Entradas etiquetadas como ‘moda 2018’

Monocolor: la tendencia perfecta para cuando no sabes qué ponerte

Es lunes, y eso significa que hasta el viernes, experimentaré cada día la crisis existencial de “no tengo nada que ponerme”.

& Other Stories

[Un momento… ¿Aún no me sigues en Twitter o Facebook?]

No es por nada en concreto, pero a veces llego a un punto de mi relación con el armario en el que ambos estamos como cansados, sin ganas el uno del otro, desmotivados.

Y como en toda relación, de esas que merecen la pena, hay que trabajar por hacer que funcione buscándole una solución a nuestro cansancio.

Así que para el dramático momento en el que mi armario me inspira menos que el gotelé blanco de la pared, está la tendencia monocolor.

Esta tendencia es un filón, mejor que cuando tu prima mayor hacía limpieza de armario y llegaba a casa con una bolsa de ropa nueva para ti.

Al igual que en las pasarelas de Tommy Hilfiger o Versace, donde realmente ha triunfado la idea de vestir usando un solo color o estampado de la cabeza a los pies ha sido en el street style, ya que las it girls se han apuntado a la ley del mínimo esfuerzo estilístico con esta idea.

El look monocolor, como su propio nombre indica, consiste en escoger un tono de tu armario y vestir todas las prendas de la misma tonalidad incluyendo, si tienes, incluso accesorios y complementos.

Vale que no todas tenemos una extensa variedad de camisetas y pantalones en azul cerúleo, naranja albaricoque o crema café con leche cósmico (sí, ese color existe), por lo que son, de hecho, los conjuntos enteramente en marrón o negro, los más fáciles de llevar ya que todas tenemos ropa de ese color en el armario.

Además, al ser oscuros vienen que ni pintados para los meses de frío, ya que son las tonalidades que más llevamos estos meses.

Un arnés de BDSM como accesorio, mi último descubrimiento

Las personas nacemos con habilidades curiosas totalmente infravaloradas. Mi padre, por ejemplo, tiene el extraño talento de saber la hora que es sin necesidad de mirar ningún reloj y el raro arte de uno de mis mejores amigos, y perdonad que me ponga escatológica, es hacer caca sin olor, algo que su mujer agradece enormemente.

Intento posar natural pero no hay manera.

La mía es la de encontrarle a cualquier cosa un uso dentro de la vestimenta. Un saco de paracaidista como bolso, una gorra de marinero de un disfraz a modo de sombrero o ropa de pijama para salir a la calle son algunas cosas que uso diariamente.

De hecho incluso el cinturón de seguridad de los aviones fue una de mis fijaciones más recientes.

[Un momento… ¿Aún no me sigues en Twitter o Facebook?]

Pero mi última revelación vino de un mundo todavía más extraño que la aeronáutica, el erotismo. Una vez, observando páginas de BDSM por pura casualidad, surgió la loca idea de vestir los accesorios de la disciplina sexual.

Así que, como buena aficionada que soy a sacar las cosas de su contexto, me he decidido a coger las piezas hasta ahora exclusivas del BDSM y darles otro uso que también me atrae, como accesorios de moda para darle un toque cañero a mis estilismos.

Ya que Madonna inició hace cuarenta años la moda de llevar la lencería por fuera y que continua todavía vigente gracias a Moschino, por ejemplo, que para este otoño presentó en la pasarela masculina una propuesta ligada al látex, los arneses y las máscaras convirtiendo en alta moda de lujo el BDSM.

Y como está muy bien lo de utilizar complementos de cuero en la cama, pero está todavía mejor añadirlos al armario y poder llevarlos diariamente, no necesitas la camisa de 500 dólares de la firma italiana con los tirantes de cuero cosidos, ya que puedes encontrar arneses en tiendas como Bijoux Indiscrets, Artesanía BDSM o en tu sex shop de confianza.

Integrarlo con el resto de tu armario es tan sencillo como ponértelo por encima independientemente de lo que llevas puesto. Aunque a mí, personalmente, me encanta acompañando estilismos más naïf o inocentes, ya que rompen con la estética inocente y ponen el contrapunto rebelde y bizarro de Miley Cyrus después de dejar Disney Channel.

De hecho este fin de semana llevé un arnés superpuesto por encima de un vestido de cuadros para romper con el rollo colegiala. Sobre camisas XL a modo de vestido o por encima de un jersey o sudadera lisa le darás un toque rockero a la prenda, así que es un complemento perfecto para darle una segunda vida (una segunda vida con mucho más estilo, también hay que decirlo) a esos básicos que tienes en el armario.

