Deportes

Entradas etiquetadas como ‘mundial’

Cinco pilotos de Fórmula 1 empiezan el 2019 con la soga al cuello

Vettel es uno de los cinco pilotos que se la juegan en 2019 (Foto: archivo).

El Mundial de Fórmula 1 2019, que arranca dentro de 74 días, será una especie de ultimátum para cinco pilotos, a los que difícilmente se les perdonarán errores.

Si este año que hoy inauguramos no dan un paso adelante, en 2020 podrían verse obligados a cambiar de equipo o, en el peor de los casos, a buscarse el futuro en otras categorías.

Estos son los cinco pilotos que empezarán el Mundial 2019 bajo presión:

1. Sebastian Vettel: Una inmensa lupa examinará la temporada del tetracampeón del mundo, al que muchos consideran responsable de que Ferrari no levantara el título en 2018. El piloto alemán cometió numerosos errores el pasado curso, como él mismo ha reconocido, y en los despachos de Maranello ya barajan alternativas. Si este año no minimiza sus fallos, será su última campaña en Ferrari.

2. Valtteri Bottas: Llegó a Mercedes para ser escudero de Lewis Hamilton, pero se ha tomado demasiado en serio ese papel. Su alarmante falta de rendimiento en 2018 puso en peligro el campeonato de constructores para la escudería alemana. El finlandés no estuvo a la altura del monoplaza que tenía entre manos. Una cosa es no discutir la jerarquía en el equipo y otra terminar quinto con un Mercedes.

3. Robert Kubica: Ha luchado mucho por regresar a la Fórmula 1 y Williams le dará este año la oportunidad de volver a la parrilla. No obstante, existen dudas sobre si el polaco podrá rendir al mismo nivel que demostró antes del grave accidente que sufrió en 2011. Con graves secuelas en un brazo, Robert tendrá que demostrar que está capacitado para seguir en la F1.

4. Lance Stroll: Su multimillonario padre, Lawrence Stroll, no quería seguir viéndole sufrir al volante de un Williams, monoplaza casi tan malo como el McLaren, y ha decidido comprar el equipo Force India para darle este año un monoplaza más competitivo. Pero es un regalo de doble filo porque Lance Stroll tendrá como compañero a un hueso duro de roer, Checo Pérez, y tendrá que estar a la altura para quitarse la etiqueta de piloto de pago.

5. Carlos Sainz: Muy a mi pesar, Carlos tiene este año un importante desafío por delante. Después de un año complicado en Renault junto a Nico Hulkenberg, del que ha salido más o menos airoso, se estrenará con McLaren y tendrá la obligación de superar al novato Lando Norris. No será fácil porque el inglés tiene mucha calidad y más experiencia en el equipo.

PD. También empiezan el año bajo presión Maurizio Arrivabene y Zak Brown.

Timo Glock recibió amenazas de muerte tras ‘regalarle’ el Mundial a Hamilton

Timo Glock, adelantado por Hamilton en las últimas curvas de Interlagos.

El desenlace del Mundial 2008 fue quizás el más dramático de toda la historia de la Fórmula 1, especialmente para Felipe Massa, que se quedó sin título en las últimas curvas de la última carrera de la temporada, ante su afición de Interlagos, cuando su equipo Ferrari ya lo estaba celebrando en el box.

Todos recordamos aquellas imágenes del padre de Felipe abrazado a los mecánicos de Ferrari en pleno éxtasis hasta que se dan cuenta de que, en realidad, el título lo ha ganado Lewis Hamilton:

Y como todos sabéis, buena parte de culpa de que el título cambiara de manos fue de Timo Glock, que en las últimas curvas fue adelantado por Hamilton y permitió al inglés finalizar quinto y sumar los puntos necesarios para proclamarse campeón por un solo punto de ventaja sobre Massa.

