

 

 

Fuentes de consulta: noemiegrynberg / sweetnlow / nytimes
Fuente de la imagen: Wikimedia commons

Si no puede ser un taxi que sea un barco [Anécdota]

Si no puede ser un taxi que sea un barco [Anécdota] Robert BenchleyEntre 1919 y 1929, en el hotel Algonquin de Nueva York, se reunía a diario (a la hora de almorzar) un nutrido e importante grupo de periodistas, escritores, críticos, actores y otros miembros del mundo cultural e intelectual de la época en la llamada “Algonquin Round Table” (Mesa redonda del Algoquin).

Entre sus miembros más destacados se encontraba Dorothy Parker, Harpo Marx o el crítico teatral, actor y humorista Robert Benchley, protagonista de la anécdota que os traigo hoy al blog.

Cierto día, a la salida de una de esas interesantes reuniones en el Algonquin, Benchley seguía inmerso en una conversación con otro de los integrantes, cuando llegó hasta el vestíbulo del hotel y, sin prestar demasiada atención, pidió a la persona uniformada que estaba de pie junto a la puerta principal que le hiciera el favor de conseguirle un taxi. El hombre, totalmente ofendido, respondió con indignación:

«¡No soy el portero. Soy contralmirante de la Marina de los Estados Unidos!»

Inmediatamente Robert Benchley reaccionó y contestó irónicamente:

«De acuerdo, entonces, consígame un barco de guerra»

 

Lee y disfruta de más anécdotas e historias curiosas como esta en el apartado Anecdotario de este blog

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons