Entradas etiquetadas como ‘honda’

Alonso no fue el responsable del divorcio entre McLaren y Honda

Fernando Alonso (Foto: archivo).

Algunas voces, especialmente la cuadrilla antialonsera de siempre, han señalado a Fernando Alonso como responsable de la ruptura entre McLaren y Honda. Y aunque es evidente que Fernando estaba hasta las narices del motor japonés (con razón), la realidad es que el asturiano no tuvo ninguna responsabilidad a la hora de tomar esa decisión.

Sería, además, otorgarle a Fernando una capacidad superior a la de cualquier piloto pues ese tipo de decisiones estratégicas corresponden a la alta dirección de las compañías.

Y aunque en la dirección de McLaren también estaban hartos del bajo rendimiento del motor Honda, la razón última que provocó el divorcio fue un desacuerdo entre la escudería británica y el fabricante japonés a la hora de renovar su colaboración.

Lo ha explicado la revista Number, la principal publicación deportiva de Japón, citando a una fuente de Woking:

“El contrato original de McLaren con Honda fue por tres años, con una opción de prórroga por dos años más. Tuvimos que tomar una decisión sobre si ejercer esa opción de renovación y queríamos renovar el contrato, pero queríamos una prórroga por 3 años en lugar de los dos originales. Eso se debía a que consideramos 2017 como una temporada desperdiciada porque Honda no cumplió sus compromisos contractuales. Pedimos un año adicional como compensación por el bajo rendimiento”

Entonces, según esta publicación, se entrometió en la negociación Red Bull al tratar con Honda la posibilidad de montar sus motores en su equipo filial Toro Rosso. A los japoneses les pareció bien esa opción y se negaron a firmar una ampliación con McLaren por tres temporadas, negativa que provocó el divorcio definitivo al rechazar McLaren la prórroga de dos años.

PD. Tiene toda la pinta de que en Honda también estaban hartos de trabajar bajo las restricciones impuestas por McLaren y vieron con buenos ojos la libertad de desarrollo que les ofreció Red Bull.

¿Ha habido una reunión Alonso-Red Bull?

Alonso, saludando a Verstappen (Foto: archivo).

Este martes se propagó como un incendio en plena ola de calor la noticia de que Fernando Alonso se había ofrecido a Red Bull como piloto para la próxima temporada a raíz de unas declaraciones de Helmut Marko recogidas por el portal Motorsport.

Esto es lo que decía concretamente Marko, que disfruta como nadie viendo su nombre en los titulares de la prensa:

“El entorno de Alonso nos ha hecho saber su disponibilidad, pero para Honda eso es algo imposible”

Vaya por delante que la fuente no es muy fiable y me refiero a Marko, pues como he dicho antes, le encanta lanzar globos sonda y ser protagonista en los medios.

No obstante, creo que los tres equipos punteros de la Fórmula 1, es decir, Mercedes, Ferrari y Red Bull, saben perfectamente que Alonso está dispuesto a volver al campeonato del mundo siempre que tenga un coche competitivo en sus manos. No necesitan si quiera que el entorno de Fernando les haga saber su disponibilidad.

A partir de ahí, es Red Bull quién tiene que pensar si la opción Alonso puede ser buena para sus intereses, respuesta que me parece obvia. Si se marcha Max Verstappen, lograría mantener un piloto top en sus filas. Y si se queda Max, podría formar una alineación de lujo con el holandés y Alonso, sin duda, de un enorme atractivo para los aficionados.

Lo que en ningún caso compro es que Honda pueda vetar la llegada de Alonso a Red Bull, ya que la escudería austríaca es soberana y toma sus propias decisiones sobre sus pilotos.

Es más, tampoco veo a una gran multinacional como la marca japonesa actuando como un crío pequeño y pataleando en el suelo para que no fichen a Alonso, como si el asturiano fuera culpable del enorme ridículo que hicieron sus motores en la etapa con McLaren.

PD. Hace dos días Geri Halliwell, la esposa de Christian Horner, dijo en público que deberían fichar a Alonso…

¿Se arrepiente McLaren de haber roto con Honda?

Un responsable de Honda saluda a Max Verstappen en el podio de Austria.

Max Verstappen ganó este domingo el GP de Austria con un motor Honda, la misma marca cuyos propulsores colapsaban una y otra vez cuando los montaba McLaren hace no demasiado tiempo.