Ahora, diez años después y aprovechando que este fin de semana la F1 vuelve a Interlagos, Glock ha revelado en una entrevista que recibió amenazas de muerte por haberse dejado adelantar por Hamilton en aquel GP de Brasil. Esto ha dicho en el portal ESPN:

“Mi familia llegó a recibir cartas, en casa de mis padres, en las que decían que me tenían que pegar un tiro y que yo no debería de estar en este deporte. No podía creer lo mala que puede llegar a ser la gente. Fue todo bastante extremo”

Pero más allá de las amenazas de algunos fanáticos locos, Glock también cuenta en esa entrevista lo mal que encajaron la derrota algunos periodistas italianos, que ya se frotaban las manos celebrando el título del piloto de Ferrari:

“Hubo algunos periodistas muy agresivos, especialmente del lado italiano, que me señalaron con el dedo y me dijeron que lo había hecho a propósito y que todo estaba planeado antes de la carrera. ¿Cuánto te han pagado Mercedes (entones proveedor de motores de McLaren) y Lewis?, me gritaban”

PD. Lo cierto es que todo el mundo considera que Glock, pese a estar sin neumáticos, fue extremadamente dócil al defender su posición…

Vettel ha convertido a Hamilton en pentacampeón del mundo

Vettel felicita a Hamilton por su quinto título.

Este Mundial de Fórmula 1 no lo ha ganado Lewis Hamilton, sino que lo ha perdido Sebastian Vettel. Aunque es evidente que Hamilton ha rendido a un nivel excelente (como tiene que rendir un campeón del mundo), considero que si Vettel hubiera rendido como se le presupone a un piloto de su categoría, el título habría sido para el alemán.

Los errores de Vettel han sido este año fundamentales, en momentos clave de la temporada y con resultados catastróficos para Ferrari porque Sebastian falló en circuitos propicios para la escudería italiana. Aquí os hablé de sus fallos antes del verano, pero han continuado tras las vacaciones. Me acuerdo, por ejemplo, de Monza, Singapur…

La pésima temporada de Vettel ha dejado a Hamilton sin rival porque es también una evidencia que Mercedes solo fichó a Valtteri Bottas para guardarle las espaldas a su piloto estrella.

Dicho todo esto, no quiero quitarle mérito a los cinco Mundiales de Hamilton, pero me hubiera gustado ver al inglés peleando contra un rival en condiciones. He leído muchos elogios hacia su figura, merecidos muchos, pero algunos desproporcionados. Decir que Lewis es infalible es obviar la realidad. Y si no que se lo pregunten a Nico Rosberg.

Más allá del título de Hamilton, en México volvimos a comprobar la debilidad del McLaren, un coche que, además de ser lento y poco fiable, es frágil: cualquier rozadura le provoca daños irreparables y el domingo vimos cómo un simple trozo de alerón lo dejaba fuera de combate.

PD. A Fernando parece que lo ha mirado un tuerto.

Así fue el ataque suicida de Vettel contra Verstappen en el GP de Japón

Otra más. Sebastian Vettel ha añadido en Suzuka un error más a su largo currículum de errores en lo que llevamos de temporada. Y este parece que ha sido el definitivo porque Lewis Hamilton ya es virtual campeón del mundo a falta de cuatro carreras.

Vettel no ha sabido gestionar la presión, fruto de su necesidad urgente de recortarle puntos a Hamilton. El resultado es que el piloto alemán se ha pasado de agresivo, o de optimista, al intentar adelantar a Max Verstappen por un lugar imposible.

El desenlace de ese intento de adelantamiento era más que previsible: toquecito entre ambos y carrera arruinada. Hamilton, dando palmas.

Aquí podéis apreciar el momento en el que Vettel intenta rebasar a Verstappen y ambos acaban en la cuneta:

Un piloto Top que se está jugando el Mundial debería de ser capaz de ponderar mejor la relación riesgo-beneficio a la hora de intentar un adelantamiento.

Sin entrar a valorar quién ha sido más culpable del toque (a Verstappen también hay que echarle de comer aparte), lo que sí está claro es que Vettel no tenía que haber intentado ese adelantamiento en ese lugar y en ese momento.

La razón es simple: su Ferrari era notablemente más rápido que el Red Bull del holandés y, con un poco de paciencia, lo habría adelantado sin riesgos en otro punto del circuito.

