BLOGS
Mara viste y calza Mara viste y calza

“Algunas personas
sueñan con piscinas,
yo sueño con armarios”.
Audrey Hepburn

Archivo de la categoría ‘alfombra roja’

Luces y sombras (estilísticas) de Paula Echevarría

Si me preguntas por una fashion blogger a nivel internacional en seguida te diré Chiara Ferragni u Olivia Palermo. Pero si me preguntas por una bloguera famosa por su estilo barriendo para casa, sin duda debo hablar de Paula Echevarría.

La actriz oriunda de Asturias es fiel seguidora de las tendencias como lleva demostrando en su blog Tras la pista de Paula desde el año 2010 en la revista Elle.

Un estilo cómodo y desenfadado para el día y otro elegante y atrevido para la noche (o para las alfombras rojas en su caso): desde tejidos denim, zapatillas de cordones y chaquetas de cuero hasta stilettos con escote palabra de honor.

Estar bajo el foco mediático no hace que la actriz desentone con elecciones estridentes, su armario da una importante lección de cómo la sencillez y la discreción no pasan desapercibidas:

GTRES

GTRES

GTRES

GTRES

GTRES

GTRES

El armario de Meryl Streep, la actriz “más sobrevalorada”

Tras la polémica con Karl Lagerfeld y el vestido de los Óscar, el estilismo de Meryl Streep se convirtio el pasado domingo en el centro de todas las miradas sobre la alfombra roja de la gran noche del cine.

Puede que la actriz no se llevara el galardón al que aspiraba con su papel protagonista en Florence Foster Jenkins, pero sigue siendo una de las actrices más admiradas del momento no solo por su carrera cinematográfica sino por su activismo por los derechos LGBT y, por lo general, sus discursos que invitan a la reflexión. La actriz, en palabras de Trump, “más sobrevalorada de Hollywood” ha demostrado que no es casualidad el lugar que ocupa en la industria.

Repasando el armario de la actriz, encontramos que sus favoritos son los bordados y estampados de inspiración natural, con flores, olas, o árboles; y sus colores preferidos para la alfombra roja son predominantemente el negro, azul oscuro y en grandes ocasiones el blanco. Para otras ocasiones opta por el traje de pantalón y largos midi.

Y es que Streep, que no le da mucha importancia a la vestimenta, no se caracteriza por llenar páginas por sus estilismos. Como ella misma afirma “la ropa cara es una pérdida de dinero”.

GTRES

GTRES

GTRES

GTRES

GTRES

Los vestidos que deslumbraron (para bien y para mal) en los Premios Oscar 2017

Los Oscars, una de esas noches de la moda en las que odias profundamente tu armario por no ser ni la mitad de glamuroso que las bragas de las invitadas a la gala, lo que no quita que aprecies, critiques o desees profundamente sus vestidos.

Ruth Negga fue la primera en lucir en la alfombra el lazo azul de ACLU (Unión Estadounidense por las Libertades Civiles) sobre su vestido rojo. Meryl Streep, con un vestido/pantalón azul con cuerpo de pedrería, no pasó por la alfombra roja, algo que achaco a su reciente polémica con Lagerfeld (eso o que simplemente llegó con la hora pegada). Emma Stone, la ganadora de la estatuilla a mejor actriz protagonista, lució un diseño ajustado inspirado en los años 20 con flecos (vestido que necesito muy fuertemente) e Isabelle Huppert optó por un sencillo vestido con lentejuelas plateadas.

GTRES

Las nominadas a mejor actriz de reparto:

Octavia Spencer, Michelle Williams, Nicole Kidman, Viola Davis y Naomi Harris. GTRES

Mis favoritas, o como me gusta decir, actrices con las que haría un intercambio erasmus de armario, fueron aquellas que apostaron por la sencillez y colores claros. Felicity Jones, muy al día de la moda (apúntate un puntito, F) apostó por un diseño que recuerda al ballet, una de las tendencias que está pegando fuerte esta temporada. Olivia Culpo lleva el que será posiblemente mi futuro vestido de novia (en blanco) mientras que Emma Roberts apostó por lo vintage y por Armani, una combinación imbatible.

