BLOGS
Mara viste y calza Mara viste y calza

“Algunas personas
sueñan con piscinas,
yo sueño con armarios”.
Audrey Hepburn

Entradas etiquetadas como ‘h&m’

La nueva colección unisex de H&M: copiando a Zara con un año de retraso

Parece ser que el meteórico fracaso de Zara presentando la primera colección Ungendered en España no ha amedrentado a H&M a la hora de seguir sus pasos con United Denim.

Si la niña de los ojos de Inditex sacó una colección chandalera, simplona y poco favorecedora basada en el algodón (camisetas, pantalones…), H&M ha hecho lo mismo pero con otro tejido como protagonista: el denim.

H&M

Camisas vaqueras hasta las rodillas, cazadoras, pantalones rectos y petos para él y para ella. Vaya, qué innovador todo, ¡cuánta originalidad! ¿Eso es lo que se considera ‘unisex’? ¿Poder llevar los mismos pantalones vaqueros?

No veo una ruptura de la barrera ni un paso más allá en la industria de la moda pensado especialmente para aquellos que no se consideran pertenecientes a un género o a otro. Veo poco esfuerzo y mucho marketing en una maniobra hábilmente pensada para seguir vendiendo ropa y, ya de paso, crear una buena reputación basada en una supuesta apertura de miras del negocio.

Para mí una verdadera colección unisex debería incluir una falda, un vestido, unos calzoncillos, una pajarita… Prendas que, por lo general, tenemos asociadas a uno de los dos géneros para ser llevadas por ambos, no coger una prenda que ya llevamos y en vez de hacer la distinción, de ponerla en una parte de la tienda o en otra, en función de si es para él o para ella, compartirlas.

El jersey navideño feo contraataca

Los españoles somos muy de apuntarnos a cualquier bombardeo independientemente de dónde venga. Y si tiene comida o bebida de por medio, mejor. Pero, una de las culturas que tiene mayor peso en nuestra sociedad es la norteamericana.

Bebes Coca Cola, eres fan de Sexo en Nueva York, de Juego de Tronos, de The Walking Dead y de Como Conocí a Vuestra Madre,  te disfrazas en Halloween, aprovechas el Black Friday para arrasar en las tiendas antes de Navidad, en tu casa el Santa Claus de traje rojo y barba blanca aparece en todas partes… Estamos americanizados.

Una de las tendencias que estamos abrazando sin darnos cuenta, es la de los “Ugly Christmas Sweaters“, los jerséis navideños feos. En Estados Unidos son tan famosos que hasta tienen una fiesta en la que todo el mundo saca del armario su jersey más feo. El espíritu de esta moda, rescatar el jersey que te había regalado tu tía abuela cuando estabas en plena adolescencia y ponértelo con la cabeza bien alta por una vez, se ha pervertido. Ahora, las tiendas hacen jerséis feos A PROPÓSITO.

Dentro de los feos podemos encontrar varias categorías. En primer lugar está el jersey pervertido sexual, que, además de feos, tienen connotaciones sexuales. ¿POR QUÉ? Solo de pensar en Papá Noel de esa manera…argh!!! Es algo demasiado desagradable de imaginar. ¿Irías a cenar a casa de tu abuela con una sudadera que pusiera “Tintinea mis cascabeles”? ¡¿A que no?! Pues por mucho que esté en inglés, tampoco es de buen gusto (a no ser que seas un degenerado o tu abuela tenga las cataratas del tamaño del globo ocular).

 

connotaciones

ASOS, traumatizando mis recuerdos sobre la figura de Papá Noel desde 2015

En el segundo grupo encontramos los jerséis que nunca debieron salir del purgatorio al que fueron enviadas en los años 90 para limpiar sus pecados contra el mundo de la moda. Hay gente mala, mezquina y luego están los inventores del chaleco verde con ‘papanoeles’. No es por echarle leña al fuego, pero encima tienen pinta de estar hechos con la lana que pica.

infierno90

THESWEATERSTORE, tan feos que parecen hechos a propósito. Oh, wait…así es.

