La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘solidaridad’

Tejen un gran océano solidario de punto y ganchillo

Cuadros azules

La Asociación de Labores Solidarias IAIA, una ONG que trabaja en residencias de ancianos creando grupos de tejedoras, está desarrollando un proyecto precioso llamado “Tejiendo mares de solidaridad“.

Se trata de tejer dos mantas enormes (formadas por unas 500-700 mantas pequeñas) que van a representar un fondo marino gracias a cientos de especies protegidas tejidas a mano. Todo lo tejido es una gran instalación que podrá verse en el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y en el Oceanografic de Valencia a partir del próximo 8 de junio.

Lo bonito de este proyecto no es sólo que de esta manera muestran su apoyo a la defensa de los mares, sino que todo lo realizado, esas 700 mantas y esos cientos de muñecos marinos tejidos a modo de pequeños peluches, serán enviados a campos de refugiados en Turquía y Jordania y a personas en riesgo de exclusión social en España. Lee el resto de la entrada »

Apadrina un olivo centenario

hombre

© Apadrina un olivo

Estos días, viajando por Teruel, me he encontrado con una provincia maravillosa e injustamente olvidada. Arte, naturaleza, historia, paisaje, paisanaje, gastronomía,… ¡Qué lujazo para todos los sentidos! Y qué pena tantos pueblos abandonados, tantos campos arruinados, tantos jóvenes obligados a irse a esas grandes ciudades donde tanto se pierde y tan poco se gana.

Pero muchos no se rinden y siguen apostando por su tierra. Como los responsables del proyecto que hoy os traigo a este blog: Apadrina un olivo en Oliete (Teruel).

Como explican en su página web, se trata de un proyecto único para recuperar miles de olivos centenarios gracias al apoyo de todos nosotros, consumidores responsables y comprometidos. Ayudaremos así a reactivar la economía de la zona, apoyando a los agricultores de una manera solidaria, ecológica y responsable con nuestro presente y futuro. 

Esta solidaridad tiene premio. A cambio, los padrinos podrán dar nombre a su olivo, recibir fotografías y un certificado acreditativo. Y también el aceite que el olivo haya generado anualmente, cuidadosamente embotellado.

Además han desarrollado una novedosa aplicación para el móvil, “Mi Olivo”, disponible para iOS y Android, con la que poder conectar directamente con tu olivo apadrinado. Podrás conocer así un montón de cosas, desde quién es el agricultor encargado de cuidar tu árbol hasta si se ha podado, ha florecido o está cargado de olivas. Incluso es posible organizar un viaje para conocerlo in situ. ¡Oleoturismo solidario!

Los olivos del pueblo de Oliete forman parte de la denominación de origen aceite de oliva del Bajo Aragón y en su mayoría pertenecen a la variedad autóctona Empeltre, Pero el 70% de este olivar único se encuentra en estado de abandono. Fíjate si este árbol tiene importancia histórica en la zona que el nombre del pueblo, Oliete, deriva del latín Olivetum, campo de olivos.

Estos jóvenes han conseguido el apoyo de muchas instituciones, empresas y personas, pero sin lugar a dudas su mejor embajador es el Tío Miguel, el hombre más anciano del pueblo. Quien en este vídeo promocional no se anda por las ramas cuando dice que recuperar esos olivos es algo “muy bueno” que estamos obligados a hacer.

Qué entrañable. ¿Les echamos una mano?

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Garajonay abre sus selvas a las personas con problemas de movilidad

Silla Jöelette

Una turista francesa visita Garajonay gracias a la Jöelette.

Imagina que tu pasión es el campo, la limpia brisa azotándote la cara, pasear, ver y escuchar los pájaros, abrazar un gran árbol. Eres joven y tienes un prometedor futuro por delante. Hasta que la fatalidad hace añicos tu espalda de cristal. Un tropiezo, un resbalón tonto durante una de tantas caminatas, acaba de golpe con sueños e ilusiones anclándote a una silla de ruedas.

