Archivo de la categoría ‘Ferrari’

Interlagos, el circuito donde le robaron a Alonso su tercer Mundial

La Fórmula 1 regresa este fin de semana al cicrucito de Interlagos, un escenario mítico que nos deja sensaciones agridulces a todos los alonsistas (bien es cierto, que más dulces que agrias) porque aquí hemos vivido de todo.

Por un lado, en Brasil hemos celebrado los dos títulos mundiales de Fernando Alonso, pues fue en este escenario donde se proclamó campeón tanto en 2005 (siendo entonces el más joven de la historia en lograrlo) como en 2006. Sin duda, son los mejores recuerdos de Interlagos y los que más pesan en la memoria de todos.

Pero en Sao Paulo también vivimos la infame carrera de 2012 en la que la FIA regaló el título mundial a Sebastian Vettel al permitirle adelantar con banderas amarillas en pista, algo prohibido por el reglamento y que, de haberlo aplicado, le habría costado al alemán una sanción de, al menos, un drive-through.

Con esa sanción justamente aplicada, el título habría sido para Fernando, que habría logrado merecidamente su tercer campeonato. Aquí os recupero uno de los momentos de aquella infamia:

Ferrari, por aquel entonces el equipo de Alonso, presentó una reclamación, pero la FIA no se atrevió a modificar un resultado que ya estaba celebrando Vettel con el equipo Red Bull.

PD. De aquella carrera también recuerdo la vergonzosa actitud de Michael Schumacher al dejar pasar a Vettel descaradamente (incluso lo reconoció después de la carrera) cuando teóricamente eran rivales.

¿Por qué Vettel se bajó de un salto de su Ferrari cuando abandonó en Rusia?

Vettel salta de su Ferrari en Sochi.

Para los que dicen que siempre me meto con Vettel, hoy quiero salir en su defensa porque he visto en las redes sociales una polémica un tanto absurda sobre la forma en la que el piloto alemán se bajó de su Ferrari tras su abandono en Sochi.

Por ahí he leído críticas a Sebastian porque, dicen esos críticos, se bajó de su monoplaza de un salto y posteriormente chocó la mano con los comisarios de pista que se encontró por el camino. Vienen a decir que fueron gestos excesivamente efusivos por parte de un piloto que acaba de abandonar una carrera.

Y lo achacan a que, en realidad, Vettel estaba contento por haber provocado un virtual safety car que estropeó la victoria de su compañero, Charles Leclerc, con quien ya están abiertamente enfrentados.

Y, efectivamente, en estas imágenes se pueden apreciar esos gestos de Vettel:

Sin embargo, el motivo de ese comportamiento de Vettel es bien distinto. La razón por la que saltó de un brinco de su Ferrari es porque acababa de sufrir una avería en el MGU-K, el motor eléctrico de su monoplaza, y existe el peligro real de que el coche provoque alguna descarga eléctrica. Es especialmente peligroso poner un pie en el suelo manteniendo el otro en el coche, de ahí el salto de Vettel con ambas piernas.

Y posteriormente se dirigió a los comisarios, no para chocarles la mano como he leído, sino para comentarles que se aseguraran de tocar el coche con guantes a la hora de retirarlo de la pista.

PD. Una cosa no quita la otra y no dudo de que a Vettel le hiciera más gracia la victoria de Hamilton que la de su compañero de equipo.

Vettel, a caballo regalado, no le mires el dentado

Sebastian Vettel (Foto: efe).

Dice el refrán que a caballo regalado, no le mires demasiado los dientes. Y ese aforismo de la sabiduría popular es perfectamente aplicable a la victoria de Sebastian Vettel en Singapur.

Hacía más de un año que el tetracampeón del mundo no ganaba una carrera, arrastraba una ristra de errores interminable y su futuro en Ferrari estaba más en entredicho que nunca, así que necesitaba como agua de mayo (el refranero tiene para todo) una victoria para reivindicarse.

