BLOGS
Lo que no nos cuentan Lo que no nos cuentan

"Cerré mi boca y te hablé de mil maneras silenciosas". Rumi

Archivo de la categoría ‘comunicación’

Los peligros de aprender a detectar microexpresiones faciales

Por definición, las microexpresiones faciales filtran las emociones que las personas no quieren que los demás sepan que están sintiendo. A veces, incluso la persona que muestra esta reacción no es consciente de la emoción que se está filtrando. Si nos entrenamos en esta práctica de captar micreoexpresiones nos permitirá ‘aprovechar’ esta información oculta de los demás (y, en cierto sentido, la estaremos robando).

¿Quién tiene el derecho a hacerlo, a arrancar la máscara y desvelar el rostro real? Paul Ekman advierte que “Ciertamente, los agentes de la autoridad. Aunque he sostenido, de forma reiterada, que los agentes entrenados para detectar micros deben ofrecer a aquellos con los que hablan la posibilidad de usar una máscara facial”. Es decir, respetar que los seres humanos mintamos, socialmente, por un bien mayor, por no dañar, por autodefensa, por minimizar o exagerar hechos o por lo que sea…

La Constitución nos protege de la autoincriminación, pero las microexpresiones pueden proporcionar al agente de la autoridad la posibilidad de descubrir tales detalles incriminatorios, simplemente con lo que la persona muestre involuntariamente. ¿Sería ético en personas entrenadas en detectar microexpresiones no informar a los interrogados de esta invasión en su privacidad? ¿Los presuntos delincuentes no tienen derecho a usar una ‘máscara’ para preservar su protección?

Lo que es más, son muchos los profesionales (abogados, negociadores, políticos, banqueros, operadores comerciales, vendedores, etc) cuyos intereses no siempre son los ideales, y ahora pueden, sin previo aviso, invadir la privacidad de sus interlocutores.

Los formadores en la materia no nos paramos a pensar en estas cuestiones cuando entrenamos en esta potente herramienta de comunicación no verbal, permitimos la invasión en un terreno muy privado de la vida de las personas: los sentimientos que no quieren que todo el mundo (y, a veces, nadie) sepan que están experimentando .

Y, sin embargo, la invasión de este tipo de privacidad puede servir, y mucho, al bien público. Los seguidores de este blog lo sabrán bien, la colaboración tan enorme que la lectura gestual aporta a áreas como la comunicación, educación, medicina, criminología, etc. Ayuda a sintonizar y conectar con nuestro interlocutor y encontrarnos, por tanto, en mejores condiciones para ayudar.

Todo lo que podemos esperar es que todo este conocimiento vaya a ser utilizado en mayor medida por lo que consideramos bueno, para ayudar a la gente, más que para dañar, engañar o explotar a la gente. Y vosotros… ¿qué pensáis?

*Referencia: PaulEkmanGroup

“Prefiero a Irene Montero que a Pablo Iglesias”. Moción de censura y gazapos no verbales

De verdad que no me gusta ser tan crítica con algo tan personal como es la comunicación no verbal. Pero es que nuestros políticos suspenden en oratoria y lenguaje corporal. Prácticamente no se salva ninguno de caer en la verborrea y artificialidad al expresar sus ideas o rebatir la posición contraria.

Pablo Iglesias ha perdido mucha fuerza, mide y racionaliza demasiado, perdiendo esa esencia espontánea y vehemente de hace años. ¿Las manos en los bolsillos? Sí, Iglesias ha intervenido en el hemiciclo, en su momento más álgido, con una mano en el bolsillo. Esta acción se asocia al pasotismo, la indiferencia, e incluso a cierta chulería, desde luego, no es la postura más idónea para dirigirse a una audiencia. Igualmente este recurso ha sido utilizado por Rafael Hernando, del Partido Popular, muy socarrón y con desprecio en sus palabras y actitud.