GTRES

El clásico binomio:

Karlie Kloss, Chrissy Teigen y Priyanka Chopra. GTRES

Taraji P. Henson, Kirsten Dunst y Brie Larson. GTRES

Menos es más aunque algunas se empeñen en hacer caso omiso. Hailee Steinfeld eligió un diseño que además de transparente y con flores bordadas, tenía cuello alto, volantes en la espalda y provocaba la misma sensación que cuando sales del Muerde la Pasta y ves comida, un empacho para los sentidos. Jessica Biel llevaba un vestido dorado que incluso desde Milán con las persianas bajadas podía notar el reflejo de los brillos. Y además de elegir un modelo que no era precisamente discreto le sumó un collar de plumas y diamantes porque oye, los Óscar son una vez al año y si no tengo qué ponerme me pongo todo lo que tengo. Dakota Johnson supo compensar el brillo satinado de su vestido con complementos ligeros, pero el complemento a la cintura servilleta-de-mesón-doblada-en-el-plato-style crea un efecto de delantal que no termina de funcionar. Y luego tenemos a Janelle Morae, cuyo vestido tiene todo, y con todo me refiero a todo: transparencias, lentejuelas, filas de abalorios, parches con formas de animal… Desarmas el vestido y abasteces a Claire´s para dos colecciones de bisutería.

GTRES

También tenemos las que eligieron el vestido como cuando escribes a un ex novio de madrugada, sin pensar en las consecuencias. De esta manera, Leslie Mann no cayó en que el tejido de la tela daba la sensación de que le faltaba una pasadita de plancha y los memes haciendo la broma no tardaron en aparecer (sí, mis memes). Alicia Vikander y Salma Hayek, ambas de riguroso negro, no pensaron en que sus vestidos parecían más de salir por el paseo marítimo de Mallorca a tomarte una copita que para la gala. A Scarlett por otro lado, debió de parecerle una buena idea lo de llevar un vestido de estilo granny (de abuela) y añadirle un cinturón. “Buah, con esto ya queda to´moderno”. Error. El cinturón le queda a ese vestido como la piña a la pizza.

GTRES

La original alfombra roja de los premios Grammy 2017

Cuando llega la entrega de los premios Grammy, mentiría si no dijera lo que me espero sobre la alfombra roja. De todo, literalmente:

Joy Villa, Girl Crush y Lady Gaga. GTRES

Sin embargo, dentro de tanta, vamos a dejarlo en, transgresión estilística, encontramos vestidos a los que les pondría un pisito en la playa:

Paris Jackson, Jennifer López y Katherin McPhee. GTRES

Lea Michelle, Paulina Rubio y Chrissy Teigen. GTRES

Carrie Underwood, Heidi Klum y Demi Lovato. GTRES

No todas las invitadas brillaron por igual, y es que una mala elección del largo, la talla o directamente el diseño puede resultar poco favorecedor:

Adele, Enya, Laverne Cox, Celine Dion y Laura Pausini. GTRES

Elle King, Charli XCX y Rihanna. GTRES

Y luego están los que directamente patinaron:

George Clinton, Halsey, Katy Perry y Solange Knowles. GTRES

Es por ello, por lo que sin lugar a dudas, Beyoncé y sus estilismos que marcan su incipiente embarazo son mis elecciones estilísticas favortitas de la gala:

GTRES

Aciertos y desaciertos en la alfombra de los Premios Goya 2017

El comunicado oficial de los diseñadores que vestirían a los asistentes a los Premios Goya 2017 nos reveló hace unos días que iban a ser unos galardones con sabor español en las costuras, sí, gracias a Dios. Apostar por la marca España se basa en pequeños pasos como este o incluir profesionales del país en todos los ámbitos de la industria: desde producción nacional hasta proyección internacional a través de modelos españolas y, por supuesto, alfombras rojas como escaparate.

Pero dejando a un lado lo feliz que me hace que empecemos a valorar lo que tenemos “en casa” toca echarle un vistazo a lo que trajeron los invitados.

Matrícula de Honor a Cristina Brondo con su vestido de terciopelo en nude, las flores de la espalda del diseño de Anna Castillo, todo el conjunto de Clara Lago (de la cabeza a su dedo gordo del pie), el minimalismo elegante de Belén Cuesta y la originalidad del vestido de Leticia Dolera.