¿Qué son los botines efecto calcetín y por qué necesitas hacerte con un par?

Cada temporada inicio una nueva relación con, por lo menos, un par de zapatos nuevos. Y este otoño, lo tuve fácil teniendo en cuenta lo que venía como tendencia en la sección de calzado.

PUBLIC DESIRE FACEBOOK

[Un momento… ¿Aún no me sigues en Twitter o Facebook?]

Ni zapatillas extra grandes de padre de 1990 ni stilettos transparentes efecto PVC de los que te cuecen los pies y dejan el plástico lleno de gotitas como si fuera un invernadero de Almería.

Yo quería los botines efecto calcetín, esos que son con tacón alto, terminados en punta y cuya caña, en vez de ser de piel, es de algodón o algún tejido elástico que se adapta a la forma de tu tobillo como si realmente llevaras unos calcetines.

Además de habérselos visto puestos a varias celebridades y entrar en la espiral del culo veo, culo quiero, cuando tuve la oportunidad de probármelos en mi tienda de fast fashion de confianza, me di cuenta de que eran una buena inversión por varios motivos.

En primer lugar puede que no protejan de la lluvia lo más mínimo (de todas formas estando en Madrid no es algo que me preocupe demasiado ya que llueve de Pascuas a Ramos), pero abrigan un rato. Al quedar por encima del tobillo cubren esa zona que todos los vaqueros de ahora parecen resistirse a cubrir.

BERSHKA/ZARA

Al ser tan ajustados, se amoldan perfectamente a la forma de tu pie, siempre y cuando los cojas de tu talla, claro, y puedes experimentar una sujeción perfecta que te permite subir y bajar escaleras con seguridad, sin el miedo de partirte el cráneo que suele acompañar a subirse a unos tacones.

Pero es que además de ser favorecedores y sentarnos bien a todas, independientemente de tu figura solo necesitas tener pies para lucirlos, son un zapato todoterreno que combina con lo que te apetezca del armario.

Lo mismo te sirven para la Confirmación de tu prima pequeña como para un estilismo informal de excursión con tus amigos a Toledo (otra cosa es que vayáis a andar mucho, en cuyo caso mejor déjalos en casa), pero en resumen, los puedes mezclar con lo que quieras.

Los gorros y sombreros para vestir con estilo (y sin pasar frío) los próximos meses

Los sombreros y gorras son al armario lo que la mermelada de fresa a una tarta Sacher. De hecho, si eres especialmente aficionada a este tipo de complementos, como yo, tendrás en tu habitación varios sombreros de ala ancha, que son los que se llevaban estos años.

[Un momento… ¿Aún no me sigues en Twitter o Facebook?]

Yo misma de paseo por Barcelona.

Pero la pasarela, más caprichosa que tu yo de ocho años en el Toys “R” Us, tienes otros planes y ya te adelanto que sus propuestas no coinciden con las que ya tienes en casa.

Para esta temporada, despídete de los fedora, esos sombreros maravillosos que conseguían que salieras a la calle en días de lluvia sin que se te borrara el eyeliner por el agua gracias a su ala.

Si no te ves preparada para hacer borrón y cuenta nueva y romper con tus accesorios del año pasado, que no cunda el pánico, puedes darle una segunda vida al clásico beanie, ese gorro de lana que se lleva ligeramente arrugados y que no ha faltado en las colecciones de Dolce & Gabbana o Michael Kors.

Aunque los diseños de sombreros han cambiado. Hemos pasado a modelos de corte masculino. De hecho, es probable que en algún momento de tus sesiones de scroll por Instagram, también te encuentres con gorros de estilo militar, que no se resisten algunas influencers del street style.

Mis estilismos de hacer turismo siempre incluyen zapatillas pero están libres de aceite de palma.

¿El mejor lugar para encontrarlos? Cualquier tienda de segunda mano en Inglaterra. Aunque si te pilla muy a desmano (por aquello de que todavía no llega la línea de metro), siempre puedes ir a Malasaña o a la Riera Baixa.

En la categoría de gorras con visera, hay un modelo que se ha impuesto por encima de los demás, las gorras baker boy que son el nuevo it hat. A la gorra marinera en color negro no se han resistido Chiara Ferragni, Dulceida, Aimee Song o yo misma, que aproveché el puente de Todos los Santos para hacer una escapada a Barcelona y estrenar mi gorra de Headict (la que llevo es la marinera).

Todas las amantes de la moda y las tendecias aprobamos el uso de este sombrero en todos tus estilismos independientemente de si llevas falda, pantalón, zapatillas de cordones o tacón, así que si buscas un modelo seguro, opta por el baker boy.

