Entradas etiquetadas como ‘nueva coleccion’

El día que a Dior se le tendría que haber caído la cara de vergüenza

Artistas del mundo de la música, literatura o artes pictóricas han tomado nota y traducido lo que les rodeaba en arte. De la misma manera los diseñadores de las grandes casas siempre han bebido de referencias externas como fuentes de ideas.

[Un momento… ¿aún no me sigues en Instagram, Twitter o Facebook?]

DIOR/BIHOR COUTURE

Un ejemplo claro es John Galliano y su inspiración por el teatro o, más a mano por cercanía, Palomo Spain y sus mangas abullonadas que bien podría haber usado Shakespeare.

Pero hay una gran diferencia entre “inspirarse en” y “copiarse de”. Algo que ya nos aclararon en el colegio cuando teníamos que entregar aquellos trabajos comentando el libro de turno y Wikipedia resultaba la más fuerte de las tentaciones.

Por lo visto, en Dior, no era algo que les preocupara especialmente. Lo que la casa francesa ha hecho ha sido un “copiar y pegar” en toda regla, de esos que llegaban a descubrirnos por lo descarados que resultaban (¿por qué no admitirlo?) en el colegio o la Universidad.

La diferencia es que, en nuestro caso, estaba penado. El trabajo o el examen era automáticamente invalidado, ya que se habían usado los conocimientos de otra persona. Esto servía para varias cosas: no solo se respetaba el trabajo original sino que se enseñaba al culpable a desarrollar herramientas para ser capaz de realizar este tipo de tareas lo que hacía que aprendieras.

En el caso de presentación de la nueva línea de otoño de la maison, se ha encontrado no ya un parecido, sino prácticamente, clones desvergonzados de prendas de Bihor, una comunidad que se enorgullece de las prendas que realizan artesanos de la tradición rumana. La única diferencia que ha añadido la firma ha sido la de multiplicar sus precios hasta llegar a las cinco cifras, la verdadera aportación de Dior y muy en su línea: los desorbitados precios.

Me gustaría que pasara algo parecido a lo que viví durante mis años en el colegio, que quedara al descubierto la incapacidad creativa de una marca respecto a una colección concreta, que el proyecto presentado fuera invalidado y le tocara repetirlo, como nos exigían hacer a nosotros.

No ya solo para respetar la cultura de la que se han apropiado sin permiso y de manera insolente al no reconocer la autoría, sino para que las marcas sigan esforzándose y dando trabajo a creativos diseñadores que están ahí fuera esperando su oportunidad de aportar algo a la industria de la vestimenta. Personas que, después de carreras, cursos y másteres en escuelas privadas, lo más cerca que les llevan de una gran firma es a coser botones antes de un desfile (y gratis, claro).

Las otras soluciones, alternativas sin duda, que buscan la compensación económica o la citación a la fuente de inspiración, me saben a poco. Pero, por lo pronto, “Al César lo que es del César” dice el refrán. En este caso “A Rumanía lo que es de Rumanía”, o en otras palabras, el reconocimiento, el beneficio y la disculpa por parte de los ‘plagiaDIORes’.

Kendall y Kylie te harán sudar la gota gorda con su colección para este verano

(Advertencia: Para lucir esta colección no son obligatorios los implantes de pecho o el relleno de labios)

Si fuera la publicista troll de la nueva colección de Kendal&Kylie posiblemente mi eslogan sería algo tipo “La colección veraniega que te abrasará la entrepierna” o “El látex para el verano hace que me sude el ano“.

KENDALL-KYLIE.COM

Porque las hermanísimas han elegido ese tejido como estrella de su colección. Si ya de por sí en verano cualquier cosa a la mínima que haga un poco de calor ya se convierte en pegajosa, ¿os imagináis lo que sería encima llevar ropa de látex? ¿No quieres caldo? Pues toma dos tazas, tazón, plato sopero y la olla.

Independientemente de la dudosa elección de tejido, el resto de la colección se compone, entre otras prendas, de botines y botas por encima de la rodilla, ambas propuestas muy útiles para no dejar ventilar el pie en absoluto y sacarlo del zapato más mojado que una mozzarella.