GTRES

Otros que también se atrevieron y acertaron fueron Eduardo Casanova (chicos, el rosa no es solo para nosotras y esta primavera es una apuesta segura), Pablo Rivero, Miguel Ángel Muñoz con una original chaqueta con estrellas, Paco León de americana blanca y Hugo Silva con un diseño de inspiración vintage.

GTRES

Un notable alto a los colores predominantes de la gala: el consabido negro, el acertado rojo y los que empiezan a pisar con fuerza: azules y nude.

Miriam Giovanelli, Carmen Machí, Penélope Cruz, Amaia Salamanca y Paz Vega apostaron por el rey de la elegancia. GTRES

Cristina Castaño, Ingrid García Jonsson, Leonor Watling y Paula Echevarría , las que apostaron por el rojo, llevaron diseños más clásicos. GTRES

María Barranco, Anne Igartiburu, Barbara Lennie y Manuela Vellés pusieron el contrapunto con tonos más fríos. GTRES

Alexandra Jiménez, Bárbara Santa-cruz, Elena Ballesteros, Natalia de Molina y Silvia Alonso en tonos nude, un color que veremos esta temporada. GTRES

Aprobado raspado para Mar Saura, cuyo vestido ni me apasiona ni me deja de apasionar así como los diseños de Cuca Escribano y Macarena Gómez. El vestido de Natalia Sánchez, si bien me gusta por sencillez, le quito puntos por el escote, ya que no me parece que le haya sacado todo el partido a su pecho (que se lo deja un poco aplastado, vaya) mientras que las flores de Marta Nieto me parecen totalmente prescindibles del diseño.

GTRES

Nieves Álvarez, Ana Belén y Juana Acosta luciendo originales composiciones en sus vestidos. ¿Arquitectura o moda? GTRES

Y para acabar, el apartado de invitadas suspensas a las que veremos las caras en la gala del año que viene. Dentro de esta categoría, encontramos dos grupos diferentes: las que suspenden con un 4,9 que han tenido problemas (en mi opinión) con el diseño, y las que, sencillamente, llevan vestidos que bajo mi punto de vista son feos.

La estilista Cristina Rodríguez llevó un diseño original de dos vestidos unidos, la pena es que entre el floripondio de una mitad y que el otro parecía de la colección de Nochevieja de Geordie Shore, la mezcla resultó un desastre. Algo parecido les pasó a Toni Acosta y Michelle Jenner, que con un pequeño cambio del diseño de sus estilismos, habrían aprobado. Y si no que le pregunten a Candela Peña que tuvo que pasarse la noche sujetándose la chaqueta para no enseñar demasiado. Los modelos, antes de sacarlos a la alfombra, hay que probarlos. Pero probarlos bien con una segunda y tercera opinión, ya que a Macarena García se le olvidó que los vestidos con apertura deben ser SIEMPRE llevados con una sandalia para producir ese efecto de pierna interminable.

GTRES

Ruth Gabriel, Belén López, María León, Emma Suárez y Silvia Abascal que van derechitas a septiembre. GTRES

Para terminar mis complementos favoritos de la gala. Puede que el vestido de Cuca Escribano no me entusiasmara, pero su fular, reivindicando la participación femenina en las películas es genial, así como el pendiente de Antonia San Juan y, una vez más, que enamorada me tienen, el detalle de las flores de Anna Castillo.

GTRES

Los “do” and “don´t” de las invitadas en los Globos de Oro

Ni todas vamos bien vestidas a las bodas ni todo lo que nos recomiendan los estilistas a la hora de pisar una alfombra roja es un acierto.

En la gala de los Globos de Oro encontramos un poco de todo, desde los vestidos por los que daríamos a miembros de nuestra familia (primos lejanos de esos con los que casi no te llevas) hasta invitadas con recogidos de pelo al que solo les falta un rulo para ser idénticos al que se pone tu madre para andar por casa.

En el caso de los escotes, los premios han mostrado algunas de las tendencias que hemos visto en 2016 como el escote alto con aberturas del floreado diseño de Olivia Culpo al escote infinito de Jessica Biel que alcanza las placas tectónicas de lo profundo que es. El asimétrico de Anna Kendrick, que te deja una teta sujeta y la otra suelta, no termina de convencerme.

