Entradas etiquetadas como ‘posturas’

Las diferentes conductas no verbales en las reuniones de Rajoy con Rivera, Iglesias y Sánchez

Mariano Rajoy ya ha culminado su primera ronda de reuniones con los principales líderes políticos del país ante la inminente sesión de investidura. Ya sabemos que en estas ocasiones nada queda a la improvisación, todos son muy conscientes de que son observados con lupa e intentan controlar al máximo cada movimiento. Aun así, esto no es del todo posible, por esto podemos observar distinciones notables que hacen peculiar cada uno de los encuentros.

Fotografía de agencia EFE

Fotografía de agencia EFE

En primer lugar Mariano Rajoy se reúne con Albert Rivera, en esta cita se observa, en general, buena sintonía, afecto, saludo distendido… Pero no estuvo exento de controversia no verbal, y es que el candidato de Ciudadanos se negó a repetir el protocolario apretón de manos ante la petición expresa de los medios de comunicación. ¿Cómo podemos interpretar esta contrariedad? Hay que tener siempre muy en cuenta la personalidad del individuo en cuestión, ya que es una variable siempre presente que condiciona cada una de las conductas que realizamos. En este caso, son sobradamente conocidos los rasgos de impulsividad, ansiedad e impaciencia de Rivera, por ello, yo apostaría más a interpretar esta negativa como producto de su ímpetu y prisas por cumplir el objetivo que por una aversión o hastío hacia ese contacto.

Fotografía de Juan Carlos Hidalgo/EFE

Fotografía de Juan Carlos Hidalgo/EFE

En el caso de Pablo Iglesias de nuevo hay que aludir a la tipología de personalidad para entender las diferentes posturas que adoptan ambos en su aparición pública. Pablo Iglesias se sienta en el sillón como si fuera el de su propio salón, si bien es cierto, que no es la primera vez que lo hace. Normalmente esta es la figura que adopta en estos encuentros, distendida, cómoda, informal, algo desaliñado mostrando la suela del zapato. Es algo que el líder del PP nunca haría, porque su condición le incapacita a perder la solemnidad, las formas reglamentarias de la política clásica. ¿Se trata entonces de un desdén hacia Rajoy? La respuesta sería afirmativa solo si estos gestos los hiciera con él, pero es que este ademán forma parte de su ser, Iglesias es indisciplinado, nada tradicional o protocolario en general y es por ello que esta pose no adquiere mayor relevancia.

Por último, lo más esperado, la cita entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, ya que en su anterior encuentro fue polémico el rechazo (con orgullo) del presidente en funciones al estrechar la mano del candidato socialista. Solo hay que ver las dos fotografías ilustrativas para corroborar que nos encontramos ahora un panorama totalmente dispar al descrito previamente. Rajoy significativamente más condescendiente y amable. Ambos líderes políticos se muestran mucho más sonrientes, relajados, con menos tensión y una postura entre ellos bastante similar, sincrónicos en sus movimientos y posiciones. Justo antes de estrechar sus manos ante los numerosos medios de comunicación se puede detectar, durante un par de segundos, una mirada y sonrisa cómplice entre los dos, parecieran que evocan en su foro interno la controversia desatada por justo aquel gesto que ahora afrontan con humor.

Cómo podemos observar el lenguaje corporal es una muestra de la personalidad pero también va evolucionando con el devenir de los acontecimientos, experiencias, motivaciones, intereses…

 

 

 

 

 

 

 

Un insólito gesto de Obama se hace viral, analizamos su comunicación no verbal

PRI Créditos: Shutterstock/Mirror

PRI Créditos: Shutterstock/Mirror

Realmente cada movimiento de Barack Obama adquiere un protagonismo mundial insospechado. En este caso no es para menos, y la verdad, profesionalmente me alegra, ya que confirma lo que digo siempre, un simple gesto puede desatar la mayor de las polémicas sin necesidad de que uno abra la boca. El las imágenes se observa cómo el presidente de Estados Unidos se quita el anillo de casado al saludar a unos jóvenes estudiantes argentinos en la Usina del Arte. Muchos le han criticado aludiendo a que este acto es provocado por el temor a que se lo robaran, otros le han defendido justificando la acción ante su preocupación por perderlo.

Yo me inclino más bien por la segunda opción, por un motivo bien sencillo, si su temor hubiera sido el robo, lo hubiera anticipado y se hubiera quitado la alianza antes de comenzar a saludar y no durante el acercamiento al gentío. Pareciera más bien como si al iniciar esta acción notara que se le cayera, o no lo sintiera sujeto al agarrarle tantas manos, y prefirió guardarlo. A mí lo que me sugiere este gesto es simplemente que aprecia su anillo de casado y lo asegura para no perderlo. Creo que en esa situación es algo que haría cualquier persona por miedo a extraviar algo valioso.


Dejando a un lado el gesto anecdótico ¿cómo suele ser el lenguaje corporal de Obama? Ya comentamos anteriormente, en el análisis del encuentro de Obama con Castro en Cuba, que es difícil pillar en un renuncio al presidente de los Estados Unidos. Y es que Barack Obama es espontáneo pero a la misma vez es muy consciente de que sus palabras son solo una parte del mensaje y, por supuesto, sabe cómo influir en sus votantes. Todo en él parece muy natural pero no nos engañemos, hay un gran trabajo de gestión emocional y corporal detrás. Para comprobarlo solo tenemos que observar el gif, no está trucado, es un montaje real, un tal Eric Spiegelman se dio cuenta de que la sonrisa de Obama no variaba nunca en las 130 fotos que se le tomaron en el año 2009, en el Metropolitan Museum of Art in New York donde el presidente recibía a los líderes mundiales para la convención de la ONU.

Lee el resto de la entrada »