Me ha hecho gracia, además, el intento de Vettel de parafrasear a Ayrton Senna para justificar su acción. “Si no voy a por ese hueco, y el hueco estaba ahí, mejor me quedo en casa”, dijo el alemán por radio, más o menos similar a una mítica frase del brasileño: “Si no aprovechas un hueco existente, no puedes considerarte un piloto de carreras”.

PD. La diferencia es que a Senna solían salirle bien ese tipo de maniobras…

Los cuatro errores de Vettel que permiten a Hamilton liderar plácidamente el Mundial de Fórmula 1

Lewis Hamilton se marcha de vacaciones con una cómoda ventaja de 24 puntos sobre Sebastian Vettel al frente del Mundial de Fórmula 1.

Y aunque parte del mérito es del piloto inglés, no hay que desestimar en absoluto la parte de mérito (en este caso demérito) del alemán.

Vettel ha cometido este año gravísimos errores que le han costado un buen puñado de puntos y que han dilapidado la teórica ventaja mecánica de Ferrari en determinados circuitos.

Estos son los cuatro errores fundamentales de Vettel que han encumbrado a Hamilton.

1. Bakú: Vettel se salió de pista al intentar adelantar a Bottas en las últimas vueltas, cuando tenía a Hamilton por detrás, y ese error le relegó a la cuarta plaza. De haber mantenido la calma, habría ganado puntos respecto a su gran rival, pero terminó perdiendo. Además, Hamilton acabó ganando la carrera.

2. Francia: En Paul Ricard perdió el liderato del Mundial tras tocarse con Bottas (otra vez el finlandés) en la primera curva. Ese error le obligó a entrar en boxes para reparar daños y arruinó su carrera. Vettel cruzó la meta quinto y Hamilton subió a lo alto del podio. “Lo he asumido como un error mío”, admitió Seb.

3. Austria: Aquí no perdió puntos porque los dos Mercedes abandonaron por avería, pero pudo costarle muy caro su error al bloquear a Carlos Sainz en calificación. Vettel fue sancionado con tres puestos en parrilla y arrancó sexto. Quizás sin esa sanción habría ganado la carrera y le habría metido 25 puntos a Hamilton.

4. Alemania: Sin duda, el error más grave de Vettel porque cuando tenía la victoria en la mano, perdió el control de su Ferrari y se estrelló contra el muro. “Lo siento chicos, lo siento”, dijo por radio. Hamilton ganó la carrera en Hockenheim (Observen la reacción del público de Hockenheim, Alemania).

PD. En Hungría estuvo a punto de volver a liarla con un adelantamiento a Bottas en las últimas vueltas que pudo terminar con los dos fuera de combate.

Revelado el problema de McLaren en este arranque de temporada

Los dos McLaren, en China (Foto: Efe).

El drag. Ese parece ser el gran problema de McLaren en este arranque de temporada y está obligando al departamento aerodinámico de Woking a realizar horas extras para modificar la aerodinámica del monoplaza. Ilustrativo de ese esfuerzo es este mensaje en Twitter de Iván Roldán, ingeniero español del equipo británico:

Podríamos definir drag como resistencia del coche al viento y se produce por el exceso de carga aerodinámica del McLaren.

El MCL33 es un coche muy competitivo en el paso por curva gracias a su alta carga aerodinámica (downforce), pero eso tiene un coste y es que el coche genera demasiado drag en las rectas. Es decir, crea mucha resistencia o lastre a la hora de ganar velocidad en las rectas, de ahí su escasa velocidad punta.

No es un problema nuevo de este año, ya ocurría con Honda y quizás pasaba desapercibido porque el motor japonés se llevaba toda la culpa de la baja velocidad punta del McLaren en las rectas.

Este año, sin embargo, con el motor Renault ha quedado demostrado que la aerodinámica también es responsable de ese déficit de velocidad en las rectas.

El problema radica en reducir carga aerodinámica sin sacrificar ritmo en las curvas. Se trata de conseguir que el McLaren sea más competitivo con baja carga aerodinámica, pero sin renunciar a un buen paso por curva.

