Deportes

¿Qué podemos esperar de McLaren esta temporada 2019?

Carlos Sainz, trabajando con su nuevo equipo McLaren (Foto: McLaren).

Difícilmente McLaren puede caer más bajo de lo que cayó en 2018, así que siempre podemos ver el vaso medio lleno y pensar que esta temporada será mejor que la anterior. La cuestión es ¿cuánto mejor será?

Si atendemos a las previsiones que baraja la escudería, podemos ser moderadamente optimistas porque los datos de simulación CFD y banco de pruebas son positivos. Esto ha dicho su director ejecutivo, Zak Brown, muy prudente a la hora de hablar del futuro:

“Hay mucho optimismo en el equipo, pero no queremos lanzar las campanas al vuelo. Ya lo hemos hecho en el pasado y no vamos a repetir ese error. El desarrollo va bien y estamos en camino de lograr lo que queremos”

Lo más importante, no obstante, es que McLaren afronta 2019 con un enfoque radicalmente distinto al del año pasado y eso es importante. El equipo asume el fracaso de 2018 y dar por enterrado ese proyecto. Todo lo que veremos este año parte de una nueva base:

“Hemos hecho las cosas de forma diferente. Todos estamos trabajando bien juntos, más tranquilos y con más confianza, pero seguimos en alerta. Sabemos que este es un año importante para mostrar progresos y nos invade una energía nerviosa y a la vez emocionante”

PD. Después de seis años de sonados fracasos (la última victoria de McLaren data de 2012) va siendo hora de, por lo menos, intuir que el equipo aún tiene sangre en las venas y es capaz de reaccionar.

Cinco pilotos de Fórmula 1 empiezan el 2019 con la soga al cuello

Vettel es uno de los cinco pilotos que se la juegan en 2019 (Foto: archivo).

El Mundial de Fórmula 1 2019, que arranca dentro de 74 días, será una especie de ultimátum para cinco pilotos, a los que difícilmente se les perdonarán errores.

Si este año que hoy inauguramos no dan un paso adelante, en 2020 podrían verse obligados a cambiar de equipo o, en el peor de los casos, a buscarse el futuro en otras categorías.

Estos son los cinco pilotos que empezarán el Mundial 2019 bajo presión:

1. Sebastian Vettel: Una inmensa lupa examinará la temporada del tetracampeón del mundo, al que muchos consideran responsable de que Ferrari no levantara el título en 2018. El piloto alemán cometió numerosos errores el pasado curso, como él mismo ha reconocido, y en los despachos de Maranello ya barajan alternativas. Si este año no minimiza sus fallos, será su última campaña en Ferrari.

2. Valtteri Bottas: Llegó a Mercedes para ser escudero de Lewis Hamilton, pero se ha tomado demasiado en serio ese papel. Su alarmante falta de rendimiento en 2018 puso en peligro el campeonato de constructores para la escudería alemana. El finlandés no estuvo a la altura del monoplaza que tenía entre manos. Una cosa es no discutir la jerarquía en el equipo y otra terminar quinto con un Mercedes.

3. Robert Kubica: Ha luchado mucho por regresar a la Fórmula 1 y Williams le dará este año la oportunidad de volver a la parrilla. No obstante, existen dudas sobre si el polaco podrá rendir al mismo nivel que demostró antes del grave accidente que sufrió en 2011. Con graves secuelas en un brazo, Robert tendrá que demostrar que está capacitado para seguir en la F1.

4. Lance Stroll: Su multimillonario padre, Lawrence Stroll, no quería seguir viéndole sufrir al volante de un Williams, monoplaza casi tan malo como el McLaren, y ha decidido comprar el equipo Force India para darle este año un monoplaza más competitivo. Pero es un regalo de doble filo porque Lance Stroll tendrá como compañero a un hueso duro de roer, Checo Pérez, y tendrá que estar a la altura para quitarse la etiqueta de piloto de pago.

5. Carlos Sainz: Muy a mi pesar, Carlos tiene este año un importante desafío por delante. Después de un año complicado en Renault junto a Nico Hulkenberg, del que ha salido más o menos airoso, se estrenará con McLaren y tendrá la obligación de superar al novato Lando Norris. No será fácil porque el inglés tiene mucha calidad y más experiencia en el equipo.