Olivia Culpo, Anna Kendrick y Jessica Biel. GTRES

Sarah Jessica Parker es otro elemento digno de mención y que en sí misma encarna lo que sí y lo que no debemos escoger a la hora de ir a una entrega de premios. Mientras que su conjunto pasa sin pena ni gloria por los anales de la historia de los Globos de Oro, su recogido viene a ser el Doctor Jekyll y Mister Hyde de la gala. ¿Qué es eso de que solo quede bonito cuando posa de lado?

Sarah Jessica Parker, el dilema. GTRES

Moños altos que suman automáticamente 150 años, una coleta como la del gimnasio o el moño de estudiar fueron otros peinados que debemos evitar.

Maisie Williams, Sienna Miller y Elsa Pataky. GTRES

Y es que no necesitas dejarte una pasta en la peluquería para ir bien peinada a un sitio. Unas ondas medio desechas, la melena totalmente lisa gracias a la plancha o un recogido sencillo son opciones mucho más recomendables.

Priyanka Chopra, Sophie Turner y Emma Stone. GTRES

El amarillo, el color temido por los artistas, fue uno de los más vistos en los premios. Aunque cada invitada lo adaptó a su estilo, algunas lo combinaron con más gracia que otras. Natalie Portman eligió un modelo suelto que le permitiera lucir cómodamente su tripa de embarazada (bebé Portman is coming) mientras que Maisie eligió un corte de cuello recto que le hacía parecer aún más bajita.

Emily Ratajkowski, Natalie Portman, Maisie Williams y Kerry Washington. GTRES

Por supuesto no podían faltar las que, en mi opinión, patinaron con sus conjuntos, como es el caso del vestido-dibujo-animado de Felicity Jones (¿un monstruo vino a verla cuando estaba eligiendo ropa?), la especie de cuello rosa que parece fruto de un obseso por la papiroflexia de Carrie Underwood, el vestido-transparente-plumero-chic de Nicole Kidman (Nicole, queremos que vuelvas), o la especie de museo Guggenheim de Bilbao que lleva Naomi Campbell por vestido

Felicity Jones, Carrie Underwood, Nicole Kidman y Naomi Campbell. GTRES

El escandaloso vestido de Chrissy Teigen que dañó mental y físicamente

Nadie, y repito, absolutamente nadie recuerda el paso de John Legend por los American Music Awards de este año, y es que su mujer, la modelo Chrissy Teigen acaparó la atención con su diseño de Yousef Akbar.

Siendo 100% sincera, lo que acaparó la atención fue la abertura del vestido que de no ser por un imperdible le habría llegado a la axila. La modelo ya lo advertía en su cuenta de Twitter, que se había depilado por encima de las rodillas porque podía ser un gran día. La depilación, láser por lo visto según aclaró posteriormente, llegó hasta la zona genital ya que a pesar de lo cuidadosa que fue a la hora de moverse con el vestido, un fotógrafo cazó de pasada el interior de la raja (de la falda) y zasca, escándalo al canto.

INSTAGRAM

INSTAGRAM

Mientras que las críticas florecieron en las redes como zombies en The Walking Dead,  hubo incluso quien le recriminó que aquello no era “comportarse como una dama”. Eh, ¿perdón? Estamos en 2016, esos comentarios se quedaron en 1940. Pero como a Chrissy le importaba bastante poco la polémica que se había creado en torno al modelito, le respondió divertida que si algo había dejado claro fue que era una dama.

En mi caso, y hablo también poniendo como ejemplo a amigas mías, la ropa interior no es del todo imprescindible. Ya fuera por cuestión de comodidad o porque el diseño no permitía que se me disimularan las bragas, las he dejado alguna vez en casa. Y ya de paso también el sujetador, por lo que he ido “marcando” o desbragada sin sentirme menos “dama”.

Francamente lo que a mí me parece una vergüenza es que las criticas que recibió por ese despiste captado por un fotógrafo avispado le hicieran sentir lo bastante presionada como para llegar al punto se disculparse en su cuenta personal de Instagram por, y cito textualmente, “los que fueron dañados mental o físicamente por mi hooha“.