Y aunque se la regaló su equipo, bien hizo Vettel en aprovecharla, pues para figurar en las estadísticas sirve igual un triunfo regalado que uno trabajado. Además, volver a subir a lo alto del podio seguro le ha servido a Sebastian para recuperar la moral y la confianza. ¿Qué más da entonces cómo se haya producido esa victoria? ¿Quién se acuerda del cómo cuando está saboreando el champán en lo alto del podio?

Con esto quiero decir que el comportamiento de Vettel fue intachable, pues simplemente se dedicó a abrir un regalo como un niño el día de reyes.

Más peros se le puede poner al comportamiento de Ferrari, que decidió obsequiar a Sebastian sin tener en cuenta (o teníendolas, que sería aún más grave) los daños colaterales que provocaría ese regalo sobre Charles Leclerc, su piloto mejor colocado en el Mundial y el piloto que estaba liderando la carrera en ese momento.

PD. Feo, muy feo es que tu propio equipo te haga un undercut.

Vettel dice que lo ha hecho peor en el pasado

Sebastian Vettel (Foto: Efe).

Aunque Sebastian Vettel atraviesa el momento más bajo de toda su carrera, como mínimo el peor desde que debutó en la Fórmula 1 en 2007, el tetracampeón mundial ha asegurado que ha vivido momentos aún más complicados en el pasado. Esto ha dicho en declaraciones que recoge el portal Crash.net:

No recuerdo toda mi carrera, para ser honesto, obviamente ha pasado bastante tiempo desde que empecé… y ciertamente este no es mi mejor momento, pero tampoco es el peor”

Muy mal lo tiene que haber hecho Vettel en el pasado para haber rendido a un nivel inferior al del último año. Es más, viendo su currículum me cuesta creerlo, pues Sebastian ha destacado casi siempre en las categorías inferiores.

Quizás uno de sus años más complicados fue 2005, cuando debutó en la F3 Euroseries y terminó quinto en el campeonato, sin ninguna victoria, y muy lejos del campeón, Lewis Hamilton, ganador de 15 de las 20 carreras disputadas. También superaron a Vettel en el campeonato pilotos como Adrian Sutil, Lucas di Grassi o el francés Frank Perera, que ni siquiera llegó a la F1.

Eso sí, Sebastian era debutante en la categoría y fue elegido rookie del año, así que tampoco le fue tan mal. Parece más complicado el momento actual en el que siendo cuatro veces campeón del mundo de Fórmula 1, con dilatada experiencia en la categoría y un coche bastante competitivo, lleva más de un año sin ganar una carrera y está siendo superado por un novato en Ferrari.

PD. Al menos sí admite que no está en su mejor momento…

Red Bull pregunta a la FIA por la legalidad del motor Ferrari

Monoplaza Ferrari (Foto: efe).

Los rivales de Ferrari no se fían del repentino salto de calidad que ha dado el motor italiano en los dos últimos Grandes Premios, Spa y Monza, saldados ambos con victorias de Charles Leclerc.

Tanto es así, que el equipo Red Bull duda de que el motor Ferrari cumpla todos los parámetros legales exigidos por el reglamento y así se lo ha hecho saber a la FIA, tal y como explica Christian Horner en la revista alemana Auto Motor und Sport:

“Hemos enviado nuestras sospechas a la FIA, pero no hemos recibido todavía ninguna respuesta”

Según el artículo, el motor Ferrari sería capaz de obtener hasta 55 caballos de potencia adicionales en determinados momentos durante una vuelta o, lo que viene a ser lo mismo, hasta 40 kilovatios extra del sistema eléctrico.

Esos picos de potencia han marcado la diferencia en las rectas de Monza y Spa, haciendo imposible para los rivales acercarse a los monoplazas rojos.

Las teorías que barajan los rivales, y que seguramente ha hecho llegar Red Bull a la FIA, son varias. Una de ellas presupone que las baterías de los Ferrari está almacenando más kilovatios de los permitidos, otra es la famosa quema de aceite junto al combustible, algo de lo que ya se habló mucho en el pasado.

PD. Espero que la FIA responda pronto a Red Bull para salir de dudas.