PD. También empiezan el año bajo presión Maurizio Arrivabene y Zak Brown.

Los cinco mejores momentos de Fernando Alonso en 2018

Fernando Alonso, con solo dos ruedas en Bakú.

Se acaba el año, el último de Fernando Alonso en la Fórmula 1, y me gustaría aprovechar este último artículo de 2018 para recordar los cinco mejores momentos que hemos vivido esta temporada con nuestro bicampeón mundial.

Son los siguientes, ordenados de menor a mayor repercusión:

5. GP de Singapur: A esas alturas de la temporada el McLaren era ya un hierro anquilosado que llevaba meses sin recibir ninguna actualización. Pero llegó Singapur, un circuito donde el piloto puede paliar en parte las carencias del coche, y Alonso sacó a relucir su clase: terminó séptimo, siendo el primer mortal detrás de Mercedes, Ferrari y Red Bull.

4. GP de Mónaco: Fue un Gran Premio muy complicado para Fernando, pues apenas pudo rodar en los Libres 1 y justo después de los Libres 3 vio cómo McLaren modificaba el set-up de su monoplaza al detectar errores sustanciales. Tuvo que disputar la calificación sin haber probado la nueva configuración del coche, pero aún así firmó un espectacular séptimo puesto. “Hemos salidos a ciegas a la quali”, admitió Fernando.

3. GP de Australia: Fue la carrera inaugural de la temporada y Alonso nos llenó de ilusión al maquillar con su pilotaje los defectos de un monoplaza que pronto demostró ser un auténtico desastre. La magia de Alonso, que terminó quinto en Albert Park, nos hizo soñar.

2. GP de Austria: Sin duda la gran remontada de la temporada. Fernando empezó desde el pit-lane y terminó cruzando la meta en octava posición. Y eso sin pilotar un Mercedes, Ferrari o Red Bull (con los que es sencillo remontar), sino con un McLaren incapaz de adelantar al coche de seguridad.

1. GP de Azerbaiyán: Si tengo que elegir un momento, me quedó con Bakú. Cualquier piloto habría abandonado a las primeras de cambio tras ser arrollado en la salida, pero Alonso consiguió llevar su McLaren hasta boxes con solo dos ruedas y, pese a los numerosos daños que tenía en el monoplaza (entre ellos un agujero en el fondo plano), completó toda la carrera y finalizó en un meritorio séptimo puesto.

PD. Con este Top’5 de Fernando aprovecho para desearos a todos un ¡¡Feliz Año 2019!!

Buenas noticias para Carlos Sainz: Renault ha encontrado “muchos kilovatios” en el banco de pruebas

Carlos Sainz, con el mono de McLaren (Foto: McLaren).

El motor Renault será en 2019 mucho más potente que el de este año y eso es una gran noticia para Carlos Sainz, cuyo McLaren estará propulsado por uno de esos motores.

Ese salto de calidad se debe a los magníficos datos de potencia que está proporcionando el nuevo motor francés en los bancos de pruebas. Lo ha explicado Zak Brown, CEO de McLaren, en el portal británico GP Fans:

“Desde Renault nos están diciendo que están muy contentos con su progreso este invierno. Han encontrado mucho kilovatios y creen que estarán en la batalla. No es apropiado que yo hable de números, pero sienten que van a ser muy competitivos el año que viene”

Hablar de kilovatios de potencia es hablar de caballos, más o menos 1,3 cv por cada kw. Justo lo que necesitaba Renault, que ya consiguió solucionar sus problemas de fiabilidad, y solo necesitaba incrementar un pelín su potencia para situarse a la altura de Mercedes y Ferrari (por mucho que haya despotricado Verstappen).

Las perspectivas son, por lo tanto, halagüeñas para Sainz porque también se espera una mejora notable en el chasis de McLaren.

PD. ¿Podrá McLaren meterse en la Liga de Primera División que juegan Mercedes, Ferrari y Red Bull?

Domenicali ve factible el regreso de Alonso a la Fórmula 1 con Ferrari

Alonso, con el equipo Ferrari (Foto: archivo).

