Deportes

Alonso renuncia a correr en Indianápolis para no dejar sin volante a otro piloto

Fernando Alonso, en Indianápolis.

Este domingo vimos cómo el proyecto de McLaren para las 500 Millas de Indianápolis se hundía estrepitosamente después de haber ido a la deriva durante las últimas semanas. Era desde su nacimiento un proyecto fallido, pues McLaren lo afrontó sin los medios ni la experiencia que exige una de las carreras más competitivas del mundo.

La principal víctima de ese fracaso ha sido, por supuesto, Fernando Alonso. No sé si engañado por los cantos de sirena de Zak Brown, el asturiano confió en los planes de McLaren para buscar una victoria en el óvalo americano, pero se encontró al volante de un engendro incapaz de clasificarse entre los 33 coches más rápidos.

Pero a Fernando no le faltan pretendientes y, si quisiera, estaría el próximo fin de semana en la salida de las 500 Millas porque son varios los equipos punteros que le han ofrecido la posibilidad de pilotar uno de sus coches clasificados para la carrera.

Alonso, sin embargo, es un piloto de raza y sabe los esfuerzos que han hecho sus competidores para hacerse un hueco en esa carrera, así que no está dispuesto a quitarle a nadie ese privilegio por las bravas: no quiere arrebatarle el volante a ningún rival y por eso ha rechazado todas las ofertas.

La periodista americana Jenna Fryer lo ha explicado así tras una charla con Zak Brown:

“Confirmado por Zak Brown: hubo conversaciones exploratorias anoche para conseguirle un asiento a Alonso sin ninguna participación de McLaren, pero Alonso al final dijo que no ve correcto quitar a otro piloto que se lo ha ganado solo porque su equipo le compre un asiento”

Fernando no quiere ser un piloto de pago ni está dispuesto a usar su nombre (el de una leyenda del automovilismo) para perjudicar a otro rival. Eso demuestra la categoría del asturiano como deportista.

PD. Fryer también ha confirmado que Bob Fernley, el responsable del programa de McLaren para Indianápolis, no seguirá en el equipo. Menuda sorpresa. Y yo pensando que se había ganado un ascenso…

El coche de Alonso no respondía a los cambios

Fernando Alonso (Foto: Efe).

El nuevo director de McLaren, Andreas Seidl, se ha mostrado satisfecho por el inicio de temporada de la escudería y, sobre todo, por haber roto con el pasado. Esto es, haber roto con la incapacidad del equipo para evolucionar el monoplaza.

Es una obviedad que McLaren ha iniciado las últimas temporadas con coches alarmantemente poco competitivos, pero lo más grave es que ha sido incapaz de maquillar si quiera esas deficiencias una vez comenzada la temporada.

Eso se ha debido fundamentalmente al concepto de ‘peoras’, esa palabra acuñada en tono de broma para describir las evoluciones de Ferrari durante la etapa de Fernando Alonso en Maranello y que McLaren ha sabido llevar hasta una nueva dimensión en los últimos años.

Pero eso parece que se ha terminado y McLaren por fin empieza a saber hacia dónde dirigir sus tiros. Así lo ha explicado Seidl en el portal Crash.net:

“Lo realmente bueno de este año es que tenemos un coche que realmente reacciona a las actualizaciones que estamos trayendo. Cuando me reuní con los chicos, me contaron que el problema del año pasado fue que el coche simplemente no lo hacía, no reaccionaba como se esperaba”

Dice Seidl que este año todas las evoluciones que han introducido han significado un paso adelante para el coche:

“Cuando hemos puesto el coche en pista, hemos visto que las actualizaciones han funcionado. Que los números que estábamos midiendo estaban alineados con todo lo que habíamos visto en la fábrica. Eso es muy bueno, porque el coche reacciona tal y como esperamos”

La emoción de Seidl por el hecho de que las evoluciones funcionen es una buena prueba de los problemas que tuvo que afrontar Alonso en sus últimos años en la Fórmula 1.

