La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Medio siglo después de morir el Tajo, los músicos de Toledo reivindican un río limpio

Desde hace medio siglo, los toledanos no pueden bañarse en el contaminado río Tajo.

El 19 de junio de 2022 se cumplirán cincuenta años de la prohibición oficial de bañarse en el río Tajo a su paso por Toledo. “Medio siglo de infamia”, según lo califica sin tapujos la Real Fundación de Toledo.

Esta ciudad y otras ribereñas como Talavera de la Reina se han convertido desde hace medio siglo en “la gran alcantarilla de Madrid“, critica la entidad. Tienen la culpa los vertidos sin depurar al Jarama, río que desemboca con toda su mierda en el Tajo aguas abajo de Aranjuez.

Para colmo de males, pocos años después de esta prohibición, la puesta en marcha del trasvase Tajo-Segura agravó el problema, pues merma hasta en un 65 % la llegada del agua limpia.

Hacía falta un aldabonazo para concienciar a la población de este grave problema ambiental. Y el mejor aldabonazo puede ser musical, como defiende la Real Fundación de Toledo. Con este espíritu reivindicativo nace “Música por el Tajo”, un proyecto de concienciación ecológico-cultural sobre el drama del río Tajo con motivo de los 50 años de la prohibición del baño a su paso por Toledo que, aún hoy, sigue vigente.

Prohibido bañarse en el río… desde hace 50 años

El 19 de junio de 1972 se publicó un bando municipal por el que, ante la gravísima situación de contaminación de las aguas del Tajo en la provincia de Toledo, se prohibía el baño en el río. En 2022 se cumplirán 50 años de este desastre medioambiental sin solución.

Música por el Tajo” es una campaña de micromecenazgo a la que se han sumado 20 grandes artistas y bandas de música vinculadas con Toledo, entre ellos Veintiuno, Julian Maeso o Ana Alcaide. En menos de un mes la propuesta se ha convertido en todo un éxito. El número de músicos participantes se eleva ya a 38 grupos. Y aún mejor, las aportaciones ciudadanas a la campaña han duplicado el objetivo inicial de recaudar 12.000 euros.

Gracias a tanta generosidad se editará un doble disco para denunciar y concienciar sobre la dramática situación del río Tajo a su paso por Toledo. Y el 19 de junio de 2022 se celebrará un gran festival con la participación de todos los grupos y artistas involucrados en el proyecto.

Toledanos bañándose hace más de 50 años en el Tajo a su paso por Toledo

Grave problema ambiental

La grave contaminación del Tajo a lo largo de cinco décadas ha provocado la drástica disminución o desaparición de prácticamente todas las especies autóctonas de peces, mamíferos, anfibios y moluscos autóctonos en buena parte del río.

Del mismo modo, han desaparecido multitud de oficios ligados al río, se han perdido todos sus aprovechamientos culturales y de ocio, se ha degradado el paisaje cultural ligado al río y se ha generado una enorme fractura entre la ciudadanía y el Tajo, pese a que el río fue el origen de la ciudad de Toledo y de otras muchas ciudades ribereñas como Aranjuez o Talavera de la Reina.

Es necesario visibilizar el problema

El drama ambiental (y cultural e histórico) de la contaminación del Tajo es poco conocido más allá de Toledo. En Madrid, pese a formar parte del problema y ser casi 7 millones de habitantes de la cuenca del Tajo, la ciudadanía no conoce esta aberración ecológica impensable en cualquier otro país de Europa. En el resto de España y en Europa, el drama del Tajo es aún un gran desconocido.

La Real Fundación de Toledo es una institución sin ánimo de lucro que lleva más de 30 años volcada en la defensa del patrimonio y la cultura de Toledo. En estos años, el río Tajo ha sido una de sus principales líneas de actuación, desarrollando numerosos actos, grupos de trabajo, conferencias y actividades ligadas al río.

Ahora quieren dar un nuevo impulso a esta defensa de un modo original, la música, y contando con la participación y movilización de la ciudadanía.

Música por un río vivo

La grabación de un disco promovido por la Real Fundación de Toledo por la vía del micromecenazgo propone implicar a la sociedad y a los músicos toledanos en la defensa del río Tajo. Un disco en el que cada grupo o cada artista aportará una canción que les salga del alma. Cada uno en su estilo musical, lo que dará una riqueza y diversidad preciosa al disco, mostrando en su canción sus sentimientos ante la situación del Tajo cincuenta años después de que lo mataran las malas prácticas, promovidas y consentidas por todos los gobiernos desde entonces.

El mundo de la cultura en Toledo, en este caso más concretamente los músicos y grupos musicales, se ha implicado en un proyecto que sus promotores califican de “bonito, relevante y útil“. Algo así como un “que al menos por nosotros no quede”, un ejemplo motivador que haga ver que si toda la sociedad en sus diferentes ámbitos hubiese practicado esa actitud en las décadas pasadas se podría haber revertido la situación mucho antes.

El dinero recaudado se destinará a la grabación de las canciones, la edición del disco y la organización del festival de presentación en junio de 2022. Siempre con el objetivo de concienciar a la sociedad de la degradación del río Tajo y la necesidad de revertir esta situación.

Si quieres echar una mano, seas o no de Toledo, apoya el micromecenazgo “Música por el Tajo“.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Los comentarios están cerrados.