Mariano Rajoy, a pesar de sus ya virales lapsus linguae, se ha manifestado bastante natural para lo que nos tiene acostumbrados. En palabras del experto J.L Martín Ovejero:

“He analizado muchísimas veces tanto a Iglesias como a Rajoy, pues en esta ocasión, a nivel no verbal ha comunicado mejor Rajoy, excepcional en esta contienda cara a cara. Tampoco es que haya sido un modelo comunicativo, pero ha sido menos esclavo del papel, sus manos han estado mas libres, ha sido menos plano en su paralenguaje. Iglesias casi no levanta la mirada de los folios y su postura es muy estática, le veo el más nervioso, con el recurso al vaso de agua en cada parada, como un gesto apaciguador más que para hidratarse la garganta.”

Sin embargo, me ha sorprendido gratamente Irene Montero, ha sido sin duda la intervención más emocional, vehemente y con ira, emoción negativa, pero emoción al fin y al cabo; ha expresado la fuerza de sus convicciones, al menos su lenguaje corporal es totalmente congruente con su discurso verbal. Recordemos que en la transmisión del mensaje no es sólo importante lo que se está diciendo, sino como la voz del orador te guía y te dice como deberías sentirte.

Las palabras no son tan relevantes, puede que no recuerdes el mensaje cuando deje de hablar, pero sí que sientes algo muy potente dentro de ti asociado a una idea. Hay que evitar ciertas expresiones negativas y potenciar las positivas para completar el discurso y, en general, nos encontramos con excesivas expresiones faciales de ira y desprecio, dedos acusadores, esclavos de la lectura del papel y del bolígrafo en la mano, principales enemigos de un buen orador, de un líder.

¿Serán conscientes del poder que tiene su comunicación no verbal? Desde luego hay mucho que mejorar y un largo camino por delante…

¿Pánico a hablar en público? Estos trucos (no tan típicos) pueden ayudarte

No nos entrenan para ello. Personalmente creo que ese es el problema. Al menos en España, no nos educan para aprender a hablar en público correctamente y como algo habitual. Esto está cambiando sutilmente en la actualidad, implementando ejercicios con breves exposiciones, historietas, etc, en las clases de los más pequeños.

Tradicionalmente ha sido un ejercicio que se ha obviado, y claro, llegamos a adultos y tenemos que enfrentarnos a ello casi en cualquier trabajo u ocasiones sociales varias, entonces aparecen la vergüenza, los nervios, la tensión, el miedo e incluso un terrible pánico que puede trasformarse en fobia a hablar en público.

Todos conocemos las pautas teóricas: imaginarnos a nuestra audiencia desnuda para quitarle hierro al asunto, llevar notas para no temer quedarnos en blanco, prepararse muy bien y ensayar muchísimas veces nuestra intervención… y sí, todo esto suma para superar la situación, pero lo que yo hoy os quería contar son 4 acciones muy sencillas y muy simples que, a mí particularmente, me ayudaron a sentirme más segura cuando con tan sólo 22 años tuve que enfrentarme a cantidades ingentes de personas que me atendían sedientos de información.

Una de las claves más productivas era la de hablar, previamente a mi charla, con los asistentes. Antes de entrar a la sala o ya una vez en ella mientras esperábamos al resto, me ayudaba muchísimo conocer poco a poco a los que iban llegando. Nos presentábamos, les preguntaba qué esperaban de la formación, les contaba mi trayectoria y les interrogaba por la suya, y bueno, un poco de lo que se me iba ocurriendo e iba surgiendo entre todos.

Lo que quiero decir con esto es: Intenta divertirte e iniciar tu intervención con ganas y buen ánimo, con buena sintonía con la gente que estará sentada expectante frente a ti. Es una forma ideal de conectar con la audiencia y de que te perdonen cualquier nerviosismo o alteración que pueda ocurrir a continuación. Las personas serán más benevolentes con quien ya ‘conocen’.

Los momentos iniciales son los más importantes. Otro de los ‘trucos’ que utilizaba en mis clases era el de empezar la ponencia sin tener que hablar yo. Al principio es cuando uno está más nervioso, por tanto, deberemos evitar, en la medida de lo posible, intervenir. ¡Deja que hablen ellos! Haz que se presenten, si tienes tiempo. O en mi caso, por ejemplo, solía siempre introducir mi clase con algún vídeo, ejercicio práctico, role playing, etc, que hiciera que todos nos soltáramos y rompiéramos la frialdad del momento inicial.