 

Los que simplemente son feos pero te intentan vender como cool a ver si cuela y te los compras.

horrendos

H&M, intentando hacer de una m***** de tendencia algo fashion

gatete

 

Y por si el maltrato al pobre gato (que tuvo que vivir toda su vida traumatizado sufriendo acoso porque su padre era un reno y su madre una gata) fuera poco hay hasta versión gore de los jerséis con animales: el modelo “he sido atravesado por un reno con cifosis” (¿tan difícil era coser ambas partes a la misma altura?)

gore

UGLYCHRISTMASSWEATERS, que pese a las manifestaciones de Greenpeace ha seguido adelante con su nueva colección

Los amantes de los animales pensábamos que esto era pasarse de la raya y que no había nada peor. Pero no, nos equivocábamos. Siempre puede sorprendernos algo aún más espeluznante: los jerséis “pecho al aire” te animan a ir con una teta fuera graciosamente decorada. Para él o para ellas, el jersey “teta fuera” va a ser la sensación y tema de conversación en las cenas familiares. Por una vez, los chistes de tu cuñado no serán el centro de atención. Y, si este post, los jerséis horrendos o en definitiva, las fiestas navideñas son demasiado para ti, siempre nos quedará el jersey “porta botellas”, perfecto tanto para botellones navideños como para beber en la intimidad.

etsy

ETSY, a Femen y a 871268794810934 hombres les gusta esto

Aunque aún no sepas qué ponerte en Nochevieja, esto es lo que vas a llevar

Nochevieja y las bodas son dos de mis excusas favoritas para comprarme ropa. Me recorro kilómetros y kilómetros dentro de un centro comercial, me pruebo modelos de varios kilos de peso debido a las lentejuelas y me llevo a casa el elegido pensando en la fiesta que me voy a pegar llevándolo.

Cuando llega la gran noche, ceno con otra ropa (no vaya a ser que un manchurrón de mayonesa traicionero aterrice en el vestido) y pasadas las uvas, tiene lugar LA TRANSFORMACIÓN (que ríete tú de Elsa y su vestido de Reina de las Nieves).

Como me retraso maquillándome en el baño, y en la discoteca hay una cola que flipas, acabo luciendo el vestido unas 3 horas, ya que a las 6 acabo hasta el gorro del año nuevo y lo único que quiero es dormir la mona en mi cama hasta el año siguiente.

En definitiva, me gasto un pastizal en un modelito que no volveré a usar. No nos engañemos, todas sabemos que esos vestidos una vez llegan a la percha pasada la noche del 31, se quedan ahí para siempre, pasando a formar parte del permafrost multicolor y multitendencia que es el fondo de tu armario.

Mi reto este año es comprar algo “reciclable” que pueda ponerme también de día y por lo que he visto, de las primeras colecciones de fiesta que han sacado, no debo ser la única que piensa así. Podemos encontrar dos líneas: la línea a la que se te van los ojos conocida como “vas a ir divina pero no te lo vas a volver a poner nunca en tu vida, como el resto de vestidos de Nochevieja que te has comprado! ¡Derrochadora, que eres una derrochadora!” y la línea “Eh, ¡mírame! ¡Soy una opción perfectamente válida a tener en cuenta! Aunque no sea tan atractivo, podrás combinarme cuando quieras el resto del año”.

O eres de las primeras o eres de las segundas, o eres #TeamEdward o #TeamJacob, o eres Grease o de Dirty Dancing, o eres de Beatles o de los Rolling. No se puede ser de los dos.

Las opciones de Primark, el pichi elegante, la falda de lúrex y el vestido de terciopelo, pegan perfectamente tanto recibiendo el año como en los pasillos de tu colegio/facultad/oficina:

PRIMARKINF

PRIMARK

Respecto a modelitos que no vas a volver a vestir, tenemos el vestido ‘The Carrie Diaries‘ (muy Carrie Bradshaw en los ochenta), el vestido diva ‘hollywoodiense’ y el mono setentero brillante con un escote más peligroso que un barbero con Parkinson.

PRIMARKFORM

PRIMARK

Bershka apuesta por los tops. Terciopelos, hombros al aire y escotes junto a pantalones negros de cintura alta. Si como yo, cenas como una cerda si no hubiera mañana y quieres ir suelta, el vestido plateado (‘camisetilla larga’ para las madres) de lúrex es la mejor opción para ir cómoda.