El exdirector de Ferrari, Stefano Domenicali, no descarta el regreso de Fernando Alonso a la escudería italiana. Esto ha dicho en una entrevista para la revista Auto Bild cuando le han preguntado por esa posibilidad:

“Sería una gran historia, pero es algo que no debe ser forzado, porque podría no salir bien. Pero si en el futuro toma esa decisión, ¿por qué no? De todas formas, depende de si Fernando vuelve y de las personas que tienen que decidirlo. Dejo esa decisión a ellos, y hay que tener en cuenta que no solo depende de Ferrari: también depende de Fernando”

El horizonte para un hipotético regreso de Alonso con Ferrari sería 2021, que es cuando Sebastian Vettel termina contrato con el equipo de Maranello y cuando se producirá un cambio sustancial en la normativa técnica.

Yo intuyo que la única condición de Fernando sería la de tener un monoplaza competitivo, algo que podríamos decir que Ferrari ha logrado este año.

Por parte de Ferrari, la principal condición sería romper la resistencia de Maurizio Arrivabene, seguramente prescindiendo de su figura en la dirección deportiva de la Scuderia. Tras el fiasco de esta temporada, esa posibilidad está sobre la mesa. Solo hace falta un 2019 poco exitoso para que sea una realidad.

Otra condición que podría precipitar el regreso de Alonso a Ferrari es que se prolonguen los errores de Vettel al volante. Este año ha sido nefasto para el alemán y en los despachos de Maranello no han encajado nada bien que este año se les haya escapado el título cuando tenían coche para lograrlo.

PD. ¿Qué os parece el posible regreso de Alonso a Ferrari?

Alonso ya ha empezado a practicar para el Dakar: ¿A por la Cuádruple Corona?

Este martes hemos desayunado todos con la noticia de que Toyota ha dado el visto bueno para que Fernando Alonso dispute el Dakar en 2020. Es una noticia relativa porque es más que evidente que la marca japonesa estaría encantada de contar con el piloto asturiano en ese rally tan emblemático.

La repercusión mediática que tendría la participación de Alonso en el Dakar sería tremenda, superior incluso a la que tuvo en las 500 Millas de Indianápolis, y eso se traduce en dinero para Toyota.

Quiero decir con esto, que no es ninguna sorpresa que Toyota ponga un coche a disposición de Alonso en caso de que este quiera probar suerte en el Dakar. Falta saber, claro, si Fernando está por la labor.

Y a mí me da que sí, que a Fernando le apetece y mucho participar en el Dakar. No sé si será en 2020, como se ha dicho, o más adelante, pero creo que entre sus objetivos está disputar el considerado raid más duro del mundo.

Eso sí, para que sea una realidad a corto plazo tienen que darse varias condiciones. La primera es ganar las 500 Millas de Indianápolis, su objetivo número 1 para lograr así la Triple Corona. Y la segunda es que McLaren no tenga un coche competitivo en la Fórmula 1, porque de lo contrario volveríamos a ver a Alonso en el Gran Circo en 2020.

Lo que sí está claro es que hay pocas pruebas automovilísticas tan atractivas como el Dakar y, de momento, Fernando ya ha empezado a practicar en los rallies. Aquí le vemos haciendo prácticas como un profesor de lujo como es su amigo Carlos Sainz, que este enero volverá a correr el raid sudamericano. Seguro que le da buenos consejos y le está metiendo dentro el gusanillo del Dakar:

PD. Si Alonso llega a ganar el Dakar algún día, lo de la Triple Corona se quedaría corto: Fernando sería el primer piloto de la historia en lograr la Cuádruple Corona.

Alonso podría probar el McLaren de 2019

Fernando Alonso (Foto: archivo).

El máximo responsable de McLaren, Zak Brown, no descarta que Fernando Alonso pruebe el nuevo monoplaza de la escudería británica, a pesar de que el asturiano ya ha confirmado que no disputará el Mundial 2019.

Como ya os he comentado varias veces, Alonso no se desvinculará del todo de McLaren y seguirá muy de cerca el proyecto de 2019. Es más, colaborará activamente en el desarrollo de ese nuevo monoplaza que el año que viene pilotarán Carlos Sainz y Lando Norris.

