La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘tordesillas’

Salvajismo español ¿Patrimonio de la Humanidad?

Alanceo_y_muerte_del_toro

Alanceado, descabello y muerte del Toro de la Vega. © Partido Animalista-PACMA

Su nombre le ha traído mala suerte. ‘Elegido’, un “toro del frío”, burgalés de pelo negro y 600 kilos, será el Toro de la Vega de este año. El próximo 16 de septiembre morirá alanceado a orillas del río Duero por culpa de un rito tan salvaje como vergonzante que se repite desde hace cientos años en la histórica villa de Tordesillas.

Pablo Puyol, Gabino Diego o Beatriz Rico han grabado un vídeo sumándose a la campaña Rompe Una Lanza del Partido Animalista, invitando a los ciudadanos a sumarse a una manifestación este sábado 13 de septiembre en Madrid. 

Pero en Tordesillas contraatacan y acaban de celebrar su primer Congreso Internacional “para combatir falsedades”. En él, diferentes especialistas han “reflexionado y profundizado” sobre los aspectos éticos, legales, históricos, antropológicos y culturales de tan sangriento festejo.

Todos a favor de la tortura pública de animales, han concluido que la UNESCO debe declararlo Patrimonio de la Humanidad, ahí es nada.

Una fiesta blindada, pues la Guardia Civil enviará 121 efectivos al municipio vallisoletano “para garantizar que el torneo del Toro de la Vega transcurra con total normalidad”. No vayamos a ir los antitaurinos y les agüemos la matanza.

En la página web oficial del Patronato del Toro de la Vega, el periodista Vidal Arranz, uno de sus defensores más acérrimos, firma un artículo sonrojante titulado Distorsiones en la mirada. Asegura este colaborador de El Norte de Castilla que detrás de la polémica está el choque entre lo rural y lo urbano [sic], entre los distintos modos de concebir la fiesta.

En su discutible opinión, los urbanitas pasivos somos anodinos espectadores de espectáculos enlatados, como los partidos de fútbol o el cine. Mientras que los rurales activos son valientes protagonistas en el alanceo y tortura de los toros. Espectáculos urbanos esos de fútbol y cine donde, y cito textualmente:

“La sangre no es sangre real. La muerte no es muerte real. El dolor no es dolor físico real. El sexo no es sexo real”.

En cambio,

“en los festejos taurinos populares es el cuerpo el que se pone en juego, en primer término, y la mirada pasa a ser un elemento de apoyo”.

Y concluye Arranz:

“Ésta es una diferencia esencial para entender buena parte de los problemas de comprensión que rodean al Toro de la Vega”.

¿Lo entienden ahora? Pues qué quiere que le diga, señor Vidal. Ahora sí que me preocupan ustedes mucho más.


Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Salvemos a Langosto, la nueva víctima de Tordesillas

Langosto, Toro de la Vega 2013

La víctima ya tiene nombre. Se llama Langosto y morirá alanceado el próximo 17 de septiembre en Tordesillas (Valladolid). Langosto es un toro bravo de la ganadería salmantina de Puerto de San Lorenzo. Pesa 546 kilos y muestra un precioso color negro bragado. Le ha correspondido el triste privilegio de ser elegido por un supuesto grupo de expertos para convertirse en el Toro de la Vega 2013.

Sus compañeros de ganadería morirán en cualquier plaza de toros atravesados por la espada después de una tortura de un cuarto de hora. El sufrimiento de Langosto se alargará una hora y será aún más terrible. Morirá alanceado tras una larga persecución por el campo donde el estrés del animal se tornará en terror ante la sed de sangre de miles de vociferantes personas.

Año tras año no me cansaré de denunciar esta barbarie sin sentido. Amo las tradiciones, las estudio y rescato en varios libros que he publicado sobre este tema. Amo igualmente Tordesillas, localidad a la que me unen lazos afectivos y familiares. Pero me niego a justificar como “afamado torneo” o “antiquísima tradición medieval” lo que es, ni más ni menos, que una cruel estupidez sin sentido.

Otra vez habrá manifestaciones antitaurinas, algunas fuera de nuestras fronteras. Aumentará el número de firmas contrarias al sangriento evento (recogidas 200.000 en Avaaz). Y este año, como especial protesta, el joven asturiano Francisco Javier Martínez recorrerá a pie los 776 kilómetros que separan Mataró de Tordesillas para pedir la abolición de esta fiesta de salvajes.

Gracias a la clamorosa protesta de toda persona con buenos sentimientos hacia los animales, este año Tordesillas contará con una reglamentación más estricta, con multas que oscilarán entre los 1.000 y los 9.000 euros. También se reglamenta la tipología de la lanza y se estipula que el torneo no podrá superar los 60 minutos. Todo ello, dicen, para hacerlo más justo.

