Entradas etiquetadas como ‘max verstappen’

Los mongoles persiguen a Verstappen

Max Verstappen ha desatado la ira de Gengis Khan, pero en versión moderna. Vamos, que ha cabreado a los actuales mongoles. Todo por la incontinencia verbal del holandés, que ya le ha jugado malas pasadas en otras ocasiones.

Ahora ha sido por llamar “mongol” (entre otras cosas) a Lance Stroll después del accidente que ambos protagonizaron en la segunda sesión de entrenamientos libres del GP de Portugal y que podéis ver en este vídeo:

Pues bien, eso de usar la palabra “mongol” a modo de insulto, y más si se escucha por televisión, pues no ha gustado demasiado a los habitantes de Mongolia. Y así lo han hecho saber públicamente. Primero, la agregada cultural de Mongolia en el Reino Unido, Unro Janchiv, apeló a la campaña contra el racismo ‘we race as one’ para condenar las palabras de Max.

Y luego ha sido la asociación ‘Mongol Identity’ la que ha exigido una “disculpa pública” a Verstappen y además ha cargado contra la dirección de la Fórmula 1 por no haberle dado un tirón de orejas al piloto de Red Bull:

“Estamos conmocionados y decepcionados al saber que la Fórmula 1 no se ha opuesto enérgicamente al uso despectivo de esa etiqueta, a pesar de su gran valor histórico. Lo abordaremos directamente con el organismo rector”

Tan en serio se lo ha tomado esta organización que ha difundido una extensa carta sobre el asunto:

PD. De momento, las únicas palabras de Verstappen sobre el asunto han sido: “Si alguien se siente ofendido por mis palabras no es mi problema”.

Pero qué malo es Alonso insultando a Honda…

Max Verstappen, en Monza (Foto: efe).

La cuadrilla antialonsista puso verde a Fernando Alonso por criticar a Honda en aquella época no tan lejana en la que el piloto asturiano se quedaba tirado prácticamente en cada carrera por culpa de los motores japoneses.

Decían que si Fernando no era un piloto de equipo, que esas críticas se hacen de puertas para adentro o que el bicampeón español perdía las formas por radio para dejar en ridículo a Honda ante los aficionados.

En fin, nada que no hubiera hecho otro piloto de su calidad en condiciones similares.

Así que hoy simplemente quiero mostraros la conversación por radio entre Max Verstappen y su ingeniero de pista en el pasado GP de Italia, cuando el Red Bull del holandés se quedó tirado por el sobrecalentamiento de su propulsor Honda (a partir del minuto 01:00 empieza lo bueno):

Entre los muchos improperios que suelta Max, se pueden escuchar frases como las siguientes:

“¡Este jodido motor está caliente! ¡Menuda broma!”

“¡Sigue caliente, ¿qué quieres que haga?!”

“No funciona! ¡Mierda! !Está todo roto!”

“¡A la mierda!”

Todo de una forma muy educada, por supuesto, no como Alonso. Hay, sin embargo, una diferencia y es que Verstappen suelta todos esos piropos en su segundo abandono de la temporada y después, incluso, de haber ganado una carrera con ese motor. Para comparar, solo os digo que Alonso sufrió en 2017 un total de 11 abandonos. Casi lo mismo, vamos. Es normal que ambos pierdan la paciencia.

Otra diferencia es que la FOM pinchó siempre las críticas de Alonso en directo para que se escucharan por televisión y, en cambio, se ‘olvidó’ de mostrarnos el pasado domingo las delicadezas de Verstappen, pues no se escucharon durante la retransmisión.

PD. ¿Habéis oído a algún antialonsista poner verde a Verstappen?

El padre de Verstappen advierte a Red Bull

Max Verstappen y Charles Leclerc (Foto: efe).

Parece que papá Verstappen empieza a meter presión al equipo Red Bull en busca de un suculento aumento de sueldo para su hijo. Lo hace siguiendo fielmente la vieja táctica que utilizan los futbolistas para poner en jaque a sus clubes: amenazando con fichar por otro equipo.

En una entrevista en el canal de televisión holandés Ziggo Sport, Jos Verstappen ha dejado caer este mensaje para los directivos de la escudería energética:

“Lo más importante es que tengamos un coche con el que Max pueda competir por el título. El año que viene estaremos en Red Bull de todos modos, pero todo está abierto para 2021″

Es decir, Jos le recuerda a Red Bull que su hijo termina contrato en 2020 y que, si no le renuevan al alza su contrato, podrá marcharse al final de la próxima temporada sin que la escudería austríaca vea un solo euro.