Prada, por otro lado, ha sido la responsable de hacer un sombrero que nadie imaginaba en otro de los diseños más buscados: el gorro de pescador. ¿Lo mejor? Tu madre, o por lo menos la mía, tiene uno para la lluvia exactamente igual al de la Linea Rossa de la firma italiana, con la diferencia de que no te cuesta cien euros y te protege igual de la lluvia.

Llevar las botas rancheras y no parecer salida de un ‘western’ es posible

De pequeña me encantaban las películas del Oeste. Tengo recuerdos de mis veranos en Galicia sentada al lado de mi abuelo, después de pasar la mañana en la playa, viendo juntos alguna de John Wayne.

JEFFREY CAMPBELL ESPAÑA

[Un momento… ¿Aún no me sigues en Instagram, Twitter o Facebook?]

Con esa experiencia en mis primeros años de vida era lógico que ahora que se han puesto de moda las botas cowboy me vengan reminiscencias de cuando aparecían en escena los protagonistas llevando las rancheras.

Sin embargo, eso no quiere decir que solo puedas ponerte el calzado de la temporada con unos pantalones vaqueros, una camisa desabrochada y un sombrero de rodeo mientras esperas a que se cruce en tu camino al metro un estepicursor (las bolas rodantes que cruzan los caminos del Salvaje Oeste).

Existen infinitas combinaciones que no te hacen parecer como que te acabas de bajar del caballo y que son ideales para que vistas en tu día a día sin necesidad de preocuparte por la interrupción de pieles rojas.

Vestidos o camisas largas son la opción más apañada. Añade las botas, el bolso en el que te entra el portátil y los apuntes y fuera. Que si hace fresco puedes sumar una cazadora vaquera, ya que sigue la temática pero no te hace parecer que vas disfrazada.

View this post on Instagram

Cowboy girl #NYC 🇺🇸🗽

A post shared by Teresa Andrés Gonzalvo (@teresaandresgonzalvo) on

View this post on Instagram

on my way to @nobitalai 🦕

A post shared by A Y L I N (@aylin_koenig) on

Las más estilosas de Internet (no solo lo digo yo, sus miles de seguidores comparten mi opinión) han encontrado en las botas rancheras con americana su combinación favorita llegando incluso a desbancar a la tostada de aguacate con chía o incluso al filtro de Kylie Jenner de Instagram.

Puedes llevar el blazer por encima de los hombros o a juego con la parte de abajo llevando un traje de chaqueta y pantalón. Lo imprescindible es que las botas sean las protagonistas.

View this post on Instagram

Milano bound 🇮🇹 #MFW

A post shared by Alex Rivière (@ariviere) on

Ahora confiesa, querida adicta a la moda, ¿te unirás a la tendencia?

Cuatro consejos para vestir en el entretiempo (y no morir en el intento)

Estamos en ese breve momento del año en el que sales de casa y hace un frío digno del vuelo del grajo, llegas al metro y te asas de calor.

URBAN OUTFITTERS

[Un momento… ¿Aún no me sigues en Instagram, Twitter o Facebook?]

Después te quedas fría en la oficina porque todos tenemos a un compañero que siempre pide encender el aire acondicionado y vuelves a casa sudando con un sol que más que propio de las 6 de la tarde parece del mediodía, pero en Benidorm y en julio.

Lógicamente con los cambios de temperaturas no sabemos cómo salir de casa. El armario está tan confuso que se hiere a sí mismo por lo que hay una serie de claves que puedes tener en cuenta a la hora de enfrentarte al entretiempo y no coger un resfriado en el intento.

En primer lugar ponte capas. Además tu madre me apoya firmemente en esto. Es el momento de empezar a combinar, uno tras otro, diferentes estratos de tu armario en tu cuerpo.

Según vaya avanzando el día puedes ir quitándote unas u otras pero resulta muy práctico que aproveches a usar esas chaquetas finas que en verano te sobran y en invierno no te sirven ni de adorno, por ejemplo, las cazadoras vaqueras.

View this post on Instagram

@georgia.pendlebury #lfw

A post shared by STYLE DU MONDE (@styledumonde) on

Saca el neón del armario, algo tienes. Úsalo. Es una tendencia que ha venido con fuerza desde los años 90 y que viene genial para contrarrestar la pereza que te da que ya te hayan mandado dos trabajos de grupo. Es también un antídoto genial a la pena que te da despedirte de las tardes de terraceo.

