Deportes

El presidente de Ferrari no descarta el próximo fichaje de Domenicali, padrino de Fernando Alonso en Maranello

Fernando Alonso, bromeando con Domenicali en el podio de Montmeló, en 2013 (Foto: archivo).

He leído este miércoles en varios medios que el presidente de Ferrari, John Elkann, ha descartado el fichaje de Stefano Domenicali, noticia que adelantó hace unos días El Corriere dello Sport.

Esas informaciones se basan en una carta remitida por Elkann a La Gazzetta dello Sport en la que explica la razón de los últimos movimientos en la cúpula de la Scuderia, especialmente el relevo de Mauricio Arrivabene por Mattia Binotto en la dirección deportiva.

La intención de la carta es negar que ese relevo haya sido traumático, tal y como publicó La Gazzetta, asegurando que se hizo con el visto bueno del propio Arrivabene (todas las dimisiones o despidos en las cúpulas directivas se realizan siempre de ‘mutuo acuerdo’). También pretende calmar los nervios en Maranello ante el temor a una posible purga entre el personal.

En esa misiva Elkann dice que “no habrá más cambios en nuestra estructura” y asegura que continuará en el equipo Louis C. Camilleri, el actual CEO que se supone iba a ser sustituido por Domenicali.

De esa carta, y aunque Elkann en ningún momento menciona a Domenicali, se deduce que el presidente de Ferrari ha descartado el fichaje de Stefano. Sin embargo, El Corriere, el diario que adelantó la noticia, le preguntó directamente a Elkann por esa posibilidad y esta fue su respuesta:

“No puedo anticipar decisiones que se tomarán en los próximos meses. Hablaré de ello a su debido tiempo”

No sé a vosotros, pero a mí esa respuesta me invita a pensar que en Maranello sí se está barajando realmente el fichaje de Domenicali, opinión compartida por El Corriere, pero es evidente que Elkann no va a adelantar acontecimientos si todavía no hay nada cerrado.

Y, como ya os comenté en su día, el regreso de Domenicali a Ferrari sería positivo pensando siempre en las opciones de Fernando Alonso de volver a vestirse de rojo porque Stefano fue, junto a Montezemolo, padrino del asturiano durante su etapa en Maranello.

De hecho, la dimisión de Domenicali (siempre de mutuo acuerdo, por supuesto) en 2014 y la llegada de Marco Mattiacci fueron causa directa de la marcha de Fernando de Ferrari.

PD. No sé si Ferrari acabará fichando a Domenicali, pero desde luego no es cierto que Elkann haya cerrado la puerta a esa posibilidad.

Si Vettel falla este año, Ferrari romperá su contrato a final de temporada

Vettel, con el equipo Ferrari (Foto: Efe).

La temporada que se avecina se presenta, sin duda, como un ultimátum para Sebastian Vettel. Y no lo digo yo, es una afirmación que comparte la prensa italiana.

En un artículo de El Corriere dello Sport en el que se habla de la revolución que se ha producido en la dirección de Ferrari, con la llegada de Mattia Binotto y el posible desembarco de Stefano Domenicali, se subraya claramente ese ultimátum:

“Seb ha sufrido el clima de tensión e incertidumbre que ha habido en el equipo, pero está claro que en su quinta temporada con el Cavallino no puede permitirse errores como los que comprometieron el título en 2018. De lo contrario, su destino estaría sentenciado a pesar de su contrato firmado hasta 2020”

El Corriere da por hecho que si Vettel no mejora este año sus prestaciones, Ferrari romperá su contrato a final de temporada y buscará un recambio.

Y aquí aparece, además, la fecha mágica de 2020 que es cuando se especula que Fernando Alonso podría regresar a la Fórmula 1, siempre que tenga sobre la mesa una oferta atractiva (deportivamente hablando).

PD. Está claro que, pensando en el hipotético regreso de Alonso a Ferrari, sería mejor que Mercedes volviera a llevarse este año el título. De todas formas, Fernando irá viendo cómo evolucionan los monoplazas Ferrari y McLaren a lo largo del año para ir moviendo también sus fichas.

Optimismo para Carlos Sainz: McLaren espera un gran avance con su nuevo monoplaza MCL34

Carlos Sainz, probando el McLaren (Foto: McLaren).

McLaren espera dar un importante paso adelante esta temporada. Es cierto que en los últimos años hemos escuchado ese mismo mensaje por estas fechas, pero eso no quita que en la escudería británica vuelvan a estar ilusionados.