En primer lugar, cuando eliges ese tipo de vestido, sabes a lo que te expones. Es como cuando vas a una boda con un escote de palabra de honor o cuando llevas una falda corta y subes unas escaleras. Puede que no te haga mucha gracia pero asumes con toda la naturalidad que puedes acabar enseñando algo y ‘palante’.

En segundo lugar, vivimos en un mundo con empresas que superan constantemente los límites de emisiones de dióxido de carbono, en el que una mujer muere asesinada cada día, en el que la corrupción se practica impunemente, en el que acaecen atentados terroristas un mes sí y otro también (y estos solo son unos ejemplos); por lo que me parece un poco fuerte que una persona tenga que disculparse porque le cazaran un plano en el que se le veía ligeramente el asunto, que a fin de cuentas es algo de su propio cuerpo.

Por último, me gustaría señalar que todos, TODOS, tenemos genitales y en algún momento, los hemos mostrado sin querer, ya fuera haciendo pis en algún sitio público (no vayáis de dignos, que todos lo hemos hecho), en la playa víctimas de alguna ola traicionera o bajándonos del coche cuando llevamos falda corta.

Sí, el tema del vestido de Chrissy Teigen es una vergüenza, pero no por ella, sino por el hecho de que sigamos escandalizándonos por un cuerpo y no por otras cosas que son realmente inmorales.

Las 7 tendencias que querrás llevar de los MTV Video Music Awards

Si la alfombra roja de los MTV Video Music Awards no son un indicativo de tendencias, pensad en los double buns de Miley Cirus.

Para una de las entregas de premios más importante de la industria musical, los artistas se atreven con todo, y con todo me refiero también al traje de Lady Gaga a base de filetes.

Y aunque tenemos esos casos excepcionales que pasaran a los anales de la vestimenta, la mayoría de las veces sirven para hacernos una idea de lo que nos espera en la temporada otoño-invierno.

Como es el caso de la bomber, la chaqueta que, si aún no tienes, debes poner a no más tardar en tu vida.

Bombers. GTRES

Nick Jonas, Lance Bass y Joe Jonas apuestan por la bomber. GTRES

Los trajes escotados son perfectos para cuando no sabes con qué top combinar el pantalón. ¡Con ninguno! Si eso con el sujetador fuera o con todo al aire como Casie, que opta por #FreeTheNipple.

Trajes escotados. GTRES

Un canalillo bien ventilado para los últimos días de verano. GTRES

Si bien el vestido de Beyoncé no depertó muchas pasiones (aquí tenéis los mejores memes que la comparan con Pokémons) su peinado, la trenza con volumen, os vaticino, será imitado. Además de que este tipo de trenzas se puden soltar a la mitad dejando el efecto de la última foto.

Beyoncé. GTRES

Beyoncé aprueba por los pelos. GTRES

Las botas altas, tipo mosqueteras, de tacón ancho fueron lucidas dentro y fuera del escenario. Y aunque solo de imaginarme con botas en agosto me entran los siete males, son una opción perfecta para cuando busquemos sustituto para las sandalias.

Botas altas. GTRES

Especialmente discretas las doradas de purpurina de Britney Spears. GTRES

Si la gala tuvo un color fue, sin duda, el rosa. En tonos pastel o en chicle, podremos reutilizarlo este otoño.

Rosa pastel. GTRES

Rosa pastel everywhere. GTRES

El estilo deportivo o Sporty chic también tuvo acto de presencia, una buena noticia para los amantes del effortless (o “me pongo lo primero que pillo del armario”).

Rihanna. GTRES

La de Barbados se deja de bodies y botas de tacón apostando por un estilo más cómodo. GTRES

Que Alicia Keys se presente en la alfombra a cara lavada y que además sea la encargada de entregar uno de los premios, demuestra que la tendencia que aboga por lo natural empieza a hacerse un hueco. Un pequeño paso para Keys pero un gran paso para los VMA.

