La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘soria’

Soria se aferra a la macrogranja que nadie quiere

Vacas alimentándose en una explotación ganadera. Foto: EFE

No lo quiso Navarra, lo rechazó Cantabria y el País Vasco, pero en Soria parecen encantados con el proyecto de construir una macrogranja en Noviercas, un pequeño pueblo soriano de apenas 155 habitantes localizado en las inmediaciones del Moncayo donde quieren criar 23.520 vacas lecheras. Será la mayor macrogranja de vacuno de leche de Europa y una de las más grandes del mundo.

Una explotación lechera tiene en España, de media, unas 41 vacas, por lo que los más de 23.000 animales previstos en Soria representa más de 500 veces esta capacidad, “un total despropósito con graves consecuencias ambientales, sanitarias, económicas y sociales”, denuncian los ecologistas.

Representantes de Amigos de la Tierra, la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), Ecologistas en Acción, Food & Water Europe y Greenpeace se han reunido hace unos días con Pedro Millán, alcalde de Noviercas, la concejala Belén Melendo y Raúl Lozano, diputado provincial de Soria y presidente de la Comisión de Agricultura, Ganadería, Medio Ambiente y Montes, para mostrar su frontal rechazo al proyecto. No parece que les hayan convencido. Los políticos castellanoleoneses siguen viendo esta iniciativa como una gran oportunidad para luchar contra el éxodo rural de la región. Lee el resto de la entrada »

Soria apuesta por el ecoturismo de naturaleza y estrellas

Observatorio astronómico de Borobia.

Observatorio astronómico de Borobia.

Los caminos de Soria son los del ecoturismo, esa forma alternativa de viajar que privilegia la sostenibilidad, la preservación del paisaje, el cuidado del patrimonio natural y cultural, que sensibiliza a los viajeros haciéndoles partícipes de sus riquezas como uno más y no como un turista despistado.

Cruce natural entre la meseta castellana y el valle del Ebro, la provincia de Soria, tan castigada por el éxodo rural a las grandes ciudades, ofrece unos lugares únicos cuya contemplación bien se merece un viaje. Y no es sólo por visitar la Laguna Negra, el Cañón del Río Lobos o la Fuentona de Muriel. Cuenta con el Moncayo y sus hayedos, bosques de ribera acompañando al padre Duero, los acebales más grandes de la Europa meridional, inmensos mares de pinos excepcionalmente bien cuidados, circos glaciares, sabinares con ejemplares milenarios, encinares, robledales y especialmente unos cielos nocturnos limpísimos, sin contaminación atmosférica ni lumínica, ideales para disfrutar de algo tan maravilloso pero cada día más difícil como es la contemplación de las estrellas. Lee el resto de la entrada »

Olmos resucitados recuperan a los árboles de la palabra

Olmos

El pobre Pantalones se enfrenta a la que será probablemente su última primavera. El viejo olmo del Real Jardín Botánico de Madrid, 226 espectaculares años y un tronco bifurcado a modo de pantalón plantado patas arriba, está muy enfermo. Agoniza. El machadiano árbol tiene el corazón podrido.

Grafiosis lo llaman. Un hongo letal y sin cura responsable de la muerte de millones de olmos ibéricos, algunos tan simbólicos como el Árbol de la Música de Soria; otros tan queridos en mi infancia burgalesa como la impresionante olma de Riocavado de la Sierra. Lee el resto de la entrada »

Llega el turismo pastoril a Soria ¿Te apuntas?

TRASHUMANCIA Sora_8a

Si el turismo es buscar y hasta encontrar nuevas sensaciones; si el ecoturismo consiste en lograrlo en espacios naturales donde tan importante es el paisaje como el paisanaje, no se me ocurre nada más interesante para lograrlo que la nueva oferta de la Mancomunidad Tierras Altas de Soria: pastor de fin de semana.

Somos Trashumantes” es el lema de esta curiosa experiencia turística. Pastorear rebaños con ovejas que han pasado el invierno en tierras manchegas del valle de Alcudia, acompañándolas en su regreso a los apriscos sorianos.

Lee el resto de la entrada »

Obligado peón en la extinción de un incendio forestal

Fuego

Ayer estuve en el Infierno. En medio de un gran incendio, ayudando en las labores de extinción. No fue mi presencia testimonial. Tampoco la del típico periodista que se une a las brigadas para hacer un buen reportaje. Me tocó de lleno, pues lo que ardía era el pinar de un hermano mío y el fuego estaba a punto de arrasar el vivero de su empresa.

La parte positiva fue comprobar el excelente operativo que tiene activado en verano la Junta de Castilla y León. La aparición de sus brigadas por tierra, con el apoyo en el aire de cinco helicópteros que arrojaban agua sobre las llamas prácticamente cada minuto, me hizo recordar las escenas bélicas más tremendas de Apocalypse Now. Sólo faltaba la música de la «Cabalgata de las valquirias».

