Entradas etiquetadas como ‘bañador’

Bikinis de cinta adhesiva: ya hemos visto todo en esta vida

No, lo digo en serio. Yo después de esto ya puedo morirme tranquila porque no va a haber nada que me sorprenda más en moda baño.

[Un momento… ¿aún no me sigues en Instagram, Twitter o Facebook?]

THE BLACK TAPE PROJECT

Doy gracias de vivir en Madrid y de que las tendencias de Miami me queden lejos, porque lo último que se ha visto en la pasarela de la Miami Swim Week es para mear y no echar gota.

Hablo de manera literal, no se puede echar gota físicamente ya que la tendencia de una de las marcas que desfilaban, The Black Tape Project (El Proyecto de la Cinta Negra para quienes se os resista el inglés) es llevar cinta pegada al cuerpo a modo de bikini.

La firma, con base en Miami, considera que proporciona una moda artística y alternativa (algo que no me atrevo a dudar viendo su propuesta).

En la web del creador de la marca no encontrarás pegatinas concretas de lo que se ha visto en pasarela, sino rollos de cintas aislante en dorado o plateado para que tú, con tus tijeritas, te pongas en modo creativo a hacerte algo del estilo.

El resultado puede ser interesante si tenemos en cuenta que el arte de muchas personas, entre las que me incluyo, no va más allá de hacer collares de macarrones.

Además, esto de ‘hazlo tú misma’ nos viene genial a las que trabajamos ocho horas al día (sea donde sea), nótese la ironía, y luego tenemos que hacer otras cosas en la vida.

Perfecto para esos huecos libres en los que podemos entretenernos mientras vas esperando a que termine la lavadora o a que la página de Renfe te deje comprar los billetes para irte de vacaciones. La única pena es que igual tardas dos meses en fabricártelo.

THE BLACK TAPE PROJECT

Entonces viendo que, a fin de cuentas, solo es (cara) cinta aislante pegada al cuerpo, me planteo varias cosas: ¿irrita el pegamento la piel? ¿Es water resistant o te obliga a no tocar el agua más que con el dedo gordo del pie? ¿Y para echarte crema? Pero sobre todo ¿qué pasa cuando te la quieres quitar?

La tendencia que llevó tu madre en los 80 (y vas a querer copiarle)

Hay muchas cosas para las que la vida no te prepara: cuando te subes a una montaña rusa y no tienes ni la menor idea de cómo va a reaccionar tu cuerpo a la caída, cuando te cortas el flequillo por primera vez o el estrés que sientes cuando te presentas a Selectividad.

YOUTUBE

Pero la vida tampoco nos había preparado para el retorno de los trajes de baño de tiro alto, esos que nuestras madres lucían cuando eran jóvenes antes de pasarse a anchuras más cómodas.

Yo tenía alguna experiencia con el asunto, ya que tengo un bañador de los 80 de mi madre que uso como body y tiene el corte de la ingle casi por la axila. Lo que no esperaba es que se terminaría convirtiendo en tendencia en ese caldo de cultivo que es Instagram.

Sin embargo, ha sucedido, estamos viviendo la peor pesadilla de las que amamos los tiros bajos y el sueño de las marcas de depilación que ya se están frotando las manos pensando en lo mucho que se tienen que depilar las ingles (a no ser que quieras llevarlo con toda la selva saliéndose por los lados, que es una decisión totalmente respetable y de cada una).

Wearing my fav sold out Fes suit || More 👙in my bio

A post shared by A S H L E Y G R A H A M (@ashleygraham) on

A favor tengo que decir que ese tipo de corte alarga las piernas y nos hace un efecto cigüeña maravilloso.

El gran motivo en contra a llevarlo es la higiene íntima. Lo sé, no quieres oír hablar del tema porque es mencionarlo y te entran picores (como cuando alguien suelta la palabra “piojos”), pero alguien tenía que decirlo.

Al haber tan poquita tela entre nuestra maravillosa zona personal, corremos el riesgo de coger cuanta bacteria haya allá donde nos sentemos si se nos mueve un poco la tela.

Así que si lo llevas, hazlo tranquilamente, pero ten precaución con los sitios en los que vayas a plantar las posaderas.

Que seguir las tendencias está muy bien, pero ahorrarte una infección está mejor.