PD. Me alegra que las evoluciones de McLaren funcionen, ahora solo se trata de incrementar el ritmo de introducción de esas evoluciones.

Alonso, tras su accidente en Indianápolis: “No tengo miedo”

Fernando Alonso, en Indianápolis.

Muy gordo fue el susto que nos dio este miércoles Fernando Alonso al estrellarse en el óvalo de Indianápolis a más de 300 km/h. Afortunadamente, Fernando es un tío resistente y no sufrió daños físicos. De hecho, fue tranquilizador verle salir por su propio pie del monoplaza y hacer gestos de que estaba bien.

El propio Alonso ha admitido que fue un impacto duro contra el muro, pero ha dejado claro que el accidente no cambiará su forma de enfocar la carrera de las 500 Millas. Es decir, que seguirá arriesgando hasta el límite y lamiendo los muros cuando haya que hacerlo:

Siempre soy positivo y el accidente me servirá para volver más fuerte. Estoy listo para volver a rodar, no tengo miedo y volveré a ser rápido en la pista”

También me ha gustado cómo Fernando ha recordado el momento del accidente, muy descriptivo el asturiano:

“Por supuesto que hubo un momento de estrés, es un momento peligroso cuando estás dentro del monoplaza y ves que vas a golpearte contra el muro a una velocidad muy alta. Sabes que eso te va a doler”

No obstante, dice Alonso que el accidente en Indianápolis no es muy diferente a los que ya ha sufrido en la Fórmula 1. Son gajes del oficio:

“Todos los accidentes los sientes más o menos de la misma forma. Aquí, quizás, la diferencia es que la velocidad a la que tocas el muro es muy elevada”

PD. El accidente forma parte del proceso de aprendizaje de Alonso para ganar las 500 Millas. Y como muestra de la dureza del impacto, en esta imagen podéis ver la marca que dejó su coche en el blanco muro de Indianápolis:

 

Siete medidas para recuperar el espectáculo en la Fórmula 1

Circuito de Montmeló (Foto: Efe).

Conste en acta que la Fórmula 1 ya llevaba años malherida, pero lo cierto es que en el pasado GP de España se confirmó su defunción. El modelo está caduco y obsoleto por una razón muy simple: no hay espectáculo en la pista.

La carrera de Barcelona fue tediosa, previsible y con menos emoción que un campeonato de ganchillo porque desde que el semáforo se apagó todos sabíamos que los dos Mercedes iban a quedar primero y segundo.

La enorme superioridad de la escudería alemana sumada al escaso margen para las sorpresas que concede el circuito de Montmeló, esta última una circunstancia que no es exclusiva del trazado catalán sino que se repite en muchos escenarios, provocó bostezos en las gradas.

En Liberty Media lo saben y están intentando buscar soluciones para mejorar el espectáculo. De momento, todo son brainstorming y ninguna idea concreta, así que me permito lanzar siete propuestas:

1. Recuperar los repostajes: Me parece una medida imprescindible pues incrementa el abanico de estrategias y creo que puede igualar las fuerzas. Además, se aumenta también el espectáculo en boxes.

2. Menos automatización: Los monoplazas tienen que perder tecnología y ser más manuales. Es decir, que el piloto tenga más importancia en su pilotaje. Se ha hablado, incluso, de recuperar el cambio de marchas manual.

3. Parrillas inversas: La parrilla de salida de un GP de confeccionaría en orden inverso al resultado de la carrera anterior.

4. Límites en la diferencia de potencia: La FIA establecería un baremo máximo y mínimo de potencia para los motores. Si algún propulsor lo sobrepasa, el organismo internacional podría aplicar lastres al monoplaza para compensarlo.

5. Simplificar aerodinámica: Sobre todo centrando este punto en reducir las turbulencias que genera un coche y que complican los adelantamientos a los que vienen por detrás.