Gracias a ellos, en unas horas se pudo controlar un incendio que calcinó 220 hectáreas de terreno, en su mayor parte secano, puso en peligro a un pueblo entero, Cembranos, llegó a saltar la carretera nacional e incluso la autopista, y cuya humareda provocó un grave accidente de circulación.

La parte negativa fue comprobar hasta qué punto nuestra sociedad se ha hecho egoísta e individual. Si hay un fuego, ya vendrán los bomberos, que para eso les pagamos. Abandonada la costumbre de tocar las campanas a rebato para convocar al pueblo, también se ha olvidado la vieja ley que obliga a todos los vecinos “menores de 65 años” a ayudar en las labores de extinción. Por no aparecer, ni apareció el alcalde o el presidente de la Junta Vecinal. Eso sí, en los miradores había muchos vecinos contemplando el espectáculo. Otros se acercaban con las bicis, las motos y hasta los quads. Pero ninguno se ofreció a ayudar.

Lo hablaba luego con uno de los capataces de las brigadas forestales y me lo confirmaba entristecido:

“Antes venían todos con azadas. Hasta 15 tractores estuvieron un año en un pueblo de Soria abriendo cortafuegos antes de que llegáramos nosotros. Pero ahora la gente se ha hecho muy cómoda”.

Otras entradas relacionadas:

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

“Se veía venir”. Dos abuelos sorianos predijeron la crisis económica en 2007

Un vídeo, resumen rescatado de un documental fallido, está revolucionando Internet y ya lleva medio millón de reproducciones. En él dos abuelos de un pueblecito soriano, Valdegeña para más señas, 44 habitantes censados, hacen en 2007 una lúcida profecía de la crisis que un año antes del estallido de la burbuja inmobiliaria ellos ya vieron venir.

Escucharles ahora, cinco años después de grabado, nos provoca una amarga sonrisa. Frente a tanto experto en economía y tertuliano de salón os recomiendo el vídeo de estos dos auténticos sabios de la Tierra. Sin estudios, pero con los ojos bien abiertos por la experiencia que da la vida. Algunas perlas de sus enseñanzas:

Profecía de los desahucios:

“Si es que la gente joven pide 40 millones de un piso, y se creen que 40 millones salen de la gorra. Y luego, como no lo pagan: al embargo. Y esto va a terminar mal, esto va a terminar pero que muy mal”.

Profecía de los economistas:

“Economía no hace falta estudiar. El hombre que gane 5 duros, que se gaste 1, y ya está la economía. Pero si el hombre que gana 5 duros se gasta 6, ya se ha jodido la economía”.

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Descubren el mensaje desesperado de un pueblo fantasma

En la larga ruta soriana de la despoblación Vea es uno más de esos pueblos arrumbados, olvidados, a pesar de estar situado a tan sólo ocho kilómetros de San Pedro Manrique.

En el censo de 1842 contaba con 39 hogares y 152 vecinos. Ahora sólo quedan ruinas alrededor de una iglesia igualmente arruinada. En ella, entre escombros, acaba de hacerse un terrible descubrimiento. El doloroso grito enviado hace 50 años al mundo por uno de sus últimos habitantes.

A falta de mar donde arrojar la botella con el mensaje, Marcos León sacó del bolsillo su lápiz de grafito, chupó (por costumbre) la afilada punta y eligió para dejar a la posteridad el triste epitafio de su pueblo el lugar más sagrado que allí quedaba, el coro de la parroquia. Dice así:

Día 21 de Octubre de 1962. se ba terminando el pueblo. Ya se ha terminado la fiesta que no sé si habrá más año porque desaparecen un 90% de los vecinos.

Marcos acertó. Se acabó la fiesta y el pueblo. Como en tantas otras localidades, sus vecinos se disolvieron en el anonimato de las grandes ciudades.

Visto en el blog de mi buen amigo Elías Rubio Memorias de Burgos. Sobre estas líneas, estado actual de la iglesia donde apareció el grafiti.

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

Aparecen envenenadas nueve cigüeñas en Soria

Agentes medioambientales de la Junta de Castilla y León han localizado hoy nueve ejemplares de cigüeña blanca muertos en las colonias ubicadas en el Soto de Garray (6) y Los Royales (3), cerca de Soria capital.

Ante las sospechas de que se trate de un envenenamiento masivo se ha activado el Protocolo de Actuación ante Casos de Envenenamiento de Castilla y León por si pudiese tratarse de una intoxicación por ingestión de productos tóxicos.

Sin embargo, en las instalaciones del vertedero de residuos urbanos de Golmayo, donde suelen acudir a comer estas aves, no se han localizado ejemplares muertos, descartándose que fuera aquí donde hubieran ingerido alguna sustancia mortal.