El padre de Verstappen advierte a Red Bull

Max Verstappen y Charles Leclerc (Foto: efe).

Parece que papá Verstappen empieza a meter presión al equipo Red Bull en busca de un suculento aumento de sueldo para su hijo. Lo hace siguiendo fielmente la vieja táctica que utilizan los futbolistas para poner en jaque a sus clubes: amenazando con fichar por otro equipo.

En una entrevista en el canal de televisión holandés Ziggo Sport, Jos Verstappen ha dejado caer este mensaje para los directivos de la escudería energética:

“Lo más importante es que tengamos un coche con el que Max pueda competir por el título. El año que viene estaremos en Red Bull de todos modos, pero todo está abierto para 2021″

Es decir, Jos le recuerda a Red Bull que su hijo termina contrato en 2020 y que, si no le renuevan al alza su contrato, podrá marcharse al final de la próxima temporada sin que la escudería austríaca vea un solo euro.

En esa misma entrevista, Verstappen padre ha explicado que, en caso de tener que abandonar Red Bull, las únicas opciones que barajaría su hijo serían Mercedes o Ferrari. Eso sí, dice que todavía no han hablado con nadie, pero que todo puede pasar. Sutil forma de amenaza:

“De momento no está sucediendo nada y nos estamos concentrando en 2020, pero luego ya veremos”

Se ha especulado mucho con que Ferrari podría ser el nuevo destino de Max Verstappen, aunque el crecimiento de Charles Leclerc podría ser un obstáculo y en las últimas semanas ha crecido el rumor de que su destino podría ser Mercedes. De todas formas, Red Bull tiene capacidad económica y técnica como para ofrecerle un proyecto atractivo a Max para el futuro. No sería inteligente dejarlo escapar.

PD. Lo que está claro es que pronto veremos a Max Verstappen en lo alto de la tabla de sueldos de la Fórmula 1.

En Red Bull no quieren volver a ver a Vettel ni en pintura

Vettel, en su última temporada con Red Bull (Foto: archivo).

A Sebastian Vettel se le complica la recolocación cuando termine su actual contrato, si es que lo termina, con el equipo Ferrari.

Y se le complica porque una de sus posibles salidas, que era volver a la disciplina de Red Bull, se le ha cerrado de un portazo.

Helmut Marko, fiel a su estilo, ha sido quien le ha cerrado la puerta en una entrevista en la revista alemana Speedweek:

“No tengo ni idea de cuál será el futuro de Vettel. Pasamos unos años maravillosos juntos, pero ahora tenemos a nuestros cuatro pilotos y Vettel no tiene relevancia para nosotros”

Así pues, con las opciones de Ferrari y Red Bull tachadas de la lista, la única alternativa competitiva (a día de hoy) que le quedaría a Sebastian es Mercedes.

El tetracampeón tiene a su favor la nacionalidad, pues es paisano de la multinacional alemana, pero no sé si el origen teutón puede equilibrar el peso de su reciente currículum plagado de errores de pilotaje.

Otras alternativas serían Renault o McLaren, equipos en crecimiento y que pueden llegar a ser competitivos próximamente.

PD. ¿Os imagináis a Vettel como compañero de Sainz?

Vettel: un gesto muy feo y otro loable en Monza

Más allá de sus errores de pilotaje, en el pasado GP de Italia vimos dos caras muy distintas de Sebastian Vettel después de bajarse del monoplaza.

Por un lado vimos el carácter más agrio de Vettel cuando el tetracampeón del mundo decidió ausentarse de la fiesta de celebración que Ferrari preparó para Charles Leclerc:

Tuvo que ser el director del equipo, Mattia Binotto, quien se encargara de ir a buscar a Sebastian y, a regañadientes, llevarlo hasta el lugar de celebración para que saliera en la foto.

Eso sí, una vez allí, Vettel no dudó en felicitar a su compañero (seguramente cumpliendo con la consigna que le dio Binotto) y fue ovacionado por el equipo.

