Lo que no nos cuentan Lo que no nos cuentan

"Cerré mi boca y te hablé de mil maneras silenciosas". Rumi

Entradas etiquetadas como ‘atractivo’

Cómo son las voces masculinas más seductoras

No solo las palabras en sí mismas, la voz también comunica, y mucho. De hecho es un canal poco controlable a nivel racional y por tanto nos aporta una información no verbal muy valiosa. Para hablar del tema con propiedad siempre acudo a mi compañera Carmen Acosta, psicóloga, experta en comportamiento no verbal y máster en logopedia. Fundadora de  OHLAVOZ.com trabaja con actores y profesionales de la comunicación.

En una entrada anterior os hablaba de las modificaciones que las mujeres realizamos en la voz para resultar más atractivas. Pero ¿y los hombres? ¿También maquillan su voz?

Por supuesto que sí, y además parece que no solo los humanos realizan ese tipo de cambios. Algunas investigaciones han comprobado que también los machos de otras especies, ratones y ciervos, modifican el sonido de sus voces durante el cortejo para hacer creer a las hembras que son más grandes y fuertes.

Pero centrémonos en los hombres.

Varias investigaciones (Puts et al., 2006; Wolff y Puts, 2010; Jones et al., 2010; Fraccaro et al., 2013) han descubierto que las mujeres perciben las voces graves de los hombres como atractivas. ¿Por qué?

Pensemos en lo que nos evocan los sonidos… mientras que un sonido agudo nos lleva a imaginar un cuerpo frágil y ligero, un sonido grave nos trae a la imaginación cuerpos grandes y pesados.

Está demostrado que las voces graves transmiten seguridad, mayor tamaño corporal… valores que durante muchos miles de años han estado relacionados con las posibilidades de supervivencia. Así que parece bastante lógico que nuestra programación genética nos lleve a encontrar más atractivos a los hombres que manifiestan esas cualidades . Pese a que ahora el tamaño corporal no sea significativo para sobrevivir, como los cambios profundos en nuestros códigos genéticos aún tardarán millones de años en producirse, seguiremos teniendo predisposición a encontrar más atractivos a los hombres que transmitan esos valores.

Pero, chicos, cuidado, porque si se os va la mano a la hora de sonar graves empezaréis a resultar agresivos y en exceso dominantes. La forma de evitarlo es imitar el patrón seductor de voz femenina aireada, ya que el aire suavizará vuestra voz y la volverá más sugerente y sensual. Escuchad qué bien lo hacía Elvis Presley:

Un dato curioso: así como durante el cortejo las voces sonarán graves y suaves, incluso pueden llegar a sonar aireadas, cuando esa fase se dé por concluida desaparecerá la envoltura aérea y la tendencia hacia los graves para dar lugar a un patrón de voz más parecido al de la pareja femenina. Farley et al., 2013 ven en ello un indicio de imitación para generar vínculos. ¿Qué pensáis?

Tácticas que aumentan las probabilidades de éxito en Tinder

Las estrategias para ligar han cambiado, las nuevas tecnologías han revolucionado la forma de comunicarnos y ahora la psicología social tiene un gran campo de estudio por delante. La comunicación no verbal es la protagonista en aplicaciones como la popular Tinder, ya que con escasa información: unas cuantas fotos, un nombre, la edad (verdaderos o no) se activa un proceso de toma de decisiones para evaluar si esa persona merece nuestro interés o un ‘descarte’ directo. Las primeras impresiones son un potencial fascinante para la investigación social.

Gareth Tyson y su equipo de la Universidad Reina María de Londres (Reino Unido) se han convertido en los primeros en investigar las estrategias de emparejamiento que se dan en Tinder y en profundizar sobre las diferencias de actuación de ellos y ellas en esta aplicación. Las conclusiones del estudio revelan datos interesantes sobre las diferentes estrategias que se utilizan según el género. Las mujeres son mucho más selectivas a la hora de iniciar los contactos. Los hombres lograban un ‘match‘ (coincidencia de ‘me gustas’) en un 0,6% de los casos y las mujeres en un 10,5%, por tanto, ellos son más proclives a iniciar contactos de un modo menos selectivo para compensar este porcentaje y aumentar sus probabilidades.