Y esa colaboración podría incluir la realización de algún test con el nuevo McLaren o, incluso, la disputa de alguna jornada de entrenamientos libres en algún Gran Premio.

Esto ha dicho Brown en una entrevista en el portal oficial de la Fórmula 1 cuando le han preguntado si podríamos ver a Fernando al volante del MCL34:

“Sí, no lo descartaría. Si él quiere probar el coche, ciertamente estamos abiertos a recibir sus impresiones. Estamos abiertos a esa posibilidad”

Brown, eso sí, descarta que Alonso pueda convertirse en piloto titular en 2019 en el hipotético caso de que el McLaren sea competitivo.

Aquí, sin embargo, me atrevo a decir que yo no descartaría en absoluto esa posibilidad. Es evidente que Brown no va a decir públicamente que si a Alonso le da la gana, se carga a Carlos o Lando. No tendría ninguna lógica disgustar a sus dos pilotos titulares cuando la posibilidad de que el McLaren sea un coche ganador en 2019 es francamente baja.

Dicho esto, creo que si por una casualidad cósmica el McLaren se convierte en un coche ganador, sería Fernando uno de los encargados de pilotarlo.

PD. Más allá de probar el nuevo coche, Brown también reitera en esa entrevista que Fernando va a estar muy cerca de la factoría de Woking en 2019.

Helmut Marko se ríe del chasis de McLaren

Fernando Alonso, al volante del McLaren (Foto: Efe).

La diplomacia nunca ha sido una virtud de Helmut Marko, el peculiar asesor del equipo Red Bull, que siempre que tiene un micrófono delante lo aprovecha para disparar contra el primero que se le pone por delante.

Y últimamente tiene entre ceja y ceja a McLaren. Lleva ya un tiempo atacando a la escudería británica y lo ha vuelto a hacer en una entrevista en la revista Motorsport-Magazin en la que se ha mofado del chasis de la escudería británica.

Esto ha dicho ante la pregunta de si en Red Bull están preocupados por el pésimo rendimiento de McLaren con el motor Honda, ya que en 2019 serán ellos quienes monten el propulsor japonés:

“Este año hemos llegado a doblar a McLaren dos veces con el mismo motor, ¿Por qué creen ustedes que es?”

Con esa especie de pregunta retórica, Marko viene a decir que los problemas de McLaren no eran culpa del motor Honda, sino del chasis fabricado en Woking.

Y se ríe de aquello que se decía en su día sobre que McLaren tenía uno de los mejores chasis de la parrilla, el mejor en curva rápida llegaron a afirmar en Woking:

“Solo se fijaban en la carga aerodinámica. En Spa montaron alerón completo y máxima carga aerodinámica, por supuesto que así fueron los más rápidos en el paso por curva, pero en las rectas… Si nosotros hubiéramos hecho lo mismo, nunca habríamos logrado nuestros resultados. Tienes que buscar un equilibrio. El tiempo por vuelta es el que decide, no el tiempo en el paso por curva”

Marko explica que McLaren obtenía tan buenos resultados en las curvas rápidas porque abusaba de la carga aerodinámica y eso convertía al coche en una tortuga en las rectas.

PD. Está claro que McLaren vendió la moto con su chasis, pero el motor Honda también era un desastre.

Alonso sigue trabajando en el desarrollo del McLaren de 2019

Fernando Alonso (Foto: McLaren).

Se ha ido, pero no del todo. Fernando Alonso sigue muy de cerca el proyecto de McLaren para la próxima temporada y, aunque haya anunciado que no estará en la parrilla de salida de 2019, sigue trabajando con el equipo británico para desarrollar el futuro monoplaza, que pilotarán Carlos Sainz y Lando Norris.

Lo ha explicado el propio Carlos durante un acto comercial, tal y como recoge la revista alemana SpeedWeek, que dice lo siguiente:

“Carlos Sainz ha revelado cómo su compatriota Fernando Alonso está detrás del escenario ayudando para que McLaren vuelva a ser un equipo competitivo”

Y esto cuenta Sainz en ese artículo:

“Hemos intercambiado una serie de mensajes de voz para analizar el equilibrio del coche. Queremos registrar lo que nos gusta del comportamiento del coche en la conducción y qué deberíamos mejorar. Me reuniré con Fernando en España dentro de un par de semanas para entrar en detalles”

No hay duda de que Alonso tiene mucho interés en que el nuevo proyecto de McLaren funcione porque así podría regresar a la parrilla después de 2019. Por eso está colaborando estrechamente con los ingenieros de Woking.