Sólo la necropsia de los cadáveres aclarará la causa de la muerte, pero todo apunta a veneno. Cebos envenenados como los que hace dos años mataron a una docena de buitres leonados en esta misma provincia. O quizá potentes raticidas que eliminan a todo bicho viviente.

El veneno es así de asesino incontrolable. Hoy cigüeñas, mañana buitres y pasado perros.

Es la terrible ponzoña contra la que tanto luchó Félix Rodríguez de la Fuente, que logró vencer gracias a sus documentales y mágico poder de convicción, pero que 30 años después de su muerte ha vuelto con inusitada fuerza.

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

Los especuladores sitian Numancia

A los romanos les costó un triunfo dominar la ciudad celtíbera de Numancia. Hizo falta enviar a Escipión el joven, el vencedor de Cartago, quien tras más de un año de cerco infernal sólo logró entrar en una ciudad devastada después de que sus habitantes la prendieran fuego y se inmolasen en ella. Prefirieron morir libres antes que vivir como esclavos.

Hoy Numancia es un apacible cerro elevado sobre el río Duero, sin más vida en ella que algún alcaraván despistado correteando por entre sus piedras milenarias. Sin embargo, la vieja ciudad vuelve a estar sitiada, esta vez por los especuladores sin escrúpulos y, lo que es peor, por la especulación institucional, la peor de todas. Son ellos los que pretenden robarnos su riqueza más sagrada, su paisaje histórico, en aras de algo tan poco original como el pelotazo urbanístico. Para nuestra desgracia, son precisamente las administraciones que deberían proteger este inmenso legado quienes lo promueven, vayan ustedes a saber por qué espurios intereses.

La situación es tan grave que el yacimiento ha sido incluido en la Lista roja de patrimonio en peligro elaborado por la asociación Hispania Nostra.

La relación completa de amenazas causa escalofríos:

Un complejo residencial de 288 viviendas junto al campamentos romano de Alto Real, a pesar de estar protegido como bien arqueológico e histórico.

800 viviendas en un nuevo pueblo de colonización VIP al que irónicamente han dado en llamar Ciudad del Medio Ambiente, y que incluye hasta un hipódromo y varios hoteles. Ya han talado 3.000 pinos y amenazan a la segunda mayor colonia de cigüeñas de la provincia de Soria, a pesar de ser un espacio de alto valor ecológico y ambiental protegido por la Directiva Hábitats.

Un polígono industrial, Soria II, de 150 nuevas hectáreas, cuando tienen 300 sin usar en Valcorba y la ciudad tan sólo necesita 1,5 hectáreas al año.

Hasta con los espíritus románticos arremeten, pues han autorizado la construcción de un tanatorio en el famoso Monte de las Ánimas que cantara Bécquer.

No se dan cuenta de que el gran valor de Numancia no son sus piedras, es su paisaje. Sólo en este cerro podemos dar un salto en el tiempo para, 2.150 años después, reconstruir en nuestra imaginación la mirada desafiante de los resistentes numantinos a sus sitiadores romanos, con la misma intensidad y emoción de entonces. Porque allí la historia está viva gracias a su entorno.

Para protegerla definitivamente sólo hay una solución: declarar a Numancia Patrimonio de la Humanidad, poner su preservación en manos de la Unesco, ya que nuestros representantes son incapaces de hacerlo.

Esta vez los sorianos no van a prender fuego a la ciudad como pretenden sus políticos irresponsables. Esta vez pondrán todo su esfuerzo y valentía en defenderla; con uñas y dientes si hace falta.

—-

En el mapa inferior podéis ver cómo los proyectos urbanísticos están estrechando el cerco histórico romano a la ciudad celtíbera.

Mueren envenenados una docena de buitres en Soria

La lacra de los venenos no cesa. La última salvajada se ha producido nuevamente en Soria este jueves.

En esa provincia, en la localidad de Boos (término municipal de Valdenebro), agentes de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León han encontrado un total de 12 buitres leonados (Gyps fulvus) muertos y otros tres ejemplares más heridos con pocas posibilidades de sobrevivir.

En el mismo lugar se localizaron, además, una oveja muerta y un cubo con el posible veneno, que están siendo investigados.

Como certeramente señala un cibernauta soriano, en la provincia de Soria, envenenar salir gratis, pues nunca se ha detenido al culpable de los muchos casos de envenamiento que se han producido, y esa impunidad les da alas a los delincuentes ambientales para seguir cometiendo este tipo de fechorías en el campo.

Pero claro, si fue la propia Junta de Castilla y León la que el año pasado inundó con veneno toda la región para combatir a los topillos, queda claro el mensaje institucional: el veneno soluciona los problemas, ya sean estos roedores, buitres, cuervos, lobos o rollos de mala vecindad entre ganaderos.