Lógicamente, los periodistas no han tardado en preguntar a los responsables de McLaren si se arrepienten de haber roto con el fabricante japonés y haber apostado por los motores Renault. Esto ha dicho su director deportivo Andreas Seidl:

“Para ser honesto, eso ocurrió antes de mi llegada a McLaren, así que no me preocupa demasiado. Estoy lidiando con la situación actual y pensando en el futuro del equipo, así que me abstengo de hacer comentarios. Solo puedo decir que estamos satisfechos de nuestra asociación con Renault porque el chasis y el motor están funcionando muy bien juntos”

Seidl se lava totalmente las manos en este asunto porque, como bien dice, fue una decisión que se tomó antes de su llegada a McLaren. Pero al pronunciarse de esa manera tan ambigua parece decir que, quizás, el equipo británico se precipitó al romper con Honda. Sea como sea, lo que sí está haciendo es pasar la patata caliente a Zak Brown, responsable último de aquella decisión.

Brown, no obstante, demostró una gran deportividad al ser ayer uno de los primeros en felicitar a Honda por su victoria en Austria:

“Enhorabuena a Honda por su éxito en el GP de Austria. Es bueno para la compañía y también es bueno para la Fórmula 1”

Personalmente, no tengo claro si el cambio de Renault a Honda ha sido una decisión correcta, principalmente porque la firma japonesa corría con todos los gastos en McLaren y ahora andan un poco escasos de presupuesto.

Si nos ceñimos exclusivamente al rendimiento, creo que el motor Renault es actualmente superior a Honda, tanto en potencia como en rendimiento. De hecho, creo que en la victoria de Verstappen pesó más el chasis de Red Bull (y el pilotaje de Max) que el propulsor japonés.

PD. En favor de Honda tengo que decir que los enormes problemas que tuvo en su etapa en McLaren fueron en buena parte responsabilidad de la escudería británica, que obligó a los japoneses a trabajar bajo unos parámetros muy estrictos, mientras que en Red Bull les han dado mayor libertad.

La realidad de Red Bull: revelados los caballos que ha perdido con Honda

Monoplaza Red Bull (Foto: Efe).

En Red Bull intentaron vendernos a bombo y platillo que el motor Honda era una maravilla y que estaban encantados con el cambio.

Recuerdo a Helmut Marko decir no hace mucho que el único problema del equipo estaba en el chasis porque el motor era magnífico, una falta de tacto hacia sus brillantes ingenieros aerodinámicos, los verdaderos héroes que han llevado a Red Bull a la cumbre de la Fórmula 1.

Ahora, sin embargo, viendo que Red Bull es incapaz de cerrar la brecha con Mercedes surgen las primeras dudas y alguna que otra filtración que pone en dura las palabras de Marko.

Ha sido el expiloto Robert Doornbos, que compitió con Red Bull en 2006 y mantiene buenos contactos con el equipo, quién ha puesto cifras al déficit de potencia del motor Honda. Así lo ha explicado el holandés:

“Todavía necesitan encontrar 60 caballos. Son 60, lo sé porque todavía tengo un pajarito dentro del equipo. Es más o menos el mismo déficit que tenían durante el peor momento con Renault. Honda necesita trabajar un poco más para alcanzar el nivel adecuado”

Sorprende esa déficit de 60 caballos porque Christian Horner llegó a cuantificar en “25 o 30 caballos” el déficit de potencia que tenían en Red Bull cuando montaban los propulsores Renault.

Eso quiere decir que el cambio de Renault a Honda le ha salido bastante caro a la escudería energética: concretamente pierden el doble de potencia que antes.

PD. Todo lo contrario que en McLaren, donde empiezan a ver luz al final del túnel en que les metieron los japoneses.

Red Bull sigue culpando a Renault de sus problemas… pese a llevar motor Honda

Verstapppen, en el box de Red Bull (Foto: Red Bull).

El asesor de Red Bull Helmut Marko tiene muchas obsesiones, criticar a McLaren es una de ellas, pero seguramente la más compulsiva es la de criticar a Renault.

Lo ha hecho sin descanso durante los últimos cinco años culpando al fabricante francés de todos los problemas de su escudería (olvidando que le dio cuatro títulos mundiales), pero lo más grave es que lo sigue haciendo este año, cuando Red Bull ya no utiliza motores Renault, sino que monta propulsores Honda.

Aunque Red Bull ya no tenga ninguna relación con Renault, Marko viene a decir que su equipo todavía está pagando las secuelas de haber utilizado motores franceses los últimos años. Esto ha contado en AutoBild:

“La falta de carga aerodinámica está siendo nuestro gran problema. El diseño del coche se ha visto lastrado por la falta de rendimiento del motor que nos proporcionaba nuestro antiguo socio y que nos obligó a maximizar la eficiencia en recta. Eso nos ha hecho perder tiempo en las curvas”

No entiendo por qué Red Bull tendría que haber basado su diseño en el motor Renault cuando tuvo todo el año 2018 para experimentar con el motor Honda gracias a su equipo filial Toro Rosso. Además, ya en junio de 2018 anunció oficialmente que daría el salto a Honda con el equipo matriz.

