Entradas etiquetadas como ‘crop top’

Convertir un pañuelo en top, la tendencia veraniega

Dicen que no es más rico el que mas tiene sino el que menos necesita y como buena amante de la moda que eres, no necesitas casi nada para crear estilismos con lo que tienes por casa.

@MEETINGMARA

No digo que hagas como la baronesa dadaísta Elsa Von Freytag-Loringhoven y salgas a la calle con las anillas de la cortina de la ducha como pulsera (que también puedes, oye) o latas de sopa de tomate como sujetador, pero sí que cojas una prenda que, si tú no tienes aún, encontrarás en el armario de tu madre o de tu abuela: el pañuelo.

Aquí tienes un vídeo que te enseña a doblar el pañuelo de manera que luego te lo puedas poner como camiseta:

Para las más atrevidas o calurosas, esta es la forma perfecta de llevarlo como crop top:

Eso sí, acuérdate de coger pañuelos grandes para cuando quieras hacer este tipo de diseños ya que, si lo haces con pañuelos pequeños, corres el riesgo de quedarte con algo al aire.

¿Te animas a probar la idea?

No querrás irte nunca de la playa con la moda baño de esta temporada

Da igual si eres de las que se va a la playa o se queda en la ciudad haciendo la ruta de las piscinas municipales. Da igual si solo te mojas hasta el tobillo, hasta la rodilla o si te recoges el pelo en un moño y nadas con la cabeza fuera del agua dignamente para que no te salpiquen el pelo.

Da igual si eres de las que se pasa horas en la toalla luchando por un bronceado decente más que Leónidas en 300 o si no te separas de la sombrilla ni para ir al baño, porque, si algo tienen en común es que, en cualquiera de esas situaciones, te encontrarás vestida con ropa de baño.

PRIMARK

PRIMARK

Si eres de las que recicla bikinis como yo (los que puede, porque algunos no sé de qué compuestos mágicos están hechos que se van desintegrando conforme avanza el verano), muchas de tus adquisiciones del 2015 podrán volver a ver el mar, ya que las tendencias de los flecos en el pecho, el volante asimétrico o el neopreno se mantienen esta temporada.

WOMEN SECRET, EL BAZAR Y ASOS

Los que podrás reciclar. WOMEN’SECRET, EL BAZAR Y ASOS

Pero si quieres llevar la última moda hasta veraneando (hija, date un respiro, que estás de vacaciones) debes obedecer a pies juntillas a los grandes gurús de la moda, que han dictaminado que el crochet no es solo para los vestidos veraniegos, sino que formarán parte de tu conjunto playero de la cabeza a los pies.

El aire bohemio-festivalero de “Aquí, pasando mis vacaciones en Tailandia” es innegable, pero, ¿alguna vez habéis lavado una prenda de crochet? ¿Cuánto ha tardado en secarse? Posiblemente siga secándose aún mientras estáis leyendo el post desde el año verano pasado que lo colgasteis en el tendedero. No se seca ni colgándolo en el cráter del Stromboli. Para las que no seáis muy amigas de ir con humedades, recomiendo que busquéis el crochet de imitación, está hecho de fibra pero da el pego.

ASOS Y WOMEN SECRET

Crochet: tan apetecible como desaconsejable. ASOS Y WOMEN’SECRET

Ten siempre presente que el lema de los bikinis 2016 es “Si deja una marca rara de bronceado es que es tendencia” porque atrás ha quedado la moda de llevar el bikini más minúsculo posible para evitar las marcas (que aún con eso conservamos zonas que nunca han visto ni verán la luz del sol).

Los bikinis de este año se llevan hasta el cuello tapando el escote. Si eres de pechos generosos (afortunada tú), este modelo te hará sentir cómoda en cuanto a que no tendrás que estar pendiente de ‘tus niñas’. Los modelos de tiras, en cambio, son ideales para las que no tenemos mucho que sujetar.

ASOS

Del moreno ‘camionero’ al moreno ‘babero’. ASOS

H&M, ASOS Y WOMEN SECRET

¿Os habéis fijado en lo mal retocada que está la teta izquierda de la chica del bikini azul? H&M, ASOS Y WOMEN’SECRET

Somos una especie muy apañada, nos gusta sacar partido de las cosas al máximo, por eso siempre que se nos acaba el champú metemos agua en el bote y agitamos para aprovecharlo hasta el extremo. Los bikinis no son una excepción, por lo que hay dos líneas multidisciplinares que nos permitirán reaprovecharlos en otros contextos.

Si eres de las que entrena y nada (no me refiero a que entrenes y no hagas nada más sino a que si haces natación), los que están inspirados en diseños deportivos te permitirán hacer ambas cosas. Y si después de la playa tienes un plan y no te da tiempo a cambiarte, los bikinis tipo crop top te permitirán salir del paso sin que nadie tan siquiera se plantee que en realidad has osado presentarte a la cita de Tinder en ropa de baño.