💫

A post shared by JESSICA GOICOECHEA (@goicoechea22) on

Moda baño 2018: chapuzón de tendencias para todos los gustos (y tallas)

Tu cuerpo no pide salsa, pero playa y vacaciones un rato. Y sino que te lo digan hoy que es lunes y te toca volver a aguantar al jefe/profesora de Redacción Periodística/X.

Pero como yo soy maja y me solidarizo con todas en este día de la semana, quiero abrirte el apetito con las tendencias que vienen directas a nuestra bolsa de la piscina.

Bikinis y bañadores que nos acompañarán en nuestras maratones de sol de vuelta y vuelta como si fuéramos un San Jacobo (siempre bien untadas en crema factor de protección 50) y en nuestros baños en el mar con el moño bien apretado, que ninguna quiere que se le moje el pelo.

Con la bola de cristal de las tendencias a mano, estas son las novedades veraniegas:

Estampado tropical: el clásico. El Barça-Madrid o la cerveza y tapa de las tendencias veraniegas, el que nunca falla. El giro de esta temporada son los escotes bajos y los volantes anchos que nos vendrán genial a las que tenemos poco (o nada) de pecho.

Abstracto: si en tu interior se esconde una dadaísta convencida, los estampados coloridos te encantarán. Si no te parece lo bastante surrealista puedes ponerte unas pinzas de tender la ropa como pendientes, al más puro estilo de la Baronesa Elsa von Freytag-Loringhoven.

Marinera millennial: las que van a pasar el verano de puerto en puerto pueden optar por la interpretación náutica de otro de los clásicos de la temporada.

Mezcla de estampados: ya lo decía tu abuela, en la variedad está el gusto. Es posible que ella se refiriera a que te terminaras las lentejas con pescado, pero lo puedes aplicar a bañadores y bikinis perfectamente.

Minimalismo: que no, que a ti no te lían. Nada de estampados ni volantes ni gaitas. Tú eres amiga de lo poco artificioso, del minimalismo puro y duro, de las líneas sencillas y las formas simples. Vamos, que tú ves los edificios de Ludwig Mies Van Der Rohe y babeas.

Étnico: “Porque esto es África” nos cantaba Shakira hace unos años. Aunque lo más cerca que estamos de África es de Wakanda después de ver Black Panther, el estampado étnico también se cuela en la lista.

Amarillo: perfecto si estás algo morena. Horrendo si te lo pones el primer día de verano en el que estás más blanca que el gotelé de la pared de tu casa. Date unas semanas y sácalo cuando tu piel no se confunda con la leche.

Estampados fotográficos: igual no has estado nunca en Cuba o en Malibú, pero tranquila, que ya se encarga tu bañador de traerte los paisajes.

[Todas las fotos son de BRAZILIANBIKINISHOP]

Bañadores para sentirte preciosa sin importar tu talla

Aunque la bajada de las temperaturas nos ha pillado un poco desprevenidos cuando ya estábamos guardando el abrigo, el verano llegará (si bien más tarde que temprano).

Me sorprende que este año están pegando fuerte las campañas de baño body positive, es decir, aquellas que hacen hincapié en el amor propio y autoaceptación.

TARGET

Target, una cadena de grandes almacenes, lo ha hecho con una campaña libre de Photoshop en la que se pueden ver curvas, celulitis y cicatrices en unas modelos sonrientes que casi parecen transmitirte ese buen rollo de la playa, el calor y las ganas de comerte un buen helado.

Aerie, por su parte, que es una de las marcas abriendo camino a todo tipo de belleza más allá de la talla, ha sacado un bañador con la longitud del torso personalizable de la talla XL a la XXL. La campaña está protagonizada por la modelo Iskra Lawrence, la que me animó a amar mis estrías.

Las campañas protagonizadas por modelos felices, que nos transmiten sensación de seguridad, de gustarse, que posan divirtiéndose en vez de lánguidas dentro de una braguita de bikini de la talla 32, son las que lograrán que las próximas generaciones, cambien la moda.

Ellos, los mismos que crecerán rodeados de esta publicidad, no solo no se sentirán presionados si no visten una talla 36, sino que verán normal la diversidad de formas y tamaños y la exigirán a la industria.

 

No querrás irte nunca de la playa con la moda baño de esta temporada

Da igual si eres de las que se va a la playa o se queda en la ciudad haciendo la ruta de las piscinas municipales. Da igual si solo te mojas hasta el tobillo, hasta la rodilla o si te recoges el pelo en un moño y nadas con la cabeza fuera del agua dignamente para que no te salpiquen el pelo.

