BLOGS
Lo que no nos cuentan Lo que no nos cuentan

"Cerré mi boca y te hablé de mil maneras silenciosas". Rumi

Cómo distinguir una relación íntima de una simple amistad solo por la voz

whisper-408482_960_720Así lo pone de manifiesto una revolucionaria investigación: “People will know we are in love: evidence of differences between vocal samples directed toward lovers and friends”, (La gente sabrá si estamos enamorados: diferencias significativas entre muestras vocales hacia los enamorados y hacia los amigos) en la cuál se examina si existe variación en el tono identificable en función de la persona con la que hablamos. Tal y como apuntan las investigaciones, las características de nuestra voz permiten a las personas de nuestro alrededor extraer más datos que aquellos puramente derivados del discurso. Estos elementos son conocidos en el estudio de la comunicación no verbal como ‘paralingüísticos.

Precisamente, los elementos paralingüísticos adquieren el protagonismo en el campo de las relaciones amorosas. ¿Por qué? Tal y como los estudios abalan, un individuo puede modificar las características de su voz para atraer a posibles compañeros. De hecho, y tal y como se demostró en un experimento sobre la seducción, aquellos hombres que utilizaron una mayor modulación vocal tuvieron más éxito que aquellos que no modularon su paralingüística. 

Pues bien, el propósito del estudio consistió en explorar cómo los individuos alteran sus elementos paralingüísticos en función de si hablan con una pareja (heterosexual u homosexual) o si hablan con un amigo muy cercano del mismo sexo a través de conversaciones telefónicas. Para ello, se grabaron distintas conversaciones entre individuos y se seleccionó a una muestra que debía identificar si se trataba de parejas o solo amigos. En lo que se refiere a esta identificación, se encontró que en un 64.6% de los casos se acertaba, gracias a las características paralingüísticas, si se trataba de una relación de pareja o de amistad (lo cual se encontraba por encima de la probabilidad, 50%). También se determinó el interés romántico en frases como: “qué estás haciendo” o “cómo estás”, que fue identificado a través del modo de hablar de los individuos grabados.

o-WHISPER-APP-LGBT-facebookPor otro lado, los observadores consideraban más animados a aquellos que hablaban con sus amigos frente a sus parejas. Sin embargo, en contra de lo que los autores predijeron (que los individuos tratarían de sonar más confiados para parecer más atractivos), se encontró que aquellas voces que hablaban con parejas eran puntuadas de modo más negativo. Respecto al tono de voz, los hombres utilizaron tonos levemente más agudos, al contrario que las mujeres (levemente más graves) cuando hablaban o preguntaban a sus parejas. Finalmente, y a través del establecimiento de un modelo en base a las evaluaciones de los observadores, se determinó que cuanto más incluían en su tono elementos más relacionados con el romanticismo (cualidades positivas, amor, pasión, intimidad, etc.), más positivamente eran evaluadas las personalidades de las personas que hablaban, en un efecto halo.

En conclusión, esta investigación permitió dar fuerza al argumento de que nuestro tono de voz se ajusta al individuo con el que estamos hablando, y de un modo especialmente particular si estamos tratando con nuestra pareja. Esto, lejos de finalizar tras la fase de ‘cortejo’, seguiría ocurriendo en las distintas interacciones de la pareja, y permitirían a individuos desconocidos identificar de una manera significativa si los individuos observados son pareja o simplemente amigos.

 

 

*Referencia: Clublenguajenoverbal.

4 comentarios

  1. Dice ser Victor Saura

    Lo que cambia la historia cuando te ves reflejado en ella. Un discurso, su contexto, una palabra antes o después, el tono, inseguridad, cercanía, intangibles que van moldeando lo que uno acertada o erróneamente desea propiciar.

    De eso se tratará de usar toda clase de tácticas para limar esas dificultades que a a priori detectas. Y no está mal obrar de esa forma. Al fin y al cabo somos animales de costumbres, nos valoramos por los hechos, por el tan manido “el fin justifica los hechos”

    Cuidar las formas para edulcorar el fondo. O hacer posible lo imposible. De esto último se trataría en resumidas cuentas. El creí ver ha hecho mucho daño a la humanidad. Cuantas veces hemos redoblado esfuerzos en vano. De cuantas frustraciones arriamos bandera. Y no escarmentamos, seguimos cuidando los detalles o lo que es lo mismo, seguimos perdiendo el tiempo.

    La amistad y al amor, encuentros y desencuentros, vidas paralelas que a la hora de la verdad viven espalda contra espalda. El temor a perder a “lo que te hace latir” hace que la vara de medir sea distinta. La amistad se percibe como un recurso, no así el amor. El amor es como aquel elixir que promete vida eterna, o como esa musa que da sentido a tus sueños, no tiene punto de comparación.

    Del efecto halo mejor no decir nada. Generalizar, o sacar conclusiones precipitadas ha sido la cuadratura del círculo de cualquier relación que se precie. Si bien la primera impresión es de vital importancia, el resto de impresiones no son menos. Precipitarse, o saltarse los tiempos equivale ser corto de miras, ¿de qué vale prejuzgar? Hay que verlo bajo otro prisma. Objetivamente, el de tú a tú no tiene rival. Los subterfugios sólo restan valor a aquel dicho que decía: “El corazón tiene razones que la razón no entiende”

    17 Mayo 2016 | 2:38 pm

  2. Dice ser amigo de Phamton

    Como siempre un excelente artículo.

    y como no la alegría de mis dias

    17 Mayo 2016 | 3:36 pm

  3. Dice ser Jesus Guillen

    Que bueno que pusieron a alguien que sabe escribir.
    Buena columna

    17 Mayo 2016 | 5:37 pm

  4. Dice ser El ultimo

    No hay nada mas delicioso que hablar con dulzura a quien quieres, transmitiendo sentimientoS donde en principio, solo hay vocaleS y consonanteS..

    Cuanta razón en un solo artículo..

    17 Mayo 2016 | 10:54 pm

Los comentarios están cerrados.