BERSHKAINF

BERSHKA

En cambio si eres de las que quiere ir deslumbrante aunque sea vestido de una noche, con estas opciones te vas a sentir comprendida: lentejuelas, terciopelo…Lo importante es cegar a tus amigos cuando el foco de la discoteca tenga la suerte de dar con tu vestido.

BERSHKAFORM

BERSHKA

H&M, también se ha tirado en plancha al verde y a las lentejuelas como en su colección de fiesta del año pasado con prendas que podemos combinar con cualquier básico (camisas blancas, pantalones vaqueros…).

HYMINF

H&M

Y los Nunca Máis son monísimos (¿no os recuerdan misteriosamente a la línea que sacó la firma con Balmain?) pero imponibles durante los restantes 364 días del año.

HYMFORM

H&M

Cuando Balmain me comió el cerebro

Me han roto el corazón solo una vez en mi vida. Os puedo asegurar que lo pase casi tan mal como esperando a que Balmain sacara su colección exclusiva para H&M.

Durante dos noches, me acosaban sueños en los que la temática era la misma. No llegaba a tiempo a comprar nada, todo se agotaba. La segunda noche me desperté a las cuatro y lo primero que hice fue meterme en la web de la tienda para ver si la colección seguía ahí. Cuando vi que en la versión del móvil no la tenían era como si no hubiera salido de la pesadilla.

Me han comido el cerebro” le dije a mi madre cuando se levantó. Ansiedad, estrés y náuseas constantes por los nervios. Lo único que podía pensar era en las ganas que tenía de que todo acabara, de que pasara de una vez el día de compra para recuperar mi vida y, sobre todo, mi sueño.

¿Cómo era posible que una marca de lujo se hubiera metido tanto en mi cabeza hasta el punto de ser lo único en lo que podía pensar? Porque si aún tuviera los medios para permitirme sus prendas, podría darse el caso, ¿no?

Marketing. Puro marketing. El lujo, a fin de cuentas, es otro negocio. Un negocio que te hace sentir mayor satisfacción que si compras algo que no pertenece a él.

De toda la colección solo había una prenda que me podía permitir, una camiseta blanca de algodón con el logo de la firma. Nada más. Una simple camiseta de algodón que podía equivaler a 10 horas de mi trabajo como becaria. Y no te haces una idea de cómo la quería, de lo desesperante que era pensar que podría no tenerla. Y ESTAMOS HABLANDO DE UNA JODIDA CAMISETA DE ALGODÓN.

Así que empecé a preguntarme qué podía tener que me hacía desearla tanto. Creo que es el hecho de tener algo de lujo en el armario, algo casi exclusivo. Y es que las grandes firmas juegan con el poder trascendental de sus prendas. A tus hijos no vas a poder pasarles orgullosa un jersey de Lefties, porque posiblemente, a los dos años de comprarlo, esté lleno de pelotillas. Pero ¿una camiseta de Balmain? Una camiseta de Balmain es atemporal. Es algo que si hoy en día tiene valor, en veinte años puede ser un clásico, un peso pesado de las prendas vintage. Ahí reside el juego de las firmas. No compras una camiseta de algodón, compras un billete exclusivo sin fecha de caducidad. Y, para ello, para sentirte exclusiva, tienes que pasar por el trámite de ser tratada como parte del rebaño más dócil.

Democratización del lujo que lo llaman, a mí me parece lo de siempre. Una excusa más para ponernos en nuestro sitio. Parte de una masa que va como borregos a hacer cola a los pocos templos elegidos, y, sino, que está dispuesta a pasarse horas actualizando un servidor. Desde personas haciendo noche dos días antes de que saliera a la venta, a gente perdiendo horas de clase por estar actualizando la página de la tienda para entrar.

Y qué colas…Ni los famosos en la fiesta de preventa pudieron escapar de ellas. Si me hubieran dicho que vería a Mario Vaquerizo cargado de prendas esperando más de 20 minutos para pagar en una tienda no me lo habría creído. Aquí toca hacer cola, nos da igual si estuviste en Eurovisión, si te han dado un Goya a mejor actriz revelación, si hiciste de malo en Pasión de Gavilanes o si eres el hermano de Aída que acabó casándose con Paz en Esperanza Sur.