PD. Creo que Red Bull tuvo tiempo de sobra para fabricar un coche en base al motor Honda, no como le ocurrió a McLaren en 2018, que tuvo que adaptarse al motor Renault en apenas tres meses.

Boullier alertó a McLaren de la catástrofe que se le avecinaba con Honda

Fernando Alonso y Eric Boullier (Foto: archivo).

El exdirector deportivo de McLaren, Eric Boullier, sabía desde el primer momento que la asociación con Honda no funcionaría. O eso es lo que dice ahora porque a toro pasado siempre es fácil adivinar.

La cosa es que el francés ha explicado en la revista japonesa Sokuho que alertó a Ron Dennis de la catástrofe que se avecinaba:

“Ya en la primera reunión con Honda me di cuenta de lo poco preparados que estaban para el enorme desafío al que se tenían que enfrentar. Le dije inmediatamente a Ron Dennis que necesitaríamos como mínimo tres o cuatro años de desarrollo para estar arriba, pero los contratos ya estaban firmados y Dennis estaba convencido de que podría revivir los éxitos del pasado”

Visto con perspectiva, es evidente que Boullier tenía razón y que Dennis cometió, seguramente, el peor error en su carrera deportiva desde que provocó la marcha de Fernando Alonso en 2007.

Pero Boullier no culpa a Honda de su falta de preparación, ni tampoco a McLaren por buscar un nuevo proveedor de motores. Culpa a la coyuntura del momento:

“Los motores actuales son muy sofisticados y en ese momento solo Mercedes estaba listo para superar a sus competidores después de años de desarrollo. La unión entre McLaren y Honda no pudo haberse producido en un momento técnico-histórico más complicado”

Y con el equipo en caída libre, Boullier subraya que el precipitado cambio a Renault solo hizo que agravar los problemas en 2018, año que colmó la paciencia de Alonso en la Fórmula 1:

“El chasis no estaba preparado para ese cambio. Encontramos serios problemas en la correlación de datos y ninguna solución hasta que fue demasiado tarde. En algunos aspectos fuimos menos competitivos que en 2017 y eso es muy difícil de manejar para la moral del equipo”

PD. Sabiendo lo que sabía, Boullier disimuló muy bien durante sus años como director de McLaren.

Red Bull dice que el punto fuerte de su coche es… ¡el motor Honda!

Max Verstappen, tercero en el GP de Australia (Foto: Efe).

Si en pretemporada ya vimos un incipiente idilio entre Red Bull y Honda, el resultado del GP de Australia ha exacerbado aún más las emociones y ya podemos hablar de planes de boda.

En la escudería energética están encantadísimos con el motor japonés, hasta el punto de que lo consideran el punto fuerte de su monoplaza, por encima incluso del chasis, su seña de identidad en los últimos años.

Así lo ha explicado Helmut Marko en la revista alemana Auto Motor und Sport:

“La mejor parte de nuestro paquete es el motor Honda y ahora necesitamos mejorar el chasis. Nos faltó algo de carga aerodinámica en Australia”

Lo curioso del caso es que Marko explica que esa falta de carga aerodinámica se debe a la mentalidad de trabajar con Renault, que les obligaba a minimizar el tamaño de los alerones para compensar la falta de potencia en las rectas. Ese problema, dice, ya no existe con Honda (toma gancho de izquierda en la cara de Renault):

“Nos faltó carga de aerodinámica, pero se debe a nuestra filosofía de los últimos cinco años en los que siempre tuvimos que compensar la falta de potencia. Siempre hemos intentado reducir la resistencia al aire en las rectas y por eso no utilizamos grandes alerones en Melbourne. De hecho, ni siquiera existen en nuestra imaginación”

Dicho esto, Marko apunta alto y confía en superar pronto a Mercedes:

“Estamos por delante de Ferrari, pero queremos estar por delante de todo el mundo. Está en nuestra mano desarrollar el chasis para superar a los que tenemos delante”

PD. Admito que me ha sorprendido el rendimiento de Honda. Y eso solo significa una cosa: que en McLaren han sido unos ineptos.

Verstappen admite que no van a ganar con el motor Honda

Max Verstappen (Foto: Red Bull).

Como os comenté ayer, existen muchas dudas sobre la capacidad de Red Bull para ganar carreras con el nuevo motor Honda. Y el primero en abrir los ojos dentro de la escudería energética parece que ha sido Max Verstappen, quién ha admitido en el periódico suizo Blick, que no van a subir a lo alto del podio en Australia:

“Por supuesto que no vamos a ganar carreras de inmediato con el nuevo motor Honda, pero tenemos que estar arriba”

Esa confesión de Verstappen contrasta con sus palabras hace solo unos meses, cuando el holandés confiaba plenamente en el motor Honda:

“Creo que podremos luchar por el Mundial. No estamos mintiendo o diciendo algo que no sea verdad, es algo que vemos en los números en las simulaciones”

Ese cambio en las expectativas de Verstappen deduzco que se produce porque Max ha visto la diferencia entre los números que proporciona el motor Honda en los bancos de pruebas y los números que proporciona en la pista, una distancia que McLaren comprobó ‘in situ’ durante los últimos años.