Sin embargo, tras el contacto inicial. Ellas participan mucho más activamente y tienen mayor probabilidad de enviar mensaje a su potencial pareja. “En general, el 21% de las mujeres que lograron emparejamientos le enviaron un mensaje, mientras que tan sólo el 7% de los hombres lo hicieron”, según el equipo de Tyson. Los mensajes de los hombres suelen ser más rápidos y más breves, del tipo “¿qué tal?”. Por contra, ellas se toman su tiempo en pensar qué van a escribir y la longitud del texto es mayor, ya que tienen 122 caracteres de media.

Como curiosidad añadida el grueso de emparejamientos procedía de hombres, tanto para los perfiles masculinos como para los femeninos. “Aunque el ratio de hombres: mujeres en nuestro conjunto de datos es aproximadamente de 1:1, el 86% de todos los emparejamientos que reciben nuestros perfiles masculinos provienen de otros hombres“, añade el equipo de Tyson. Este dato apunta a que los hombres homosexuales desempeñan un importante papel en Tinder. Los hombres homosexuales son mucho más activos a la hora de seleccionar perfiles que las mujeres heterosexuales” asegura Tyson.

Tras los datos analizados, los investigadores sugieren tácticas que pueden cambiar las probabilidades de éxito de un usuario de Tinder. Una de las claves, principalmente para los hombres, es ofrecer un poco más de información sobre sí mismos. Cuando se incrementaba el número de fotos de perfil de las mujeres de una a tres, el número de “matches” aumentaba un 37%. En hombres, con una sola foto de perfil, después de cuatro horas solo se habían logrado 44 emparejamientos. Con tres, esa cifra se incrementaba a 238. Este hecho correlaciona con el resultado de otras investigaciones al respecto, cuanto más información tenemos sobre el otro disminuye la percepción de engaño y aumenta la confianza en la veracidad de ese perfil.

Esta característica también se observa en la importancia de las biografías para lograr “me gustas”. Ellas, que saben que hagan lo que hagan van a tener una gran cantidad de respuestas positivas, no tienen nada escrito en sus biografías en un 42% de los casos. La cifra desciende al 30% en los hombres. La decisión de estos últimos es errónea según los datos recogidos por Tyson. Sin biografía, ellos recibían 16 matches de media de las mujeres, una cantidad que se multiplicaba hasta los 69 cuando se ofrecía esa información.

 

 

*Fuente de consulta:  A First Look at User Activity on Tinder arxiv.org/abs/1607.01952

El irresistible atractivo del psicópata (según un estudio)

*Si todavía no sabrías cómo identificar a un psicópata, antes de seguir leyendo, aquí tienes 12 claves que pueden ayudarte a hacerlo.

Una minuciosa investigación publicada en la ‘European Journal of Personality’ llegó a la conclusión de que las personas con altas puntuaciones en los rasgos de narcisismo, psicopatía y maquiavelismo (toda una joya) tendrían una notoria ventaja en la formación de primeras impresiones, por ejemplo en una cita rápida o en un primer contacto, y que además son percibidas como más atractivas que el resto.

Realmente esta tríada oscura de la personalidad es totalmente opuesta a la creación de una estabilidad familiar. Sin embargo, desde una óptica reproductiva de la especie, estas personas que sólo miran por sí mismas tendrán el objetivo de conseguir persuadir a un número suficiente de personas como para lograr reproducirse y crear descendencia.

En el experimento, se organizaron más de 600 citas rápidas (con una duración de aproximadamente 3 minutos) entre personas que puntuaron alto en esta tríada y personas con otros tipos de rasgos normalizados (extrovertidos, introvertidos, emocionales, racionales, etc) para después cumplimentar un cuestionario en el que debían de puntuar varios aspectos, como el nivel de atracción sentida a nivel físico y sexual, la amabilidad, la predisposición a una amistad, confianza…

Pues bien, los autores encontraron una correlación significativa entre las personas que puntuaban en psicopatía/narcisismo y la percepción de atractivo y una posterior elección como pareja. Estos resultados eran válidos para hombres y mujeres. Las conclusiones no sorprendieron a la comunidad científica que realmente conoce las profundidades de la mente psicopática.

Las conductas sociales de los psicópatas se basan en el adorno eficaz de la comunicación. Son personas embaucadoras, manipuladoras, que saben cómo lucir bien, presentan un gran autoestima, seguridad en sí mismos y la habilidad para mostrar las fortalezas que su interlocutor espera ver.

*Si te gusta el tema, también te puede interesar:

¿Cómo identificar a un psicópata por su forma de hablar?

“No amo a mi hijos”. Soy psicópata

¿Cómo reconocer a niños psicópatas?

