Entradas etiquetadas como ‘imola’

El alonsista Ricciardo también admite que Alonso le ayudó a lograr el podio en Imola

Daniel Ricciardo, en el podio de Imola (Foto: EP).

Cuando hace 15 días aseguré en este blog que la mano de Fernando Alonso estaba detrás del primer podio de Renault, la cuadrilla antialonsera entró en una especie de ‘shock’ y tuve que escuchar todo tipo de críticas. Y eso que había sido el propio Esteban Ocon quien lo había explicado muy claramente.

Pero la realidad es tozuda y si alguno de esos antialonsistas sigue empeñado en que todo es un invento mío, ahora tiene la oportunidad de entrar en razón escuchando las palabras de Daniel Ricciardo, que ha venido a decir lo mismo que ya dijo Ocon en su momento. Esto dice el australiano, tal y como recoge Eurosport, sobre la carrera de Imola, donde firmó el segundo podio del equipo francés:

“Fernando ha estado trabajando con el equipo, estuvo con mis ingenieros y participó en los informes y los briefings previos al fin de semana. De hecho, fue muy útil que nos escuchara y nos diera su parecer sobre lo que estábamos planeando porque él había pilotado aquí antes… era un circuito desconocido para nosotros, así que tener su opinión fue bastante bueno para nosotros”

Como podéis comprobar, Alonso no solo está trabajando con el simulador del equipo en Enstone, algo fundamental en el desarrollo del monoplaza, sino que además ayudó con los reglajes el pasado fin de semana en Imola, un circuito inédito en el Mundial desde hacía 14 años.

Su visita a ese circuito no fue, por lo tanto, una casualidad, sino que entraba dentro de los planes de Renault que confiaba en el criterio del asturiano para ajustar reglajes y carga aerodinámica.

Quiero recordar que Alonso ganó en Imola en 2005 una carrera histórica en la que dio una clase magistral de defensa de la posición frente al entonces rey de la Fórmula 1, Michael Schumacher. Fernando resistió más de diez vueltas con el kaiser pegado al alerón trasero de su Renault y no permitió que el Ferrari, más rápido, le adelantara. Aquí podéis ver imágenes de aquel mítico GP de San Marino, con la narración de Antonio Lobato:

Esa importante experiencia en Imola ha sido, sin duda, de gran ayuda para el equipo Renault, que logró un sorprendente podio en el circuito italiano.

PD. Supongo que Ricciardo es otro antialonsista acérrimo y por eso dice esas cosas…

El gran farol de Hamilton en Imola que nadie se cree

Lewis Hamilton, en el podio de Imola (Foto: EP).

El día que Mercedes conquistó su séptimo Mundial de Constructores consecutivo, Lewis Hamilton quiso restarle protagonismo al equipo y convertirse, una vez más, en el centro de la atención mediática. No hay nada que le guste más que eso.

Lo consiguió lanzando al aire un globo sonda que solo los más ingenuos pueden comprar, pues dejó en el aire su continuidad en la Fórmula 1 la próxima temporada:

“Ni siquiera yo sé si estaré aquí la próxima temporada. No hay ninguna garantía de ello”

Podríamos decir que Hamilton hizo un Cristiano Ronaldo, que también dejó en el aire su futuro en un momento poco oportuno, justo cuando el Real Madrid acababa de ganar la Champions y era un momento de celebración.

Pero aunque en el caso del portugués había algo de razón en sus palabras, a las de Hamilton no les doy ningún crédito. El piloto inglés está en plena negociación de su renovación de contrato con Mercedes y con esas palabras solo intenta rascar una mejora de sueldo ya que, en plena crisis sanitaria, todos los contratos se están negociando a la baja.

Sin embargo, Mercedes tiene la sartén por el mango y sabe perfectamente que Hamilton seguiría corriendo para ellos en 2021 aunque fuera pagando. La razón no es otra que la de tener un coche ganador que puede darle su octavo título mundial la próxima temporada, lo que convertiría a Lewis en una leyenda de la Fórmula 1, superando todos los récords de Michael Schumacher, al que igualará esta temporada.

PD. Puede ser que Hamilton empiece a estar cansado de la F1 y quizás sí podría replantearse su futuro en 2022, pero no antes de ganar su octavo título.

Newey admite errores en el Williams que le costó la vida a Senna

Foto: Efe

Foto: Efe

El circuito de Imola ha rendido hoy un emotivo homenaje a Ayrton Senna, fallecido en ese escenario hace 20 años en la fatídica curva de Tamburello.

Fernando Alonso ha sido uno de los pilotos que ha asistido a ese homenaje y ha dedicado unas palabras al genial piloto brasileño:

“Siempre luchó hasta el final. Por eso se ganó el respeto de todos y se convirtió en leyenda. La seguridad que tenemos ahora en la Fórmula 1 es gracias a su legado”

La trágica muerte de Senna fue un duro golpe para la Fórmula 1 y especialmente para el actual director técnico de Red Bull, Adrian Newey, que fue, junto a Patrick Head, el diseñador de aquel monoplaza Williams FW16 con el que el piloto brasileño perdió la vida.

