Entradas etiquetadas como ‘alpine’

Prost, el ejemplo en el que se mira Alonso en su regreso a la Fórmula 1

Alain Prost, con Fernando Alonso (foto: archivo).

El cuatro veces campeón del mundo Alain Prost es el ejemplo a seguir por Fernando Alonso en esta segunda etapa en la Fórmula 1. Igual que el asturiano, el francés también se tomó un periodo de descanso (aunque en su caso fue solo un año y no dos) y también ha revelado que le costó un poco volver a adaptarse a los monoplazas cuando empezó a hacer test:

“Fue un shock físico y mental. Yo estaba increíblemente en forma, solo tenía un 5% de grasa corporal, pero cuando llegué en septiembre para probar, me sentí completamente perdido. Eso significa que todo lo que has hecho fuera del coche es importante, pero no lo es tanto como todo el trabajo que haces dentro de la Fórmula 1. Tus músculos no están entrenados, son músculos distintos los que trabajan, toda la fisiología, la visión… todo eso no lo puedes entrenar”

Hay que decir que la adaptación de Prost fue, no obstante, bastante rápida y en el año de su regreso, en 1993, acabaría logrando su cuarto título mundial. Claro está que el francés regresó con un Williams que, entonces, era el mejor monoplaza de la parrilla, algo que Alonso no puede decir de su Alpine.

Dicho esto, Prost entiende a la perfección que a Fernando le esté costando un poco su adaptación, pero sostiene que solo es cuestión de tiempo que vuelva a rendir al máximo nivel:

“No me sorprende que Alonso necesite algo de tiempo. Es algo que requiere tiempo. El simulador es bueno, pero lo es más estar dentro del coche. Está mejorando cada vez más, pero en mi opinión aún no está en la cima. Él lo sabe y esperamos que su ritmo sea mejor en Francia, una pista diferente, amplia y que conoce muy bien”

PD. Lo bueno de Alonso es que su objetivo no está en 2021, sino en 2022, cuando el Alpine también debería de estar en condiciones de pelear por grandes objetivos.

Fernando Alonso llega a Bakú con un Alpine mejorado

Fernando Alonso, al volante del Alpine (Foto: EP).

…y buena falta que le hace, puntualizo. Después del decepcionante GP de Mónaco para el equipo Alpine, urge algún tipo revulsivo de cara al GP de Azerbaiyán que se disputa este fin de semana en otro circuito urbano aunque, afortunadamente, de características muy distintas a las del Principado: aquí, al menos, los monoplazas podrán correr y no ir de paseo.

Parece que la dirección de Alpine ha acelerado los procesos para adelantar algunas mejoras en el coche, que podrán ser estrenadas este fin de semana. Lo ha explicado el CEO del equipo, Marcin Budkowski:

“Ha sido una semana muy ocupada en la fábrica para tener todo listo y tenemos un pequeño paquete de actualizaciones, siguiendo nuestro plan de desarrollo. Hemos realizado análisis y simulaciones rigurosas para asegurarnos de que vamos a Bakú con la mejor comprensión posible de nuestros problemas en Mónaco, para asegurarnos de que no nos afectan de nuevo”

Budkowski no oculta tampoco que Mónaco fue una gran decepción para el equipo después de una tímida pero constante progresión en las carreras anteriores:

“Después de dos carreras prometedoras en Portugal y España, Mónaco frenó brevemente nuestra progresión. En general, fue una mala actuación y no debemos esconder eso como equipo. Aunque logramos sumar puntos, no estamos contentos con nuestro rendimiento en Mónaco en comparación con nuestros principales competidores”

Lo bueno es que en Bakú hay una de las rectas más largas del calendario que puede beneficiar el rendimiento del Alpine.

PD. En principio esta carrera será la última antes de que Fernando Alonso disponga de una dirección asistida adaptada a sus necesidades.

Alonso está sufriendo, pero el plan sigue adelante sin fisuras

Fernando Alonso, en Mónaco (Foto: EFE).