Seguimos. Lo ideal y lo bonito es mirar a todos los asistentes para conectar con cada uno de ellos, si bien es cierto que la realidad es que hay gente que te lo pone muy difícil, bien porque te miran fijamente con cara de póker, o porque tienen el ceño fruncido, o están distraídos, o con gesto aburrido. Esto siempre va a ser así en algún momento de la clase, es algo normal, no lo tomes como algo personal y, sobre todo, que no enturbie tu actitud. Engánchate a los rostros amables, también siempre habrá gente que te sonría, que escuche activamente con interés, que participe y que te lo haga fácil.

Por último, no te excuses continuamente, pase lo que pase sonríe y evita frases del tipo: “perdón, estoy muy nervioso”, “lo siento, me he perdido”, “ay, me he equivocado”… El mayor porcentaje de tu audiencia no va a notar si has cometido algún error, o te has olvidado de exponer una idea en una diapositiva, por tanto, ¡no te delates a ti mismo! 

 

 

 

Hablar sin voz ni movimiento: la lectura de la mente ya es posible

Un grupo de científicos japoneses han desarrollado una tecnología capaz de ‘leer la mente’ analizando las ondas cerebrales que producen las sílabas antes de pronunciarse. Los investigadores de la Universidad de Tecnología de Toyohashi aspiran ahora a crear un procesador de texto que permita, según los autores “escribir por imágenes de voz” sin hablar ni usar las manos o el movimiento corporal como medio de comunicación.

De este modo, se conseguiría algo similar a ‘leer la mente’. El equipo ha estudiando las ondas cerebrales que se producen al recordar las sílabas usando un casco con electrodos. ¿En qué consistió el experimento? Los investigadores midieron las ondas de los examinados cuando los sujetos pronunciaban varios monosílabos y números y detectaron que 0,2 segundos antes de emitirlas la zona del cerebro que se iluminó variaba según la sílaba.

La detección fue más complicada cuando el sujeto no pronunciaba las sílabas, dado que las señales eran más débiles. Los investigadores crearon patrones de las ondas cerebrales y al compararlos lograron identificar sílabas con una precisión del 60% y números con una precisión del 90%.

Y ahora viene lo mejor: Esta tecnología podría ayudar a “personas con minusvalías como, por ejemplo, la miastenia -una enfermedad neuromuscular y crónica cuyos principales síntomas son la debilidad y fatiga muscular- a interactuar con un teléfono inteligente usando imágenes de voz”, aseguró el profesor a la Agencia Efe.

Es cierto que ya existían tecnologías que convertían voz en texto, pero los científicos de Toyohashi creen que ésta podría conducir al desarrollo de una interfaz que reconozca las sílabas en la mente para escribirlas directamente. Las expectativas de este grupo de investigación se inclinan por incrementar la precisión de reconocimiento y salvar obstáculos como la variación que presentan las ondas cerebrales en cada persona para llevar a buen término la aplicación práctica de la tecnología.

 

 

*Fuente de consulta: EFEfuturo

Paula Echevarría confirma verbal y no verbalmente la crisis con David Bustamante

No soy muy seguidora de la prensa rosa pero he recibido un aluvión de propuestas para analizar el comportamiento no verbal de Paula Echevarría hablando de su situación actual con David Bustamante tras las filtraciones de crisis/ruptura. Lejos de la rumorología  y demás valoraciones, me han parecido ciertamente muy interesantes las imágenes y declaraciones de la actriz en rueda de prensa, ya que son el vivo ejemplo de lo que estudiamos en detección del engaño.

La filtración fisiológica es una de las más visibles que he visto nunca. Sonrisa nerviosa, boca seca (constantemente se moja los labios), sudor, tartamudeo, al inicio se detectan hasta microexpresiones de miedo. Estaba muy, muy, exaltada y aterrada, a lo largo de su aparición también se detectan numerosas expresiones reales de intensa tristeza, sobre todo, al hablar del seguimiento de la prensa y de su hija.