Pero estás viva y la naturaleza sigue allí, esperándote. Amorosa aunque incómoda. ¿Renegar de ella? Ni lo sueñes. Es una nueva etapa. Vuelves a nacer. Te reinventas. Regresas al campo y a las excursiones incluso con más alegría que antes. No le das importancia. Eres una heroína.

Esta semana he vuelto a la isla de La Gomera. Fue en estas misteriosas selvas de Garajonay donde conocí a mi querida chiqueta. He llegado pensando en ella, pues su mítico parque nacional es el primero que ofrece gratuitamente un servicio de sillas de ruedas adaptadas al senderismo de montaña.

La silla Joëlette fue inventada por un guía francés con el fin de poder transportar a su sobrino, enfermo de distrofia muscular. Y qué bien funcionan en la laurisilva canaria. Será una de las estrellas de la serie de documentales dedicados al arbolado singular que estamos produciendo en la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente para RTVE, gracias al proyecto LIFE+ dedicado a los grandes árboles para la vida.

Bosques para todos. Solidarios, pues es necesaria la ayuda de al menos dos personas para trasladar en esa peculiar silla a quien lo necesite por entre viñátigos y laureles centenarios. Respetuosos, al no ser necesario modificar el entorno. Accesibles, sin más barreras que el horizonte. Ejemplares.

Mi heroína acaba de enviarme un mensaje:

“Háblale a Garajonay de mí. Y dile que muy pronto rodaré por sus sendas”.

¡Hecho!

Las mariposas ayudan a luchar contra las enfermedades raras

Mariposa isabelina

Existen pocas cosas más bellas que una mariposa, su vuelo, su colorido, su fragilidad. Frágiles como quienes sufren de enfermedades degenerativas tan raras como la esclerosis lateral amiotrófica, la misma que padece el físico Stephen Hawking. Por eso me parece importante dar publicidad a un proyecto maravilloso: Mariposas por la vida.

Se trata de un libro solidario muy especial dedicado a nuestras queridas mariposas diurnas españolas. Solidario, pues en él han colaborado desinteresadamente más de 100 fotógrafos de todo el país junto a las webs Biodiversidad VirtualFotoNaturaMirada Natural. También, y muy especialmente, porque ha sido el sincero homenaje a un amigo, entusiasta de estos bellos insectos, afectado por la terrible enfermedad. Y porque todo el dinero recaudado con esta publicación se destinará a la Fundación Miquel Valls.

Una guía visual con más de 250 páginas llenas de color, vida, naturaleza y, sobre todo, solidaridad. Que puedes comprar directamente a través de este enlace.

Portada

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

La receta de Atapuerca contra la crisis

Esta crisis está resultando terrible, hasta el punto de que si no va a peor es gracias a la pensión de los jubilados. Cada vez más familias sacan al abuelo de la residencia para vivir con su paga. Según datos de Cruz Roja, el 20% de los mayores de 65 años presta ayuda a sus hijos. Un 10% les proporciona alimentos. Un 6,5% ha tenido que acoger a algún familiar en su casa.Benjamina

No es algo nuevo. Ya lo dijo Aristóteles: “El hombre es un animal social”. Y como animales sociales, la estructura familiar nos garantiza la supervivencia.

También se llama solidaridad, lazos sociales que nos unen al grupo para lograr un beneficio común. Un sentimiento desarrollado desde nuestros orígenes como confirman los yacimientos de Atapuerca.

Allí los paleontólogos han descubierto a Benjamina, una niña que vivió en la sierra burgalesa hace medio millón de años. Su madre sufrió una caída a las 28 semanas de embarazo (no se llamaría entonces la caída de la Virgen, pero dicen que todas las madres sufren alguna) y el bebé nació con craneosinostosis, una deformación del cráneo que le provocó invalidez.