Alicia Keys. GTRES

Alicia Keys. GTRES

La (curiosa) moda americana en la alfombra roja de los ‘CFDA Awards’

Este lunes fueron los #CFDAAwards, que para los que, como yo, esto de los grandes eventos os pilla un poco fuera, es la entrega de premios del Consejo de Diseñadores de Moda de América que tiene lugar en Nueva York y reconoce la labor hecha a la moda americana en ropa de hombre, de mujer, accesorios… En definitiva, la excusa perfecta para sacar los tiros largos del armario y menear el tacón por una alfombra roja.

Viendo los vestidos de las invitadas, podemos acercarnos a las tendencias ante las que se rinden al otro lado del charco.

Aberturas: Enseñar zonas estratégicas es algo que ha venido con fuerza esta temporada y que solo está permitido en aquellas que mantienen una excelente forma física como Naomi Campbell u Olivia Wilde. La modelo Joan Smalls apuesta por los abdominales(esos malditos bastardos) en un vestido que parece salido del khalasar de Daenerys Targaryen en Juego de Tronos.

Naomi Campbell, Joan Smalls y Olivia Wilde. GTRES

Naomi Campbell, Joan Smalls y Olivia Wilde. GTRES

 

Al cuello: Mires dónde mires los hombros son el nuevo escote, por lo que el tiro sube hasta el cuello en todas sus versiones: monos palazzo como el modelo de Shayk, vestidos cortos o largos hasta los pies.

Irina Shayk, Marta Hunt y Jaime Chung. GTRES

Irina Shayk, Marta Hunt y Jaime Chung. GTRES

 

Dibujos y estampados: Con la llegada de la primavera las flores irrumpen en la vida de los alérgicos y en los estampados para el buen tiempo como son los vestidos de Ana-siempre-perfecta-para-cada-ocasión-Wintour, Rhoda o Chastain . La elección de La La Anthony, un estampado tipo ‘efecto visual’ queda un poco fuera no solo porque ha sido la clase de estampados que hemos visto en invierno (ejem ejem) sino porque da picores ver una manga larga entre tanto hombro suelto.

Anna Wintour, Hillary Rhoda, Jessica Chastain y La La Anthony. GTRES

Anna Wintour, Hillary Rhoda, Jessica Chastain y La La Anthony. GTRES

 

Geométricos: El problema de los cortes geométricos es que puede salir un diseño totalmente de alfombra roja como es el caso del vestido de Heidi Klum o una especie de gurruño de papiroflexia extraño cuyo sentido encontrarías si estuviera expuesto en una galería de arte surrealista, algo que me pasa con el diseño de Karlie Kloss. Palermo, por otro lado, vestida de helado de fresa y nata cae, a mi parecer, con todo el equipo. Una elección de colores sosa, unos accesorios que no terminan de integrarse con el conjunto y un corte que, por muy it girl que sea, no hay por dónde pillar.

Heidi Klum, Karlie Kloss y Olivia Palermo. GTRES

Heidi Klum, Karlie Kloss y Olivia Palermo. GTRES

 

Minimal: Vestido liso largo y ajustado con tirantes es la fórmula de Rosie Huntington-Whiteley desde que empezó a pisar las red carpets. Y es que si encuentras algo que funciona, ¿para qué lo vas a cambiar? Las modelos Sampaio y Ratajkowski tomaron nota de la lección y se presentaron también con vestidos muy similares en negro.

Sara Sampaio, Rosie Huntington-Whiteley y Emily Ratajkowski. GTRES

Sara Sampaio, Rosie Huntington-Whiteley y Emily Ratajkowski. GTRES

 

Rajas: Unas piernas que parecen recién salidas del anuncio de Veet unidas a unas sandalias de tacón son los complementos perfectos para lucir estos vestidos.

Michelle Monaghan, Ashley Greene y Alessandra Ambrosio. GTRES

Michelle Monaghan, Ashley Greene y Alessandra Ambrosio. GTRES

 

Vuelta a los 2000: Y no de la forma en que nos gustaría. Las reminiscencias de la década del cambio de milenio son una catástrofe cada vez que aparecen en una gala. Asumámoslo, si los 2000 se fueron, dejémoslo estar y no nos empeñemos en seguir rescatando nuestras prendas de hace más de diez años. No funciona. Y sino, fijaos en el modelo de Adriana Lima. No sabes si parece salida de Embrujadas o si es un antiguo conjunto de cuando Victoria Beckham salía de gira con las Spice Girls.