H&M Y ASOS

Para hacer deporte en la playa o para nadar unos largos en el gimnasio. H&M Y ASOS

hmasos

No sé si es un bikini o una camiseta cortita. H&M Y ASOS

Las bragas, continuando la tendencia que empezó a verse en las cinturas de muchas mujeres en 2015, trepan por la tripa y se quedan clavadas en el ombligo, lo que implica que luciremos un blanco nuclear de barriga pero, total, ¿qué más da? Viendo los bikinis que se llevan, si no es por la parte de abajo, vas a llevar un bronceado a trozos por la parte de arriba.

ASOS

ASOS

Los bañadores, al igual que la braga de tiro alto, vienen perfectos para las que quieran disimular barriga. Los hay de todo tipo de estampados, anchuras y colores con escotes más peligrosos que el Triángulo de las Bermudas. Para las que pasen de estar morenas y prefieran darlo todo nadando en la piscina municipal, el bañador es la mejor alternativa.

H&M Y ASOS

H&M Y ASOS

Siete días, una falda o cómo reciclar tu armario sin que parezca que repites

lmx

jvsd

 

Yo no sé vuestros armarios, pero el mío es un cúmulo de prendas que me he comprado y me he puesto una sola vez. No sé cómo pero se quedan estancadas entre el no-tengo-ocasión-para-llevarlo y el no-sé-con-qué-narices-ponérmelo.

Me estoy refiriendo a esa camiseta, jersey o zapatos, que cuando viste en la tienda caíste enamorada irremediablemente, pensando que ibas a ponértelo tantas veces que a la semana lo ibas a tener amortizado.

Al final (a no ser que seas Mar, mi antigua profesora de Historia, que en dos años solo repitió conjunto una vez) acabas llevando siempre lo mismo. Como mi opinión de la moda es que es algo que puedes reciclar, reconjuntar y recombinar, te animo a sacar de las perchas esas prendas ‘complicadas’, que por muy difícil de llevar que te parezcan ahora, hay algo con lo que siempre te van a ir: los BÁSICOS.

Son las prendas atemporales que ya puedes ponerte ahora o dentro de 20 años con la seguridad de que no van a estar desfasadas. Mis dos básicos preferidos son una camisa blanca y una falda de tubo negra elástica. Esas dos prendas de tu armario pueden ir con absolutamente todo lo que quieras ponerle y según con lo que las mezcles puedes ir de sport, elegante, de fiesta…

Para demostrar esto, quise hacer la prueba en mi propio armario utilizando una falda básica como base de 7 conjuntos diferentes que podría llevar a lo largo de una semana. (Haz click sobre el día de la semana para ver la foto en grande).

lmx

1.LUNES b&w: a nadie le gusta pensar un lunes. A nadie. No conozco a ninguna persona que se levante un lunes lo suficientemente lúcida como para hacer algo más complejo que echar los cereales en la taza. Como para ponerte a pensar en si mezclar esos colores van a quedar bien o si más bien pareces un sueño de Agatha Ruiz de la Prada. Es por eso que para los lunes espesos elijo muchas veces la combinación blanco y negro. Nunca pasa de moda, es como las rayas marineras o el beige. Unas medias tupidas, una camisa blanca con bordados y unos zapatos tipo Oxford convierten la falda en parte del look profesora de internado/directora del coro/secretaria de 1960 que tanto me gusta (y que encima se lleva).

2.MARTES sporty chic: si pensabas que tus zapatillas de cordones solo iban bien con vaqueros o con los leggins del gimnasio, estabas muy equivocada. Las zapatillas son también para faldas. Súmales una camiseta con letras tipo universidad y tacháaaan…un toque deportivo. Las gafas de sol son algo opcional (en realidad no hacía ni pizca de sol, pero el rollo Rizzo de Grease que le daban al outfit me encanta).

3.MIÉRCOLES denim: el vaquero, otro tejido que nos lleva acompañando desde 1950 y SIEMPRE acaba subido a alguna pasarela. Si no tienes nada en denim, puedes hacer como yo y rascar en armarios ajenos. En concreto, la camisa que llevo puesta, era de mi primo pequeño de cuando tenía 6 años, pero con la manga remangada, ni se nota. Si además le añadís un toque de color en el bolso o en los labios que tiemble Chiara Ferragni.

jvsd

4.JUEVES roquero: soy una gran defensora de introducir en conjuntos las camisetas de grupos de música/giras o conciertos. Cuanto más viejas, roñosas, desgastadas o de chico, mejor (lo oversize también se lleva). Aunque si no tienes la suerte de tener un fondo de camisetas clásicas auténticas, las puedes encontrar en muchas tiendas que están haciendo versiones de ellas. Eso sí, llevar una camiseta de este estilo implica dos cosas: apréndete el nombre de dos canciones del grupo (porque siempre vendrá el típico tocapelotas pesado a llamarte rockera de palo y que está prohibido dejarse la chupa de cuero en casa (este oufit va muy bien con Under Pressure de Queen.)