A pesar de su discapacidad y de nacer en una sociedad cazadora y trashumante, en permanente movimiento, la niña no fue abandonada. Cuidada con cariño por el clan, sobrevivió 10 años. De ahí su actual nombre, Benjamina, en hebreo, “la más querida”.

Lo mismo le ocurrió a Miguelón, éste ya un viejo macho de Homo heidelbergensis que sobrevivió varios meses después de sufrir un terrible golpe en la cara que lo dejó inutilizado y obligó al clan a cuidarlo por nada. Bueno sí, por cariño.

Lejos quedan esos terribles tiempos de las cavernas, pero mantenemos activo el espíritu solidario. Un recurso tan atávico como efectivo. Ayudarnos unos a otros para salir de la crisis. La receta de Atapuerca sigue funcionando. Y saldremos. Como salimos de las cuevas.

La reconstrucción de la faz de Benjamina ha sido hecha por dos artistas holandeses, los hermanos Kennis, y se publicó en la portada de la revista Child’s Nervous System.

Referencia bibliográfica: The earliest evidence of true lambdoid craniosynostosis: the case of “Benjamina”, a ‘Homo heidelbergensis’ child. Revista: Child’s Nervous System: 26 (6), 723-727 (2010)
Autores: GRACIA, A. MARTÍNEZ-LAGE, J. F. , ARSUAGA, J.-L., MARTÍNEZ, I., LORENZO, C., PÉREZ-ESPEJO, M.-.

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

¿Qué se puede hacer con los bolis y rotuladores gastados?: Reciclarlos

Tengo una amiga que dice que no sabe quién compra bolígrafos y mecheros. Ella siempre tiene el bolso lleno, se supone que de pedirlos prestados y no devolverlos. Esta amiga, y la mayoría de nosotros, tampoco sabe qué se puede hacer cuando bolis y rotuladores se gastan. ¿Tirarlos al contenedor amarillo? ¿A la basura normal? Hasta ahora eran objetos casi imposibles de reciclar.

Me escriben desde TerraCycle para comentarme un interesantísimo proyecto que están llevando a cabo en España con la recolección y posterior reciclaje de los instrumentos de escritura. Al mismo tiempo que ayudan a mantener más limpio nuestro planeta, la iniciativa ayuda a asociaciones como Save the Children y Fundación + árboles. Han cumplido su primer año de actividad con buenos resultados y con la esperanza de que cada vez sean más los colegios, universidades y ayuntamientos que se unan a la iniciativa.

El programa permite que cualquier material de escritura pueda reciclarse en nuevos artículos como estuches, papeleras o regaderas. A cambio, se donan 2 puntos TerraCycle por cada instrumento de escritura recolectado, canjeables por regalos solidarios o donaciones. En el caso de las escuelas, el dinero también puede destinarse a proyectos educativos del propio centro.

Participar en el programa de recogida y reciclaje es gratis y muy sencillo. Basta con registrarte en la web www.terracycle.es, donde encontrarás todo el material necesario para la campaña (carteles, folletos, etiquetas prepagadas para los envíos…). Una vez se hayan recolectado los bolígrafos usados, los paquetes se enviarán a un almacén de TerraCycle donde los bolígrafos serán procesados y convertidos en nuevos productos.

En el último año, universidades como la Universidad Complutense de Madrid o la Universidad de Alcalá de Henares, así como Ayuntamientos como el de Valladolid o Elda, se han unido a la Brigada de Instrumentos de Escritura para participar en este proyecto medioambiental, disminuyendo así los desechos enviados a incineradoras o vertederos.

Hasta el momento han sido recolectados 65.000 bolígrafos y se han donado más de 1.500 euros a diferentes asociaciones sólo por participar en el reciclaje de estos materiales. No son muchos para los millones que gastamos al año, pero entre todos seguro que podemos mejorar estas cifras ¿Te apuntas?

En este vídeo te explican el proceso de reciclaje de bolis y rotuladores.

También puedes encontrarme en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/cronicaverde)

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share