Alexa Chung, Kristen Dunst y Adriana Lima. GTRES

Alexa Chung, Kristen Dunst y Adriana Lima. GTRES

 

Desaciertos: Porque por muy americana y amante de la moda que seas, también la puedes pifiar en la elección de los complementos. Lena Dunham y Zosia Mamet, en un intento de darle otro toque a sus vestidos, se pusieron sin mirar los complementos, ya que sino no me explico la elección del calzado de la protagonista de Girls. Es absolutamente inaceptable que hayan descabezado a dos conejitos de peluche para crear esa abominación. Elsa Hosk, Michele Hisk y Sofía Sánchez vivieron la experiencia contraria: aprobaron en complementos y suspendieron en todo lo demás.

Lena Dunham, Zosia Mamet, Elsa Hosk, Michele Hisk y Sofia Sánchez. GTRES

Lena Dunham, Zosia Mamet, Elsa Hosk, Michele Hisk y Sofia Sánchez. GTRES

conejitos

Una alfombra roja futurista en la Gala Met 2016

(Antes de ser fashion blogger solo me enteraba de los saraos que tenían lugar al otro lado del charco cuando me compraba la revista de prensa rosa de turno. Ahora no, ahora basta que monten un photocall en cualquier parte para que os haga un post sobre lo que llevan las invitadas.)

Este lunes tuvo lugar en el Museo Metropolitano de Arte (Met) la gala con el mismo nombre, organizada por Anna Wintour, que es el pistoletazo de salida a la exposición de primavera de este año: Manus x Machina. La gracia de esta fiesta en particular es que la temática debe ser acorde a la exposición, por lo que suele ser una mezcla entre alta costura y disfraces de carnaval. El tema de este año, o La moda en la era de la tecnología, nos ha dejado una alfombra roja que parece salida de las siete entregas de Star Wars.

Las que mejor representaron el dresscode Manus x Machina fueron Karolina Kurkova con su vestido cognitivo, y es que llevar una prenda que reaccionaba a los tuits le da, sin ninguna duda, el premio de la personificación del espíritu de la gala, al igual que a Claire Danes cuyo vestido se iluminaba; la cantante Lady Gaga que fue vestida de Lady Gaga (no olvidemos que lleva varias alfombras muy elegante pero alejada de su esencia) optando por un corsé futurista en plateados y Jourdan Dunn que llevó el tono del vestido hasta en la melena.

mejores

GTRES

 

De los metalizados que pasaron por las escaleras del Met, fue el plata el que más triunfó entre las invitadas: desde un estilo más bohemio como el de Poppy Delevingne hasta la armadura quijotesca con la que se presentó Kim Kardashian (que por cierto, está casi irreconocible con tanta ropa puesta. Sin las tetas al aire he tardado un rato en darme cuenta de que era ella). Aunque no todos las elecciones de las invitadas son santo de mi devoción, y esto va por ti, Rita Ora y por tu naked dress de hace ya dos temporadas, los diseños plateados pasaron el corte.

GTRES

GTRES

 

Los vestidos en dorado que llevaron Lily Aldridge, Rachel McAdams, Jemima Kirke o Zendaya brillaron algo menos ante los flashes. Sí, me estoy refiriendo en concreto al de Rachel McAdams, que parece alta costura de Desigual y no me lo pondría ni para destrozarlo en una carrera de barro. Aunque el vestido dorado de Zendaya con un brazo al aire es para mí el mejor de esta categoría, no sé en qué andaba pensando la cantante cuando se le ocurrió la idea de combinarlo con la melena que llevaba Ringo Starr en 1960.

GTRES

GTRES

 

¿Conoces a la típica novia que se compra el vestido para la boda pensando “Seguro que en alguna fiesta me lo puedo volver a poner”? Pues así debieron de pensar Jennifer Hudson o Lorde, aunque la cantante se puso en el último momento una especie de escayola en el brazo para darle un toque más informal.

