Entradas etiquetadas como ‘sexo’

Hombres y mujeres mentimos al hablar de sexo (pero de forma muy distinta)

De acuerdo con las investigaciones, las personas somos muy propensas a mentir sobre el historial sexual para cumplir con las expectativas típicas y propias de cada género y cultura. Es un tema único e incomparable, muy sensible a la hora de tratarlo, realmente le damos mucho peso a la hora de proyectar nuestra mejor imagen. La sexualidad parece ser la única área donde se siente verdadera ansiedad si no se cumple con los estereotipos establecidos de un hombre o mujer.

Fotografía Pixabay. Free License

Hace unos años, la investigadora Terri Fisher, profesora de psicología en la Universidad Estatal de Ohio, corroboraba su hipótesis. Se analizaron las respuestas de 293 estudiantes de ambos sexos de entre 18 y 25 años. Lo curioso de los resultados es la diferencia en el engaño, los hombres mienten por exceso y exageración de los ‘datos’, las mujeres minimizamos al hacerlo.

Por ejemplo, las mujeres mentían sobre cuándo había sido su primera vez (todas se agregaban años), el número de amantes (todas dijeron menos de lo real) y la cantidad de noches de sexo casual (todas reconocieron muy pocas).

En el caso de los hombres, fue exactamente lo contrario: se agregaban amantes a la lista, decían que se habían iniciado en el terreno sexual a muy temprana edad y hacían alarde de la cantidad de noches de sexo casual que habían tenido.

Posteriormente, Fisher también constató que el mito se cumple, los hombres piensan en sexo más que las mujeres, con una muestra de 300 personas estableció que la mayoría de los hombres tienen 19 pensamientos sexuales al día, aunque algunos llegan a alcanzar la friolera cantidad de 388. Por término medio,una mujer piensa en sexo 10 veces al día, y la que más pensamientos registra sumaba 140 veces en 14 horas. En la investigación, se demostraba además que los hombres también piensan más en otras necesidades básicas, como la comida y el sueño, que las mujeres.

Lo que tus fantasías sexuales revelan sobre tu personalidad

Una reciente investigación muestra cómo nuestros rasgos de personalidad predicen nuestras fantasías sexuales. No se trata de una publicación basada en el estricto método científico, pero el psicólogo Justin J. Lehmiller ha realizado un trabajo recopilatorio al estudiar las fantasías sexuales de más de 4.000 estadounidenses en su libro ‘Tell Me What You Want‘ (Cuéntame lo que quieres) y que ha resumido en la revista Psichology Today. El autor descubrió que los factores de la personalidad de los Cinco Grandes (apertura a la experiencia, escrupulosidad-conciencia , amabilidad , extraversión y neuroticismo) se relacionaban directamente con el tipo de fantasías sexuales de las personas.

Apertura a la experiencia:  Este rasgo implica tener un alto grado de curiosidad intelectual y una imaginación activa. Las personas con mucha apertura tienden a estar dispuestas a probar cosas nuevas en general. Tal vez no sea sorprendente que las personas con gran apertura tienen la mayor variabilidad en su contenido de fantasía: fantasean más con casi todo, desde lo convencional a lo no convencional.

Conciencia:  Este rasgo implica estar muy orientado a los detalles y organizado. Las personas concienzudas también tienden a ser conformistas, tienen creencias y actitudes más convencionales en todos los sentidos. Tienden a tener fantasías sexuales más detalladas. En particular, se centran más en los entornos en los que puede tener lugar el sexo. También tenían más fantasías tabú, tal vez debido a su tendencia a ajustarse a las normas tanto sexuales como de otro tipo.

Extraversión: Este rasgo es exactamente lo que parece: implica ser extrovertido y querer interactuar con los demás. Resultó que las personas extrovertidas en la vida real también tendían a ser extrovertidas en sus fantasías. Específicamente, tienen más fantasías sobre el sexo grupal y la no monogamia (por ejemplo, ser poliamorosos o tener algún tipo de relación sexual abierta). También fantasean más con simplemente probar cosas nuevas, pero menos sobre actividades tabú. Los introvertidos tenían más fantasías tabú, tal vez porque las dificultades de interacción social llevan a las personas a gravitar hacia formas inusuales de expresión sexual cuando no pueden establecer los tipos de relaciones íntimas que desean.

Afabilidad: Este rasgo se caracteriza por la preocupación por los demás. Las personas con este rasgo son amables y atentas y quieren hacer felices al resto. Suelen tener fantasías sexuales prosociales, lo que significa que es poco probable que sus fantasías incluyan elementos en los que el consentimiento mutuo, la seguridad y/o el placer no estén claros. Con ese fin, las personas agradables eran menos propensas a fantasear sobre la infidelidady los actos tabú (como la pedofilia ). También eran menos propensas a fantasear sobre sexo sin emociones y actos BDSM, donde podría no ser tan fácil determinar si su pareja está disfrutando de la actividad.

Neuroticismo: Este rasgo implica tener un alto grado de inestabilidad emocional y dificultad para manejar el estrés. Las personas neuróticas tenían menos fantasías sobre el sexo grupal, la novedad y la no monogamia. Parecían menos interesados ​​en general en probar cosas nuevas, tal vez porque la incertidumbre puede ser muy estresante para ellos. Los individuos neuróticos informaron más fantasías sobre la pasión y el romance, reflejo de su inquietud por sentirse tranquilos y relajados.