Principalmente porque el nuevo monoplaza MCL34 parte de una estructura distinta. Esto ha dicho Zak Brown:

“Será un coche muy diferente a su predecesor y anticipamos que será un buen coche. El desarrollo una vez terminada la temporada ha ido según lo previsto”

Ya es un cambio significativo que el “desarrollo” invernal esté yendo sobre la marcha porque hace un año todo eran prisas, imprecisiones y rectificaciones para encajar a marchas forzadas el motor Renault en un chasis ideado para un motor Honda.

“Todos los hombres y mujeres de McLaren han estado trabajando muy duro para asegurarse de que construimos un coche mejor que el de 2018 porque sé que estos muchachos (Carlos Sainz y Lando Norris) ¡no querrán conducir un coche como el del año pasado!”

Brown también se ha referido al fichaje de Andreas Seidl, el nuevo director general del equipo, que llega procedente de Porsche. Y, según ha dejado entrever, Seidl se encargará de capitanear la escudería en el día a día, ya que él dedicará muchos esfuerzos a otros frentes fuera de la F1, entre ellos el ataque de Fernando Alonso a las 500 Millas de Indianápolis:

“Seidl es responsable de dirigir el equipo de Fórmula 1. Mi función como CEO es garantizar que McLaren tenga una plataforma competitiva en cualquier categoría de automovilismo en la que nos encontremos”

PD. Me da que en McLaren cada vez gustan más las carreras americanas…

Ferrari quiere a Domenicali de vuelta… y con él podría llegar Alonso

Domenicali y Alonso, juntos en Ferrari (Foto: archivo).

A principios de esta semana se derrumbó, con el despido de Mauricio Arrivabene, el gran muro que separaba a Fernando Alonso de un hipotético regreso a Ferrari, ya que el ascenso de Mattia Binotto al cargo de director deportivo abrió de nuevo esa posibilidad para el piloto asturiano.

Pero los indicios que apuntan en esa dirección siguen aumentando a pasos agigantados ya que este fin de semana nos hemos enterado de que la escudería italiana también está barajando reincorporar al equipo a Stefano Domenicali, el hombre que dirigió la Scuderia durante la etapa de Fernando en Maranello.

El diario italiano El Corriere dello Sport ha sido el que ha adelantado esta noticia en su edición impresa, tal y como recoge el portal especializado en motor Autosprint, que es propiedad de El Corriere:

El Corriere ha sabido que Ferrari quiere recuperar a Domenicali, despedido en 2014, porque lo considera el perfil ideal de ferrarista para negociar el futuro de la F1 con Liberty Media. La reorganización de la dirección de Ferrari aún podría depararnos giros sensacionales, como el regreso de Domenicali, actual CEO de Lamborghini, que ha impulsado las ventas de la marca en un 51% en 2018″

Según la información revelada por El Corriere, Domenicali podría sustituir a Louis Carey Camilleri, el actual director ejecutivo de Ferrari, que reemplazó en el cargo al fallecido Sergio Marchionne cuando la salud de este último se empezó a deteriorar. Se trataría de una deseo expreso del presidente de la marca, John Elkann.

Es decir, que Domenicali regresaría con un cargo superior al que desempeñó en su anterior etapa en Ferrari. De hecho, estaría por encima de Binotto y sería el máximo responsable de la escudería italiana, algo así como el Zak Brown de Maranello.

Sobra decir que el regreso de Domenicali abriría aún más las puertas de Ferrari para Alonso, ya que Stefano mantiene una relación de amistad con el piloto español y juntos lograron tres subcampeonatos del mundo.

Es más, no hace mucho a Stefano le entrevistaron en la revista Autobild y le preguntaron por el posible regreso de Alonso a Ferrari. Esta fue su respuesta:

“Sería una gran historia, pero es algo que no debe ser forzado, porque podría no salir bien. Pero si en el futuro toma esa decisión, ¿por qué no? De todas formas, depende de si Fernando vuelve y de las personas que tienen que decidirlo. Dejo esa decisión a ellos, y hay que tener en cuenta que no solo depende de Ferrari: también depende de Fernando”

Y es evidente que con Domenicali como director ejecutivo de Ferrari, la decisión de fichar a Alonso le correspondería a él. Así recordaba, en esa entrevista, su etapa en el equipo italiano junto a Fernando:

“Creo que fueron tiempos increíbles. No conseguimos los resultados que tendríamos que haber logrado juntos, pero hubo dos años, 2010 y 2012, en los que a pesar de no ser estar en la mejor situación global llegamos a la última carrera de la temporada con opciones de lograr el campeonato. Lo perdimos por nada, por detalles que no funcionaron bien. Fue una época increíble, con mucho entusiasmo”

PD. El río empieza a sonar…

Cambio importante en la dirección de la escudería McLaren

Andreas Seidl, nuevo peso pesado en el organigrama de McLaren (Foto: McLaren).

