Entradas etiquetadas como ‘propósitos 2019’

Quiérete (mucho) más con estos propósitos ‘bodypositive’ para 2019

¿Cansada de los propósitos de siempre? ¿Nunca cumples lo de salir a correr por mucho que lo intentes cada año? ¿Dejaste de fumar en 2018 y no se te ocurre qué más puede ayudarte a cuidar tu salud?

PRETTY LITTLE THING

[Un momento… ¿Aún no me sigues en Twitter o Facebook?]

Para 2019 mi propuesta es la siguiente, proponte mejorar la relación contigo. ¡Tanto trabajar en tu regalo de la amiga invisible que se te pasa quién debería ser en realidad la persona más importante de tu vida!

  1. Tu mejor amiga eres tú. Sí, tal y como eres, con ese carácter que tu abuela dice que te va a costar quedarte soltera toda la vida (¿y cuál es el problema, yaya?). Con tus tacos, tus pedos cuando estás con la regla porque te hinchas como un globo o tus gafas de cerca. Sé amable contigo misma. Piensa siempre de ti en positivo.
  2. Este año hemos “aprendido”, o quizás desaprendido algunos estereotipos de belleza, gracias a varias campañas y reflexiones de influencers que no pasa nada por tener celulitis, granos o cicatrices. Pero ve más allá, no es que no pase nada, es que está bien y depende de ti verlo como algo bello.
  3. Cuídate. No solo echándote crema por las noches. Hazle la guerra a tus peores vicios: procura reducir el consumo de cerveza, de café, baja un poco el volumen de los cascos o deja de una vez el vicio de morderte las uñas. También puedes incluir el…
  4. Empezar a hacer deporte por y para ti misma, nada más. Emprende un camino en el fitness lejos de pesos y presiones estéticas, haz lo mejor para tu salud y tu bienestar. No tienes que ponerte a entrenar como si fueras a presentarte a los Crossfit Games, a lo mejor lo que va contigo es el Pilates o el golf.
  5. Cuidarte incluye cuidar tu estima. No solo se consigue pensando bien de una misma sino también, aunque duela, alejando a personas tóxicas de tu vida.
  6. No aguantes nada con lo que no te sientas cómoda. No tomes tanto en serio, especialmente a los bodyshamers. Ten siempre presente que nos encontramos en la era universal del odio anónimo por internet.
  7. Y hablando de internet, ¿vas a subir un selfie? Hazte fotos de cuerpo entero. No te escondas. Eres preciosa. La confianza que desprendes no se puede ‘photoshopear’ y eso es lo que le da calidad a tu Instagram.
  8. Pasar de Photoshop es algo que no comparten muchos usuarios que ves en la red social, pero ¿a quién le importa? ¿Crees que Rihanna se siente mal cuando hace scroll por la pantalla? No te compares con nadie. Todos los cuerpos son cuerpos estupendos.
  9. Compra ropa que te sirva y con la que te veas estupenda. Todo lo que tenías guardado para “cuando estuvieras más delgada”, dónala. No esperes tanto, tu vida es ahora. Atrévete con ese estilo que quieres llevar desde hace tiempo y que te gustaría probar.
  10. Pierde de una vez la vergüenza a comer o beber en público. No te justifiques. Si no quieres beber alcohol o has decidido romper con los procesados, vívelo tranquilamente. Y si te apetece meterle un bocado a un cruasán, hazlo sin cargo de conciencia. Disfruta la comida.

No eres unas piernas, unas tetas o una cara bonita. No eres solo la simpática o la lista. Eres un todo, no una serie de partes inconexas flotando por ahí. Valórate por ello. Pero aún mejor, quiérete como quieres a Netflix cuando sube de golpe Orange is the New Black.