Da igual si eres de las que se pasa horas en la toalla luchando por un bronceado decente más que Leónidas en 300 o si no te separas de la sombrilla ni para ir al baño, porque, si algo tienen en común es que, en cualquiera de esas situaciones, te encontrarás vestida con ropa de baño.

PRIMARK

PRIMARK

Si eres de las que recicla bikinis como yo (los que puede, porque algunos no sé de qué compuestos mágicos están hechos que se van desintegrando conforme avanza el verano), muchas de tus adquisiciones del 2015 podrán volver a ver el mar, ya que las tendencias de los flecos en el pecho, el volante asimétrico o el neopreno se mantienen esta temporada.

WOMEN SECRET, EL BAZAR Y ASOS

Los que podrás reciclar. WOMEN’SECRET, EL BAZAR Y ASOS

Pero si quieres llevar la última moda hasta veraneando (hija, date un respiro, que estás de vacaciones) debes obedecer a pies juntillas a los grandes gurús de la moda, que han dictaminado que el crochet no es solo para los vestidos veraniegos, sino que formarán parte de tu conjunto playero de la cabeza a los pies.

El aire bohemio-festivalero de “Aquí, pasando mis vacaciones en Tailandia” es innegable, pero, ¿alguna vez habéis lavado una prenda de crochet? ¿Cuánto ha tardado en secarse? Posiblemente siga secándose aún mientras estáis leyendo el post desde el año verano pasado que lo colgasteis en el tendedero. No se seca ni colgándolo en el cráter del Stromboli. Para las que no seáis muy amigas de ir con humedades, recomiendo que busquéis el crochet de imitación, está hecho de fibra pero da el pego.

ASOS Y WOMEN SECRET

Crochet: tan apetecible como desaconsejable. ASOS Y WOMEN’SECRET

Ten siempre presente que el lema de los bikinis 2016 es “Si deja una marca rara de bronceado es que es tendencia” porque atrás ha quedado la moda de llevar el bikini más minúsculo posible para evitar las marcas (que aún con eso conservamos zonas que nunca han visto ni verán la luz del sol).

Los bikinis de este año se llevan hasta el cuello tapando el escote. Si eres de pechos generosos (afortunada tú), este modelo te hará sentir cómoda en cuanto a que no tendrás que estar pendiente de ‘tus niñas’. Los modelos de tiras, en cambio, son ideales para las que no tenemos mucho que sujetar.

ASOS

Del moreno ‘camionero’ al moreno ‘babero’. ASOS

H&M, ASOS Y WOMEN SECRET

¿Os habéis fijado en lo mal retocada que está la teta izquierda de la chica del bikini azul? H&M, ASOS Y WOMEN’SECRET

Somos una especie muy apañada, nos gusta sacar partido de las cosas al máximo, por eso siempre que se nos acaba el champú metemos agua en el bote y agitamos para aprovecharlo hasta el extremo. Los bikinis no son una excepción, por lo que hay dos líneas multidisciplinares que nos permitirán reaprovecharlos en otros contextos.

Si eres de las que entrena y nada (no me refiero a que entrenes y no hagas nada más sino a que si haces natación), los que están inspirados en diseños deportivos te permitirán hacer ambas cosas. Y si después de la playa tienes un plan y no te da tiempo a cambiarte, los bikinis tipo crop top te permitirán salir del paso sin que nadie tan siquiera se plantee que en realidad has osado presentarte a la cita de Tinder en ropa de baño.

H&M Y ASOS

Para hacer deporte en la playa o para nadar unos largos en el gimnasio. H&M Y ASOS

hmasos

No sé si es un bikini o una camiseta cortita. H&M Y ASOS

Las bragas, continuando la tendencia que empezó a verse en las cinturas de muchas mujeres en 2015, trepan por la tripa y se quedan clavadas en el ombligo, lo que implica que luciremos un blanco nuclear de barriga pero, total, ¿qué más da? Viendo los bikinis que se llevan, si no es por la parte de abajo, vas a llevar un bronceado a trozos por la parte de arriba.

ASOS

ASOS

Los bañadores, al igual que la braga de tiro alto, vienen perfectos para las que quieran disimular barriga. Los hay de todo tipo de estampados, anchuras y colores con escotes más peligrosos que el Triángulo de las Bermudas. Para las que pasen de estar morenas y prefieran darlo todo nadando en la piscina municipal, el bañador es la mejor alternativa.

H&M Y ASOS

H&M Y ASOS