6. Neumáticos: Intentar igualar fuerzas con los diferentes tipos de neumáticos. Por ejemplo, los equipos menos competitivos podrían elegir compuestos más blandos, más juegos de neumáticos, etc…

7. Test específico para los perdedores: Permitir que los equipos que no han ganado en un GP puedan realizar una jornada extra de test para evolucionar sus monoplazas.

PD. ¿Se os ocurre alguna otra medida?

Fernando Alonso, el que mejor durmió después del GP de España

Fernando Alonso sonríe (Foto: Efe).

¿Quién durmió mejor después del insípido GP de España? Fernando Alonso.

No lo digo yo, lo dice un artículo de la revista alemana Motorsport-total en el que establecen un paralelismo entre la marcha del piloto asturiano y lo ocurrido el pasado domingo en el circuito de Montmeló.

El texto dice cosas como que Mercedes ya ha sentenciado el campeonato y que, más allá de los miembros de la escudería alemana, si hubo alguien que durmió bien la noche del domingo, ese fue Fernando:

“Después de una carrera que dejó muchos perdedores, hubo un hombre que no estuvo en la parrilla del domingo que sí durmió bien: Fernando Alonso. Lo visto en la carrera de Barcelona es un ejemplo perfecto de por qué fue absolutamente correcto para él dejar la Fórmula 1”

Continúa así el artículo:

“En retrospectiva, se puede acusar a Alonso de haber tomado decisiones equivocadas en su carrera en la Fórmula 1, pero su renuncia (provisional) ciertamente no es una de ellas”

Ruben Zimmermann, el periodista que firma el artículo, elogia la figura de Alonso y sostiene que el campeón español vuelve a disfrutar de las carreras, con la posibilidad de ganar el campeonato WEC y las 500 Millas de Indianápolis, recordando que en la Fórmula 1 seguiría deprimido por la enorme superioridad de Mercedes, como lo están todos los rivales del equipo alemán:

“Alonso actualmente disfruta de las carreras de nuevo. Él es un tipo diferente a Raikkonen, para quien la Fórmula 1 es un hobby. Alonso quiere ganar títulos y eso era imposible en la Fórmula 1 si no estás sentado en una flecha de plata, tal y como se demostró en Barcelona. Seguro que Alonso se fue a la cama con la sensación de haber tomado la decisión correcta”

Me quedo, no obstante, con esta última valoración que aparece en el artículo:

“Se demuestra que ahora la Fórmula 1 necesita más a Alonso, que Alonso a la Fórmula 1”

PD. Comparto la visión de Zimmermann, aunque con un matiz: estoy convencido de que Alonso habría sido campeón el año pasado con un Ferrari.

El mensaje de impotencia de Vettel por radio tras cruzar la meta de Montmeló

Vettel, en Montmeló (Foto: Efe).

El GP de España fue una derrota sin paliativos para Ferrari y me atrevería a decir que para la Fórmula 1 en general.

Para Ferrari porque el equipo italiano era el teórico aspirante a poner fin a la hegemonía de Mercedes y recibió una bofetada de realidad, pues quedó claro que en 2019 tampoco lo va a conseguir.

Pero también es una derrota para la Fórmula 1 porque en Montmeló asistimos a una de las carreras más aburridas de la historia (y mira que las ha habido en los últimos años) que solo tuvo algo de interés al final gracias al safety-car provocado por Lando Norris.

La superioridad de Mercedes es tan aplastante que no tiene competencia. Y eso, lógicamente, tiene un alto coste para el espectáculo. Después de un lustro de dominio de la escudería alemana, las cuotas de audiencia de la Fórmula 1 están cayendo sin remedio.

No hay duda de que los dueños de la F1 tienen que darle una vuelta de tuerca e introducir cambios ambiciosos para recuperar el espectáculo.