En esa misma entrevista, Verstappen padre ha explicado que, en caso de tener que abandonar Red Bull, las únicas opciones que barajaría su hijo serían Mercedes o Ferrari. Eso sí, dice que todavía no han hablado con nadie, pero que todo puede pasar. Sutil forma de amenaza:

“De momento no está sucediendo nada y nos estamos concentrando en 2020, pero luego ya veremos”

Se ha especulado mucho con que Ferrari podría ser el nuevo destino de Max Verstappen, aunque el crecimiento de Charles Leclerc podría ser un obstáculo y en las últimas semanas ha crecido el rumor de que su destino podría ser Mercedes. De todas formas, Red Bull tiene capacidad económica y técnica como para ofrecerle un proyecto atractivo a Max para el futuro. No sería inteligente dejarlo escapar.

PD. Lo que está claro es que pronto veremos a Max Verstappen en lo alto de la tabla de sueldos de la Fórmula 1.

Verstappen admite que no van a ganar con el motor Honda

Max Verstappen (Foto: Red Bull).

Como os comenté ayer, existen muchas dudas sobre la capacidad de Red Bull para ganar carreras con el nuevo motor Honda. Y el primero en abrir los ojos dentro de la escudería energética parece que ha sido Max Verstappen, quién ha admitido en el periódico suizo Blick, que no van a subir a lo alto del podio en Australia:

“Por supuesto que no vamos a ganar carreras de inmediato con el nuevo motor Honda, pero tenemos que estar arriba”

Esa confesión de Verstappen contrasta con sus palabras hace solo unos meses, cuando el holandés confiaba plenamente en el motor Honda:

“Creo que podremos luchar por el Mundial. No estamos mintiendo o diciendo algo que no sea verdad, es algo que vemos en los números en las simulaciones”

Ese cambio en las expectativas de Verstappen deduzco que se produce porque Max ha visto la diferencia entre los números que proporciona el motor Honda en los bancos de pruebas y los números que proporciona en la pista, una distancia que McLaren comprobó ‘in situ’ durante los últimos años.

No obstante, en Red Bull hay quien sigue lanzando las campanas al vuelo, especialmente Helmut Marko, que mantiene lo siguiente:

“Este año tenemos que ganar al menos cinco carreras y Verstappen debería de poder optar al título mundial en su quinto año en la Fórmula 1”

Como podéis comprobar, las expectativas de Marko y Verstappen son sensiblemente diferentes.

PD. También parece claro lo que Marko espera de Pierre Gasly este año…

Verstappen explica cómo Red Bull evitará los errores de McLaren con Honda

Max Verstappen alza el pulgar (Foto: Efe).

Max Verstappen tiene solo 21 años recién cumplidos y, como todos los jóvenes de su edad, es idealista y soñador. Es por ello que se muestra plenamente convencido del éxito del motor Honda la próxima temporada.

El holandés sabe que los japoneses llevan cuatro años de fracaso acumulado y que prácticamente han hundido en la miseria a un equipo histórico como McLaren, pero asegura que todo cambiará la próxima temporada con Red Bull.

Verstappen ha explicado que la asociación Red Bull-Honda funcionará de forma muy distinta a cómo funcionaba con McLaren y ello se debe al diferente enfoque de la escudería energética:

“La consigna de Red Bull a Honda es que deben desarrollar el mejor y más rápido motor posible, pero no el más pequeño y compacto posible. Nosotros hemos indicado que queremos la máxima potencia posible y que nosotros nos encargaremos de hacer que ese motor encaje en el coche. Es un enfoque muy distinto al que tenía McLaren”

Max hace referencia al concepto ‘size-zero’ que tantos quebraderos de cabeza le dio a McLaren y Honda. Es decir, al empecinamiento de McLaren por que el fabricante japonés lograra el motor más pequeño posible.

Fue un enfoque que provocó más problemas que ventajas, es cierto, pero no fue ni mucho menos el único problema que tuvo Honda y, además, el concepto ‘size-zero’ se dejó de lado el año pasado con idénticos resultados.

Lo que quiero decir es que McLaren acabó dando libertad a Honda para desarrollar el motor a su gusto y la fiabilidad continuó siendo un desastre. Habrá que ver, no obstante, si los técnicos de Red Bull son más espabilados que los de Woking y son capaces de meter la bomba de relojería japonesa en su coche sin que haya que lamentar daños.

PD. Está claro que si Red Bull tiene éxito con Honda, los ingenieros de McLaren no quedarían en muy buen lugar.

