La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘terapia’

Tejen un gran océano solidario de punto y ganchillo

Cuadros azules

La Asociación de Labores Solidarias IAIA, una ONG que trabaja en residencias de ancianos creando grupos de tejedoras, está desarrollando un proyecto precioso llamado “Tejiendo mares de solidaridad“.

Se trata de tejer dos mantas enormes (formadas por unas 500-700 mantas pequeñas) que van a representar un fondo marino gracias a cientos de especies protegidas tejidas a mano. Todo lo tejido es una gran instalación que podrá verse en el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y en el Oceanografic de Valencia a partir del próximo 8 de junio.

Lo bonito de este proyecto no es sólo que de esta manera muestran su apoyo a la defensa de los mares, sino que todo lo realizado, esas 700 mantas y esos cientos de muñecos marinos tejidos a modo de pequeños peluches, serán enviados a campos de refugiados en Turquía y Jordania y a personas en riesgo de exclusión social en España. Lee el resto de la entrada »

Confirmado el valor terapéutico de los bosques maduros

bosques

Los árboles no hacen bosque, un complejo ecosistema donde se entrecruzan infinidad de seres vivos en difícil equilibrio dinámico, pues eso es la vida, frenética actividad por la supervivencia.

Las plantaciones de eucaliptos o de pinos o de chopos bien alineados, todos de la misma especie, sin apenas arbustos ni otras plantas como obligadas compañeras, son lo más parecido a un desierto verde. Paseas por ellos y, qué quieres que te diga, a mí no me saben a nada. Ocurre todo lo contrario cuando te adentras en una foresta sana, biodiversa.

Pero si el bosque elegido es una de esas pocas agrupaciones forestales maduras que aún nos quedan en España, reductos de viejos árboles centenarios e ilustre cementerio de colosos vegetales, el sentimiento experimentado al caminar bajo su dosel resulta extraordinario. Huele diferente. Se camina diferente. Te sientes mejor.

¿Exagerado? La ciencia acaba de confirmar lo que muchos sabíamos por experiencia propia: los bosques con árboles viejos son medicinales. Profesionales sanitarios e investigadores de la Universidad de Girona han demostrado estos beneficios entre enfermos de fibromialgia que realizan un ejercicio moderado en este tipo de bosques terapéuticos.

Su curioso y novedoso estudio médico demuestra que los paseos entre árboles centenarios mejoran el dolor y combaten el insomnio de los pacientes.

Para que no hubiera dudas, seleccionaron a 30 mujeres con esta enfermedad que, separadas en dos grupos, pasearon unas por un bosque joven y otras por uno con árboles centenarios. Las segundas fueron las que experimentaron un mayor grado de mejoría en sus dolencias. Y sin necesidad de medicinas.

Según parece, los árboles vetustos emiten al aire ciertas sustancias beneficiosas para nuestra salud. Una razón más para protegerlos.

Foto: Tres pacientes pasean por un bosque cerca de Olot como parte de la terapia contra la fibromialgia. EFE/Robin Townsend

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Caninoterapia para ancianos en una residencia de Huesca

El perro no es tan sólo el mejor amigo del hombre. Además puede ser su enfermero e incluso su médico salvador. Muchas veces llegas a casa estresado, enfadado, deprimido, y sólo él es capaz de arrancarnos una sonrisa. La mera caricia en su lomo nos supone una inusitada recarga de vitalidad. Su mirada cómplice logra además darnos ánimos suficientes como para poder enfrentarnos a otra dura jornada al día siguiente, algo que apenas unas horas antes nos habría parecido imposible.

Pero el efecto benéfico de esta inteligente mascota llega aún más lejos. Así lo viene demostrando desde hace cinco años la Asociación Protectora de Animales y Plantas de Huesca Pronatura con su programa de terapia asistida con animales. La idea es fabulosa, pues logra un doble beneficio. Permite mejorar la calidad de vida de las personas mayores desvalidas, ofreciendo al mismo tiempo un hogar y mucho cariño a los animales abandonados.

Desde el pasado verano el novedoso tratamiento se viene desarrollando con una veintena de ancianos de una residencia de Sabiñánigo. Para ellos, la llegada de sus mascotas es el acontecimiento más importante del día, un torrente de renovador aire puro. Ante los espectaculares resultados obtenidos, sus promotores esperan poder recabar apoyos suficientes como para poder ampliar este servicio a más residencias e incluso a domicilios particulares. Ojalá lo logren.

No es sin embargo el de ellos un trabajo sencillo, improvisado. Es el resultado de la voluntariosa tarea promovida por un equipo multiprofesional de veterinarios, psicólogos, terapeutas y trabajadores sociales.

En primer lugar es necesario seleccionar y adiestrar a los animales a tan específica tarea a lo largo de al menos año y medio. Transcurrida esta etapa de instrucción, los perros son llevados varias horas al día a las residencias de ancianos para que las personas mayores se hagan cargo de ellos, los acaricien y los cuiden mediante actividades programadas de interacción. Ambos salen ganando. Pero incluso aunque no hubiera progresos significativos, la visita de un amigo paciente y cariñoso es sin duda el mayor regalo que les podemos hacer a nuestros queridos ancianos.