5.VIERNES nocturno: no, ya sé que los crop tops no están pensados ni para todas las figuras (de hecho, como tengas un poco de pecho, vas a tener problemas para que ‘las gemelas’ te aguanten toda la noche en su sitio) ni para el invierno. Pero si te pones una americana larga como la levita de Mortadelo que te llegue hasta el culo, podemos hacer el apaño.

6.SÁBADO elegante: para el fin de semana dejamos la informalidad y nos venimos arriba con las joyas (las joyas falsas en mi caso quiero decir, no os penséis que llevo esmeraldas. Mi sueldo de blogger no me da ni para un collar de cantos rodados). Para acompañar la falda he elegido un top de terciopelo vintage de mi madre (también nos sirve uno de cualquier otro tejido) liso con un maxicollar rollo diamantes de los Romanov.

7.DOMINGO ‘de tranquis’: los domingos son para descansar en el sofá poniéndote al día con las series de Netflix o viendo la película de turno de Antena 3. Esta es mi versión en ropa de calle del pijama dominguero que llevaría un domingo. Las zapatillas de cordones y un jersey calentito son perfectos para estar cómoda en casa o por si te acaban liando para salir a la calle. (Las gafas no son postureo, soy un poco miope, aunque intento disimular).

 

(No quería terminar el post sin darle las gracias a mi fotógrafa, mi madre, que armada de paciencia, no solo esperó a que me cambiara siete veces de ropa y peinado sino que bajó a la calle siete veces para hacerme las correspondientes siete fotos. Ser madre de blogger no es nada fácil!)

 

 

Las tendencias que te están costando la salud este invierno

asos

Falda de cuero y croptop. ASOS

Las modas nos cuestan salud, lo saben nuestras madres, tías y abuelas cuando nos insisten siempre en que vamos muy poco abrigadas o en cuanto te oyen moqueando que te sueltan el lapidario “Es que siempre vas muy fresca” (aunque no especifiquen a qué tipo de ‘fresca’ se refieren). Algunas tendencias no están pensadas para llevar en invierno por muy de moda que estén y por mucho que vistan a los maniquíes de los escaparates con ellas.

El crop top (o el top que te deja toda la barriga al aire) no solo ha sobrevivido al verano (estación de la que no debería haber salido) sino que es uno de los must de fiesta. Pero no nos engañemos, por mucho que los hagan de lana o de terciopelo siguen dejándote toda la tripa al aire. Si vas a llevar esta prenda, asegúrate de llevar siempre una chaqueta (y varios pañuelos) en el bolso.

Otra prenda ‘resfriera’ es la camiseta/jersey o vestido con escote Bardott o tipo barco. Cuando llevas algo con este escote, los hombros y la garganta van al aire por narices. ¿Que en verano, con el calorazo, se agradece? Sin duda, pero cuando sales a la calle con 5 grados te acuerdas de toda la familia del creador del corte. Encima no puedes añadirle una bufanda porque es como si alguien se pusiera un bañador con botas de invierno. No pega.

Por lo visto, a la hora de llevar el pantalón midi, el corte por excelencia de esta temporada, todas las fashion bloggers se han puesto de acuerdo en que se llevan sin medias. No sé si es un boicot encubierto a las mercerías o si sencillamente no es fashion llevarlas. Bueno, por poder, puedes. Yo una vez lo intenté y comprobé cómo afecta la electricidad estática al pantalón. Lo llevé todo el día pegado a las medias con unas arrugas muy raras.

ASOS

A estos shorts de ASOS se les han enganchado unos calcetines vaqueros.

¿Recordáis cuando los pantalones vaqueros pitillo eran una prenda muy agradecida en invierno? Podías ponerte medias por debajo y era como llevar una segunda piel, aunque ibas con capas te seguían quedando ajustados. Hasta ahora. Las dos tendencias en pitillos: el dobladillo marisquero (ese que me recuerda a los pantalones remangados de las señoras mayores cuando van a recoger croques en la Ría de Vigo) y los rotos son los mejores amigos de los antigripales. Antes un roto en un pantalón se limitaba a un pequeño agujerillo gracioso fruto del desgaste en la rodillera. Un roto ahora es prácticamente llevar pantalones cortos unidos con algo de hilo hasta el bajo.

Por último, las que llevan ya dos inviernos siendo las principales responsables de la mayoría de nuestros resfriados: los botines con aperturas.  El problema de estos botines es que no se pueden llevar con calcetines por dentro, porque sino no se notan que son abiertas y claro, no estás yendo a la moda.

Para evitar los resfriados, recomiendo que uses las tendencias con moderación. Pero si eres una fashion victim hasta la médula espinal y te niegas a renunciar a los crop tops hasta que regrese el buen tiempo, puedes combinar cualquiera de las prendas con el layering, que es lo que conocemos comúnmente como “ir vestidas con más capas que una cebolla”, con cierto orden y respeto por los colores y los tejidos, eso sí. No te vayas a pensar que se limita a empezar a echarte chaquetas por encima al tun tún.