La actriz Juana Acosta y Carmen Lomana como marujas en rebajas. GTRES

Cuando la cuenta atrás terminó y el primer grupo de famosos se abalanzó sobre las perchas, O Fortuna de Carmina Burana empezó a sonar en mi cabeza mientras me imaginaba a Carmen Lomana sacándole los dientes a Rossy de Palma mientras forcejeaban por un top de la firma francesa. Ni uñas, ni tirones, ni enfados. Eso sí, todos como marujas en rebajas. Y es que el aura de celebrity te dura hasta que ves prendas que podrían costar 3000 euros por 300.

 

Pero somos muchos, demasiados. Cuando solo hay una puerta y quinientas personas tratan de pasar al mismo tiempo por ella, la gente se atora. Así nos sentíamos todos. Atorados, angustiados, pensando que estábamos a una pantalla de la prenda de nuestros sueños sin poder acceder a ella.

¿Es necesaria tanta ansiedad? ¿Tanta presión? Porque, honestamente, una tienda multinacional que no se encuentra preparada para albergar semejante tráfico me huele raro. ¿Y si fuera parte del gran truco de magia, de la estrategia de venta, de generarte más ganas?

Soy consciente. No os penséis que no. Yo, que me considero crítica y sensata, me he dejado arrastrar por esto. De hecho quería dejarme arrastrar. Con esto, trato de redimirme ante mí misma pensando que, al igual que para una prenda, hay gente que hace cola para ver a un grupo mítico de los 70 o para tener el último modelo de iPhone. Porque a fin de cuentas, aunque sigamos siendo rebaño, podemos elegir para qué hacemos cola. Y, por triste que suene, ahí se encuentra nuestra pequeña libertad.

Balmain para H&M, una oda a los 80´s o un homenaje a Locomía

Si tú me dices Balmain yo te digo Kim Kardashian. O al menos hasta este jueves 5 de noviembre, porque la nueva colección del director creativo francés Olivier Rousteing ha venido para revolucionar nuestras vidas y nuestros H&M´s.

Rousteing (que no sabemos si quería homenajear la moda de los años 80 o si en una noche se puso todas las reposiciones de Locomía en Aplauso para inspirarse) no ha dejado tendencia ochentera fuera de la colección: hombreras, seda, pantalones cagados baggy, blusas ajustadas en la cintura, accesorios dorados gigantescos…

http://theofficialmodeldiet.tumblr.com/post/132580628454/tomorrow-is-the-launch-of-balmain-x-hm

Todo esto por un módico precio que va de los 29 a los 599 euros. La verdadera pregunta es ¿merece la pena aguantar las colas, el gentío, el estrés del servidor colapsado en la web de la tienda solo por una prenda de Balmain?

http://kristelphilippe.tumblr.com/post/130329305326/me-going-to-pop-cultcha-sales

Depende. Si tu sueño es tener algo firmado por el diseñador (independientemente de qué), tienes camisetas de algodón por 29.99 euros. Pero si lo que realmente te gusta son las tendencias que trae, te recomendamos que busques una blazer de terciopelo en otra parte. A no ser, claro, que estés dispuesta a dormir en la calle durante dos meses por no poder pagar el alquiler, que es lo que te cuestan algunas prendas (durmiendo dentro de un vestido de Balmain, eso sí).

Quedan cuatro días de que se desate la ‘Balmainitis’, una colección que supuestamente pretende acercar a todo el mundo el lujo de la firma francesa. Pero, ¿es realmente moda al alcance de cualquiera? Yo os puedo asegurar, que al menos, no al alcance de los becarios (el vestido bordado a mano de 560 dólares hace latir mi corazón y mi bolsillo vacío a partes iguales). Y, en segundo lugar, ¿es moda para todos? Relativamente. Las americanas y blusas que sí pueden servir a un público más general, contrastan con las partes de abajo, solo aptas para mujeres delgadas o con pocas curvas. Por lo visto, la #BalmainNation de la que tanto habla el diseñador, solo puede estar compuesta por mujeres con unas medidas muy concretas.

Para todos las demás, siempre nos quedarán las pulseras doradas de 4 kilos, que no solo nos servirán para ir a la moda y llevar algo firmado por Balmain, sino que, en una situación de peligro en la que nos veamos amenazadas, podemos usar como arma arrojadiza.