Una buena demostración de la impotencia que sienten todos los rivales ante el dominio de Mercedes es el mensaje de radio que transmitió Sebastian Vettel al muro de Ferrari tras cruzar la meta en cuarta posición. Sus palabras destilan resignación, aunque el alemán intenta mantener la ilusión:

“Sé que duele estar tan lejos este fin de semana, pero tenemos que recordar que estamos haciendo algo que amamos. Gracias, gracias a todos. Forza Ferrari siempre”

El mensaje podéis escucharlo en este documento sonoro a partir del minuto 1:10:

Ferrari llegó a Montmeló con un programa muy ambicioso de mejoras, más que el del resto de equipos, y el resultado ha sido nefasto para ellos. El mensaje de Vettel confirma que el Mundial está finiquitado.

PD. Coincido con Vettel en que duele ver a Ferrari tan lejos de Mercedes. Igual que duele ver tan lejos a McLaren, Renault o Williams.

La humillación de Ferrari no tiene fin

Vettel, destrozando sus neumáticos en la salida del GP de España.

El GP de España ha servido para que Mercedes deje el Mundial sentenciado EN LA QUINTA CARRERA de la temporada al firmar su quinto doblete consecutivo.

Nadie puede plantar cara a las flechas de plata y Ferrari, el equipo que ‘ganó’ los tests invernales y que estaba llamado a poner fin a la hegemonía alemana, ha visto cómo su gran oportunidad de recuperar terreno se esfumaba este fin de semana.

Ferrari llegó a Montmeló con una ambiciosa evolución de motor y con numerosas mejoras aerodinámicas, un gran esfuerzo de Maranello con el que esperaban alcanzar o, al menos, reducir la brecha con Mercedes. Ha ocurrido, sin embargo, todo lo contrario: Mercedes ha ampliado su ventaja y prácticamente nadie duda ya de que volverá a levantar el título mundial.

La superioridad técnica de Mercedes es más que evidente, pero esa no es la única desventaja de Ferrari. Los pilotos de la escudería italiana, especialmente su líder Sebastian Vettel, no están dando la talla. De hecho, el tetracampeón del mundo ha vuelto a fallar este domingo en una mala salida que ha comprometido su carrera. Al final, saliendo desde la tercera posición de la parrilla, se ha quedado fuera del podio. Y en Ferrari han vuelto a ver la ceremonia del champán desde abajo.

Creo que la temporada se le puede hacer muy larga a Ferrari y a todos los aficionados.

Dicho esto, no quiero pasar por alto el espectacular final de carrera de Carlos Sainz que ha aprovechado mejor que nadie la salida del safety-car y ha pasado del P11 al P8 en las últimas vueltas. Aunque las mejoras de McLaren no han funcionado tan bien como esperábamos, Carlos sí ha dejado claro que es un piloto capaz de sacarle siempre el máximo partido al coche.

PD. Cuánto tienen que estar echando de menos a Alonso en Ferrari…

Ingeniero de McLaren, antes del GP de España: “Tengo un buen presentimiento”

Sainz y Vettel, esta mañana en la rueda de prensa en Montmeló (Foto: Efe).

Ya dijo Carlos Sainz que era optimista de cara al GP de España y ahora también lo ha comentado Iván Roldán, ingeniero español de McLaren, que conoce perfectamente las evoluciones que estrenará la escudería de Woking este fin de semana:

“Se acerca el GP de España, un escenario donde los equipos tradicionalmente traen grandes actualizaciones. ¿Cambiará el orden jerárquico? No lo sé, pero tengo un buen presentimiento al respecto”

Roldán acompaña ese mensaje con las etiquetas ‘Cree en McLaren’ y ‘ Sin miedo hacia adelante’.

Evidentemente, y a pesar de ese optimismo, no podemos pensar que en condiciones normales McLaren vaya a subir al podio de Montmeló porque hay seis coches más rápidos por delante.