Prueba los clásicos otoñales y no estoy hablando de los nuevos cafés del Starbucks con motivo de Halloween. Las prendas de otoño, hablemos claro, son las mejores de todo el año.

Las llevas viendo con deseo desde las rebajas de verano y es una ropa que no tiene ni punto de comparación con la del resto de estaciones.

Saca las americanas, el jersey de cuello alto, las prendas naranjas, la falda de lana y disfruta de que puedes retomar (por fin) la relación con las botas, que aunque las conseguiste estirar hasta mayo porque te resistías a dejarlas, en estos meses las has echado mucho de menos.

View this post on Instagram

Trend alert: neon 🎾 #modebloggxtrends

A post shared by Fashion Inspiration (@modeblogg) on

Y si tienes ganas de dejarte llevar por la moda más atrevida, combina sandalias y calcetines: parece una broma pero no lo es. Quizás el estilo que llevan los turistas cuando vienen a hacer vacaciones a España te pareciera algo hortera, pero desde hace un par de temporadas es tendencia y además ideal para estos días de cambios.

En función de la previsión meteorológica elige el grosor de tu calcetín y conseguirás unos pies abrigados (y estilosos) a prueba de viruje.

Las prendas de la nueva colección de Balenciaga que te puedes hacer en casa

No se puede intentar entender la moda de Balenciaga sin conocer un poco a Demna Gvasalia. Es como si quisiéramos describir el sabor de un helado de pistacho sin haberlo probado previamente. El diseñador que se encuentra detrás de la dirección creativa de Balenciaga ha hecho de todo, literalmente.

BALENCIAGA

[Un momento… ¿Aún no me sigues en Instagram, Twitter o Facebook?]

Atrás ha quedado el concepto que tenía Cristóbal Balenciaga cuando fundó la firma. Desde que llegó el diseñador georgiano lo feo se ha convertido en el nuevo negro.

Por tanto, ya que la firma es la meca de la irreverencia estilística, me veo en la obligación de compartir algunas de sus obras más alternativas para este otoño (y que te puedes hacer por tus medios).

BALENCIAGA

Por ejemplo la chaqueta denim con costura a la mitad, algo que con un poco de maña podemos imitar en casa si tenemos máquina de coser que resista el tejido vaquero (asegúrate de ello antes de destrozarla).

Una pieza que se puede combinar fácilmente con el top con guantes, que es muy apañado para las ocasiones en las que los de tu universidad no ponen la calefacción y te toca escribir con la mano congelada la práctica de Sociología.

BALENCIAGA

Las prendas de abrigo se convirten en algo tan grande que si vuelas con eso puesto en Ryanair seguramente te apliquen algún tipo de cargo por peso y por las dimensiones, ya que casi ocupan el asiento de la persona de al lado.

Por otro lado, la prenda de abrigo de bufanda con capucha me parece un invento fantástico. Creo que a todas nos ha llegado el dilema de un día de otoño de esos frescos en los que empieza a llover y no sabes si taparte la garganta porque hace frío o taparte el pelo porque si te mojas la cabeza te terminarás resfriando igualmente. Esta combinación lo soluciona y puedes ahorrarte los 495 euros cosiendo en tu casa ambas prendas.

BALENCIAGA

En Balenciaga cortan, cosen, pegan y repegan pero no tiran nada. Todos los retales pueden servir para crear otra cosa más adelante, como el ejemplo de las camisas o los vestidos. Ya nos enseñaron que, si tienes una prenda que no usas, puedes coserle otra encima y tener algo totalmente nuevo y alternativo.

BALENCIAGA

Por último, los accesorios, algo muy importante dentro de la casa ya que hablamos de los que hicieron negocio vendiendo una bolsa idéntica a la de Ikea. Hagamos juntas memoria.

¿Recuerdas el cajón de tu cuarto en el que guardas los tropecientos llaveros de la Torre Eiffel que te trae alguien de regalo cada vez que va a París (sí parece que es el único souvenir que te venden)?

Pues es el momento de recuperarlos y colgarlos de la cadena de un bolso así como el resto de souvenirs cutres que tengas por casa para hacerte un bolso como el de la firma. La diferencia es que de 1.390 euros que cuesta el modelo de Balenciaga, el tuyo te saldrá por menos de 50.

Y para terminar, muy en la línea de hacer moda de objetos cotidianos: los pendientes imperdibles XL. No te pierda la oportunidad de utilizar el elemento del escritorio para usarlo como accesorio y sin tener que gastarte los 350 euros que cuestan en la tienda. Eso sí, a ver cómo le explicas a tu jefa que es tendencia cuando te vea llegar con material de oficina por encima al trabajo.