4 pruebas científicas de que los psicópatas están en todas partes (y son personas muy influyentes)

¿En qué profesiones nos encontraremos más psicópatas?

¿Psicópatas como detectores de mentiras?

Si te gustan estas dos canciones, podrías ser un psicópata

La explicación científica de por qué las mujeres guapas los prefieren feos

Nicolas Sarkozy y Carla Bruni. (EFE)

Nicolas Sarkozy y Carla Bruni. (EFE)

¿Qué habrá visto Carla Bruni en Sarkozy? ¿Por qué hay chicas muy guapas que prefieren a hombres no tan agraciados físicamente? La explicación clásica es que ellos son los que más se fijan en el físico a la hora de elegir pareja, mientras que las mujeres miran lo que se denomina la belleza interior.

James McNulty, un investigador de la Universidad de Tennessee (EEUU), decidió buscar otra explicación científica. Los resultados apuntaron a que las guapas se juntan con feos porque así las parejas funcionan mejor. McNulty, psicólogo especialista en relaciones maritales, decidió dar un paso adelante con respecto a los estudios que demuestran que los rasgos físicos son determinantes en la etapa de seducción y estudiar el papel de la belleza en las relaciones consolidadas.

Para ello, reclutó a 82 parejas que habían contraído matrimonio en los últimos seis meses, y que antes de eso habían estado juntas al menos tres años. A las mujeres las clasificó según la belleza de sus rostros en una escala del 1 al 10. Consciente de que la belleza es un valor subjetivo, McNulty se basó en estudios previos que establecen pautas universales.

Un tercio de las parejas respondían al modelo de mujer más guapa que el hombre; otro tercio, al de hombre más guapo que ella. En el tercio restante había equilibrio. A partir de ahí, la consigna que recibieron fue: “discutan”. Fueron peleas de 10 minutos grabadas en vídeo sobre temas personales, que McNulty analizó luego para comprobar hasta qué punto los maridos respaldaban a sus esposas.

En términos generales, los esposos que se portaban bien tenían a las mujeres físicamente más sobresalientes. Pero esa no fue la única conclusión: McNulty descubrió que en las parejas de hombres más guapos ninguno obtenía del otro el respaldo que esperaba.

El científico formulaba la siguiente teoría:

El hombre físicamente menos atractivo que su esposa tiene la sensación de estar disfrutando de algo más de lo que podría esperar, está obteniendo algo mejor de lo que él mismo puede proporcionar a ese nivel, así que trabaja duro para mantener la relación“. En otras palabras, se esfuerza por compensar.

¿Qué os parece? Por vuestra experiencia, ¿estáis de acuerdo con estas insólitas conclusiones?

 

El gesto clave para incrementar tu atractivo sexual

hombre-irresistibleDesde luego la investigación en materia de lenguaje corporal llega a límites insospechados, no sé a vosotros pero a mi no dejan de sorprenderme los resultados que vierten algunos estudios. Estudios que aparecen en publicaciones prestigiosas, que deben pasar filtros exhaustivos para su divulgación y aún así las conclusiones no dejan de ser sorprendentes y casi increíbles.

Según una investigación de la Universidad de Newcastle, publicada en la Revista de Psicología Evolutiva, la inclinación de nuestra cabeza determina qué tan atractivos podemos ser para el sexo opuesto. En palabras del Dr. Darren Burke, psicólogo, y uno de los autores del experimento: “Nuestros estudios demostraron que el ángulo desde el cual apreciamos el rostro de una persona, condiciona nuestra percepción de su masculinidad o su feminidad.”

De tal forma, si un hombre quiere parecer masculino, debe inclinar su cabeza ligeramente hacia atrás; la barbilla debe estar recta con respecto al suelo, (no es necesario exagerar la postura). Según los resultados, para que una mujer se vea más femenina debe hacer exactamente lo contrario: bajar la barbilla unos quince grados, inclinando la cabeza un poco hacia adelante.

Y aquí viene la explicación evolutiva que proponen los investigadores: La evolución ha llevado a las mujeres a preferir hombres altos. Por lo tanto, es una ‘buena señal’ subconsciente cuando ellas ven el rostro del ‘buen candidato’ desde una perspectiva más baja. En ese sentido, si ambos son de la misma estatura, él debería mantener la cabeza erguida para acentuar su masculinidad. Es más, esta posición acentúa el ancho de la mandíbula, lo que también está relacionado con un nivel alto de testosterona.