¿Es justicia torturar miles de personas a un pobre animal sólo por el placer de divertirse? ¿Qué más hace falta hacer o decir para que sus defensores se den cuentan de que lo único que promueven es el salvajismo más irracional?

Un año más, digamos NO al Toro de la Vega.

Otras entradas relacionadas:

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Rompe una de las lanzas que asesinan toros en Tordesillas

La matanza salvaje, sangrienta, asesina del Toro de la Vega, en Tordesillas (Valladolid), es una vergüenza nacional. Nuestros políticos opinan lo contrario y lo consideran cultura subvencionable. Por eso han declarado esta vergonzante tortura Fiesta de interés turístico de España en 1980 y Espectáculo taurino tradicional en 1999.

Ciegos e insensibles a una sociedad que repudia este salvajismo medieval impropio de un país civilizado, el Ayuntamiento de Tordesillas ha tenido la desfachatez de solicitar a la Unesco la declaración de esta matanza como Patrimonio Cultural Inmaterial. No se puede ser ni más tonto ni más ciego.

Lo único cierto es que Afligido, un preciso toro de 608 kilos, será alanceado hasta la muerte mañana martes 13 de septiembre a las 11 de la mañana.

Porque el dolor no puede formar parte de nuestras tradiciones, tres grupos de protección animal, el Partido Animalista PACMA, Humane Society International y CAS, se han unido para lanzar la campaña ‘Rompeunalanza.com‘. ¿Te unes a la protesta? Ya hemos firmado 3.000 personas.

ACTUALIZACIÓN.

La horda sangrienta de sangre de Tordesillas logró superar en esta ocasión los altos índices de crueldad logrados en los últimos años. Para desgracia de Afligido no apareció el descabellador, por lo que a falta de cuchillo se le asestaron varios lanzazos más al toro en la nuca. Finalmente, los lanceros han utilizado un destornillador para descabellar al pobre animal. High technology asesina.

Este pobre animal es Afligido, el bello toro a la espera de ser trasladado al pueblo vallisoletano de Tordesillas, donde será lanceado hasta la muerte el martes 13 de septiembre.

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

La vergüenza torera de Tordesillas

Siento vergüenza por Tordesillas. Vergüenza torera, aquella que dicen que les entra a los matadores de toros cuando el miedo a ponerse frente a un morlaco se apodera de ellos; cuando no se atreven a dar la cara y salen huyendo.

En Tordesillas no se atreven a dar la cara y aceptar que el Toro de la Vega no es una tradición, es una salvajada propia de esa España Negra que hace 200 años ya criticara Goya, nuestro más célebre antitaurino.

Hoy martes 14 de septiembre, al mediodía, morirá otro pobre toro en la vega de Tordesillas. Un supuesto “evento taurino” declarado de Interés Turístico Nacional para vergüenza de España.

La víctima se llama esta vez Platanito. Vaya nombre para un formidable animal perteneciente a la ganadería abulense de Valdeolivas. Cinco años, 580 kilos de peso, pelo negro bragado y grandes cuernos afilados como estiletes. Su perfección física no le valdrá para nada. Está condenado a morir vilmente.

Un sinvergüenza, el más bestia de 300 caballistas, la mitad armados con largas lanzas, acabará con la vida del astado para vergüenza de Tordesillas, de Valladolid y de España.

No puede ser cultura la humillación y tortura de un ser vivo. Me avergüenzo de ello. Por suerte no soy el único. Cada vez somos más. Y cada vez son menos los sinvergüenzas que disfrutan con estas muestras públicas de sadismo y tortura a los animales.

En este vídeo grabado por Igualdad Animal puedes ver (si tienes estómago) cómo mataron el año pasado al toro de la Vega los que dicen que el animal no sufre.

En este otro vídeo, más de 400 intelectuales y artistas firman un manifiesto contra la celebración del Toro de la Vega.


Foto: Igualdad Animal

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

Hoy matan al Toro de la Vega en Tordesillas

Hoy morirá en el campo de Tordesillas Moscatel, de la ganadería de Victorino Martín, bravo, musculoso, cuatro años, 540 kilos de peso y un bello color negro entrepelado bragado. Morirá un inocente.

Lleva diez días descansando en los hermosos prados del río Zapardiel, esas praderas de mi niñez donde por primera vez vi a las garcillas boyeras despulgando toros igual que lo hacen en África con los ñus. No sabe que a las 11 de la mañana empezará un calvario que acabará a orillas del río Duero, cuando alguno de sus cientos de perseguidores a caballo logre atravesarle el corazón con una larga pica.

Dicen que juntarse miles de personas en el campo para torturarlo y matarlo a lanzazos es una tradición. Medieval, anacrónica, cruel, añado yo.