Además también encontramos mensajes totalmente nuevos y alternativos con un claro trasfondo filosófico como es “Fire. Shit is lit” que en el idioma de Cervantes viene a decir “Fuego. La mierda es alucinante” o el número de teléfono de Kendall y Kylie. Lo típico, vamos. Para cuando te aburras en casa y te apetezca dar un voltio, las mandes un WhatsApp para ver si te sacan de paseo en su helicóptero.

KENDALL-KYLIE.COM

KENDALL-KYLIE.COM

Yo intenté llamar a Kylie esta mañana para ver qué se contaba del sarao de anoche pero no sé por qué me salía que ese número no podía recibir llamadas. ¿Para qué lo ponéis en la camiseta entonces si está mal? Ay…

Para esas noches que hace fresquillo pero quieres ir igualmente bien vestida tienes las camisetas en manga larga, vestidos con agujeros, bodies… Todo en una amplia gama cromática de solo dos colores: naranja y negro. Muy combinables con todo nuestro armario, especialmente el naranja (ah, no, que no combina con nada en absoluto).

En fin, que si quieres hacer aún más asquerosamente ricas a las Jenner prepara los 65 y 400 dólares que te cuestan las prendas de la colección (a no ser que te lleves la funda de Iphone o las medias de rejilla que solo valen 20).

La nueva colección unisex de H&M: copiando a Zara con un año de retraso

Parece ser que el meteórico fracaso de Zara presentando la primera colección Ungendered en España no ha amedrentado a H&M a la hora de seguir sus pasos con United Denim.

Si la niña de los ojos de Inditex sacó una colección chandalera, simplona y poco favorecedora basada en el algodón (camisetas, pantalones…), H&M ha hecho lo mismo pero con otro tejido como protagonista: el denim.

H&M

Camisas vaqueras hasta las rodillas, cazadoras, pantalones rectos y petos para él y para ella. Vaya, qué innovador todo, ¡cuánta originalidad! ¿Eso es lo que se considera ‘unisex’? ¿Poder llevar los mismos pantalones vaqueros?

No veo una ruptura de la barrera ni un paso más allá en la industria de la moda pensado especialmente para aquellos que no se consideran pertenecientes a un género o a otro. Veo poco esfuerzo y mucho marketing en una maniobra hábilmente pensada para seguir vendiendo ropa y, ya de paso, crear una buena reputación basada en una supuesta apertura de miras del negocio.

Para mí una verdadera colección unisex debería incluir una falda, un vestido, unos calzoncillos, una pajarita… Prendas que, por lo general, tenemos asociadas a uno de los dos géneros para ser llevadas por ambos, no coger una prenda que ya llevamos y en vez de hacer la distinción, de ponerla en una parte de la tienda o en otra, en función de si es para él o para ella, compartirlas.

Las 6 prendas que serán los básicos de la nueva temporada

Sí, tú también la has visto. No disimules que en rebajas has caído y terminaste comprando alguna cosita de los percheros de la nueva colección.

A mediados de agosto no podemos negar lo evidente. Ya nos lo decía Jon Snow: “Winter is coming” y por mucho que disfrutemos en la playa o en la piscina debemos empezar a pensar en lo que viene. Y lo que viene es una temporada otoñal cargada.

Si bien es verdad que no trae muchas novedades, viviremos un otoño 2016 en el que Harry Potter y las prendas icónicas vuelven y tendencias que aparecieron el año pasado se reafirman, lo cual es una buena noticia ya que casi todas guardamos alguna de estas en el armario:

El body no se queda en el buen tiempo sino que viene con nosotros, con manga, eso sí, para no morirnos de frío y dispuesto a aderezar faldas y vaqueros.

TALLY WEIJL

TALLY WEIJL

La línea de cortar las camisetas al cuello sigue a lo largo del año y lo veremos este invierno alto y de forma redonda.

TALLY WEIJL

TALLY WEIJL

Las perneras de los petos crecen y serán otra prenda que continuará con nosotras una vez finalizado el estío. Para sacarlo en los días más fríos, un jersey de manga larga será la mejor alternativa a las camisetas.

JENNYFER

JENNYFER

El retorno más triunfal es, sin duda alguna, el de la bomber. Los cambios que trae son complementos como las pegatinas, flores o bordados que le dan un toque más informal.

jennyfer2

En 2015 llegó el lurex y no terminó de convencernos. ¿Me lo pongo con zapatillas y sudadera? ¿Es para llevar con tacones? Este año tendrá otra oportunidad y será uno de los tejidos estrella para el día y la noche.

