Entradas etiquetadas como ‘felicitación de Navidad’

El simbolismo en el mensaje de Navidad del Rey Felipe VI

Definitivamente este año la Casa Real se decanta por una comunicación cargada de simbolismo, ya vimos lo que querían decir sin decir a través de la felicitación navideña protocolaria, pero tampoco han desaprovechado esta ocasión para lanzar mensajes encubiertos a la ciudadanía.

Hay que decir que el tradicional discurso del Rey la noche del 24 de diciembre evoluciona constantemente y este año han mejorado bastantes errores (no verbales) cometidos en años anteriores. En el vídeo podemos observar cómo los planos son mucho más cortos, el ambiente elegido es más cálido y familiar, y se muestra con una postura más cómoda y relajada.

En este discurso, el Rey ha logrado conectar con el público a través de tres elementos fundamentales:

  • El contacto visual. La dirección de su mirada era constante a cámara, no perdía el contacto visual, había profundidad y honestidad en ella, daba la sensación real de que te hablaba a ti.
  • La expresión facial. La línea base de expresión en Felipe VI es bastante neutral, no suele ser una persona muy emocional, sin embargo podemos comprobar cómo su expresión era congruente con los sentimientos que pronunciaba, por ejemplo, se dibujaba en su rostro una tristeza verdadera cuando hablaba de situaciones difíciles, una leve sonrisa cuando pronunciaba elementos positivos, ira para manifestar energía o cuando quería enfatizar una idea importante para él.
  • Los gestos ilustradores. Al igual que en el canal de expresión anterior, no suele ser tener un registro amplio de gestos y movimientos, esto le da una imagen antinatural, robotizada y falta de espontaneidad en sus mensajes. En esta ocasión, constantemente encontramos movilidad en sus manos, realizando gestos que acompañen e ilustren el contenido de su discurso. Aunque la mayoría de estos gestos son algo forzados, al menos dota de mayor dinamismo y frescura a su declaración.

El ambiente elegido contiene detalles preparados que indirectamente también comunican. Aparece en su despacho, para que se relacione con el trabajo, con las banderas de España y Europa; las estanterías de fondo están repletas de libros para asociar su imagen a la sabiduría, la educación y la cultura, pero todo ello, acompañado con fotografías familiares para completar esa imagen con la unión, el hogar y la vida personal, fotos actuales con su mujer y descendencia y fotos antiguas en blanco y negro de sus padres para no olvidar su procedencia.

Lo que los Reyes dicen sin decir en su felicitación navideña

La fotografía que acompaña la felicitación navideña de la Familia Real. CASA DE S.M. EL REY

La fotografía que acompaña la felicitación navideña de la Familia Real. CASA DE S.M. EL REY

La fotografía familiar que utiliza la Casa Real cada año para felicitar la Navidad es una buena ocasión para comunicar al mundo un discurso sin palabras, la escenografía y cada detalle se escogen cuidadosamente para transmitir sensaciones.

En primer lugar, reaparecen como familia. El año pasado desaparecieron los Reyes de la imagen dejando a sus hijas como únicas protagonistas, hecho que personalmente se me hizo extraño y me pareció inadecuado, puesto que pierde el sentido del mensaje.

Ahora posan los cuatro miembros unidos, muy unidos, en primer lugar porque comparten expresión facial, todos sonríen ampliamente, transmitiendo positividad, energía y felicidad del núcleo familiar. También porque el contacto es bastante significativo, Leonor y su padre aparecen unidos entrelazando sus manos y Sofía arropada por los brazos de su madre. Todo ello transmite cercanía, seguridad en los vínculos de apego y conexión.

Sin duda, la Princesa Leonor representa la figura central de la imagen, siendo la única que no mira fijamente a cámara y que no tiene detalle alguno en color burdeos. Por estos detalles, por su posición y el espacio que ocupa en la escenografía está claro que la intención es que ella destaque ligeramente por encima del resto, su importancia se hace palpable, no olvidemos que por ahora sería la futura sucesora del Rey, y parece que quieren dejar buena constancia de ello.