“Para las mujeres, mostrar su rostro como si lo viésemos ‘desde arriba’, es una forma de coqueteo más que de sumisión, puesto que a los hombres nos gusta la sensación de ‘protección’, y verla desde este ángulo refuerza este estímulo.” Asegura el autor.

En mi opinión, el componente evolutivo ‘tira’ mucho pero creo que la evolución ha ampliado estas nociones y preferencias primitivas. Hoy por hoy creo que hay otros muchos aspectos y cualidades que prevalecen sobre los anteriores, ¿no creéis?

*Fuente: Lenguajecorporal y Publicación de Psicología Evolutiva.

También te puede interesar:

 

 

¿Cuántos segundos dura ‘la primera impresión’? (Y cómo conseguir que ésta sea buena)

traje-sastre-rodilla_milima20140224_0544_11Todos sabemos que unos cuantos segundos son suficientes para que nos juzguen en un primer encuentro, no es algo maléfico porque no es un proceso consciente, ni siquiera notamos que lo hacemos. Esto es una fase natural de la comunicación que nuestro cerebro ‘necesita’ activar por nuestra herencia primitiva, cuando no podíamos permitirnos tomar malas decisiones o demorar nuestra actuación porque de ello dependía nuestra supervivencia. Así que, aunque puedan interponerse nuestros prejuicios a la hora de hacer un análisis fugaz y automático, no podemos dejar de hacerlo.

Parece ser que la media consensuada para valorar al otro son unos siete segundos. En este tiempo, primero intentamos averiguar si debemos sentirnos amenazados para después realizar juicios de valor sobre el atractivo y la personalidad. Para realizar un análisis completo y totalmente fiable de estas variables necesitaríamos meses y nuestro cerebro no se lo puede permitir, por tanto tomamos este atajo.

Hay investigaciones que apuestan aún más fuerte por este período inicial de la comunicación. Psicólogos de las universidades de Glasgow (Escocia) y Princeton (EEUU) han demostrado que un simple ‘hola’ (en un par de segundos) es suficiente para sacar conclusiones sobre el tipo de personalidad de nuestro interlocutor. Para los autores, lo más sorprendente es que estos juicios se pueden elaborar incluso sin ver a la persona que está hablando. Y es que el tono de voz que se utiliza para saludar también contribuye inmediatamente a formar la primera impresión

La famosa frase: “No hay una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión” es totalmente acertada, y debemos ser conscientes de que no solo nosotros juzgamos a los demás de forma instantánea sino que además ocurre igual en la otra dirección. Es por ello que en situaciones importantes, negocios, reuniones, entrevistas de trabajo, conferencias, etc, debemos cuidar estos primeros segundos para establecer una sólida base, y lo más adecuada posible, sobre lo que queremos proyectar.

Si iniciamos un encuentro emitiendo señales de timidez, ansiedad u hostilidad, lo más probable es que eso matice la percepción de quienes nos rodean sobre nuestra personalidad y que éstas inferencias sean difíciles de transformar, aunque no sean reales. Preséntate siempre de forma auténtica, mantén la calma, postura erguida, y no olvides sonreír. 🙂

 

¿Cómo resultar convincente? Diez claves no verbales

usa-49909_960_720¿Es importante qué decimos o cómo lo decimos? ¿Un buen discurso siempre persuade a una audiencia? ¿Qué tan relevante es la comunicación no verbal para convencer al otro? Las investigaciones nos dicen que mucho. Y es que han demostrado que, un mismo argumento pronunciado con exactamente las mismas palabras por dos personas diferentes no ejercen ni un efecto parecido en los mismos receptores del mensaje. Esto quiere decir que hay algo más, toda una serie de variables que influyen en el proceso persuasivo.

Como por ejemplo, que las fuentes expertas se perciben como más fiables. Es por esto que la apariencia resulta fundamental, solo tenemos que observar cómo en publicidad se utilizan, por ejemplo, a actores con bata blanca o uniformadas para anunciar ciertos productos relacionados. También influye el atractivo, la belleza produce simpatía y una asociación inmediata de características positivas (inteligente, creíble, auténtico, seguro, poderoso, etc).

Siempre debemos tener en cuenta el contexto para hablar de pautas en comunicación no verbal, pero en líneas generales podemos establecer los siguientes 10 aspectos a tener en cuenta para convencer a cualquiera:

Lee el resto de la entrada »