Fernando Alonso ha admitido que su vuelta a la Fórmula 1 está siendo más complicada de lo esperado, principalmente por la falta de test en pretemporada y por los problemas de adaptación al nuevo Alpine que ya os comenté. Así lo ha explicado en una entrevista en la revista americana Racer:

“Tal vez está siendo un poco más difícil de lo que preveía. No es que diera por sentado que los resultados llegarían automáticamente, porque sabía que necesitaría preparación, horas de simulación y pruebas, pero todavía estoy luchando por maximizar el potencial del coche. Pensé que en tres o cuatro carreras estaría al 100%, pero creo que serán necesarias ocho o nueve”

En esa entrevista también deja entrever Fernando que los monoplazas Renault/Alpine siempre han sido complicados debido a su particular “filosofía” y recuerda que muchos pilotos han sufrido en ese equipo en su primera temporada. Sin embargo, una vez lograda la adaptación, la simbiosis Alonso-Renault ya sabemos todos que puede rozar la perfección.

Como veis, Fernando no tiene ningún problema en admitir que está siendo más complicado de lo esperado este inicio de temporada, pero lo importante es que mantiene la motivación al 100% con un objetivo muy claro: prepararse para 2022.

“Honestamente, estoy disfrutando cada vuelta y la emoción que siento es aún mayor de lo que esperaba. Disfruto de la preparación, de las reuniones con el equipo, de la puesta a punto del coche… No solo el tiempo en pista, también disfruto más que en el pasado todas esas cosas. Mi motivación para volver es el cambio de regulación que habrá en 2022 y la razón por la que he vuelto este año es porque ese cambio en la regulación se pospuso por la pandemia y volver en 2022 habría sido un desafío demasiado grande, así que volví este año para adaptarme mejor y más rápidamente”

PD. Está claro que este 2021 será fundamental para que Alonso vuelva a estar al 100% desde el minuto 1 en 2022, el año clave en el que todo puede cambiar en la Fórmula 1.

A Fernando Alonso solo le queda una carrera de sufrimiento

Fernando Alonso, en Mónaco (Foto: EP).

Es una evidencia que Fernando Alonso no está cómodo en el nuevo Alpine, un coche que no es tan competitivo como esperábamos antes de comenzar la temporada, pero que además no se adapta al estilo de conducción del piloto asturiano. De ahí que le hayamos visto sufrir más de lo necesario en calificación, donde su compañero Esteban Ocon está siendo más rápido.

El principal problema viene de la dirección asistida del Alpine A521, algo que el propio Fernando admitió. “Estoy acostumbrado a una dirección asistida diferente, el coche se comporta de forma distinta”, dijo.

Y Alonso ya se lo ha hecho saber al equipo para que tome cartas en el asunto. De hecho, desde la carrera de Montmeló están trabajando en una modificación para adaptar esa dirección asistida a las necesidades de Alonso que, no lo olvidemos, sufre una alarmante falta de kilometraje respecto a sus rivales después de dos años fuera del Mundial.

Lo peor de todo es que ese proceso de modificación del coche está siendo lento y, además, el calendario no ha acompañado con dos carreras seguidas en circuitos urbanos, como Mónaco y la próxima en Bakú, en las que el equipo Alpine considera poco apropiado introducir ese tipo de novedades en el coche.

Con ese panorama, a Fernando todavía se le presenta un carrera a la defensiva en el GP de Azerbaiyán, en el que continuará pilotando un coche poco amable con su estilo de pilotaje. Será, sin embargo, en la siguiente cita de Francia donde, en principio, podremos ver por fin al mejor Alonso al volante del Alpine.

PD. “Espero que en Francia empiece un nuevo campeonato para mí”, avisó Alonso.

Red Bull señala irregularidades en el coche de Fernando Alonso

El Alpine, en acción (foto: archivo).

Mucho se ha hablado estos días sobre el exceso de flexibilidad del alerón trasero de Red Bull, un tema recurrente con el equipo energético porque Adrian Newey es experto en ese asunto: cuando Sebastian Vettel ganó sus cuatro mundiales ya se acusó a Red Bull de utilizar un alerón flexible, aunque entonces se señaló al delantero y no al trasero. Entonces, la FIA acabó endureciendo los test de flexibilidad para homologar ese tipo de piezas aerodinámicas.