Escucha la ira de Verstappen por radio al romper el motor en Hungría, sin censura

Max Verstappen suele tener la lengua muy suelta cuando se cabrea y en el pasado GP de Hungría volvió a demostrarlo al expresar toda su rabia a través de la radio del equipo cuando tuvo que abandonar por un problema de motor.

El joven piloto holandés concentró en muy pocos segundos una gran cantidad de “fucks” (joder, en inglés) extraordinaria, así como otros insultos, que, lógicamente, la FOM tuvo que censurar con los clásicos pitidos para evitar que se escucharan por televisión.

En este vídeo, no obstante, se puede apreciar perfectamente y sin ningún tipo de censura todo el repertorio de insultos con el que Verstappen deleitó a los aficionados:

Más o menos viene a decir lo siguiente:

Verstappen: “No me importa si el jodido motor explota, ¡que se joda!”
Ingeniero: “Ok Max, para el coche, para el coche, por favor”
Verstappen: “¡Joder! ¡Esto es un jodido chiste! ¡Todo el jodido tiempo con esta mierda! honestamente (aaaaarg)”

Es especialmente curioso comprobar cómo la ira de Verstappen va in-crescendo por segundos dentro del cockpit y cómo acaba de estallar justo cuando escucha a su ingeniero de pista pedirle que detenga el coche.

PD. Y algunos aún dicen que Alonso se pasó con lo del “GP2 engine”…

Alonso hace un ranking de sus rivales por el Mundial 2018… y hay sorpresa

Alonso, meditando cómo establecer su ranking (Foto: Sky Sports).

Fernando Alonso ha concedido una entrevista a la cadena Sky Sports de Alemania y en ella la periodista le ha propuesto un juego: puntuar de mayor a menor a los que considera que serán los aspirantes a ganar el Mundial de Fórmula 1 en 2018.

El asturiano ha aceptado el reto y ha dibujado una curiosa pirámide con tres niveles. En lo alto de esa pirámide, Fernando se ha situado a sí mismo demostrando que tiene una gran confianza en el proyecto McLaren-Renault. Esto ha dicho:

“Soy optimista porque el año que viene será el año de volver a estar en el top”

Sea una confianza real o una cuestión de fe, lo importante es que Alonso no pierde su hambre de títulos ni la esperanza de levantar su tercer título mundial. Es lógico, por lo tanto, que si tiene que apostar, lo haga por sí mismo.

Pero más sorprendente es, quizás, el segundo nivel de esa pirámide en la que Alonso ha situado a tres pilotos: Lewis Hamilton, Max Verstappen y Daniel Ricciardo. Ni rastro de Ferrari.

Para ver a los pilotos de Maranello hay que descender al tercer nivel, donde figuran Sebastian Vettel, Kimi Raikkonen y Valtteri Bottas.

Parece claro que Alonso no confía demasiado en la capacidad de su exequipo, o quizás en la de sus pilotos, para levantar el título mundial.

Sí parece, en cambio, que Fernando considera rivales muy peligrosos a los pilotos de Red Bull, que, no lo olvidemos, montarán motores Renault, igual que su McLaren.

PD. No estaría mal que se cumpliera ese ranking en 2018…

 

¿Por qué se rompieron tres motores Renault en México?

Nico Hulkenberg abandona en el GP de México.

El GP de México fue, sin duda, un éxito para Renault porque uno de sus motores, montado en el Red Bull de Max Verstappen, consiguió la victoria. Y la consiguió, además, con una enorme superioridad sobre el resto de fabricantes, incluido Mercedes.

Llamativo es que desde el muro de Red Bull avisaron a Verstappen para que soltara el pie del acelerador en el último tramo de la carrera porque iba demasiado rápido y podía poner en riesgo la fiabilidad.

En México comprobamos, por lo tanto, que el motor Renault puede ser extremadamente competitivo, lo que supone una esperanza para Fernando Alonso de cara a 2018.

Pero siempre hay agoreros antialonsistas que realizan sus peculiares lecturas de las carreras. Y en esta ocasión, en lugar de destacar el triunfo, subrayan que tres motores Renault fallaron en México: el de Ricciardo, el de Hulkenberg y el de Hartley.

Y aunque es cierto que Renault todavía tiene que progresar en cuanto a fiabilidad, los fallos que vimos en México fueron debidos a un error de set-up, tal y como ha explicado Cyril Abiteboul, responsable de la firma francesa, en Motorsport:

“Cometimos un error de cálculo a la hora de ajustar un equilibrio entre rendimiento y fiabilidad. Fuimos extremadamente competitivos, pero tal vez tenemos que adoptar un enfoque un poco más humilde a la hora de gestionar los parámetros del motor”

Lo que viene a decir Abiteboul es que Renault realizó un enfoque demasiado agresivo en el GP de México y eso se tradujo en un rendimiento impresionante, a costa de sacrificar fiabilidad.