Es importante destacar que no todos tenemos un solo rasgo puro, cada uno de los rasgos es como una nube de puntos en la que cada individuo se mueve en combinación también con otros rasgos. Si bien, cuando diferentes indicadores apuntan en la misma dirección, es más probable que la predicción de la fantasía sea más significativa. Por ejemplo, la alta cordialidad en una persona concienzuda combinada con la poca apertura a la experiencia apuntan hacia una menor propensión a las fantasías de BDSM.

Al final, la conclusión es que cualquier comportamiento (incluidas las fantasías sexuales) viene proyectado por nuestra parte más genética de nuestro ser, la personalidad.

 

*Referencia:

Lehmiller, JJ (2018). Dime lo que quieres: La ciencia del deseo sexual y cómo puede ayudarte a mejorar tu vida sexual. Boston, MA: Da Capo.

¿Sabes la cara que pones cuando llegas al orgasmo? Científicos españoles nos dan la respuesta

8457691617_fde0a81c85_bLa expresión facial y gestual del clímax ha sido revelada por investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid con la publicación: Comportamiento facial durante la excitación sexual. Como siempre la realidad supera a la ficción y en nada se parecen al rostro que tenemos idealizado o representado por las películas, no nos miramos fijamente a los ojos con una mirada ardiente, ni ponemos un rostro de deseo mientras nos mordemos los labios, realmente nuestra expresión emocional se embrutece como reflejo de la liberación de la tensión muscular al acercarse el orgasmo.

Os preguntaréis, ¿y cómo lo investigaron? Los científicos analizaron más de cien vídeos sexuales, cedidos voluntariamente, de personas que subieron sus grabaciones a una web dispuesta para el análisis, y en los que podía percibirse perfectamente lo que ocurría en los rostros de los protagonistas cuando llegaban al orgasmo. Las conclusiones fueron las siguientes:

  • Cerrar los ojos: Más del 90% de los participantes cerraba los ojos al llegar al éxtasis sexual, revelándose así como el gesto más común durante el orgasmo.
  • Apretar la mandíbula: El 67% apretaron los dientes y tensaban los músculos del mentón.
  • Fruncir el ceño: Esta articulación facial normalmente se asocia con la ira, pues también aquí el 48% de las personas lo hacen fruto, en este caso, de la concentración del momento.
  • Separar los labios: No es cuestión solo de abrir la boca, sino que lo hacemos como demostración del placer y normalmente va acompañado de un leve (o sonoro) quejido, esto lo hacen el 44% de las personas. Los labios tienen cantidad de terminaciones nerviosas conocidas como la región mucocutánea y en el caso de las mujeres las sensaciones que pueden producirse en labios y boca son similares para su cerebro a las provenientes de la parte externa de la vulva, los pezones o el clítoris. Incluso algunas son capaces de disfrutar de lo que se conoce como orgasmos orales, claro que requiere de bastante entrega y dedicación.

Entonces, ¿por qué ponemos estas caras que parecen más expresiones de dolor que de placer? “Porque en ese momento tenemos cero control sobre nuestros músculos faciales”, explica Julie Stewart, quien recalca que “por eso nos resulta tan extraño conocer la cara que en realidad ponemos”. Lo que ocurre durante el orgasmo repercute más allá de la zona íntima ya que se activan muchas de las regiones del cerebro relacionadas también con el dolor, de ahí que cuando estamos excitados frunzamos el ceño o separemos los labios exhalando. No nos irrita, todo lo contrario (si la cosa va bien), pero curiosamente nuestro cerebro lo exterioriza con señales de lo más parecidas a cuando algo nos resulta desagradable.

También te puede interesar:

 

Albert Rivera reconoce sus tics no verbales y muestra otros muy curiosos

Albert Rivera entrevistado por Susana Griso en el progama 'Dos días y una noche'.

Albert Rivera entrevistado por Susana Griso en el progama ‘Dos días y una noche’.

La exposición mediática de los políticos ‘de ahora’ llega a tal punto que comparten su rutina diaria con la presentadora Susanna Griso en el programa ‘Dos días y una noche’. Le tocó el turno a Albert Rivera que hizo declaraciones muy interesantes, sobre todo en lo que aquí nos concierne, una de las primeras versaban a cerca de la conciencia sobre sus tics no verbales.

En este blog lo hemos comentado en reiteradas ocasiones, Rivera filtra a través de su comunicación no verbal una tensión y unos nervios descomunales a través de sus gestos, como él mismo admite (creo que por primera vez) “No sé dónde meter las manos”, “y en las fotos no sé cómo ponerlas”, “me recoloco la chaqueta, la corbata… de hecho lo estoy trabajando… porque sí, porque son tics que uno tiene y es verdad que a mi me parieron así, nervioso, activo, hiperactivo, pero es verdad que a veces uno transmite una imagen, y es verdad que parece que estás nervioso y en realidad es que eres perfeccionista, inquieto”.

A continuación, también hacen referencia al informe que se filtró sobre comunicación no verbal en Podemos, en el que, además de a Iglesias, se nombraba a Rivera. Aunque pueda parecer que no, que todos se centran en los programas electorales, medidas, datos, encuestas, etc, se palpa que tienen estos elementos no verbales también muy presentes.

Lee el resto de la entrada »