Podemos ver algunos ejemplos de análisis de contenido (aunque daría para cuatro post). Ante la pregunta clave de ¿Qué pasa entre Paula y David? Ella dice que “nada, no pasa nada” para luego añadir “pasan cosas en mi casa“, es decir, admite que hay un acontecimiento novedoso, el caso es que no utiliza nombres calificativos (crisis, separación, etc), evita palabras con impacto emocional, dolorosas para ella en este momento. Continúa con “ese tema”, “si eso es así lo sabréis”, “yo no sé nada”, “cosas que se dicen”, “probablemente sea así”… podría llenar párrafos enteros con frases evasivas, palabras generalizadoras que eluden la verdad.

“Mientras David y yo no hablemos… mmmm… creo que…” (la interrumpen). Rotundamente afirma que, efectivamente, no hay comunicación entre ambos, que no se hablan. A la pregunta ¿Hay separación entre Paula y David? Ella responde: “Yo no he sido la que he sacado esa noticia”. Evidentemente, no está respondiendo a lo que le preguntan y además añade que “hay partes que se han publicado que sí son ciertas”. “David ha ido a su casa…” en ningún momento habla de nuestra casa.

No suelo mentir“… no parece muy creíble entonces el argumento, no suele pero lo hace (?). “El tiempo lo dirá”, se presenta como sujeto pasivo a los acontecimientos, evitando así la responsabilidad e implicación en lo que ocurra. El discurso en general es incoherente, denota falta de credibilidad de principio a fin y es un claro ejemplo de testimonio incongruente.

¿Aun alguien tiene alguna duda? Porque no hay ni un canal de comunicación que transmita unión entre la pareja… Por supuesto está en todo su derecho de no decir lo que no quiera decir, pero lo mejor en estos casos es: o no exponerse o prepararse muy bien un monólogo. La improvisación da lugar a que tu cuerpo y los lapsus respondan por ti…

El lapsus de Angelina Jolie al hablar de su divorcio con Brad Pitt

Angelina Jolie ofreció recientemente una entrevista a BBC World News ‘sincerándose’ sobre el duro trance sentimental que está atravesando tras su divorcio de Brad Pitt, podéis ver el momento clave de la entrevista en este vídeo:

No podemos saber si las preguntas de la periodista están ya pactadas previamente o realizadas de forma espontánea, lo cierto es que Angelina no se sorprende al escuchar la primera pregunta sobre el tema pero también lo es que se toma su tiempo para responder. En primer lugar, suspira profundamente para seguidamente apartar su mirada, es el único instante de la entrevista que lo hace de forma tan prolongada.

Puede interpretarse como incomodidad, ya que hasta se aprecia como aprieta la mandíbula, pero luego lo aprovecha para pensar, mira hacia abajo, cierra los ojos, se concentra para responder exactamente lo que quiere, su parpadeo y su cuerpo se paralizan, hay una carga cognitiva visible, controla y racionaliza perfectamente las palabras que va a pronunciar, aunque al final no puede evitar el lapsus inconsciente que realmente refleja el verdadero sentir de la actriz.

Angelina muy emocionada afirma que: “No quiero decir mucho acerca de esto, excepto que es un momento muy difícil. Somos una familia y siempre lo seremos. Pasaremos por este momento y esperemos ser una familia más fuerte” En este breve discurso muy pensado utiliza el plural de forma constante, quiere proyectar unidad, núcleo familiar permanente y que la separación les servirá como refuerzo.

Pero ante una nueva pregunta de la periodista, la actriz responde de forma más rápida y entonces manifiesta: “Mucha gente se encuentra en esta situación. Mi entorno, mi familia… todos estamos pasando momentos difíciles. Estoy centrada en mis hijos… nuestros hijos… y mi objetivo es encontrar este camino”.