Y para que algunos no digan que solo hablo mal de Vettel, quiero destacar también el loable gesto que tuvo nada más bajarse del Ferrari. Y es que lo primero que hizo Sebastian fue ir a buscar a Lance Stroll para disculparse por su temeraria reincorporación a la pista, que a punto estuvo de provocarle un grave accidente al canadiense. Bravo por el alemán:

PD. Está claro que después del mosqueo del sábado en calificación, lo último que le apetecía a Vettel es ir a felicitar a Leclerc.

¿Realmente está en peligro el volante de Vettel en Ferrari?

Sebastian Vettel, en Monza (Foto: Efe).

Evidentemente, el futuro de Sebastian Vettel en Ferrari tiene mala pinta. El tetracampeón lleva más de un año sin ganar una carrera y en el presente campeonato se encuentra por detrás de su novato compañero Charles Leclerc, que lleva dos victorias consecutivas.

Pero más allá de esos datos, lo que realmente pone en riesgo la continuidad de Vettel en Maranello es la caída en picado de su rendimiento y los numerosos errores que ha cometido en el último año, algunos impropios de un campeón del mundo.

Sin embargo, me inclino a pensar que Vettel continuará de rojo en 2020, salvo que sus errores se prolonguen y conviertan la situación en insostenible. Y creo que Sebastian continuará un año más en Ferrari porque a la escudería italiana no le queda más remedio, principalmente por dos razones:

Por un lado, romper el contrato de Vettel tendría un importante coste para sus arcas, pues el alemán es el segundo piloto mejor pagado de la parrilla, con un sueldo que ronda los 50 millones de euros anuales. La indemnización que tendría que pagarle sería considerable, mientras que en 2021 puede deshacerse de él gratis porque termina su contrato.

La segunda razón es que Ferrari no tiene un sustituto de garantías. Fernando Alonso, embarcado en la aventura del Dakar no está disponible hasta 2021, y Max Verstappen ha renovado con Red Bull para 2020. También Lewis Hamilton tiene contrato con Mercedes para 2020, igual que Daniel Ricciardo con Renault.

Con un joven talento como Leclerc en sus filas, Ferrari quiere poner a su lado a un piloto experimentado y de garantías, figura que no encuentra en el mercado para 2020 y que, de rebote, asegura la continuidad de Vettel en Maranello.

PD. Lo que está clarísimo es que Vettel no seguirá en Ferrari en 2021, salvo que sorprenda al mundo y gane el próximo Mundial.

Alonso, testigo directo de la debacle de Vettel en Monza

Alonso saluda a los aficionados desde el muro de McLaren, en Monza (Foto: captura TV).

Fernando Alonso ha sido testigo privilegiado del destronamiento de Sebastian Vettel a manos de Charles Leclerc en el equipo Ferrari. El asturiano ha estado presente en el circuito de Monza y ha comprobado de primera mano cómo el tetracampeón cedía la corona virtual de líder de la Scuderia a su joven compañero monegasco.

Leclerc ha rozado la perfección ante miles de tifosi mientras Vettel ha completado otra carrera para olvidar, una más, demasiadas como para tener asegurado su futuro en Ferrari, más allá de que su contrato siga vigente.

De hecho, Vettel ha sido este domingo merecedor de bandera negra (exclusión de la carrera) por poner en riesgo la integridad física de Lance Stroll, y la suya propia, al reincorporarse a la pista de forma temeraria después de haber hecho una excursión por la hierba.

Fernando, impasible, ha visto desde el pit-wall de McLaren cómo Vettel era doblado con un Ferrari en Monza y, aunque desconozco qué ha pasado por su cabeza en ese momento, creo que todos podemos hacernos más o menos una idea de sus pensamientos.

Dicho esto, el regreso de Alonso a Monza ha vuelto a demostrar la perfecta sintonía que mantiene el asturiano con los aficionados italianos, que le han aclamado allí por donde ha pasado y no han sido pocos los que le han pedido que vuelva a la Scuderia.

PD. Durante el fin de semana, Alonso también visitó el motorhome de Ferrari y charló con Mattia Binotto.