Entradas etiquetadas como ‘denim’

Vaqueros por la violencia de género

O un pañuelo rojo en su defecto es lo que apoya Guess para concienciar del Denim Day. El 27 de mayo es cuando tendrá lugar el día del vaquero.

INSTAGRAM

Organizado por Peace Over Violence, centro que previene la violencia de género sexual doméstica y hacia los jóvenes, el Denim Day se celebrará en España por primera vez por una sentencia que tuvo lugar en 1998, año en el que absolvieron a un hombre de 45 años que violó a una mujer de 18 porque esta tuvo que quitarse los vaqueros de lo ajustados que los llevaba, algo que el Tribunal interpretó como consentimiento.

Lo que sucedió en 1998 es algo que, casi 20 años después seguimos viendo en los medios y en los tribunales: justificaciones, excusas y alegatos que señalan a la víctima de un crimen y dejan impune al verdadero culpable.

Es el segundo año que la marca Guess apoya el día con una donación de 10 euros por cada prenda vaquera que vendan del 20 al 27 de mayo a la Fundación Ana Bella, organización española que apoya a las mujeres víctimas de la violencia de género.

Los que compren en el mismo día recibirán de regalo la bandana roja con la que han posado varios actores, presentadores o influencers en un vídeo que ha lanzado la marca. A lo largo del vídeo revelan escalofriantes datos como que el 22% de las mujeres españolas han sufrido alguna forma de violencia, es decir, una mujer de cada cinco. Mientras que una de cada siete ha sufrido actos de violencia sexual (una de cada trece por una pareja o ex pareja) se puede decir que se ha producido un abuso cada siete horas denunciados a lo largo de 2015.

El compromiso del Denim Day recoge lo siguiente:

  • Reconocer que la violencia sexual es un problema de todos.
  • Participar en la conversación nacional sobre las violaciones y la violencia sexual utilizando los hashtags #gearup y #denimday.
  • Apoyar a los supervivientes y no culpar a la víctima.
  • Comprometerse en relaciones saludables y libres de violencia.

La idea de la iniciativa es concienciar de que no hay excusas que justifiquen una violación ni mucho menos nada que invite a hacerlo. ¿Te sumas?

La Biblia de las tendencias de la temporada primavera verano 2016

Llega la primavera lista para alterar la sangre y los armarios. Atenta a las tendencias que ya asoman por los escaparates de cada tienda, porque esto es lo que vas a llevar:

tendencias2

1. ÁFRICA. El estampado étnico de esta temporada viene del corazón de la selva africana. Los vestidos y estampados más tribales del verano se llevan con complementos a juego como collares de cuentas o accesorios de plumas.

GTRES

Missoni, Chanel y Valentino. GTRES

2. REJILLA. No aptos para frioleras son los vestidos híbridos de crochet/rejilla (el bikini por debajo es opcional). Aunque no termino de verme cogiendo el metro vestida con uno de esos, para ir a por helados al chiringuito de la playa me parece perfecto.

GTRES

Valentino, Tommy Hilfiger y Alexander McQueen. GTRES

3. MIX DE COLORES. Si no sabes con qué color quedarte, elige un vestido que los lleve todos, y si mezcla estampados nos sirve también. Alejados del minimalismo, los vestidos chaos magic irrumpen con fuerza en la mayoría de las pasarelas.

GTRES

Gucci, Valentino y Chanel. GTRES

4. HOMBROS FUERA. Los hombros serán el centro de atención de todos los vestidos y tops robándole protagonismo a los escotes. Además, lo bueno de esta tendencia es que, con un par de tijeras, tú misma puedes convertir tus camisetas en shoulder-less sin dejarte un céntimo.

GTRES

Alexander Mcqueen, Givenchy y Giambattista Valli. GTRES

5. ‘SALTACAMAS’. Si pensabas que el pijama solo podías usarlo para dormir o para andar por casa, esta primavera verano lo sacarás a la calle en su versión más elegante. De raso o con encajes son los vestidos slip de la temporada.

GTRES

Calvin Klein, Givenchy y Céline. GTRES

6. TRANSPARENCIAS. Siguiendo la estela de la tendencia de enseñar el hombro, insinuar antes que enseñar, no faltan para la mayoría de los diseñadores las transparencias extremas.

GTRES

Gucci, Dior y Gucci. GTRES

7. DENIM. Un clásico que vuelve a reinventarse. No solo vuelve su versión de 1970, sino que viene acompañada del vaquero que llevábamos en el 2000. Apuesto lo que quieras a que tu madre aún guarda en el armario alguna de estas prendas.

GTRES

Giambattista Valli, Alexander Wang y Alexander McQueen. GTRES

8. VOLANTES. El movimiento de la temporada lo pondrán los volantes. Siempre empezando a la altura de la cadera y de manera asimétrica.