Newey, que fue juzgado y absuelto por aquel accidente por un tribunal italiano, ha reconocido en Auto Motor und Sport que pudo haber fallos en el diseño de aquel monoplaza:

“Después de dos años utilizando la suspensión activa, tuvimos problemas con el FW16 porque al suprimir ese mecanismo su estabilidad se vio afectada. El FW16 tenía grandes defectos en su diseño, pero Senna fue capaz de firmar la pole en todas las carreras, algo que ningún otro piloto hubiera podido lograr”

Newey recuerda, además, que Senna ya se quejó del coche en Imola antes de la carrera:

“Nuestro coche no era muy bueno para Imola. Tuvimos problemas con la distancia del suelo y Ayrton se había quejado de subviraje y sobreviraje. La presión en Williams era enorme porque todo el mundo pensaba que teníamos el mejor coche y Senna no había podido terminar ninguna carrera hasta ese momento”

Las teorías sobre cuál fue la causa que provocó el accidente mortal de Senna son muchas y el propio Newey admite que todavía no lo sabe a ciencia cierta:

“No hay duda de que la dirección estaba rota, pero no sabemos si el fallo en la barra de dirección provocó el accidente o si ésta se rompió como consecuencia del accidente”

La prohibición de la suspensión activa y otras ayudas electrónicas fue una medida que adoptó la FIA en 1994 para frenar la enorme superioridad de Williams, que, gracias a aquel invento del tándem Newey-Head, había ganado los mundiales de 1992 y 1993 con Nigel Mansell y Alain Prost.

Senna llegó a Williams en 1994 con la intención de volver a reinar en la Fórmula 1, pero se encontró con un monoplaza con muchos problemas de fiabilidad debido a la prohibición de aquellos mecanismos electrónicos. No obstante, aquel FW16 pudo haber sido un monoplaza ganador en sus manos.

PD. Michael Schumacher ganó aquel Mundial de 1994 al volante de un Benetton con un solo punto de ventaja sobre el Williams de Damon Hill. Si Senna no hubiera sufrido aquel fatídico accidente, seguramente habría levantado su cuarto campeonato con aquel Williams FW16.

Tamburello, la curva más temida de la Fórmula 1


Si ayer os hablé de la película de Ayrton Senna, hoy me gustaría recordar la fatídica curva de Tamburello, que se cobró la vida del genial piloto brasileño en el circuito de Imola en 1994.

Tamburello era el giro más rápido del circuito italiano y uno de los más rápidos del Mundial de Formula 1 donde los monoplazas alcanzaban velocidades superiores a los 300 km/h.

Las escapatorias no eran las adecuadas para una curva de alta velocidad y Tamburello provocó numerosos accidentes antes de acabar con la vida de Senna. Aquí os paso algunos ejemplos:

Nelson Piquet. Otro brasileño que se estrelló en Tamburello en 1987. El accidente es prácticamente idéntico al de Senna:

Gerhard Berger. El piloto austríaco se estrelló en Tamburello en 1989. Su accidente fue uno de los más espectaculares porque su Ferrari se incendió tras el impacto:

Ricardo Patrese. Dos años antes de la muerte de Senna, en 1992, el piloto italiano también perdió el control de su Williams en los entrenamientos y se estrelló en Tamburello. Al parecer, uno de sus neumáticos pudo haber estallado.

Ayrton Senna. Y aquí las imágenes que todos hemos visto mil veces del accidente mortal de Senna en 1994:

Fue a partir de aquel triste 1 de mayo de 1994 cuando se remodeló por completo el trazado y se añadió una chicane para reducir la velocidad de los monoplazas en Tamburello.

Además, hay que recordar que aquel GP de San Marino de 1994 fue una auténtica pesadilla. En los libres del viernes Rubens Barrichello sufrió un espectacular accidente del que salió vivo de milagro. En la calificación del sábado falleció el austríaco Roland Ratzenberger por otro accidente en la curva Villeneuve, justo la que viene después de Tamburello, y el domingo se completó la tragedia con la muerte de Senna.

PD. Por cierto, que Fernando Alonso es uno de los pilotos que ha logrado ganar en Imola, lo consiguió en 2005.

Los repasos de Alonso a Schumacher

Aprovechando que hoy se ha confirmado el regreso de Michael Schumacher al Mundial de Fórmula 1 de la mano de MercedesGP, me gustaría recordar algunos de los grandes duelos que protagonizó el káiser con Fernando Alonso. Ahí va un pequeño recopilatorio de los repasitos que le dio el asturiano:

GP de San Marino 2005. Alonso resiste todos los ataques de Schumacher en las últimas vueltas y se impone en el GP de San Marino. El siete veces campeón del mundo terminó desesperado. Se confirmaba el relevo generacional:

GP de Japón 2005. Primero Alonso adelanta a Schumi en la mítica curva 130R de Suzuka a una velocidad de 300 km/h. La prensa inglesa lo calificó como uno de los mejores adelantamientos de todos los tiempos. Sencillamente espectacular. :

En esa misma carrera de Japón Alonso vuelve a adelantar a Michael en la recta de meta tras haberlo intentado antes en una curva. Fernando subió al podio y Michael acabó séptimo. Ganó Raikkonen:

GP de Bahrein 2006. Primera prueba del Mundial y Fernando Alonso adelanta a Michael Schumacher en la misma salida de boxes. El asturiano acabaría ganando la carrera y el alemán sería segundo. Vale la pena conectar los altavoces para escuchar cómo se desgañita el comentarista húngaro:

GP de Hungría 2006. Alonso y Schumacher habían sido sancionados en la calificación y salieron muy rezagados en la parrilla. Fernando protagonizó una remontada épica y adelantó a Schumacher por el exterior en una de las curvas del circuito de Hungaroring, pero no pudo terminar la carrera por un problema mecánico.