No obstante, en Red Bull hay quien sigue lanzando las campanas al vuelo, especialmente Helmut Marko, que mantiene lo siguiente:

“Este año tenemos que ganar al menos cinco carreras y Verstappen debería de poder optar al título mundial en su quinto año en la Fórmula 1”

Como podéis comprobar, las expectativas de Marko y Verstappen son sensiblemente diferentes.

PD. También parece claro lo que Marko espera de Pierre Gasly este año…

Dudas sobre las opciones de Red Bull con el motor Honda

Mecánico del equipo Red Bull (Foto: Red Bull F1 Team).

Aunque en el equipo Red Bull andan muy confiados de cara a la nueva temporada, sobre todo porque prevén que su chasis va a ser excepcional, desde fuera del equipo energético existen muchas más dudas sobre el rendimiento que puede ofrecer su monoplaza RB15.

Y esas dudas apuntan exclusivamente al motor Honda, considerado el punto débil del nuevo Red Bull, porque, no lo olvidemos, se ha ganado a pulso esa mala reputación durante los últimos años.

El bicampeón mundial Mika Hakkinen ha expresado sus dudas sobre las posibilidades del nuevo Red Bull:

“Realmente no creo que estén todavía al nivel de rendimiento de Ferrari o Mercedes en términos de potencia. Si careces de eso, si no tienes potencia en las rectas, no puedes adelantar, eso es un hecho”

Hakkinen, no obstante, admite que Honda ha dejado sensaciones positivas en pretemporada y espera una mejora notable por parte del motor japonés:

“Honda ha tenido una curva de aprendizaje muy larga y complicada, ha pasado años realmente difíciles con McLaren y creo que ahora está en una posición de empezar a mostrar rendimiento. Tienen el apoyo completo de la factoría Honda y eso aporta mucha confianza para lograr el éxito”

Sin embargo, el expiloto finlandés, que también es embajador de McLaren, entiende que el motor Renault es superior al Honda y considera que en McLaren tomaron la decisión correcta al apostar por el propulsor francés:

“Viendo los resultados de las pruebas, el rendimiento y la potencia que está entregando, creo que es un motor realmente fuerte”

PD. Si Honda supera a Renault en términos de potencia, alguno se tirará de los pelos en Woking…

Honda lidera los tiempos… y McLaren se echa a temblar

Alegría en Red Bull y Honda.

Sí, amigos, un motor Honda ha liderado la tercera jornada de test en el circuito de Montmeló. Acostumbrados a ver motores japoneses explotando casi a diario durante las últimas cuatro pretemporadas, lo ocurrido este miércoles supone un hito histórico para el fabricante nipón desde su regreso a la Fórmula 1 en 2015.

Y ese hito tiene una consecuencia directa sobre McLaren, a quien pone en una situación delicada porque el año pasado decidió romper su relación con Honda para montar motores Renault, una decisión que debilitó sus arcas en más de 100 millones de euros.

Es cierto que McLaren tenía sobrados motivos para romper con Honda porque los resultados eran desastrosos, no van por ahí los tiros.

Cuando hablo de una situación delicada me refiero a que, tras el divorcio McLaren-Honda, el fabricante japonés justificó sus malos resultados alegando que McLaren le imponía unas condiciones muy estrictas de trabajo: el famoso concepto de size-zero.

Ese concepto consistía en que McLaren dio prioridad absoluta a la aerodinámica y obligó a Honda a diseñar un motor lo más pequeño y ligero posible para perder el mínimo rendimiento aero. Y fue un rotundo fiasco porque los japoneses nunca lograron fabricar un motor mínimamente decente bajo esas condiciones.

En Red Bull, en cambio, han optado por un enfoque completamente distinto: han dejado a Honda total libertad para fabricar el mejor motor posible y luego han diseñado un chasis alrededor de ese motor. De hecho, se dice que Adrian Newey les dijo la siguiente frase a los japoneses: “ustedes hagan el mejor motor posible, que yo ya me encargaré de meterlo en el chasis”.

Así pues, de confirmarse las buenas sensaciones mostradas hoy por el motor Honda (esto solo son test), en McLaren tendrían muy difícil explicar a sus aficionados su incapacidad para sacar el máximo rendimiento del suculento pastel japonés (Honda nunca ha escatimado recursos) durante los últimos años.

PD. A ver cuándo sale el primer ‘ingeniero’ de la cuadrilla antialonsera culpando a Alonso de que McLaren rompiera con Honda.