Ahora nos encontramos en una situación similar, pero Red Bull defiende la legalidad de su monoplaza y lo hace señalando a los coches de algunos rivales, entre ellos el Alpine de Fernando Alonso, que según Helmut Marko también cuenta con un alerón excesivamente flexible. Así lo expuso en Motorsport-magazin:

“No somos los únicos en hacerlo. Esto afecta también a otros equipos. Tanto Alpine como Alfa Romeo utilizan alerones traseros que flexionan a alta velocidad. También ellos tendrían que hacer cambios”

Y Marko insisten en que no hay nada ilegal en el coche, sino que sus ingenieros han sido capaces de encontrar lagunas en el reglamento para utilizarlas a su favor:

“Nuestro alerón trasero ha pasado todas las pruebas de carga requeridas. Ahora hay un nuevo criterio que tiene diferentes parámetros con respecto a la carga aerodinámica. Esto sucede normalmente cuando se introducen nuevas regulaciones y los equipos descubren áreas grises en el reglamento”

PD. Lo cierto es que si el Alpine de Alonso tiene un alerón flexible, no le está funcionando tan bien como a Red Bull.

Fernando Alonso sigue marcando la diferencia en carrera

Fernando Alonso, luchando con Giovinazzi en Montmeló (Foto: EP).

He leído en los últimos días muchas críticas a Fernando Alonso por su rendimiento en su regreso al Mundial de Fórmula 1, pero tengo que decir que me parecen totalmente fuera de lugar.

Aunque es cierto que Fernando todavía no está al 100%, y él mismo lo admite abiertamente, si analizamos los resultados hasta ahora veremos que su gran asignatura pendiente está los sábados en calificación.

Y es perfectamente comprensible, porque los monoplazas han cambiado en dos temporadas y también los neumáticos, así que Alonso se ha encontrado con una Fórmula 1 bastante diferente a la que dejó en 2018 y sin apenas tiempo para prepararse porque solo hubo tres jornadas de test en pretemporada.

Pero dicho esto, insisto en que si observamos los resultados y los comparamos con los de su compañero Esteban Ocon veremos que Fernando sigue siendo muy fuerte los domingos en carrera, como siempre lo ha sido.

Prescindiendo de la carrera inaugural de Bahréin, en la que tuvo problemas mecánicos ajenos a su pilotaje y tuvo que abandonar, tanto en Imola como en Portimao Alonso cruzó la meta justo por detrás de Ocon a pesar de salir mucho más rezagado en parrilla:

GP EMILIA-ROMAÑA
Parrilla
Ocon: 9
Alonso: 15

Carrera
Ocon: 9
Alonso: 10

GP PORTUGAL
Parrilla
Ocon: 6
Alonso: 13

Carrera
Ocon: 7
Alonso: 8

Y en el reciente GP de España, quiero recordar que Ocon terminó noveno a pesar de salir quinto en parrilla, mientras que Alonso estaba luchando por la décima posición tras arrancar desde el puesto 17 cuando sus neumáticos desfallecieron (terminó en el mismo puesto 17).

Las matemáticas dicen que (eliminando el GP de Bahréin por fallo mecánico) Alonso ha ganado 10 posiciones en carrera esta temporada, mientras que Ocon ha perdido 5 posiciones.

PD. No haber perdido el ritmo en carrera es lo más importante porque mejorar en calificación solo es cuestión de tiempo para Fernando.

Alpine explica por qué el coche de Alonso corre menos de lo esperado

Fernando Alonso, en la parrilla de salida de Imola (Foto: EP).

Ya sé que también las prometió para Imola y que apenas se notaron en la pista, pero el director ejecutivo de Alpine, Marcin Budkowski, lo ha vuelto a hacer y ha prometido de nuevo grandes evoluciones en el monoplaza A521 para las próximas carreras:

“Tenemos una serie de elementos de prueba para su evaluación y análisis, que ya están en curso y que parecen prometedores”

Budkowski asegura que muchas son actualizaciones ya contempladas desde principios de temporada y otras son fruto de los datos extraídos en Bahréin. Detalla, asimismo, que se irán incorporando “progresivamente” al monoplaza.

