Los mongoles persiguen a Verstappen

Max Verstappen ha desatado la ira de Gengis Khan, pero en versión moderna. Vamos, que ha cabreado a los actuales mongoles. Todo por la incontinencia verbal del holandés, que ya le ha jugado malas pasadas en otras ocasiones.

Ahora ha sido por llamar “mongol” (entre otras cosas) a Lance Stroll después del accidente que ambos protagonizaron en la segunda sesión de entrenamientos libres del GP de Portugal y que podéis ver en este vídeo:

Pues bien, eso de usar la palabra “mongol” a modo de insulto, y más si se escucha por televisión, pues no ha gustado demasiado a los habitantes de Mongolia. Y así lo han hecho saber públicamente. Primero, la agregada cultural de Mongolia en el Reino Unido, Unro Janchiv, apeló a la campaña contra el racismo ‘we race as one’ para condenar las palabras de Max.

Y luego ha sido la asociación ‘Mongol Identity’ la que ha exigido una “disculpa pública” a Verstappen y además ha cargado contra la dirección de la Fórmula 1 por no haberle dado un tirón de orejas al piloto de Red Bull:

“Estamos conmocionados y decepcionados al saber que la Fórmula 1 no se ha opuesto enérgicamente al uso despectivo de esa etiqueta, a pesar de su gran valor histórico. Lo abordaremos directamente con el organismo rector”

Tan en serio se lo ha tomado esta organización que ha difundido una extensa carta sobre el asunto:

PD. De momento, las únicas palabras de Verstappen sobre el asunto han sido: “Si alguien se siente ofendido por mis palabras no es mi problema”.

Los comentarios están cerrados.