BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘trafico’

Es el coche, no la boina de la contaminación

El Ayuntamiento de Madrid mantendrá para este viernes, 27 de octubre, la prohibición a los no residentes de aparcar en el centro de la ciudad, tras superarse el nivel de aviso por dióxido de nitrógeno (NO2) en el aire. Además, la velocidad de circulación en el interior de la M-30 y en las vías de acceso a la ciudad, en ambos sentidos, continúa limitada a 70 kilómetros por hora.

La culpa es de la boina“, me asegura un compañero. ¿La de la contaminación?, le pregunto quisquilloso, pues habla de boina como si fuera un gorro que alguien pone sobre la ciudad por capricho (seguramente la alcaldesa) y no de una grave contaminación de la atmósfera que respiramos responsable de la muerte de más de 30.000 personas en España al año frente a, por ejemplo, los 1.160 fallecidos en accidente de tráfico. Una de cada seis muertes en el Planeta es por contaminación, más que todas las guerras en el mundo.

Millones de personas cogiendo todos los días el coche para ir a trabajar y pensamos que la contaminación del aire es por culpa del cambio climático, responsable de que no llueva, ajenos precisamente a que esa cambio climático está provocado por nuestro consumo demencial de combustibles fósiles. Y de ellos, los peores, los que tienen motor diésel.

El diésel contamina más que la gasolina

El 42% de los españoles ignora que los motores propulsados por diésel contaminan más que los impulsados por gasolina, debido a que estos generan altas cantidades de dióxido de nitrógeno y partículas en suspensión, elevando los niveles de contaminación del aire, según datos del comparador de seguros Acierto.com.

“Si bien ambos motores emiten dióxido de carbono, los diésel generan también dióxido de nitrógeno y partículas en suspensión en el proceso de combustión, que hacen que los niveles de contaminación del aire se eleven”, ha explicado en un comunicado el cofundador de esa empresa, Carlos Brüggemann.

No obstante, Brüggemann ha señalado que los motores han evolucionado “notablemente” durante los últimos años, así como que muchos fabricantes han optimizado sus diseños e incluido filtros cada vez “más sofisticados” para minimizar las emisiones y adaptarse a las nuevas normativas europeas.

Más del 40% no compraría un vehículo eléctrico

Asimismo, el estudio revela que dos de cada cinco españoles no estarían dispuestos a pagar más por un vehículo responsable con el medio ambiente; y que más del 40% de los conductores tampoco se han planteado nunca adquirir un coche eléctrico.

La cifra no sorprende si tenemos en cuenta que un escaso 21% de los españoles valora la sostenibilidad de los bienes y servicios que compra.

En este caso, no obstante, casi el 60% de los que sí compraría un automóvil de este tipo lo haría por razones ecológicas. El 22% lo adquiriría porque considera que son más económicos, el 7% porque le gusta un modelo, y el 11% por otras razones.

El coche diésel es menos rentable

Más allá del aspecto ecológico, los coches diésel son también menos rentables; una conclusión que contrasta con la creencia general de los automovilistas españoles.

De hecho y según los datos de Acierto.com, alrededor de 150.000 estarían eligiendo mal cada año al decantarse por ellos. El motivo es que en más del 50% de los casos no se recupera la inversión inicial. Aquí intervienen factores como el coste del vehículo, el precio y consumo del combustible, la prima del seguro del coche, los gastos de mantenimiento y la diferencia en el valor residual del coche.

Pero luego, claro, la culpa es de la boina.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Un buitre con problemas aterriza en el coche de la Guardia Civil

buitre

¿A quién pide ayuda un buitre cuando se encuentra en apuros? A la Guardia Civil.

O pasó eso, o el animal vio un bocadillo en el salpicadero del coche patrulla y se lanzó a por él muerto de hambre, pero lo cierto es que los dos agentes de la Agrupación de Tráfico se llevaron un susto morrocotudo cuando el inmenso pájaro aterrizó sobre el capó y se quedó mirándoles a través del parabrisas como esperando a su turno para poner una denuncia.

Ocurrió hace un par de semanas en Cádiz. Un joven de buitre leonado (fácil de distinguir por su gorguera marrón frente a la blanca de los adultos), se posó con todo el morro sobre el vehículo de la Guardia Civil y allí se quedó, tan pancho. No hay constancia de que fuera multado por mal aparcamiento. Lee el resto de la entrada »

Los peligros de usar el carril bici

Las bicicletas son para todo el año, aunque es verdad que en verano nos acordamos más de ellas. Por suerte cada vez se usan más en nuestro país, pero aún como herramienta lúdico-deportiva y no como transporte habitual. Sin embargo, qué peligros tiene esto de ir en bici. Pocos automovilistas saben mantener la seguridad del ciclista cuando se encuentran con uno de ellos y menos aún los peatones. Por no hablar de los carriles bici, cuyo uso es una auténtica carrera de obstáculos.

En este vídeo se cuenta cómo un vecino de Nueva York fue multado con 50 dólares por no usar el carril bici. Cabezota, reivindicativo (y duro, muy duro), decidió seguir las indicaciones del policía al pie de la letra y así le fue. Conclusión: Lleva siempre puesto el casco. Él no lo hizo y seguro que lo lamentó.

Visto en Eco Microsiervos.

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

Demasiada sal contra la nieve mata árboles

Vivimos en un país de excesos. Ante un problema, o no hacemos nada o nos pasamos tres pueblos. Nos ocurre con la nieve. Para garantizar unas carreteras libres de hielo, el Plan de Nevadas del Gobierno prevé arrojar este invierno 16.524 toneladas de sal sobre el viario público, que se añaden a las tiradas a mansalva por los Ayuntamientos. De paso se matan miles de árboles, contaminando gravemente arroyos y acuíferos, por no hablar de la corrosión de los vehículos. Son los previsibles “daños colaterales” de los que nadie parece acordarse.

Diréis que primero es la seguridad vial y tenéis razón. Pero como en todo, en la medida está la virtud. Y con la sal en las carreteras las cantidades arrojadas sólo por precaución, o por si acaso, son a todas luces excesivas.

La primera alternativa sería esa, utilizar el cloruro sódico para impedir la formación de hielo en el asfalto sólo cuando sea necesario.

La segunda posibilidad es utilizar siempre que se pueda los métodos mecánicos, como palas y quitanieves.

Y una tercera posibilidad es usar otros productos químicos menos agresivos para con el medio ambiente, por que los hay. Como arena, salmuera (sal disuelta en agua, lo que reduce la concentración), e incluso sustancias del tipo del acetato de calcio y magnesio o el acetato de potasio, base de los anticongelantes comerciales libres de cloro.

En Berlín son los ciudadanos quienes deben limpiar la nieve de sus aceras o portales, y si usan sal para facilitar el trabajo pueden ser multados con hasta diez mil euros.

Aquí en España la arrojamos en cantidades ingentes en nuestras ciudades, sin control alguno, y cuando pasa el temporal el sobrante suele terminar en los alcorques de nuestros sufridos árboles urbanos, en las cunetas y en los ríos.

¿No os parece que en estos preciosos días invernales se puede usar la sal con más cabeza medioambiental?