Pero más allá de estas promesas, que hasta que no las veamos funcionar en la pista no dejan de ser palabrería, el propio Budkowski ha explicado por qué Alpine está por debajo del rendimiento esperando en este inicio de temporada. Principalmente por tres motivos que aquí os enumero:

  • 1. Cambios en la regulación
  • 2. Problemas con el túnel de viento
  • 3. Pocos días de test en pretemporada.

Así lo explica el jefe de Alpine:

“Sabíamos que tendríamos algo de viento en contra este invierno con algunos cambios en la regulación, pero también tuvimos algunos problemas con el túnel de viento que ralentizaron nuestro desarrollo. Sabíamos que no sería el mejor invierno posible y no esperábamos milagros. Esperábamos estar a la defensiva en términos de ritmo y los test lo confirmaron”

Así las cosas, Budkowski desliza un dato fundamental: el cambio de regulación ha perjudicado al equipo, igual que le ha ocurrido a Mercedes este año, mientras que otras escuderías, como Red Bull, se han beneficiado de ello.

A esos dos problemas se añade el tercero, la falta de test en pretemporada, que aunque ha sido un problema idéntico para todos los equipos, siempre perjudica más a los que llegan peor preparados.

PD. Este año el cambio de regulación ha sido mínimo, espero que en 2022, cuando realmente habrá un cambio importante en el reglamento, Alpine sepa cogerlo con viento a favor.

¿Hay algo positivo en la carrera de Alonso en Imola?

Fernando Alonso, en el GP de la Emilia-Romaña (Foto: EFE).

El rendimiento del Alpine me parece decepcionante y eso no hay que esconderlo. Y no porque mis expectativas fueran excesivamente altas este invierno, sino porque Renault nos había dado motivos para ello: el equipo francés terminó la pasada temporada peleando por entrar en los podios y ahora está luchando por entrar en los puntos. El bajón en cuanto a objetivos es, por lo tanto, más que evidente.

Pero dicho esto, creo que también podemos extraer cosas positivas del GP de la Emilia-Romaña, aunque a priori pueda parecer que ha sido un desastre. Para empezar, hemos visto que el Alpine ha vuelto a entrar en la Q3, ya que Esteban Ocon fue noveno en calificación (en Bahréin fue Fernando Alonso quién metió el coche en Q3). Eso es algo que no todos los equipos de la llamada zona media han conseguido.

Y luego en carrera hemos visto a un Alonso perjudicado por un toque en la salida con un Alfa Romeo que ha lastrado su carrera, pues ha dejado al asturiano muy atrás en un circuito especialmente complicado para adelantar.

Pero aunque Fernando no ha podido adelantar para entrar en los puntos, sí que le hemos visto dar otra lección de defensa de la posición. Y no ante un coche cualquiera, sino ante todo un Red Bull, quizás el monoplaza más competitivo de la parrilla en estos momentos.

Alonso ha resistido en le tramo final de la carrera todos los ataques que le ha lanzado Checo Pérez con su Red Bull y, aunque las manos del asturiano tienen mucho mérito, también es justo reconocer que el Alpine ha mostrado buen rendimiento para no ser superado por el monoplaza energético.

PD. Alonso es un especialista en defender su posición en Imola: que se lo digan a Michael Schumacher.

El frío de Imola impulsará al Alpine de Fernando Alonso

El Alpine A521, en Bahréin (Foto: Alpine).