En esta frase de repente se distancia del hecho, utilizando generalizadores (mucha gente está en esta situación). Pero además, tiene que corregirse a sí misma, puesto que lo que expresa es que está centrada en ‘sus hijos’, y aquí ya no hay unión, ni armonía, ni núcleo familiar; tras el lapsus, consciente de esta contradicción, se autorectifica enseguida con “nuestros hijos”.

Parece entonces que los lazos familiares no son tan idílicos como pretenden hacer ver al público, la separación está ahí, ya no hay ‘nosotros’ ni ‘nuestros’, que deja paso al ‘yo’ y al ‘mi’… vamos, lo habitual en una separación, pero ¡que no nos vendan lo que no es!

 

 

Las doctoras tienen una ventaja (no verbal) #DiaInternacionalDeLaMujer

Captura de un capítulo de la serie ‘Anatomía de Grey’

Fuera del contexto médico, las diferencias en el estilo de comunicación entre hombres y mujeres está bien documentada. Las mujeres revelan más información acerca de sí mismas en una conversación, tienen un estilo más cálido y más comprometido en su comunicación no verbal, alientan y facilitan a otros a hablar con ellas con mayor libertad y de una manera más cálida e íntima. A pesar de las diferencias de género en la conversación rutinaria, se especula sobre si estas diferencias son extrapolables al ámbito laboral.

He descubierto una investigación muy curiosa, se titula ‘Los efectos de género en la comunicación médica‘, de los autores Roter, Hall y Aoki, de la Universidad de Northeastern (Boston, Massachusetts). Y es que el género en el ámbito médico ha sido percibido como una posible fuente de variación en los aspectos interpersonales de la práctica médica, con la hipótesis de que las médicas facilitan el intercambio más abierto e igualitario, así como un ambiente terapéutico diferente al de los médicos.

Según la revisión de los investigadores, las doctoras se involucran mas proactivamente con el paciente, su charla contiene un lenguaje más positivo, y se dirigen a los demás con un enfoque más emocional. No hubo, sin embargo, diferencias de género evidentes en la cantidad, calidad, o la forma en la que se ofrece la información estrictamente médica. Respecto a la gestualidad, el estudio demostró que las médicas refieren los niveles más altos de sonrisas espontáneas y de escucha activa (asentir con la cabeza de forma sincera y natural).

Las visitas médicas con las doctoras son, en promedio, 2 minutos (10%) más largas que las de los médicos hombres. Curiosamente, encontramos la excepción en Obstetricia y Ginecología, especialidades en las que los hombres presentan un patrón diferente del que manifestaban en atención primaria, los médicos de sexo masculino demuestran los niveles más altos de discurso emocional, comparados con sus colegas femeninas.

¿Pero, y todo esto en que nos influye? Los estudios han relacionado directamente las habilidades de comunicación de los médicos con una variedad de resultados positivos, por ejemplo, con los niveles de adherencia a las recomendaciones terapéuticas, la mejora de los indicadores fisiológicos de control de la enfermedad, y la mejora del estado de salud física y mental del paciente.

Y me encantaría terminar con la reflexión (fundamental) que manifiestan los autores del análisis:

No sugerimos que todas o incluso la mayoría de las doctoras estén centradas en el paciente y los médicos varones no lo estén; existe un terreno mucho más común entre ambos que diferencias en sus patrones de comunicación. Por otra parte, los médicos, tanto hombres como mujeres, que son hábiles comunicadores pueden lograr rentabilizar sus tiempos con una entrega al paciente de calidad, una atención exclusiva y proactiva, incluso en marcos temporales restringidos.

Los médicos tienen la capacidad de mejorar sus habilidades de comunicación de manera significativa a través de la auto-conciencia, el auto-monitoreo, y la formación. Lo importante aquí es el reconocimiento del poder que ejerce el estilo de comunicación en la relación médico-paciente y de que ambas partes pueden beneficiarse de esta influencia, no se merecen menos…

 

¿Poner o no poner foto en el curriculum?

Una de las cuestiones que más me preguntan mis queridos lectores es por la relación que existe entre la comunicación no verbal y el trabajo. Cómo hacemos un curriculum para destacar, cómo comportarnos en una entrevista de trabajo, qué pequeños trucos corporales podemos realizar para incrementar nuestra seguridad… y ahora… ¿ponemos foto o no en el curriculum?