Eric Boullier ha admitido en la BBC que el drag es un problema para McLaren:

“Ese es, obviamente, uno de nuestros problemas, pero no el único. Si se tratara simplemente del drag, sería fácil solucionarlo, pero fundamentalmente debemos asegurarnos de que todos los aspectos  del coche están donde deben estar”

En el mismo artículo de la BBC se detalla que McLaren está preparando una aerodinámica prácticamente nueva para el MCL33 con una relación downforce-drag mucho más equilibrada para que el coche sea competitivo en todos los terrenos.

Ese nuevo paquete aero llegará en el GP de España, lo cuál puede ser un drama porque en Bakú nos espera la recta más larga del Mundial. No obstante, en Bakú se espera que lleguen algunas mejoras para minimizar daños.

PD. Confío plenamente en que una vez detectado e identificado el problema, en McLaren sean capaces de solucionarlo con esa gran actualización pendiente y que a partir del GP de España veamos a Alonso peleando más arriba sin tener que hacer magia todos los domingos…

¿Por qué el vaso está medio lleno para McLaren y Alonso?

Fernando Alonso (Foto: McLaren).

Tengo que reconocer que el rendimiento de McLaren en este arranque de temporada ha estado ligeramente por debajo de lo esperado, sobre todo en calificación, pero eso no quiere decir, en absoluto, que el nuevo MCL33 sea un desastre, tal y como dicen algunos agoreros y como pregona a los cuatro vientos la cuadrilla antialonsera de siempre.

Es más, me atrevería a decir que el vaso está medio lleno para McLaren por una razón muy simple: la propia escudería reconoció que las primeras carreras iban a ser las más complicadas para su monoplaza y, viendo los resultados, podemos decir que las ha superado con notable alto.

McLaren sufrió contratiempos inesperados en pretemporada y no pudo rodar todo lo deseado en los test, una falta de kilometraje que ha retrasado el desarrollo del coche.

En Woking tuvieron que alterar la aerodinámica a marchas forzadas, incrementando las zonas de refrigeración del monoplaza para asegurarse de cruzar la meta en las primeras carreras.

Podríamos decir que McLaren está corriendo con una especie de apaño para salir del paso hasta que esté lista la primera gran actualización aerodinámica. De momento, esta no ha llegado ni tampoco llegará este fin de semana en China. Se espera para Bakú.

Pero para tratarse de un proyecto todavía verde, McLaren ha conseguido unos resultados fantásticos en las dos primeras carreras, que han situado el equipo tercero en el Mundial de Constructores y a Fernando Alonso cuarto en el Mundial de Pilotos. Resultados que seguramente habríamos firmado todos antes de comenzar la temporada.

PD. Si McLaren y Alonso se encuentran en la zona alta de la clasificación con un coche todavía en fase de pruebas, es para ser muy optimistas pensando en dónde pueden estar cuando el coche está más desarrollado.

Honda acaba cuarto en Bahréin… pero Alonso ya es cuarto en el Mundial

Fernando Alonso (Foto: McLaren).

Mucha incertidumbre y preocupación provocó la pésima calificación de McLaren en Bahréin, pero como dijo Fernando Alonso, los puntos se reparten los domingos. Y este domingo McLaren ha vuelto a demostrar que su monoplaza es mucho más competitivo en carrera.

Alonso ha conseguido terminar en un séptimo puesto que, unido al quinto que logró en Australia, lo sitúa cuarto en el Mundial de Fórmula 1. Una posición que seguramente habríamos firmado todos antes de comenzar la temporada.

Es evidente que McLaren tiene que mejorar, pero como ya he comentado muchas veces, su curva de crecimiento será mucho mayor que la de sus rivales al tratarse de un proyecto incipiente con un nuevo motor. Es cuestión de tiempo que el MCL33 dé un importante salto de calidad.

Dicho esto, la sorpresa del GP de Bahréin ha sido el cuarto puesto de Pierre Gasly con el Toro Rosso motorizado por Honda. Parece una broma de mal gusto que después de tres años lastrando al McLaren, el motor japonés haya logrado ahora su mejor resultado en cuatro años:

Euforia en Toro Rosso.

La euforia en el box de Toro Rosso eran totalmente justificada. Menos justificada me parece la celebración de Gasly al cruzar la meta, imitando el famoso “podemos luchar, podemos luchar” de Alonso en Melbourne.