La novedad del año es la apuesta por otro tejido que puede darnos más de un quebradero de cabeza: el tul. Sí, ese de las faldas de bailarina de cuando eras pequeña. 

Lo veremos como aplique en camisetas, faldas e incluso como protagonista de la prenda.

It's time for tulle! This is #newin #aw16 #trf Ref: 0881/282

A photo posted by ZARA Official (@zara) on

Mi consejo es que antes de que te líes a comprar, rebusques bien en el armario (o en el de tu madre o abuela en su defecto) porque seguro que alguna prenda reutilizable encuentras.

Las 10 cosas típicas que padeces cuando vas de rebajas

1.Todos somos unas personas educadas, corteses y tranquilas hasta que llegan las rebajas y sacamos al Balrog que llevamos dentro mientras la dependienta del probador nos mira las 14 prendas que llevamos en el carro y no nos las deja pasar.

Apenas unos días antes de ese momento tienes fichados todos los modelitos, zapatos y bolsos que van a formar parte de tu armario. “¡Esta vez sí!” piensas orgullosa.

2.Después de contar cada segundo, por fin llegan las 12 y corres como una loca a tu portátil/tablet/móvil a comprar desde las apps o páginas web de la tienda de rigor. Has liado a tu novio, a tu madre y al vecino de abajo que también esta dándole a ‘Actualizar’ para ver si consigues esos botines rebajados. Tu salón, más que un salón, parece el centro de operaciones de Microsoft. Pero después de una hora dándole infructuosamente al botoncito, mientras fantaseabas con lanzar el ordenador al suelo y prenderle fuego, vuelcas tus esperanzas en ir de compras al día siguiente.

3.Lo malo es que las rebajas son como la Segunda Guerra Mundial, y tú eres Polonia, constantemente saqueada, pisoteada y arrasada por las señoras que solo salen en esas fechas ( y en la cabalgata de reyes). La batalla del Abismo de Helm es más organizada que la jauría que se monta y tienes que contener tus ganas de pegar un par de tiros al aire para que se calme el alboroto.

4.La ropa que estaba anoche HA DESAPARECIDO y en su lugar hay miles de ‘prendas de rebajas’ que son las típicas camisetas de manga larga y chaquetas de punto en todos los colores que te puedas imaginar, desde el verde menta al rosa chicle, es decir, colores que nunca en la vida vas a combinar.

5.Todo forma parte de la trampa para que te fijes en la increíblemente-bella-pero-extremadamente-inasequible Nueva Colección (de la que acabarás comprando algo quieras o no).

6.Nunca hay tu talla. En un momento de agudeza descubres la prenda que te probaste ayer. Feliz, corres hacia ella apartando a señoras a tu paso mientras la aferras. Pero es talla XS. ¡Joder! ¿Como que una XS? ¡¿Pero esta talla existe?! Tomas aire, y recuerdas que justo te acabas de apuntar al gimnasio por lo que seguramente, te acabará sirviendo.

7. Pero miras la etiqueta y solo esta rebajada un 20%. Eso sí, la ropa más fea esta al 50. ¿Y qué haces tú con un 20% de descuento? ¡Oh gracias, señores de Blanco! Gracias por quitarme dos euros de la camiseta. Voy a comprar acciones de Telefónica con el dineral que me estoy ahorrando.

8. Pero aún así no puedes permitirte soltarla. De hecho, no debes bajar la guardia ni un segundo, ha habido mujeres a las que les han robado los propios zapatos mientras se estaban probando un par de la tienda.

9.Ni Test de Cooper ni leches. Las rebajas son el mejor medidor para conocer nuestra resistencia: colas interminables, gente desagradable, percheros que ponen “Desde 3.99” y, tras media hora yendo prenda por prenda, la prenda a 3.99 no existe… Solo sobreviven los más fuertes, las rebajas son la prueba de la teoría darwiniana de la selección natural.

10. Nunca te vas contenta. Acabas con la sensación de que has gastado mucho, de que has comprado poco y encima esa talla XS jamás te va a entrar y la chaqueta de punto la sacarás un día a la calle y luego formará parte de las prendas de andar por casa. Pero no desesperes, en verano vuelve a haber rebajas.