Pero el objetivo de McLaren es alejarse de esa zona media de la parrilla para consolidarse como cuarta fuerza de una vez por todas y acercarse a los tres equipos de cabeza. Esa es una opción real que, si las mejoras de Woking funcionan, podemos contemplar este fin de semana.

PD. Si el GP de España es un éxito para McLaren será la piedra angular para confirmar que el MCL34 ha roto con el pasado y es un coche con una base sólida sobre la que progresar.

Red Bull sigue culpando a Renault de sus problemas… pese a llevar motor Honda

Verstapppen, en el box de Red Bull (Foto: Red Bull).

El asesor de Red Bull Helmut Marko tiene muchas obsesiones, criticar a McLaren es una de ellas, pero seguramente la más compulsiva es la de criticar a Renault.

Lo ha hecho sin descanso durante los últimos cinco años culpando al fabricante francés de todos los problemas de su escudería (olvidando que le dio cuatro títulos mundiales), pero lo más grave es que lo sigue haciendo este año, cuando Red Bull ya no utiliza motores Renault, sino que monta propulsores Honda.

Aunque Red Bull ya no tenga ninguna relación con Renault, Marko viene a decir que su equipo todavía está pagando las secuelas de haber utilizado motores franceses los últimos años. Esto ha contado en AutoBild:

“La falta de carga aerodinámica está siendo nuestro gran problema. El diseño del coche se ha visto lastrado por la falta de rendimiento del motor que nos proporcionaba nuestro antiguo socio y que nos obligó a maximizar la eficiencia en recta. Eso nos ha hecho perder tiempo en las curvas”

No entiendo por qué Red Bull tendría que haber basado su diseño en el motor Renault cuando tuvo todo el año 2018 para experimentar con el motor Honda gracias a su equipo filial Toro Rosso. Además, ya en junio de 2018 anunció oficialmente que daría el salto a Honda con el equipo matriz.

PD. Creo que Red Bull tuvo tiempo de sobra para fabricar un coche en base al motor Honda, no como le ocurrió a McLaren en 2018, que tuvo que adaptarse al motor Renault en apenas tres meses.

Montmeló puede “sacudir” la jerarquía actual en la Fórmula 1

Carlos Sainz (Foto: Efe).

El GP de España es la carrera más emblemática de la temporada en cuanto a análisis de rendimiento. La razón es que Montmeló es el circuito más optimizado por todas las escuderías, donde realizan habitualmente las pruebas de pretemporada y donde son capaces de exprimir al máximo sus monoplazas.

El trazado catalán es, además, un duro examen de aerodinámica, con curvas de alta velocidad, y con una recta muy larga que también exige un gran esfuerzo a los motores. Es por ello que se dice habitualmente que el coche que es rápido en Montmeló, lo es también en la mayoría de circuitos del calendario.

Otro ingrediente que añade importancia a la cita española es que se trata de la primera carrera europea y es el momento en el que los equipos introducen la mayor evolución de toda la temporada.

Por todos estos motivos, podemos presenciar este fin de semana alguna sorpresa en la tabla de tiempos. De hecho, Carlos Sainz considera que el GP de España podría poner patas arriba la jerarquía actual en la parrilla:

“Barcelona puede cambiar la tendencia que hemos visto en las cuatro primeras carreras, puede haber una sacudida en la jerarquía que hemos visto”

Y consciente de que McLaren estrenará importantes mejoras, el piloto madrileño espera que su equipo aproveche esta oportunidad para dar un paso adelante:

“Espero que esta carrera sirva para que McLaren y Ferrari estemos un poco más cerca de Mercedes, pero tenemos que ser inteligentes y traer las piezas correctas. En Barcelona es donde se empieza a ver realmente quiénes son tus verdaderos rivales”

PD. Hablar de Mercedes son palabras mayores, me conformo con que McLaren se acerque a Red Bull y Ferrari.