Actualmente, trabajo en recursos humanos, en mi rutina habitual me enfrento a la revisión de más de cien currículum diarios para diferentes puestos y diferentes perfiles, y sí, definitivamente agradezco muchísimo poder ver caras en pilas de papeles o en formato digital. Sin embargo, existen países como Gran Bretaña que no aceptan el uso de foto en el CV por su creencia en que el candidato puede ser rechazado por falta de rigurosidad o conocimiento del reclutador.

No estoy de acuerdo con ello por varias razones. Y no solo es mi opinión personal, si nos centramos por un momento en lo que pasa en nuestro país,  según una encuesta realizada por Infojobs, entre las empresas que publican las ofertas en el portal, los currículum con foto son tres veces más vistos por los reclutadores que los currículum que no incluyen foto.

Yo contrato personas no papeles, y es algo innato en el ser humano. Estudios científicos reafirman que la primera impresión es básica. Además, para hacernos esta impresión no podemos hacer otra cosa que fijarnos en un rostro. Esto se produce por la necesidad de comunicarse del ser humano, necesidad de no tener que decidir algo sin conocer físicamente al otro, aunque sea a través de una sola imagen y una pequeña historia de vida profesional a la que acompaña ese rostro. Queremos captar la mayor cantidad de información posible para no equivocarnos en nuestra selección y tener a una persona delante parece que ayuda. Y no es que el cerebro se base en prejuicios, lo que intenta es hacer una predicción.

Pero no solo esto, es que ver tu fotografía en el papel nos ayuda a recordarte. En un proceso de selección hablamos por teléfono con bastantes personas y a continuación, conocemos personalmente en entrevista a otras tantas. Si a esto le añades que estamos gestionando varios procesos a la vez… Al final has ves a mucha gente y, aunque tomes apuntes en todas las tomas de contacto con los candidatos, mirar un cv que tiene foto nos ayuda a recordar a la persona y cómo lo hizo en la entrevista.

De este modo, te diferenciarás del resto de candidaturas. Puede que haya dos cv muy parecidos en cuanto a contenido pero nunca dos caras podrán ser iguales. Es una forma de desmarcarse, de llamar la atención, causando el mismo efecto que si cuidamos el diseño de nuestro CV para hacerlo más atractivo.

Por último, hay que tener en cuenta que con tu imagen tienes una oportunidad más de mostrar tu lado más profesional de forma natural. Para ello la fotografía debe estar cuidada en esta línea, nada de una foto de la graduación, de fiesta, de viaje, o en el coche (sí, suele ser muy común, no sé por qué). Acude a un fotógrafo profesional especificando que usarás la imagen para incluirla en el CV, suele dar muy buen resultado.

Ya que sabemos que va a dar información de nosotros, aprovechemos para dar una buena imagen. Que sea profesional, que transmita energía, dinamismo, cordialidad o aquello que requiera la profesión a la que optamos.

También te puede interesar:

Cómo triunfar en una entrevista de trabajo a través de videollamada

La comunicación no verbal durante la entrevista de trabajo

No seas puntual en una entrevista de trabajo

¿Qué palabras son las mejores y las peores para incluirlas en el currículum?

Cómo triunfar en una entrevista de trabajo a través de videollamada

A día de hoy las entrevistas de trabajo, a través de plataformas como Skype, son cada vez más frecuentes. Gracias a la tecnología es mucho más fácil y funcional para ambas partes (reclutador y candidato) contactar y conocerse en un face to face, sin necesidad de desplazamientos físicos.

Este procedimiento puede tener muchas ventajas, sobre todo para el aspirante al puesto de trabajo, ya que estará cómodo en su casa o en un ambiente conocido, menos nervioso, menos agobiado por circunstancias externas que puedan complicar la puntualidad a una cita, etc. Estos tips pueden parecer muy obvios, pero os aseguro que llevo unos cuantos procesos de selección realizados a través de este medio, y veo errores repetidos que enturbian la imagen que proyecta el candidato.