El equipo Alpine confía en que el descenso térmico que se registrará en el GP de la Emilia Romaña respecto a la anterior cita de Bahréin beneficie a su monoplaza A521 porque han detectado problemas de rendimiento con altas temperaturas. Lo ha reconocido el CEO, Marcin Budkowski, en Motorsport:

“Tenemos que reconocer que estamos menos satisfechos con el coche en las sesiones de más calor. La FP3 de Bahréin fue un poco más complicada para nosotros y recuperamos competitividad en las sesiones nocturnas, se pudo comprobar en la FP2 y en la calificación”

Evidentemente, esto es un grave problema para Alpine porque en la mayoría de circuitos van a encontrarse con altas temperaturas. Cuando no estemos en un escenario tórrido, como pueden ser Bahréin, Emiratos o Arabia Saudí, estaremos en pleno verano en Europa, donde se alcanzan también temperaturas bastante extremas en la pista: Montmeló es un buen ejemplo de ello.

Las excepciones donde suelen darse temperaturas más bajas son Silverstone, Suzuka o Canadá, pero para de contar, así que Alpine tiene que intentar corregir ese problema cuanto antes. No obstante, Budkowski señala que para la próxima cita de Imola, y también para la siguiente de Portimao, pueden beneficiarse de un ambiente más fresco:

“No creo que vaya a ser un problema para nosotros en Imola o Portugal, pero podría volver a ser un problema en los meses de verano”

Lo que más me preocupa es que en Alpine todavía no saben cuál es la causa de ese problema del coche en altas temperaturas:

“Tenemos un poco de trabajo por delante para entender y analizar por qué fuimos menos competitivos en las sesiones de más calor que en las sesiones nocturnas de Bahréin”

PD. Lo único bueno de todo esto es que el calendario le ha regalado a Alpine mes y medio de margen desde Bahréin para solucionar esto antes de llegar a Montmeló (7-9 de mayo). Por si acaso, crucemos los dedos para que el verano se retrase lo máximo posible…

Alpine prepara “el mejor coche de todos los tiempos” para Fernando Alonso

El monoplaza A521 de Alpine (Foto: Alpine).


No ha escatimado en hipérboles el nuevo CEO del equipo Alpine, Laurent Rossi, al hablar de la próxima temporada en una entrevista que recoge el portal oficial de la Fórmula 1. No solo dice que Alpine tendrá un coche competitivo la próxima temporada, sino que dice que será el mejor coche jamás visto en el Mundial de Fórmula 1.

Rossi cuenta que el actual monoplaza ya ha alcanzado “sus límites” de desarrollo, o está cerca de alcanzarlos, pero subraya que en 2022 todo será diferente con el cambio de reglamentación y que Alpine está centrando ahí sus esfuerzos para tener “the best ever car“, que vendría a ser “el mejor coche de todos los tiempos”, para afrontar la nueva era de la Fórmula 1:

“Lo que queremos es seguir construyendo sobre lo que hemos hecho. Sabemos que hemos llegado más o menos al final de este coche, y vamos a extraer todo lo que podamos de él, pero al mismo tiempo nos aseguraremos de construir el mejor coche de todos los tiempos para la era de la nueva regulación”

Deja claro Rossi que los esfuerzos y recursos de Alpine están centrados en 2022 que, por otro lado, es también el gran objetivo de Fernando Alonso y la razón por la que ha vuelto al Mundial. Este año es un periodo de transición para que piloto y equipo se acoplen a la perfección con un objetivo claro: pelear por ganar el próximo campeonato.

Y como buen equipo francés que son, Rossi hace una comparativa gastronómica sobre lo que está por venir:

“Han cambiado muchas cosas en el equipo en los últimos años, hay un nuevo grupo de personas, contratamos un par de ingenieros de alto perfil… Estoy bastante seguro de que esta nueva mayonesa tendrá buen sabor el próximo año. Somos franceses, así que sabemos un par de cosas sobre mayonesas”

Y, cómo no, destaca la figura de Fernando Alonso dentro de este nuevo engranaje de Alpine:

“Yo soy ingeniero y he hablado con todo el equipo y he visto que hay un buen plan en marcha. Tenemos personas que han trabajado en los mejores equipos en los últimos 23 años. Tenemos un bicampeón del mundo que nos va a aportar toda su experiencia. Creo que estamos en el primer paso de un largo viaje, pero tengo mucha confianza”

PD. Optimismo no falta y eso siempre es positivo, pero me gustaría empezar a ver algunos avances en Imola.