Si empezamos la semana conociendo el relevo en la dirección de Ferrari (Arrivabene KO, Binotto OK), vamos a terminarla con otro importante cambio en la dirección de un equipo, esta vez McLaren.

El equipo de Woking ha anunciado este jueves que Andreas Seidl se convierte en el nuevo director general de su escudería de Fórmula 1. Lo curioso del caso es que en teoría no sustituye a nadie, sino que McLaren añade un cargo a su organigrama y Seidl se convierte en el máximo responsable, solo por debajo de Zak Brown, que se mantiene como CEO del grupo.

En la práctica, sin embargo, todo parece indicar que Seidl ejercerá como director deportivo desplazando a Gil de Ferran que, seguramente, se centrará en la aventura de McLaren en las 500 Millas de Indianápolis junto a Fernando Alonso.

Seidl tiene experiencia en Fórmula 1 porque trabajó para BMW en el campeonato del mundo entre 2000 y 2009. Posteriormente fue director del exitoso equipo Porsche en las 24 Horas de Le Mans.

Seidl llega para capitanear el enésimo intento de reflotar McLaren para tratar de que vuelva a convertirse en una escudería puntera. Esto ha dicho tras anunciarse el nombramiento:

No puedo esperar para unirme al equipo y empezar a trabajar con mis compañeros en McLaren, nuestros socios de Renault y, por supuesto, con Carlos Sainz y Lando Norris”

El fichaje de Seidl es el último movimiento en la inestable cúpula de McLaren, que en 2018 sufrió terremotos de gran magnitud con el despido de pesos pesados como Eric Boullier, Tim Goss o Matt Morris. En el capítulo de llegadas encontramos a De Ferran, Pat Fry o a James Key, además del nombramiento conocido este jueves.

De esta forma, el complejo organigrama directivo de McLaren queda, más o menos, de la siguiente forma:

  • CEO de McLaren: Zak Brown
  • Director general: Andreas Seidl
  • Director deportivo: Gil de Ferran
  • Director técnico: James Key
  • Director de ingeniería: Pat Fry
  • Director de aerodinámica: Peter Prodromou
  • Director de operaciones: Simon Roberts
  • Director de operaciones en pista: Paul James

PD. Por el bien de Carlos Sainz (y de Alonso) espero que entre tanto jefazo saquen este año alguna idea buena…

¿Puede realmente Alonso volver a Ferrari con Binotto?

Fernando Alonso, con Ferrari (Foto: archivo).

El cambio en la dirección de Ferrari abre una nueva puerta para el hipotético regreso de Fernando Alonso a la Fórmula 1. Hasta este martes, las únicas opciones que tenía el asturiano eran dos: McLaren o Mercedes.

La primera es, sin duda, la más realista aunque para ello McLaren tiene que dar por fin con la tecla y ofrecerle a Fernando un coche competitivo. La segunda pasa porque Mercedes deje de ganar y se decida, por fin, a apostar por dos pilotos de primer nivel en lugar de mantener a un escudero como Valtteri Bottas que en 2018 a punto estuvo de dejar a la marca alemana sin el título de constructores.

Pero, como decía, el despido de Mauricio Arrivabene y la promoción de Mattia Binotto al cargo de máximo responsable deportivo de la Scuderia añaden una tercera opción, la de Ferrari, para Alonso.

Se trata de una opción más realista que la de Mercedes porque el equipo italiano atraviesa una larga sequía de títulos y necesita ganar como sea. La dirección de Maranello está, además, molesta porque entiende que en 2017 y 2018 se desperdició un monoplaza capaz de ganar el campeonato.

Arrivabene hubiera preferido ponerse él al volante antes que llamar a Alonso (su relación era mala), pero Binotto ha trabajado en el pasado con Fernando y sabe que es el piloto que más garantías de éxito ofrece.