Lo importante, insisto, es que Renault ha demostrado que puede ser un motor muy competitivo. Solo tiene que aplicarse un poco en mejorar la fiabilidad.

PD. Nada que ver con lo que pasa con Honda. Cuando los japoneses sacrifican fiabilidad para incrementar el rendimiento, Alonso apenas lo nota en la pista. Con Renault ya hemos visto que merece la pena correr esos riesgos.

Vettel tuvo la culpa del accidente que destrozó la carrera de Alonso

El GP de Singapur ha estado marcado por el accidente a tres bandas que han provocado en la salida Sebastian Vettel, Kimi Raikkonen y Max Verstappen, y que ha dejado a los tres fuera de combate a las primeras de cambio.

Pero la imprudencia de estos tres pilotos también se ha cobrado una víctima colateral: Fernando Alonso, que había protagonizado una extraordinaria salida y escalado del octavo al tercer puesto cuando fue arrollado por el huracán. En este vídeo se aprecian los daños en el McLaren del asturiano:

Sobre la responsabilidad del accidente tengo que decir que, aunque los tres tienen parte de culpa, creo que Vettel es el principal responsable por una razón fundamental: el alemán ha cruzado la pista prácticamente en diagonal con el riesgo evidente que ello supone y ha terminado acorralando a Verstappen y Raikkonen.

El incidente entre Verstappen y Raikkonen, en cambio, puede ser interpretado como un lance de carrera porque los dos estaban luchando por la posición y se quedaron sin espacio.

Si alguno todavía tiene dudas, en este vídeo de la salida se aprecia a la perfección cómo Vettel arranca prácticamente en diagonal y se lanza como un kamikaze hacia su izquierda:

Lo de culpar a Vettel no es solo cosa mía. Verstappen, que lleva una rachita de abandonos como la de Alonso, ha sido muy crítico con el alemán cuando le han preguntado por quién tenía la culpa:

“Principalmente Sebastián. Empezó a apretarme, tal vez no vio a Kimi a la izquierda, pero eso no es una excusa. Cuando estás luchando por el Mundial no tienes que asumir esos riesgos. No creo que sea un incidente de carrera porque hay tres coches fuera”

También Niki Lauda ha culpado al tetracampeón:

“Vettel ha provocado el accidente en la salida. Se ha tirado hacia el interior provocando una desafortunada reacción en cadena”

PD. Creo que Vettel arrancó tarde y para evitar perder la posición se lanzó a su izquierda sin analizar bien los riesgos. Su error puede haberle costado el Mundial.

PD2. ¡¡Enhorabuena a Carlos Sainz!! Cuarto puesto en Singapur, su mejor resultado en Fórmula 1 y excelente forma de celebrar su contrato con Renault para 2018. ¡Bravo Carlos!

Verstappen desafía a Red Bull

Verstappen, discutiendo en el pit-wall de Red Bull (Foto: Efe).

Max Verstappen le está dejando meridianamente claro a Red Bull que no siente demasiado los colores de la marca energética y que, si no se ponen pronto las pilas, se buscará otro equipo. Parece que ofertas no le faltan, la más firme procedente de Maranello.

Jos Verstappen, padre del niño prodigio o del nuevo Senna (el apodo va a gusto del fanboy de turno), le ha puesto las cosas claras a Red Bull en la RTL alemana:

“Max quiere ser campeón del mundo y va a hacer todo lo posible para lograrlo. Este año no puede hacer nada, pero el próximo nuestro objetivo está muy claro. Queremos ganar y, si eso no ocurre, la situación será mucho más complicada”

Pero papá Verstappen no ha sido el único. El propio Max ha hablado en el diario Bild para decir más o menos lo mismo:

“Ferrari tiene una gran historia detrás en la Fórmula 1, también Mercedes, no lo olvidemos. Sinceramente, me da igual el color que lleve, lo que quiero es pilotar el mejor coche posible”

Y por si faltaba alguien del clan holandés para meterle presión a Red Bull, el mánager de Verstappen, Raymond Vermeulen, no ha querido ser menos.

“Queremos ganar con Red Bull, pero nuestra paciencia tiene un límite. Hay otros equipos que nos están ofreciendo contratos”

PD. Supongo que en Red Bull, donde le echaron la bronca a Carlos Sainz por decir que no quería seguir otro año en Toro Rosso, también pondrán en su sitio a Verstappen. Aunque no sé si el indomable Helmut Marko tendrá lo que hay que tener para hacerlo.