BLOGS
Lo que no nos cuentan Lo que no nos cuentan

"Cerré mi boca y te hablé de mil maneras silenciosas". Rumi

Albert Rivera reconoce sus tics no verbales y muestra otros muy curiosos

Albert Rivera entrevistado por Susana Griso en el progama 'Dos días y una noche'.

Albert Rivera entrevistado por Susana Griso en el progama ‘Dos días y una noche’.

La exposición mediática de los políticos ‘de ahora’ llega a tal punto que comparten su rutina diaria con la presentadora Susanna Griso en el programa ‘Dos días y una noche’. Le tocó el turno a Albert Rivera que hizo declaraciones muy interesantes, sobre todo en lo que aquí nos concierne, una de las primeras versaban a cerca de la conciencia sobre sus tics no verbales.

En este blog lo hemos comentado en reiteradas ocasiones, Rivera filtra a través de su comunicación no verbal una tensión y unos nervios descomunales a través de sus gestos, como él mismo admite (creo que por primera vez) “No sé dónde meter las manos”, “y en las fotos no sé cómo ponerlas”, “me recoloco la chaqueta, la corbata… de hecho lo estoy trabajando… porque sí, porque son tics que uno tiene y es verdad que a mi me parieron así, nervioso, activo, hiperactivo, pero es verdad que a veces uno transmite una imagen, y es verdad que parece que estás nervioso y en realidad es que eres perfeccionista, inquieto”.

A continuación, también hacen referencia al informe que se filtró sobre comunicación no verbal en Podemos, en el que, además de a Iglesias, se nombraba a Rivera. Aunque pueda parecer que no, que todos se centran en los programas electorales, medidas, datos, encuestas, etc, se palpa que tienen estos elementos no verbales también muy presentes.

Otro ejemplo, el despacho de Albert. También nos da información sobre su personalidad, perfilación indirecta (que se llama), ya que una simple decoración también es una conducta en la que volcamos ciertos rasgos de nuestra forma de ser, en este caso, puede no ser muy fiable puesto que contaría con asesores para decorarlo, pero es ciertamente llamativo la cantidad de fotografías suyas y de gran tamaño que lideran la habitación en la que trabaja el representante de Ciudadanos, tal es así, que la presentadora lo destaca en el transcurso de la entrevista y le pregunta si no denota esto un cierto ego. Rivera responde muy filosóficamente y dice intentar mantenerlo a raya. En mi opinión este decorado tan encumbrada y enaltecida de su imagen no le ayuda a repeler el egocentrismo.

Sin duda, el tema que más incomodó a Albert nada tenía que ver con la política, sino con el sexo, ante la pregunta de “¿qué es para ti el sexo?” hay un impacto emocional bastante fuerte, se genera una latencia de respuesta importante, muy poco frecuente en él, muecas en el rostro algo extrañas, parece desprecio, pero en realidad creo que es más producto del nerviosismo y la tensión que de una emoción concreta, es esta ‘cara rara’ que nos sale cuando no sabemos qué expresar, se remueve en el asiento, encoje los hombros, adquiere una postura de cierre, en fin, un abanico amplio de reacciones algo extrañas muestra de lo que para él fue un golpe bajo e inesperado.

Para finalizar, la periodista le enfrenta a una serie de titulares injuriosos que han realizado sobre su persona como por ejemplo: que es gay, que es falangista, independentista, que toma vitaminas para el pelo, que se baña desnudo en la playa o que consume estimulantes, decididamente esta última acusación es la que le causa mayor conmoción, Rivera responde un “nunca” contundente e inmediato ante tal planteamiento y además añade con tristeza que es un tema doloroso porque ha sufrido este problema con un familiar cercano. Resulta bastante coherente en este sentido y muestra un absoluto asco y desprecio hacia ese tipo de difamaciones tan duras.

 

 

7 comentarios

  1. Dice ser Parece ser...

    Podrías hacer un análisis de la entrevista a Pablo y Albert en Salvados.
    Se vio a un Albert Rivera nervioso, sudoroso y con argumentos robotizados, muy afectado por la paliza que le dio Pablo.

    09 Junio 2016 | 11:36 am

  2. Dice ser Jardin

    Si los políticos leyesen este blog….cuanto aprenderían!

    09 Junio 2016 | 1:50 pm

  3. Dice ser por supuesto

    El malvado Rivera ataca de nuevo

    09 Junio 2016 | 3:36 pm

  4. comunicacion-no-verbal-lo-que-no-nos-cuentan

    Gracias a todos por los comentarios. A “Dice ser: parece ser…” Claro que lo analicé! No se me escapa una! 🙂
    Te dejo el link: https://blogs.20minutos.es/comunicacion-no-verbal-lo-que-no-nos-cuentan/2016/06/06/quien-gano-el-tenso-cara-a-cara-entre-pablo-iglesias-y-albert-rivera/
    Muchas gracias!

    09 Junio 2016 | 6:42 pm

  5. Dice ser Rosaber

    Son ganas de buscar pegas a uno de los mejores comunicadores y oradores. A lo mejor es que es preferible ser ser un robot o tener la sangre de horchata

    10 Junio 2016 | 4:28 pm

  6. Dice ser Rosaber

    Lo de la comunicación no verbal me parece curioso pero se abusa.Cada político debe expresarse como es. Resulta ridículo ver a todos on los brazos colgando, basta con ver fotos del debate de mujeres o del del año pasado delos hombres. Parece que los han colgado como a pingos. Y es porque les han dicho que lohagan así, no porque les salga. A mí me da igual si uno es nervioso o tranquilo o tranquilón, si es vizco o cojos, ….. Me da igual y para sus funciones tampoco afectan estas chorradas. Creo yo

    10 Junio 2016 | 4:35 pm

  7. Dice ser Malena

    No podría estar más de acuerdo con rosaber, no penséis que los demás candidatos son perfectos o que no se ponen nerviosos. Sólo nos hace falta ver cómo eleva la voz y se pone en plan guerrillero Pablo Iglesias cuando le hablan de Venezuela o políticas económicas (si, también existen Pablo).
    Creo que deberían dejar un poco de lado tanto indagar en cada gesto de Rivera cuyo nombre se ha difamado de la peor de las maneras; por otro lado el objetivo que los difamadores querían alcanzar y empezar a pensar más en lo que dice y propone, cosas reales. No como otros populistas y demagogos vendedores de humo que todos conocemos.

    15 Junio 2016 | 11:33 pm

Los comentarios están cerrados.