GTRES

Balmain, Roberto Cavalli y Alexander McQueen. GTRES

Siete días, una falda o cómo reciclar tu armario sin que parezca que repites

lmx

jvsd

 

Yo no sé vuestros armarios, pero el mío es un cúmulo de prendas que me he comprado y me he puesto una sola vez. No sé cómo pero se quedan estancadas entre el no-tengo-ocasión-para-llevarlo y el no-sé-con-qué-narices-ponérmelo.

Me estoy refiriendo a esa camiseta, jersey o zapatos, que cuando viste en la tienda caíste enamorada irremediablemente, pensando que ibas a ponértelo tantas veces que a la semana lo ibas a tener amortizado.

Al final (a no ser que seas Mar, mi antigua profesora de Historia, que en dos años solo repitió conjunto una vez) acabas llevando siempre lo mismo. Como mi opinión de la moda es que es algo que puedes reciclar, reconjuntar y recombinar, te animo a sacar de las perchas esas prendas ‘complicadas’, que por muy difícil de llevar que te parezcan ahora, hay algo con lo que siempre te van a ir: los BÁSICOS.

Son las prendas atemporales que ya puedes ponerte ahora o dentro de 20 años con la seguridad de que no van a estar desfasadas. Mis dos básicos preferidos son una camisa blanca y una falda de tubo negra elástica. Esas dos prendas de tu armario pueden ir con absolutamente todo lo que quieras ponerle y según con lo que las mezcles puedes ir de sport, elegante, de fiesta…

Para demostrar esto, quise hacer la prueba en mi propio armario utilizando una falda básica como base de 7 conjuntos diferentes que podría llevar a lo largo de una semana. (Haz click sobre el día de la semana para ver la foto en grande).

lmx

1.LUNES b&w: a nadie le gusta pensar un lunes. A nadie. No conozco a ninguna persona que se levante un lunes lo suficientemente lúcida como para hacer algo más complejo que echar los cereales en la taza. Como para ponerte a pensar en si mezclar esos colores van a quedar bien o si más bien pareces un sueño de Agatha Ruiz de la Prada. Es por eso que para los lunes espesos elijo muchas veces la combinación blanco y negro. Nunca pasa de moda, es como las rayas marineras o el beige. Unas medias tupidas, una camisa blanca con bordados y unos zapatos tipo Oxford convierten la falda en parte del look profesora de internado/directora del coro/secretaria de 1960 que tanto me gusta (y que encima se lleva).

2.MARTES sporty chic: si pensabas que tus zapatillas de cordones solo iban bien con vaqueros o con los leggins del gimnasio, estabas muy equivocada. Las zapatillas son también para faldas. Súmales una camiseta con letras tipo universidad y tacháaaan…un toque deportivo. Las gafas de sol son algo opcional (en realidad no hacía ni pizca de sol, pero el rollo Rizzo de Grease que le daban al outfit me encanta).

3.MIÉRCOLES denim: el vaquero, otro tejido que nos lleva acompañando desde 1950 y SIEMPRE acaba subido a alguna pasarela. Si no tienes nada en denim, puedes hacer como yo y rascar en armarios ajenos. En concreto, la camisa que llevo puesta, era de mi primo pequeño de cuando tenía 6 años, pero con la manga remangada, ni se nota. Si además le añadís un toque de color en el bolso o en los labios que tiemble Chiara Ferragni.

jvsd

4.JUEVES roquero: soy una gran defensora de introducir en conjuntos las camisetas de grupos de música/giras o conciertos. Cuanto más viejas, roñosas, desgastadas o de chico, mejor (lo oversize también se lleva). Aunque si no tienes la suerte de tener un fondo de camisetas clásicas auténticas, las puedes encontrar en muchas tiendas que están haciendo versiones de ellas. Eso sí, llevar una camiseta de este estilo implica dos cosas: apréndete el nombre de dos canciones del grupo (porque siempre vendrá el típico tocapelotas pesado a llamarte rockera de palo y que está prohibido dejarse la chupa de cuero en casa (este oufit va muy bien con Under Pressure de Queen.)

5.VIERNES nocturno: no, ya sé que los crop tops no están pensados ni para todas las figuras (de hecho, como tengas un poco de pecho, vas a tener problemas para que ‘las gemelas’ te aguanten toda la noche en su sitio) ni para el invierno. Pero si te pones una americana larga como la levita de Mortadelo que te llegue hasta el culo, podemos hacer el apaño.

6.SÁBADO elegante: para el fin de semana dejamos la informalidad y nos venimos arriba con las joyas (las joyas falsas en mi caso quiero decir, no os penséis que llevo esmeraldas. Mi sueldo de blogger no me da ni para un collar de cantos rodados). Para acompañar la falda he elegido un top de terciopelo vintage de mi madre (también nos sirve uno de cualquier otro tejido) liso con un maxicollar rollo diamantes de los Romanov.