PD. Una prueba más de que no ha sido un adiós, sino un hasta luego.

Pesos pesados de McLaren revelan qué falló en el coche de Alonso este año

Alonso observa su McLaren averiado en los test de pretemporada, en Montmeló (Foto: archivo).

Pesos pesados del departamento técnico de McLaren, Simon Roberts (director de operaciones) y Andrea Stella (ingeniero jefe), han explicado en la revista alemana Auto Motor und Sport los motivos por los que su monoplaza MCL33 fue este año un auténtico desastre.

El primero de ellos hace referencia al tiempo, algo que ya he comentado varias veces en este blog. El cambio de ‘motorista’ se hizo tarde y mal, no hubo tiempo material para adaptar el chasis al motor Renault y eso lastró todo el proyecto. Lo dice Roberts:

“Tuvimos que desarrollarnos a la velocidad de la luz porque queríamos estar listos para el primer test de pretemporada. No tuvimos tiempo para integrar correctamente todos los sistemas en el coche”

El segundo está íntimamente ligado con el primero: las prisas provocaron numerosos fallos de fiabilidad en pretemporada:

“Tuvimos muchos problemas de fiabilidad en los test. Las pruebas de invierno no fueron según lo planeado. Rodamos poco, eso nos costó tiempo de desarrollo porque nos costó entender el coche”

A pesar de todo, Fernando Alonso consiguió maquillar los defectos del coche en las primeras carreras (fue quinto en la cita inaugural de Australia) y McLaren no empezó a notar que algo no funcionaba hasta Bahréin. Aún así, no fue hasta Canadá cuando la escudería se dio cuenta de la magnitud de del problema. Habla Stella:

“En Bahréin vimos que algunos aspectos del coche no funcionaban como debían, pero luego llegó nuestro paquete de España y las actuaciones en Barcelona y Montecarlo fueron decentes. Sabíamos que no entendíamos algunas cosas, pero pensamos que podríamos resolverlo. En Montreal, la realidad nos alcanzó. Finalmente nos dimos cuenta de que teníamos un problema. Desde entonces, el desarrollo estuvo virtualmente silenciado”

Y ese problema, explica Stella, deriva del coche de 2017, que era muy bueno en curva rápida (de ahí que se hablara entonces del mejor chasis de la parrilla), pero sufría en curva lenta. McLaren minusvaloró ese defecto y decidió evolucionar la misma base para 2018, con resultados catastróficos:

“Nuestro modelo de 2017 tenía una buena base, pero en determinadas curvas perdíamos tiempo de forma masiva. Intentamos solucionarlo, pero transferimos esa debilidad al nuevo coche. En retrospectiva, fuimos muy lejos en algunas áreas, pero creamos otros problemas aerodinámicos que nos llevaron a un callejón sin salida”

Parte de esos problemas en curva lenta derivan de las turbulencias generadas por las ruedas delanteras más anchas que se introdujeron en 2017. El coche era poco estable y McLaren trató de solucionarlo incrementando la carga aerodinámica, lo que lastró muchísimo la velocidad punta en recta (de ahí que apenas se notara la diferencia entre el motor Honda y Renault en ese aspecto).

Para resumir, el coche no tenía solución porque cuando McLaren intentaba corregir una área, creaba un problema en otra. Así sintetizan Stella y Roberts los esfuerzos realizados en vano:

Stella: “Llegamos a los límites de lo que puede hacer un túnel de viento y una simulación de CFD. Tuvimos que utilizar los entrenamientos de los viernes como test, salíamos con los coches llenos de sensores”

Roberts: “Dimos la vuelta a cada piedra para descubrir dónde estaba el error”

PD. Lo único positivo de todo esto es que McLaren ha tenido este año más de media temporada para preparar el coche de 2019. Espero que el cambio sea notable a partir de la próxima pretemporada.