Puedo llegar a entender que en Honda estén molestos con McLaren por haberles echado a patadas (con toda la razón del mundo), pero no entiendo por qué en Toro Rosso parecen estar picajosos con la escudería de Woking, algo evidente escuchando a Helmut Marko o la celebración de hoy de Gasly.

Y aunque felicito a Honda por el cuarto puesto de Gasly, me gustaría recordarle a los recientes ‘fans de toda la vida’ del motor japonés (la cuadrilla de siempre), que Alonso es cuarto en el Mundial con el motor Renault y que McLaren ocupa el tercer puesto en el Mundial de Constructores (Toro Rosso es sexto).

PD. Veremos quién acaba por delante esta temporada y quién termina más carreras…

 

Pirelli: “Cuatro equipos van a pelear por el Mundial este año”

El responsable de Pirelli, Mario Isola, no tiene tan claro eso de que Mercedes va a ganar el campeonato sin despeinarse como algunos están dando por hecho.

Isola se basa, además, en argumentos sólidos porque Pirelli maneja datos de telemetría de todas las escuderías y sabe, por lo tanto, cómo ha rendido cada una en los test de pretemporada.

Basándose en esos datos, el ingeniero italiano afirma lo siguiente en el portal francés Nextgen-Auto:

“Los rendimientos que vimos en Barcelona solo fueron actuaciones engañosas. Todos los monoplazas son mucho más rápidos que en 2017. En mi opinión, varios equipos lucharán por el campeonato, pero por el momento es muy difícil decir quién ganará. Creo que al menos tres o cuatro podrán pelear por el Mundial”

Isola no se moja ni detalla cuáles pueden ser esos cuatro equipos, pero parece evidente que tres de ellos serán Mercedes, Ferrari y Red Bull.

Muchas más dudas surgen sobre ese hipotético cuarto aspirante, pero seguramente McLaren y Renault podrían ser incluidos en esa categoría. Sobre McLaren, Isola dice esto concretamente:

“No hemos visto todo el potencial de McLaren en Barcelona, tenemos que ver si están en buena forma”

PD. Es reconfortante saber que Pirelli prevé un campeonato abierto este año…

¿Por qué Alonso puede ganar el Mundial cambiando de motor?

Doblete de BrawnGP en el GP de Australia de 2009 (Foto: archivo).

Muchos ponen en duda que Fernando Alonso pueda luchar por el Mundial este año. Yo mismo me conformaría con verle pelear de nuevo por los podios después de tres años fatídicos junto a Honda, pero lo cierto es que hay precedentes que demuestran que cambiando de motor se puede ganar el campeonato al año siguiente.

Y no son precedentes muy lejanos. Hablo del año 2009 cuando la escudería BrawnGP ganó los campeonatos de pilotos y de constructores contra todo pronóstico y sorprendiendo al resto de la parrilla.

Sí, ya sé que buena parte de aquel éxito se fundamentó en el famoso difusor doble que ideó el equipo de Ross Brawn y que dio a sus monoplazas una importante ventaja aerodinámica, pero no es menos cierto que BrawnGP había cambiado de motor aquel año.

En 2008 el equipo era propiedad de Honda y compitió con motores japoneses sin comerse un rosco (quién lo diría con un motor Honda), pero todo cambió al año siguiente con un propulsor Mercedes. Y no se puede despreciar la importancia del motor en aquel sorprendente éxito de BrawnGP.

Y para aquellos que dicen que McLaren tiene poco tiempo para adaptar su chasis al motor Renault, me gustaría recordarles que BrawnGP apenas tuvo un mes para adaptar el suyo al motor Mercedes y lo hizo con éxito. De hecho, empezó la pretemporada 2009 con retraso, pero eso no fue impedimento para que su estreno fuera triunfal.

McLaren tiene tiempo de sobra para adaptar su chasis (que según todas las estimaciones es muy competitivo) al motor Renault sin pagar ningún peaje, así que no deberíamos descartar ningún escenario esta temporada.

PD. McLaren cuenta además con el mejor piloto de la parrilla, algo que BrawnGP no tenía en 2009…