GTRES

GTRES

 

El color favorito por excelencia de las alfombras rojas también tuvo varias adeptas. Bella Hadid, Alexa Chung, Chloë Grace Moretz, Nicole Kidman, Brie Larson o Naomi Campbell apostaron por el color de la elegancia con un toque estelar. Mientras que Bella Hadid fue la más clásica con el rollo Hollywood de su vestido, las demás optaron por brillos plateados que le dieran algo de vidilla al negro.

GTRES

GTRES

 

Beyoncé, Gigi Hadid, la princesa Charlotte de Monaco, Demi Lovato, Jessica Chastain y Lupita-apellido impronunciable-Nyong’o fueron las encargadas de ponerle un toque de color a la gala. Bueno, la princesa Charlotte, en concreto se los puso todos, no fuera a ser que pecara de ir poco colorida. Un puntazo también fue el recogido de la actriz de 12 años de esclavitud que parece salido de una película de ciencia ficción. No sé cuántas horas de peluquería hay detrás pero, después de ver el pelo de Zendaya, solo puedo decir que merecieron la pena.

GTRES

GTRES

 

En toda fiesta siempre encontramos a la típica persona que pasa del tema, en el caso de anoche fueron Blake Lively, Katy Perry, Dakota Johnson y Emma Roberts las que decidieron que eran “Too cool for school” y que independientemente de la temática, se iban a poner el vestido que quisieran. Por sus vestidos podría parecer que nos encontramos en la gala Met de la primavera, la de Asia, la espacial o la geométrica, pero de moda y tecnología como que no tienen mucha pinta. Pertenecerían al grupo de, como lo definió una amiga, “Yo solo vengo por la fiesta de después”.

GTRES

GTRES

 

Aunque centradas en el tema de la gala, muchas de las invitadas pasaron sin pena ni gloria por las prestigiosa fiesta de la Wintour. La espalda del vestido de Emily Ratajkowski (conocida por ser la modelo que sale en topless junto a Kim Kardashian en una de sus fotos de Instagram) queda como cuando sales de la ducha y te enrollas la toalla en la cintura. Lo bien que está la chica y el flaco favor que le hace la falda. Sarah Jessica Parker, que el año pasado llevó uno de los diseños más comentados, optó por americana y piratas. PIRATAS en la Gala Met. Aún no me explico como Anna Wintour no se desmayó. Bueno sí, porque iba en un Chanel y como que desmayarte en un Chanel de alta costura no es plan, no vaya a ser que se quede con alguna arruga. El futurismo dominatrix de la co-anfitriona Taylor Swift (que tiene narices que encima eres la co-anfitriona, que es como ser la madrina en una boda) me parece que no hay por dónde cogerlo mientras que su amiguísima Selena Gómez apañó con un vestido veraniego al que le puso una especie de sujetador-yelmo por encima. A ver, sí, por poder, puedes combinarlo, otra cosa es que tenga el más mínimo sentido y quede bien la mezcla. Adriana Lima me parece que se despistó de camino a su fiesta de disfraces de Criadas y Señoras mientras que la elección de Emma Watson me ha hecho replantearme seriamente si su estilista es una persona con ojos en la cara o si la han vestido a oscuras en el showroom.

GTRES

GTRES

Y para acabar, las que se han caído con todo el equipo y han conseguido entrar a la fiesta porque tenían invitación o estarían en listas, que sino los ‘puertas’ las habrían mandado a la calle. Para compensar la cantidad de ropa sobre el cuerpo de Kim Kardashian, Madonna fue medio desnuda (no desnuda del todo porque sino nos escandalizaríamos, así que se puso una gasilla negra de encaje que cubría su ropa interior). Irina Shayk se enfundó un extraño vestido azul que no sé qué perturbada mente se atrevió a diseñar. En esta vida hay que tener valor para subirse a una montaña rusa o para hacer puenting, pero nada comparado al que hay que tener para hacer ese vestido y dormir tranquilo por las noches. Zoe Kravitz, que no tenía mala pinta con su tocado de Catwoman, fracasa estrepitosamente con los pliegues de la espalda de su vestido, que le hacen parecer la versión chic de una mosca. Por último, Nicki Minaj, que, como Lady Gaga, fue vestida de sí misma, se puso un vestido con más hebillas que una película porno de bondage.

GTRES

GTRES