Entradas etiquetadas como ‘ciclismo’

Gafas de ciclista: la nueva moda para protegerse del sol

Cuando una prenda sube a la pasarela es muy probable que se convierta en tendencia en un futuro cercano, aunque nunca es del todo seguro, y si no pensemos en las presentaciones de, por ejemplo, Comme des Garçons.

[Un momento… ¿aún no me sigues en Instagram, Twitter o Facebook?]

VETEMENTS/YOUTUBE

Pero cuando aparece en un desfile y al poco se lo ves a una celebrity, y luego a otra, y a otra y a otra, ya sabes que está pasando, se lleva.

Puede gustarte más o menos, pero es oficial, tiene la aprobación de las altas esferas estilísticas y es cuestión de tiempo que empieces a encontrarte en las tiendas versiones más asequibles.

Este ha sido el caso de las gafas de sol de ciclista. Sí, sí, esas de cristales inmensos de colores chillones irisados que tapan toda la zona de los ojos como si fueras parte de la patrulla de los X-Men y te apodaran “Cíclope”.

Las gafas en cuestión han sido vistas cerca de Kim Kardashian (y su hija), Bella Hadid o Rita Ora. Te lo traduzco: ya no hay escapatoria de la moda.

Twinning

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

❤️OMI ❤️Louis V ❤️

A post shared by 🦋 (@bellahadid) on

You better GO OFF! 💙

A post shared by RITA ORA (@ritaora) on

Aunque siendo sincera, no puedo decir que me pillara con sorpresa. Si el mundo del motor va a llegar la próxima temporada con las colecciones de Tommy Hilfiger o FentyxPuma de Rihanna, el ciclismo no estaba muy lejos como ya vaticinaban las mallas de Kim Kardashian.

Todo ello forma parte del retorno de las tendencias de los años 90 pero, este regreso, en concreto, no es santo de mi devoción.

Será que no tengo la cara angulosa a la que le favorece este tipo de montura o que simplemente no me veo con algo tan llamativo porque tiendo a llevar gafas de sol más sencillas. Pero por lo pronto, confieso, no voy a darme mucha prisa en hacerme con unas.

Adiós a las azafatas en los podios de ciclismo australianos

(Asumo que puede parecer irónico que como azafata opine sobre este tema, como lo irónico que resulta que tu monitor de spinning, ese que te hace sudar la gota gorda, se llame Ángel o que tu profesora de yoga se llame Dolores.)

GTRES

Este martes, la UCI World Tour 2017, comenzaba sin las célebres azafatas que besan y entregan los premios a los ciclistas. Mi yo interior se frota las manos con la de críticas que podemos sacar de esto.

En primer lugar, las sustitutas de las azafatas iban a ser jóvenes promesas del ciclismo mientras que, en la entrega de este martes, fue un compañero del ciclista ganador de la primera prueba, Caleb Ewan, el que le colocó el maillot de ganador. O en otras palabras, un puesto menos de trabajo a no ser que pretendieran que las jóvenes promesas fueran ‘de gratini’.

Aunque como azafata opino que es un trabajo menos, como mujer, es un paso más en el largo y angosto caminito hacia la igualdad. Y es que como recoge El Periódico, Leon Bignell, ministro de deportes de South Australian, explicó a ABC News que “no tiene mucho sentido que el Gobierno pague a las azafatas del podio al tiempo que financia tratamientos psicológicos para ayudar a las chicas jóvenes con trastornos provocados por su imagen corporal”.

Mikel Landa, tercero del Giro 2015, declaró en El Correo que “es la línea por la que debemos ir. Las azafatas en los podios sobran. Es como tratarlas como objetos, las infravaloramos. Aquí es una costumbre arraigada y nadie se atreve a dar el paso, pero hay que admitir que poner ahí arriba a mujeres elegidas por ser guapas y tener buen cuerpo no es la mejor imagen que se pueda dar de ellas”.

Si algo tengo claro después de cuatro años trabajando de azafata es que es un trabajo basado en el sexismo que no quita que sea una profesión digna con la que poder ganarse la vida. El hecho de que eliminen esta profesión en un evento de proyección mundial es una forma de comunicar alto y claro el mensaje de que ya no vende única y exclusivamente el cuerpo de una mujer. Y, para las que nos dedicamos a ello, encontraremos otras cosas con las que poder ganarnos la vida ya que valemos más que para dar imagen.