Evidentemente, Ferrari ya tiene a dos pilotos titulares para esta campaña, Sebastian Vettel y Charles Leclerc, pero si el título se le escapa este año, más aún si se escapa por errores de pilotaje como en 2018, es muy probable que Binotto levante el teléfono para llamar a Fernando.

Tampoco dudo de que el entorno del asturiano tanteará esa posibilidad a lo largo de este año para sondear la opción de que Alonso vuelva a vestirse de rojo en 2020.

PD. Si Alonso volvió a McLaren cuando parecía imposible, ¿por qué no va a volver a Ferrari en 2020?

Ferrari despide a Arrivabene y abre las puertas a Fernando Alonso

Maurizio Arrivabene, reemplazado por Mattia Binotto, según La Gazzetta dello Sport (Foto: archivo).

Los Reyes Magos han vuelto a abrir las puertas de Ferrari para Fernando Alonso porque la escudería italiana ha decidido relevar de sus funciones a su director deportivo, Maurizio Arrivabene, el principal obstáculo que impedía cualquier posibilidad de que el piloto español regresara a Maranello. La noticia, confirmada esta tarde por el equipo, la adelantó La Gazzetta dello Sport de este modo:

“Ferrari, ¡qué revolución! Arrivabene fuera, Binotto al mando. La cohabitación entre los dos era insostenible por lo que la Scuderia ha decidido poner al frente al responsable técnico. Tal vez hoy mismo se pueda oficializar el cambio en la parte superior de la dirección deportiva, con el actual responsable del equipo siendo reemplazado por el que hasta el año pasado era director técnico”

La Gazzetta ya daba por hecho que la etapa de Arrivabene al frente de Ferrari había terminado y que a partir de ahora será Mattia Binotto quién tomará las riendas de Maranello. El cambio en la cúpula deportiva se gestó durante las Navidades, subrayó el diario:

Entre los departamentos de la fábrica había una atmósfera de tensión e incertidumbre ya en las últimas semanas, antes de las vacaciones de Navidad. El punto de inflexión fue la no renovación del contrato de Arrivabene, que hasta septiembre parecía estar firmemente aferrado a su sillón”

Y el artículo recuerda a Alonso a la hora de valorar las causas del despido de Maurizio:

“La aventura de Arrivabene al timón del equipo rojo ha durado cuatro temporadas en las que Ferrari tuvo dos veces (2017-2018) un coche capaz de competir en el Mundial contra Mercedes, pero nunca llegó a jugarse el título en la última carrera como había sucedido en los años de Stefano Domenicali y Fernando Alonso. Una situación que debe de haber pesado en el destino final de Arrivabene”

Al contrario que Arrivabene (que venía del mundo de los cigarrillos), Binotto es un ingeniero con una larga trayectoria en Ferrari. Llegó a Maranello en 1995 y ha desempeñado diferentes puestos de responsabilidad en la Scuderia.

PD. Sobra decir que Binotto conoce muy bien a Alonso porque trabajó junto a él durante la etapa del asturiano en Ferrari. En aquella época el ingeniero italiano llegó a ser máximo responsable de las operaciones en pista, así que sabe perfectamente de lo que es capaz Fernando.

¿Filtrada la primera imagen del nuevo McLaren de Carlos Sainz?

McLaren anunció este jueves que el próximo 14 de febrero presentará su nuevo monoplaza, el MCL34 con el que Carlos Sainz y Lando Norris intentarán que los aficionados de la escudería británica olviden el penoso 2018.

Pero además de anunciar la fecha, McLaren, como suele ser habitual, dio la primera pista de cómo podría ser su nuevo monoplaza.

Fue a través de un gracioso y aparentemente inocente mensaje en Twitter en el que se simula una conversación de WhatsApp en la que participan Sainz, Norris, Zak Brown y otros miembros del equipo McLaren. Incluso interviene Fernando Alonso:

Ese chat termina con Sainz preguntándole a su jefe si le puede adelantar algo del nuevo coche. Brown responde enviando un vídeo y pide que no se lo reenvíen a nadie. Lógicamente, el vídeo no se puede descargar, pero sí se intuye una imagen detrás:

Si aclaramos un poco esa imagen comprobamos que se vislumbra una silueta naranja papaya, es decir, que podemos deducir que McLaren mantendrá este año el color característico del monoplaza de 2018:

PD. Solo espero que el único parecido entre los dos coches sea el color…

McLaren se alía con la Fórmula 1 para incrementar la igualdad en la parrilla

Fernando Alonso, al volante del McLaren (Foto: Efe).

