Mara viste y calza Mara viste y calza

“Algunas personas
sueñan con piscinas,
yo sueño con armarios”.
Audrey Hepburn

Un ‘follógrafo’, un cantante, un cómico y las mujeres

Podría parecer el comienzo de cualquier chiste: “Un fotógrafo, un cantante y un cómico entran en un bar”. “¿Y qué pasa luego?” preguntarían los oyentes con la esperanza de que el cómico abriera el pico en la burla y soltara alguna gracia.

YOUTUBE

Luego pasa que un día, una tarde o una noche conocen chicas. Por supuesto que no está mal conocer, tontear o usar el teléfono para ligar. Es lo normal. Lo normal hasta que te empiezas a pasar utilizando tu profesión como trampolín para una serie de experiencias más o menos deseadas de las que, muchas, quieren escapar según los testimonios que han salido.

Fotógrafos que se acostaban con sus modelos (no siempre voluntariamente como en el caso de Terry Richardson que obligó a una modelo a masturbarse en una sesión de fotos), o groupies enloquecidas, han existido siempre (o al menos en el último caso desde los años 70).

Pero la antigüedad de situaciones, que llevan años teniendo lugar, no siempre lleva intrínseco el hecho de que se deban considerar como correctas (y si no pensemos en los casi 500 años en los que murieron miles de animales en el Coliseo de Roma). Es el momento de pensar.

Ha pasado una semana desde que el escándalo de los abusos de Danilson Gomes (Longshoots) hizo temblar los cimientos virtuales de Instagram. Alguien alzó la voz y, una tras otra, las demás se atrevieron a hacerlo en una serie de acusaciones que, si bien no las respalda ninguna sentencia, han dejado la reputación de ciertas personas en entredicho. No ya solo de fotógrafos sino de profesionales de la música y la comedia como Mikel Izal o Antonio Castelo.

Pero lo peor no eran los pantallazos de los testimonios de piel de gallina y arcadas emocionales (y alguna física) por las referencias al abuso de menores o a experiencias sexuales forzadas. Lo indignante era toda esa gente escéptica que, una vez más, culpaba al individuo exculpando el sistema. “¿Y por qué ahora? ¿Por qué no lo hicieron en su momento?”

Porque si no creemos a una chica que fue violada por cinco salvajes, aún cuando hay vídeos, ¿vamos a creer un testimonio? Esto es España. Y como es España tengo claro que las cosas seguirán como están. El fotógrafo seguirá trabajando con chicas pese a que no las sepa tratar. El cantante y el cómico ligando con menores de edad.

La feminista, feminiña, femininja, femininfa y feminieta que llevo internamente (y todas las “femialgo” que queráis achacarme) se pregunta de qué ha servido el cruce de cuchillos virtual. Y en verdad, ha servido de tanto.

Gracias a cuentas de Instagram como la de @margalidamariax, @irenefuckinghalley o @follografos_espana se han compartido casos personales y ajenos, apoyo a las víctimas, y, en el caso de la última, asesoría legal por parte de un bufete de abogados.

El altercado dentro del mundillo de la fotografía y sacudido hasta el extremo, ha dado lugar a cuentas de otros sectores que han empezado a participar en esta conversación imparable revelando otros casos de abuso sexual. También han surgido iniciativas ciudadanas como @fmcreativo para aumentar la paridad de profesionales dentro de un ámbito en su mayor parte masculino.

Pero lo más importante: nos ha hecho reflexionar y hablar (y mucho). Marcar y señalar un comportamiento tan machista y prepotente como es utilizar la fama a través de las redes sociales para conseguir relaciones sexuales con gente que no conoces de nada.

Y si seguimos sin ver el mal en ello, quizás es el momento de preguntarnos hasta qué punto hemos normalizado y tenemos implícitamente aceptado que un completo desconocido, solo por ser famoso, dé por hecho que puede tener sexo con cualquier mujer cuando quiera. Algo que apoya la percepción de las mujeres como parte del premio de la fama junto con el dinero o el reconocimiento.

5 comentarios

  1. Dice ser OjeteNui

    “Porque si no creemos a una chica que fue violada por cinco salvajes, aún cuando hay vídeos […]”

    Precísamente los vídeos demuestran que no hay violación, según los magistrados que SÍ los han visto. ¿Los has visto tú?

    16 mayo 2018 | 14:45

  2. Dice ser OjeteNui

    “Pero lo más importante: nos ha hecho reflexionar y hablar (y mucho). Marcar y señalar un comportamiento tan machista y prepotente como es utilizar la fama a través de las redes sociales para conseguir relaciones sexuales con gente que no conoces de nada.”

    ¿Prohibimos las relaciones esporádicas, entonces? ¿O sólo se las prohibimos a los famosos? ¿O sólo les permitimos ligar en bibliotecas? ¿O les prohibimos ligar directamente por ligar es machista?

    Nah, que se prohiba por ley el sexo antes del matrimonio.

    16 mayo 2018 | 14:56

  3. Dice ser Worldman

    Intentar ligar por internet es machista? Utilizar la fama para ligar es machista? Utilizar la belleza física para ligar es machista?….Conclusión, Ligar si eres hombre es machista, la única opción en consecuencia es esperar a que sea una chica la que se acerque, y previo contrato firmado de consentimiento expreso de acercamiento….estais fatal!

    16 mayo 2018 | 16:14

  4. Dice ser aloloco

    “Marcar y señalar un comportamiento tan machista y prepotente como es utilizar la fama a través de las redes sociales para conseguir relaciones sexuales con gente que no conoces de nada.”
    Dando por hecho que las mujeres famosas no utilizan su posición para conocer a hombres más jovenes/guapos, dando otra vez la imagen de la mujer como ser debil y de bondad genética….bochornoso artículo.

    16 mayo 2018 | 21:00

  5. Dice ser AZULMARINOCASINEGRO

    Artículo made in 20min.
    Sectario, misándrico por cualquier lado que se lea

    16 mayo 2018 | 22:56

Los comentarios están cerrados.