  • En primer lugar, comprueba que tengas una buena conexión y el correcto funcionamiento de la aplicación que vayas a usar, diseñando también la luz, el enfoque, la distancia, etc. Una hora antes de la entrevista, por ejemplo, puedes contactar con un conocido para corroborar que todo marcha a la perfección.
  • Coloca el pc o la cámara a la altura de tus ojos o nariz. Este es uno de los errores más comunes, normalmente la gente se pone frente al portátil que se encuentra apoyado encima de una mesa, en ese caso se te verá desde abajo, es una perspectiva bastante pésima para tu imagen, ya que tu cara aparecerá distorsionada y hará que tu postura se encorve. Lo ideal es mantener una horizontalidad con la cámara que simule un encuentro real con otra persona.
  • Mantén una postura recta y erguida, pero con los hombros relajados, ayúdate siempre para ello de una silla con respaldo.
  • ¡Cuidado con el fondo que elijas! Sí, ya, parece una tontería, ¿no? Pues he llegado a ver pósters de grupos de música, imágenes de contenido político, fotografías familiares y demás efectos personales que no interesa mostrar. Elige un fondo liso y cuidado para no comprometernos de forma íntima con el entrevistador.
  • Mantén la mirada con la cámara, no mires constantemente tu imagen en el ‘cuadrito’ que sale en la pantalla. Es cierto que es incómodo mirar al objetivo, porque no podemos evitar desviar la mirada a la imagen del reclutador o a la nuestra propia, pero hay que intentarlo, al menos, la mayor parte del tiempo.
  • Vístete como si fueras a una entrevista al uso. No por estar en tu casa debes perder la formalidad y sobriedad del momento; evita también brillos o prendas y complementos que destellen en la pantalla.
  • No hagas movimientos o gestos bruscos. Asiente levemente y utiliza ilustradores pausados, la captura del movimiento no es como en la realidad y la velocidad se transforma en una mancha borrosa de la imagen.
  • Por último, ejecuta un ‘apretón de manos virtual‘. Ya que no hay contacto físico, debes cuidar una amplia y espontánea sonrisa al inicio y al final de la entrevista, acompañada de una leve reverencia con la cabeza, leve, muy leve. De esta forma regulamos el flujo de la conversación sin el contacto físico de por medio.

Y ahora… ¡a ponerlo en práctica!

También te puede interesar:

La comunicación no verbal durante la entrevista de trabajo

No seas puntual en una entrevista de trabajo

¿Cuántos segundos dura ‘la primera impresión’? (Y cómo conseguir que ésta sea buena)

¿Qué palabras son las mejores y las peores para incluirlas en el currículum?

El color de ojos da pistas sobre cómo somos

Científicos de la Universidad de Orebro en Suecia estudiaron a 428 sujetos para ver si su personalidad se relacionaba con el iris del ojo. Encontraron que nuestro color de ojos se ve afectado por los mismos genes que forman nuestros lóbulos frontales, por lo tanto hay comportamientos que comparten las personas con iris similares.

El Dr. Anthony Fallone de la Universidad de Edimburgo ha estudiado los vínculos entre los ojos y la personalidad.  “El ojo está tan estrechamente ligado neurológicamente al cerebro que se podría decir que es la única parte de nuestro cerebro que se puede ver desde el exterior. Parecen dar pistas vitales de nuestra función cerebral“.

(Worthy, 1999), realizó un estudio sobre el color de ojos tanto en humanos como en no humanos y llegó a la conclusión de que las personas con ojos oscuros se especializan en conductas que requieren sensibilidad, velocidad y respuestas reactivas, por ejemplo, son mejores defensas de fútbol y bateadores de béisbol.

Mientras que aquellos individuos de ojos claros se especializan en conductas que requieren vacilación, inhibición y respuestas autorreguladas, serán por ejemplo buenos jugadores de medio campo, encestadores en tiro libre en baloncesto y magníficos lanzadores de béisbol.

Lee el resto de la entrada »