Como bien ha dicho Zak Brown, es normal que los equipos que actualmente mandan en la Fórmula 1 (Mercedes, Ferrari y Red Bull) quieran que todo continúe igual en el futuro, y que aquellos que más sufren, empezando por McLaren, apuesten por un cambio radical en la normativa.

La buena noticia es que los dueños de la Fórmula 1, Liberty Media, están dispuestos a defender los intereses del segundo grupo y cuentan, además, con McLaren como principal aliado.

Brown ha explicado en la revista Autosport que McLaren apoya al 100% el borrador que Liberty presentó el año pasado en Bahréin en el que se trazaban las líneas maestras de lo que puede ser la Fórmula 1 en 2021:

“En McLaren estamos muy a favor de lo que se presentó en Bahréin y cuanto antes podamos implementarlo, mucho mejor. Creo que Chase Carey y Ross Brawn están avanzando sobre esa base. Su visión es lo que presentamos en Bahréin y estamos trabajando juntos en ello, aunque haya equipos que aún no lo han aceptado”

Esas líneas maestras que se presentaron en Bahréin persiguen por encima de todo incrementar el espectáculo haciendo las carreras menos previsibles y, por lo tanto, reduciendo la brecha que actualmente separa a los tres primeros equipos del resto. El objetivo último es que haya mucha más igualdad en la parrilla.

Para ello, McLaren apoya los principales puntos del borrador que maneja Liberty, que son los siguientes:

  1. Motor: Aunque la idea es mantener su estructura híbrida, el objetivo es simplificarlos al máximo para reducir costes y animar a nuevos fabricantes a entrar en la Fórmula 1. Se pretende también fijar un tope máximo a la diferencia de potencia que puede haber entre diferentes propulsores.
  2. Estandarización: Motor, aerodinámica y suspensiones serán únicas en cada equipo, pero el objetivo es estandarizar muchos otros componentes menos determinantes en carrera.
  3. Aerodinámica: También se intentará simplificar y, sobre todo, apostará por diseños que ayuden a facilitar los adelantamientos limitando las turbulencias que un monoplaza puede generar sobre el perseguidor.
  4. Fiabilidad: La intención de Liberty es que haya más averías en carrera, aunque no ha detallado cómo piensa conseguirlo (quizás podría preguntarle a Honda en este punto).
  5. Costes: Imponer límites al presupuesto de los equipos más severos que los actuales y, sobre todo, una mayor supervisión para que no sean sobrepasados.
  6. Reparto de dinero: Mejorar la distribución de ingresos para que sea más equitativa.

PD. Espero que Liberty sea firme a la hora de implantar esta pequeña revolución en la Fórmula 1.

¿Qué podemos esperar de McLaren esta temporada 2019?

Carlos Sainz, trabajando con su nuevo equipo McLaren (Foto: McLaren).

Difícilmente McLaren puede caer más bajo de lo que cayó en 2018, así que siempre podemos ver el vaso medio lleno y pensar que esta temporada será mejor que la anterior. La cuestión es ¿cuánto mejor será?

Si atendemos a las previsiones que baraja la escudería, podemos ser moderadamente optimistas porque los datos de simulación CFD y banco de pruebas son positivos. Esto ha dicho su director ejecutivo, Zak Brown, muy prudente a la hora de hablar del futuro:

“Hay mucho optimismo en el equipo, pero no queremos lanzar las campanas al vuelo. Ya lo hemos hecho en el pasado y no vamos a repetir ese error. El desarrollo va bien y estamos en camino de lograr lo que queremos”

Lo más importante, no obstante, es que McLaren afronta 2019 con un enfoque radicalmente distinto al del año pasado y eso es importante. El equipo asume el fracaso de 2018 y dar por enterrado ese proyecto. Todo lo que veremos este año parte de una nueva base:

“Hemos hecho las cosas de forma diferente. Todos estamos trabajando bien juntos, más tranquilos y con más confianza, pero seguimos en alerta. Sabemos que este es un año importante para mostrar progresos y nos invade una energía nerviosa y a la vez emocionante”

PD. Después de seis años de sonados fracasos (la última victoria de McLaren data de 2012) va siendo hora de, por lo menos, intuir que el equipo aún tiene sangre en las venas y es capaz de reaccionar.