Dicen que son sus raíces, y que sin ellas no son nada. Pobres raíces las suyas.

Dicen que protestar por esta salvajada es una provocación. Asco y rabia es lo que a mí me provocan estas tradiciones, también añado yo (y les provoco).

Taurinos y violentos

Era de suponer. Si te gusta el espectáculo de ver torturar y matar toros en público, no resulta extraño que también te guste la violencia, que seas intolerante y que ejercites tu barbarie contra los que no piensan como tú. No todos, es verdad, pero seguramente muchos, demasiados para una sociedad que se dice culta y moderna.

El pasado fin de semana, los amigos de la sangre ajena se han comportado con saña contra los antitaurinos sólo por que no piensan como ellos. 20 Minutos ha sido nuevamente uno de los pocos medios de comunicación que ha informado con detalle de estos hechos, al igual que se niega a dar publicidad a matadores y boxeadores.

En Ampuero (Cantabria), una asociación taurina y otra defensora de los animales terminaron enzarzados en una batalla campal que acabó con varias denuncias y con la asistencia hospitalaria a una decena de personas.

En Galápagos (Guadalajara), varios vecinos han acosado, quemado y robado el coche a otro vecino antitaurino.

En ambos casos se acusa a los críticos con la tauromaquia de querer estropearles las fiestas, e incluso de provocarles al grabar en vídeo las burradas que hacen públicamente con los astados. Defienden la originalidad de sus peculiares juergas a tortazos, y si no te gusta, pues te largas. Eso me suena a fascismo.

Seguramente para evitar nuevos altercados, y por primera vez en cinco años, la Subdelegación del Gobierno de Valladolid ha negado permiso al partido antitaurino Pacma para manifestarse contra la tradicional salvajada del Toro de la Vega en Tordesillas el próximo domingo 13 de septiembre. Lavándose las manos en sangre, las autoridades permiten el vergonzoso espectáculo de lancear toros en el campo y exhibir sus testículos arrancados, pero prohíben las protestas. Viva la democracia.

Una vez más, los violentos tratan de taparnos la boca a los pacíficos, aunque no lo conseguirán. La tortura animal nunca podrá justificarse con la tradición, el arte y la cultura. Los toros y sus fiestas sangrientas tienen los días contados en España, le pese a quien le pese.

—-

En la imagen superior, una terrible escena del macabro espectáculo taurino conocido como el Toro de la Vega, la vergüenza de Tordesillas. Tradición medieval al más puro estilo primitivo, tercermundista.

Si quieres enviar una carta de protesta a los responsables políticos de esta insensatez puedes hacerlo a través del modelo que ha redactado Anima Naturalis y que te enlazo aquí.

El esquí amenaza a las montañas

Pocas actividades pueden parecer más atrayentes para un amante de la alta montaña que practicar el esquí. Y sin embargo, pocas actividades tienen un impacto más terrible en esos mismos lugares a los que nos acercamos masivamente en estas fechas dispuestos a disfrutar de nuestro deporte favorito. Ahora no lo vemos, pero cuando la nieve se retire dentro de unos meses quedarán patentes todas esas grandes infraestructuras levantadas a mayor gloria nuestra, localizadas en lugares hasta hace poco prácticamente inaccesibles.

Y como este “oro blanco” es cada día más escaso frente a un interés creciente por disfrutar de él, todas las estaciones cuentan ahora con costosísimas instalaciones de producción de nieve artificial, despilfarradoras de una energía eléctrica cuya producción es en parte culpable de que ya no nieve, conducida a través de grandes tendidos que destrozan un paisaje único.

Por otro lado, las grandes aglomeraciones humanas concentradas en un espacio especialmente sensible como es el alpino provoca serios quebrantos al ecosistema. Y lo que es aún peor, estas estaciones vienen siempre acompañadas de impactantes proyectos urbanísticos surgidos a su alrededor.

En Pirineos, pero sobre todo en la Cordillera Cantábrica, los proyectos de construcción de nuevas pistas de muy dudosa rentabilidad amenazan los últimos lugares vírgenes de España. Paralelamente se están promoviendo locuras como la gran pista de “esquí seco” de Tordesillas (Valladolid), unas obras declaradas ilegales y donde ya se han enterrado más de 12 millones de euros.

¿Es que ni esquiar vamos a poder hacer sin recibir las críticas ecologistas? En absoluto, pero tampoco podemos querer convertir hasta la última de nuestras montañas más o menos nevadas en un remedo de Chamonix. Además existen otras modalidades mucho menos agresivas y más próximas a la idea del disfrute pleno de la naturaleza, como el esquí de travesía o el esquí nórdico. Claro que de esa manera es mucho más difícil lucir modelito.