7.DOMINGO ‘de tranquis’: los domingos son para descansar en el sofá poniéndote al día con las series de Netflix o viendo la película de turno de Antena 3. Esta es mi versión en ropa de calle del pijama dominguero que llevaría un domingo. Las zapatillas de cordones y un jersey calentito son perfectos para estar cómoda en casa o por si te acaban liando para salir a la calle. (Las gafas no son postureo, soy un poco miope, aunque intento disimular).

 

(No quería terminar el post sin darle las gracias a mi fotógrafa, mi madre, que armada de paciencia, no solo esperó a que me cambiara siete veces de ropa y peinado sino que bajó a la calle siete veces para hacerme las correspondientes siete fotos. Ser madre de blogger no es nada fácil!)

 

 

Faldas vaqueras, abrigos de pelo y blusas bohemias: básicos otoñales

Hay un momento al año en el que odio profundamente mi armario: el cambio de temporada, cuando te das cuenta de que, de repente, todo lo que cuelga de las perchas está tan anticuado que casi te parece notar el olor a alcanfor. Tu ropa, que el año pasado era lo más de lo más, está out, fuera, dead. Los tapetes de casa de tu abuela y el fondo de tu armario tienen el mismo nivel de fashionismo. Pero como en ti hay una mujer estilosa luchando por salir juras que volverás a estar a la modaLo único que te separa de ese momento es hacerte con los básicos de la temporada: un abrigo de pelos, una blusa bohemia y una falda abotonada de cintura alta te devolverán a las altas esferas de la moda.

Falda denim abotonada de Asos, ¿cómo es que aún no la tienes?

Falda denim abotonada de Asos, ¡¿cómo es que aún no la tienes?!

¿Cómo? ¿Me estás diciendo que no tienes todavía una falda acampanada de cintura alta abotonada? A ver, ¿a dónde vas tú sin una falda acampanada de cintura alta abotonada? ¿Qué estás haciendo con tu vida? Si aún no la tienes, corre a tu Zara más cecano (Lefties para las becarias) y hazte con ella. Da igual si te la coges vaquera o de cuero, cuantos más botones y más noventera parezca, más trendy. Es la prenda estrella de la temporada, y sin ella estarás más out que la pana (Y nadie quiere estar más out que la pana, ¡ni siquiera la pana!).

5903332776_1_1_2

Blusa bohemia vaporosa, para esos días que te sientes fashion e hinchada a partes iguales

Para las que no entiendan el concepto “blusa bohemia” ha de cumplir cualquiera de estos dos requisitos: vaporosidad y mangas anchas o estampado geométrico rollo alfombra antigua de los setenta. Luego está la blusa bohemia nivel experto, que es la que tiene un cacho de cordel para cerrar el cuello. Eso ya es como el Ferrán Adriá de las blusas bohemias, la cumbre de la moda, el éxtasis de ir a la última. No hay nada más fashion hoy por hoy que una blusa bohemia vaporosa, manga ancha con estampado geométrico vintage y cordel al cuello, NADA. Si lo combinas con una falda acampanada abotonada eres ya tan fashion que te merecerías por lo menos que Hermès te dedicara un bolso.

Que se lleven los abrigos de pelo, significa que, este otoño, por primera vez en la historia de los otoños desde que la moda es moda, ¡ir a la última no será equivalente a pasar frío! ¡Hurra! Pero ojo, no valen abrigos de pelo auténtico, que matar animales para abrigarse está feo (aunque luego seas la primera en devorar filetes de ternera como si no hubiera mañana). Lo chic es comprártelo sintético, que aunque no es tan calentito, da el pego.

Abrigo de corte masculino (abundan en el armario de tu padre o tu abuelo)

Abrigo de corte masculino (abundan en el armario de tu padre o tu abuelo)

Pero si la tendencia peluda hairy, solo te gusta en tus piernas, puedes hacerte con un abrigo largo de corte masculino. Estos abrigos harán las delicias de todas las madres, ya que el corte llega prácticamente a la rodilla. Incluso me parece estar oyendo a todas las progenitoras españolas satisfechas de sí mismas: “Así me gusta hija, que lleves los riñones bien tapados“.

En definitiva, los aires bohemios decadentes se llevan. Si acompañas tu conjunto con una pose melancólica mientras esperas el autobús, eres lo más it del momento y del lugar. Y si no, que venga Alexa Chung y lo vea. Porque si llevas un sombrero de fieltro, una camisa bohemia, unos acampanados y un bolso de ante con flecos y no vas andando como si el peso del mundo cayera sobre tus hombros, lo siento pero no estás teniendo la actitud correcta de la tendencia de este otoño y estás haciendo llorar a Karl Lagerfeld.